Page 1

GuĂ­as Eyewitness


Guías Eyewitness

ANTIGUA ROMA


Cuchara de plata

Recipiente de barro

Busto de diosa, en bronce

Rueca de plata

Ficha de juego «Victor»

Cucharón Estatuilla de bronce: Afrodita ajustándose la sandalia

Lámpara de bronce: perro con una liebre en el hocico


Pendientes de oro, de delfines

Broches de rayos, ostrogodos

GuĂ­as Eyewitness

ANTIGUA UA ROMA SIMON JAMES

Busto de Minerva, en bronce

HĂŠroe en combate, en bronce

Pintura en vidrio de oro de un retiarius, un tipo de gladiador


Broche de plata con el busto de Zeus

Estrígilos de bronce para los baños

LONDRES, NUEVA YORK, MELBOURNE, MUNICH y NUEVA DELHI Título original de la obra: Ancient Rome Copyright © 1990, © 2002 Dorling Kindersley Limited, 80 Strand, Londres WC2R 0RL, Reino Unido

Editora del proyecto: Susan McKeever Editora senior de arte: Julia Harris Gerenta de edición: Sophie Mitchell Fotografía especial: Christi Graham y Nick Nicholls de The British Museum y Karl Shone E   Gerente de edición: Andrew Macintyre Gerenta de arte: Jane Thomas Editor y recopilador de referencias: Lorrie Mack Editora de arte: Rebecca Johns Producción: Jenny Jacoby Investigación iconográfica: Jo Haddon Diseñador DTP: Siu Ho Edición en español preparada por Alquimia Ediciones, S.A. de C.V., Río Balsas 127, primer piso, Col. Cuauhtémoc, C.P. 06500, México, D.F. Los créditos de la página 72 forman parte de esta página. Copyright © 2003 Dorling Kindersley Limited Copyright de la traducción en español © 2006 Dorling Kindersley Limited

Jabalí de bronce para ser sacrificado

Derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, ni almacenada en cualquier medio de recuperación, ni transmitida por cualquier forma o cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, de fotocopiado o de grabación, sin la autorización escrita de los titulares de los derechos. ISBN 978-1-4053-2925-5

Larr (dios guardián de casas) de bronce

Catálogo completo en


Contenido 6 Nueva superpotencia 8 Los emperadores 10 Legionarios 12 Ataque y defensa 14 Soldados y sociedad 16 Senadores, ciudadanos y esclavos 18 Las mujeres de Roma 20 La edad del crecimiento 22 Vida en familia 24 Casa y hogar 26 La construcción 28 Arena sangrienta 30 Combate mortal 34 Un día en las carreras 36 El teatro 38 Un viaje a los baños 40 Por escrito 42 Artesanos y tecnología 44 Secretos de la cocina

Frasco de barro para pomada

46 Una cena de gala 48 Haciendo música 50 Un mundo de muchos dioses 52 Culto y sacrificio 54 Sanando al enfermo 56 Muerte y entierro 58 Vida en el campo 60 Transportes y comercio 62 El ocaso de Roma 64 ¿Sabías que...? 66 Emperadores 68 Descubre más 70 Glosario 72 Índice


Nueva superpotencia Según la leyenda, Roma fue fundada en

753 a.C. por Rómulo y Remo, hijos del dios de la guerra, Marte. Se construyó en siete colinas al lado del río Tíber, en las fronteras de Etruria. Fue gobernada por reyes hasta 509 a.C., cuando los nobles destituyeron al rey etrusco Tarquinio el Soberbio. Roma se volvió una república, gobernada por dos cónsules elegidos del Senado cada año (p. 16). Predominó sobre sus vecinos en Italia, y aprendió acerca de la civilización griega gracias a sus ciudades-Estado en el sur. En 260 a.C. Roma era una potencia. Un desacuerdo con el imperio comercial de Cartago, en África del Norte, llevó a un siglo de guerras terribles en las que Cartago fue vencida en l46 a.C., dejando a Roma como la potencia más grande del Mediterráneo. ARTE REALISTA

Parte de una armadura que muestra a un griego en combate con una amazona (mujer guerrera). Los romanos admiraban y copiaban las figuras realistas del arte griego.

Los etruscos Los etruscos vivían en un grupo de ciudades-Estado del norte de Roma, y estaban muy influidos por Grecia. Eran grandes comerciantes, arquitectos e ingenieros, e influyeron mucho en los comienzos de Roma

DISEÑO ETRUSCO

Un carro de tres caballos arrollando a un hombre es el diseño de este retrete etrusco. Los etruscos pudieron haber dado a Roma la idea del carro de carreras (p. 34) y las luchas de gladiadores en la arena (p. 30).

Los griegos

Los griegos habían colonizado las costas de Sicilia y el sur de Italia, y la fértil tierra había hecho que muchas ciudades prosperaran, con templos espléndidos y casas ricamente amuebladas. Estas colonias griegas pasaron finalmente a estar bajo control romano, pero conservaron su arte, su literatura y su conocimiento. DIOS DEL RÍO

Esta cara de arcilla pintada muestra la habilidad griega para la alfarería.

DIOSA DEL AMOR

Placa de plata de Afrodita, la diosa griega del amor, Venus para los romanos.




EJÉRCITO DE ELEFANTES

El creciente poder de Roma enfrentó su prueba más dura en 2l8 a.C., cuando el general cartaginés Aníbal pasó de España a Italia por los Alpes con elefantes de guerra, mostrados aquí en una impresión victoriana. Aníbal aplastó las legiones enviadas contra él, pero Roma se negó a admitir la derrota. Él luchó en Italia durante años, mientras los romanos resistieron, levantando ejército tras ejército, y atacaron las bases de Aníbal en España, e incluso arribaron a África. Finalmente los cartagineses se retiraron. Roma había ganado nuevas tierras, a pesar del terrible costo.

