Page 1

A帽o 19 Edici贸n 138 Distribuci贸n gratuita, 12.000 ejemplares - Medell铆n, octubre de 2006 http://www.eafit.edu.co/nexos


2

Vox Populi

Octubre de 2006

Frío en la biblioteca, bloques 18 y 38

P ara muchos, estos sitios se han

convertido en el origen de sus achaques, pues dadas las condiciones de frío propiciadas por el aire acondicionado, empeoran sus problemas respiratorios y terminan con un resfriado que dura todo el semestre.

El cuidado de los baños

Algunos baños de la Universidad no permanecen en las

mejores condiciones de higiene y aseo. El trabajo de quienes los limpian se ve opacado por el mal uso que les dan los estudiantes. Hay algunos en los que la seguridad es discutible, pues se puede ojear a la gente por los huecos de las puertas y divisiones.

Foto Lucas Velásquez P.

¿Reglamento de profesores? ¿Qué pasa cuando los profesores no cumplen ni el reglamento ni las órdenes de los directivos? Este es un llamado de atención tanto para los directivos como para el cuerpo profesoral. Hace tiempo se vienen recibiendo quejas de los profesores que se quedan más tiempo del autorizado con el material de la Biblioteca. No sabemos si hay alguna política que lo impida o si se les cobran las multas como a los estudiantes. También está el cumplimiento del calendario académico, hubo muchos que dictaron clase durante las asambleas y el viernes de la semana de Días EAFIT, adicional a realizar evaluaciones durante la semana de fiestas… ¿está esto controlado?

Vista de la portería de Las Vegas desde el bloque 29


Editorial

Octubre de 2006

3

Nada puede contra las supersticiones Fundado el 13 de agosto de 1987 por Jorge Restrepo, Jaime Cadavid, Claudia Patricia Mesa y Gustavo Escobar. Personería Jurídica No. 568 de septiembre de 1993. DIRECCIÓN Catalina Pacheco G. cpachec1@eafit.edu.co EDICIÓN Lucas Velásquez P. lvelas13@eafit.edu.co GERENCIA Paola A. Escobar E. pescoba2@eafit.edu.co MERCADEO Juan Fernando Duque L. jduquel1@eafit.edu.co DESARROLLO HUMANO Diana Peñarredonda H. dpenarre@eafit.edu.co EQUIPO DE TRABAJO María Celeste Álvarez V. Daniel F. Armirola R. Carlos Felipe Castro A. Never Correa M. David Cossio A. Carlos Andrés Delgado P. Alejandro Gómez J. Ana María Misas T. Felipe Andrés Oviedo S. Natalia V. Páez S. Luis Benito Paz G. William Andrés Pérez O. Gabriel J. Quinchía C. Camilo Salas S. Paula A. Sánchez V. Jessica Alejandra Suárez C. Óscar Humberto Tabares P. DISEÑO Y MONTAJE Edison Alberto Álvarez T. ILUSTRACIONES Sergio Botero D. Nicolás Peñaloza H. PREPRENSA E IMPRESIÓN Casa Editorial El Mundo AGRADECIMIENTOS Servicios Generales, Área de Diseño Universidad EAFIT, Pablo García R., David Velásquez P. NEXOS Carrera 49 No. 7 Sur-50 Bloque 29 oficina 401 EAFIT Teléfono 261 93 02 Fax 261 95 00 ext. 407

nexos@eafit.edu.co http://www.eafit.edu.co/nexos

Los artículos firmados son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan expresamente el pensamiento editorial del periódico.

Catalina Pacheco G. Directora NEXOS cpachec1@eafit.edu.co

La edición que usted, lector, tiene en

las manos, empezó a diagramarse un sábado 14, tal vez por esa superstición relacionada con la paraskavedekatriafobia (el miedo específico a los viernes 13). Pero no sólo en NEXOS tomamos precauciones. Desde el origen de la humanidad, nos han acompañado mitos, fetiches, mancias, agüeros y demás creencias que determinan nuestros actos, indistintamente de la cultura o ubicación geográfica. Muestra de esto es el Papiro Ebers (aprox. 1550 a. C.), texto egipcio lleno de encantamientos y recetas mágicas para alejar demonios y otras supersticiones. Precisamente es este el tema que ocupa las páginas centrales de esta edición, el mismo que definió Voltaire como la “la hija loca de una madre cuerda” al compararlo con la religión. También es de disgusto para los científicos, quienes manifiestan que “a pesar de vivir en una era tecnológica, de avanzado conocimiento científico y mayor posibilidad de comunicación global, gran parte de la humanidad cree más en el zodíaco que en la astronomía, en la hechicería que en la siquiatría, en la creación que en la evolución, en el cielo que en el cosmos, en la cartomancia que en la circunstancia, en los milagros que en las probabilidades biológicas, en lo sobrenatural que en lo natural, en la predestinación que en la genética, en la fe que en la razón y en la teología que en la ciencia”1 . Lo cierto es que aun vivimos en medio de ritos, mitos y creencias que trascienden la lógica y la razón. Según la Universidad de Murcia - España, en Francia hay más de 50.000 consultorios de pitonisas, videntes y echadores de cartas, en Estados Unidos los astrólogos suman unos 175.000; en Italia son 12.000; en nuestras regiones abundan las consultas con chamanes, toma del yagé, venta de estampas y amuletos. Somos seres con una herencia mágica, tenemos la imperiosa necesidad de trascender las limitaciones y superar la insignificancia a toda costa,

requerimos vencer ansiedades, olvidar infortunios y refugiar inseguridades de la manera menos traumática posible. Creemos en acciones que nos traen mala suerte, como romper un espejo, derramar sal, cruzarse con un pelirrojo, con un gato negro, pasar por debajo de una escalera, abrir un paraguas en un sitio techado, levantarse con el pie izquierdo, entre muchas otras. De igual manera necesitamos creer en catalizadores de la mala suerte, amuletos, tocar madera, tener estampas de santos y vírgenes, hacer limpiezas con magia blanca, santiguarse, tener una herradura, recibir el ramo de la novia, el feng shui, por solo mencionar algunos. Si está interesado en saber si lo que pasa por su mente o si su comportamiento cotidiano refleja a una persona supersticiosa, lo invitamos a leer el texto de Ana María Misas, “Agüero, fetiche o mancia”, donde se establecen diferencias y esclarecen aspectos relevantes que no resultan tan obvios. Si también le gusta el deporte, puede enterarse de las diversas creencias que se desarrollan en torno a esta actividad en el artículo de Gabriel Quinchía y Never Correa en “Los deportistas también tienen las suyas”. A partir de las creencias, Alejandro Gómez presenta una parodia sobre “La pata de conejo” y Nicolás Peñaloza en el texto “Amuleto: sentido y fetiche”, planteando una interesante pregunta ¿Por qué la creencia en el amuleto ha sobrevivido a la abrumadora campaña de la racionalidad instrumental de la modernidad? Los “Mitos Sexuales” son develados por Andrés Delgado, poniendo en evidencia la falta de conocimiento frente al tema de la sexualidad. Por su parte, los mitos espirituales, aquellos que construimos con nuestra fe evidencian su lado

humano en “Supersticiones: de lo abstracto a lo tangible” de Daniel Achury, estudiante del Columbus School y en “Dios, la superstición con que crecimos” de Carlos Felipe Castro, que trata el mismo tema desde un punto controversial. Como si se hubiera cruzado con un gato negro después de pasar debajo de una escalera, el equipo de trabajo de NEXOS tuvo que resignarse ante la pérdida, por errores humanos, de una parte considerable de su archivo digital, antes de empezar el montaje de esta edición que, después de una serie de maromas informáticas, logró llegar a la imprenta para circular antes de Halloween. Agradecemos a quienes colaboraron este año, especialmente a nuestros lectores. Esperamos disfruten nuestra próxima edición en formato virtual. Seguimos atentos a sus comentarios y sugerencias.

1 Revista TIME del 13 de abril de 1992, “Es hora de que la ciencia se pronuncie en contra de las supersticiones populares”, James Randi


4

En EAFIT

Octubre de 2006

Un día en silla de rueda s William Andrés Pérez O. Reportero NEXOS wperezoc@eafit.edu.co

Fotomontaje NEXOS

¿Estamos preparados?

Fotomontaje Sergio Botero D.

S

on las seis de la mañana. Luego de recuperarme de una operación de mis piernas para arreglar una lesión de la caída en mi moto, vuelvo a la Universidad. No sólo me debo desatrasar sino que encuentro dificultades que antes no se me habían pasado por la cabeza. Ese día mi vecino se ofreció a llevarme, también tenía clase a esa hora. Nos dirigimos cerca de la plazoleta para parquear en el espacio de discapacitados. En ese momento me llevé la primera sorpresa: este espacio no existía. Nos tocó devolvernos hasta el lago para encontrar parqueadero, sin tener en cuenta que tendría que recorrer todo ese camino luego. Al no estar acostumbrado a una silla de ruedas, llegué un poco tarde a mi clase en el tercer piso del bloque 13, no sólo por no encontrar las rutas y rampas por las cuales podía pasar sino porque me caí en la rampa frente a Marión, porque es demasiado empinada y obstaculizada por el follaje. Al llegar al bloque 13, mis compañeros estaban en parcial, por lo que ninguno respondió a mi llamado de ayuda para subir las escaleras. Me senté en el piso y subí (llevando conmigo la silla, que rodó varias veces, lastimándome). Luego de 20 minutos llegué al salón y el profesor me permitió presentar el parcial otro día. Mientras ellos hacían el examen, me desatrasé. Para bajar las escaleras esperé a que mis amigos me ayudaran. Como estoy algo pesadito, el espacio de las escalas es reducido y había muchas personas transitando, esperamos hasta las 8:10 para bajar. Me fui corriendo (o más bien,

rodando) hasta el bloque 27, pero casi no encuentro la subida (que está ubicada por detrás, al lado del bloque de música). Bajando la rampa para llegar al salón donde tenía clase, me cogió impulso la silla pero afortunadamente la pude parar. Al salir intenté subir la rampa, pero hacerlo solo fue imposible, estaba muy empinada, mis amigos me ayudaron. Aproveché un tiempo para sacar fotocopias en el Centro de Idiomas. Como no pude entrar, tuve que llamar a una de las empleadas quien gentilmente me ayudó. Tenía clase de inglés. Subí las escaleras arrastrado, sin problemas. Ya me estaba acostumbrando al piso, pero fue más incómodo tratar de subir a clase cuando las escalas del bloque 17 estaban mojadas por la lluvia, opté por no ir. Salí de clase para almorzar y quería

Junto con el caso de Kelly y las otras

dos personas que están en silla de ruedas diariamente en el campus, se hallan otros personajes a quienes también se les dificulta el tránsito por la Universidad. Por ejemplo para Carlos 1 cada semestre es la misma tortura. Debido a su limitación motriz tiene que hacer varios trámites ante Admisiones y Registro, solicitando las clases en los primeros pisos de los bloques o en el que disponga de ascensor. También Marcela 2 tuvo muchos problemas cuando sufrió un esguince en su tobillo luego de un

ir al tráiler porque supuse que la movilidad en la cafetería central sería difícil, considerando que habría mucha gente. Pero esa salida de la U es sólo con escaleras, me devolví. Sólo había mesas libres en los CAIs de diseño, pero sin rampa. Decidí entonces comerme sólo una pizza pues los puestos estaban en el centro de la cafetería y me hubiera tocado mover 10 mesas para llegar hasta allá. Más tarde fui a hablar con mis profesores en el bloque de Administración. Supuse que como es nuevo, habría ascensor, pero no, entonces me limité a llamarlos por teléfono. Algunos bajaron, otros no. Al acabar la asesoría me dieron ganas de ir al baño, fui a los bloques 17 y 18 pero no cabía la silla de ruedas. Estaba que me estallaba, no sabía dónde

entrenamiento, no podía apoyar el pie por la magnitud de la lesión, y como nunca había manejado muletas, le era muy complejo moverse por la Universidad, con clases en los pisos más altos de los bloques sin ascensor y la clase siguiente en el costado opuesto del campus. Para ambos los pisos húmedos, sea porque llueve o porque acaban de hacer aseo, son un peligro para su integridad física, pues las muletas se convierten en patines bajo este escenario. El asunto se pone peor cuando de ir al baño se trata, pues ¿dónde poner las muletas? O en la

ir. Subí al sexto piso del bloque 18 pero tenía llave; los únicos baños decentes (considerando que no me podía parar) quedaban en la biblioteca o en el bloque 38. Me fui a toda velocidad para la Biblioteca pero tuve que dar la vuelta para subir por el ascensor. El sonido del agua alrededor del edificio fue una tortura, pero por fin lo logré. Estando allí me dispuse a buscar la bibliografía que mis profesores me recomendaron, pero no había suficientes computadores para hacerlo. Para encontrarlos interrumpí a una de las empleadas de la biblioteca que me ayudó, pero luego el material estaba en el mezzanine y tampoco podía subir por él, además de la inseguridad que representan esas escalas tan altas y sin baranda al lado del vacío. ¡Qué frustración! Estaba cansado y fui a Conavi a sacar plata para llamar un taxi. El cubículo era muy pequeño y no pude entrar, fui al de Bancolombia. De nuevo me tocó otra rampa que no está adaptada. ¿A quién se le ocurrió hacerlas con esa pendiente? Aprovechando que ya había subido la rampa, traté de ir al Departamento de Prácticas Profesionales para hablar con mi asesora, pero el ascensor no funciona del primer al segundo piso. Fui a pedir un taxi, y me di cuenta de que ya no hay acopio dentro de la Universidad. Me vi forzado a hacer todo tipo de maromas en la calle, con buses pasando y acosando para poderme montar. En ese momento decidí no volver hasta recuperarme. Volví, ya en muletas, pero los obstáculos, aunque disminuyeron, siguieron siendo molestos. Este es un escenario hipotético basado en las experiencias de Kelly García, una de las tres estudiantes de pregrado con discapacidad.

cafetería ¿cómo cargar la bandeja? Estos son sólo dos casos de lo que diariamente pasa en la Universidad. También es importante pensar en las personas que visitan el campus para los eventos abiertos al público o simplemente porque vienen a hacer alguna diligencia, entre ellos se encuentran las mujeres embarazadas, personas de edad, algunos con enfermedades motrices y otros con lesiones medulares. 1 Nombre modificado por solicitud del entrevistado. 2 Ibid.


En EAFIT

5

Novedades del Fondo Editorial

Cuando los adultos se tomaron la Universidad

Imágenes Fondo Editorial

Octubre de 2006

volver a la universidad, se ha vuelto habitual. Desde hace cinco años en el programa que coordina el Centro de Educación Continua (CEC), bajo la dirección de María Victoria Manjarrés, se brinda la oportunidad a los adultos, que quieren conservar su apetito de conocimiento, de regresar a las aulas universitarias. Bajo diferentes programas organizados como diplomados, los martes y jueves se realizan sesiones de clase con diferentes profesores. Historia, música, cine, arquitectura, antropología, economía, ciencia, son algunos de los temas que se abordan en programas que tienen como eje una problemática o una época. Dejar de pensar es empezar a dejar de vivir y los integrantes de saberes de vida, que están curados de espantos, saben muy bien que la vida es para el disfrute. Sin

Óscar Tabares P. Negocios Internacionales otabares@eafit.edu.co

L

as escuelas de Administración, Ingeniería y Humanidades, junto con la Dirección de Desarrollo Humano, hicieron entrega al público de las últimas producciones académicas. Por la implicación del trabajo y el público atendido, cabe resaltar el trabajo de Jeannette Lerner Matiz y Lina Marcela Gil Congote. Brevemente hacemos una reseña de algunos de los libros presentados:

DIRECCIÓN DE DESARROLLO HUMANO Metodología del aprendizaje, de Jeannette Lerner Matiz y Lina Marcela Gil Congote Se trata de una investigación basada en la experiencia con la cátedra Metodología del aprendizaje, entre 1995 y 2000, a través de la cual se construye un discurso sobre el aprender y los posibles caminos que pueden guiar el proceso, en especial, el método analítico, porque muestra una manera particular de aprender.

