Page 1

A帽o 17 Edici贸n 127 Distribuci贸n gratuita, 12.000 ejemplares - Medell铆n, mayo de 2005 http://www.eafit.edu.co/nexos


2

Vox Populi

Mayo de 2005

¿Sabían que?

L

a Organización Estudiantil tiene establecidos unos programas para subsidiar la asistencia o ponencia de estudiantes en eventos académicos. Para solicitar este auxilio, se debe diligenciar una solicitud según los procedimientos que la OE tiene establecido para ello. Estos requisitos los pueden encontrar en el portal de EAFIT Interactiva de la OE, en el link contenidos y descargar el archivo: Manual Comité de Presupuestos. O para más información, estamos en el Bloque 3 primer piso o en el correo oe@eafit.edu.co

Éxito del Pico y Placa

T

anto la Universidad como el municipio de Medellín han dado un parte satisfactorio del impacto que ha tenido esta reglamentación en el sector. Las Directivas de la Universidad han recibido voces de agradecimineto por este apoyo que han brindado a la ciudad. Esperamos que se siga cumpliendo a cabalidad y que no se quede en solo un mes de buenos resultados. Estamos creando cultura ciudadana.

Aclaración Centro de Informática

Reciban un saludo cordial: Deseo hacerles una aclaración que les permita corregir la información aparecida en su columna Vox Populi de su edición de abril del presente año. En la citada columna aparece el tema Bien por informática, en el cual le asignan al Departamento de Informática y Sistemas de la Universidad EAFIT responsabilidad en los servicios a los estudiantes de la Institución a partir de algunos sistemas de información tales como Ulises y EAFIT Interactiva. Al Departamento de Informática y Sistemas (Bloque 3 segundo piso) le corresponde una labor de tipo netamente académico mediante la cual se administra todo lo relacionado con la carrera Ingeniería de Sistemas y los correspondientes posgrados adscritos a este departamento de la Escuela de Ingeniería. Por su parte, todos los servicios ofrecidos a la comunidad universitaria de correo electrónico, salas de micro, administración de las bases de datos institucionales, los sistemas de información, etc., son responsabilidad del Centro de Informática, ubicado en bloque 18, que es un área de servicio dependiente de la Dirección de Investigación y Docencia. Hago la aclaración porque con cierta frecuencia aparecen este tipo de comentarios en los cuales se asocia al Departamento de Informática y Sistemas, ente netamente académico, con los servicios que ofrece el Centro de Informática de la Universidad, cuya cobertura es de servicios extendidos a toda la comunidad eafitense. Mil gracias. Rafael David Rincón B. Departamento de Informática y Sistemas rrincon@eafit.edu.co

¡¿Qué pasa con la gestión deportiva en la Universidad?!

Para obtener buenos resultados en el deporte

se necesita de implementos en buen estado, horas de entrenamiento e incentivos a los deportistas para que generen buenos resultados. Señor Jefe de Deportes, usted no necesita de campeones olímpicos para hacer este tipo de inversiones, básicas por cierto. Si se quiere seguir obteniendo buenos resultados toca invertir adecuada y equitativamente en el deporte representativo. Acuérdese que los buenos deportistas nacen... y se hacen.

¿Ese teatro por qué no será más grande?

No fuimos pocos los que nos quedamos con ganas de conseguir boletas para el Gran Concierto que ofreció la Universidad con motivo de sus 45 años y que según nos cuentan estuvo de ver para creer. Lástima que el teatro no fuera más grande o el concierto más días para no habernos tenido que conformar con los buenos comentarios.

Pera , Fernando Botero


Editorial

Mayo de 2005

3

Emblemas de la inmortalidad Fundado el 13 de agosto de 1987 por Jorge Restrepo, Jaime Cadavid, Claudia Patricia Mesa y Gustavo Escobar. Personería Jurídica No. 568 de septiembre de 1993. DIRECCIÓN William Osvaldo Castaño M. wcastano@eafit.edu.co EDICIÓN Ana María Jaramillo E. ajaram18@eafit.edu.co GERENCIA Elizabeth Cristina Ríos S. eriosser@eafit.edu.co MERCADEO Óscar Julián Pimienta B. opimient@eafit.edu.co DESARROLLO HUMANO Diana Peñarredonda H. dpenarre@eafit.edu.co EQUIPO DE TRABAJO María Celeste Álvarez V. Sergio Botero D. Diana Marcela Cano G. Jairo Daniel Cortés R. Isabel Cristina Escobar M. Paola Andrea Escobar E. Laura Victoria Espinal F. Paula Andrea Madrigal F. Felipe Andrés Oviedo S. Sergio David Palacio V. Luis Benito Paz G. Francisco José Peláez R. Catalina Pizano F. John Fernando Ramírez C. Juan Sebastián Sánchez G. PORTADA El 1er Walkman DISEÑO Y MONTAJE Édison Alberto Álvarez T. PREPRENSA E IMPRESIÓN Casa Editorial EL MUNDO NEXOS Carrera 49 No. 7 Sur-50 Bloque 29 oficina 401 EAFIT Teléfono 261 93 02 Fax 261 95 00 ext. 407 nexos@eafit.edu.co http://www.eafit.edu.co/nexos

Los artículos firmados son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan expresamente el pensamiento editorial del periódico.

William Osvaldo Castaño M. Director NEXOS wcastano@eafit.edu.co

P or

el atajo -inequívoco- de la materialización apoteósica de sus ideas posterga, con efectiva estrategia, el hombre su memoria. Las acciones superan los juicios y las promesas. Los hechos sobrepasan las murmuraciones y los supuestos. Así se distinguen, pues, las sendas de la inmortalidad de las veredas de la contingencia: hacer lo más y balbucear lo menos... O en parte, pues, si los actos caen al olvido, o -lo que es quizá peor- al amaño de la remembranza, la única manera de convocarlos es con la palabra, y entonces devienen también hipótesis, objetos de lenguaje. Evaluado el panorama, sólo queda un reducto para la perpetuidad en la memoria: el acto inmortal. En principio, no hay eternidad completa para quienes sólo hablaron y escribieron. La aparente vigencia de Aristóteles se cimenta en los albures de la cultura. Es condición sine qua no de la renovación de su memoria en axiomáticos. Kant hizo otro tanto, un cada generación de humanos, la sistema filosófico aparentemente capacidad de éstos de leer y de robusto y de arquitectura bien interpretar, la facultad y el gusto por concatenada, al que además, al decir de otros filósofos filosofar y la suspicaces, le preexistencia de implantó la Másmaestros que lo cara de Palas Las acciones superan los p r e s e n t e n debidamente. Y eso juicios y las promesas. Los para evitar cualquier indagación ni siquiera es hechos sobrepasan las peligrosa. No falta garantía, toda vez murmuraciones y los quién se divierte que, sujetas como supuestos. Así se efectuando están sus ideas a las modas, con- distinguen, pues, las sendas intemperantes a t a q u e s tradicciones, mareas de la inmortalidad de las y ritmos de un veredas de la contingencia: terroristas a estas del desarrollo filosófico y hacer lo más y balbucear lo estructuras pensamiento, a científico eminenmenos estas moles de temente espiralado silogismos, con el (en el que ciertas mismo ánimo, la características de estadios anteriores se repiten en los misma posta -y las mismas estadios posteriores, sólo que a un nivel (insubstanciales) implicaciones- de los mayor, y después de haber discurrido enconados combatientes de los juegos por su antítesis diametral), de cuando de cartas de rol. en cuando son relegadas y miradas con Quienes acaso estamos inmersos en un progresista desdén. la cultura, eventualmente nos Spinoza no edificó algo más material preciamos de distinguir a estos que una filosofía exacta, matemática, de personajes, que tanto escribieron y cemento silogístico y de cimientos hablaron. Empero, ante el grueso de la

Fotomontaje Sergio Botero

Asociación Cultural Periódico Estudiantil Nexos

humanidad, nombres como Séneca, Heidegger y Stendhal son “humo en la imaginación” 1 , onomatopeya de conversación abstrusa. ¡Qué diremos, por demás, de los damnificados del incendio de la Biblioteca de Alejandría! Errantes, sin heredad fija en la memoria de los hombres. Asimismo, quienes sí hicieron, pero sin dejar referente material perdurable, no les ha quedado de otra que asilarse con los ya mencionados, en los libros y en la contemporánea tradición oral. En los dominios de la especulación. No era su mayor ambición, probablemente, granjearse una irreprochable inmortalidad. Innegable, en cambio, es el deseo de los artífices que dieron materialidad a los magníficos colosos de la ingeniería y del esfuerzo físico, a las descomunales obras visibles desde la lontananza, a las megalómanas construcciones que quisieron casar su duración con la del planeta, a ese derroche inefable de grandeza que, realmente conmovidos, hemos dado en llamar las Maravillas del Mundo. 1 Expresión de Albert Camus en La Peste.


4

Tribuna

Mayo de 2005

100, 200 y 400 metros planos.

Con motivo del cumpleaños número 55 de la Universidad de Medellín, nuestra ciudad tomó nuevamente la sede del evento deportivo nacional que reúne a más de 50 universidades de todo el país en todas las modalidades deportivas. EAFIT estuvo presente en seis deportes diferentes

A pesar del poco apoyo con el que cuenta el atletismo en general en la institución, se hizo una decorosa presentación en el evento nacional, al contar con dos de los velocistas en las finales de 100 y 200 metros, logrando un tercer puesto en la prueba reina de la velocidad, los 100 metros planos, con un tiempo de 10 segundos 7 décimas de Felipe Oviedo, y un quinto puesto en los 200 metros planos, con un tiempo de 21 segundos 6 décimas del mismo velocista. Diana Cano G. dcanoga1@eafit.edu.co Felipe Oviedo S. foviedos@eafit.educ.o Reporteros NEXOS

En esta rama deportiva, los primeros puestos en la tabla general se los repartieron la Universidad Tecnológica del Chocó, la Escuela Nacional del Deporte, de Cali, y el Politécnico Jaime Isaza Cadavid de Medellín.

El pasado 30 de abril se cerraron las

N ATACIÓN : “R OMPIENDO M ARCAS ”

Fotomontaje Felipe Oviedo

justas universitarias más importantes del país. En el evento del presente año se contó con la participación de 68 instituciones de todo el país, en donde las favoritas, las universidades de Antioquia y Valle cumplieron con las expectativas previstas para el evento. EAFIT, que al término del evento se ubicó de octava en la puntuación general, se hizo presente en 6 deportes, todos de competición individual. A pesar de contar con muy poco apoyo a nivel deportivo, y de ser una universidad ajena a la enseñanza académica y práctica de la actividad física, la Universidad mostró un nivel muy superior a otras instituciones nacionales especializadas en la enseñanza de las ciencias del deporte. Retomando líneas anteriores, la Universidad contó con la presencia de deportistas en natación, el deporte insignia de la institución, atletismo, que ajusta con ésta la tercera participación consecutiva en juegos nacionales sumando preseas en todas las participaciones, tenis de mesa, con amplia trayectoria en el evento nacional, tenis de campo, siendo el segundo deporte con más estudiantes representando a la institución, ajedrez, quienes participaban por primera vez en la cita nacional, y taekwondo, con solo un representante. A continuación, mostraremos un resumen de la participación de los deportistas eafitenses:

A TLETISMO : “APOSTÁNDOLE V E LO C I DA D ”

Cumpliendo con el favoritismo de todos los años, el equipo eafitense de natación cumplió y superó las expectativas de los presentes y enterados del torneo universitario celebrado en las piscinas olímpicas de la Liga de Natación de Medellín. La participación de los nadadores Jehudy Castro y Laura Méndez no sólo le sumaron medallas de oro y puntos a la universidad sino también nuevos registros deportivos para la categoría universitaria al imponer nuevas marcas nacionales en los 50 metros espalda damas, con un tiempo de 33,35 segundos de la nadadora Laura Méndez, superando la marca anterior del torneo de 33,70 segundos. Igualmente, en los 100 metros mariposa hombres, con un tiempo de 57,77 segundos, el nadador Jehudy Castro superó ampliamente la marca anterior del torneo que estaba en 58,83 segundos. Como si no fuera suficiente, el equipo de relevos de hombres impuso una nueva marca nacional del torneo en los 4 x 50 metros combinado varones al imponer un nuevo registro de 1’55” 74 , finalmente, en el relevo de 4 x 50 metros libre, EAFIT se hizo acreedora por mérito propio del nuevo registro nacional del torneo al imponer un tiempo de 1’43”40 sobre el anterior registro que estaba en 1’44” 50.

A LA

La participación del equipo de atletismo de la universidad EAFIT consistió en tres atletas, dos hombres y una mujer, que además de no ser de la raza negra, tuvieron como hecho común, ser todos velocistas puros de los

Estas nuevas marcas y otras medallas sumadas por Santiago Quintero y Jaime Turizo en pruebas individuales, le valieron al equipo eafitense 202 puntos, necesarios para superar ampliamente a la Universidad del Valle que se ubicó en segundo lugar con un puntaje general de 143.


Tribuna T ENIS DE M ESA : EXCELENTE PAREJA ”

“U NA

La delegación eafitense, en esta rama deportiva, estuvo representada por un total de seis tenismesistas, cuatro hombres y dos mujeres. A pesar de que en las series individuales el equipo no contó con mucha suerte, en mixtos alcanzó las rondas finales superando en una partida “no tan complicada” a la pareja mixta de la Universidad de Medellín en la lucha por el tercero y cuarto puesto. De esta manera, Verónica Mira y Marlon Cruz Jiménez se adjudicaron el tercer puesto en la modalidad de mixtos, sólo superados por la Universidad de Antioquia y el Politécnico Jaime Isaza Cadavid de Medellín, ambos con amplia experiencia en este deporte, quienes se disputaron el primer puesto de la categoría en una reñida final.

T ENIS

DE C AMPO : OCASIÓN SERÁ ”

“P ARA

5

Mayo de 2005

OTRA

A pesar de la buena imagen con la que cuenta la Universidad EAFIT en este deporte, producto de medallas ganadas en significativas presentaciones en campeonatos nacionales universitarios anteriores, y a pesar de contar con una

de las delegaciones más numerosas dentro del grueso de los deportistas que participaron en los juegos representando a la universidad, el equipo de nueve tenistas, cinco mujeres y cuatro hombres, no realizó una muy buena participación en el campeonato nacional a nivel de resultados individuales. Sin embargo, en la tabla de puntuación por equipos, el equipo femenino, al mando de María Clara Aguirre, y con una buena presentación en el equipo de dobles, alcanzó el cuarto puesto con 97 puntos, atrás de la Universidad Javeriana de Bogotá, quien se ubicó tercera con 115 puntos, pero muy lejos de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín quien se quedó con el primer lugar con 233 puntos. En hombres, se ocupó la décima posición en la tabla general con un puntaje de 48 puntos, muy lejos de la Universidad Nacional de Manizales quienes se quedaron con el primer puesto con 152.

A JEDREZ : “E L

universitarios, hizo más que un excelente debut, una presentación soñada para cualquier deportista y equipo que participara por primera vez en un torneo de carácter nacional. En las partidas individuales el equipo general hizo un proceso de trámite normal para una primera presentación a este nivel, sin embargo, el “zarpazo” final lo dieron en las partidas por equipos en donde el cuarteto masculino, compuesto por Carlos Cardona, Santiago Bedoya, Santiago Builes y Edwin Cardona, quedó de subcampeón nacional universitario. Esto dice mucho del nivel de juego y estrategia del equipo, del arduo proceso llevado a cabo por el entrenador desde años atrás y de la calidad humana y

deportiva de los jugadores que hacen parte de este equipo que espera seguir teniendo buenas presentaciones en futuros torneos.

T AEKWONDO : S OLITARIO ”

“E L

LLANERO

La representación eafitense en este deporte se vio a través del taekwondista Vinicio Alejandro Herrera y su entrenador. No obstante la trayectoria de este deporte y la alta participación eafitense en torneos anteriores, circunstancias académicas como las salidas a práctica laboral, la graduación y el inevitable retiro de algunos participantes, diezmaron notablemente el equipo que antes contaba con un numero significativo de participantes.

Tabla final de puntuación general por universidades

DEBUT SOÑADO ”

Sorprendentemente, el equipo de ajedrez de EAFIT, compuesto por dos hombres y cinco mujeres, que participaba por primera vez en la ronda final de los juegos nacionales P E R F I L E S D E A L G U N O S D E N U E S T R O S D E P O R T I S TA S

Laura Méndez Deporte: Natación Medalla oro, modalidad 50-100 metros espalda Edad: 18 años Estatura: 163 cm. Fecha de nacimiento: Septiembre 1 de 1986. Pregrado: Ingeniería de Diseño de Producto. Tercer semestre. Selección Antioquia y Selección Colombia Campeona nacional de natación -modalidad espalda- 1999, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004 y 2005. Ha participado en Suramericanos, Centroamericanos y Copa Pacífico de natación. “Con mi participación contribuí a reafirmar el primer puesto de EAFIT en natación, lo cual significa una gran motivación para continuar con mi deporte” Andrés Felipe Zapata Deporte: Natación. Medalla bronce, modalidad 400 metros combinados Fecha de nacimiento: Abril 2 de 1981 Edad: 24 años Estatura: 172 cm. Pregrado: Ingeniería Mecánica. Quinto semestre. Campeón nacional en 1999. Ha sido integrante de la selección de Antioquia y Selección Colombia. “Con el deporte se aprende a tolerar las victorias y los fracasos. Considero que la formación universitaria no debe limitarse sólo a lo académico, sino que se debe procurar una formación integral, formar personas antes que estudiantes”

Felipe Andrés Oviedo Deporte: Atletismo. Medalla bronce, modalidad 100 metros planos Fecha de nacimiento: Octubre 3 de 1983 Edad: 21 años Estatura: 172 cm. Pregrado: Ingeniería de Diseño de Producto. Noveno Semestre. Selección Antioquia. Subcampeón nacional, 200 m., 2003, 2004; Subcampeón, 100 m., 2004; Tercer puesto, 100 m.- 2003, 2005. Múltiple campeón departamental, 100m. y 200m. en 2002, 2003, 2004. “Gracias al trabajo acumulado y técnico realizado desde el año pasado con el equipo y con el entrenador Julio Ceballos, me encuentro en un gran nivel. Espero ratificar y mejorar estas marcas en la temporada de este año”

Verónica María Mira. Deporte: Tenis de Mesa. Medalla Bronce, modalidad mixtos, con Marlon Cruz Fecha de Nacimiento: Julio 16 de 1984 Edad: 20 años. Estatura: 164 cm. Pregrado: Ingeniería de Producción. Octavo Semestre. Ex campeona nacional en categorías juveniles. Ha integrado la selección Antioquia en varias ocasiones. “Cumplimos con la voluntad y con el trabajo hecho por nuestro anterior entrenador, Fernando Ruíz, q.e.p.d.. Parte del triunfo se lo debemos a él”


6

Opinión

Mayo de 2005

¿Dónde estás,

muñeca de porcelana? El 26 de abril se celebró el Día del Niño y la Recreación, a continuación un texto a propósito de esta fecha David Prada Dueñas Comunicación Social y Periodismo Universidad Pontificia Bolivariana davidprada9@hotmail.com

Yo jugué con Barbies. Digo, no es que

tuviera el Ferrari rosado (pilas: a las niñas no les gusta el rojo), pero sí hice un cursillo de “hombre” mientras jugaba a los papacitos y las mamacitas con algunas párvulas afiebradas con la “Barbie Princesa”.