SÍMBOLO DE VICTORIA

Los romanos concebían el espíritu de la victoria militar como una diosa. En la estatuilla de bronce, a la derecha, es representada como un ángel.

Victoria sostiene una corona de hojas de laurel

Roma, rica Galia

Roma

España

África

Iliria

Cartago

Siria

Egipto

La guerra con Cartago dio a Roma sus primeras provincias de ultramar, y guerra con otros estados poderosos hacia el oriente. Los generales victoriosos le dieron a Roma inmensas riquezas, pero usaban a los soldados para sus propios fines, lo que enfureció al mundo romano.

LA SOMBRA DE ROMA

El Imperio Romano estaba dividido en provincias. La mayoría del Mediterráneo había caído en 50 d.C, y otras provincias siguieron en l50 años más. El apogeo del Imperio ocurrió en el siglo ii.

MUERTE A UN DICTADOR

El general más famoso de la República, Julio César, derrotó a todos sus rivales y gobernó Roma como un dictador permanente. Para el gusto de los orgullosos senadores, parecía más bien un rey  (p. 16).

UN BUQUE DE GUERRA

Los romanos aprendieron de Cartago cómo luchar en el mar. La placa de arcilla (arriba) muestra una galera de guerra, de remos, con un ariete al frente para hundir otras naves. En cubierta, soldados listos para abordar y capturar naves enemigas. En época de paz, la flota mantenía los mares sin piratas.




Los emperadores

Caligula enloqueció y fue asesinado: reinó de 37 a 4l d.C.

Roma no siempre fue gobernada por

emperadores. Por cientos de años hubo una república (p. 6), pero se derrumbó con el caos de las guerras civiles antes y después de la muerte de Julio César, cuando varios generales lucharon por el poder. El orden se restauró cuando el hijo adoptivo de Julio César, Octavio (llamado después Augusto), quedó como el único sobreviviente de la guerra de los nobles. Político inteligente, reformó el Estado y llevó la paz al mundo romano. Él era de hecho el único gobernante, apoyado por el ejército, pero sabía que los romanos odiaban la idea de la realeza. Su astuta solución fue proclamar la restauración de la República, siendo él el primer ciudadano. Pero la «nueva República» era sólo una pantalla; Augusto se volvió, de hecho, el primer emperador, y cuando murió en l4 a.C., la corona pasó a su hijo adoptivo, Tiberio. Roma sería gobernada por emperadores durante los siguientes 400 años.

Claudio conquistó Britania: reinó de 4l a 54 d.C.

Nerón fue el último de la familia de Augusto: reinó de 54 a 68 d.C. CABEZAS Y CUENTOS

En un mundo sin periódicos, radio o televisión, las monedas eran una manera de presentar la imagen del emperador y sus hazañas. Éstas son monedas de los sucesores de Tiberio

UN TRIUNFO ROMANO

Cuando el emperador obtenía una victoria se le otorgaba un triunfo: el derecho de llevar a sus soldados a través de Roma con prisioneros y botín, mientras el pueblo los celebraba. Detrás de él, un esclavo sostenía una corona dorada sobre su cabeza. A los dirigentes enemigos capturados los estrangulaban durante las ceremonias.

El ARMA DEL EMPERADOR

Esta espectacular vaina, representa al emperador Tiberio. Parece de oro y plata, pero las pruebas han demostrado que es de latón y bronce estañado. La espada y la vaina se encontraron en el río Rín, Alemania.

EL COLOR DEL PODER

Concha del molusco múrice del que se obtenía el tinte llamado púrpura.

El púrpura, el tinte más caro, se reservaba para la ropa del emperador. Los senadores usaban togas con una banda púrpura. Luego se consideró traición vestirse todo de púrpura



Tiberio recibe a su sobrino, el general Germánico

EMPERADOR LOCO

Algunos emperadores romanos enloquecían con el poder. Nerón es el más conocido. Muchos lo culpaban de haber empezado el gran incendio de Roma en 64 d.C., para poder construirse una nueva capital sobre las ruinas. Finalmente terminó por suicidarse.


La corona enjoyada se agregó a la cabeza de Augusto mucho después

LAUREL PARA UNA CORONA

Los emperadores romanos no usaban coronas de oro porque no querían parecer reyes. Pero llevaban a menudo coronas de laurel para simbolizar su éxito y el poder del ejército, particularmente después de una conquista. Las hojas de laurel se usaban desde hacía tiempo para hacer las «coronas» de los generales romanos victoriosos.

CAMAFEO DE UN DIOS

Una gema tallada muestra al primer emperador, Augusto. Se decía que era muy apuesto, y patrocinaba artistas y poetas. Se le proclamó dios cuando murió. JULIA Y LIVIA

También los miembros de la familia de un emperador aparecían en poses heroicas para promover la imagen de la «familia real». Aquí Livia, la esposa de Augusto, como la diosa Juno, y su hija Julia como Roma, la diosa con casco. Livia influyó mucho en Augusto a lo largo de su reinado, y estuvieron casados 53 años. HEREDERO AL TRONO DRUSILLA

Este retrato en calcedonia (una piedra decorativa) retrata a una de las mujeres más jóvenes de la familia de Augusto, probablemente Drusilla.

A menudo el emperador adoptaba a un joven prometedor para que lo sucediera en el trono cuando muriera. El emperador Antonino Pío adoptó a Lucio Vero, retratado aquí en un fino busto de bronce. Luego éste fue coemperador con Marco Aurelio, de l6l a l69 d.C.

Retrato de Tiberio Rastros de madera de la vaina adheridos a la hoja de acero

Estandarte de una legión, con el águila en un altar




Legionarios

CRESTA DE MANDO

Los centuriones y otros oficiales usaban crestas en el casco, para que sus hombres los vieran y los siguieran en la batalla.