ESCUELA DE HUMANIDADES El arte como mediación de la utopía, de Claudia María Maya Franco A partir de la teoría de Adorno sobre la “pérdida de la evidencia”, la autora elabora las preguntas por el para qué, el cómo y el dónde del arte, lo cual da lugar a temáticas como la verdad estética, el carácter polémico de las obras de arte, la interpretación y la cultura de masas.

La individuación y la técnica en la obra de Simondon, de Jorge William Montoya Santamaría La gran contribución de Simondon a la filosofía consiste en mostrar que es completamente inadecuado separar los objetos técnicos de los procesos de individuación a los que está sometido el ser humano, ya que estos prolongan la realidad humana, incluso en sus condiciones mismas de existencia.

ESCUELA DE ADMINISTRACIÓN H is toria d e l a s Relaciones Internacionales, de Pablo Vallejo Mejía Este libro cubre desde las Guerras del Peloponeso, en la antigüedad, hasta las Guerras del Opio, en el siglo XIX. El autor busca en la obra el origen de conceptos como Estado, soberanía, equilibrio de poder, diplomacia, a través de los hechos históricos que afectan las relaciones internacionales Otras publicaciones de la escuela: Administración de riesgos. Un enfoque empresarial, de Rubi Consuelo Mejía Quijano Comportamiento y lenguaje, de Luis Fernando Zea La objetivación del cuerpo. Un dispositivo de poder en las organizaciones, de Beatriz Uribe

ESCUELA DE INGENIERÍA Simulación de procesos químicos, de Marcela Mora Vargas Hidráulica de canales. Fundamentos, de Juan Hernando Cadavid. Guía de Modelos, de Alejandra María Velásquez Posada

Saberes de Vida Óscar Tabares P. Negocios Internacionales otabares@eafit.edu.co

Lo que comenzó como una novedad,

evaluaciones qué presentar, las clases adquieren un nivel de deleite maravilloso. Varios diplomados se dictan actualmente en las sedes de Medellín y Llano Grande. Bajo la forma de convenio ínter universitario EAFIT y el ICESI, en la ciudad de Cali, existe igualmente un grupo de más reciente aparición. Más de 180 personas han pasado por el programa y algunos ya van para su quinto año de vida universitaria. El 19 de octubre pasado se realizó el encuentro de estudiantes de Saberes de Vida. El gusto de celebrar el primer lustro es proporcional al placer de compartir con los nuevos amigos. Los proyectos no se detienen y los grupos de estudio que se han ido creando pronto darán sus frutos. Poder conocer la experiencia de las universidades europeas con programas afines fue igualmente enriquecedor gracias a la visita de la directora Maria Victoria Manjarrés. No resta más que desearle larga vida al programa que ha enriquecido a los estudiantes, a los profesores y a la misma Universidad.


6

En EAFIT

Octubre de 2006

El Holocausto fuera de los libros:

Entrevista a Philip Gans, sobreviviente del Holocausto nazi

Imágenes: Internet, Philip Gans

“Sobreviviente del Holocausto y Educador”. Eso dice la tarjeta de presentación de Philip Louis Gans, quien no siempre ha respondido a ese nombre. Un día de agosto, hace más de sesenta años, adoptó, sin quererlo, el nombre “139755”. Era el tatuaje que tenía en su antebrazo izquierdo, como prisionero del campo de concentración Auschwitz III entre 1943 y 1945. Apenas tenía 15 años. Aquí presentamos apartes de la entrevista que el señor Gans concedió a NEXOS el pasado 4 de octubre

Lucas Velásquez P. Reportero NEXOS lvelas13@eafit.edu.co

N

EXOS: ¿Qué es eso que tiene en la muñeca? Philip Gans: Fui a Sioux City, Iowa, y hablé ante un grupo de mil adultos una noche de domingo. El lunes en la mañana les hablé a 1.800 estudiantes que hicieron tarjetas como la que entregué en la conferencia y manillas como la que estoy usando. La manilla dice “Tolerance” (“Tolerancia”) y mi número, el 139755. A todos los estudiantes y adultos les dieron una de esas manillas, y las que sobraron me las enviaron a mí. N.: ¿El Holocausto lo benefició de alguna forma, cualquiera que haya sido? P. G.: Beneficios del Holocausto... N.: De cualquier tipo. P. G.: Tal vez la palabra “tolerancia”. Como habíamos sufrido tanto, uno no quiere ver a otras personas sufriendo. Y se los digo a los estudiantes siempre: saquen la palabra “odio” de su vocabulario. De cualquier modo, no puedo decir realmente... no sé si físicamente me he beneficiado de alguna manera. Mi estómago está organizado ahora. Puedo comer,

Plano de Monowice (Auschwitz III), el campo en el que estuvo Gans entre 1943 y 1945

ella (su esposa) sabe que puedo comer lo que quiera en cualquier momento del día, y nunca he tenido problemas estomacales. En los campos de concentración, los alemanes, los nazis, te hacían la vida imposible. Había un aviso en los baños que decía “no beba el agua: tifo”. La bebí, porque tenía sed. Ahora me pregunto, ¿pusieron el aviso para hacer sufrir a la gente, para que no bebiera el agua? ¿O realmente los hubiera matado, como a Ana Frank, quien murió de tifo? Ahora bien, no sé con seguridad si ella bebió agua contaminada o no, pero yo la bebí porque nunca me ha gustado el café. Además, el café de los campos de concentración era terrible. El agua sabía mejor que el café, aunque no supiera bien del todo. N.: ¿Qué pasó con los recursos de los sobrevivientes después de los campos de concentración? ¿Hubo algún tipo de apoyo por parte de organizaciones específicas? P. G.: Bien, yo llegué a Holanda tan tarde que las autoridades se sintieron defraudadas al ver que tenían que ayudar a alguien más. Pero se suponía que me debían dar un colchón, o algo

así, eso recuerdo. Me quedé con una mujer que tenía dos hijos y un tío que no tenía ninguno. Él me adoptó y pagó todo. Pero un par de meses después me enteré de que mi tía estaba viva, de manera que ella y su esposo me adoptaron y me enviaron a Aruba, pero tuvieron que pagarle todo al tío de la señora que me había recibido antes. Holanda aún pagaba mi tratamiento siquiátrico, el mismo que tuve durante 16 años. El gobierno pagó cada centavo del tratamiento y del transporte. Holanda me paga una pensión de unos 125 dólares al mes, y sólo porque mi abogada peleó. En 1991, cuando fui a Holanda, las mujeres recibían pensiones pero los hombres no, de manera que mi abogada, con el argumento de la discriminación, logró que los hombres recibieran también la pensión. N.: ¿Cómo fue el proceso de reintegración a la sociedad luego de los campos de concentración? ¿Se sintió aislado en algún momento? P. G.: Bien, yo solía usar camisas de manga larga porque no quería que la gente viera mi número. Es algo... casi como si estuviera avergonzado de estar en un campo de concentración.


En EAFIT porque los niños no se dan cuenta de lo minutos y, luego, un liberador. Ray terrible que fue (la guerra) cuando lo Wood. Después pude hablar con Sam oyen de tu boca. Y como no es algo que Gibbons, un senador. Al terminar una yo haya tenido que estudiar, sino que lo de sus conferencias, me acerqué a él y experimenté, puedes ponerme frente a le dije “por soldados como usted, hoy un grupo de mil niños, yo hablaré y estoy vivo”. Y había un artículo en el estaré cómodo. No me molesta en lo periódico acerca de él y de Helen Fagin, absoluto. De todas formas me tomó una sobreviviente que es muy, muy, cierto tiempo. inteligente: Una vez ayudó a recibimos a un organizar el periodista que museo del olvidó su chaHolocausto en queta, y cuando Washington D.C. volvió por ella, yo Y la última frase no estaba en era: “ellos fueron casa. Mi esposa le hasta donde él y dijo: “antes, él no él dijo que su hablaba. Ahora nombre era no podemos Philip Gans”. Él lograr que se recordó eso y lo calle”. ¿Ves? Hace puso en el mucho bien, artículo. porque aún pasan N.: ¿Alguna muchas cosas en vez ha hablado el mundo, y uno con uno de los debe protegerse, que afirman que sin renunciar a su el Holocausto libertad. nunca existió? N.: ¿Cuál es P. G.: Sí, con el grupo de gente dos de ellos. más grande al N.: ¿Y cómo que le ha fue? Philip Gans, en entrevista con NEXOS, hablado? P. G.: Bueno, después de su conferencia en EAFIT P. G.: A 1.800 cuando llegamos personas en a Florida, había Sioux City, Iowa. Eso fue el 23 de un grupo de personas que se reunían. septiembre de 2005. Uno recibía alguna carta, iba de aquí N.: ¿Alguna vez conoció a algún para allá, y finalmente terminaba en un testigo de la guerra en las conferencias circuito de patinaje, un bar o en algún que ha dictado? lado. Nosotros éramos parte de ese P. G.: No en las conferencias. Hay grupo, y en algún momento el grupo otros sobrevivientes en los museos. Lo tenía que ir a nuestra casa. El tema (de único que me ha pasado que ha sido la guerra) surgió de pronto y un tipo dijo lo más extraño que me ha pasado que no creía que la guerra hubiera sido mientras le hablaba a un grupo de tan mala como yo le decía. O como la gente fue una señora que estaba ahí y gente lo dice. Bueno, nunca volvimos a no hacía más que llorar, mientras que encontrarnos con el tipo. La otra vez un yo no hacía más que darle pañuelos amigo mío, un joven judío ruso, me dijo: desechables, ella no dejaba de llorar. “demuéstreme que los nazis mataron a Después se me acercó y me dijo que diez mil personas”. Yo salí de allá sus abuelos (o sus bisabuelos, no llorando y le dije: “mire, estoy parado recuerdo cuáles) eran nazis. “No frente a usted. Perdí a toda mi familia, puedo creer que le hayan hecho tanto tengo un número tatuado en mi brazo. daño a su familia”, me dijo. Me abrazó ¿Cree que lo hice por diversión? ¿Sólo y lloró. Esa fue la única vez que he para hacerle creer a la gente que hubo oído a alguien admitir que hubiera un Holocausto?” Él no lo creía. La gente nazis en su familia. Nadie admite que se me acercaba y me decía que él era haya habido nazis en su familia. Eso antisemita. fue lo más asombroso. N.: ¿Cuándo decidió escribir y N.: ¿Conoció a algún soldado publicar sus memorias? estadounidense que haya estado en la P. G.: En 1996. Cuando se inauguró Guerra? el Museo del Holocausto en Washington, P. G.: Hace poco me entrevistaron D. C., había un registro de los en televisión, una entrevista de media sobrevivientes. Busqué mi nombre y hora. Primero (habló) el director estaba ahí. ¿Cómo se habían enterado? ejecutivo del museo, contó lo bien que Había un número junto al nombre. Les le estaba yendo al museo, cuánto pregunté qué significaba el número y me costaba y los horarios. Luego, el llevaron a la sala de computadores. “No sobreviviente. Yo hablé unos ocho tenemos más información de usted que Foto Paola Andrea Escobar E.

Ahora la gente, a dondequiera que vaya, me dice que es un honor conocerme. Pero en aquellos días me sentía avergonzado de haber estado en un campo de concentración. Recuerdo que fui a la Feria Mundial de 1964 de mangas cortas, y los japoneses no dejaban de mirarme porque sabían lo que significaba ¿sabe? Pero muchos norteamericanos no le ponían atención a esas cosas, los japoneses no dejaban de mirarlo. Entonces no sé, simplemente volví a formar parte de la sociedad. Me burlo de todo. Uno tiene que hacerlo, ¿sabe? Incluso en los campos de concentración teníamos chistes. No los recuerdo, yo estaba muy joven. El único que recuerdo era un mal chiste: “la única forma de salir de los campos es a través de las chimeneas”. Es un chiste de mal gusto. Algo cruel, pero ellos tenían un chiste para todo. El humor es parte de uno. Los judíos tenemos mucho humor. ¿Sabe quién inventó el (juego) limbo? Los judíos. No querían pagar los peajes, entonces los cruzaban por debajo. N.: ¡Tremendo dato! P. G.: ¿Ve? Yo cuento chistes, sean en contra de los católicos, de los negros, pero también de los judíos. En Italia dicen “jódete”, en Estados Unidos dicen “jódete”. Los judíos dicen “confía en mí, confía en mí”. Uno tiene que tener un sentido del humor. N.: ¿Por qué decidió contar su historia después de tantos años? P. G.: En la conferencia mostré la imagen de un hombre en cuyo pasaporte había una “J” (de “judío”), y vivía cerca de mi casa en Holanda. Volví a encontrármelo a finales de la década de 1990, cuando él formaba parte del Museo del Holocausto. Solía hablar muchísimo, a miles de estudiantes de colegio. Un día me dijo que lo acompañara a una de sus conferencias. Habían acabado de inaugurar un museo nuevo, de manera que fui con él a hablar frente a un grupo conformado por estudiantes de colegio, un profesor, un docente y un sobreviviente. En éste caso éramos dos, él y yo, y él empezó a hablar. Pues bien, él estuvo en un campo en Holanda, pero no era un campo de concentración. Tenía todo listo allí, incluyendo su propia ropa. No lo desvistieron, como a nosotros. Empezó a hablar y de repente dijo: “esperen, dejemos que Philip cuente su historia”. Entonces les conté una parte de la historia, y luego me asignaron otro grupo. Nunca me tocaron grupos grandes, siempre eran de 15, tal vez 20 chicos. Y más y más, y uno siente... aunque uno no llora, puede ver que le está yendo bien,

Octubre de 2006

7

su nombre, de manera que queremos su historia”, me dijeron. Entonces escribí una historia que era corta, más tarde escribí una historia más larga pero diferente de la que estoy contando ahora. En relación con eso les conté cosas que no son tan importantes como aquello de lo que estoy hablando actualmente. Ahí está el hecho de que estuve en un campo, que perdí a mi familia, trabajé duro, y ésto y aquéllo, la liberación, todo está ahí. Pero mi DVD dura 90 minutos porque es la introducción y las preguntas, es mucho más largo. Y luego les envié la foto que mostré hoy, la de mi padre, mi madre, mi abuela y la mujer que no conozco. Me la pidieron. Les envié un DVD porque pienso que es más... con los computadores de hoy lo único que tengo que hacer es meter el disco y copiarlo al computador. N.: En su conferencia, dijo que había innumerables detalles, pequeños detalles, que no podrían ser descritos porque tardaría mucho tiempo en hacerlo. ¿Ha pensado en poner esos detalles por escrito? P. G.: No, no soy un buen escritor. Cuando leo un libro, veo que se toman 20 páginas en describir un pequeño detalle. Y yo no puedo hacer eso, yo voy directo al grano. La gente me pregunta cómo hago para seguir adelante. Estuve en Auschwitz en 1995, y fue... yo era como un zombi, simplemente hacía todo lo que me pidieran que hiciera: gire a la izquierda, gire a la derecha, camine. Siéntese. Y aquí estoy, así es como me mantuve vivo. Tal vez si no hubiera actuado así, probablemente me hubieran golpeado o no habría sobrevivido.

*** Durante la conferencia, Gans comentó que tenía programada otra además de la de EAFIT, en un colegio de la ciudad. Su esposa comentó al respecto: “me alegré de que no lo hubieran llamado para la otra conferencia esta mañana, le diré por qué. A veces, en casa, ha contado su historia dos veces en el mismo día y ha terminado seco. Emocionalmente. Entonces yo estuve peleando con él, diciéndole que no hiciera lo mismo dos veces en un día porque era demasiado. Él no me escuchó, y me puse feliz cuando no le resultó. Fue mejor para él”. Al final de la entrevista, no pude resistir hacerle esa última pregunta: N.: ¿Alguna vez ha pensado en empezar una carrera como comediante? P. G.: ¿Sabe qué me dice mi médico siempre? “No abandone su trabajo diurno” (ríe).