Ilustración Francisco Peláez

Si mal no recuerdo, las niñas querían ser mamás de sus muñecas o asumir de ellas su rol futuro: íbamos a mercar, hacíamos tortas de chocolate (delicioso pantano con piedritas), trabajábamos

de bomberos o enfermeras y, milagrosamente, hasta teníamos bebés a los que cambiar el pañal (hoy se hacen pis y gracias a la técnica, el proceso es aséptico: oprimes un botón y el niño está seco). De esa muñeca maternal y hogareña quedan hoy vestigios con celular incluido y que se debaten con rimel y falda -cual de todas más corta- al público más consumidor de todos: las niñas. Todos sabemos que hoy las niñas se visten y piensan más fashionalmente, y no es que sean más “avispadas”, sino que entre muñeca y muñeca, entre educación y consumo, hay una propuesta de mujer diferente a la de los papacitos y las mamacitas. Además de las símiles de Barbie (Steffi Love, la más popular), hay muñecas con cara de lobas : labios gruesos, vestidos apretados, pestañas larguísimas por lo postizas y escote, son el juego perfecto para unas muñecas que en vez de atender a su bebé, siempre están listas para la fiesta, la actividad social, los disfraces, la calle. My Scene, Sun Kissed Sumer , Bratz Lip Gloss, Slumber Party , Fashion Fever , California, Fashion Corner … son algunos de los lindos títulos que las niñas reciben en estantes y vitrinas mientras dicen a su mamá: “yo quielo una”. A estas bellezas se agregan muñecas que cambian el color de sus ojos u otras que tienen “mil caritas”: todas las opciones de ser cualquiera -ojalá alguien que represente ingresos para “X” marca-, menos una misma.´ No es que la Barbie fuera un angelito: delgada, rubia y aristócrata -hasta que sacaron muñecas de otras razas-, era también un modelo cultural. Sin embargo las niñas y los padres hallaban

Fotomontaje Felipe Oviedo

la solución en sí mismos: recortaban dijo una vendedora de juguetes: “esas cabellos y confeccionaban vestidos muñecas siliconudas no pegan ahora según su propia idea de mujer. Mas hoy, casi… quizá en unos añitos sí les vaya siendo cierto el rumor de que se vende mejor y vendamos más (cuando la una muñeca de éstas diariamente en silicona sea más “natural”… entre cualquier juguetería reconocida, nosotros; sic.)”. Con alegría constaté deberíamos pensar si a través del juego yo mismo en un estudio para nada ayudamos a crecer científico, que las niñas siguen prea las niñas, o firiendo a la Barbie estamos jugando con ellas. Y el que en vez de la Hoy las niñas se visten y juega con la mujer, Bratz, a la mujer piensan más juega con la en vez de la fashionalmente, y no es que fashionable. sociedad entera.

sean más “avispadas”, sino Tengo una que entre muñeca y muñeca, No es que prima de escasos entre educación y consumo, quiera promover 13 años que la compra del parece teletipo hay una propuesta de mujer “Navio da Barbie” diferente a la de los hablando de las de tan sólo papacitos y las mamacitas “estrellas” y la $269.000 (con farándula norteac á m a r a mericana: cuántos fotográfica y matrimonios, muchos de los novios y que marca de ropa usa la antes “artículos no incluidos”) ni monita del momento , son temas rasgarme las vestiduras por las manejados al dedillo por la chiquita, siliconudas y fashionables que la que experimenta mucho del mundo a i n d u s t r i a o f r e c e . S i m p l e m e n t e través del consumo y ve en sus “Bratz” quisiera que nuestras niñas tuvieran (“muñecas”, para el que hace rato no más herramientas para llegar a ser pasa por la sección de juguetes en el la muñeca de porcelana que tanto supermercado) a algunas de las bien hace a los hombres: bella pero “estrellitas” que anhelaría conocer en discreta, hacendosa y jovial, delicada persona. Ella vive en Canadá y sé que mas con carácter. Incluso sería feliz poco han de equipararse nuestras si diera con una muñeca de trapo , niñas con ese modelo, pero como me sencilla pero “aguantadora.”


En EAFIT

Mayo de 2005

El arte apela a la reflexión y a la interpretación Para los que están decidiendo cuál de las rutas de humanidades seguir, he aquí una entrevista con Ana Echeverri que ofrece un acercamiento a lo que pretende la ruta en Estudio Estéticos Oscar Jairo González H. Coord. Ruta en Estudios Estéticos ojgonzal@eafit.edu.co

La relación de Ana Echeverri con el arte

se ha movido entre la intensidad de lo que el arte le dice y lo que ella, desde su razón/ intuición hace decir al arte. Esto es lo que hace visible su interés por el arte contemporáneo y su problemática. Realiza en este momento una Maestría sobre Género, desarrollo y globalización en el London School of Economic and Political Science, en Londres. En 2003 publicó el libro Arte y cuerpo. El cuerpo como objeto en el arte contemporáneo. Hablamos con ella sobre estos temas y otras inquietudes, y esto nos contestó: ¿En qué momento de su vida quien ha realizado una carrera en EAFIT, siente la necesidad de estudiar arte, historia del arte y estética? ¿Cómo ha sido el carácter de esa decisión y qué dice ella en usted hoy? Ana Echeverri: En EAFIT hice ocho semestres de Ingeniería de Producción. Al mismo tiempo cursaba la Licenciatura en Filosofía y Letras de la UPB. Luego de meditarlo mucho me di cuenta de que mi pasión estaba dirigida más hacia las humanidades que hacia la empresa y tomé la decisión de continuar con Filosofía. Durante los estudios de Filosofía, que más que algo académico fueron para mí una forma de vida, empecé a hilar mis intereses filosóficos con los referentes más cercanos que tenía en mi familia. Es ahí donde surgió mi interés por el arte. ¿Desde qué perspectiva intenta y hace suya la relación con el arte? ¿Cuáles son sus temas principales y por qué?

Foto NEXOS

A.E.: El arte ha sido el puente de unión que he cruzado de ida y vuelta entre la filosofía y la vida. La vida se manifiesta en el arte y la filosofía piensa la vida. Creo que el arte es una de las expresiones más valiosas y elevadas del espíritu humano. En él se manifiestan tanto sus logros racionales -el arte del Renacimiento es el

mejor ejemplo- como las inquietudes sobre los problemas que afligen las relaciones que los seres humanos tenemos con la realidad, como son la pobreza, la violencia, el amor y la guerra, entre otros. En este sentido, el tema del arte y sus manifestaciones me permiten pensar tanto al ser humano en su dimensión filosófica como al arte como expresión del mismo. La representación del cuerpo humano puede ser rastreada desde los inicios de la historia de occidente y a través de sus usos en el campo artístico es posible intuir las respuestas que a lo largo de la historia, el ser humano le ha dado a la pregunta por su propia esencia. La esencia de las cosas es la primera pregunta de la filosofía, es una pregunta ontológica, y la esencia del ser humano, es la pregunta que dio origen al pensamiento filosófico durante la Grecia Antigua. ¿De dónde proviene su interés por la relación cuerpo, arte, tecnología y ciencia? ¿Es el arte una ciencia, en el sentido de sus metódicas y de su estudio? A.E.: El interés por la relación entre el cuerpo, el arte, la tecnología y la ciencia, parte de la pregunta por el ser humano de la que hablaba anteriormente. Este ha sido definido como aquello que se opone a la máquina. Lo que lo define es su individualidad y hasta hace muy poco ésta era delimitada en términos de lo “interno” y lo “externo”. En el momento actual, esta división entre lo interno y lo externo se ha ido diluyendo. Las máquinas se insertan en el interior del cuerpo humano bien sea para preservar la vida, bien para eliminar la muerte. La cirugía estética modela lo que antes era interno. Las prótesis potencian los sentidos y por lo tanto la percepción de lo que nos rodea. Aún así, el ser humano no deja de serlo. Lo que cambia es la respuesta a la pregunta por su esencia. Esta pregunta recorre la historia de la humanidad y parece que en la época contemporánea, otra respuesta se vislumbra como posible. Aparece la perspectiva del ciborg, la eliminación de la muerte y la enfermedad, la posibilidad de

7 habitar otros mundos. La ciencia y la tecnología entran a ser definitivos en la definición de lo humano y parece que su límite es el cuerpo. Los artistas contemporáneos han sido buenos observadores y su obra expresa estas preocupaciones. ¿De qué trata su libro sobre arte? ¿Puede contarnos un poco sobre él, sobre la manera como lo hizo? A.E.: El libro, titulado Arte y Cuerpo: El cuerpo como objeto en el arte contemporáneo, trata de los mecanismos y las formas cómo los artistas han representado el cuerpo a través de la historia del arte, desde los egipcios hasta ahora. Me centré principalmente en el arte de la segunda mitad del siglo XX, puesto que durante este periodo el cuerpo dejó de ser un elemento para ser representado y pasó a ser un objeto plástico, un elemento maleable el cual era usado por el artista como material para su obra de arte. Durante este periodo de tiempo el cuerpo del artista ocupó el lugar del lienzo y los artistas hicieron uso de él. Aparecen por lo tanto imágenes fuertes en las que el cuerpo es sometido a torturas y dolores y tal acercamiento se propone como experiencia estética. En este sentido mi preocupación era la de pensar que pasa en el mundo actual para que no sólo el arte sino en general las manifestaciones humanas decidan poner en primer lugar al cuerpo humano. ¿Considera que el arte es importante para contribuir al conocimiento del mundo y de la realidad, y de la misma manera importante en la formación de una persona? A.E.: La visión estética de las cosas cambia radicalmente la forma de percibir la realidad. Lo estético no tiene que ver únicamente con la belleza y la armonía sino que recoge las reacciones que se tienen frente a hechos del mundo y también frente a las obras de arte. Más que una apreciación estética, creo que lo que da el arte es un cierto grado de sensibilidad. El arte del pasado apelaba al gusto. En la actualidad, el arte apela a la reflexión y la interpretación. Creo que la función crítica que se da en la apreciación artística abre, de manera lúdica, la puerta a la reflexión más profunda sobre otros aspectos. Por lo tanto, la formación en el arte, al estar basada en lo lúdico, puede generar opiniones sobre cosas que no lo son tanto. Las obras de arte son puentes, son objetos que llevan a otros lugares, son alephs de la mente. Ese es para mí su valor: la capacidad que tiene de remitirnos a otras esferas, la posibilidad que abre a diferentes formas de pensar. Arte y cuerpo. El cuerpo como objeto en el arte contemporáneo. México. Editorial Porrúa. 2003.


8

En EAFIT

Mayo de 2005

¡Por fin Ciencias Básicas!

de los finales, se aspira mejorar las notas, aprendiendo lo mismo y llegando a un máximo del 20 por ciento en pérdidas.

En entrevista con el Decano de la Escuela de Ciencias y Humanidades, NEXOS quiso indagar acerca de las reformas que se están llevando a cabo, en especial la que a los exámenes finales se refiere

Pero lo anterior no es lo único que sustenta la propuesta. En su experiencia de más de 35 años como docente, el decano argumenta ante los detractores que “cuando se raja un gran número de estudiantes, el primer rajado es el profesor” y que “las buenas materias no son las que ‘matan’ a la gente”, pues más de uno no estuvo de acuerdo con la reforma y alegaban una disminución en la calidad de los cursos.

Paola Andrea Escobar E. Reportera NEXOS pescoba2@eafit.edu.co

Luego de años de mitos, leyendas y

realidades acerca de este tópico en EAFIT, el esquema por fin tiende a cambiar.

No se habla de regalar las materias, ni dejar de ser filtro para las carreras, lo que sí se pretende es que los demás departamentos académicos sean concientes de que las ciencias básicas no son el único ni el último coladero, que durante toda la carrera se le debe exigir a los estudiantes, que pueden y deben existir filtros en todos los semestres. Dentro de tres semestres, se revaluará la política y se mostrarán los resultados.

1. Tensión del estudiante: Los alumnos, al clausurar el semestre se encuentran bajo una alta carga de estrés, trabajos finales y exámenes de todas las materias. Entonces llegan a una evaluación de la ciencia básica que están cursando y se encuentran con un vigilante desconocido, que no tiene idea de la materia o no está autorizado a hacer ningún tipo de aclaración acerca del examen (así sea redacción). Adicionalmente, le aparecen en el cuestionario cosas que no entiende o que jamás había visto planteadas de cierta forma, y algunas veces, cosas que ni siquiera se le enseñaron durante el semestre. Es por eso que las evaluaciones serán programadas por el profesor para cada uno de sus grupos en la semana 17 (segunda de colchón), así los estudiantes estarán resolviendo tipos de preguntas que ya conocen y el jefe del departamento chequeará el examen antes de que se efectúe, lo que también facilita el trabajo de Admisiones y Registro, pues el bloque de materias que más ocupa la programación general de los finales es el proporcionado por ciencias básicas. 2. Reducción y especificidad: Para el examen final, solamente se cubrirá el último tema de la materia, es decir lo que no se ha evaluado, facilitando así que los estudiantes dediquen el tiempo necesario a prepararse y no estén tratando de aprenderse todo un

Fotomontaje Felipe Oviedo

Para el Decano Jorge Alberto Naranjo, quien asumió el cargo desde el 14 de febrero de este año, existen tres razones fundamentales para plantear cambios en la evaluación final de las materias de Ciencias Básicas:

semestre en dos días, como hasta ahora se venía haciendo. Así también pueden mejorar y ampliar su tiempo de estudio para las otras asignaturas. Sin ser coercitivos, porque esto puede ser concertado entre el profesor y sus alumnos, pues hay algunos grupos que no se sienten cómodos con la medida y prefieren un final tradicional.

3. Disminución de la deserción: En los primeros semestres es en los que más se retiran los estudiantes por apatía, frustración o simplemente porque “esto no es lo mío”. Actualmente el 55 por ciento de los alumnos de los primeros semestres pierden las materias de Ciencias Básicas, y para el Decano esta es una cifra escandalosa. Con la reforma

De igual forma, hay una preocupación latente por los métodos empleados para dictar este tipo de materias. Se sabe que las ciencias básicas en los colegios son generalmente malas y al llegar a la universidad se está obligando al estudiante a dar un salto mortal. Por eso se plantea que en el futuro próximo se rediseñen los cursos, brindando a los estudiantes herramientas que les ayuden a madurar los conocimientos necesarios para enfrentarse a un Cálculo, un Álgebra Lineal o una Física, generando, desde la misma universidad, textos y metodologías que se adapten al contexto actual. Además, se pretende que el departamento de Ciencias Básicas sea tenido en cuenta cuando se vaya a reformar el pénsum de las carreras, de tal forma que todo sea consecuente. Además del tema de las Ciencias Básicas, el Decano nos comentó acerca de otros proyectos que se pretenden implementar en el departamento de Humanidades. Por ejemplo habrá reformas en los prerrequisitos de las rutas para que tengan un orden continuo, lo que va de la mano con una gran preocupación por el tema de la flexibilización, que hasta ahora no se ha retroalimentado y la evaluación de la docencia que por muchos semestres ha sido la piedra en el zapato.


En EAFIT

Mayo de 2005

9

Entre la alteridad De indomables y y el devenir doncellas Libro del olvido

William Osvaldo Castaño Mesa Ingeniería de Producción wcastano@eafit.edu.co

Ana María Jaramillo E. Reportera NEXOS ajaram18@eafit.edu.co

Yo soy, pero cambio, luego, no soy, y sin embargo soy. Julián Serna Arango, Heterodoxias.

Cuando llegué, después de clase de

Cierto entrañable amigo mío está

siendo cortejado, por estos mismísimos días, por una joven que -como suele lastimosamente suceder- no es de su entero agrado. Iniciado en la sabiduría costeña por haber vivido allí un tiempo, con tono a la vez solemne y sandunguero y emulando a mis costeños maestros, convencido de lo infalible de la sentencia, le dije más para reírme un rato que para darle ánimos: “mujé’ e’ mujé’” (“mujer es mujer”). El joven literato, que es mi amigo asediado, tenía la respuesta en la punta de la lengua, la clara contraevidencia, el contraejemplo destructor, a partir de ese momento, de toda posible tautología similar: “eso es lo mismo que decir que libro es libro”, me contestó. (El principio de no contradicción no opera en asuntos de libros -y mucho menos de mujeres-, convinimos tácitamente).