R

oma debía su gran imperio a sus legiones, quizá los ejércitos más exitosos de la historia. Cada legión consistía de unos 5.000 soldados de a pie (infantería), todos ciudadanos romanos, voluntarios (p. 16), de 20 a 25 años. Los legionarios estaban rigurosamente entrenados, brutalmente disciplinados y bien armados. Eran el corazón del ejército, y soportaban lo más duro de la batalla. Su vida era dura, igual que ellos. Y como podían rebelarse, los emperadores se aseguraban de tratarlos bien. En el siglo ii d.C. había l50.000 legionarios, y más tropas auxiliares de no ciudadanos (p. l2). En estas páginas se muestran réplicas modernas del equipo de un legionario.

Cresta mostrada en posición, pero no fija

PROTECTOR DE CABEZA

De origen galo, este casco fue diseñado para proteger la cabeza, la cara y el cuello sin bloquear la visión o el oído. Se decoraba a menudo con remaches esmaltados.

El Monte Capitolino de Roma sobrevivió la captura de los galos en 390 a.C. porque los gansos sagrados que vivían allí dieron la alarma y despertaron a los legionarios que dormían allí.

CHALECO DE METAL

La famosa armadura de tiras de metal se mantenía ajustada por correas de cuero en su interior. Se inventó en el siglo i d.C. Era muy flexible pero pesada, y los soldados tenían que ayudarse unos a otros para ponérsela y atarla.

BAJO LA ARMADURA

Una túnica de lana gruesa se llevaba bajo la armadura, hasta medio muslo. Al principio los romanos no usaban pantalones largos; introdujeron poco a poco los cortos.

CINTURÓN

El baltens o cinturón era la insignia del oficio de soldado, y siempre se usaba con la túnica. El «delantal» de tiras de cuero decoradas servía de protección a la entrepierna en la batalla. Y el cascabeleo que hacían cuando marchaban los legionarios ayudaba a intimidar al enemigo.

Los pesados pendientes estiraban las tiras de cuero hacia abajo

10


Punta de jabalina diseñada especialmente para atravesar el escudo enemigo, y el hombre que hubiera detrás

Capa de lana

Botella de cuero para agua o vino

Mochila para efectos personales y raciones para tres días LAS MULAS DE MARIUS PUNTAS PENETRANTES

La lanza de los primeros tiempos (izda.) fue reemplazada por la temible jabalina pesada o pilum (dcha.), que tenía la punta angosta para atravesar tanto escudo como armadura. Una lluvia de éstas rompería la carga del enemigo.

Un legionario totalmente cargado llevaba, al marchar, algo más que armadura, armas y escudo. Cada hombre cargaba del hombro una pesada mochila que incluía herramientas, plato y sartén. Esta carga pesaba 40 kg o más, y a menudo tenían que cargarla 30 km ¡en un solo día! Llamaban a los legionarios «las mulas de Marius» por el general que empezó esta práctica.

El mango de la espada a menudo era de madera, aunque también se usaban el hueso y el marfil

La daga tenía una afilada hoja doble

Pica para cavar zanjas

Cortador de pasto para hacer terraplenes ESPADA Y DAGA

BOTAS PARA CAMINAR

Las sandalias militares (caligae) fueron tan importantes como la armadura, porque las legiones ganaron guerras tanto por sus marchas rápidas como por las batallas. Estas botas claveteadas eran resistentes y bien ventiladas, especialmente diseñadas para soportar peso y también para soportar kilómetros de caminata.

11

El pugio o daga se usaba del lado izquierdo, y el gladius o espada corta, del derecho. Las dos, de tipo español, fueron copiadas por los romanos. La espada era un arma terrible, lo bastante corta para manejarse fácilmente en el fragor de la batalla, y muy eficaz contra los galos, que casi no usaban armadura.


Ataque y defensa A comienzos del siglo i d.C., los romanos

PROYECTILES DE CATAPULTA

Se usaban catapultas para lanzar dardos y piedras al enemigo. Éstas son las puntas de hierro de los dardos de madera o «saetas». Cada legión tenía unos 60 disparadores, temibles armas que se usaban sobre todo en los asedios.

ya habían adquirido la mayoría de su Imperio; mares, desiertos, montañas y bosques les proporcionaban barreras naturales, y los emperadores siguientes decidieron no extenderse más. Los soldados romanos se transformaron en guardias fronterizos de las provincias conquistadas y sofocaban cualquier posible levantamiento. Muchas de las guerras en esta fase se libraron para impedir que los extranjeros invadieran las provincias romanas. Las legiones seguían siendo la médula del ejército, pero los regimientos auxiliares (que incluían infantería y caballería) se volvieron más importantes: su trabajo era patrullar y vigilar los miles de kilómetros de frontera que limitaban entonces al Imperio Romano.

UNA PROVINCIA GANADA

Julio César conquistó las Galias en la década de 50 a.C., sobre todo para su gloria personal. Finalmente derrotó a la resistencia gala en el sitio de Alesia, donde acorraló al líder galo Vercingetórix. Este detalle de una pintura muestra al orgulloso galo entrando en el campamento romano para rendirse ante César, sentado en una plataforma roja a lo lejos. SOLDADO AUXILIAR

ESCUDO DEL JEFE

Los soldados auxiliares complementaban las legiones. Reclutados entre los súbditos del Imperio, rara vez eran ciudadanos. Esta estatuilla de bronce muestra un soldado auxiliar con cota de malla.

Los escudos de madera tenían una tapa o cubierta de metal sobre el asa central que se usaba para asestar un golpe al enemigo que se acercaba demasiado.

FUERTE ROMANO

Los soldados pasaban el invierno y los tiempos de paz en fuertes de madera o piedra. Abajo, puerta reconstruida de un fuerte de South Shield, Inglaterra.