En EAFIT

Octubre de 2006

¿Qué pasó con las elecciones? Comité de Comunicaciones Grupo Acción Representantes Estudiantiles repres@eafit.edu.co

N

ormalmente las elecciones de representantes estudiantiles se realizan en mayo. Pero este año no se presentaron candidatos para los principales consejos1 (sólo para el Comité de Carrera de Ciencias Políticas y de Ingeniería Física), agravando la tendencia de años pasados, cuando en 2005 se presentaron sólo dos candidatos y en 2004 cuatro para el Consejo Académico, logrando unas votaciones de 1.058 y 1.156 votos respectivamente, aproximadamente 1.300 votos por debajo del número de votantes requeridos para validarlas 2.Este comportamiento demostraba una decreciente participación de los estudiantes en las decisiones de la Universidad y una creciente apatía frente a la representación. Por esta razón, los líderes estudiantiles solicitaron a la institución que realizara nuevas elecciones y reconsiderara algunas de las medidas que a su juicio limitaron la participación en versiones pasadas:

Candidatos: el requisito de tener un promedio acumulado de 3,8, lo cual había impedido que algunos estudiantes se postularan en versiones pasadas. Estudiantes en general: eliminar la restricción de votar por Internet desde fuera de la Universidad para permitir la participación de los estudiantes de práctica e intercambio, extender el periodo de elecciones y mejorar los mecanismos de promoción. Aunque este año tampoco se alcanzó el umbral del 30%, hubo unas elecciones que movilizaron a los estudiantes: de dos candidatos se pasó a tener 36, con un total de 2.052 votos, a 215 votos del umbral, se incrementó la votación en casi 1.000 votos. Los candidatos para el Consejo de Escuela de Ingenierías, Consejo de Escuela de Ciencias y Humanidades, Comité de Carreras de Ingeniería Civil, Ingeniería de Sistemas, Ingeniería Matemática y Contaduría, sí alcanzaron los votos requeridos. Un resultado como éste, después de seis promociones de eafitenses donde se perdió la cultura electoral, es bastante significativo. Logramos revivir un verdadero proceso de participación.

En boca cerrada... Diana Beatriz Peñarredonda H. Reportera NEXOS dpenarre@eafit.edu.co

L

os pasados 1 y 2 de septiembre, el Club de Mercadeo y el Centro de Educación Continua de la Universidad ofrecieron a la comunidad el Congreso Internacional de Mercadeo Conamerc. Dentro de la oferta de ponentes contaron con expertos provenientes de Cuba, España, México, Perú, Uruguay; trataron diversos tópicos relacionados con los temas tradicionales del mercadeo, pero ante todo, con sus tendencias actuales. Los expositores, con vasta experiencia en sus respectivos campos, compartieron conocimientos y experiencias con el público del Auditorio Fundadores. Publicidad, investigación de mercados, desarrollo de productos, manejo y posicionamiento de marcas, creatividad y web, estuvieron a la orden del día para los asistentes.

Foto Lucas Velásquez P.

8

Hubo diferentes candidatos que, agrupados, realizaron una campaña electoral, se mostraron los mecanismos de participación, se sintió la fuerza de los estudiantes y mediante un proceso democrático la necesidad de cambios en nuestra Universidad. Es necesario que los candidatos asuman su rol de actores principales mediante la elaboración de propuestas, planes de trabajo y campañas claras y coordinadas. A su vez, los estudiantes deben tener una actitud más proactiva frente al proceso electoral, votar y luego exigir a sus representantes. Por último, las directivas deben continuar con esa actitud de mejoramiento de los procesos democráticos. También es importante crear mecanismos para garantizar que decisiones como fechas de elecciones, duración de las votaciones, ubicación de los puestos de votación, porcentaje para el umbral y requisitos para ser candidato se fundamenten en datos reales que tengan en cuenta el comportamiento de los estudiantes y no se basen en supuestos de antaño que

nos han llevado a cometer errores. Todo esto acompañado por la revisión y modificación al reglamento de elecciones, que ahora debe incluir el tema de financiación de campañas. Los candidatos son concientes de que para cumplir la misión de la Universidad no basta sólo con dictar unas clases, sino que debe haber espacios, bajo condiciones óptimas, para que de verdad formemos personas comprometidas con el desarrollo de la comunidad. 1.Cuando el número de votantes no supera el umbral requerido, el Rector nombra los representantes. 2.Para el Consejo Académico y Directivo es necesario que voten 30% de todos los estudiantes, mientras que para los Consejos de Escuela o Comités de Carrera es necesario el voto de 30% de estudiantes de la respectiva escuela o programa académico (ese 30% puede haber votado por cualquiera de los candidatos o en blanco).

Jornadas Internacionales de Derecho Penal y Filosofía del Derecho Jairo Daniel Cortés R. Reportero NEXOS Jcortes2@eafit.edu.co

Los días 21 y 22 de septiembre la Universidad tuvo

el privilegio de contar con la visita de grandes exponentes jurídicos tanto nacionales como extranjeros para hablar de los retos actuales del derecho, especialmente del constitucionalismo y el galantismo. El personaje que más llamaba la atención dentro de los ponentes era el jurista italiano Luigi Ferrajolli, gran catedrático en filosofía y Teoría general del Derecho, además de ser un gran defensor del garantismo jurídico. Al doctor Ferrajolli lo

acompañaron expertos juristas españoles y colombianos en los diferentes módulos propuestos por el evento. “Guerra y Derecho”, “Pluralidad cultural”, “Constitucionalismo y galantismo” y “Garantías en el Derecho Penal”. En cada uno de ellos se presentaron debates y discusiones que sirvieron para actualizar criterios y sobre todo dejar claro que en el derecho no hay nada que apunte a una verdad exclusiva y excluyente. En total, fueron dos días con una alta dosis jurídica, presentada por autoridades en el asunto, dejando en el Auditorio el gusto por ahondar en los temas y sobre todo con la expectativa de lo que nos brindarán las jornadas de 2007.


Supersticiones

Agüero, fetiche o mancia Ana María Misas T. Negocios Internacionales amisasta@eafit.edu.co

Alrededor de este polémico tema se

Foto Lucas Velásquez P.

han creado diversos debates, donde se discute si la superstición posee ciertamente una realidad o sólo es una creencia infundada, transmitida por la tradicional oralidad de nuestros pueblos. Las opiniones están divididas y por la complejidad de este asunto, aunque a simple vista no lo parezca, es necesario establecer diferencias y esclarecer aspectos relevantes de la superstición que no resultan ser tan obvios para que usted lector, pueda concluir si lo que pasa por su mente o su comportamiento cotidiano refleja síntomas de ser una persona supersticiosa. Dentro de lo que se puede clasificar como superstición, existen tres elementos, diferenciados por su naturaleza y grado de elaboración. El primero de ellos y el más simple es el agüero, que se define como la lectura que se le da a un acontecimiento fortuito, este vive y se desarrolla en el imaginario colectivo y traspasa la frontera del tiempo por medio de la tradición verbal,

para ejemplificarlo se podría mencionar diferencian esencialmente en su método la mala suerte que trae consigo un gato de estudio. Las disciplinas son más elaboradas, poseen una lógica de negro cuando pasa por su lado. El segundo es el fetiche, un objeto información y una sistematización del material de veneración en el cual se lenguaje que facilita su aprendizaje. En involucran procesos mentales por parte de contraposición están las mancias, prácticas o de conocimiento la persona que pone intuitivo, estas se su fe en él, con el fin de poder realizar sus Los elementos, las costumbres aprenden por la experiencia y se sueños, el fetiche se y las practicas propias de la transmiten por la asemeja a un superstición están en todas tradición oral, son placebo, ya que el partes y lo rodean a cada muy diversas y muy objeto no posee ningún poder momento, lo único que falta es antiguas, derivadas en su mayoría de intrínseco, es la que usted crea en ellas religiones paganas y persona la que le con un fuerte otorga tal simbolismo y significado, el fetiche es un soporte arraigo cultural. Hay regiones de América Latina o puente para canalizar las energías de un individuo cuyo propósito es darle fuerza como la costa Caribe, las Antillas, Cuba, Haití y Brasil donde el uso de las mancias y seguridad para realizar sus deseos. Dentro de los prácticas esta más vigente que nunca. fetiches están los Algunas son: la lectura del tabaco, a m u l e t o s , caracoles, velas, café, té, chocolate, la elementos de la lectura de huesos (animales o humanos) n a t u r a l e z a , e inclusive la adivinación por medio del animales o vege- vuelo y canto de las aves. Por lo general tales, que pertene- estas predicciones se hacen a través de cen a la magia elementos naturales. En lo que respecta a las disciplinas, elemental y sirven para la protección y la estas se componen de tres actividades buena suerte, los la cartomancia, la quiromancia y la amuletos más astrología. La cartomancia o lectura del conocidos son: el tarot es un estudio de símbolos y trébol de cuatro alegorías que tienen como fin realizar hojas, la pata de una secuencia de la evolución humana, conejo, el ajo y el su origen se atribuye a los egipcios, del grano de tarot egipcio se derivan otras cartas con el mismo propósito como la baraja mostaza. Otro fetiche española, aunque se dice que sus son los talis- predicciones son superficiales y no muy manes, objetos exactas. La quiromancia busca examinar las generalmente elaborados en metales características de la vida de una preciosos. Mientras más persona tanto pasadas como futuras, valioso es el metal, más por medio de la lectura de los rasgos poder adquiere, en los que aparecen en la planta de las manos talismanes se graban signos y de los pies. La astrología, la más antigua de cabalísticos que representan nombres de deidades a los cuales se les estas disciplinas, estudia la influencia invoca protección. Pueden ser medallas, de los astros en la existencia de las pulseras o anillos; ahora tras haber personas, involucra ciencias como la conocido su significado no se asuste ni se matemática y la geometría para extrañe si lo llaman fetichista por estar determinar el tipo de influencia que parando a San Antonio de cabeza o por tienen los astros según la fecha de su nacimiento, arroja datos como las andarle sobando la barriga a Buda. El último y más complejo elemento actitudes y las aptitudes de la persona. Como se puede observar los elementos, de la superstición son las mancias, que en términos generales significa adivinación las costumbres y las practicas propias de la o práctica de predecir. Dentro de las superstición están en todas partes y nos mancias existen dos subgrupos: las rodean a cada momento, lo único que falta disciplinas y las practicas que se es creer en ellas.

Octubre de 2006

9

De letras y creencias Modelo en 3DMAX de una tabla Ouija nexos@eafit.edu.co

‘La frontera entre el mundo de los vivos y el de los muertos parece ser un tipo de jungla psíquica, o un ‘territorio de forajidos’ atestado con personalidades viciosas y psicópatas. Si ellos encuentran una víctima, y armonizan con ella, sus naturalezas destructivas pueden operar con menos restricciones que lo hacían cuando estaban encarnadas.’ Ian Currie

U

na imagen, el peso de las letras que forman palabra que parecieran hablar por sí mismas. No se maneja sola, ni su guía se mueve al compás del viento. Las manos que la toman son quienes llevan el rumbo, así digan que se trata de una fuerza sobrenatural que está comandando sus acciones. La tabla Ouija, tan común como el abecedario mismo que la compone, tan parroquial y a la vez tan global como las supersticiones que la rodean. Lo mundano de su quehacer o lo profundo de su espiritualidad. Como tal y como todo, van de la mano con la creencia que de ella tengan quienes la eligen como “medio de comunicación” con el más allá. Sus víctimas son aquellos que están condicionados por el hálito de lo paranormal que se posa sobre ella. Son precisamente los mitos, las historias que van de boca en boca y que con vehemencia hacen reales quienes creen fervientemente en ellas, las adaptan como evangelio de acontecimientos provenientes del más allá de acuerdo con su umbral de dogmas. Así como los espíritus que hablan a través de la tabla, pudiendo elegir entre el “sí” y el “no”, los mortales gozamos de esa opción: creer o no creer, dándole vida o matando la inmortalidad de la superstición.


10

Supersticiones

Octubre de 2006

Supersticiones: de lo abstracto a lo tangible Estudiante Columbus School 07002@columbus.edu.co

¡C

uidado! ¿Ha revisado, querido lector, que no haya brujas cerca de donde está usted? Hay un dicho popular que atraviesa los límites de la mentalidad de los abuelos… “Brujas… ¡ah, mijo, qué va! Ellas no existen, pero que las hay, las hay”. Eso sí... y que resalte la fe, porque solamente a través de ella es que viven, laten y pasan de lo imaginario a lo real, de lo ficticio a la vida cotidiana, un sinfín de agüeros y supersticiones. Uno de los hijos literarios de Tomás Carrasquilla, Simón, del cuento Simón El Mago, creyó ciegamente en las brujas. Este pensamiento lo llevó a querer convertirse en un brujo. Siguió todos los pasos necesarios para convertirse en brujo pero al final falló. ¿Si tuvo fe, entonces por qué no alcanzó lo que deseaba? Resulta que, al pertenecer a una sociedad, inmediatamente el ser es condicionado a las reglas e imágenes que ella ofrece. Claude Lévi-Strauss, el

antropólogo francés, exploró esto más a fondo en su obra Antrop o l o g í a estructural. En el noveno capitulo titulado “El hechicero y su magia” se encuentra un análisis del impacto que tiene el hechicero sobre el hechizado y el entorno que lo rodea. Se vale de numerosos ejemplos de su convivencia con diversos grupos indígenas, para demostrarnos tres principios básicos donde inevitablemente prima el creer. La fe es el fundamento de estos tres pilares que son los siguientes: 1. El hechicero debe creer en su magia. 2. El enfermo o el hechizado debe creer en la magia del hechicero. 3. La opinión colectiva (la sociedad) debe creer en la magia del hechicero. Retomando el cuento Simón El Imagen Internet

Daniel Achury A.

Mago, podemos observar cómo Simón cumplía indudablemente con el primer requisito. Creyó que podría volar si se convertía en brujo. Esto le dio el valor suficiente para intentarlo y lanzarse al vacío... A pesar de esto no obtuvo éxito y provocó esta respuesta de la boca de otro personaje del cuento llamado Calixto Muñetón: “Sí, mi amiguito: todo el que quiere volar como usted... ¡chupa!”1 La frase que concluye con el relato literario de Tomás Carrasquilla sintetiza todo un sentimiento de rechazo hacia la veracidad de la magia que Simoncito anheló para que sucediera en su vida. La opinión colectiva no estuvo a su favor, ya que a pesar de haber tenido el apoyo de algunos simpatizantes como el de su empleada Frutos, quien le contaba todas

las historias, y el de su amigo Pepe Ríos, quien le ayudó, su familia no le creyó. En especial su hermana, quien lo exhortó a que dejara de creer en esas “bobadas”. Las supersticiones viven, pues, gracias a que las alimentamos con nuestras creencias. Y no es para menos, porque hacen parte de la herencia que tenemos de nuestros antepasados. Si se retomara el origen de las supersticiones y de los agüeros, implicaría remontarnos hasta el principio de las sociedades como órgano decisivo de nuestra formación cultural. Sencillamente para que las supersticiones y los agüeros sigan perdurando y pasen de lo abstracto a lo tangible es necesario tener fe. LÉVI-STRAUSS, Claude. Antropología estructural. Argentina; Editorial Universitaria de Buenos Aires. Sexta edición. Capitulo IX- El hechicero y su magia. CARRASQUILLA, Tomás. Cuentos. Colombia; Editorial Printer Colombiana Ltda. Simón el mago. Paginas 23-41. 1 Simón el mago, Cuentos. Tomás Carrasquilla pág. 41

La pata de conejo Alejandro Gómez J. agomezj4@eafit.edu.co Comunicación Social

Él, cuando bajaba de la cama,

apoyaba primero su pie derecho sobre el suelo, el metodismo con el que realizaba cada una de sus acciones era desmedido; doblaba sus cobijas azules exactamente por el medio, al igual que las desgastadas sábanas, y después sobreponía el cobertor. Se dirigía a la cocina pisando las mismas baldosas que pisaba siempre; sacaba de la nevera la leche, los huevos, se daba media vuelta y, del cajón inferior izquierdo, de color blanco y desgastado por los años, sacaba un pequeño paquete de tostadas. Ponía el mismo plato resquebrajado en el lugar que señalaba el norte en su comedor de cuatro personas, y tranquilamente tomaba su desayuno.