No existe nada menos libro que los best seller con que se bombardea, inmisericordemente, a la atolondrada humanidad posmoderna. ¡Antilibros! ¡Trampas! Mas su existencia, si bien enteramente dispensable, permite el énfasis de lo antagónico, resalta el contraste de la propuesta antípoda, el brillo genuino de la verdadera apuesta literaria. De Francisco Sánchez Jiménez, el Libro del olvido es uno de esos libros rutilantes (libros libros), que realmente vale la pena leerse. Está escrito inteligentemente, en un estilo original y

El jueves 21 de abril, a las 7:30 de la noche, fue la inauguración de la exposición de fotografía de Juan Fernando Ospina, De indomables y doncellas, que estará abierta hasta el 31 de mayo como parte de la celebración del IV centenario de la obra célebre de Cervantes

sin fisuras. Con un humor perspicaz, sarcástico y casi críptico, que encuentra su clímax en las intervenciones y exclamaciones extemporáneas de los singulares personajes, caricaturas atiborradas de ficción, y que no se agota en los catorce cuentos que componen la obra. El Libro del olvido está atravesado por la idea insistente de la alteridad y del devenir. La multiplicidad de facetas que se suceden y trasponen, y que sin embargo comportan unidad y existencia: “Somos múltiples y a la vez únicos”. “Deseo de ser en el cambio mientras se superponen los vanos y falsos rostros de una identidad en el tiempo”. La metamorfosis continua e ineluctable: “¡Como si se pudiera detener la alteridad!” “¿Quién sabría, acaso, las transformaciones que se suscitan permanentemente y en todo lugar?” La esquiva individualidad: “¡Ah, la esquiva individualidad”. “La imagen de la unidad, el sofisma de la persona, la ilusión de ser un individuo reconocible”. “¡Ser, por fin, un individuo!”. ”Pero, (...) ¿qué dirección adoptar?” En estos tiempos turbulentos, de antilibros que anuncian anticristos, antipapas y antiparras, y ante la zozobra inminente en que, por la interpretación de terribles códices esotéricos, nos hemos sumido, alegra un poco que aún se editen libros como el del olvido.

siete, ya se había acabado el vino y los Quijotes y las Dulcineas habían vuelto a congelarse en las fotografías. Bety y el Duque, de la carnicería la ballena, posaban orgullosos sacando pecho; Diana y Karina (los travestis) habían vuelto a subirse a su caballo blanco y deambulaban por la calle Barbacoas. María Yolanda, una auténtica princesa de Micomicón, Etiopía, miraba tranquilamente sentada con elegancia en su trono en La Esquina de la Ricura. El payaso botiquín, aunque un poco cansado del brazo, sostenía un paraguas roto (la pobre sombrilla de su mujer a la que él mismo le hizo los rotos con unas tijeras) parado en la calle 44ª. Con su vestido árabe, Lorena posaba sobre la tarima del Disco Club Las Gatas. En su casa en Prado, Juan David, el punkero, se quitaba su armadura: chaqueta de cuero y accesorios de taches, mientras en el hotel Carabobo Real, Dyana y Vianey se ponían la suya: medias

veladas, vestidos, maquillaje y pelucas que las llevaban de hombre a mujer. La exposición de Juan Fernando Ospina hace parte de una serie de eventos programados por el Departamento de Comunicación y Cultura de la Universidad EAFIT, con motivo del IV centenario de la obra cumbre de Cervantes, y recoge a los mejores Quijotes y Dulcineas de Medellín para presentarlos entre castillos y batallas que se libran todos los días en las calles de esta ciudad, acompañados de fragmentos del libro Don Quijote de la Mancha que sin duda fueron escritos para ellos hace 400 años. Como toda exposición de fotografía, es mejor vista que contada y como estará abierta hasta el 31 de mayo en el primer piso del Bloque 38 (detrás de la Biblioteca), entrada libre, será mejor que la visiten y conozcan a estos personajes con sus propios ojos. Mayor información: Departamento de Comunicación y Cultura Bloque 18, sexto piso Teléfono: 2619500 ext. 598


10

En EAFIT

Mayo de 2005

Abre en el parque Lleras Cyclus, un almacén de accesorios eco-diseñados para el cuerpo y el hogar, hechos con materiales vanguardistas y una visión de moda fascinante Óscar Pimienta opimient@eafit.edu.co Negocios internacionales

¿A alguien le suena el Sello verde o la norma ISO 14000? Las cuestiones acerca del cuidado de la naturaleza dejaron de ser asuntos que preocupan solamente a Greenpeace , para convertirse en preocupaciones empresariales referentes a los procesos de producción. En esa medida, empresas de todos los sectores manufactureros cambian para reflexionar sobre las formas de impactar positivamente el medio ambiente y repensar su proceso productivo para volverlo más ecológico.

Pensemos ahora en nosotros. ¿Cuántas veces en el semestre compramos zapatos, maletas o accesorios en general? De esas veces ¿cuántas sabemos la procedencia ambiental y social de los tenis que compramos? De esas veces ¿cuántos maletines son “eco-diseñados” y de vanguardia en cuanto a moda se refiere? Llega a Medellín Cyclus, una empresa encabezada por un grupo de jóvenes colombianos que tienen como objetivo desarrollar productos que no sólo son de bajo impacto ambiental, sino que transforman y avanzan en la moda, al fabricar zapatos, maletas, carteras, accesorios, billeteras, lámparas, mobiliario y una cantidad de objetos útiles al cuerpo

y al hogar. ¿Cómo lo hacen? Reutilizando, recuperando y reciclando materias primas en desuso urbano.

(Ximena Vélez y Jorge Burgos). Abren un almacén en el Parque Lleras al frente de Bulldog y el parqueadero Rose Street:

¿Cuándo hemos visto manos libres, canguros y billeteras hechos con hule de neumático? ¿Carteras con lona de vallas publicitaria o con discos de vinilo, aquellos a los que los papás les decían “lonplei”? Pues sí, neumáticos de tractomulas y camiones, vallas publicitarias, lonas de parasoles, materiales y piezas desechadas son los protagonistas de este cuento. Trabajados con extrema delicadeza, cuidado y detalle, configuran piezas que parecen “de fantasía” salidas de un imaginario colectivo cultural retro y a la vez post-modero.

La tienda verde Cyclus, es un lugar obligado para la próxima visita al Lleras en donde nos podemos escapar de las marcas y conceptos de moda de siempre.

La hazaña en Medellín la emprenden dos estudiantes eafitenses: Ángela Cadavid (Ingeniería de diseño de producto) y Juan Esteban Arroyave (Negocios Internacionales), con el total apoyo de los creadores de Cyclus, dos diseñadores industriales de Bogotá

Como lo dicen los creadores de la marca, “se trata de llevar un mensaje a la gente: Que desde el consumo de productos se puede ayudar a no contaminar y a reutilizar muchos materiales. El proyecto Cyclus está orientado a desarrollar e investigar procesos y materiales que permiten hacer productos eco-diseñados incorporando conceptos de producción más limpia con un alto contenido de diseño y moda”. Cyclus: Reflexionar, repensar y recrear. Calle 8 A No. 37A - 4 Tel: 311 10 90 www.cyclus-col.com

Skudmart Laboratorios de Colombia Óscar Pimienta opimient@eafit.edu.co Negocios Internacionales

una empresa que participa en los concursos de planes de negocio en el país y el exterior. Los emprendedores son dos egresados de EAFIT, que bajo el nombre de Skudmart, trabajan en uno de los proyectos más innovadores visto en estos concursos.

presentación de cadáveres. Así, el viejo dicho de “muere joven y tendrás un cadáver bien parecido” adquiere nuevo sentido para esta empresa, pues todo cadáver puede ser atractivo. Tienen tres líneas de producto bajo la marca Eternal Rest, ofrecidas a las funerarias, medicina legal y facultades de salud en las universidades. Sus productos se distinguen por ser naturales y disminuir el riesgo al que se exponen las personas que normalmente manipulan el cadáver.

Skudmart se dedica a la investigación, innovación y desarrollo de productos químicos que se usan para preservar o mejorar la

En Ventures 2004, un concurso que premia planes de negocio en distintas categorías (organizado por Portafolio, la revista Dinero, McKinsey & Co. y

Desde finales de 2004 viene sonando

Fidubogotá), ganaron el segundo puesto en la categoría General (las otras dos son: Servicios públicos y Social), con un premio de $20 millones de pesos entregados por el Sena, además de un desktop de IBM y un diplomado en Forum. Este concurso inició con 550 ideas de negocio que se redujeron a 150 seleccionados para capacitación, donde aprenden a elaborar rigurosos planes de negocio. El camino se fue cerrando y clasificaron 52 semifinalistas para desembocar, después de 8 meses de trabajo, en 25 finalistas. También ganaron un concurso de planes de negocio en México que consta de tres categorías: Master (empresas ya

constituidas y que estuvieran generando ingresos); Senior (planes de negocio sin iniciar); Junior (Ideas de nuevos negocios) y un total de 150 proyectos y 150 jurados. Merecida sorpresa para nuestros emprendedores cuando anuncian a Skudmart Laboratorios de Colombia como el ganador del primer puesto en la categoría master, siendo la primera vez en la historia del concurso que se lo gana un proyecto no mexicano. Felicitaciones a estos jóvenes talentos de EAFIT y esperen en la próxima edición mayor información sobre Skudmart y sus labores postmortem.


EAFIT 45 años

Mayo de 2005

11 de la tierra, manto, corteza, magma y pangea. Contándoles también sobre el pasado de la tierra; los dinosaurios, las plantas, la separación de los continentes; la contaminación; el futuro que le puede esperar a ella. Y nuevas preguntas surgieron: “¿Por qué se llaman placas tectónicas?”, “¿A qué altura empieza el cielo?”, “¿Los terremotos empiezan dentro del núcleo?”, “¿Cómo saben qué hay dentro de la tierra?”, “¿Por qué existen las placas tectónicas?”, “¿Por qué existe el magma?”, “¿Por qué se llama “sisnólogo” al aparato que ve lo que hay dentro de la tierra?”, “¿Cuál es la placa tectónica más grande?”, “¿Cómo se crearon los volcanes?”, “¿Cuántos años tienen los volcanes?” Parte de ellas quedaron sin respuestas.

La tierra es la casa de todos, lo que le pase a ella nos pasa a nosotros, pide un deseo. Ahora, haz un pacto con la tierra y comprométete a cuidarla Valentina Roldán P. Comunicación Social vroldanp@eafit.edu.co

¿Por qué la tierra tiembla?, fue la pregunta que se respondió el pasado viernes, 15 de abril, en el segundo taller de la Universidad de los Niños.

“Cuando crece la tierra, se abre y tiembla”, “Porque una fuerza se libera”, “Porque la tierra es un ser vivo y a veces le da frío”, “Hay una leyenda griega que dice que Dios tiene la tierra en un hombro y cuando se cansa de cargarla, la pasa para el otro hombro y ahí tiembla”, “El niño Jesús se cansa de tener la tierra siempre en la misma mano y cuando se la pasa de mano, se mueve”. Éstas y muchas otras fueron las respuestas que dieron los niños antes de empezar el taller, quienes estudiaron el tema y llegaron muy preparados para trabajar. Tita Maya, directora creativa y pedagógica del proyecto, les dio la bienvenida, a todos lo niños y profesores, en el auditorio Fundadores, haciendo una pequeña introducción sobre el tema, con la participación de todos ellos. La actividad comenzó con ansiedad y gran expectativa por parte, no sólo de los niños, sino también de todos aquellos que

Foto Valentina Roldán

trabajaron para esto: Talleristas, asistentes y relatores. Un desfile de camisetas verdes se volvió a apoderar de nuestra Institución. A las 8:15 de la mañana, todos los grupos se dirigieron a su salón, en el bloque 38, para empezar con el taller. Se recordó lo trabajado en el taller anterior sobre el sonido y el nombre que se le puso a cada grupo. Pero era la tierra lo que les interesaba ahora. ¿Cuántos años tiene la tierra? ¿De qué color es? ¿De qué está hecha? ¿Es redonda? ¿Qué hay dentro de la tierra? Las respuestas a todas estas preguntas se respondieron a lo largo del taller que se realizó toda la mañana, haciendo actividades con barro, mapamundis inflables y juegos entre todos, generando con esto nuevas preguntas en los niños: “¿Por qué el agua del mar no se riega?”, “¿Alguna vez ha existido vida por dentro de la tierra?”, “¿Hay terremotos en el mar?”, “¿Qué son los volcanes?”, “¿Las montañas crecen debajo del mar?”. Y con un ritual de piedras y una manilla con la leyenda: “La tierra está viva”, los niños

pidieron un deseo queriendo un mejor futuro para nuestra casa: La tierra, para continuar con la segunda actividad del día. El lago que rodea la Biblioteca Luis Echavarría, dio lugar a la construcción de ciudades con fichas de madera y muñequitos de plástico sobre un cartón, para simular, con el movimiento del agua, los temblores y maremotos. Lugar que no sólo disfrutaron los niños con la actividad, sino también los estudiantes y profesores, que pasaban por allí, y el mismo rector Juan Luis Mejía, quien estuvo presente todo el tiempo compartiendo con los niños, y lugar que al final se convirtió en una piscina para ellos, donde jugaron fútbol con los mapamundis, hicieron guerra de agua y hasta nadaron sin preocuparse por la ropa mojada. A las 11:00 de la mañana, después de tanto juego y un corto refrigerio, el geólogo Geovany Bedoya, recibió a los niños en el auditorio para compartir con ellos sus conocimientos, enseñándoles los conceptos de placas tectónicas, núcleo

A las 5:30 de la tarde, de nuevo en el auditorio, un mago y Geovany, esperaban a los niños y a sus acompañantes, con un espectacular acto combinado con magia, la actuación de dos de los niños asistentes al taller y una bonita demostración con fichas gigantes de dominó y la caída de pelotas de ping pong, que atrajo a todos los niños al escenario, tirándose unos encima de otros para recogerlas. Como cierre, se hizo el ritual de las manillas para las demás personas que asistieron al evento y una proyección de imágenes de la evolución de la tierra en el hall del auditorio, detuvo a la gente mientras los niños escribían en los habladores lo que aprendieron: ¿Por qué la tierra tiembla?: “Porque las placas tectónicas se chocan y forman temblores”, “En algunas ocasiones por acumulación volcánica”, “Porque las placas tectónicas que siempre se empujan, una se cansa y todas se caen. Esto genera un temblor”, “Por la energía que hay en el centro de la tierra que mueve las placas tectónicas”, “Porque le da frío”, “Porque cada vez que los humanos la contaminamos, ella se manifiesta creando temblores, terremotos y maremotos”, “Porque la tierra por dentro no está vacía”, “Porque algún meteorito es más pesado que la tierra”, “Por la erupción de los volcanes”, pero sobre todo, “PORQUE LA TIERRA ESTÁ VIVA”.


12

EAFIT 45 años

Mayo de 2005

Homenaje a los fundadores El pasado 4 se mayo se celebró en el campus el día clásico de la Universidad, con motivo de la conmemoración de los 45 años de trabajo continuo en favor de la educación

María Celeste Álvarez V. Luis Benito Paz G. Reporteros NEXOS nexos@eafit.edu.co

El reconocimiento hecho a los 17

fundadores que en 1960 se unieron

Vásquez Lalinde, Diego Tobón Arbeláez, Elkin Echavarría Olózoga, Ernesto Satizábal Azcárate, Gabriel Ángel Escobar, Horacio Ramírez Gaviria, Luis Echavarría Villegas, Luis Fernando Cano Olano y Rodrigo Uribe Echavarría Nuestra Universidad fueron recordados profunda El presidente de conjuga en su actividad los con admiración; ya lo la República, pilares sobre los que hoy enunciaba el Doctor Álvaro debe cimentarse la Doctor Uribe en su Uribe Vélez, honró universidad colombiana. discurso: “Pléyade nuestra Institución De manera integral de ciudadanos que con su presencia. proporciona a los entendieron la Fue precisamente estudiantes ávidos de dimensión de su el primer mandatario, quien hizo conocimiento, alternativas compromiso con la entrega a los académicas en las áreas de tierra, con las generaciones fundadores y a los Administración, presentes y futufamiliares de los ya Humanidades, Derecho e ras. Pertenecen a fallecidos de una Ingeniería esa afortunada medalla fundida en simbiosis de gente bronce por Marco de empresa y de Tobón Mejía hace gente cívica que desde hace muchos más de ochenta años. años ha dibujado el perfil del dirigente Los 17 empresarios que hicieron antioqueño, preocupado por conquistar realidad el sueño de formar la Escuela la noción de lo público, por defenderla, de Administración, Finanzas y enaltecerla, al mismo tiempo tecnologías hace ya casi medio siglo, desarrollando inmensas tareas de tuvieron una excelente trayectoria, empresa privada”. reflejada en uno de los tantos frutos Asimismo, el Presidente hizo de su trabajo: EAFIT. Fueron estos hombres emprendedores quienes con entrega de la “Gran Medalla Cívica, un trabajo arduo e incansable, gestaron general Francisco de Paula Sanla idea y la pusieron en marcha con tander”, al rector de la Universidad, una visión social y empresarial que aún perdura en los procesos de la Universidad. para iniciar un proyecto educativo, fue realizado en medio de una ceremonia en la que los sentimientos de gratitud, sentido de pertenencia, y satisfacción por lo realizado durante nueve lustros eran comunes a todos los asistentes al evento.

Doctor Juan Luis Mejía Arango, “un premio a los fundadores, un reconocimiento a toda la comunidad académica, a sus rectores, profesores, directivos, trabajadores y estudiantes”. La Investigación, el mejoramiento continuo de la calidad académica, el trabajo conjunto con los diferentes sectores laborales, la acreditación de la Universidad, la infraestructura, las diferentes becas, las nuevas propuesta educativas, los convenios internacionales, los 45 programas de posgrado y los 17 de pregrado, la proyección cultural y artística, fueron entre otros los aspectos destacados en la celebración. Nuestra Universidad conjuga en su actividad los pilares sobre los que hoy debe cimentarse la universidad colombiana. De manera integral proporciona a los estudiantes ávidos de conocimiento, alternativas académicas en las áreas de Administración, Humanidades, Derecho e Ingeniería. Es entonces un compromiso no sólo con los fundadores sino también con la sociedad, continuar en la línea de la excelencia y mantener vivo en nuestros claustros el espíritu eafitense para no dejar de ser fieles a los ideales sobre los que un 4 de mayo de 1960 se fundó la Escuela de Administración Finanzas y Tecnologías.

También asistieron al homenaje el gobernador Aníbal Gaviria (egresado de la Universidad), y el Alcalde Sergio Fajardo, ellos hablaron del aporte constante de EAFIT a Medellín. Porque indudablemente ésta es una de las fortalezas de la Universidad: la formación de egresados comprometidos desde su profesión con el mejoramiento de la calidad de vida de la ciudad y el país. Durante el evento en el Auditorio Fundadores, Alejandro Uribe Escobar, Hernán Echavarría Olózoga, Juan Gonzalo Restrepo Londoño, Jorge Iván Rodríguez, Jorge Posada Greiffenstein, José Gutiérrez Gómez, Juan Rafael Cárdenas, Peter Santamaría, Alberto

Fotos Sebastián Sánchez


EAFIT 45 años

Mayo de 2005

EA FIT dejó el alma

en el Metr opolitano de Fracis Poulenc (1899-1963), fue interpretada por ambas orquestas y los coros: Arcadia, Tonos Humanos, Coro de Cámara Universidad EAFIT, Universidad de Medellín, Ensamble Vocal Universidad de Antioquia y dirigida por la maestra Cecilia Espinosa; es una obra para orquesta, coro y una solista soprano, en este caso Sandra Caicedo Sánchez. Gloria está dividida en seis partes:

Fotos Ana María González

Ana María González C. Comunicación Social agonza18@eafit.edu.co

Para celebrar los 45 años de la universidad

EAFIT, el viernes 6 de mayo la orquesta sinfónica nacional de Colombia y la orquesta sinfónica universidad EAFIT se unieron para llevar a cabo un concierto inolvidable, gracias a la magnitud de las obras que se interpretaron, la energía, la entrega, la concentración de los músicos y la acogida del público. Las boletas para los estudiantes fueron repartidas en el Departamento de Comunicación y Cultura en el sexto piso del bloque 18 de la Universidad, pero muchos de los estudiantes que querían asistir se quedaron sin invitación, el resto de las entradas fueron remitidas a invitados especiales. El teatro Metropolitano José Gutiérrez Gómez, esa noche estaba preparado para recibir a los estudiantes, vinculados y amigos de EAFIT. El escenario estaba decorado con rosas amarillas, hortensias azules, agapantos, eucalipto y helecho; en la parte superior de la concha acústica del teatro estaba un pendón que decía “una orquesta con alma de país”, en el lado izquierdo otro enorme pendón con una flor de carbonero, el árbol de los jardines de EAFIT que ha estado

presente en las memorias de los 45 años de la universidad y que fue elegido por ser un árbol muy resistente, que crece al aire libre y que ayuda a mejorar el suelo en el que se planta. Comenzaron a llegar los invitados desde las 7:30 de la noche. Las personas que llegaban, unas más elegantes que otras, se iban acomodando en las sillas del teatro hasta dejarlo un 90 por ciento lleno, con aproximadamente 1.500 personas. El concierto comenzó a las 8:15 de la noche con un aplauso para la orquesta sinfónica de la Universidad y la maestra Cecilia Espinosa. En la primera obra sólo participó la orquesta de la Universidad. Esta obra fue Las 4 chalupas del compositor Víctor Agudelo, egresado del programa de música de la universidad EAFIT y actualmente becado por la universidad de Memphis de Estados Unidos para realizar un postgrado en composición. De las cuatro partes de esta obra se interpretaron tres; la Nro 1: Río Atrato, la Nro 3: Río Cauca y la Nro 4: Río Magdalena. El nombre Las 4 Chalupas hace alusión a cuatro de los ríos más importantes de Colombia, es una obra realizada en el 2003 como proyecto de grado de este joven compositor que quiso ilustrar las principales características de las regiones por las que fluyen estos ríos. La segunda obra, Gloria

1. 2. 3. 4. 5. 6.

