Page 1

Autor: Nestor Nieves Marzo, 2018


Al viajar por una carretera, alejada de las grandes y nuevas autopistas, esas carreteras angostas con sus puentes, que cruzan hacia el interior del país, y zigzaguean a través de viejos pueblos, algunos pequeños, otros ya bastante más grandes, se puede observar una gran diferencia con la ciudad, ya de por si se puede advertir los nombres de los pueblos, que se caracterizan por tener una particularidad especial, se presiente que fueron fundados con el nombre como los llamaban los antiguos habitantes indígenas, con su distintiva lengua. Cada pueblo, cada ciudad, cada caserío, tiene un rasgo distintivo, mucho mas si comparamos los que se encuentran en la zona andina o montañosa, con los del llano, u oriente. Y con tan sólo con percibir el entorno y el ambiente de cada uno se distingue la cultura de cada uno.

¿Pero qué es la Diversidad Cultural? Según lo expresado la UNESCO (2002): Esta diversidad se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de las identidades que caracterizan los grupos y las sociedades que componen la humanidad. Fuente de intercambios, de innovación y de creatividad, la diversidad cultural es, para el género humano, tan necesaria como la diversidad biológica para los organismos vivos. (p.2)

La diversidad cultural sólo en nuestro país es bastante variada, ya que desde la llegada de los colonos y el contacto directo con la sociedad de grupos indígenas, cuando se encontraban y se establecían relaciones, que en un principio fueron de intercambio comercial, desde ese momento, empezó a emerger el proceso de transculturización. No sólo de la imposición de la cultura de la península española sobre los pobladores originarios de estas tierras, sino también la culturización de las colonias asentadas con costumbres propias de los indígenas, ya que la adaptación de los españoles a un entorno mucho más salvaje dependía de las enseñanzas de los nativos sobre las plantas, los frutos, los animales, el cambio climático, entre otros.


La sociedad nace y crece de la pluralidad de identidades que la amolda y desarrolla hacia nuevos sistemas culturales que se van fundiendo y acoplando, organizando el conjunto de individuos hacia las creencias necesarias para el beneficio del colectivo. Así, la diversidad cultural es un elemento esencial de toda comunidad, ya que sin ésta, en realidad no existiría.

Asímismo la cultura es una característica de cualquier sociedad, según Molano, O. (2009) explica que: Recién hacia mediados del siglo XX, el concepto de cultura se amplía a una visión más humanista, relacionada con el desarrollo intelectual o espiritual de un individuo, que incluía todas las actividades, características y los intereses de un pueblo. (p. 73)

Por lo tanto es inherente al individuo y al colectivo, ese conjunto de costumbres y tradiciones musicales, literarias, arquitectónicas, religiosas, entre otros, que funciona como un todo dentro de una burbuja invisible llamada cultura; ese patrón característico de una comunidad. Pero ocurre además, que con la revolución del conocimiento, y la creación de nuevos medios de transporte que facilitan la migración de grupos étnicos entre distintos lugares transforma a los habitantes de una población o ciudad, por la mezcla de culturas, es lo que se llama una nación multicultural, multiétnica y plural. Así fue proclamada recientemente en el año 1999, a la sociedad venezolana en el preámbulo de nuestra Carta Magna, donde a su vez reitera al Estado su carácter de defensor de los Derechos Humanos, no solo de los ciudadanos sino de los pueblos indígenas que en Venezuela habitan. En este sentido, la Constitución de la República de Venezuela se adhiere a los tratados internacionales en lo que se refiere a los Derechos Humanos.


De esta manera, manifiesta que:

la

UNESCO (2002),

La Declaración Universal insiste en el hecho de que cada individuo debe reconocer no sólo la alteridad en todas sus formas, sino también el carácter plural de su propia identidad dentro de sociedades igualmente plurales. Solamente así es posible preservar la diversidad cultural en su doble dimensión de proceso evolutivo y fuente de expresión, creación e innovación. (p. 1)

En este sentido, la diversidad cultural está muy ligada a la identidad cultural, mientras la diversidad implica al conjunto de artes, música, literatura, creencias religiosas, estructura social, del patrimonio común de una sociedad, la identidad cultural se relaciona a un entorno más específico, reflejado a los usos y costumbres, eventos y tradiciones, subjetivos y objetivos que nos hacen pertenecer a un grupo humano.

De esta manera Para Vargas (2008): La identidad cultural es el proceso mediante el cual un actor social se reconoce a sí mismo y construye un significado en virtud sobre todo de un atributo o conjunto de atributos culturales determinados, con la exclusión de una referencia más amplia a otras estructuras sociales.(p 7)

La identidad se relaciona más con el sentido de pertenencia de un actor social, y que no sólo es manifestado por un individuo, también la identidad puede referirse a un colectivo, o a una identidad colectiva cultural, que resaltan rasgos y tradiciones, y puede trasladarse hacia otros. Por ejemplo, también podemos decir, que la identidad cultural es cambiante, pues, la migración de los individuos causa estos cambios en la identidad, adquiriendo nuevas formas de expresión cultural del entorno a donde emigran.


Ya, los conflictos de poder entre Estado e Iglesia, y de Iglesia hacia los grupos étnicos, aparentemente han desaparecido completamente, la iglesia actual, busca respetar la cultura e idiosicrasia de los pueblos, como el folclor o folklore, que constituye un grupo de expresiones artísticas, religiosas, literarias, supersticiones, música, baile, cuentos, historias, y todo aquello que provenga de la subcultura o grupos sociales.

Lo que podemos denominar Folclor literario, y que se expresa en esos refranes propios de cada región, en proverbios, dichos populares, o también esas pequeñas coplas, poemas, y distintas creaciones literarias peculiares derivadas de la propia cultura del individuo.

UNESCO (2002) expresa que: Así como el patrimonio material adquiere sentido y significación en su relación con el patrimonio inmaterial, el desarrollo material sólo toma forma mediante la apropiación de los recursos del desarrollo inmaterial. (p. 14)

En cuanto al folclor se refiere, en las tradiciones de la mayoría de los pueblos de nuestra américa, existe una muy particular, que está relacionado con el propio hablar de cada pueblo, y con las relaciones que han existido entre las diferentes mezclas de razas que conllevan a un enriquecido lenguaje cultural.

Por otra parte, encontramos otra variación del folclor, como lo es el Folklore Musical, muy conocido por todas ya que está, prácticamente en la genética latinoamericana, mezcla de las antiguas culturas indígenas característica junto con la cultura negroide de África, y un poco de las tradiciones europeas, especialmente de la península que crea un matiz propio. En Venezuela destaca el tambor, en la costa, el joropo en los llanos, en sus distintas variaciones. Así como también, el ritmo latino de la salsa, la cumbia, el merengue, y combinaciones varias. De esta manera, sin lugar a dudas, la tradición y la costumbre forman parte indivisible de la identidad del ser humano. Sin la misma no nos reconoceríamos como hermanos de un mismo país o región. Y es la misma la que nos hace sentir orgulloso de lo que somos y de nuestras raíces.

Diversidad cultural peyo  

Revista Digital sobre conceptos básicos de Diversidad e Identidad Cultural, Cultura, y Folklore enfocado especialmente sobre Latinoamerica y...

Diversidad cultural peyo  

Revista Digital sobre conceptos básicos de Diversidad e Identidad Cultural, Cultura, y Folklore enfocado especialmente sobre Latinoamerica y...

Advertisement