Su apartamento de escasas divisiones se encontraba adornado con dos o tres cuadros de figuras religiosas. En el dintel de la puerta principal, una herradura oxidada colgaba de un clavo mal puesto y al lado derecho, hacia el ángulo perpendicular formado por el marco de la puerta y la pared, una escoba invertida recostada para ahuyentar las visitas no deseadas. La ducha tomaba alrededor de 15 minutos, el mismo tiempo que tomaba en vestirse. Sobre el nochero, situado a un lado de su cama, se encontraban sus amuletos; una pata de conejo, dos escapularios y una cadenilla de oro con un pequeño portarretrato que en su interior, contenía la imagen de su difunta esposa. Victorino, obrero de profesión, tomaba el bus a las siete y quince de la mañana dos calles abajo de donde vivía. Veinte minutos más tarde, llegaba a su lugar de trabajo, un edificio nuevo de 22

pisos de altura, con toda su estructura ya formada y próximo a finalizarse. En el piso 13 se encontraba él, elaborando los acabados que conformarían la totalidad de aquel peldaño, los materiales se los hacía llegar su compañero de trabajo desde el primer piso por medio de una pequeña grúa, que enganchaba a una cadena un cuadro de madera, que servía como base para elevar los insumos. El ataúd que ahora resguarda su cuerpo, es de color blanco; a Victorino le penden aún de su cuello sus amuletos, que se le ven bien con la palidez de su cara; Mientras que él descargaba del cuadro de madera que arrastraba la grúa dos cubos llenos de cemento, que le servirían para terminar sus labores, su cadenilla de oro, junto con la pata de conejo, se engancharon de la grúa y, al elevarla, Victorino, el pobre Victorino, quedó colgando de la máquina, en el piso trece.


Supersticiones

Octubre de 2006

11

medalla “para que lo proteja”. Me acostumbré a hacerlo, y aunque nunca he sido muy creyente, y menos creo todavía en los santos, cuando no la uando niño tuve una experiencia muy encontraba en mi mochila sentía algo desagradable que recuerdo muy bien. parecido al peso de las palabras de mi Tienen todo el derecho de reírse porque madre, un augurio de que algo iba a salir es bastante estúpida para la mayoría, mal. Nada salió mal, nunca, algo que no debería ser recordado, pero afortunadamente, y ahora no tengo ni el día que supe que un compañero del idea de dónde esta la medalla. Y si algo colegio cargaba consigo una pata de sale mal de ahora en adelante, seguro que conejo para la buena suerte, lo recuerdo no es por culpa de andar sin la reliquia. De hecho, recientemente me encontré nítidamente. Causó en mí una desagradable impresión, aunque no con que la pata de conejo está siendo podía dejar de tocarla para asegurarme fabricada en plástico, recubierta de un pelo si era real o ficticio aquel apéndice de artificial, pero no por ello pierde su poder para quienes creen en ella. Si la pata del animal muerto. Patas de conejo como la de mi amigo, conejo puede estar hecha en plástico, estampas de santos y no tan santos, como muchos otros amuletos y cuarzos que invocan o repelen energías, talismanes, su poder no está en su inclusive escapularios, son todos objetos materialidad. Resulta evidente que las pertenecientes a esa categoría que propiedades protectoras del amuleto no solemos llamar amuletos. Rápidamente están en él mismo, sino que están en quien podemos decir, sin ser estrictos, que un se lo da, en la mente de quien cree en él, amuleto es un objeto que carga una así que es una cuestión de significado, de protección frente a la adversidad, y que sentido, más que una cuestión técnica. Su tiene la capacidad de proteger a una función precisamente es la de ser signo, persona o a un espacio, de alejar el mal uno muy complejo además. Siendo o propiciar el bien, como dice el estrictamente técnicos, un amuleto es un diccionario. No sé si sea apropiado decir objeto absolutamente inútil, un objeto que el amuleto es un objeto religioso, o premoderno que no obedece a la lógica viceversa, pero es posible pensar que su instrumental. Como su principal característica es la origen viene de los objetos utilizados por religiones. Cuando de ser signo, el poder y el sentido alguien lleva un del amuleto es escapulario con originalmentemente imágenes de la El amuleto no es mágico, ni virgen y Jesucristo A tiene propiedades protectoras arbitrario. alguien se le ocuen el cuello para que lo proteja, digamos, ni es repelente del mal, somos rrió que algo tenía de las balas del nosotros quienes asignamos su cierta capacidad protectora frente al enemigo, ese escasignificado y su poder mal, o le pasó un pulario adquiere el “milagro” como carácter de amuleto. que se cayó por un Rápidamente se olvida que el escapulario tiene imágenes precipicio pero la pata sobrante del conejo religiosas y pasa a otro plano, el de lo del almuerzo que guardaba en un saco le mágico, y el límite entre magia y religión salvó la vida y concluyó que trae buena muchas veces es difuso: no se sabe dónde suerte, y esa propiedad del objeto termina la una para dar comienzo a la comienza a ser aceptada por una otra sin caer en etnocentrismo. Y es que comunidad. O el chamán de la tribu el poder del amuleto no pasa bendice unas piedras para alejar los malos necesariamente por su materialidad. El espíritus, y toda la comunidad lo cree, escapulario te seguirá protegiendo porque luego es verdad, o a mi tía se le ocurre es un escapulario, no porque tenga las que pegar unas calcomanías que dicen imágenes de uno o de otro santo, o de DIOS en letras rojas por todos los rincones ninguno. Cuando salí del colegio, a todos de la casa nos salvarán del juicio final, nos dieron una medalla de San Benito. que ha estado próximo como cuatro veces Por petición de mi madre, cada que me y nunca ha pasado. Así que el poder del iba de viaje llevaba en la mochila la amuleto generalmente no es individual

Nicolás Peñaloza H.

Ingeniería de Diseño de Producto npenaloz@eafit.edu.co

C

sino colectivo, una construcción social, una atribución de sentido dada por una comunidad a un objeto, y los mismos objetos pueden tener significaciones y poderes diferentes en d i f e r e n t e s comunidades. Recuerdo cuando la gatita Neko, ese amuleto de buena suerte para las tiendas japonesas (la blanca con una pata levantada en señal de invitación y la otra sosteniendo una moneda sobre el regazo), fue adoptada en Foto Japón. No sé si realmente los empleados y directivos de esa otrora casa reveladora de fotografía, hoy convertida en sanandresito, creían en ella, o si les trajo más clientes, pero la verdad es que sólo ellos lo entendieron hasta que nos convencieron de qué es lo que era esa pieza de cerámica en forma de gato. Yo no le creo, pero es simpática la gatita. Así que puede que ese amuleto sea completamente válido e infalible en Japón, pero acá no pasa de ser una cuestión exótica que lo que atraerá serán más miradas curiosas que suerte o clientes. Aunque puede que el sujeto de la mirada curiosa entre a Foto Japón a comprar una consola de videojuegos, milagro de Neko. Para más sorpresa, sobre todo para quienes están familiarizados con el uso en sicología de la palabra, un amuleto es un objeto fetiche, o sea que el supersticioso que usa amuletos o talismanes es un fetichista. La palabreja, que se asocia a desviaciones sexuales, proviene del inglés fetish, que a su vez procede del portugués feitiço, que significa encanto o brujería. La acuñaron los marineros portugueses al ver cómo los africanos veneraban ciertos objetos pequeños que usaban en sus prendas de vestir o llevaban en sus cuerpos. Luego algunos antropólogos lo usaron, de manera más general, para denominar aquel objeto adorado debido a sus poderes mágicos: un objeto capaz de contener ciertos poderes de la

Imagen Internet

Amuleto: sentido y fetiche

naturaleza. El camino por el cual la palabra fetiche se convirtió en una categoría de objetos asociados a desviaciones sexuales, según el psicoanálisis, es largo y no nos interesa por ahora. Lo que nos interesa es que el sentido y el significado de los objetos no son inherentes a ellos, sino que se los asignamos arbitrariamente. El amuleto no es mágico, no tiene propiedades protectoras ni es repelente del mal, somos nosotros quienes asignamos su significado y su poder. ¿Por qué una creencia en el amuleto ha sobrevivido a la abrumadora campaña de racionalidad instrumental de la modernidad? Sencillamente porque el ser humano necesita creer en algo fuera de sí, y porque la difusión de ideologías y paradigmas no llega a todos, por lo menos no de la misma manera. Es un asunto delicado, porque una vez más raya con lo divino, con lo religioso, y entrar en estos terrenos es siempre peligroso. Pero bástenos con decir pues que el amuleto, como todas las otras supersticiones y agüeros, sólo funcionan cuando se cree en ellos. Si no, pues no. Ya no ando con la medalla de San Benito, y nunca pegué las calcomanías de DIOS en mi casa. Y, hasta ahora, ni la Bestia ni ninguna bruja se me ha aparecido.


12

Andrés Delgado P. Ingeniería de Producción cdelgado@eafit.edu.co

Cuando mi bisabuelo recibió a un desconocido y joven apuesto que venía a pedir la mano de su hija, se quedó de pie, puso la cara recia y cruzó los brazos, para conservar la postura, pero lo que en realidad quería hacer era darle un fuerte abrazo al pretendiente, felicitarlo y fijar de una vez la fecha del matrimonio. La alegría de mi bisabuelo se debió a que su hija, con 18 años, ya se iba quedando solterona. Así empezó la historia marital entre mi abuela y mi abuelo. En su candidez y enamoramiento la niña estaba feliz. Creía que el papel de una buena esposa se limitaba a los quehaceres de la casa y a esperar cada año el milagro de la cigüeña. A su edad y bajo una estricta educación, no tenía ni idea del verdadero origen de los hijos, ni de las atenciones que debía tener en la cama. El cuento de la cigüeña se lo creía enterito. Su mamá, previendo los terribles sucesos que le esperaban a su niña durante la noche de boda, tuvo que volverle a

Fotos Jessica Suárez C. y Camilo Salas S.

Supersticiones

Octubre de 2006

explicar en la víspera del matrimonio, ahora con lujo de detalles, todo el asunto de los hijos. Para la niña fue decepcionante. ¿Estar desnuda en la cama con su esposo? No lo podía creer. Casi se desbarata el matrimonio y en la luna de miel, el amor y la felicidad, fueron reemplazados por el miedo y el fastidio.

LA CIGÜEÑA NO SIGUIÓ TRAYENDO MUCHACHITOS Educando a sus hijos, la abuela no cometió la crueldad de alimentar hasta la última noche la fantasía de la cigüeña. Eran los últimos días del ave zancuda, moría su mito que, según reza la tradición, llegaba desde París con los bebés cargados en un saco amarrado a su enorme pico. A la siguiente generación, la de nuestros papás, no le tocó salir volando en pañales desde la ciudad luz, ni cruzar el océano para llegar a las montañas antioqueñas. Otro cuento, todavía más tenebroso, seguía torturando a los jóvenes hijos de la abuela: el crecimiento de pelos en la mano a causa del sexo solitario. Y a pesar de la tétrica imagen, de una mano peluda, los muchachos seguían frecuentando los amoríos con Magnolia y no faltó quien, por si las moscas, se compró una máquina de afeitar. Pero no sólo había que cuidarse de la posible metamorfosis sufrida en la mano, la naturaleza le había entregado al

hombre un número limitado de cañonazos, y si uno de ellos se explotaba en la mano, ese disparo valía por dos. Así que los infortunados muchachos de esa época, cuando se metían solitos en el baño, terminaban cansados y sufriendo, mirándose en la mano el nacimiento de los vellos y mortificados con una impotencia precoz. Esto sin contar con el camino que seguían directo al infierno, a verle la espeluznante cara al diablo que, aferrado de su enorme trinchete y voleando la cola como un gato, los esperaba para tirarlos a la paila mocha. Que los papás y las abuelas hayan sobrevivido con uno que otro trauma y no totalmente locos es una hazaña que se les debe reconocer. Eran agobiantes todas las creencias que los amarraban. Las mujeres carecían de sentimientos sexuales y durante la menstruación no debían practicar deportes, ni bañarse o lavarse la cabeza. Según se comentaba, durante la primera relación sexual era imposible quedar embarazada y la misma posibilidad de embarazo quedaba conjurada si después del coito la joven saltaba repetidas veces (lo increíble es que el mito de los saltos, como método anticonceptivo, todavía se conserva en nuestra comunidad parroquiana). Además, estaba totalmente comprobado que la amplitud de las caderas era un claro signo de que la joven ya se había estrenado. Pero si aún se tenía la duda, bastaba con mirarle la raíz de los muslos, o sea en el centro mismo de interés, y, si no cerraba totalmente en este punto, ahí tenías la prueba evidente de una virgen menos. Los curas de la iglesia, metidos en sus sagrados recintos y seguramente muertos de la envidia, amenazaban a los feligreses con el veredicto del pecado si el placer no llevaba obligatoriamente a la procreación. Con tanta ignorancia alrededor de este tema, alguno llegó a preguntarse cómo era posible que una práctica tan antigua, como el sexo, fuera una cuestión tan desconocida.