Gloria, Laudamus te Domine Deus Domine Fili Unigenite Dominus Deus, Agnus Dei Qui Sedes Ad Dexteram Patris

Luego de un pequeño intermedio de casi 20 minutos, las orquestas, dirigidas por el maestro Alejandro Posada, interpretaron la Sinfonía Fantástica de Hector Berlioz (1803-1869), esta obra, compuesta en 1830, está basada en el amor imposible del compositor hacia la actriz Harriet Smithson; está dividida en cinco partes diferenciándola de el resto de las sinfonías que están divididas en cuatro partes o movimientos. 1.Ensueños, Pasiones 2. Un baile 3. Escena en el campo 4. Marcha al patíbulo 5. Sueño de un aquelarre Cuando se terminó el concierto, las personas fueron saliendo del teatro maravilladas por la presentación de las orquestas, “Es un esfuerzo muy grande, una inversión que sólo la Universidad EAFIT ha hecho en Medellín, además de ser un honor para nosotros tocar al lado de la Sinfónica Nacional de Colombia”, afirma Pablo Vélez violinista de la Orquesta Sinfónica Universidad EAFIT. Marcela Cano, estudiante de Ingeniería de Producción añadió “Este concierto es una muy buena forma de fomentar la cultura entre las personas que pertenecemos a la universidad EAFIT. Y para celebrar los 45 años de la universidad, que mejor que hacerlo con la Orquesta Sinfónica que nos representa en el país”.

13 Un nuevo edificio Ana María Jaramillo Reportera NEXOS ajaram18@eafit.edu.co

El lunes 2 de mayo a las 5:00 de la

tarde, fue la bendición e inauguración del nuevo edificio de la Escuela de Administración más conocido como el Bloque 26, que fue remodelado con motivo de los 45 años de la Universidad. Al evento, al que se dio inicio con una eucaristía en la que se bendijo la construcción, asistieron profesores, alumnos, empleados y algunos invitados especiales. Después de la eucaristía y de unas palabras del rector Juan Luis Mejía en las que agradeció a todas las personas que habían colaborado en la obra: el arquitecto, los ingenieros, la constructora y los obreros, y recordó las tres palabras claves en esta celebración de los 45 años, gratitud, compromiso y confianza, Jorge Iván Rodríguez, Presidente del Consejo Superior, fue el encargado del tradicional corte de cinta luego del cual se procedió a recorrer el edificio. El recorrido fue guiado por un grupo de estudiantes pertenecientes a Tutores que se encargaron de mostrar los diferentes espacios y explicar el uso que tendría cada uno de ellos pues, a falta de muebles y personas, era imposible adivinarlo. Aunque faltaban algunos detalles, el edificio pudo ser recorrido por completo e incluso las fuentes ubicadas a ambos lados de las escaleras, pudieron ser vistas en funcionamiento. Cabe destacar dentro del edificio, la amplitud de los espacios y la organización por departamentos al ubicar una oficina de secretaría a la entrada de cada grupo de oficinas de profesores. El edificio, por supuesto, está dotado con cocinetas y baños y cuenta con un amplio ventanal al final de cada escalera que, según palabras del arquitecto, servirá no sólo para airear e iluminar el espacio, sino también para los infaltables fumadores. Al parecer, en cuestión de semanas será amoblado y los profesores de Administración podrán ocupar sus nuevas oficinas. Mientras tanto, el edificio será un faro y un monumento a la modernidad justo en el centro de nuestro campus.


Encuentro de egresados

45 años de historias Isabel Cristina Escobar M. Reportera NEXOS iescoba1@eafit.edu.co

Era sábado siete de mayo a las 10:30

de la mañana y todo estaba casi listo para recibir a los que alguna vez se llamaron estudiantes de Eafit y que hoy forman parte del gran cuerpo de egresados que aún no olvidan su universidad; caras jóvenes y muchas viejas que uno no se imagina que hayan sido estudiantes de EAFIT y que tienen, por ser casi o prácticamente los primeros que se graduaron de la entonces Escuela de Administración, mucho que contar, que se deslumbran de cómo ha crecido la pequeña escuela de donde se graduaron y que comentan con orgullo el actual reconocimiento que ha adquirido la “escuela” a través de estos 45 años. Se supone que yo era la reportera estrella y que debía entrevistar a algún egresado (preferiblemente antiguo, con cara de haber salido hacía un par de décadas) que me contara muchas cosas y cambios, anécdotas y experiencias durante el paso por la Universidad, pero al ver toda esa gente reunida y no saber a quien abordar recorrí toda la plazoleta en búsqueda de información, de alguna víctima antigua, y... ¡sorpresa!.. en el

Contaban también, entre muchas fondo, al lado de las escalas de la Biblioteca, encontré lo que buscaba: la otras cosas, cómo su primer profesor, y mesa de los egresados de la primera el mejor que habían tenido, para promoción, que se reían y recordaban viejos comprobar que estaban atentos mientras tiempos que habían vivido no precisamente escribía en el tablero, daba la vuelta en una sede tan moderna como la que repentinamente y lanzaba el borrador vemos ahora, llena de estructuras, cosas lleno de tiza y todos se tenían que nuevas, lugares para estudiar. Estos agachar. respetados y antiguos ex miembros de la Universidad, contaban que la primera sede Todas estas historias las contaban había estado ubicada en el último piso del mientras la banda del municipio del retiro edificio del Banco Central Hipotecario, en tocaba al fondo las tradicionales tonadas que Colombia con Cúcuta, y que allí había ayudaban a crear un ambiente de fiesta y comenzado la pequeña escuela de emotividad. Y mientras ponía cuidado a las múltiples anécdotas, administración, el sol calentaba más primera en el país en y se empezó a formar profesionales En el fondo, al lado de las animar la cosa en este campo y que escalas de la Biblioteca, cuando los organipor eso, habían sido tan “cotizados” que encontré lo que buscaba: la zadores se subieron no quedó ni uno de mesa de los egresados de la al escenario y los esa primera primera promoción, que se empezaron premios y las rifas; promoción sin un reían y recordaban viejos viajes, cámaras buen puesto o, como tiempos digitales, una decían ellos, “sin ser impresora, una Palm agarrado por alguna empresa”, y lo y regalos sorpresa, decían con gran orgullo a la vez que fueron entregados al que primero se subiera recordaban con gracia a un profesor que al escenario y respondiera la pregunta, a llegaba en su jeep nuevecito, lo montaba los ganadores del concurso de baile y a los en la acera y lo pegaba con una tirita a la que estuvieron debuenas con el número de reja de la ventana de la segunda sede, la boleta. ubicada sobre El Palo entre La Playa y Maracaibo, y que como si fuera poco salía El almuerzo, acompañado de cada ratico a mirar si no se lo habían robado. gaseosa, estuvo a cargo de Melody

Foto Universidad EAFIT

14

EAFIT 45 años

Mayo de 2005

Lounch, reconocido bar de la ciudad, que deleitó a los invitados con un plato árabe. Papas a la francesa, gaseosas, jugos y toda clase de bebidas, se vendieron durante toda la tarde en los diferentes puestos instalados alrededor de la plazoleta y manejados por las cafeterías de la Universidad. Además, los egresados y sus acompañantes pudieron reclamar un coctel de bienvenida a base de mango y acompañado con pasantes, preparado también por Melody Lounch. Música, muchos premios, risas y recuerdos afloraron en esta tarde de egresados y de sol que se tornó un poco fría y lluviosa hacia las 5:00 de la tarde; pero nada pudo dañar esta gran celebración de animadas actividades, reggaeton, salsa, merengues y vallenatos. También estuvo abierta la Biblioteca en la que se podía hacer un recorrido guiado o visitar, en el Centro de Artes, la exposición fotográfica de los 45 años de EAFIT y realizar un recorrido virtual por la sede en las diferentes décadas de su existencia, con un software desarrollado en la universidad. Para cerrar se presentó un grupo musical conformado por estudiantes del programa de Música que interpretó música tradicional colombiana, especialmente de la costa pacífica. Mejor dicho daban ganas de graduarse ya de la Universidad para disfrutar la rumba y gozársela con el montón de sorpresas de esa tarde; y mientras veíamos toda la animación de los egresados más jóvenes bailando al pie de la tarima, yo seguía escuchando los cuentos de los miembros que más tenían para contar en ese gran evento a propósito de los 45 años de la Universidad EAFIT.


Lo maravilloso

Mayo de 2005

15

A nuestros Colombia, una maravilla de país lectores Catalina Pizano F. Negocios Internacionales cpizanof@eafit.edu.co

M uchas

son y han sido las llamadas maravillas del mundo, tanto antiguas como modernas, pero aun más son las cosas maravillosas para el que mira con cuidado. Maravilloso por ejemplo, es ir caminando por La Playa un domingo a las ocho y media de la noche, cruzar la Avenida Oriental y un poquito más abajo, encontrarse una poltrona y un taburete cuidadosamente ubicados sobre la calle, cerca de la acera, y a una pareja sentada en ellos que conversa plácidamente. Maravilloso es también, que una hormiga obrera pueda cargar más de 50 veces su propio peso o que los vendedores de semáforo tengan siempre sombrillas para vender justo antes de empezar el aguacero. Maravilloso es que en la tienda de la esquina pueda comprarse una cucharadita de aceite y una pizquita de sal y que uno pueda casi mercar entre el semáforo y el bus (lleve el chicle, la chocolatina, la galletas, las papitas, el kit escolar, las tijeras…) mientras es entretenido por unos cuantos saltimbanquis mezcla de equilibristas, malabaristas y tragafuego, y un dúo de vallenateros con guacharaca, de raperos con grabadora o de serenateros con guitarra. Maravilloso es tener un desierto que desemboca en el mar y 50 áreas protegidas pertenecientes al Sistema de Parques Nacionales Naturales (SPNN) entre las que se encuentran, por mencionar algunos, desiertos, selvas, bosques tropicales, nevados y playas. Por eso, pensando en ustedes queridos lectores que no nos pasan ni una coma y que estamos seguros de que saben descubrir las maravillas en cada uno de sus pasos, presentamos estos textos que encierran lo maravilloso dentro de lo más simple. Ana María Jaramillo E. Editora

Los Jardines de Babilonia, el Templo

de Artemisa, la estatua de Zeus en el Partenon, el Coloso de Rodas, el Faro de Alejandría, el Mausoleo de Halicarnaso y las Pirámides de Egipto son las siete maravillas del mundo que seleccionaron los griegos. Actualmente, las pirámides de Egipto, la única de las siete maravillas que aún sobrevive, y otros monumentos que se han convertido en las nuevas maravillas, son visitados por miles de personas. Es realmente bello e interesante, escuchar a los colombianos que tienen la posibilidad de viajar a Europa, Asia, África, y a un sinnúmero de países colmados de bellezas grandes e indescriptibles, pero no es tan lindo escuchar como comparan la tranquilidad de estos lugares con el tráfico del centro, o la seguridad de sus ciudades con la de nuestras carreteras. Sé que hay mucho más de donde comparar; aunque esas ciudades tienen toda la belleza y majestuosidad nombradas por los turistas, mi país tiene tantas cosas que ellos anhelarían tener, que necesitan construir grandes monumentos para que la gente tenga algo que ir a ver.

con todos los ingredientes que sólo en Colombia se consiguen.

Entiendo muy bien que la situación del país no es la mejor, y que no todos tienen la posibilidad de estudiar y trabajar en lo deseado, pero también sé que tenemos gente que lucha día a día para que todas aquellas cosas malas que tenemos desaparezcan, para que ante la Unión Europea, Japón, Estados Unidos entre otros, seamos un mercado atractivo y que logremos que inviertan en nuestro bello país. Sé muy bien que las negociaciones para lograr la paz, se mueven lentamente, pero también sé de muchas personas que luchan para que no se violen los derechos humanos, para que haya niños que tengan que comer cada día, para crear conciencia en las personas sobre la importancia de la unión familiar; por algo tuvimos la mayor marcha por la paz en el mundo, con la asistencia de 11 millones de colombianos. Para que salir de nuestro país a conocer grandes ciudades y

majestuosos monumentos, sin conocer la costa y la alegría de su gente, Cali con sus interminables rumbas, Manizales con el Nevado del Ruiz, Bogotá con sus bellos museos, la ciudad Amurallada en Cartagena de Indias, la Sierra Nevada de Santamarta, única montaña con nieve al pie del océano y las ferias nacionales que hacen de nuestro país un territorio de alegría. Sólo quiero recordarles que somos los primeros en variedad de palmas, esmeraldas, flores, pájaros (1815 especies), ranas y muchas otras cosas que hacen de nuestro país una maravilla mundial para visitar. Al ver a mi país, me siento orgullosa de haber nacido aquí en Colombia. Ojalá vinieran turistas a conocer la maravilla de país que tenemos, para que se dieran cuenta de que la honestidad y la amabilidad son cualidades que abundan en mi país, que en general somos todos los que luchamos por brindar una mejor imagen, que en realidad somos todos los que sabemos que Colombia saldrá pronto adelante.

En mi país en cambio no tenemos que construir grandes edificaciones o inmensos palacios para llamar la atención porque tenemos algo que ellos no tienen, nos tenemos a nosotros. Tenemos que sentirnos orgullosos de lo que somos; gente pujante, que logra lo que se propone en todo momento, cálida y amable, que se une para lograr lo que quiere. He vivido lo que se siente encontrarse con un Colombiano en el exterior y sé lo importante que es para esas personas tener noticias de Colombia. Sé lo importante que es para nosotros la unión familiar, el tener un domingo en familia y compartir con los abuelos, los tíos y los primos un almuerzo “cargado”,

Ilustración Sergio Botero


Fotomontaje Sebastián Sánchez

16

Lo maravilloso

Mayo de 2005

Con la tierra en el alma Diana Marcela Cano G. Comunicación Social dcanoga1eafit.edu.co

Son las 6:00 de la mañana y

aún permanece la neblina de la madrugada. Las amplias calles y los alrededores de la plaza de mercado, de Rionegro, Antioquia, todavía están sucios por el trajín del día anterior. Cáscaras de banano, colillas de cigarrillo y papeles, se encuentran esparcidos por todo el lugar. Dos perros callejeros con la cabeza totalmente metida en las canecas de basura, ansían desesperadamente encontrar desechos de las carnicerías y las tiendas para nutrir sus huesudos cuerpos. A las 6:30 de la mañana empiezan a llegar como en procesión camiones y chivas cargadas hasta el capacete de bultos llenos con legumbres y frutas. Las carretillas tiradas por caballos, se disponen a cargar esta vez, no a la cenicienta sino, a hombres con la cara y las manos ajadas por el sol, el polvo y la continua caricia de las riendas ásperas y tiesas que día a día se disponen a animar el trote cansado de las yeguas y caballos que llevan en sus lomos el sustento de cada día. Aún no se vislumbra ni un pequeño rayo de sol, pero el rostro de los vendedores y trabajadores de la plaza

que han empezado a llegar, se ve iluminado por el entusiasmo y dinamismo con el cual se disponen a descargar de los camiones y las chivas las legumbres y frutas, para abastecer sus negocios.

vender sus productos en tres puestos, en los cuales comercian frutas y legumbres, dos de ellos ubicados en una de las entradas donde trabajan sus hermanos José, Jhon Jairo y Diego.

William es trigueño, de 1.75 de estatura, Son las 7:00 de la mañana y William de visibles músculos que se marcan en Aristizabal sale de su casa que está su camiseta naranjada y gris. Hoy como ubicada en una de siempre lleva puesta las esquinas de la en el cuello la plaza Antonio María camándula de Carmona Tejada o madera y en sus Al entrar al local se “galería” como manos que desde también es conocida observan racimos de plátano niño empuñaron por los habitantes de colgando del techo, costales tierra en lugar de Rionegro, la cual fue por todos lados, cabulla y juguetes, lleva un construida en 1969. papel periódico para anillo del Sagrado En los 3.500 metros Corazón de Jesús, envolver las legumbres. cuadrados de la que siempre lo Sobre uno de los estantes plaza, se encuentran acompaña. Su ubicados 846 está puesta una rama de mirada posee la puestos permanentrigo atada con una cinta chispa y vivacidad tes y transitorios de un niño que se roja que según William es dedicados a distintos conceptos: para atraer la prosperidad al dispone a estrenar su juguete nuevo. bodegas, cafeterías, negocio restaurantes, “Siempre llego a charcuterías, almacenes de ropa y zapatos, carnicerías, las 6:30 de la mañana para recibir el tiendas naturistas, abarrotes, granos, frutas surtido del día que nos llega desde los 23 municipios del Oriente Antioqueño. y baños públicos.´ Aquí todos abrimos el negocio temprano Su familia la componen 13 hermanos porque tenemos clientes que vienen a y sus padres, quienes desde hace 25 mercar después de salir de las fabricas, años se dedican a la agricultura y a a las 6:00 de la mañana”, dice William

mientras abre las dos grandes rejas que protegen su negocio del saqueo. Al frente del local se lee en la pared Legumbres Mercamás. Una canasta de frutas decora el aviso, y en la parte inferior al lado de un espejo dice: “Cuidemos la plaza, seamos cultos”. Más que un mural publicitario, parece un templo, pues en la parte superior se observa al lado izquierdo un cuadro de María Auxiliadora, en el medio una foto de él y sus hermanos en el local, y al lado derecho un cuadro del Corazón de Jesús. A ambos lados de la pared, en el piso, están dos plantas florales, y en un extremo se observa una pesa blanca, mohosa, y oxidada que tiene 80 años, y pesa 40 kilos. Al entrar al local se observan racimos de plátano colgando del techo, costales por todos lados, cabulla y papel periódico para envolver las legumbres. Sobre uno de los estantes está puesta una rama de trigo atada con una cinta roja que según William es para atraer la prosperidad al negocio. Un zapato de bebé que alguien olvidó allí, cuelga de su cordón en el techo. En el piso hay cáscaras de arveja, pedazos de cabuya, papas y frijoles que se escaparon de los bultos atiborrados. La gran variedad de colores, y olores invaden cada rincón del local. 7:00 de la mañana, William empieza a organizar las legumbres en las estanterías de madera vieja y uno que otro vidrio roto. “¡Hágale parcero, descárguemelo ahí!”, ordena a un joven que ha llegado con el primer surtido del día, mientras desgrana la arveja y se acomoda el lapicero en su oreja derecha. “Desde que éramos pequeños, mis hermanos y yo trabajábamos en la finca de mi papá, cultivando repollo, cilantro, yuca, papa, y luego veníamos aquí para venderlos, por eso no terminamos el bachillerato. Yo por ejemplo sólo hice hasta décimo, pero no me arrepiento porque me gusta trabajar y cultivar la tierra, yo no me imagino haciendo otra cosa”. “¿Qué necesita calidoso, a la orden? Aquí la gente madruga mucho a mercar, espere y verá cómo se llena esto”, comenta. 8:00 de la mañana. Continúa organizando y acomodando las legumbres, recibiendo a los proveedores y haciendo cuenta en la calculadora “Truly” o suma huevos como él le dice. A los diez minutos llega una niña de aproximadamente siete años con un pedazo de papel en la mano, donde trae anotado el “encargo”. -A la orden mi amor ¿qué necesita? -Buenas, me da porfa 100 pesos de cebolla, 100 pesos de cilantro, 200 pesos de limones, y 300 de banano.