BOTÍN DE GUERRA

Esta placa de marfil muestra armas capturadas: la recompensa por tomar territorio enemigo. El pillaje de las conquistas ayudaba a financiar el esplendor de Roma, a llenar las arcas del emperador y a pagar a las tropas. Las guerras de conquista también llevaron varios millones de esclavos a Italia, de todo el Imperio.


PROTECCIÓN ESCAMOSA

Las camisas de tela cubiertas de escamas de bronce eran una armadura común. Hileras de miles de ellas se ataban con cintas a la camisa.

La caballería La caballería auxiliar era de los mejor pagados entre los soldados romanos, en parte porque mantenían y equipaban a sus propios caballos. Los italianos no eran muy buenos jinetes, así que el ejército levantaba regimientos en zonas donde era tradicional luchar a caballo, sobre todo en Galia, Holanda y Tracia (Bulgaria). La caballería patrullaba y exploraba a la vanguardia de las legiones, protegía sus flancos en batalla y acosaba a los enemigos derrotados. ARNESES

Éste forma parte de un juego de fina plata de Xanten, en Alemania. Este equipo tan vistoso probablemente perteneció a un oficial de caballería.

DESFILE

Un relieve de Roma muestra a legionarios y a soldados al galope. Parte de la caballería lleva estandartes (emblemas de identificación). Los legionarios lucen crestas en la parte superior de sus cascos ESPUELA DE CABALLERÍA

Los jinetes usaban espuelas para picar a sus caballos. Todavía no se inventaba el estribo, pero las monturas tenían pomos altos que permitían que los jinetes quedaran bien sentados.

BATALLA CON BÁRBAROS

Esta salvaje mezcla de soldados, caballos y armaduras es un relieve sobre un ataúd de piedra y muestra la caballería romana en combate contra bárbaros del norte. Aunque el artista no representó a los soldados con precisión, da una buena idea del caos de una batalla.

PUNTAS DE LANZA

Los soldados auxiliares de infantería y los de a caballo usaban jabalinas ligeras para atacar (p. 11), y lanzas más pesadas para arrojar desde más cerca. Hoy sólo quedan las puntas de hierro; las de madera se pudrieron hace tiempo. Éstas provienen de Hod Hill, Inglaterra.

CON IMPACIENCIA

Mucho de los arneses romanos era básicamente igual que los de hoy. Las riendas de cuero y la brida se unían en un bocado en la boca del caballo. Éste de Hod Hill es idéntico a los bocados modernos.

13


Soldados y sociedad En tiempos de guerra o de paz, el ejército

desempeñaba un papel importante en la sociedad romana. Muchos pobres escogían una carrera militar porque ofrecía un buen nivel de vida y la oportunidad de aprender varios oficios, como la construcción. Había castigos; arriesgaban la vida  en batalla y no podían casarse. Pero había algunos beneficios, y muchos de los soldados tenían esposas e hijos «extraoficiales». Se premiaba a los de las provincias por sus servicios, otorgándoles la ciudadanía romana a ellos y a su familia. A los legionarios jubilados se les daban premios: tierra o dinero. Su talento podía hacer que se le promoviera a centurión, a cargo de MÁSCARA En tiempos una «centuria» de 80 hombres. Los soldados bien pagados eran también de paz, los un buen mercado para los comerciantes locales. Se erigían asentamientos soldados romanos entrenaban mucho. junto a los fuertes, y muchos se volvieron ciudades, como York, en Los soldados de caballería Inglaterra. Los matrimonios de soldados con mujeres locales ayudaron usaban armaduras muy adornadas para los desfiles. a extender los caminos romanos y unir el Imperio. El ejército mantenía Esta máscara de bronce encontrada la famosa paz romana (p. 60), lo que hacía que las provincias prosperaran. en Nola, Italia, quizá es de un casco para simulacros de batallas de caballería en los que los jinetes practicaban y presumían sus proezas.

ARTESANOS Y OBREROS

Los soldados se especializaban en muchos oficios, incluyendo la construcción. Extraían piedra o hacían sus propios materiales, como esta placa de arcilla para un tejado, con el nombre y el emblema de la  le­gión 20: un jabalí atacando.

LA MURALLA DE ADRIANO

Por orden del emperador Adriano, el ejército construyó una muralla en Britania para separar la provincia romana de los invictos caledonios de Escocia. Los legionarios construyeron la muralla, y los auxiliares la vigilaban, patrullando desde fuertes a lo largo de la muralla. Las legiones se desplazaban adonde hubiera problemas. La muralla cubría l20 km.

Representación de un legionario, equipado con escudo y lanza.

14


HIJA DE SOLDADO

Complicado estilo de peinado, en una máscara

PRUEBA DE CIUDADANÍA

Imagen y títulos del emperador

La tapa está en el interior

Cuando los provincianos que servían con los auxiliares cumplían los 25 años de servicio, normalmente se les concedía la ciudadanía romana, que les daba importantes derechos legales y privilegios. Para poder demostrar su nuevo estado, algunos soldados tenían copias en bronce del documento oficial, como éste de Malpas, Cheshire, en Inglaterra. Perteneció a un español llamado Reburrus.

MONEDEROS

Los soldados llevaban dinero en efectivo en un monedero de cuero o de bronce (izda.). Usado como pulsera, sólo podía abrirse al quitarse, así que era difícil de robar.

DEPÓSITO OLVIDADO

Estas monedas de oro, cuatro años de paga para un legionario, fueron enterradas en Kent, Inglaterra, después de la invasión romana a Britania. Pueden ser los ahorros de un funcionario que no volvió por ellas porque murió en batalla.

15

Esta lápida rota de Lancashire, Inglaterra, es de la hija de un portaestandarte. Conforme los soldados romanos y las mujeres del lugar se casaban y tenían hijos, se fusionaron nativos y romanos.


Senadores, ciudadanos y esclavos La sociedad romana tenía una escala social muy definida.