INFORME KINSEY Llegados a este punto toca decir lo que siempre se dice de los mitos: que son un conjunto de creencias que tienen

la pretensión de ser verdades, que son alimentados por la ignorancia y que en este caso explican lo que nadie explica. Además tampoco se puede pasar de largo, sin antes ponerle una espina, a los curas y a su mojigata institución, responsables del tenaz atraso que sufrimos en este y en otros temas de estudio. En 1948 el doctor Alfred Kinsey, biólogo estadounidense y pionero en investigaciones sobre el compor-tamiento sexual humano, publicó su libro Comportamiento sexual en el hombre y en 1953 Comport am ie nt o sexual en la mujer, en los que dio a conocer sus descubrimientos. Estos se basaron en entrevistas a 18.000 hombres y mujeres, en su mayoría jóvenes con alguna e d u c a c i ó n universitaria. Kinsey y sus colaboradores realizaron las entrevistas cara a cara, llenando varios formularios que llegaban a tener hasta 500 ítems. Las dos obras fueron polemizadas tanto por el tema, las preguntas que intentaban resolver, lo íntimo de las respuestas y lo escandalosas que resultaban las conclusiones, como por la cruda manera de llevar a cabo el experimento. El estudio arrojó estadísticas que en su momento perturbaron a la comunidad. Y según afirman otros especialistas, en la actualidad, los números del informe Kinsey han variado muy poco. Los siguientes son algunos datos importantes del estudio: de las encuestas se infirió que casi el total de los hombres y la mitad de las mujeres han tenido relaciones sexuales antes de casarse. Así mismo se estableció que el 10% de las mujeres nunca había llegado al orgasmo. Además, uno de cada diez varones había practicado sexo anal dentro del matrimonio. En cuanto a las aventuras extramatrimoniales, la mitad de los varones casados y la cuarta parte de las féminas confesaron haber tenido alguna experiencia de este tipo. El 70% de los hombres dijo haber tenido al menos una relación sexual con una prostituta. Y para que el asunto de la masturbación quedara en cifras se concluyó que el 90% de los hombres y el 62% de las mujeres habían tenido sexo solitario. Por lo demás, la mitad de la


Supersticiones MITOS MODERNOS A pesar de los avances que se han tenido en el tema de la educación sexual aún se conservan algunos prejuicios. Todavía hay gente que piensa que la educación sexual incentiva a tener relaciones sexuales (quien piense esto, absténgase de seguir con la lectura). De la misma manera se sigue creyendo que existen normas y códigos para establecer lo que es normal y anormal en la sexualidad. Al respecto se cree que la masturbación, tanto en el hombre como en la mujer, es señal de que algo no va bien. En los corrillos se sigue diciendo que las personas de raza negra gozan de un mayor impulso sexual, y esto sin hablar del asunto de las burras en la costa. Además, se piensa que la relación sexual es siempre natural y espontánea y planearla implica que no se disfrute igual. También se dice que en “la primera vez” se siente dolor y se sangra. Que no está bien visto que la mujer tome la iniciativa en la relación sexual y la que se atreva a llevar la batuta es una inmoral. No faltarán los que creen que si una mujer lleva preservativos en el bolso, con toda seguridad es una buscona. El tamaño de “las partes nobles” del hombre siempre será motivo de discusión, aunque los especialistas en el tema convergen al afirmar que el tamaño no importa. De las mujeres se cree que, por naturaleza, tienen menos deseo que los hombres, que se tardan más en alcanzar el orgasmo y que deben esperar a que el hombre lo proporcione. Y del hombre se dice que siempre debe estar dispuesto y que nunca debe decirle “no” al sexo. Aún hoy seguimos creyendo en estos mitos descabellados. Se entiende que en otros tiempos, con la poca información disponible y el pudor de la gente, todas estas creencias calaran en la cultura. Pero hoy con el crecimiento de los medios de comunicación se puede acceder a material muy serio y especializado relativo al tema. Además las personas están más abiertas y menos temerosas y se animan a discutir este tipo de creencias. Lo cierto es que una de las mayores conclusiones que tuvo entre manos el doctor Kinsey, y que al parecer aún tiene vigencia, es que las personas saben muy poco de sexualidad. Fuentes: 1 Rreinisch, June; Beasley, Ruth; The Kinsey Institute for Research in Sex; Nuevo informe Kinsey sobre sexo: todo lo que usted debe saber sobre sexualidad. Editorial Paidos. Barcelona. 1992. 2 http://www.kinseyinstitute.org/index.html 3 http://www.elmundo.es/elmundosalud/ 2004/12/10/salud_personal/1102698189.html

13

Dios: La superstición con que crecimos Carlos Felipe Castro A. Administración de Negocios ccastro2@eafit.edu.co

S

iendo imposible establecer la validez del tema me voy a atrever a declarar que soy ateo y que no practico ninguna forma de religión, ni en sus buenos ni en sus malos términos. Richard Dawlins dice: “Todos somos ateos respecto a la mayoría de dioses en los que la humanidad ha creído alguna vez. Algunos de nosotros simplemente vamos un dios más allá”. Admito, como bien me lo hizo entender un amigo, que la existencia de Dios está ligada a la historia del mundo por medio de la gramática, y eso pesa incluso para mí. Lo cierto es que antes de debatir los apartes del protocolo religioso dentro del marco de la completitud de la vida, quisiera poder incluir como teoría, y a modo de conciliación, la negación de la religión misma dentro las posibilidades de la sociedad para preguntar ¿Qué sociedad sería mejor? ¿Dónde quisiera usted que crecieran sus hijos? Históricamente la apertura progresiva de las sociedades a modalidades liberales de pensamiento, han permitido a tendencias históricamente marginadas “surgir de entre las mentes”. Antes a los ateos se les colgaba o se les cortaba la cabeza, hoy no tanto. Lo cierto es que cada vez más las sociedades aceptan que la definición del bien y el mal viene desligada del término Dios, y digo “término” en cuanto tanto ateos como creyentes lo usan. El Padre F. C. Copleston en un debate transmitido por la BBC en 1948 asegura en defensa de Dios que “la causa del mundo existe” (Dios), o “¿Existe la causa del mundo?” en forma de pregunta; eso es claramente comprensible. A dicho argumento le responde Bertrand Russell: “bien, ciertamente la pregunta “¿Existe la causa del mundo?”. Es una cuestión

con significado. Pero si dice “sí, Dios es la causa del mundo” emplea a Dios como nombre propio; luego “Dios existe” no será una afirmación con significado”. Cierto es que algo que la ciencia nunca podrá probar es que Dios no exista. Como cierto es que ni el fenómeno más paranormal es una prueba de su existencia. Yo me atrevo a afirmar a modo de ejemplo que el monstruo del Lago Ness tiene un alma. No, mejor, tiene dos. Aunque nadie sabe ni le importa qué es el monstruo del Lago Ness, nadie me puede contradecir (aunque hay quienes lo harán); si un escocés viniera a contarme que encontró

Imagen Internet

población de hombres y mujeres practica con frecuencia el sexo oral.

Octubre de 2006

el cadáver del monstruo, yo le diría “entonces perdió sólo un alma, le queda otra”, “es cuestión de fe” le diría; he ahí el argumento de un creyente, argumento absolutamente irrefutable. Thomas Paine decía: “Argumentar con una persona que ha renunciado a la lógica, es como dar medicina a un hombre muerto” y la religión y su protocolo ciertamente se fundamentan en sentimientos. Allí asumo mi posición. Voy a hacer una conciliación y a suponer que Dios existe; todos logramos la felicidad de diferente manera. Hay quienes encuentran por medio de la oración su paz. Superstición o no, es sumamente respetable, incluso loable. Viendo sin embargo como a través de la historia se ha hecho daño al hombre en nombre de la religión, y como alguien que asesina, se persigna o se confiesa y purga sus penas, pienso que el “opio del pueblo”, como llamaba Marx a la religión, desde sus atributos educativos, no logra llegar tanto como antes a las mentes de las personas que cada vez más se cuestionan el porqué de las cosas y es que según las palabras de Dan Barker (quien fuera predicador): “La verdad no demanda creencias. Los científicos no unen sus manos cada domingo, cantando ‘¡Sí, la gravedad es real! ¡Tendré fe! ¡Seré fuerte! Creo en mi corazón que lo que sube tiene que bajar. ¡Amén!’. Si lo hicieran, pensaríamos que están bastante inseguros de ello”. Así, para quienes se dedican al protocolo religioso con el fin de ganarse la lotería o de que su equipo de fútbol gane el domingo (claro, tiene que rezar más que los del otro equipo, sino no funciona), creo que esos valiosos minutos de venerar bien podrían transformarse en tiempo activo de buenos actos. Tan sólo tomando conciencia del mundo y sobre todo de los demás. Vivir ciegamente nos aleja de ser concientes del dolor de la pobreza, el maltrato y la enfermedad; podemos si lo intentamos, ponernos en el lugar del otro y concebir una realidad ajena desde nosotros, o desde nuestros seres queridos. En lo personal, renuncio a los excesos y me contento con que nos repartamos la felicidad y la calidad de vida entre todos.


14

Supersticiones

Octubre de 2006

Shift+delete

El fin del mundo será por tu e-mail Juan Pablo Ramírez C. Profesor Pregrado de Comunicación Social jramir52@eafit.edu.co

M

iles de veces, desde cuando se dio inicio al mundo de Internet, los buzones de correo electrónico reciben mensajes con amenazas, rezos, hechizos y maldiciones de todo tipo, instando al propietario de la cuenta de correo a referir el mensaje a sus amigos y conocidos, so pena de someterse a los terribles maleficios de todo aquello que, terriblemente, se anuncia y puede suceder. Las cadenas de correo electrónico son, sin duda, una de las maldiciones de la red. Hace diez años, cuando los primeros internautas apenas aprendían a darle click a sus programas y responder algunos mensajes de prueba, comenzaron a llegar estos correos con palabras de grueso calibre, testimonios aterradores y oraciones provenientes de ultratumba. Obviamente, la solución a todo esto no estaba en eliminar el mensaje, sino en reenviarlo a la mayor cantidad posible de personas, conocidas o no, alrededor del planeta. La práctica de las cadenas de oración, mensajes y anuncios no es nueva ni surgió con Internet. Desde épocas inmemoriales, y en principio basados en la oralidad, los mensajes pasaron de boca en boca, de generación en generación, asustando, amenazando o entreteniendo a miles de personas en todo el mundo. De hecho, se puede afirmar que cada cultura tiene sus propios mensajes de cadena, tradicionales en el tiempo, y que inevitablemente circulan día tras día hasta regresar a quien los originó. PUERTA A

PUERTA En la década de 1980, era muy común que por la noche, cuando la ciudad reposaba de su trajín diario, decenas de personas recorrieran las calles en silencio y, puerta a puerta, deslizando hacia las casas elegidas unas cartas escritas a mano, en letra clara y legible, acompañadas de una moneda de 2 pesos. En la carta, se anunciaba que el fin del mundo no sería en el año 2000 sino mucho antes de eso, y que para no arder eternamente en el fuego del infierno, la familia elegida debería multiplicar la carta

Ilustración Nicolás Peñaloza H.

LAS CADENAS

original cuantas veces le fuera posible, doblándola en cuatro partes e insertando en cada copia una moneda de 2 pesos, tal y como habían recibido la que estaba en sus manos en ese momento. Estos mensajes causaban una de dos reacciones: La aceptación inmediata y temerosa del mensaje redactado en el papel (y su consecuente aceptación de términos y obligaciones), o la destrucción inmediata del texto y el almacenamiento de la moneda de 2 pesos en el marranito de la cocina (hay que recordar que, en 1984, una gaseosa en botella, en la tienda de la esquina, costaba 7 pesos con cincuenta centavos). Si la opción elegida era la segunda, se creaba un problema de otra proporción: Al destruir la carta y gastarse la moneda en la tienda, era muy posible que se cumplieran las amenazas destruidas y, entonces, sobrevendría la

tragedia. Misas, rosarios, penitencias y veladoras, muchas veladoras, fueron los recursos empleados para contrarrestar el efecto de la maldición y mantener la paz, además de prevenir el final del mundo por anticipado, con las bendiciones y la protección del cielo en primer lugar.

LAS CADENAS VIRTUALES Sin embargo, el paso del tiempo trajo consigo una nueva modalidad de amenaza supersticiosa en el formato ya conocido y legendario de las cadenas de cartas: Las cadenas de correo electrónico. Nadie se imaginó que la tecnología, con sus bondades y beneficios para soportar las diferentes modalidades de comunicación y contacto personal del siglo XXI, se convirtiera igualmente en un escenario de terror cibernético, amenazas virtuales y supersticiones digitales, tal y como se pueden observar en los correos electrónicos de todos los días. Desde los primeros días de Internet en Colombia, circula un mensaje que afirma que el multimillonario Bill Gates, fundador de Microsoft, enviará un cheque de cien dólares de regalo a quienes

reenvíen el mensaje que recibieron a otros contactos y amigos, porque la multinacional del software quiere probar la efectividad de sus programas de correo. Hay personas que aún esperan el cheque debajo de su puerta, y el mensaje circula impunemente hasta nuestros días… Este tipo de mensajes dieron origen a la plaga del spam, el famoso correo basura o indeseado que llena todos los buzones de correo, al punto que los mensajes que de verdad se necesitan carecen de espacio para guardarse y ser vistos por el interesado. Amén de la plaga, están los mensajes rituales, oscurantistas y aterradores, cargados con párrafos amenazates que aseguran que si el receptor del mismo no saca el e-mail del buzón de correo en un plazo máximo de 6 horas, el computador se apagará intempestivamente y será imposible volver a encenderlo, los archivos guardados en el equipo desaparecerán para siempre y el disco duro de la máquina explotará. Aunque suene exagerado, existen personas que hacen caso inmediato de lo que les pide el anónimo, para evitar el desastre anunciado en su computador. También están en la lista del horror los mensajes que prometen disfunciones sexuales de por vida a los desobedientes, los que anuncian tres días de lluvia, los que dicen que el maligno (alguno, sin precisar) atacará las cuentas bancarias del afectado e incluso, en el tope de las tonterías, algunos mensajes juran que la administración de impuestos (no especifican de cuál país) llegará a su puerta para cobrarle con retroactividad todas las evasiones fiscales que ha llevado a cabo desde cuando abandonó el tetero y fue sólo, por primera vez, al baño de su casa para hacer pis. Las cadenas virtuales son tan absurdas como las antiguas. No llevan a ningún lado ni comprometen la seguridad nacional de ningún territorio, y mucho menos evitarán que las almas impías purguen sus pecados en el infierno. Si Satanas tiene Internet y está conectado a Hotmail, seguramente borra todos los mensajes que hablan de Dios y sus ángeles inmaculados. Sin proponer una herejía ni mucho menos el fin del mundo, no dude en borrar todos esos mensajes que recibe a diario. Si usted y millones de personas lo hacen, es muy posible que el mundo se acabe por cualquier cosa, menos por digitar la tecla (delete) en el teclado de su computador.


Supersticiones

Octubre de 2006

15

La fascinación por las estrellas

Imágenes internet

Astronomía y Astrología

Óscar Tabares P. otabares@eafit.edu.co Negocios Internacionales “Es notable que vivamos en un universo que permite la vida. También es notable que vivamos en un universo que destruye galaxias, estrellas y mundos. El universo no parece ni benigno ni hostil, simplemente indiferente a las preocupaciones de seres tan insignificantes como nosotros” Carl Sagan