-¿Que más va a llevar? - No, ya no más. - Listo mi amor con mucho gusto. William tenía razón pues en cuestión de minutos ya habían llegado niños, señoras con sus esposos y ancianas a hacer el mercado. Se escuchaban al unísono voces: “¿a cómo el kilo de papa, de yuca…?”, preguntaban. “A 1.000 pero por ser a usted a 900, está grande muy buena”, decía mientras las tomaba en sus manos para enseñárselas a la señora que las reparaba y las tocaba incrédula. - “ Deme pues un kilo”. - “Listo mi señora”, le contesta mientras pone las papas en la batea, curtida por la tierra de las legumbres recién extraídas de la tierra -, de la pesa naranja marca Detecto, con capacidad de 30 libras, que cuelga del techo con un gancho filoso, desde hace cinco años. 10:00 de la mañana. La temperatura ya empieza a subir, y el sol ya traspasa el techo de Eternit, y al posarse en las frutas hace que estas se vean aún más frescas y relucientes. “Aquí lo que a la gente no le puede faltar en el mercado casi siempre es: el cilantro, 3 ó 4 kilos de papa, el tomate de aliño, la zanahoria, la yuca, las papas criollas la cebolla de rama, un ajo, el pimentón, ah, y eso sí, que nunca falte la encima, que casi siempre es media “gaja” de bananos o media docena de mandarinas”, explica. La gente no para de llegar, se saludan por el nombre, conversan, e inclusive los clientes de más confianza hasta se sientan a descansar en los bultos de la yuca y las papas. 11:00 de la mañana. “Ahora sí se me llenó el chuzo”, expresa con alegría mientras les dice a sus clientes, “vayan chupando mandarinita pa’ que no se me aburran, ¡eh!,quiubo don Leo -don Leo es uno de sus clientes más fieles, merca allí desde hace tres años- hoy tengo mercancía de lujo, mejor dicho de exposición, usted sabe que yo mantengo este negocio como una niña. ¡Jose, tráele una cervecita a don Leo!. Usted por que no me hace el favor y me colabora desgranando esta arveja mientras despacho a la señora, ¿sí?”. -“Claro mijo, ¿sí ve?, llego yo y se le llena el negocio, yo sí tengo muy buena espalda”. - “ Humm pero será espalda de bultiador don Leo”, dice William mientras todos ríen.

Mayo de 2005

“A mí gracias a Dios me ha ido muy madera, vajilla de loza y peltre hacen su bien con el negocio, claro que también aparición en la gran variedad de he perdido plata, hemos llegado a perder restaurantes: La Mona, La Sirena, El hasta 6 millones de pesos y todo por Mejor Sazón, La Gran Cocina, El Divino que uno le fía a la gente y después no Niño, En Dios Confío, son las opciones pagan. Pero qué se va hacer, si uno no que usted encuentra. “Lo bueno de éstos le fía al cliente él restaurantes es se aburre y se va, que el menú es ése es el riesgo muy barato, 3.500 que hay que correr con seco y sopa, En la legumbrerìa para mantener la es más, si usted mercamàs usted no ve por clientela. O si no casi no tiene plata ningún lado, bolsos de Yves vea a don Leo, se puede ordenar 500 me está volviendo pesos de arroz que Sant Laurent, o de Gucci, más resabiao, a equivale a una pero si encontrará todo me le pide porción, y 1000 seguramente los carrieles, rebaja pero a la final pesos de frijoles, las mochilas y las bolsas yo siempre le así hace mucha rebajo, aquí el rayadas, el costal de fibra, y gente que no le cliente siempre alcanza para la cabuya tiene la razón, yo almorzar todos los soy muy baratero días”, dice al ¿sí o no don Leo? ” mismo tiempo que ordena un almuerzo completo, que 12:00 del día. El hambre empieza a consta de sopa de arroz, posta sudada, aparecer. Hasta este momento William arroz, maduros y mazamorra . no ha tomado ni comido nada. “Tengo un hambre, Jose vení cuidame mientras 2:00 de la tarde. Nos dirigimos voy a almorzar”, Camino a las cafeterías nuevamente a la legumbrería y le recibe y restaurante hacemos un recorrido por a su hermano que también se va a toda la plaza, chorizos colgando en almorzar, pero él sí prefiere irse a su palos de escoba, bicicletas y hasta casa. Al llegar se dirige hacia el espejo motos parqueadas a un lado de las y se moja la cabeza y la cara, para tiendas, zapatos, ropa, molinillos, quitarse el sueño que le da después canastas. Desde adentro se observaba de almorzar. Durante toda la tarde la calle y salí unos minutos para ver cómo continúa vendiendo, emestaba el ambiente afuera. Cientos de pacando, haciendo cuentas personas caminaban alrededor de la y conversando con sus plaza; cafeterías, billares, heladerías y clientes y de vez en hasta un prostìbulo llamado La Marcha, cuando se sienta en el estaban ya en funcionamiento. taburete del negocio, mientras llega otro El sol alborotaba cada vez más el olor cliente. a pescado y en las carnicerías la res y los cerdos colgados de las patas, aún En la legumbrería destilaban sangre en la baldosa blanca Mercamás usted no ve por y en los delantales de los carniceros. ningún lado, bolsos de Mientras tanto el señor que vende las Yves Sant Laurent, o de limonadas y la mazamorra aprovecha el Gucci, pero si encontrará calor para hacer la venta del día. seguramente los carrieles, las mochilas y Regresamos a la zona de los las bolsas rayadas, el restaurantes y William se dispone a costal de fibra y la cabuya. ordenar su menú. Sillas y mesas de Tampoco encontrará las bolsas

17 contramarcadas elegantemente con el nombre de la tienda, pues como dice William, la buena atención y la calidad son el mejor distintivo, no hay cámaras ocultas, allí todos se conocen y hasta “compadres” encuentra, las etiquetas de los precios no existen, aquí el precio es negociable, usted puede regatear, pedir encima, y hasta le fían. Y no se preocupe por el parqueadero, su bicicleta la puede poner a un lado de los locales mientras merca, por el taxi no se preocupe por que afuera encontrará a su disposición cerca de 20 carros particulares, Renault 12, Master, Renault 9, Chevettes, y hasta Jeeps estarán dispuestos a llevarlo, y si le quedó muy pesado el costal también encuentra quién se lo lleve hasta el carro por 1.000 ó 500 pesos. 7:00 de la noche finaliza la jornada. Todos empiezan a recoger sus productos para cerrar, limpian, recogen, empacan. El rostro de William y de sus demás colegas se ve cansado ya, los bostezos se hacen presentes y a pesar de tanto “voltear” y “camellar” -como dicen ellosél aún conserva la misma sonrisa y entusiasmo que traía en la mañana, tal vez sea por que a diferencia de sus compañeros, William no sólo lleva la tierra en sus manos, él además la lleva en el alma.

Imagen Sergio Botero

Lo maravilloso


18

Lo maravilloso

Mayo de 2005

Santo Domingo Recuperando la alegría de vivir Francisco José Peláez R. Negocios Internacionales fpelaezr@eafit.edu.co

- Aquí abajito de la puerta, donde dice Sigma. - Tío, ¿ya reconoce algo de la finquita del abuelo?

sábado 9 de abril a las 9:15 de la mañana. De ahí saldríamos hacia la estación de Santo Domingo y cogeríamos la ruta de El Pinal, para conocer la obra que un grupo de estudiantes de postgrado realizan hace ya tres años con la entidad pro marginados.

No dejó de parecerme vergonzoso el haber ido hasta allá para perder la ida. De manera ingenua, pero aun así determinada, subí a conocer Santo Domingo. Desde que subía en el Metrocable no pude ocultar una cierta sensación de tensión y preocupación. La misma que uno siente ante todo lo que no conoce, y que en el lenguaje corporal se traduce en una gotica que corre por un costado de la frente. Para controlar la tensión, saqué una pequeña camarita y empecé a “dispararle” a todo lo que tenía al frente: un escudo del Nacional pintado en la calle, una virgen dispuesta a bendecir a todo el que monta en Metrocable, un tipo

-Ah no, pero el barrio está bonito, las casas son bien construidas y todo. Pero éstos de la peluquería de la esquina sí quedaron como de vitrina. Vea, tómele una foto a esa piscinita. Uy, esa casa ahí sí está que se rueda. Vea pela’o, estas cabinas son tecnología francesa - Yo no sabía tío. ¿Donde dice?

La cita era en la estación Acevedo el

Haciendo gala de una puntualidad inusual en mí, a las 9:40 de la mañana estaba bajándome en la estación, para encontrarme con que hacía más de veinte minutos que se habían ido.

comentarios sueltos y desordenados.

-No mijo. De pronto más arriba. Llegamos a la estación. Resulta difícil imaginar que esa montaña de casitas arrumadas fueron un día mangas despobladas y aun más difícil, creer que toda esa montaña fue de mi familia. Foto Francisco Peláez

que estaba al frente mío durmiendo con la boca abierta y Medellín al fondo. Finalmente llegué a la estación de Santo Domingo. Una compañera de vagón, se mostró bastante amable y me llevó a un lugar de donde pude llamar. En lo poco que recorrí por el sector, pude apreciar un barrio que está totalmente aparte de Medellín. Uno tiene la impresión de que se encuentra en un pueblo en la cordillera, muy lejos de la capital. Hay gran cantidad de revuelterías y ventas de torticas de chócolo. La impresionante vista de la ciudad en algunas partes, es lo único que nos recuerda que todavía estamos en Medellín. La única calle que sube es la antigua carretera a Guarne por la cual pasan constantemente buses y camiones de estacas reforzando la imagen

de que uno está en un pueblo. El resto de las vías de acceso a las casas son escaleras y pequeños callejones. Finalmente no fue posible concretar la entrevista y tuve que devolverme por donde vine.

UN

POCO DE HISTORIA FAMILIAR

Sin embargo, las pocas horas que pasé en el sector, aunadas a la unión que el barrio Santo Domingo tiene con las raíces más hondas de mi familia, me impelían a conocer más cosas. El domingo 23 de abril, quince días después de mi primera visita al barrio, me encontraba otra vez en el Metrocable con mis tíos que venían de visita a Medellín y querían conocerlo. Proveniente de una familia adinerada venida a menos, mi tío guardaba de aquella montaña, gratos recuerdos de la juventud y esperaba con este viaje un reencuentro con su pasado. -Oiga pelao, esto por aquí lo han urbanizado de una manera monstruosa. Yo ya no soy capaz de distinguir nada de cuando yo venía aquí a la finca de su abuelo Vicente. -¿Y cuando fue la última vez que usted vino, tío? - Eso fue hace como treinta años. Hay un pequeño silencio y después toda nuestra atención se vuelca hacia lo que se ve por la ventana en una sarta de

-Oiga pues pelao. No sé como fue que lo consiguió, pero su bisabuelo tenía un terreno muy extenso que venía desde abajo del Popular 1 y finalizaba aquí, en la carretera a Guarne. La casa de la finca era allí donde está la escuelita La Candelaria, -señala un colegio al frente de la estación de Santo Domingo- esa casa primero la heredó Joaquín, hermano de mi papá, y cuando surgieron todos esos procesos legales y todo esto lo invadieron, la casita quedó de Pablo Emilio, el cuidandero, y su esposa Clara. De la carretera hacia arriba era la finca del señor Lebrun. - Por esta carretera subía yo en bicicleta desde Manrique, y venía a la finca de mi papá que es ese pedazo que se ve allá abajo, -señala una cancha de fútbol en el fondo- la parte que le tocó a mi papá era todo lo que hoy es el barrio granizal. Cuando comenzaron a invadir fuertemente aquí, mi papá alcanzó a vender la casa y empezó a arrendar todos esos terrenos que usted ve alrededor de esa cancha. Lo malo fue que como no tenía permiso de la alcaldía le clavaron una multa mucho más cara que los arriendos que él cobraba. El resto de terrenos los fueron invadiendo, pero todo el chicharrón del traspaso legal nos tocó ya a todos nosotros y apenas pudimos traspasar todo hace unos doce años. Nos devolvemos hacia la estación, felices de haber desentrañado un poco más el siempre oscuro y apasionante pasado familiar. A nuestra izquierda, un perro devora ávidamente la basura apilada en la esquina.A nuestra derecha, un hombre vende uvas recubiertas de dulce.


Lo maravilloso

Mayo de 2005

Los pingüinos de Medellín Carlos Julio Álvarez R. Periodismo Universidad de Antioquia carlosjulio777@comunicaciones.udea.edu.co

En un simple recorrido por el centro de Medellín, se pueden aparecer por el camino decenas de vendedores de Bon-Ice, los pingüinos de Medellín, unos seres reconocidos a distancia por el llamativo uniforme azulfucsia. Viejos, jóvenes, niños, mujeres y hombres deben recorrer las calles buscando sedientos transeúntes que deseen encontrar una bebida económica. Para los vendedores de Bon-Ice, el mejor aliado para trabajar es el sol y fue este astro el que los acompañó este 13 de abril de 2005, un día idóneo para los vendedores de Bon-Ice del congestionado centro de la ciudad, donde en cada cuadra se podían ver hasta tres de estos trabajadores, cada uno luchando limpiamente porque “entre nosotros nos respetamos mucho”, según lo dice don José Ocampo, quien a diferencia de lo que se podría esperar de ese caluroso martes, no vendió mucho, y la mejor razón con la que don José explica esto es que “el Bon-Ice es muy maluco trabajarlo si uno no tiene un cuadradero bueno y uno debe estar andando; por ejemplo yo caminé toda la mañana y no vendí mucho”.

19

trescientos pesos cada uno, que es igual a quince mil pesos, de los cuales entrega diez mil. Toda la mañana doña María camina por el centro de la ciudad, donde prefiere la Avenida Oriental, aunque a veces camina hasta el Estadio; pero lo que sí es sagrado es que después se pare al lado de la estación Parque Berrío del Metro, en plena calle Colombia, para almorzar “así sea un arroz” y donde le esperan otras seis hora gritando “tengo el Bonay”. Cuando el reloj marca las cinco y treinta de la tarde, doña María abandona la calle Colombia, para dirigirse nuevamente al nido al que pertenece, donde debe liquidar lo que vendió, recibir lo que le corresponde y devolver lo que le quedó del producto y así, termina su día de trabajo, esperando que al día siguiente tenga un sol radiante que la acompañe, que pueda utilizar mucho las tijeras para abrir los bolis amarillos, azules y rojos que recomiende, tal y como la bandera que adorna uno de sus brazos en el uniforme, y deseando no encontrarse con los agentes de espacio público. A doña María nunca la han atrapado los agentes de espacio público, pero a otra pingüino, a Martha Morales, vendedora de Bon-Ice, si la despojaron una vez del carrito del Bon-Ice, cuando “estaba parada ahí por Junín y no los vi, llegaron con la jaula recogiendo todo y me quitaron el carro, me dieron un papelito, fui donde el patrón, él no me dijo nada y lo reclamó”.

María Bedoya es una de tantos de esos pingüinos que hay en la ciudad, quien decidió trabajar vendiendo BonIce, después de perder su trabajo como doméstica en una casa de familia, donde duró siete años, pero donde Martha llegó al mundo de los bolis tras tener a su hija no pudieron seguir pagándole. Antes de empezar a vender bolis, pasó mucho según doña María: “anduve por muchas y no conseguir empleo, por lo que se dirigió la partes, en casas de familia buscando trabajo y en ninguna microempresa de Bon-Ice ubicada en el barrio Buenos Aires con su hoja de vida y parte pude encontrar, más ahora es con esto que luego, eso no daba mucho responde tanto por su hija Y ésa es la vida de los pingüinos de resultado y empecé con el como por su madre. La ruta Bonay”. Medellín, unos seres con hábitat de Martha son las escuelas propio, las calles llenas de sedientos de su barrio, donde empieza Doña María decidió transeúntes, que buscan donde esté a caminar a las once de la entonces enviar una hoja de haciendo sol, porque a estos pingüinos mañana, para luego dirigirse vida a la microempresa de no les sirve el frío al centro de Medellín, Bon-Ice de la Avenida vendiendo en promedio 120 Oriental y hace dos años unidades del bolis, aunque empezó en este oficio, pero como dice ella: “uno no se puede sostener con esto, son “no hay consistencia, puedo vender 50, 60, 100 ó 120”. muy pocas las ventas”; no obstante es con este trabajo que María responde por dos menores de edad, su estudio, ¿D E DÓNDE SURGEN ESTOS PINGÜINOS ? la comida, los servicios y por todo lo que necesita una El nacimiento de esta nueva especie, se dio con el familia humilde del barrio Pablo Escobar, y mientras no encuentre un trabajo mejor, tendrá que seguir haciéndolo lanzamiento del producto Bon-Ice en 1998, por la compañía Quala S.A., un refresco que revolucionó el mundo del de esta manera. bolis, no sólo por el gran apoyo publicitario y la variedad Diez horas al día dedica doña María a luchar con el de sabores que van desde cereza hasta mora, sino por la Bon-Ice. A las ocho de la mañana, después de dejar todo garantía en su empaque y en la conservación de las listo en su casa y a sus hijos estudiando, se dirige a la propiedades del producto, que propiciaron una gran crisis microempresa de Bon-Ice para que le asignen un carro y para las ventas barriales de bolis, como lo afirma Anita el uniforme necesarios para trabajar vendiendo este bolis, Machado, quien desde una fecha que no recuerda bien, con el cual, dice ella: “estando muy de buenas me hago vende bolis y cremas caseras en su casa del barrio Popular cinco mil pesos”, lo que equivale a vender 50 unidades a 1: “eso ya uno no vende casi bolis, porque la gente prefiere

Fotomontaje Sergio Botero

el Bonay, pero uno vende un poquito vendiéndolos más baratos y de pronto así uno sí logra hacer algo”. A raíz del lanzamiento del Bon-Ice, Quala S.A. creó microempresas para la distribución callejera, buscando personas que tuvieran la capacidad de comprar surtido del producto y así prestarle las neveras, carritos y uniformes para administrarlas. Son las microempresas el nido de los pingüinos de Medellín, es de aquí de donde salen en la mañana y a donde regresan en la tarde, para reclamar lo que trabajaron en el día. La Microempresa Centro es uno de estos nidos, del cual es dueño William Marino y en donde trabajan un promedio de 25 pingüinos (anotados en planillas): “aquí hay de todo, pero hay más hombres; uno más o menos se basa en la edad de 15 a 16 años para arriba, porque ya muy jovencitos hay muchos riesgos, y no, eso es muy delicado, uno contrata a las personas que vea que se pueden defender en la calle. Y ya la jornada de trabajo es libre, cada quien decide, unos empiezan a las ocho y otros después”. William no tiene preferencia a la hora de contratar, “yo les pido primero que todo las hojas de vida y ya uno verifica los datos y las referencias y entonces uno ya les suelta el uniforme y el carrito y todo”. Y ésa es la vida de los pingüinos de Medellín, unos seres con hábitat propio, las calles llenas de sedientos transeúntes, que buscan donde esté haciendo sol, porque a estos pingüinos no les sirve el frío; con depredador propio que son los agentes de espacio público y cientos de variables que buscan la extinción de esta especie, que por falta de oportunidades se está sobre poblando, una especie que compite cada día con cientos de obstáculos.


