Page 1

LA MENTE NO ESCOLARIZADA Libro: Gardner H, La mente no escolarizada (como piensan los niños y como deberían enseñar las escuelas) INTRODUCCION: LOS ENIGMAS CENTRALES DEL APRENDIZAJE Todos los niños dominan con éxito el lenguaje poco después de su nacimiento, sin la ayuda de un libro de gramática y de un buen profesor de lengua: el lenguaje es un enigma del aprendizaje, como también lo es la forma en que aprenden a cantar, bailar, y en que construyen sus propias teorías sobre el mundo. Desarrollan un sentido de los verdadero, lo falso, lo bello, lo feo que no siempre concuerda con criterios comunes, pero que resultan ser prácticos y vigorosos. Aprendizaje intuitivo y aprendizaje escolar Los niños pequeños que muy pronto desarrollan habilidades propias como dominar el lenguaje y construír teorías, suelen tener dificultades cuando empiezan la escuela, pudiéndoles por ejemplo parecer engorroso aprender operaciones matemáticas. El aprendizaje natural, universal o intuitivo de los primeros años de vida parece ser de naturaleza muy diferente al aprendizaje escolar. Los alumnos suelen tener dificultades para aprender habilidades en la escuela que, aunque deseables, no se aprenden en forma natural y fácil como ocurre fuera de la escuela. Hay estudiantes con altas calificaciones que, sin embargo, no manifiestan una comprensión adecuada de la materia. Problemas de física sencillos no pueden ser resueltos por estudiantes de grados superiores, cuando se plantean fuera de de la manera en que se lo han enseñado y evaluado. Prejuicios y estereotipos invaden también la matemática, la astronomía, la biología y las ciencias humanísticas. Los estudiantes no dominan lo aprendido en la escuela porque su aprendizaje natural, intuitivo previo ofrece una gran resistencia a ello: en casi todo estudiante hay una mentalidad de 5 años no escolarizada que lucha por salir y expresarse, y en las escuelas no hay una preocupación por saber si realmente los alumnos comprendieron o no. Tres personajes en busca de un escenario Hemos identificado así, tres personajes: 1) EL APRENDIZ INTUITIVO: O aprendiz natural, universal o ingenuo: es el niño pequeño que, bien dotado para aprender el lenguaje y otros sistemas simbólicos, desarrolla teorías prácticas sobre el mundo físico y social durante los primeros años de vida. 2) EL APRENDIZ ESCOLAR: O estudiante tradicional. Desde los 7 a los 20 años más o menos. Es el sujeto que intenta dominar la lectura y la escritura, y los conceptos disciplinares de la escuela. Más allá de su rendimiento, este tipo de aprendiz vuelve a pensar como lo hacía en el preescolar o la primaria, una vez que abandonó las aulas. 3) EL EXPERTO DISCIPLINAR: O especialista. Persona de cualquier edad que domina los conceptos y habilidades de una determinada disciplina y puede aplicarlos bien a nuevas situaciones. Son los que realmente comprenden, porque pueden por ejemplo utilizar el saber de las clases para aclarar nuevos fenómenos. Conocer íntimamente a estos tres personajes nos ayudará para una percepción nueva de los enigmas del aprendizaje, así como pistas para crear un sistema educativo capaz de producir comprensiones genuinas.

Cada uno de estos tres personajes tiene limitaciones y realizaciones.