E

l encanto del lenguaje radica en su poder para nombrar, para construir el mundo. Lo que no existe en el lenguaje no existe. Dios nos acompañará mientras el concepto “Dios” exista, para el gusto o disgusto de los supuestos ateos. Somos herederos de múltiples culturas. Desde este siglo veintiuno miramos el pasado repleto de interpretaciones y construcciones culturales sobre el significado de existir, del lugar que ocupamos en el mundo. Explicaciones del universo, de las noches estrelladas, de los fenómenos celestes, entre otros. Hay quienes quieren creer que existe un principio ordenador, un creador de formas y ritmos, otros se apegan a explicaciones más físico-químicas, a reacciones termonucleares, a teorías que tratan, todos lo hacen, de explicar el mundo del que hacemos parte. Una de las tentaciones más

grandes es pensar que somos lo más importante que ha podido pasar en los últimos quince mil millones de años. A lo cual se suma la idea, cada generación la ha tenido, de ser la última, la que presenciará la debacle, a la que le tocará el fin de los tiempos, que es la que posee el conocimiento perfecto del universo, entre otros, a tanta vanidad, individual como colectiva, se le suma la necesidad de encontrarle un sentido al universo. La astrología sigue siendo una de las más comunes y recurrentes formas de tratar de crear unos vínculos entre el homínido que somos y el cosmos. Semejante superstición es tan común que la prensa, las revistas y la televisión crean espacios, destinan presupuesto para que unos “iluminados” expliquen nuestras crisis existenciales, nos auguren un futuro promisorio y nos den advertencias de lo que nos depara el futuro y todo suficientemente respaldado en el movimiento de los astros, en el cruce de constelaciones, en la hora y minuto en el que nuestra madre nos “alumbró”. La incertidumbre, la duda nos son tan repulsivas que anhelamos un adivino, un brujo, un astrólogo o al menos un Mesías. Como forma de comprender lo dicho recurrimos al conocimiento de Su Divina Gracia Swami Oscarananda: “Los nacidos bajo la influencia de Mercurio (Géminis y Virgo). Ágiles, veloces, prestos a la comunicación: Los mejores comunicadores son guiados por Mercurio. Suelen ser delgados, ligeros, etéreos. Van detrás de la fama como verdaderos posesos. Serán millonarios y tacaños. Ejemplos: Capote, Yamid Amat, Lucas Velásquez. Los nacidos bajo la influencia de Venus (Tauro y Libra). Son propensos al amor romántico, a la idealización. Son fácil presa del destello que nos produce el ser amado. Hay que tener cuidado de caer en la dependencia absoluta y girar calcinados como el planeta ante el sol. Si eres mujer, y tienes el 99.99% de probabilidades de serlo, no te dejes engatusar. Cuidado con los hijos de Marte, salvo si eres masoquista. Si

además eres piscis serás generosa en el amor. Todos los hombres piscis son homosexuales. Los nacidos bajo la influencia de Marte (Aries). Si usted es Leo y tiene a Marte en su casa la combinación no puede ser mejor. Si se dedica a la carrera militar no se detendrá hasta ser general de tres soles. Éxito. Su ser irradia fortaleza, si es “para” o guerrillero, pronto será ascendido a héroe, con mucho whisky y confortables instalaciones. Mucho cuidado con la alopecia. Los grandes han caído a la misma velocidad que sus cabellos. Nadie confía en un Leo guerrero calvo. Su santo patrono: Sansón. Ejemplos: Alejandro Magno, Julio César, Napoleón, Stalin, Mancuso, Álvaro Uribe, Tirofijo. Los nacidos bajo la influencia de Júpiter (Sagitario). Majestuosos, impresionantes. Las mujeres más poderosas y más influyentes de la historia han tenido a este planeta como su regente. Hay que tener cuidado con el sobrepeso, con los cambios de ánimo, y con los hombres. Si es hombre es propenso a tener una vida sexual disoluta: homosexualidad, bestialismo, necrofilia, pedofilia o heterosexual monógamo. Ejemplos femeninos: Condoleezza Rice, Monica Lewinsky, Margaret Thatcher, Cleopatra. Los nacidos bajo el signo de Saturno (Capricornio). Bellos, inaprensibles, son las joyas del zodiaco, del sistema solar y de las reuniones sociales. Poco prácticos, pésimos contadores, administradores o gerentes. Vanidosos, coquetos y de genio repentino. Los mejores poetas y amantes son saturninos. Una multitud gira en torno de ellos. Si eres mujer la mejor opción es ser reina de belleza o ministra de relaciones exteriores. Nadie se aburrirá a tu lado. Difícil estar demasiado cerca de ellos por su densidad variable. Los más grandes faraones, reyes, césares y zares

han sido hijos de este signo. También los más grandes asesinos y criminales. No tienen escrúpulos y pueden comerse a sus hijos para matar el tiempo. Atemporales y de cambios lentos. Si buscas un cambio no recurras al psicoanálisis, mejor una terapia de choque. Los nacidos bajo la influencia de Plutón (Escorpión). Cambien de dirección o de fecha de nacimiento. La degradación de su planeta solo puede augurar desastre: financiero, afectivo, laboral y personal. Los cambios numéricos no son accidentales. El sistema solar está desbalanceado, y usted pagará los platos rotos por los próximos doscientos años. Si necesita buscar un culpable pregúntele a su madre por qué lo programó para nacer en tan nefasta fecha. Si usted no fue programado es que es un accidente, un indeseado, fruto del pecado o de la pasión repentina del portero. No crea en los anuncios de la competencia, yo sé por qué se lo digo”1 Hasta el siglo XVI la astronomía y la astrología fueron una sola. Hermanas siameses que daban consejo a los gobernantes o pronosticaban eclipses. Hubo que esperar el advenimiento de Johannes Kepler y sus cálculos matemáticos sumados a las observaciones de Tycho Brahe para que la ciencia se separara de la superstición definitivamente. Han pasado más de cuatrocientos años y sus descubrimientos le permiten a la NASA enviar naves al espacio exterior. La humanidad inculta sigue en la prehistoria de la ciencia buscando consuelo en la astrología. 1 Su Divina Gracia Swami Oscarananda. La astrología intercultural. Un servicio para la humanidad. Ed. Siglo del Hombre. 2006. Constantinopla.


16

Cultural

Octubre de 2006

Ha! Hamlet: En la variedad está el placer Nicolás Peñaloza H. Reportero NEXOS npenaloz@eafit.edu.co

H ace unos meses, luego de la

temporada de teatro para celebrar los 100 años del nacimiento de Samuel Beckett, el gran autor del teatro del absurdo, estuve presente en algunas conversaciones sobre este arte en Medellín. Sobre todo le puse atención a aquellos que hablaban más desde el punto de vista del espectador que desde el erudito. Y estuve de acuerdo con un asunto particular del que se habló en aquellas noches, y que provino siempre de los que éramos más público que otra cosa en nuestra relación con el teatro: en Medellín el teatro es siempre el mismo. Los grupos presentan las mismas obras una y otra vez, y en el mejor de los casos la actuación de los actores de nuestra ciudad, la entonación de la voz, los recursos como la escenografía, el vestuario y la música son, a juicio de muchos espectadores, repetitivos. Por eso muchos no volvieron a teatro. Los que entendían de teatro alegaban, con muchísima razón, que no era lo mismo, que la narración y la intención eran diferentes y por lo tanto la dramatización y demás también, y decían además que el público debe ser más preparado para asistir a las obras, que debe existir una especie de

preparación previa por parte del espectador. Con ellos también estoy de acuerdo. Pero aunque hay grupos y obras de Medellín que son de muy buena calidad, lo que sí hay que decir es que las propuestas de teatro diferente en nuestra ciudad son muy pocas, y las que hay no llegan a darse a conocer. Recientemente asistí en la Universidad a la obra Ha! Hamlet, del grupo de teatro Markus Zohner, de Suiza. Imagínense a Hamlet, la inmortal obra de Shakespeare, interpretada únicamente por dos actores, un hombre y una mujer, sentados en dos sillas ubicadas una al lado de la otra en el escenario. Iluminación estática y nada de sonidos auxiliares, ni música, ni siquiera amplificación. En toda la obra ninguno se levanta de su silla, toda la actuación se da

con ellos sentados. Llegan a intercambiarse la interpretación de personajes, y para colmo sólo ella sabe un poco de castellano, por lo que la obra se habla en alemán, con apartes claves en inglés y en italiano. Hay que decir que la actuación, para mantener al público entretenido, fue excelente, con muchas escenas que causaban risa, aún siendo Hamlet una obra trágica. Verdaderamente fue un placer verlos actuar. Claro que en este caso había que conocer algo de la obra para poder entender el transcurso, pero el grupo, precavido, distribuyó a la entrada unos volantes con una brevísima sinopsis de la obra en español, así que quien no había leído a Hamlet, podía por lo menos ubicarse en la acción que se desarrollaba en el escenario. Seguramente habrá a quién le gustó y a quien le disgustó, como debe ser, pero por lo menos vimos un teatro diferente. Un teatro atrevido, entretenido y que además dio de qué hablar a los críticos y a los entendidos, porque por supuesto una magistral actuación como ésta no

Fotomontaje NEXOS

Con la puesta en escena de estos europeos, los amantes del teatro pueden revivir la esperanza de que este no ha muerto, pero ante todo se dan cuenta los intérpretes de que más allá de la escenografía y el sonido que subyace a la obra, está la obra en sí. Bienvenidas las nuevas tendencias

puede pasar desapercibida. No elogio al grupo de Markus Zohner simplemente por ser europeo, de hecho odio esas tendencias tan xenófilas y que desprecian lo propio, pero creo que en esta ciudad hay talento, preparación y conocimiento para proponer cosas diferentes, y salir del círculo vicioso de lo mismo una y otra vez. Las agrupaciones de artistas en Medellín se quejan a menudo de que vivir del arte es muy difícil y argumentan, entre otras cosas, que lo que ocurre es que este es un pueblo inculto, que no sabe disfrutar del buen arte, y que los que lo disfrutan son muy pocos o muy pobres. Así que la idea de que el artista debe ser bohemio, medio indigente y existencialista se mantiene viva, porque supuestamente el artista es y debe ser pobre y autocompasivo, depresivo casi. El asunto, en mi opinión, es más complejo que lo que aquí alcanzo a decir, pero con voluntades puede darse un salto para que cambie. Si el teatro vive del público, de lo que los espectadores pagan para entrar a una obra en una sala, entonces el teatro debe saltar de ser una cosa para intelectuales y conocedores enciclopédicos a ser una actividad que, además, sea entretenida. Incluso debería replantearse la ubicación de las salas en la ciudad. El arte debería permitir varias lecturas: la del ignorante que busca entretenerse y la del entendido que busca profundizar. Debe existir un punto de equilibrio entre lo ameno por un lado, y por otro lado lo profundo; entre lo lúdico y lo que invita a la reflexión. No me interpreten mal: lo que se hace en Medellín es muy bueno, pero hacen falta maneras diferentes, atrevidas y entretenidas de hacer teatro. Porque el teatro depende del público, incluso más que otras artes. Si no hay espectadores no hay teatro, y si el teatro no atrapa al público, desaparece.


Cuento

Octubre de 2006

17

"¿Sube?"

Destino de Rey

Delectomorfo Escritor delectomorfo@gmail.com

S

Ana María Carvajal J. Relaciones Internacionales Universidad del Rosario ana.carvajal@urosario.edu.co

rey. Al igual que unos pocos privilegiados (o condenados) dentro del género humano, tenía en su palabra el presente de una nación. Desde la cuna había sido educado como heredero al trono y se le había enseñado que disponía, sin abstracción alguna, de poder. Una vez reposó la tiara en su cabeza, dedicó sus fuerzas al ejercicio del mismo, sin más restricción que su propia conciencia. Jamás se arrepintió de sacrificar unas cuantas vidas, inocentes quizá, por el bien del Estado, porque veía en éste una suerte de misteriosa y terrible prolongación del hombre, proyectada a lo eterno. Abiertamente proclamaba haber sido despiadado cuando los tiempos así lo exigieron, y se decía ser devoto de su pueblo. La justicia no fue nunca un pensamiento más que un sentimiento de temor. Lo que en verdad le obsesionaba era ser ejecutor de su destino. El poder representaba para él la justificación de su vida entera. Si habría de ser juzgado por un dios cuyo aliento lo abarcaba, sentía que sólo le salvaría del castigo eterno el haberse hecho merecedor y digno del poder que detentaba. Era esa dignidad lo que buscaba detrás de cada orden que impartía y la verdadera causa de su amor por el reino. Cuando llegó la guerra supo ocupar con mayor celo la posición solemne que desde hacía siglos pertenecía a los de su sangre. Se entregó por completo al cumplimiento de la función de amo y protector de las tierras que eran y serían suyas para siempre. Recibió la victoria como un asentimiento divino que le hizo creerse digno por fin, de sí y de su realeza. A su primogénito le dictó severas lecciones en las cuales le indicaba que toda su felicidad debía encontrarla en el meritorio ejercicio del poder que heredaría. Le hizo comprender, desde muy tierna edad, que suceder a su padre en el trono era un destino grande e incontrovertible al que no podría renunciar. Pasados los años y con el advenimiento de la vejez, el rey fue descubriendo lo ineludible de la muerte. Pronto cayó enfermo, y entre el delirio de las fiebres imposibles de extinguir, escuchó voces provenientes de algún punto desconocido del tiempo. Voces anónimas, pero constantes y precisas. Voces cuyas palabras iban adquiriendo claridad y resonancia en medio de los sueños incontrolables. Le decían que no era rey más que de su propio destino. Se mofaban de su orgullo, que cegándolo le había hecho creerse dueño del poder, cuando en

Imagen Internet

E ra

verdad era esclavo de éste. Una madrugada se halló a sí mismo temblando, sudoroso y agitado al regresar a la vigilia en medio de murmullos que le ensordecían llamándole insulso. Hizo reunir entonces a sus consejeros. Todos coincidieron en frases de adulación, que por una vez, nada significaron para el abatido rey. Preguntó luego sobre la justicia de su gobierno a familiares y condes, a magos y hechiceros, los cuales no pudieron dejar de hacerle sentir un insoportable vacío en su pecho. Y todas las noches, en sueños, se veía como entre sombras, aturdido por las voces que gritaban incansablemente que había sido engañado por su majestuosidad. Llegó a tal punto la desesperación del agonizante que pensó que si llamaba a la muerte, ésta acudiría a socorrerlo. Y esa noche, mientras se revolvía en sus pesadillas, la muerte lo visitó. En el frío de sus brazos pudo contemplar por fin el rey la verdad de su vida, la verdad del poder y de la justicia. Tantos esfuerzos había encauzado al ejercicio del poder que su felicidad entera se había consumido creyendo que era él quien poseía a su Estado, cuando el mundo funciona, más bien, de modo inverso. Todo monarca se debe a su pueblo, y el poder que el destino pone en manos de un rey es tan sólo el yugo que le obliga para con su nación. Sólo entregándose a su pueblo, con justicia y bondad, puede un rey conquistar su felicidad y hacerse digno de su realeza. Entendió luego que las voces de sus sueños provenían de los siglos por venir, y perdidas en la historia no cesaban de juzgarle. Felipe IV murió con los ojos abiertos. Ninguno de sus tres hijos varones pudo hacerse digno del poder que heredó, y sólo su hija Isabel supo entender el significado de su calidad de reina. Éste pasó a la historia como el Rey de Hierro. Aquélla como la Loba de Francia.

i hay un ambiente "público" que me ha fascinado desde que empecé a interesarme por los asuntos comunicativos, es el de los ascensores. Dejando a un lado las excepciones, la actitud y conducta de las personas parece cambiar de forma radical cuando están dentro (o afuera, incluso) de un ascensor. A pesar de ese entendimiento, hay ciertos procederes que no comprendo muy bien. ¿Por qué hay gente que canta en los ascensores, como si fueran duchas o actuaciones que recuerdan a American Idol? ¿Por qué, en el caso de que haya un sistema de signos que indica la trayectoria del ascensor, la gente insiste en preguntarles a los que están adentro si "sube" o "baja"? ¿Están tratando de romper el hielo para empezar una conversación o no relacionan las lucecitas con el funcionamiento de la máquina? Y una vez adentro, es frecuente encontrarse con alguno de los siguientes casos: Está la persona que alterna la dirección de su mirada impacientemente, en forma cíclica, entre los botones que controlan el funcionamiento del ascensor, el suelo, el techo y la puerta (aunque realmente no haya nada más para mirar, si hay una sola persona). Posible signo de claustrofobia. Si hay más de una persona, en el caso de que sea un desconocido, se evitará el contacto visual y se tenderá a alternar la mirada entre el suelo y el techo, a menos que usted sea muy conversador o muy intimidante. Pero como lo que nos interesa es dejar a un lado las excepciones, esquivemos esa posibilidad. Si hay un espejo en el ascensor y usted está solo, va a aprovechar para organizarse el pelo, la corbata o algún otro elemento en su cara. Y si hay alguien con usted, compartiendo su encierro temporal, el espejo será tan evitable como su compañía. Cuando el ascensor se detiene consecutivamente en cada uno de los pisos de la edificación, la tensión del viaje aumenta de manera directamente proporcional a la falta de paciencia. El ocupante de la caja en ascenso (o descenso) empezará a dar golpecitos al suelo con sus pies, a moverse intranquilamente y, en casos extremos, a sudar. Un factor agravante se produce cuando alguien empieza a silbar, tararear o hablarse a sí mismo en el ascensor. Uno se pregunta por el estado sicológico de su acompañante, hasta el punto de temer por su propio bienestar. Suerte para ambos que el viaje no durará mucho. Cuando el movimiento concluye, las realidades de quienes compartieron ese espacio con una capacidad máxima de diez personas -en promediose alejan y siguen rutas aleatorias, habitualmente diferentes. Irán a encontrarse con el mundo real, crudo, con el exterior. Hasta que tengan que subir o bajar de nuevo.