20

Cuento

Mayo de 2005

Un año esperando

por una

semana

J.R.A.: Empecé hace casi 10 años en un concurso intercolegiado de cuenteros en Bucaramanga, que era donde vivía, un 5 de octubre. Soy el primer sorprendido al ver que ya han pasado 10 años, pero este oficio, como en todas las artes, es un oficio inacabado. He aprendido muchas cosas, sobre todo los cuentos me han salvado y siento que me han hecho mejor persona. Pero aún me falta mucho camino y llevarme a extremos en escena que aún no he probado. N: ¿Sintió pena en su primera presentación y si la sintió, ésta persiste?

Tuvimos la oportunidad de conversar con José Ricardo Alzate, narrador oral y Director del Encuentro Nacional de Cuenteros Aquetecuento. Esto fue lo que nos contó Jairo Daniel Cortés Ramírez Reportero NEXOS jcortes2@eafit.edu.co

Durante una semana, la Universidad

EAFIT tuvo el privilegio de ser una de las sedes del Aquetecuento 2005 en el que se presentaron cuenteros de diferentes lugares del país (Bogotá, Cali, Manizales, Bucaramanga, Medellín) y que fue todo un éxito por la calidad de sus narradores, a pesar de la poca afluencia de público en algunas presentaciones, lo que deja en entre dicho nuestro interés por la cultura y sobre todo cuando la tenemos en nuestro espacio. Esperamos que para el próximo evento, el público atienda el llamado y que la asistencia sea equivalente a la calidad del mismo. NEXOS: Cuéntenos un poco de la historia del evento. José Ricardo Alzate: Aquetecuento básicamente, es el encuentro de jóvenes narradores de la ciudad. Empezó en 1999 cuando Bienestar Universitario de la Universidad de Antioquia nos propuso que les hiciéramos un proyecto para hacer un encuentro local de cuenteros, en vista de que a los narradores nos llegaban a cada rato invitaciones de varias universidades del país para representar a “la de Antioquia” en festivales universitarios en Cali, Bogotá, Tunja, Pereira, Bucaramanga y así. Nosotros entonces íbamos a esos eventos en otras ciudades y volvíamos a Medellín pensando en la falta que hacía que alguien hiciera un encuentro de jóvenes narradores en esta ciudad. Aprovechamos la oportunidad que

nos ofreció Bienestar y la verdad que nos tendieron la mano y les agarramos hasta el codo, pero les hicimos una oferta que era muy viable presupuestal y logísticamente y que además vinculaba a la “U” con otras universidades como EAFIT, y “la Nacional” quienes también acogieron Aquetecuento desde su primera versión y han seguido apoyándonos con todo el amor del caso. N: ¿Qué es lo más difícil en cuanto a la organización? J.R.A.: Si apartamos lo presupuestal de la organización del festival, ya que la liquidez económica es nuestro “coco” y un factor que incide sobre la efectividad de la preproducción y la misma ejecución del evento, pues yo sinceramente creo que organizar Aquetecuento ya, después de seis versiones, no tiene mayores dificultades; lo más difícil es que se nos acaba y no nos damos cuenta cuando. Nos la pasamos esperándolo meses y sólo nos dura unos días. Sin embargo creo que es difícil poder hacer una buena selección de narradores, de modo tal que el público entienda que los jóvenes que vienen aquí están en un proceso artístico, donde la idea es que se fogueen y se cuestionen sobre su opción de vida, sobre si esto de contar historias es lo que quieren seguir haciendo toda su vida. Eso entonces es lo que nos hace escoger a veces narradores que sin tener el mejor trabajo del mundo sí llevan un proceso disciplinado y que completan aquí, en este tipo de eventos, y esperan que el público, que siempre exige trabajos de mucha calidad, sea compresivo con eso, es difícil. Igual siempre invitamos narradores muy destacados.

N: ¿Qué lo motivó a elegir ser cuentero? J.R.A.: Pues la primera vez que ví un cuentero yo salí renovado del teatro. Pensé, y desde ese instante lo he pensado siempre, que si los cuentos surtieron en mí ese maravilloso efecto pues también pueden surtirlo en cualquier persona. Pero yo empecé a contar cuentos y no pensé que ésta fuera mi opción de vida. Más bien los cuentos me eligieron a mí. Empecé a contar y poco a poco me resultaban más eventos, funciones, festivales y entonces decidí dedicarle más tiempo y preparación a mis historias ya que se me había vuelto todo esto un compromiso en el que no quería quedar mal. Dejé la medicina, que estudiaba en al U de A y empecé a estudiar teatro en la E.P.A., de la cual egresé hace ya dos años. N: ¿Hace cuánto comenzó en la cuentería y cómo se ve ahora respecto a su inicio?

J.R.A.: Ve, pena, pena, nunca me ha dado. Me da mucha ansiedad cada que tengo una función. Me dan ganas de salir ya, de una vez, cuando en un festival tengo la función de sala el último día o en una narratón voy de antepenúltimo me da desespero y no me aguanta nadie. Algunas veces no me ha dado esa ansiedad, y cuando no me da, me preocupa, porque es un asunto de pasión, entonces ahí sí me da miedo; si no hay vértigo, si no hay un riesgo, si no hay algo que te empuje a hacer las cosas, pues tal vez éstas no salgan tan bien como la gente espera o como uno espera y como narrador uno no puede hacer como el payaso; si estoy mal, eso indefectiblemente se me nota en escena. N: ¿Cómo y de acuerdo a qué selecciona el repertorio antes de la presentación? J.R.A.: Algunas funciones ya vienen listas, las de montajes. Pero cuando se tiene una función de cuentos de repertorio pues espero a llegar al lugar, si es que no lo conozco, y de acuerdo al lugar, al contexto de la función y sobre todo al tipo de público, hago la elección de los cuentos. Usualmente escojo

Fotos Internet


Cuento

21

Mayo de 2005

tres tipos de historias diferentes, para comenzar, digamos, un cuento de tradición, uno de amor y uno sórdido, ácido, bien negro. Ya de acuerdo a la historia que más cale entre el público, pues por esa linea tiro el resto de función. Dicho de otro modo, la función la armo en la función misma. Es la mejor manera para mí, ajustar y acomodar la función de acuerdo a como se vaya dando.

La visita

N: ¿Qué es lo más duro de la labor de cuentero? J.R.A.: Pues que la gente crea que es un oficio tan digno como ser médico, abogado o talabartero. Es duro en la medida en que se te convierta en “trabajo” porque, sin dejar de ser el medio del cual subsisto, no puedo perder la pasión por lo que hago. Afortunadamente no me falta nada gracias a los cuentos, pero tampoco pues es que me sobre. Lo más duro es mantenerte vigente en el medio, mantener trabajo y cuentos frescos. N: ¿Qué opinión propia le merece el oficio de ser cuentero? J.R.A.: Pues no creo haber encontrado mejor oficio. Gracias a él he podido conocer desde ministros hasta presos, desde gerentes hasta mendigos, he podido viajar como muy pocos oficios pueden permitírtelo y sobre todo, he podido convertirme en hombre sin dejar del todo de ser niño. Aparte de eso, en este oficio nunca voy a jubilarme, y es algo que llena de esperanza mi medianamente lejana vejez, ésa de saber que entre más viejo sea, más útil voy a ser en esta profesión. N: Por último, cuéntenos una anécdota que recuerde. J.R.A.: Mi hermano Juan Diego y yo somos gemelos. Juan empezó un año antes que yo a contar historias y la primera vez que fui a verlo contar llegué tarde; él decía ya las últimas tres palabras de su historia, y se dejó oír un aplauso en verdad muy fuerte. A la salida de la función, la gente me felicitaba y yo sin saber ni siquiera por qué. Esa energía de la gente, ese gesto de agradecimiento que no tiene igual, también fue lo que me empujó a querer hacer esto de contar cuentos. Lo confieso, también lo hice por un poco de envidia por el éxito ajeno... Al fin y al cabo, pensaba en ese entonces, “¿qué tiene él que no tenga yo?”… pero a estas alturas ya se sabe que somos muy, pero muy distintos.

Fotomontaje

Isabel Cristina Escobar M. Derecho iescoba1@eafit.edu.co

C aminábamos

por las calles estrechas y desoladas del pueblo, con un miedo que nos aterraba de sólo sentirlo; solos, por esas calles empedradas, bajo un cielo gris sin sol, caminábamos muy juntitos a manera de procesión para no perdernos por esas calles que conocíamos muy bien, pero que ahora con todo ese miedo, con toda esa oscuridad, aparecían tan extrañas, tan desoladas, tan desconocidas, enfeecidas por la humedad y el fango del invierno más largo de todos, y cada que cruzábamos las esquinas se aumentaba el terror a encontrarnos con algo, pues en estos pueblos nadie sabe que puede salir por ahí; entonces de vez en cuando mirábamos para atrás, para los lados, los unos a los otros para seguir caminando tranquilos hasta que dudábamos otra vez y volvíamos a mirar; la verdad es que nunca se estaba seguro, ni siquiera de estar caminando porque hasta eso se hacía tan denso como la niebla y tan pesado como el miedo que sentíamos. A veces daba la impresión de ver a alguien próximo entre toda esa capa blanca pero resultaba siendo algún animal, algún caballo de ésos que duermen en la calle pegados de los postes o algún hombre gordo que

bajaba calle abajo y pasaba muy cerca y nosotros ni siquiera lo sentíamos, ni siquiera sus pasos ni siquiera la respiración que se ve salir cuando el aire es muy frío, tampoco alzaba la cabeza para hacer algún gesto en señal de saludo y pasaba de largo, entonces sentíamos un escalofrío terrible que nos hacía aumentar el paso hasta que pasábamos por el parque principal tan rápido como podíamos, para no ser absorbidos por esa concentración de neblina aún más fantasmal, y echamos la cabeza hacia atrás cuando el reloj tocó las campanadas que anunciaron las seis de la tarde y que se prolongaron esta vez más de lo normal haciéndose insoportables. Con paso rápido cruzamos el parque por un costado hacia una calle angosta, cuyas casas eran viejas y los balcones esplendorosos que en verano debían parecer majestuosos, con toda la decoración de matas y colgandejas, ahora, en este invierno, parecían antiguas guarniciones de guerra donde no viven las personas. Íbamos mirando una a una todas las esquinas y adelantábamos la vista hasta el final, hasta que la calle nos parecía demasiado larga y se perdía al final en una loma, y todos levantaban la cabeza y seguían caminando cada vez más rápido, cada vez más juntos para no perderse, para no desaparecer de pronto como las cosas que se tragaba la niebla, entonces de tanto caminar y ver de vez en cuando pasar algún señor gordo con sombrero, llegamos al final

de la recta y descendimos por una desviación entierrada, hasta que vimos esa puerta grande, la más grande de todas, la más miedosa de todas, entonces, nuestros pies se congelaban por el frío, ese frío que da la cercanía de la muerte. Caminamos la última recta con pies pesados, sin que la voluntad de devolverse valiera de algo cuando en realidad no había nada que hacer, más que caminar esas dos escasas cuadras que nos separaban del portón, de las dos imágenes de ángel con esa espada en la mano, y del santo que en realidad si tenía esa Sergio Botero expresión que tienen los hombres de Dios, con esa mirada de humanos ausentes que parecen querer decir algo; y mientras se miraba hacia arriba, casi al mismo tiempo se sentía como un impulso extraño a entrar en el campo santo, de esos impulsos que hacen que uno haga algo sin querer, y entonces no podíamos negarnos a la extraña invitación que nos intimidaba y nos hacía rezar algo inmediatamente, por el pavor de que uno de esos seres divinos nos lo reclamara, ahí directamente con algún gesto, o, por que no, con alguna demostración que nos hiciera temblar. Y entonces recordábamos que debíamos rezar algo y pedir a las almas que ya murieron que nos salvaran del infierno y que nos permitieran ingresar a ese lugar santo donde algún día entraríamos sin permiso y con el derecho de quedarse para siempre. Menos mal que se trataba de una simple visita y de eso no tenía la menor duda hasta que giré mi cabeza hacia atrás y pude observar como de toda esa capa blanca por la que habíamos caminado casi a ciegas durante todo el camino salía una muchedumbre pálida de la que provenían miles de pequeños murmullos que parecían recitar lo mismo y en coro cantaban como los ángeles y mientras se acercaban donde nos encontrábamos se hacían mas claros y mas brillantes, mientras un señor delgado, alto pero más nítido que todos nosotros, agitaba su campanita mientras nos ordenaba que nos filáramos todos detrás de él para cruzar el portón.


22

Cuento

Mayo de 2005

Hojas de colección Aymer Waldir Zuluaga M. Estadístico Universidad de Medellín puntoaparte@linuxmail.org

E

Pócima Aymer Waldir Zuluaga M. Estadístico Universidad de Medellín puntoaparte@linuxmail.org

Poseía magia. El color de la concha y el ser fantástico,

que de ella salía, le daban un matiz sugestivo. De la caracola se desprendía un aroma de naranja. Era la imaginación misma, la que toca suavecito en la barbilla, brindando la persuasión que hace levantar el rostro. La hechizadora surgía desde el nácar para enfrentarse al chiquillo buscador de aventuras y le extendía con generosidad un tiquete que daba cuerda a un almanaque sin deshojar. Con la intensidad de la imagen era posible fundir metales. Tenía material para ensamblarla, pero a causa de estos graves indicios mi intuición de alquimista pidió esperar por la pieza de mejor encaje. No tardó mucho. Cuando llegó el pergamino la escuché revolotear en la gaveta. Quizás presagiaba la llegada de su pariente. Con retrazo de una hora advirtió su llegada y su pálpito rebasó el tamaño del cajón, que pretendía contenerla. El desenfreno la meció en el aire hasta llegar al suelo, desde allí escuchó la lectura del escrito hasta que noté como pasaba su luz al pabilo apagado del manuscrito. Iluminó el taller. La levanté con un presagio: con la mezcla, la potencia visual se tornará acústica. Apliqué la fuerza y velocidad de una estampida para iniciar el sortilegio de la fusión. La acerqué a su pacto. Desde su esencia exclamaba que no y mientras creía que se resistía… se fue deslizando hasta su encuentro.

n los días de vacaciones que pasaba en la Sierra de Guadarrama, acostumbraba salir con un reducido grupo de amigos, que habíamos coincidido en el gusto de coleccionar cosas. En el mundo de las colecciones todos fuimos iniciados por José, quien vivía con su madre en una casona situada en las inmediaciones del Colegio Público San Miguel Arcángel. José tenía un gran cuaderno con hojas de árboles de distintos colores, tamaños, formas y olores. Antes de hacer parte de su precioso cuaderno, cada hoja era revisada meticulosamente y comparada con las otras que ya hacían parte de su colección. Una vez pasaba con buena nota los altos estándares de calidad impuestos, podía llegar a ser parte del cuaderno; allí se anotaba el dónde, el cómo y el con quién se había logrado encontrar la hoja, ahora convertida en pieza de colección. Gustavo y yo estábamos fascinados con el pasatiempo de José y queríamos aparecer en su libro como protagonistas del hallazgo de sus mejores hojas; por eso cada vez que podíamos, salíamos en expedición hacia la quebrada de la Renga, en busca de la que sería la mejor hoja del día, pues esa hoja tendría una alta probabilidad de hacer parte del cuaderno y por supuesto esto nos llevaría a ver nuestros nombres atados a la historia. Un domingo, Frascuelo, el reloj de la torre del pueblo, cantó las doce. Nosotros decidimos salir a buscar hojas y un niño recién llegado a Moralzarzal, quiso acompañarnos, aunque no fue bien recibido por Gustavo. José accedió de inmediato a invitarlo, así que accedimos a regañadientes. Una vez llegamos al sitio elegido, se le explicó al principiante en qué consistía la delicada tarea y nos repartimos por todo el lugar para tratar de encontrar la mejor hoja para la colección. Todo lo mirábamos con atención, vimos en el suelo hojas, piedras, ramas, hormigas, diversos objetos y hasta basura. Había también maleza, arbustos, matas, y árboles de todos los tamaños, pero fue uno el que nos llamó de inmediato la atención. Gustavo fue el primero en verlo y nos llamó a todos, cuando llegamos hasta allí vimos que el árbol estaba poblado de naranjas maduras, provocativas, como

esperando el momento en que nos subiéramos a él para tomarlas. De inmediato trepamos, mientras José y el nuevo invitado miraban desde abajo. Luego de una selección minuciosa, lanzábamos desde arriba las naranjas. Lancé una para que la atrapara mi querido amigo José, mientras Gustavo arrojó con fuerza una naranja que no pudo ser atajada por el inexperto buscador de hojas recién llegado, lo que le valió para que nos riéramos de él y lo regañáramos por dejar "perder" tan preciosa fruta. Seguimos tomando del árbol y lanzando las naranjas, a quienes habíamos escogido para atraparlas. Todas las que yo arrojaba fueron atrapadas por José, mientras que algunas de las que lanzaba Gustavo, golpearon a nuestro invitado. Una vez abajo, escogimos las mejores y por supuesto, en nuestro afán por agradar a José, se las ofrecimos; él las tomó feliz, las demás que quedaron las repartimos entre todos y comenzamos a abrirlas presionándolas con los dedos. Sintiendo como los jugos de la cáscara y de la fruta resbalaban entre las manos, empezando por ser partículas de color blanco primero, pasando a ser gotas color blanco-naranja después y convirtiéndose luego en chorros de manchas negras que recorrieron nuestras manos. Lo disfrutamos como el que más, la sed fue calmada con el mejor de los manjares y José debía estar muy agradecido con nosotros; conmigo por elegirlo a él para arrojarle las naranjas y con Gustavo por regalarle las más grandes y jugosas que resultaron estar entre las pocas que el invitado atrapó. Esa tarde la recordaré siempre de una forma muy especial, pues una vez terminamos de comernos las naranjas, y cuando nos dirigíamos de nuevo a casa, el chico solo atinó a entregarle a José tres hojas: de roble, álamo, y retama y una rama de zarza de sínople. Fue en el momento en que llegamos a la casa de José y él abrió su cuaderno, cuando aprendí la lección: José abrió su codiciada colección y junto al resumen del día, escribió el nombre de Manuel. Grandes se abrieron mis ojos; pero no tanto como los de Gustavo (que estaban abiertos a la par de su boca). "Si vamos a buscar hojas, vamos es a buscar hojas", nos dijo José mientras cerraba el libro. Ilustraciones: Alberto Sautua Alberto nació el 24 de Junio de 1976, en la Ciudad de La Habana, Cuba. Graduado de la Academia de Bellas Artes San Alejandro, La Habana. Curso de xilografía. Facultad de Artes Plásticas del Instituto Superior de Arte, La Habana. Miembro del Taller de Gráfica de La Habana


Crucigrama NEXOS y el Fondo Editorial invitan a las primeras cinco personas que se acerquen a la oficina del periódico con este crucigrama resuelto correctamente, a reclamar un libro del Fondo Editorial*

Carlos Andrés Quintero Tobón Administrador de Negocios cquinter@eafit.edu.co HORIZONTALES

8. Mineral terroso, deleznable, de color amarillo, que es un óxido de hierro hidratado, frecuentemente mezclado con arcilla (Inv.). Asesina asalariada. Símbolo químico del Erbio.