A principios del Imperio, las personas se dividían en ciudadanos romanos, «provincianos» no ciudadanos y esclavos. Los ciudadanos se dividían en rangos diferentes y tenían privilegios negados a los no ciudadanos. El Senado de Roma, corazón del gobierno desde la República, fue después controlado por el emperador. Cónsules, otros magistrados y gobernadores provincianos eran escogidos de entre sus miembros, aristócratas adinerados. El siguiente rango, los équites, eran BROCHE también hombres ricos que servían en El broche o fibula era un artículo común de la el ejército y la administración. Se podía vestimenta. Era práctico cambiar de rango, de senador a équite, para fijar las capas y otras prendas en el hombro. por ejemplo, y muchos ciudadanos romanos tenían antepasados esclavos. El alfiler de seguridad iba en Aunque algunos esclavos eran la parte posterior maltratados, otros eran poderosos; del broche de adorno los del emperador y los libertos (antiguos esclavos) llevaban la administración civil. Sello de oro en forma de anillo

ANILLOS

Los anillos los lucían tanto hombres como mujeres. Los anillos de oro eran una insignia de rango para los équites, y los anillos con piedras talladas se usaban para sellar documentos. Otros eran amuletos contra la mala suerte. Anillos de plata con bustos de Hérculess (izda.) y Marte (abajo)

Anillo de moneda de oro Noble

Campesino

SÍMBOLO DE PODER

Los oficiales romanos importantes eran escoltados por los lictores, hombres que llevaban fasces: una segur en un hacecillo de varas. Esto simbolizaba su autoridad para castigar o ejecutar a las personas. La estatuilla de bronce (dcha.) data del siglo i d.C.

Ayudante sacrificial

Sacerdote

Sacerdote haciendo un sacrificio

VESTIMENTA MASCULINA

Los romanos llevaban túnicas a la rodilla y sin mangas, quizá con ropa interior y varios tipos de capas. En ocasiones formales los ciudadanos usaban togas muy blancas. ¡Los pantalones les parecían poco varoniles!

16

Ciudadano con toga

Senador

SPQR

Estas famosas iniciales, senatus populusque Romanus, quieren decir: «el senado y el pueblo de Roma». Se las halla en inscripciones y monedas.

Se ataban las varas con una correa Segur


CUBIERTA

La parte de atrás de esta lápida de madera lleva la marca del procurador de la provincia de Britania. Era el «membrete del papel de cartas» del oficial de los équites que recolectaba impuestos y pagaba al ejército en Britania. El procurador tenía un rango más bajo que el gobernador de la provincia, un senador que comandaba el ejército y administraba justicia. Ambos oficiales eran seleccionados por el emperador, y disponían de equipos de esclavos y de empleados del ejército. En el lado del frente había una capa de cera en la que se escribía (p. 40)

ESCAPE DE LA ARENA

La gente se volvía esclava por guerra, por decisión judicial o por nacer de padres esclavos. La mayoría de los gladiadores eran esclavos, pero su éxito en la arena podía liberarlos. El hueso (arriba) es el pase a la libertad de un gladiador llamado Moderatus.

Barba recortada a la moda de 130 d.C.

EL FORO

Cada pueblo romano tenía un foro: plaza cuadrada rodeada de edificios públicos. El Foro de Roma (arriba) era el corazón de la capital, y lo atravesaban la Vía Sacra al Capitolino y el Templo de Júpiter. A la derecha de la fotografía está la curia o senado. En las cercanías se hallaban el palacio imperial y el Coliseo.

MODAS CAMBIANTES

Los varones romanos eran entusiastas seguidores de la moda, sobre todo en el peinado. El busto de bronce (dcha.) muestra la moda de alrededor del año 130 d.C., con cabello abundante y barba recortada. Las barbas siguieron creciendo más y más, hasta que hacia 230 d.C. las barbas hirsutas y el corte de pelo al rape se pusieron de moda.

17


Las mujeres de Roma

Rueca plateada, para fibras de lana o de lino listas para hilarse

Tradicionalmente se esperaba que las mujeres fueran esposas dignas y buenas madres, a cargo de la casa (p. 22). Las jóvenes apenas tenían una educación primaria (p. 20). El grado de libertad de una mujer dependía de su riqueza y su estatus. Las adineradas podían tener un buen grado de independencia, sobre todo si eran viudas. Tras bambalinas, las esposas de emperadores y senadores tenían a menudo mucha influencia. En el otro extremo de la escala social, muchas mujeres eran esclavas, y eran desde doncellas de las señoras hasta campesinas.

BUSTO DE MUJER

Pequeño busto plateado, probablemente del centro de un plato decorativo. Puede ser el retrato de una dama romana.

Aguja de hueso

Hilado y tejido

La mayoría de la ropa romana era de lana o de lino, y los trabajos de hilar y tejer, y hacer la ropa, eran tarea de las esposas, mas no de las adineradas. El emperador Augusto obligaba a su hija Julia a hacerlo como ejemplo para que las demás mantuvieran las viejas tradiciones romanas y demostraran virtudes de esposa. ¡Julia odiaba hacerlo!

Aguja de bronce para tejido más fino

Dedal de bronce, parecido a los de hoy

Cosméticos Muchas romanas se maquillaban. El cutis pálido estaba de moda, y se lograba con tiza en polvo o plomo blanco. El ocre rojo se usaba en mejillas y labios, y en los ojos, compuestos a base de ceniza o antimonio. Algunos cosméticos eran venenosos.

VESTIMENTA FEMENINA

Las romanas usaban una túnica interna y otra externa, de lana o lino, y a veces capa. Las ricas usaban telas ligeras importadas, como seda china o algodón de la India.