18

Ciencia y Tecnología

Octubre de 2006

Agüeros objetivos Gabriel Jaime Ramírez G. Ingeniería Matemática gramire8@eafit.edu.co

Matemática es una ciencia exacta,

discreta, encargada de resolver de forma lógica cualquier problema que se presente. Es así como de una forma muy personal he querido tratar de resolver algunas ideas que se me vienen a la cabeza de supersticiones, porque aunque está implícita en su definición: que va en contra de lo lógico, tengo una idea de mis propias supersticiones. Pasar debajo de una escalera es de mal agüero, por varias razones, las escaleras son usadas para acceder a lugares altos, para pintar, arreglar un tejado o bajar un gato. No me importa de qué color sea, entonces es una posibilidad que la escalera resbale cuando yo este pasando por debajo y me haga daño, o que me caiga algo, saliendo bien librado pintura, o una teja o el gato y me arañe. Entrando en materia de mi herramienta, en el cálculo hay mayor probabilidad de que me pase algo malo si cruzo la sombra de una escalera que si la rodeo por su perímetro, y continúo mi camino. Derramar sal es de mala suerte, sí, muy de malas… se tira la sopa… la probabilidad de que se derrame la sal y caiga en el plato, aunque es poco probable, no es imposible. Si mantienes una herradura en el carriel, estás de suerte pues ya tienes el repuesto cuando tu caballo bote uno de sus cascos. Es muy riesgoso recoger los pedazos de vidrio de un espejo porque te puedes cortar, además te toca pagar el espejo y eres tan de malas que ya no te puedes observar en el reflejo de éste, corriendo el riesgo de salir mal arreglado y está entre lo probable de que exactamente ese día te vea la niña que más te gusta y le causes mala impresión. Todas estas probabilidades están evaluadas, no desde el punto de vista supersticioso sino desde el matemático y, si se puede considerar de un valor agregado, la ley de Murphy, la cual aumenta la probabilidad de lo improbable. La de Murphy es un adagio popular en la cultura occidental, que a grandes rasgos dice que “si algo tiene la posibilidad de salir mal, saldrá mal”. La ley fue nombrada por Edward A. Murphy, Jr., un ingeniero de desarrollo que trabajó por un breve período en experimentos con cohetes sobre rieles hechos por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1949.

Sergio David Palacio V. Ingeniería Mecánica seiko.atenai@gmail.com Todo el bienestar y la adversidad que acaecen al hombre y a otras criaturas llegan a través del siete y del doce. Los doce signos del Zodiaco […] son los doce capitanes del bando de la luz; y se dice que los siete planetas son los siete capitanes del bando de la oscuridad. […] los doce signos del Zodiaco y los siete planetas gobiernan el destino del mundo Menok i Xrat, obra zoroástrica tardía

¿Siete planetas? Cualquier niño de

básica primaria podría haberle dicho al gran Menok que en su clase de ciencias la profesora habla de nueve, nunca de siete, de doce ni de ocho. En su gran libro azul del Atlas de Universo, en el brillante e ilustrado “Observar el Cielo”, o en el multicolorido y apasionante “Cosmos”, están las bases de su respuesta: más allá de los planetas clásicos están Urano, Neptuno y Plutón. Síntesis, nueve. Lo que pasa ahora es una errata por omisión o por descuido, hasta el 24 de agosto de 2006 dicha respuesta hubiese sido válida de no ser por la aparición de un problema creciente y que pronto tenía que ser resuelto, la definición de “planeta”. Casus belli, el descubrimiento del objeto transneptúnico 2003 UB313 (Xena), un cuerpo mayor que el menor de los planetas, Plutón. Aquí se agudiza la concepción que tienen los astrónomos de la Unión Astronómica Internacional (IAU por sus siglas en inglés) sobre lo que se debe considerar como planeta, o lo que es un planeta enano, o un simple cuerpo celeste menor del Sistema Solar. En el año de 1781, mientras el astrónomo William Herschel buscaba

estrellas binarias en el cielo (tan de moda para la época) encontró un objeto en lo que él creía era la constelación de Tauro y al cual denominó “cometa”. Nunca pensó que tal vez fuese un planeta. Para entonces el concepto de cinco planetas (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, siete si se incluye al Sol y la Tierra) aún evocaba la romántica idea platónica de los cinco sólidos pitagóricos los cuales, inscritos o anidados uno dentro de otro, determinan las distancias del Sol a los planetas: “la sensación de un mundo puro e incontaminado accesible al intelecto humano, un Cosmos en el que los lados de triángulos rectángulos obedecen de modo perfecto a relaciones matemáticas simples”. Empero, la órbita, a diferencia de la de un cometa, de éste objeto era casi circular y dentro del plano de la eclíptica (plano que describe los movimientos de los planetas del sistema solar) por lo que pronto se tomó como el séptimo planeta y se le llamó Urano, en honor al regente de los cielos. Las variaciones en la gravedad de Urano llevaron al descubrimiento en 1846 de Neptuno (evocando al dueño del tridente y señor de los mares) y finalmente de Plutón en 1930 (su nombre lleva las iniciales del astrónomo Percival Lowell y apunta hacia nuestro rey caído: Hades). En la ciudad de Praga, y después de ocho acalorados y debatidos días de reunión por parte de los miembros de la IAU (organismo encargado de adjudicar nombres en el campo de la astronomía desde 1919) se

llega a una conclusión, inconcebible para algunos (como por ejemplo para los encargados de la misión Nuevos Horizontes con destino Plutón, ya que al no ser más un planeta, deja a muchos sin trabajo) y motivadora para unos tantos. Se decide que el Sistema Solar tiene por lo pronto sólo ocho Planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano; tres Planetas Enanos o Menores: Ceres, ubicado en el cinturón de asteroides (entre Marte y Júpiter), Plutón-Caronte (formando un sistema de planeta binario) y 2003 UB313, ubicado en el cinturón de Kuiper (más allá de Plutón), más un buen número en proceso de aceptación (como Sedna, Quaoar, Palas, entre más de 53 objetos conocidos en el Sistema Solar); y un sinfín de denominados Cuerpos Celestes Menores. Para poder hacer esto, se tuvo que decidir qué es un planeta. La palabra se remonta a la Antigua Grecia donde los astrónomos daban este nombre a los objetos que parecía “errar” (etimológicamente la palabra griega πλανητησ significa errante) por lo cual se incluía al Sol y a la Tierra dentro de ésta clasificación (siendo los siete planetas de Menok). En la reunión de la IAU inicialmente se planteó una definición el 16 de agosto pero pronto presentó serios problemas: la idea de mantener a Plutón como planeta hacía que de inmediato el sistema pasase a tener 12 planetas y unos 200 más con posibilidades. Luego el 18 de agosto el astrónomo uruguayo Julio Ángel Fernández propuso una nueva definición que, con unas leves modificaciones fue la aprobada el 24 de agosto y define un planeta como un cuerpo celeste que está en orbita alrededor del Sol, tiene redondez (acción de la gravedad interna y equilibrio hidrostático), es el más grande de su grupo local (si comparte órbita con otros objetos) y no produce energía por fusión nuclear. Esto saca a Plutón (Hades) del selecto grupo, lo degrada a una condición inferior y no precisamente al tártaro (inframundo) puesto que allí sí es un rey. Es irónico, pero parece ser que las palabras del ágil Odisea son un veredicto del final del propio inmortal poseedor del casco de la invisibilidad: “prefiero ser un esclavo en el mundo de un campesino, que un príncipe en el mundo de las tinieblas”.


Música

Octubre de 2006

19

Ars Antiqva:

Música antigua para oídos contemporáneos Sergio Botero D. Reportero NEXOS sboterod@eafit.edu.co

En el segundo Encuentro de Música

Foto Sergio Botero D.

Nueva y Antigua Universidad EAFIT estuvo presente el grupo Ars Antiqva, liderado por el profesor Jorge A. Gaviria de la Escuela de Música. Este conjunto lleva más de veinte años de vida artística investigando e interpretando música europea de la Edad Media, el Renacimiento, el Barroco temprano, de la colonia en América y las obras contemporáneas escritas para instrumentos antiguos. El interés en estos géneros musicales, bastante ocultos al público durante siglos, resurgió a finales del siglo XX en Inglaterra y otros países de Europa, y la conformación de Ars Antiqva comenzó gracias a la vocación de su director, por la historia y los contactos en el exterior. Los integrantes han hecho un intenso trabajo de investigación y de intercambio de información con eruditos en el tema, para traer al público esta expresión musical diferente pero amena. Es importante aclarar que, al igual que otros grupos afines, Ars Antiqva hace su propia interpretación de las canciones, puesto que las partituras e información son muy antiguas y limitadas, p o r q u e mucho de ello se perdió con el paso

del tiempo o nunca se registró. Los conciertos se enfocan en épocas específicas; por ejemplo este año presentaron las Cántigas a Santa María escritas en parte por el rey de Castilla y León Alfonso X, llamado “el sabio”. Al asistir a un concierto de este grupo, su música transporta la imaginación del público a la gloria de épocas de antaño llenas de una gran riqueza cultural rescatada del olvido. Las canciones se debaten entre lo sacro y lo terrenal; pasando por la idiosincrasia popular de entonces. Algunas obras interpretadas por el grupo, de composición reciente o tradicional evocan las cortes magníficas de los reyes de antaño, con juglares, banquetes y bailes de cortejo; u homenajean a las figuras religiosas como en el caso de las Cántigas a Santa María. Otras en cambio, remiten a la cotidianidad campesina y a la celebración laica, lindando a veces con lo pagano, como en el caso de los Cantos del Goliardo o el de la canción Pase el Agua, icónica de los tiempos de la conquista. Son canciones llenas de humor, sátira y emoción popular que hablan por ejemplo de las virtudes del vino entre otros temas recurrentes. Hay incluso canciones que curiosamente evocan ruidos de animales domésticos, u ordenan al vocalista representar con su cuerpo y voz los designios de Baco. Las melodías provocan danzar como entonces, porque inspiran el ambiente de la taberna, la plaza de mercado y otros contextos de la usanza labriega de la época.

Los instrumentos, réplicas fieles de los de entonces, son especialmente curiosos. Algunos son antepasados directos de los actuales mientras que otros parecen haber sido relegados al abandono total por siglos; sin embargo Ars Antiqva los rescata del olvido y deleita nuevamente al público contemporáneo con su sonido singular. El salterio es un instrumento de cuerda muy antiguo, que se remonta a la Grecia clásica, a su vez con influencias del Medio Oriente; su nombre está relacionado con los Salmos. Los cornos, cromornos y cornamusas1 tienen timbres sonoros muy particulares: algunos se parecen a los instrumentos de viento de nuestros días como las flautas, los oboes y otros instrumentos de doble caña, pero otros tienen matices que no se parecen a nada existente y hacen única a la música interpretada; estos instrumentos de viento son el fuerte del conjunto. Sus melodías a veces parecen querer llevar a la fantasía de leyendas y mitos antiguos, propios de culturas anteriores al cristianismo. La gambarda es un instrumento de sonido gracioso, que recuerda a un resorte y que hoy se emplea en géneros como el bluegrass norteamericano. La voz de las canciones cantadas suena y se expresa al modo de los juglares y trovadores, con apartes de coplas y poesía para ambientar las canciones. La percusión también es muy especial, y la influencia del Islam es evidente en sus instrumentos, música e interpretación, con ritmos típicos de la cultura morisca. Jorge A. Gaviria, director del conjunto comenta que las obras de corte religioso se enfocan más en lo vocal mientras que los instrumentos, la polifonía y el carácter jocoso son el énfasis del cancionero popular, y que deben su intervención en éste a

siglos de contacto con culturas del sur y del oriente, en parte por el comercio, y en parte por las cruzadas y las invasiones. También tuvo mucho qué ver la formación y viajes de de los caballeros, y el interés de los jesuitas por preservar los idiomas y costumbres autóctonos de las tierras a las que llegaban. No se pueden negar ocho siglos de permanencia de los árabes en España, y la congregación de éstos con las religiones católica romana y judía se refleja en un sinnúmero de palabras y expresiones de las letras; algunas en español, portugués o inglés antiguos, otras en latín, provenzal o gallego antiguo2 y otras en quechua o en idioma azteca en el caso de las canciones de épocas de la conquista y la colonia; pero también las armonías y otros elementos musicales tienen una fuerte incidencia de estas culturas y que sin duda alguna influenciaron musicalmente el nacimiento de géneros populares más conocidos y recientes como el pasillo y el bambuco, de tal forma que aunque la música interpretada puede ser en gran parte arcaica o de inspiración en lo antiguo, presenta al público elementos familiares y que resultan muy agradables. En este momento se está preparando el concierto de las obras de José Cascante que tienen mucho énfasis en estos elementos, porque dicho autor era criollo y musicalmente fue influenciado por su padre, un español; y por las culturas aborígenes americanas y africanas, con las que tuvo contacto. La música que interpreta Ars Antiqva es un verdadero espectáculo que deleita al público con sus melodías inusuales que de veras despiertan el asombro. Cuando un concierto de este grupo termina, la gente sale tarareando música de épocas antiguas. 1 Instrumento de viento antiguo similar a la flauta con forma de tubo curvado en un extremo. 2 Que a su vez se parece al portugués.


20

Tribuna

Octubre de 2006

Los deportistas también tienen las suyas Administración de Negocios gquinchi@eafit.edu.co

Never Correa M. Administración de Negocios ncorream@eafit.edu.co No crean en supersticiones porque traen mala suerte…

Es normal que los hinchas tengan

supersticiones con respecto a su deporte favorito tales como ponerse ropa interior del color del equipo contrario, rezarle a todos los santos habidos y por haber, rogándole que el jugador predilecto haga una excelente presentación, entre muchas otras, pero no tenemos en cuenta que a veces son los mismos jugadores quienes creen en ellas, y que además las crean; porque sin ellas no tienen la confianza de que van a ganar. De acuerdo a ello, hemos querido mostrarles las supersticiones que existen alrededor de diversos deportes. Para comenzar, en el golf siendo este un deporte exclusivo, mencionado tan poco pero a la vez tan importante, no se debe dejar a un lado, a la hora de hablar de supersticiones, pues cosas tan sencillas como la ropa, la posición de juego, el palo y la pelota que utilizan son normalmente algo importante para ellos puesto que se relacionan con creencias, suerte, y cultura dentro del juego. Dentro de las creencias más comunes de este deporte se encuentra el uso de la ropa con el mismo color en cada torneo, elegir el número de la pelota a colocar en el suelo y contar hasta un número determinado antes de golpearla, comenzar siempre con el mismo palo, hasta llegar a creer que tomarse una aspirina antes de salir a un torneo da buena suerte. Y es que al parecer cada deporte tiene sus propias supersticiones, incluido el remo, donde se llega a repetir la misma alineación con la que lograron un resultado, y en ocasiones no se cambia el juego de remos porque consideran que en ellos radica su suerte o su éxito. Y es que cuando algo funciona, se espera que continúe sucediendo en todas las demás regatas, incluyendo las chancletas con las que se llego a la barca o el uso de la misma colonia exclusivamente para determinadas competencias.