2. En plural, presagio, anuncio, indicio de algo futuro. Nombre de De Valera, político irlandés, presidente de la República de Irlanda entre 1959 y 1973. 3. En plural, mamífero félido europeo, de pelaje rojizo con manchas oscuras, cola corta y orejas puntiagudas terminadas en un pincel de pelos negros. Equipo de fútbol de la ciudad de Washington.

10. Dios del trueno escandinavo. Árbol de América, de la familia de las Meliáceas cuya madera de color rojizo es muy estimada. Preposición que denota el medio, modo o instrumento que sirve para hacer algo (Inv.).

4. Ciudad del sur de Italia, puerto del mar Adriático y capital de la provincia de igual nombre y de la región de Apulia (Inv.). Pronombre personal, forma de dativo o acusativo de segunda persona singular masculino y femenino. Derramará lágrimas.

11. Menos en inglés (Inv.). En plural, según la Roma clásica, lugar, contrapuesto a la Tierra, adonde iban a parar los muertos. Adjetivo posesivo de segunda persona singular.

5. Nombre (no apellido) de uno de los mejores escritores argentinos de todos los tiempos, muy admirado por Borges y autor de las obras Papeles de recienvenido, Museo de la novela de la Eterna y Adriana Buenos Aires. Planta anual, originaria de la India, de la familia de las gramíneas que sirve de pasto para las vacas y otros animales. 6. En plural, curva para la representación cartográfica de los puntos de la Tierra de igual nubosidad media durante un determinado intervalo de tiempo. Universidad Industrial de Santander (Inv.).

23

7. Apellido de escultor gótico alemán nacido en Suabia y formado artísticamente en Nuremberg, autor del altar principal de la iglesia de Santa María, en Cracovia, Polonia. Elemento químico de número atómico 82.

9. Movimiento y doctrina política surgido a finales del siglo XIX y que culminó en 1948 con el establecimiento del Estado de Israel, cuyas premisas fundacionales fueron la lucha para conseguir la reunión de los judíos de la diáspora y su establecimiento en Palestina. Ciudad del norte de Italia septentrional, capital de la provincia del mismo nombre, en la región de Emilia-Romaña, cerca del mar Adriático.

1. Nombre y apellido de intérprete y compositor minimalista norteaméricano autor de los trabajos Einstein on the Beach, Satyagrama, Akhnaten y Corvo Branco. Personaje de Keanu Reeves en The Matrix.

Mayo de 2005

12. Entregué. Banco Central Hipotecario. Enaltezco o premio su mérito (Inv.). 13. En la mitología griega, hija de Acrisio, rey de Argos y, por su unión con el dios Zeus, madre de Perseo. Llené o metí algo dentro de otra cosa y lo apreté. Tan en inglés. 14. Estado independiente africano, limitado al este por el mar Rojo, al sureste por Yibuti, al sur y al oeste por Etiopía, y al norte y noroeste por Sudán. Enlacé, entretejí o enmarañé algo con otra cosa (Inv.). 15. Nota musical. Extremadamente cansado. Nombre de una ópera de Verdi.

VERTICALES A. Manuscrito antiguo que conserva huellas de una escritura anterior borrada artificialmente. Contracción gramatical. B. Escapará. Conjunto de tres voces o instrumentos. Entregará. C. Nombre y apellido de cantante de tango, valses criollos y milongas y actor argentino, perteneciente a la generación de Carlos Gardel. D. Nombre y apellido del director de El Quinto Elemento. Amarra. E. Acudiré. Número de veces que ha ganado Argentina el mundial de fútbol. Gran masa de hielo flotante, desgajada del polo, que sobresale en parte de la superficie del mar. F. Parte o pieza central de la cápsula, donde está colocado el fulminante. Clase en inglés (Inv.). Vocales abiertas. G. Ir en inglés. Se dice del número indeterminado de veces que se repite algo. Calor en inglés.

H. Dietilamida del ácido lisérgico. Nombre de la película más reconocida del director de cine británico Lindsay Anderson. Apodo de Francisco Zuluaga, futbolista de la selección Colombia que participó en el mundial de Chile 1962, y también único titular colombiano de ese fantástico Millonarios que venció 4 a 2 al Real Madrid en 1952. I. Conducto por donde van las aguas sucias o las inmundicias de las poblaciones. En el Antiguo Testamento, mujer de Lapidot, profetisa y juez que vivía en el monte de Efraím y a la que acudían para resolver todos los litigios; ayudó a librar a los israelitas de la opresión de los cananeos (Inv.). J. Ciudad sede de los juegos olímpicos de 1988. Consonante doble. Dicho de un comestible: Que no está preparado por medio de la acción del fuego, o que no lo está hasta el punto conveniente. K. Que gozan de perfecta salud. Región del noroeste de Italia, que limita al oeste con Francia, al noroeste con la región del Valle de Aosta, al

norte con Suiza, al este con la región de Lombardía, al sureste con la región de Emilia-Romaña, y al sur con la región de Liguria. L. Nombre del goleador de Alemania en el mundial de CoreaJapón 2002. En plural, se dice del individuo perteneciente a un pueblo de estirpe nórdica, supuestamente formado por los descendientes de los antiguos indoeuropeos (Inv.). M. Funcionario público autorizado para dar fe de los contratos, testamentos y otros actos extrajudiciales, conforme a las leyes. Preposición. Conjunción que denota negación. N. En plural, persona furiosa, alborotada. Gana y necesidad de beber. O. Apellido de físico nuclear estadounidense de origen chino, premiado con el Nobel en 1957 y célebre por su trabajo en mecánica cuántica. Contestación que las pitonisas y sacerdotes de la gentilidad pronunciaban como dada por los dioses a las consultas que ante sus ídolos se hacían. *La elección de los libros dependerá exclusivamente del Fondo Editorial


24

Cultural

Mayo de 2005

Oscar Jairo González H. ojgonzal@eafit.edu.co Coordinador Ruta en Estudios Estéticos

Acaba de ser censurado un libro, muy mediocre,

sobre la vida de Leonardo da Vinci. No resulta extraño que un libro mediocre sea criticado y censurado. Y lo que en realidad se ha dado no es una censura sino una crítica. Ya que la crítica no tiene alcance y su poder no es nada en relación con el libro hecho. No puede destruirlo, sí podría quemarlo, pero ello no sería nada y no podría realmente destruirlo. Quedan los libros y los críticos, no los censores; Klaus Mann lo dice lúcidamente en su libro Punto crítico. La crítica radical, es censurada. La mala literatura, no. Los libros han sido quemados y las bibliotecas también. Muchos libros son censurados, en la medida en que nadie los lee. No leer un libro es censurarlo también; cuando no se le propician los medios para que sea leído, es de la misma manera, una forma sutil de censurarlo. El escándalo se da es cuando el libro lo censura Roma (la Iglesia romana por intermedio del arzobispo, de Génova, el cardenal Tarsicio Bertone). Hay que decirlo: una censura de Roma es muy importante y resulta el medio más esencial y más positivo para incrementar la necesidad de leer el libro y de incrementar el número de lectores (la venta). La crítica no sería la del censor o la del inquisidor, pero, hay que decirlo, la crítica censura, esa es su condición. La crítica es la dimensión más real y verdadera de la censura, pero no desde la inquisitorialidad, sino desde el examen y la interpretación, lo mismo que desde la sensibilidad y la percepción. Una hermenéutica de la sensibilidad, si es que puede haber una. No es la heurística, en todo caso. En cada lector hay un censor y un crítico. No todos leemos los mismos libros y no todos nos interesamos por ellos. Y puede que el libro sobre Leonardo no interese a nadie más que a un determinado lector, pero que es lector. Interesa entonces, el lector, ese lector que Mallarmé soñaba y deseaba; el del “Libro como instrumento espiritual”. Nada lo podría hacer ocultar y maniobrar esa intención. Quién hace un libro tiene una intención y ella lo posee. No hay diferentes libros, sino un libro y el Lector (con mayúscula) lo sabrá descubrir. La censura, por muy escandalosa que sea, no puede condicionar o cohibir la lectura. Y se lee ocultamente. El lector no dice que lee, lo oculta. No le dice a nadie lo que está leyendo. Leer no es comunicable y no es participable. Leer es como hablar solo, eso que Raymond Roussel llamaba el «locus solus». Y de la misma forma, entonces la censura de un libro, no es lo principal. Da lo mismo que el libro sea censurado

y sea quemado. Es la crítica la que no es censura. El crítico de un libro no es un censor, es un crítico. El crítico es el lector, sea el que sea. Nosotros lo que vemos en la censura del libro sobre Leonardo da Vinci, es una crítica y no una censura. La censura, como ha quedado demostrado, es totalmente obscena y sin sentido. Es una incitación a leer, a apoyar la lectura del libro. Es la inversión de la perspectiva. El libro es malo, dice el crítico y el lector dice, es bueno. Y nadie puede contra eso. Hay que quemar el libro y exterminar a los que intenten leerlo y establecer en las librerías una manera metódica de saber quienes lo leen. Los libreros, en nuestro medio, tendrían por fin, la libertad de incitarnos a leer, lo que no puede traer y sí lo que les traen y les indican deben relacionar al lector. El lector, no es un idiota, como decía Sartre de Flaubert, en ese extraordinario libro que aún no ha sido condenado por los lectores incondicionales de Flaubert (Flaubert, el idiota de la familia) y de Sartre. Nadie ha dicho: exterminemos a Sartre e inclusive, a la Beauvoir. No, señores, la crítica es también censura. Y lo que ocurre aquí, es que la censura no es distribuida a nadie, se dice y se pronuncia, pero no tiene como principio inquebrantable la destrucción del otro, del lector. El método surrealista era interesante: Leo y No Leo, y basta. Y si quiero leer a Pascal o a Diderot, puedo hacerlo. Lo mismo que a Arlt, Felisberto Hernández, Pessoa o a Elizondo. Yo decido, como lector que leo y ya. Unos, el censor formal y otros, los críticos formales, buscan que leamos lo que ellos quieren, pero el lector, la estructura y la membrana de lector que cada uno se ha construido, hace que uno lea lo que quiera, porque se ha construido la libertad indeterminable y ecléctica para hacerlo. No hay condicionamientos. Rara vez, un lector coincide con otro. Y si coinciden lo hacen desde múltiples y plurales lecturas. Y de esa manera, puede leer a Chopra o Lao Tsé, a Riso o a Jellinek, a Gibrán o a Canetti. No es que todo sea lo mismo, sino que todo es una mismisidad que se realiza en cada lector. El lector, lea lo que lea lo será y el crítico sea lo que sea, lo es. Un crítico como Rousset*, decía que la crítica era una interioridad que hala hacia una realidad, la obsesión de lector. El lector es un crítico y no un censor. Y decide lo que tendrá que leer para Foto su Internet construir tumba, su muerte. Nadie puede decirle que lee o que no. Al hallarse en sí mismo, al tener y poseer una conciencia de sí mismo, él leerá y leerá en el libro que en el sueño Hölderlin le revela. Índice hermoso y no el index de la cohibición. Todos intentan, construir una comunidad, la que ellos quieren, pero no la que hay ya, sino la que ya existe en lo invisible, en lo inverosímil, y la que está viva en el devenir. El lector y el observador, devienen, son devenir en todo instante. *POULET, Georges. La conciencia crítica. De Madame de Staël a Barthes. Madrid. Visor Distribuciones. 1997.

La siguiente es una entrevista a Sergio Cabrera, aprovechando su visita a Medellín con motivo del lanzamiento de su más reciente largometraje Perder es cuestión de método

Ilustración Francisco Peláez

La ilusión de la censura Cine nacional

Natalia Serna M. Negocios Internacionales nsernam1@eafit.edu.co

¿Qué cree usted que ha sido lo bueno y lo malo de su carrera?

SERGIO CABRERA: Pues yo he cometido muchos errores, graves, pero no me arrepiento de nada porque uno es la mezcla de aciertos y errores. Y lo bueno es que puedo hacer lo que me gusta que es hacer cine y hablarle a la gente a través del cine. Hablando de su nueva película Perder es cuestión de método, ¿ cree que tendrá la misma taquilla que La estrategia del caracol? SERGIO CABRERA: No, no creo, no es posible porque el mercado del cine ha cambiado mucho. Hoy en día hay muchas competencias, hay formas de exhibición paralelas, algunas piratas, y la televisión… Y aparte de eso hay muchas distracciones aparte del cine. En la época de “La estrategia del caracol” pues el único plan de los fines de semana era ir a cine, ahora hay muchos otros planes y entonces con que hiciera una tercera parte ya sería una buena taquilla. “la estrategia del caracol” creo que hizo un millón seiscientos o algo así y yo creo que esta película con quinientos mil ya sería un super éxito. ¿Qué fue lo que más le gustó de La estrategia del caracol? SERGIO CABRERA: Me gusta la propuesta vivencial de esa película, lo que hacen ellos que es buscarle una solución propia a un problema propio, generalmente uno cuando busca soluciones trata de copiar las soluciones que otros han encontrado para sus problemas y los habitantes de La estrategia del caracol buscan una solución original que nunca nadie ha usado para su problema, que no es que sea de verdad una solución porque al final de todas formas quedan en la calle, pero recuperan su dignidad, o sea se la salen con la suya, eso me gusta mucho. Finalmente, ¿cómo ve el cine colombiano? SERGIO CABRERA: Pues creo que está en un momento muy bueno, hay gente joven muy buena empujando para hacer cine y las tecnologías y la nueva ley de cinematografía ayudan mucho, creo que va a haber un momento de auge y va a haber películas muy buenas, creo que quince películas están haciendo cola, ahí debe haber unas muy buenas.


Cultural

Mayo de 2005Mayo de 2005

Teatro las Tablas:

10 años de labor de Julio Cortazar: Rayuela, por lo que el director de la obra, Julio Cesar Peláez, la considera un homenaje a este autor.

Foto Teatro las Tablas

Laura Espinal F. Reportera NEXOS lespina3@eafit.edu.co

Son diez años. Diez años de hacer

las cosas bien, diez años que acumulan experiencia y que han dado como fruto una nueva obra: Al Vesre.

Al Vesre (que significa al revés), es la historia de la construcción y derrumbe de un amor enfocado desde el humor y la metafísica; una versión libre de la novela

El Teatro las Tablas, es un teatro sin cede; cabe resaltar que las dificultades que esto representa, como las de buscar lugares adecuados para los ensayos y las presentaciones, son factores que pueden retrasar la presentación de una obra, pero que este grupo de artistas ha sabido sortear. Sus obras son de todo tipo y las hay para todo publico, incluyendo el infantil; todas se elaboran con el mismo ahínco y tesón por que eso es lo que ellos saben hacer, por que eso es lo que les gusta hacer.

EN

LOS ENSAYOS

El que llega primero abre la puerta del cuarto lleno de implementos (biombos, mesas, cubos de colores, cables y bafles) y comienza a retirar y posicionar en el salón amplio, con una pared de espejos y una vista espectacular de Medellín, los implementos necesarios para el ensayo.

A medida que los demás van llegando, todo es bromas, cantos y sonrisas. Algunos repasan sus líneas y otros se visten para el ensayo. Luego de todos los preparativos, el director llama para obtener la atención de todos, da unas pequeñas recomendaciones sobre la adaptación al espacio y aspectos a mejorar en las actuaciones de algunos, y da comienzo al ensayo: Las luces se apagan y la expectativa crece, entonces, las bromas, los cantos y las sonrisas desaparecen para dar paso a la seriedad y la concentración de la interpretación. A medida que los actores interpretan sus papeles, el director graba, en una pequeña grabadora periodística, sus observaciones. Vale la pena ir a observar a este grupo que para la celebración de sus diez años se estará presentando con su obra Al Vesre en la Alianza Francesa, sede Parque San Antonio del 13 de mayo al 4 de junio (de jueves a sábado) a las 7 p.m. Boletería: $ 7.000 estudiantes y $12.000 público general.

Teatro las tablas en sus ¡diez años! Durante diez años la Corporación

Teatro las Tablas se ha dedicado a la presentación de doce obras dirigidas a todo tipo de públicos que han ofrecido alternativas teatrales desde varias ópticas y estéticas. Julio Cesar Peláez, fundador del grupo, ha estado a la cabeza como representante y director de todas éstas, logrando que el Teatro las Tablas y su trabajo sean reconocidos en la ciudad y buscando que sus obras abarquen de manera comprometida el mundo de la literatura, la plástica, el sonido y la iluminación

La Corporación es una entidad sin ánimo de lucro fundada en 1995 que ha realizado montajes teatrales como Diabólica , versión libre del texto A puerta cerrada del novel de literatura Jean Paul Sastre; Al Vesre , adaptación de la novela Rayuela de Julio Cortazar, ganadora en el concurso de dramaturgia Ciro Mendía de la Secretaría de Educación en

1997; la obra Cada vez que ladran los perros del Fabio Rubiano; El papá de Trina del dramaturgo antioqueño Ciro Mendía y Maternidad de Julio Cesar Peláez. Entre las obras para niños se encuentran: El secuestro de la bibliotecaria de Margar et Mahy; Dulcita y el burrito de Carlos José Reyes; Los pasteleros De Juan Cervera; Vueltas y Revueltas y La hoja debida de Julio Cesar Peláez. El último montaje teatral del grupo es ¿Y dónde está Leonardo Fabio?, escrito y dirigido por Julio Cesar Peláez. Un espectáculo para todo tipo de públicos que trae a la memoria los años 60 y 70 de la época colombiana, influenciada por los cambios nacionales e internacionales en lo político, lo literario y lo social. Desde el 13 de mayo hasta el 4 de junio, en la conmemoración de los diez años del Teatro las Tablas, reestrenaremos la obra Al Vesre ,

escrita y dirigida por Julio Cesar Peláez. Esta obra, estrenada en 1998, es una propuesta teatral que nace a partir de un taller de escritura dado por los integrantes del grupo a comienzos de 1997 sobre la novela Rayuela , propuesta que arrojó inquietudes de las que queremos hacerle partícipe con la obra como homenaje a la palabra viva, a la construcción y al derrumbe de un amor, encontrando en el humor una forma de adentrarnos en las complejidades del ser humano y a un ser que fue capaz de plasmar en la literatura una especie, quizá en extinción, del amor y la metafísica desde la realidad humana. La historia transcurre en la aparente irrealidad propia del pensamiento metafísico. Al Vesre es una versión que no pretende buscar todos los sentidos de la novela y el espectador ideal de la obra es el que escucha. Música original de la obra: Juan Carlos Cardozo.