Espátula de plata para mezclar y aplicar cosméticos

Frasco de perfume hecho de precioso ónix

Este mural muestra a una joven vaciando perfume en un frasco

18

Peine de marfil de una tumba, con la inscripción: «Modestina, adiós». Los pobres usaban peinetas de hueso o de madera, aunque más bien para librarse de los piojos que por seguir la moda


MÁSCARA DE MOMIA

Este retrato de cera de una tumba del periodo romano en Egipto da una idea del aspecto de una mujer rica, sus joyas y su peinado. Estaba colocado en el exterior del ataúd de la momia de la muerta.

Pendientes sirios, con patos

Pendientes de oro, con delfines

Los peinados de las romanas a menudo llevaban extensiones

Las piedras preciosas de estos pendientes son zafiro, granate y plasma (tipo de calcedonia) Collar de alambre de oro trenzado

Pendiente de oro en media luna

Anillo con el nombre Sabbina

Collar de oro con cuentas de granate rojo

Joyería Anillos, pulseras y collares se usaban profusamente (p. 43). La mayoría eran de bronce barato y a veces de vidrio. Muchas mujeres se perforaban las orejas para usar pendientes. Los broches aseguraban las prendas.

Ocupaciones MUJERES EN LA ARENA

Los romanos incluso entrenaban a algunas esclavas como gladiadoras (p. 30). Este relieve conmemora la liberación de la arena de Achillia y Amazona (quizá sus «nombres artísticos»).

Había algunas carreras para las mujeres fuera de la casa y la tienda, aunque no muchas. Las ricas podían volverse sacerdotisas, las más importantes de las cuales eran las vestales (p. 52). Algunas tenían sus propios negocios; una era fabricante de lámparas. Había parteras, peluqueras y médicas profesionales, pero los hombres se reservaban la mayoría de las profesiones.

19

Anillo de oro con el sello de piedra de un pájaro en una rama


«¿YA CASI?»

Los niños romanos vestían como sus padres, y a menudo los acompañaban a las ceremonias oficiales. Este detalle del Ara Pacis, el monumento a la paz de Augusto, muestra a los miembros de la familia imperial en una procesión sacrificial. Los niños se ven poco impresionados por el ceremonial.

La edad del crecimiento Para algunos niños romanos afortunados,

crecer consistía sólo en juegos y escuela. Los padres educaban a sus hijos hasta la época de los emperadores, cuando los que podían permitírselo contrataban tutores. Muchos enviaban a los niños a la escuela desde los siete años para que aprendieran lo básico, con el ábaco y tablillas de cera. Rumbo a la escuela, los niños se detenían a desayunar. La escuela abría del alba al mediodía, y había mucho aprendizaje de memoria, con azotes si se fallaba. Las niñas rara vez tenían algo más que la educación básica, y luego debían aprender las tareas domésticas. Los hijos de los nobles se preparaban para una carrera de leyes o en el gobierno. Sin embargo, la escuela era para unos pocos privilegiados, y la mayoría de los niños eran pobres. Incluso algunos padres NIÑO Busto de mármol, abandonaban a bebés realista, de un niño que no podían de unos cinco años de edad. El curioso alimentar. La mayoría rizo lo identifica como un adorador de los pobres no sabían de Isis (p. 50). leer ni escribir, y trabajaban desde tierna edad. ESCLAVO DORMILÓN

Muchos niños romanos eran esclavos. El frasco de aceite (izda.) representa a un esclavo sentado en una caja y dormitando mientras espera a su amo. Muchos esclavos eran maltratados y trabajaban muchas horas, así que éste quizá hace una siesta mientras puede. Tal vez su amo esté relajándose en los baños; este frasco de aceite pudo usarlo al bañarse.

Rizo

VIDA DE NIÑO

Un relieve de sarcófago muestra escenas de la crianza de un niño. A la izquierda, el recién nacido es amamantado por su madre, y luego tomado en brazos por su padre. Luego el chico conduce una carreta tirada por un asno. Al final recita ante su padre.

20


Muñeca con muestras de desgaste Canicas de vidrio

CANICAS DURADERAS

JUGUETE TÓXICO

Los juguetes de los niños reflejan el mundo a su alrededor, como este camello de Egipto. No se vendería en las tiendas de hoy, pues está hecho de plomo venenoso.

MUÑECA DE TRAPO

Las muñecas han sido juguetes populares por miles de años. Esta gastada y apolillada muñeca de la época romana se conservó bien en la seca tierra de Egipto.

JOVENCITA

Fino retrato de mármol de una niña de unos diez años. Originalmente el pelo estaba coloreado de rojo, y peinado como lo llevaban las mujeres adultas de la época (200 d.C.). Se criaba a los niños romanos para que se parecieran y se comportaran como versiones en miniatura de sus padres.

COMO MODELO

Al jugar, a los niños siempre les ha gustado imitar a sus padres, y esta carreta sugiere que la emoción de las carreras era tan fascinadora para los niños romanos como para los de hoy (p. 34).

21

El juego de canicas ha sido popular durante muchos siglos. Ya lo era en tiempos de los romanos, y las canicas se hacían de una variedad de materiales.

Canicas de barro Complicado peinado de trenzas


Vida en familia

Ceremonia de boda

Las novias llevaban un vestido especial y un velo color naranja. La pareja intercambiaba votos y se tomaba de las manos para simbolizar su unión y la de sus familias. El novio sostiene el acta de matrimonio.