Limitaciones.- El aprendiz intuitivo tiene limitaciones neurobiológicas y de desarrollo, mientras que las limitaciones más profundas del estudiante tradicional son más extrínsecas, pues devienen de las limitaciones históricas e institucionales incrustadas en las escuelas: se busca más formar ciudadanos que preocuparse por si realmente se comprendieron los contenidos. En cuanto al experto disciplinar, éste no puede dominar una disciplina si no acepta los imperativos y limitaciones propias de su ámbito disciplinar.Todas estas limitaciones imponen restricciones para aquello que se puede aprender. Realizaciones.- El aprendiz intuitivo, el niño pequeño, domina una gran cantidad de información y parece muy competente dentro de su pequeño mundo: usa bien el lenguaje y ofrece teorías y explicaciones sobre el mundo, las personas y sobre sí mísmo. Esto se llama comprensión intuitiva (o ingenua o natural). A pesar de ser inmaduras, estas comprensiones protocientíficas son sin embargo profundas y hasta útiles. Las realizaciones del aprendiz escolar pasan en cambio por los resultados memorísticos, ritualistas o convencionales, y se ve cuando 'vomitan' lo que se les ha enseñado. Desde ya, la respuesta correcta no garantiza la comprensión. La comprensión disciplinar o genuina corresponde al experto, e implica poder aplicar lo aprendido en nuevas situaciones en forma flexible. La comprensión disciplinar cambia continuamente y nunca se completa. Se podría suponer que estos tres tipos de aprendizaje van dándose uno tras otro de un modo uniforme, pero las cosas no se dan así. Estos tres personajes no se engranan de modo uniforme y los vacíos que surgen entre ellos dan lugar a grandes problemas educativos. Estos vacíos son tres: 1) Vacío entre el aprendiz intuitivo y el aprendiz escolar: Quien tiene buena comprensión intuitiva suele tener dificultad para aprender lecciones escolares, y se dice que tienen problemas de aprendizaje. 2) Vacío entre el aprendiz escolar y el experto disciplinar: El buen estudiante tradicional no transfiere exitosamente su saber a nuevos ámbitos, y tampoco percibe que han retornado a la comprensión ingenua o intuitiva preescolar. 3) Vacío entre el aprendiz intuitivo y el experto disciplinar: Ambos pueden utilizar sus habilidades y su saber fluidamente, y la diferencia está en que la comprensión ingenua ha evolucionado durante siglos buscando obtener una comprensión razonablemente útil del mundo, mientras que la comprensión del experto disciplinar surgió en el restringido ámbito de una disciplina, intentando proporcionar la mejor justificación posible del mundo, aún cuando ella vaya contra la sabiduría recibida. Es importante poder eliminar estos vacíos, de modo tal que las comprensiones intuitivas y las escolares dejen paso a las comprensiones disciplinares, por la sencilla razón de que éstas últimas representan los logros cognitivos más importantes de los seres humanos. Las siete inteligencias No todos los estudiantes aprenden, memorizan, actúan o comprenden del mismo modo. Los seres humanos pueden conocer el mundo de siete modos diferentes, que Gardner llama las siete inteligencias humanas: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, corporal, interpersonal e intrapersonal. Cada sujeto tiene su propio perfil de inteligencia, o sea será más competente en algunas y menos en otras. Tal es la teoría de las inteligencias múltiples (IM) de Gardner, y tiene relación con el tema que se viene tratando porque, si cada persona aprende de forma distinta, el problema se complica. Por ejemplo, el sistema educativo privilegia la inteligencia lingüística y lógicomatemática, y menos las otras.