26

Ciencia y tecnología

Mayo de 2005

Et Terra Nova: la búsqueda comienza rocosos recién surgidos. La tercera y última razón es simple: protección. Su campo puede a la vez alejar roca capaz de destruir al pequeño yermo.

Sergio David Palacio Ingeniería Mecánica spalaci1@eafit.edu.co 2005. Año mundial de la Física UNESCO

L

a que no sería más terra incognita del genovés Colón como primer almirante, virrey y gobernador de las Indias resultó siendo, hasta hoy en día, la ultima “tierra” descubierta por el hombre. Hoy, el Océano o Mar Tenebroso (nombre dado al Océano Pacífico en el mediodía de la Edad Media) se transforma para los científicos en el basto, oscuro e impredecible espacio interestelar (en tiempos pasados éter platónico); los telescopios terrestres equipados con óptica adaptativa o con interferometría transfiguran el en otrora usado astrolabio; y la galera evoluciona a las misiones no tripuladas como la futura misión Kepler. Los exploradores son cazadores de planetas que buscan hacer del descubrimiento hecho por Michael Mayor y Didier Queloz de la Universidad de Ginebra el 5 de octubre de 1995, el primero que lleve por fin al comienzo de la búsqueda real: tierra, planetas semejantes (en masa y condiciones atmosféricas) a nuestro planeta. El primer planeta extrasolar gira en torno de Pegasi 51 y por tal motivo, recibió el nombre de 51 peg b. la forma como el equipo suizo logró esta proeza es el fundamento de esta búsqueda, “balbuceo estelar”. Consiste en determinar el movimiento de una estrella madre a causa de un imponente campo gravitacional como en nuestro caso el de Júpiter. Este hace que un observador lo suficientemente distante de nuestro sistema vea como el sol prácticamente masculla debido a que Júpiter (y la rotación propia del sistema) lo atrae y lo aleja y viceversa, es un “tira y hale” espacial a magnitudes descomunales. El balbuceo no es muy grande, hecho que lo hace muy difícil de percibir, aun más si el observador está a 100 años luz, lo que sería nuestro caso. El equipo de Mayor lo que hizo (y hace con tecnología como el HARPS) fue determinar estrellas que presenten variación de su distancia respecto a la tierra; en el caso de Pegasi 51 presenta una variación de 4.2 días (se aleja y de acerca) fenómeno atribuido a un planeta oculto que literalmente tira de la estrella. La forma como se determina la variación

Fotomontaje Felipe Oviedo

de la distancia (detección del balbuceo) es mediante un análisis del espectro de la luz emitida por la estrella. Esto se muestra como franjas de colores intermitentes entre franjas oscuras (parte del espectro absorbido por las nubes de gas y polvo interestelar entre la estrella y la tierra), si la estrella se está acercando a la tierra o alejándose, las franjas se desplazan a longitudes de onda un poco más cortas o más largas. Ad interim, el desplazamiento de la estrella muestra un cambio en el color de la misma, un tono azulado cuando se acerca y más rojizo cuando se aleja. La distancia que se mueve la estrella se usa para determinar la masa del planeta. La mayoría de los planetas descubiertos tienen masas superiores a la de Júpiter, ya que para producir un leve movimiento, la atracción (que es proporcional a la masa), tiene que ser muy grande; verbi gratia 51 peg b tiene la mitad de la masa de Júpiter y es tanto el primer planeta extrasolar como el primer planeta “asador” encontrado. Debido a su masa, para que produjere un cambio en Pegasi 51 (a unos 50 años luz) observable desde la tierra, tendría que estar casi “pegado” a la estrella. Esta extraña orbita, que es casi friccionante, hace del planeta una caldera extrema. Esto llevó a que en menos de una década, cazadores como Mayor descubrieran más de 130 planetas extrasolares empero todos con masas superiores o muy cercanas a la de Júpiter acarreando a que sean gigantes gaseosos, donde la vida estaría casi imposibilitada a desarrollarse.

Rebus sic stantibus, el balbuceo no

es la única manera con la que se han hallado planetas extrasolares, una primera idea fue ver planetas en transito, idea más simple pero mucho más difícil. El transito consiste en ver al planeta cuando está entre la estrella y la Tierra (como lo hizo Venus el año pasado el 8 de Junio) oscureciendo levemente su luz. Así fue como se descubrió un planeta alrededor de la estrella HD209458 que posee 35 veces el diámetro de Júpiter. La constante “Júpiter” no es coincidencia, es la clave para encontrar a los planetas como la tierra. Científicos como Jonatahn Lunine dan tres razones muy importantes del por qué planetas gigantes gaseosos como Júpiter son tan importantes para el descubrimiento de planetas tipo tierra. En una estrella joven rodeada de gas y polvo los primeros en formarse son estoy grandes gaseosos y el material sobrante es con el que se forman los planetas rocosos como la tierra. Continuando con la evolución, alrededor de la estrella se forman roca y hielo por el aglutinamiento de polvo y gas restante, pero según modelos computacionales, el sistema se queda inerte, hay un equilibrio, las rocas forman orbitas estables y no siguen chocando. Ahí es cuando viene una de las razones del por qué son importantes los gigantes exteriores: la gravedad desestabiliza el equilibrio y hace que las rocas continúen chocando unas con otras formando planetas rocosos. La segunda razón es que la agitación de la formación hace que los planetas surjan áridos, sus partículas de agua evaporadas y sin suficiencia de elementos. Los enormes gaseosos hacen que rocas con agua se precipiten hacia el interior del sistema con la posibilidad de salpicar a los planetas

Y bien, ¿qué sería de la exploración sin medios para explorar? Actualmente se buscan formas más directas de ver planetas, una es observar la luz propia que emiten. Pero es (metáfora hecha por Charles Beichman director del programa TPF) como intentar distinguir la luz emitida por una luciérnaga frente a un faro de 1.5 metros de ancho a 5.000 kilómetros de distancia en una noche brumosa. Este problema lo intenta solucionar la interferometría de anulación. La luz como onda posee crestas y valles, al alinear con precisión las ondas de luz recogidas por 2 espejos (como los que tendrá el Gran Telescopio Binocular –LBT por sus siglas en inglésde 8.4 metros de diámetro) en un punto particular, se pueden superponer las crestas de onda de un espejo con los valles del otro anulando la luz de la estrella y pudiendo ver la luz del planeta. Esto no sería posible sin instrumentos como el Buscador de Planetas de Alta Precisión por Velocidad Radial (HARPS por sus siglas en inglés) el cual daría a conocer las estrellas que poseen planetas hasta del tamaño de Neptuno en órbitas tan cerca como la de Marte (esto supondría una precisión de cambio del ancho de una moneda). Dicho procedimiento se repetirá en las misiones de mayor precisión como son la misión espacial Kepler (a cargo de William Borucki) el cual proporcionará información al Buscador de Planetas Terrestres (TPF por sus siglas en inglés) que con su interferometría de anulación recibirá la luz del pequeño planeta y analizará su atmósfera, el reto final. Misiones por venir: ·

2006 Gran telescopio Binocular (LBT): sus espejos buscarán planetas recién formados del tamaño de Júpiter. · 2006 Corot: buscará planetas en tránsito hasta del tamaño de 10 veces el de la Tierra · 2007 Kepler: telescopio espacial que también buscará planetas en tránsito del tamaño de la Tierra · 2009 Misión de Interferometría Espacial (SIM): combinará la luz de múltiples telescopios para explorar estrellas de planetas del tamaño de la tierra · 2014-2020 Buscador de Planetas Terrestres (TPF): verá los planetas y analizara sus atmósferas en busca de O2 y CO2. · 2014 Darwin: telescopio espacial que buscará planetas como la Tierra y analizará los componentes químicos de sus atmósferas.


Cine

Mayo de 2005

27

Avalon de Mamoru Oshii:

Más que otra película de ciencia ficción Fotos Internet

Carlos Mario Pineda E. Departamento de Humanidades cpineda@eafit.edu.co

La básica costumbre de ver la ciencia-

ficción en cine como la reproducción de máquinas, androides, naves espaciales y computadoras ha hecho carrera; desde las más elaboradas como 2001, Odisea del espacio (Stanley Kubrick) y Solaris (Andrei Tarkovski) hasta las menos comprendidas como Señales (M.Night Shayamalan). Del control del mundo por parte de las máquinas o de los nohumanos, hasta los viajes espaciales o al centro de la tierra, la ciencia-ficción había propuesto universos materiales, verificables. Con la ascensión de la realidad digital se modificaron vertientes que regresan a la mente como el ámbito de posibilidades. The Matrix (Hermanos Wachowski) “revolucionó” los programas que alternaban ficción-realidad, dejando la incógnita de poder determinar qué era qué. Si bien Días extraños (Kathryn Bigelow) ya comenzaba a evidenciar el uso de la realidad virtual con las implicaciones sobre el mundo físico, no dio el salto crucial que significaba abandonar de plano lo material para dedicarse a lo virtual. Matrix hace eso; sin dejar de lado el cuerpo físico, crea una segunda versión de mundo.

Avalon (Mamoru Oshii, co-producción polaco-japonesa) parecía repetir la propuesta de Matrix: qué es real y qué es virtual. Y si bien puede parecer una copia, no era fácil imaginar que podría rebasar la sorpresa que produjo la primera. A riesgo de convertirse en un reto para el espectador común que podría buscar entretenimiento y mucha acción, Avalon decide derivar al ritmo lento y a la elaboración. Donde se ha habituado a dar sorpresa visuales, sonoras y de acción un director japonés se aventura a crear atmósferas, viajes introspectivos y preguntas, quizás insolubles. Las pocas batallas que ofrece el argumento no son

entre héroes y villanos o entre conquistados y conquistadores sino entre realidades: la adrenalina de los jugadores y la opción de descerebrarse para quedar como un vegetal. Una vez más la ficción puede retraerse al interior del ser más que al campo de la tecnología. Es algo incontrovertible que tiene que ver con la forma en la que vemos el mundo: es más oscuro el interior (Mr. Hyde, Moby Dick) que el exterior (Frankestein o Drácula). En Avalon el director corre el riesgo de aburrir o, de cautivar. Con la primera situación se puede conseguir de los espectadores un dormitar o la necesidad de salir de la sala (ambas situaciones se dieron en la sala de Medellín). A los cautivados nos permitió ingresar a otra esfera diferente a la de los video-juegos, con una súper computadora que controla. Se pasó al “juego” para intentar develar qué pasaba y hasta dónde se puede llegar. La ficción invadió la pantalla y la sala construyó un espacio de complicidad. Quizás en esta película se dé una de las pocas oportunidades de relatar el argumento sin dañarle la obra a futuros espectadores. En cualquier momento de este siglo, en una sociedad, las personas se entretienen y disfrutan de un video juego sobre la guerra. El riesgo que se corre es pedir ser reseteado y con ello, quedar como un vegetal. El juego es clandestino y da cierto prestigio jugarlo bien. Hasta ahí, no difiere en nada de las demás propuestas conocidas hasta ahora...el cambio se da en la atmósfera que plantea: la ciudad es casi un desierto, no hay interacción con casi nadie, el tranvía viaja siempre con los mismos pasajeros en las mismas posiciones y con un mutismo total. Ash, la protagonista, no parece disfrutar ni hacer nada más que jugar. Su compañía es un perro, su casa es un cuarto frío. En

esa atmósfera se puede notar la mano de un director que parece deudor de Kafka pero al tiempo de ese pensamiento oriental que prefiere lo limpio, lo vacío. Para conseguir este efecto, en lo visual se hace una fotografía en colores que queda reproducida como si fuera blanco y negro. Es claro que hay, en juego, un alto nivel de técnica fotográfica. Si no fuera por sutiles detalles de rojo o amarillo en una escena precisa, se podría creer que la película está hecha con blanco, negro y sepia. Esa sutileza se complementa con una música que va a aparecer en escena, en un concierto, para dar sentido al nombre de la película. Avalon es la isla donde es enterrado el rey Arturo, y donde reside Morgana. Así que la mitología británica aparece para dar cierto sentido a esa realidad virtual. Son tres niveles de realidad: la supuesta realidad fáctica, la virtual del video-juego y aquella a la cual alude: Arturo. En vez de caer en la reiteración de películas sobre el unificador de reinos y sobre los torneos, Oshii aborda la relación con la lealtad, la traición, la decisión. En últimas, el video es una excusa para ahondar en la individualidad, e n el vacío de la sociedad, en la imagen que transmite quien puede triunfar, así sea de manera ficticia. Para acentuar la diferencia entre quienes lideran, que buscan algo más que supervivencia, y quienes sobreviven de la cotidianidad y la rutina, en una escena se hacen primeros planos de una boca que engulle sin parar comida grasosa; el hecho de que se lleve a la boca de manera frenética con la mano, refuerza el desagrado que siente el espectador. La comparación entre la sociedad que se pregunta por el sentido de la vida con la que parece vivir para trabajar, comer y descansar es evidente. Que sea más agradable la compañía de un perro que de otro ser humano -como dice el escritor Fernando Vallejoes un planteamiento más fuerte aun.

De otro lado, se muestra el uso del computador como una marcada posibilidad de alienación. Se ilustra el riesgo de la sustitución de la “vida” por la “virtualidad”. En Matrix se proponía que no hay frontera entre lo real y lo virtual y que el control de las máquinas es casi total. Pero con su carácter mesiánico y repitiendo ciertos mitos bíblicos no abre opciones de discusión profunda. Avalon por el contrario, deja un final abierto en el cual el arte (la música, en este caso) es quizás casi tan importante como la tecnología; Avalon parece pretender una fusión entre filosofía y tecnología: ¿Es real el mundo real? Como en La Caverna de Platón, ¿hay engaño en lo que creemos conocer como realidad? El final abierto invita al espectador a plantearse sus propias conclusiones, si ellas se pueden dar. Los efectos especiales no alcanzan ni la cuarta parte de los desplegados en Matriz pero la eficacia de la narración es similar si no, superior. Para diferenciar realidad de virtualidad, los combatientes muertos quedan congelados y la cámara los muestra planos, en solo dos dimensiones, antes de que se desintegren a la manera de un vidrio de seguridad que se pulveriza. No hay que desplegar artificios muy elaborados, la profundidad del argumento y la densidad de la narración apoyan los criterios de ficción no convencional. Así mismo, la actuación no busca congratular al espectador con la heroína sino presentar a una mujer solitaria cuyo sentido de la vida parece residir en la virtualidad de un juego bélico. Donde cualquier otro director propondría un romance, Oshii sólo plantea el dolor de la lealtad defraudada. La belleza de la protagonista sirve como elemento adicional pero no primordial del relato. Los demás actores aparecen más como figurantes que como contrapartida de la protagonista. A lo mejor para los aficionados a los video-juegos, los personajes comporten mayor importancia.

Avalon termina siendo una película para públicos formados, de cinéfilos constantes y no, de grandes públicos que buscan diversión o entretenimiento en una película de acción o de ciencia ficción. Las cinematografías alternas al circuito más comercial, siguen demostrando que el cine, ese al que Henri Langlois le dio un espacio en la Cinemateca Francesa, no está agonizando ante el auge de las tecnologías multimediales y menos, de la televisión.


felicita a la Universidad EAFIT por sus 45 años de crecimiento físico e intelectual y de compromiso con la educación y la cultura

pudimos ver trabajos de compañeros que superaban en calidad, tema y desarrollo a muchos de los que presentaban los medios tradicionales.

La revista virtual www.elgrifo.com.co

es una terquedad de cuatro periodistas que pretenden demostrar que las ideas que se dan a conocer en las universidades de Medellín, superan en calidad a muchos trabajos que nos toca ver en medios masivos que circulan por la ciudad. Superar el anhelado 5.0 o notas que se le asemejen, llevadas al olvido de un archivo en Windows como recuerdo de lo bien que se hizo ese trabajo, es nuestro mayor objetivo: en nuestro tiempo de estudiantes universitarios

Son dos años cumplidos en la Red, donde hemos demostrado que hacer comunidad académica no siempre significa crear un ámbito de ladrillo, ni aburridor. Bajo un concepto moderno, con propuestas en los géneros crónica y reportaje, ensayos, literario y galería, ofrecemos una publicación virtual de calidad que ahora evoluciona hacia el futuro de las comunicaciones, donde la universalidad de la Internet permite a nuestro público acercarse a trabajos de calidad, pero sobre todo, nada viciados a políticas editoriales que puedan estropear ideas constructivas e innovadoras.

Ahora El Grifo estrena imagen: después de dos años cumplidos decidimos aprovechar las ventajas que ofrece la virtualidad, para tener mayor contacto con nuestros lectores, más de siete mil de sólo la academia de Medellín, lo que nos hace ver esa cifra de 1.500 visitantes con la que iniciamos, de una forma irrisoria. Los integrantes de El Grifo trabajamos para que los trabajos de profesores, estudiantes y profesionales se agrupen en una publicación virtual, que ofrezca entretenimiento, innovación, creatividad, pero sobre todo, un contenido responsable. Invitamos a los estudiantes universitarios para que escriban a nuestro correo elgrifo@elgrifo.com.co y

nos hagan llegar aquellos trabajos que consideren deban ser leídos por nuestros visitantes. Dentro de nuestros resultados está el ser vitrina para que los medios de comunicación conozcan las nuevas propuestas narrativas que se encuentran en el ámbito universitario: varios de nuestros pasados colaboradores han podido publicar sus trabajos en medios de comunicación ya tradicionales; así cumplimos con otro de nuestros objetivos, cuando iniciamos este proyecto que ahora es una realidad. Sepan que en www.elgrifo.com.co cada mes van a encontrar trabajos de mucha calidad, pero sobre todo, atractivos para navegar en una revista donde las ideas están fluyendo.

Nexos 127: Lo maravilloso  

Tema central: Lo maravilloso