La idea de la familia era muy importante para los

romanos, aunque la consideraban de manera diferente de como nosotros la entendemos hoy. El paterfamilias, padre y cabeza de familia, era tradicionalmente todopoderoso sobre el contenido de su casa, lo que incluía a todas las personas que vivían en ella, de la esposa a los esclavos. En teoría, él tenía poder de vida y muerte sobre sus hijos. En la práctica, sin embargo, esposa e hijos no estaban tan oprimidos como parece. La esposa compartía el poder, controlando el funcionamiento de la casa y sus finanzas, y En Roma, los matrimonios solían efectuarse dirigiendo la educación de los hijos hasta que por razones financieras o políticas. El día tuvieran edad de empezar su instrucción (p. 20). de la boda el novio llegaba con su familia Las casas más grandes también tenían muchos y amigos a casa de la novia, y el matrimonio esclavos. A algunos los trataban duramente, tenía lugar en el atrio (p. 24) o en un templo cercano. Se ofrecía un sacrificio pero a otros se les y se leían los auspicios para asegurarse consideraba como ANILLOS de la aprobación de los dioses. Los A menudo, el novio miembros de novios intercambiaban votos y unían le regalaba un anillo la familia. sus manos, y así ya a su futura esposa, para

Una boda romana

quedaban casados.

simbolizar el matrimonio.

FAMILIA INFELIZ

Este retrato de familia es del emperador Septimio Severo con su esposa Julia Donna y sus hijos Caracalla y Geta. No fue una familia feliz: después de la muerte de Severo, Caracalla asesinó a Geta y luego lo mataron a él. Se maldijo oficialmente su memoria y se borró su retrato (arriba izda.).

Esclavos y mascotas Las casas romanas ricas nos parecerían amontonadas y sin privacidad, con esclavos corriendo de un lado a otro limpiando, haciendo recados y atendiendo las necesidades de la familia. La casa incluía también animales de trabajo: perros guardianes y de caza en propiedades rurales, quizá caballos, y gatos para cazar ratones. También había varios animales domésticos, principalmente para los niños.

Collar de perro

EN LIBERTAD

Hedone, la criada liberta de Marcus Crassus, ofreció esta placa de bronce a la diosa Feronia, popular entre los esclavos liberados. ¿ESCLAVO TRISTE?

Arriba a la derecha, estatuilla de un esclavo de cocina que llora mientras trabaja en el mortarium (p. 44). Es desdichado por su dura vida o porque está picando cebolla.

PERRO GUARDIÁN

Había muchas razas de perros en el Imperio Romano, incluyendo feroces perros guardianes como el de la derecha, encadenado a la puerta para alejar a los ladrones.

22

PLACA DE PERRO

Algunos perros romanos llevaban una placa por si se perdían. Esta placa de bronce dice: «atrápame si me escapo, y devuélveme a mi dueño Viventius en la propiedad de Callistus».


Dioses del hogar La mayoría de los romanos eran religiosos respetaban a sus muchos dioses (p. 50), sobre todo a los dioses y espíritus particulares que protegían del mal el hogar. Cada casa tenía su propio altar donde la familia realizaba el culto diario. Y era muy importante recordar a los antepasados. Las familias senatoriales guardaban máscaras o retratos de cera de sus antepasados, y la mayoría Cresta regularmente iba a las tumbas de una cabeza de sus familiares a rendirles de serpiente homenaje (p. 56).

y

Aliara, con cabeza de delfín

LAR

El lar era un espíritu de los antepasados de la familia. Éste de bronce (izda.) está haciendo un sacrificio: vierte vino de una aliara con una mano, mientras sostiene un cuenco de libación en la otra mano (p. 52).

El cuenco de libación se usaba para verter líquidos sobre el fuego sacrificial del altar

ESPÍRITU DE SERPIENTE

La morada también tenía su propio espíritu protector, que se representaba con una serpiente barbada (ver el altar, abajo).

Bola de incienso que se va a quemar en un altar

GENIUS

Éste era el espíritu protector personal de un hombre (a la mujer la defendía una Juno). Este genius lleva toga y está en la postura de un sacerdote haciendo un sacrificio.

ALTAR CASERO

El lararium o altar de una casa de Pompeya (izda.) tiene forma de pequeño templo. Un genius está de pie en el medio, flanqueado por dos lares, y con una serpiente debajo. LIBERTOS DEDICADOS

Los romanos tenían a menudo relaciones muy buenas con sus esclavos, y cuando los liberaban se volvían sus patrones. Esta lápida de mármol muestra a Lucio Antistio Sarculo y su esposa Antistia enmarcados por conchas, lo que significa que han muerto. La inscripción señala que la lápida fue ofrecida por Rufus y Anthus, dos de sus libertos. No hay duda que Rufus y Anthus admiraban mucho a sus antiguos dueños, y puede observarse que se habían enriquecido, ya que se permitieron el lujo de erigir tan espléndido monumento. Y aún más interesante es que la misma Antistia había sido esclava; Antistio la había liberado y luego se casó con ella.

23


Casa y hogar Si fueras un romano adinerado, podrías darte el lujo de tener una casa en

FAUNA HOGAREÑA

Como en Italia hoy día, casas y jardines tenían su propia fauna: escorpiones en las esquinas oscuras y lagartos calentándose en paredes soleadas.

la ciudad y una villa en el campo (p. 58). En Italia, las casas romanas de los ricos solían seguir el mismo diseño. La puerta delantera abría a un atrio o vestíbulo abierto, con un estanque en el centro. Un peristilo o jardín trasero refrescaba la casa, necesario en el feroz calor del verano italiano. Los cuartos eran sencillos y elegantes, con techos altos y puertas anchas, aunque pocas ventanas. A pesar de que las paredes estaban pintadas de colores brillantes y los suelos a menudo se decoraban ricamente con mosaicos, el mobiliario era sorprendentemente escaso: cajas fuertes, camas, divanes principalmente para cenar, mesas pequeñas y quizá algunos finos armarios de madera. Pero sólo unos pocos afortunados disfrutaban el lujo de tan elegante casa. La mayoría de la gente vivía en la pobreza en el campo, o en atestados edificios en la ciudad. Las viviendas no tenían sanidad y había un constante riesgo de incendio. En la planta baja de los edificios solía haber una hilera de tiendas. GATO ENTRE PALOMAS

Muchos mosaicos capturaban escenas de la vida diaria, como éste de un gato atrapando una paloma. Miles de pedacitos de piedra coloreada, cada uno de aproximadamente 5 mm componen el cuadro. Expertos artesanos los colocaban en yeso húmedo.