Debemos construír un sistema educativo que eduque para la comprensión, lo que se ve cuando la persona posee cierta cantidad de modalidades para representar un concepto o habilidad y se pueda mover con facilidad de una a otra de estas siete formas de conocimiento. El marco hallado Hemos encontrado dos enigmas: primero, que los niños llegan a dominar muchos ámbitos, pero no aquellas cosas en función de las cuales se han diseñado las escuelas. Segundo, estudiantes 'exitosos' en la escuela no llegan a comprender en sentido profundo los auténticos principios y conceptos usados para diseñar el currículo. Además, tenemos el problema adicional que no todos los niños aprenden del mismo modo (teoría de las siete inteligencias). El esquema que figura al final resume la temática tratada por Gardner en su libro, así como posibles soluciones (los 'puentes') a los problemas planteados (los 'vacíos'). La naturaleza humana, las instituciones y los valores: el proyecto para este libro El significado de lo dicho hasta ahora trasciende la escuela, y afecta cuestiones de la naturaleza humana, las instituciones y los valores humanos. En cuanto a la naturaleza humana, es posible que a medida que comprendemos mejor la mente del niño pequeño, sus inclinaciones y limitaciones, podemos comprender mejor nuestras mentes y quizá la mente en general. Las instituciones también tienen limitaciones: ninguna es perfecta. En el caso de la escuela, su objetivo puede no ser que un niño adquiera saber y habilidades en términos de comprensión disciplinar, sino mas bien formar cuidadanos o simplemente dar un título, más allá de si el sujeto comprendió o no. En cuanto a los valores, la forma en que escogemos enseñar y la forma de evaluar reflejan lo que juzgamos importante en nuestra sociedad y en la vida humana. El libro tiene tres partes: en la primera, el autor presenta su síntesis del saber actual acerca del modo en que los seres humanos aprenden durante los primeros años de su vida. En la segunda, el acento recae en el proceso educativo en general, las instituciones llamadas escuelas y las normas que impregnan las instituciones culturales. En la tercera, el autor ensaya una propuesta poara reformar la educación a partir de su concepción de la mente no escolarizada. La pregunta estudiada en este libro es, en suma: ¿por qué los miembros de una especie que dominan ciertos conceptos y habilidades muestran tanta dificultad para adquirir las habilidades y la comprensión que la escuela más se esfuerza en proporcionar? CAPITULO 8: LAS DIFICULTADES PLANTEADAS EN LA ESCUELA: IDEAS ERRONEAS EN LAS CIENCIAS Buena parte de lo descubierto sobre el aprendizaje y el desarrollo humano entra en conflicto con las prácticas habituales de la escuela, conflictos que por uno u otro motivo han sido ocultados. Al principio, la escuela pretendía que la gente supiera leer y escribir y adquirir alguna que otra habilidad mínima. Posteriormente, se exigió más conocimiento, incorporándose diversas materias desde la matemáticas a la historia. Sin embargo, para Gardner el único criterio para una educación efectiva es una educación que coseche una importante


comprensión en los estudiantes, y aunque las respuestas breves y orales dan una pista para saber si hubo comprensión, el autor considera que no son pruebas firmes. Variedades de comprensión Normalmente, los niños deben llegar a dos modos de conocimiento representativo: 1. Sensoriomotor: donde se conoce el mundo por lor sentidos y las acciones sobre aquel. 2. Simbólico: donde se conoce mediante símbolos, sobre todo aquellos que evolucionaron durante milenios en la cultura del niño. Mediante una combinación de ambos, los niños de 5 o 6 años llegan desarrollar teorías útiles y vigorosas sobre la mente, la materia, la vida, y ellos mismos, y lograron guiones cognitivos. Si el niño no va a la escuela, su aprendizaje seguirá creciendo a un ritmo moderado. Con tal que las realizaciones se adquieran en contextos acostumbrados, las comprensiones surgirán de modo natural. Los niños amalgaman el conocimiento sensorio-motor con el simbólico de primer orden, aunque puede haber entre ellos disyunciones, como lograr comprender a nivel sensoriomotor pero no al nivel simbólico (Gardner da el ejemplo de la noción de conservación), aunque la tendencia del niño es a reconciliar ambos. La escolarización introduce algunas otras formas de conocer el mundo, como por ejemplo a través del sistema notacional (la lecto-escritura). Pero el niño no comprenderá la utilidad de leer y escribir a menos que vea que otros adultos lo hacen y les sirva en la vida diaria. Otra adquisición escolar son las estructuras conceptuales y formas disciplinares de razonamiento. Si se presentan como elementos a memorizar, los alumnos pueden dominarlo rápidamente, aunque la escuela debiera ir más allá de la mera intención repetitiva memorística, y procurar una comprensión del tema, pero esta comprensión está lejos de sus modos habituales previos de comprender. Así, el desafío para el educador es triple: 1) Introducir en el alumno conceptos extraños o contraintuitivos para él, 2) integrar congruentemente el nuevo conocimiento con el anterior, 3) que el nuevo saber suplante a los estereotipos o concepciones previas. En la práctica, sin embargo, ni maestros ni alumnos quieren arriesgarse a la comprensión, contentándose con respuestas rituales y memorizadas. El problema es que deben resolverse las disyunciones entre el conocimiento intuitivo y el escolar. Estas disyunciones son de tres tipos: 1) Concepciones 'erróneas': en el caso de las ciencias. 2) Algoritmos rígidamente aplicados: en la matemática. 3) Estereotipos o simplificaciones: en las humanidades y artes. No siempre es clara la diferencia entre estas tres disyunciones. Por ejemplo, algunas dificultades están a medio camino entre la concepción errónea y el estereotipo. Una mejor expresión que 'errónea' es 'inmadura'. Mal entendidos en física Muchos estudiantes tienen buenas notas en física, pero fallan cuando deben aplicar esos conocimientos fuera del contexto del aula. Gardner da el ejemplo de la 'dinatortuga', un juego donde fracasan porque requiere la comprensión de las leyes de Newton, y da también algunos otros ejemplos de concepciones erróneas y realizaciones fallidas.