Así mismo, en el fútbol, ese deporte que mueve tantas masas alrededor del mundo sin importar la religión o la cultura de hinchas y jugadores, se encuentran supersticiones por montón y de cualquier tipo. Pasando desde una maldición a un equipo o a un jugador, creencia en un ídolo y hasta llegar a rezarle a uno de ellos, a pesar de estar muerto, ya que este sigue vivo en la memoria de algunos aficionados sin tener que devolvernos mucho en la historia, en el pasado mundial se vendían muñecos vudú con el nombre y uniforme de los equipos participantes con el fin de “luchar contra los equipos rivales”. Este muñeco se llamaba FooTooKit, y costaba 14,95 euros, y tuvo tanta acogida que tanto jugadores de Irán como de Inglaterra temían que su rendimiento fuera afectado por maldiciones hechas por aficionados de equipos contrarios. Además se podría pensar que en el fútbol existe la lógica de relacionar las estadísticas con las supersticiones ya que siempre que se va a presentar un choque entre dos equipos se miran los resultados anteriores y se parte de este. En los jugadores se crea la idea da que van a ganar o a perder. La ropa tampoco se escapa de las supersticiones pues para muchos el color amarillo trae mala suerte, tanto en el ámbito internacional como en Nacional. Y que mejor que los hinchas de nacional para confirmarlo puesto que se dice que este equipo sufre de “fiebre amarilla”, además el entrenador de la selección española, Luís Aragonés, reprendió al delantero Raúl Gonzáles por llegar a un entrenamiento vestido con una camiseta de este color. Volviendo a nuestras tierras, encontramos que en uno de los equipos más afamados y representativos del fútbol de este país y doce veces

campeón del torneo local carga una de las maldiciones mas conocidas tanto nacional como internacionalmente. Estamos hablando de la maldición de Garabato, que tuvo sus orígenes cuando el equipo fue inscrito en la primera división del Fútbol Profesional Colombiano; esto fue en 1948, cuando el señor Benjamín Urrea (alias Garabato) socio en ese entonces del Club, al no estar de acuerdo con dicha inscripción, se retiró y le dijo a los demás socios: "Que lo vuelvan profesional, que hagan del América lo que quieran pero

Fotomontaje Sergio Botero D.

Gabriel Jairo Quinchía C.

juro por mi dios que nunca serán campeones...", y es por esto que se dice que se demoro para salir campeón 31 años, pero los hinchas de este equipo no creen que la maldición haya terminado con ese primer triunfo, ya que a pesar de sus cuatro finales en la Copa Libertadores, el equipo nunca la ha podido ganar. Y siempre que el equipo entra en crisis se dice que revivió la maldición del Garabato. No sólo en el fútbol se encuentran maldiciones como la del Garabato, pues en el Béisbol, uno de los deportes más representativos de la potencia mundial, también se tiene en cuenta supersticiones como estas. Es el caso de la cabra y el Bambino atribuidas a los equipos de Cachorros de Chicago y Medias Rojas de Boston respectivamente. Cuenta la historia que un día en un partido de los Cachorros un aficionado asistió con una cabra a observar el partido, y éste fue expulsado del estadio porque presuntamente su “mascota” olía mal, saliendo de allí condenó a su equipo a no ganar nunca mas una seria mundial, lo cual sucedió en 1945 y aun continua la maldición. En el caso de los Medias Rojas de Boston, todo sucedió en 1920 cuando vendieron a la superestrella Babe Ruth a los Yankees de Nueva York, hasta el 2004 no ganaron, contrario a los Yankees que han ganado en 26 ocasiones. Si desean confirmar que en los deportes existen supersticiones, observen un partido de los All Blacks, el equipo de rugby de Nueva Zelanda, la cual usa la Haka, una danza de guerra maorí, para intimidar al contrincante de turno. Para finalizar, no importa el deporte o hasta el juego que se practique, pues hasta en el bingo donde aparte de usar amuletos no se puede dejar dinero sobre la mesa porque este es síntoma de que ya se ha ganado demasiado. El secreto de las supersticiones se encuentra en no declararlas nunca, porque de lo contrario el éxito se verá perjudicado. Y no sabemos hasta cuándo.


Crucigrama

NEXOS y el Fondo Editorial invitan a las primeras cinco personas que se acerquen a la oficina del periódico con e s t e c r u c i g r a m a re s u e l t o correctamente, a reclamar un libro del Fondo Editorial* Paola Andrea Escobar E. Negocios Internacionales pescoba2@eafit.edu.co

Horizontales: 1.Actor londinense de origen judío, icono del cine mudo. Entre sus películas más reconocidas se encuentran Candilejas y El Gran Dictador. Fue identificado con el mote de Charlot. 2.Deporte olímpico que consiste en el levantamiento de la mayor cantidad de peso posible en una barra en cuyos extremos se fijan varios discos, los cuales determinan el peso final a levantar. 3. Pena, aflicción o congoja extremada, provocada por conflictos espirituales. Revista publicada en Estados Unidos desde 1917, su especialidad es el tema de los negocios y las finanzas; anualmente publica una lista que consigna los nombres de las personas más ricas del mundo. 4. Cuando esta sílaba se repite, nace una de las caricaturas más reconocidas en Europa en el siglo XX, donde el joven protagonista se embarca con su fiel compañero en aventuras que caracterizaban el contexto político de la época. Componente químico primario de los cromosomas y material en el que los genes están codificados. Punto cardinal del horizonte en dirección opuesta a la situación del Sol a mediodía. 5.Encuentro Orbital de Dandis. El otro can inseparable del ratón más famoso del mundo. Átomo que por pérdida o ganancia de electrones queda cargado de energía. 6.Prefijo que se refiere al campo. Atlético... equipo de fútbol de la ciudad brasileña de

Curitiba. 7.Elemento químico radiactivo de número atómico 92, se usa como combustible nuclear. Preposición que denota lugar, tiempo o modo en que se realiza lo expresado por el verbo a que se refiere. Nilo, Lena, Danubio. 8. Aparato empleado para medir el peso de los cuerpos. Ave rapaz diurna, con pico recto en la base y corvo en la punta, cabeza y tarsos vestidos de plumas, de vista muy perspicaz, fuerte musculatura y vuelo rapidísimo. 9. República Federal. Entrar en la apuesta para este juego. En repetidas ocasiones logra arrullar al infante. El departamento administrativo de seguridad sin su centro. 10. Una de las hijas de Ínaco, tuvo amores con el dios del trueno. Uno de los equipos más representativos de los manitos. Hijo de, empleado antiguamente en expresiones injuriosas o a veces ponderativas. 11. País del sudeste africano colonizado por Portugal que obtuvo la independencia en 1975 luego de la victoria de su movimiento de liberación, el FRELIMO. Una de las partes de la Biblia. 12. ...Chia, término que denota los estilos suaves o internos de las artes marciales chinas. Persona que por problemas con la ley ha perdido su libertad. Pájaro de plumaje blanco en el vientre y arranque de las alas, y negro con reflejos metálicos en el resto del cuerpo, se asocia con las personas que hablan mucho. 13. Puerto en el Magdalena, caracterizado por su solemne Semana Mayor y arquitectura, patrimonio de la humanidad. Examen General de Orina. Tomate, Rábano. 14. Conjunto de violaciones al reglamento. Sumo sacerdote judío, hijo de Nebedeo, presidió el juicio de Pablo ante el Sanedrín. 15. Medíos cuando de gastar vuestros haberes se trata. Pintor, grabador y escultor nacido Roldanillo, Valle, Colombia en 1928, su obra está dedicada a la figura geométrica sin ser abstracto, artista geométrico-óptico que ama los

Octubre de 2006

cuadrados, los rectángulos y las líneas en zigzag. Bóvido salvaje muy parecido al toro, pero de mayor tamaño, que se extinguió en el siglo XVII. Verticales: A. Escritor y político francés, pionero del romanticismo, muy conocido por su autobiografía y la novela René. Fue uno de los escritores más importantes de la primera mitad del siglo XIX. B. Persona que estudia las vidas de los santos. Nota. C. Pl. Pájaro de 15 a 20 cm de largo, de cola ahorquillada, con cabeza y dorso de color pardo terroso y vientre blanco sucio. Tratas con excesivo regalo, cariño y condescendencia a alguien, en especial a los niños. D. Pequeño aparato manual conectado a un ordenador cuya función es mover el cursor por la pantalla para señalar objetos, sin las vocales. Combinado que golpea el pecoso con los pies. Fenómeno atmosférico que produce variación repentina en la temperatura de un lugar. E. Texto que ha sido mirado más allá de una hojeada.

Izquierda Unida. Extremadura, Zaragoza. Moto menos una. F. Existían, vivían. Varios billetes de diez mil pesos colombianos. G. Refuerza el insulto. Agencia General de Amistades. Personas procedentes de un pueblo bíblico descendiente de Aram, habitó del Mediterráneo al Tigris. H. Una de las tijeras más grandes que corta la tan mencionada Capa de Ozono. Hables de tú a tú con el de arriba. Consola con la que el señor Gates quiso comerse una tajada de la torta de los videojuegos. I. Hola, saluda el tío Sam. Remolcan una nave. Radio, televisión de la bota europea. La mayor parte de las emisoras de noticias están ubicadas en esta parte del radio. J. Peludo amigo que durante los años 80 acompañó a los Tanner y azotó a Suertudo. Periodo de la historia de Colombia que inició con el pacto de Benidorm en 1956. Saluda el nativo norteamericano. Instrumento de viento utilizado por los antiguos habitantes del altiplano andino.

21

K. Amarillitos que juegan con bombas. Menear o remover una cosa. L. Inv. Expresado con la boca o con la palabra. Soslayaron o esquivaron una dificultad. M. Chin chin, dice el galo que junta las copas con licor. Vocales cerradas. N. Hijos del hijo o hija de alguien. Llegar a un acuerdo. O. El rally empieza en París y termina en su capital. Municipio antioqueño que es la última de las cinco piezas de las patas de los insectos. Solución al anterior

*La elección de los libros dependerá exclusivamente del Fondo Editorial


22

Cine

Octubre de 2006

Karmma:

Un capítulo más de Padres e Hijos

Carlos Mario Pineda E. Desarrollo Artístico cpineda@eafit.edu.co

Por primera vez en muchos años

Imágenes Internet

(acaso décadas) se presenta un fenómeno como el del primer fin de semana de octubre: dos películas colombianas en cartelera en teatros contiguos: Soñar no cuesta nada y Karmma. El viernes de ese mismo fin de semana, Cine Colombia pagaba una página entera publicitando en prensa Soñar no cuesta nada con el buen anuncio de más de 1 millón de espectadores. Y es que para quienes van a cine sólo por diversión debe importarles mucho el número de compañeros de sala que pueden tener; y apoya lo que decía Francisco Norden, quien estrenó El trato hace poco más de dos meses: “…aunque sean películas de poca calidad -como El carro - que se hagan más películas en el país.” Más que augurio, la afirmación de Norden parece premonición. Se están haciendo más películas… con calidad dudosa. El cine colombiano y sus agentes parecen haber entendido otra cosa: para que una película sea vista se necesita algo más que la existencia de la película misma. Y siguiendo esa lógica de pensamiento Karmma parece tener buena estrategia de mercadeo, pues los comentarios callejeros hablan del voz a voz que parece haberse centrado en la calidad de la película. Lo grave es que el mercadeo es una cosa y el producto final no necesariamente corresponde a las bondades del comercial que lo publicita. Ya vendrán quienes disculpen el fiasco con la inexperiencia debida al actor, debutante como director. Pero ¿qué director nuevo no es debutante? El argumento de Karmma a simple

vista es interesante: siguiendo la creencia de los hindúes se plantea que los efectos de las acciones se ven reflejadas en la propia vida del generador de ellas. Sin embargo, para sostener una película se necesita más que un buen argumento. Amén de un buen sonido, del trabajo de puesta en escena, de diálogos elaborados, de fotografía valiosa que apoye el relato, de un montaje que si no hace resaltar la obra tampoco entorpezca el buen curso de la acción. Para desgracia de esta película la mayoría de los elementos naufragan con prontitud. En las primeras secuencias se genera un montaje paralelo en el cual se plantean las dos situaciones centrales que van a guiar el relato y, para ello, se hacen unos movimientos de cámara que sorprenden debido a la precisión y a la grata posibilidad de ver un producto nacional más elaborado. Pero eso no dura más allá de los primeros cinco minutos. De allí en más, el trabajo de montaje se reduce incluso a una sola línea argumental para monotonía de la acción dramática. En estas mismas secuencias se genera una elipsis dramática y algunas transiciones muy bien concebidas para, de nuevo, reducirse a una narración sin más elementos que la presentación de la imagen habitual. La elipsis es la caída de un personaje desde un puente al lecho seco del río que es reemplazada por un plato que se fragmenta sobre el piso de una cocina –recurso muy repetitivo-; la transición está en la misma secuencia: un cuchillo que corta lonjas de carne de una res está ocupando el lugar de otro

que apuñala a alguien. Lo fotográfico en el cine debería estar asociado a la línea argumental para que el espectador sin notarlo abiertamente, sienta que todo lo lleva por el mismo camino. En Karmma desde lo más nimio como es el encuadre está mal elaborado. No centrar una imagen es una de las normas casi inviolables que se dan en un curso básico de uso de cámara o de apreciación de la imagen fotográfica. En esta obra se recurre a centrar la imagen de manera permanente dejando de lado cualquier posibilidad de componer para que los extremos del encuadre sean enriquecidos. Y ni qué decir de la relación de elementos al interior del mismo. Si la anécdota –tomada de la vida real- es sorprendente, ella misma no alcanza a justificar una película. La obviedad es tal que los diálogos pasan a ser cuasi sentencias morales para hacer reflexionar al espectador, a la manera de los best seller de los semáforos o de las cajas de pago de los supermercados; lo decía recientemente una profesional universitaria: ella está en un nivel superior al de la mayoría debido a las lecturas de las leyes cósmicas o algo por el estilo. Karmma, su nombre ya lo indica, está cimentado en la creencia – nada cuestionable- en una realidad determinada. Lo cuestionable es el uso inadecuado de esa “filosofía” en una película. Tanto el discurso de la esposa en el cumpleaños del gran gamonal, como las conversaciones de padre e hijo al final, son propias de la más pura ingenuidad “metafísica”. El tono moralizador aparece por todas partes con lo que no se sabe si es una película que

pretende contar un relato cualquiera o es un acto de proselitismo para buscar cambios en sus espectadores. A lo mejor, el discurso no se sintiera tan ramplón si la actuación hubiese tenido algún nivel de elaboración, más allá del estereotipo desplegado en la serie de televisión Padres e Hijos. Es que todas las actuaciones, incluyendo la de Edgardo Román, son de una pobreza propia de ese seriado de televisión: cae en el más manido personaje cuando siendo más veterano en la construcción de estos, sin ayuda del director podría haberse salvado. Con una voz que pretende mostrar cierta sabiduría conseguida a punta de experiencia, el personaje alcanza escasamente el límite de la parodia. No es posible dejar de lado a los hampones, ni al hijo o la hija, o al cura y a los invitados a ese cumpleaños, la reiteración de modelos básicos raya en lo grotesco. Para completar el cuadro desastroso, la reunión ilustra los estereotipos sociales acerca de los hacendados llaneros y sus celebraciones: conjunto llanero y pareja de baile vivas al dueño de la hacienda un sacerdote comiendo con fruición para acentuar su materialismo arraigado, una hija descarriada con la anacrónica pinta de hippie, el hijo con una preocupación mal proyectada desde lo actoral, y unos figurantes como convidados de piedra que recalcan aun más los estereotipos. Para cerrar una invitada con acento costeño declara que le encanta lo folclórico. Por todo lo anterior, sigamos con la apreciación de Francisco Norden “que se sigan haciendo más películas, para que entre ellas aparezca alguna con la calidad que los cinéfilos esperan ver”. Por el momento, esta película es un capítulo de Padres e Hijos colado en las salas de cine.


Reportaje Gráfico

Oferta mística

¿Necesita amarrar al ser amado? ¿Sacarse la sal? ¿Deshacer

Fotos Jessica Suárez C. y Camilo Salas S.

un hechizo? ¿Potenciar su desempeño sexual? ¡Aquí tenemos lo que buscaba! Jabones, polvos, hierbas, sahumerios, baños, de todo para cada necesidad. Una pequeña representación del arraigo de la superstición en la cultura local, en una ciudad que todavía vive y respira tradiciones paganas.

Octubre de 2006

23


Nexos 138: Supersticiones  

Tema central: Supersticiones

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you