Concepciones erróneas en la biología Por ejemplo, los estudiantes siguen creyendo en la teoría lamarkiana de la evolución, según la cual las características adquiridas se heredan. Creen también que la evolución persigue un fin, un ideal de perfección, y les cuesta entender su naturaleza no direccional. Gardner cita algunos otros ejemplos. Problemas en matemáticas: algoritmos aplicados rígidamente Por ejemplo, cuando se dice al alumno que escriba una igualdad para describir que hay seis veces más estudiantes que profesores, usando los símbolos E para estudiantes y P para profesores, suelen escribir 6E = P, cuando lo correcto es E= 6P. La confusión proviene de que en el enunciado del problema están juntos el 6 y los estudiantes en la expresión "hay 6 veces más estudiantes". Gardner cita otros ejemplos. Para comenzar a ayudar al alumno a superar estas disyunciones, el maestro debe actuar en tres dimensiones:

1. 2. 3.

Hacerle entender cuál es el problema. Hacerle explorar el dominio semántico particular en juego (el tema). Hacerle ver cuál es el mejor modo de relacionar el algoritmo formal con ese campo semántico.

CAPITULO 9: MAS DIFICULTADES PLANTEADAS POR LA ESCUELA: LOS ESTEREOTIPOS EN LAS CIENCIAS SOCIALES Y EN LAS HUMANIDADES Ejemplos en algunas áreas En economía y estadística.- Aparecen dificultades por ejemplo en economía: los alumnos sostenían una concepción errónea incongruente con la teoría económica: "cuando más venden, más bajo será el precio, porque el beneficio todavía se puede mantener igual". También hay ejemplos de problemas en estadística. Esterotipos y simplificaciones en las disciplinas humanísticas.- Por ejemplo, la tendencia a pensar que las causas de las conductas de las personas son internas y no situacionales. Esto parece ser un residuo de la teoría infantil que atribuye la conducta de alguien al hecho de que es 'buena' o 'mala'. Problemas en los estudios históricos y literarios.- En literatura, una actitud errónea es por ejemplo ajustarse al texto literal, sin hacer interpretaciones del mismo, y en historia, creer que esta se reduce a una serie de 'hechos' concatenados cronológicamente, o ver a los personajes de la misma como seres míticos, descarnados. Simplificaciones en las artes.- El intérprete genuinamente musical no se limita ni a la interpretación figurativa-intuitiva (de la primera infancia) ni a la formal-métrica (impuesta en la escuela), sino que respeta tanto la frase implicada en la notación figurativa (que es un producto de formas previas de escuchar y reproducir la música) como la regularidad métrica captada en la notación formal (que sólo podría producirse a partir de una instrucción notacional formal). Sobre las concepciones erróneas y los estereotipos Los mismos profesores pueden también tener concepciones erróneas y estereotipos, pero aún cuando no las tengan y hayan comprendido genuinamente su disciplina, esto no


garantiza que sus alumnos también comprenderán. En algunos casos el éxito se debe al alumno, y en otras al profesor. La comprensión es un proceso complejo que no se entiende bien, aunque presupone algún tipo avance y retroceso de una representación a otra por parte de profesores y alumnos. Extraído de RedPsicología


Lectura3  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you