BAJO LLAVE Y SEGURO

Los romanos tenían cerraduras y llaves contra los ladrones. La complicada forma de la punta de la llave (dcha.) entraba, por el ojo de la cerradura, en el patrón de agujeros del pestillo (izda.), permitiendo que éste se moviera de un lado a otro para abrir o cerrar con llave un baúl.

El patrón de agujeros coincide con la llave Engranes conectados a la palanca por fuera

Forma especial en la punta para encajar en el pestillo

CAJA FUERTE

Ésta tiene dos pestillos corredizos en la tapa (vista por dentro) que se operaban girando los engranes desde el exterior. Tenía también dos pestillos en el extremo superior, uno activado por un pestillo y el otro por gravedad; sólo se soltaba al inclinar la caja. En estas cajas se guardaban dinero y objetos valiosos.

EXTREMO DEL DIVÁN

Esta placa de marfil tallada en un lado de un diván muestra a Cupido, el dios del amor, flotando sobre Baco, el dios del vino, que tiene en la mano un racimo de uvas. Los ricos gastaban mucho en muebles y servicios de mesa para impresionar a sus invitados en sus suntuosas cenas (p. 46).

24

Lagartos como éste de bronce todavía viven en las ruinas de Pompeya


ILUMINANDO EL TIEMPO

Los romanos alumbraban sus casas con lámparas de aceite, de barro o de bronce, que podían ser bastante detalladas, como ésta en forma de cabeza grotesca. Quemaban aceite de oliva (caro y no muy luminoso). A veces era mejor irse a la cama al atardecer.

Las orejas sirven de soporte para fijar la pata

PATA DE ELEFANTE

Esta cabeza de elefante de bronce brillantemente coloreada era, de hecho, la pata de un mueble, quizá de una cama. Pudo haberse tomado como modelo uno de los muchos elefantes llevados de África para morir en la arena (p. 32). Los espectáculos del anfiteatro eran un tema popular en el arte y la arquitectura romanos.

El aceite se vertía en este agujero, que originalmente tenía una tapa con bisagra

EL ATRIO

Las casas romanas ricas tenían un atrio en la puerta principal para recibir a los invitados. Esta reproducción del atrio de una casa de Pompeya muestra el cielo. En el centro, el estanque lo mantenía fresco.

El pie parece una garra de león Posición del extremo

Taraceado en cobre y plata

CABEZA DE MULA

El vaciado en bronce (abajo) es uno de los dos extremos de un diván, y está decorado con una figura de sátiro y una cabeza de mula. En la reconstrucción de arriba se muestra la posición del extremo. En cada diván cabían tres personas reclinadas.

Parte de una pintura mural de Stabiae, cerca de Pompeya; representa la primavera

25


La construcción Los romanos eran grandes constructores

PONT DU GARD, FRANCIA

Inmenso puente de piedra de tres pisos, con acueducto, que cruza un cañón. El agua fluía por un cauce, cubierto, en la parte superior. El acueducto recorría 50 km hasta un depósito que diariamente suministraba 20.000 toneladas de agua a la ciudad de Nîmes.

La regla de un pie se dividía en l2 pulgadas romanas

de templos, casas de campo y magníficos edificios públicos de mármol tallado. Aunque adoptaron muchos estilos griegos, tenían los suyos. Hicieron gran uso de los arcos e inventaron la bóveda. Usaban ladrillos horneados, y desarrollaron REGLA DE BRONCE DE UN PIE el hormigón mezclando Esta regla plegable probablemente era pozzolana, un material un albañil o carpintero volcánico. Sus estructuras de romano. Se llevaba fácilmente en el cinturón duraban mucho, incluso o en una bolsa. Medía los mosaicos que usaron un pie romano como decoración se siguen (296 mm). conservando en muchos lugares. Los romanos también tenían habilidades en ingeniería, llevando agua a las ciudades a lo largo de acueductos, y construyendo caminos y puentes que aún hoy sirven.

Los divisores se aprietan con una cuña

DIVISORES

PLOMO

Un sencillo peso de bronce suspendido de un cordón aseguraba que los muros fueran perfectamente verticales. El nombre del dueño, Bassus, está inscrito en él. Herramientas sencillas como ésta se usaron para construir el Pont du Gard (arriba).

ESCUADRA DE BRONCE

Usada para verificar los ángulos rectos, esta herramienta habría sido de utilidad para carpinteros, albañiles, fabricantes de mosaicos y otros artesanos. Mide ángulos de 90 y de 45 grados.

Los usaban los ingenieros al trabajar con planos y modelos a escala. El espacio entre las puntas inferiores siempre es del doble que entre las puntas superiores, permitiendo copiar estatuas dos veces más grandes, o a la mitad del tamaño original.

CINCEL

Cinceles como éste de hierro se empleaban al trabajar la madera. Se usaban en la construcción, para los marcos de los tejados, pero la mayoría de la madera romana se pudrió hace mucho tiempo, incluyendo el mango de este cincel.

CAMINO ROMANO

Los caminos normalmente eran muy derechos, y bien construidos con peralte (joroba) para que el agua de lluvia fluyera hacia zanjas, así que podían transitarse en toda época. Tenían varios niveles, con un firme cimiento. Arena gruesa o lajas de piedra cubrían la superficie.

26


Plomería romana El suministro de agua estaba muy avanzado en muchas ciudades romanas, mejor que otros hasta el siglo xix. Los grandes acueductos tenían muchas tomas de agua, especialmente fuentes públicas (la mayoría de la gente sacaba, con cubos, el agua para su casa). Las casas de baños y los retretes públicos tenían su propio suministro. En las viviendas más grandes solía haber cañerías de agua, y también recogían el agua de lluvia (ver el atrio en la p. 25). Los elaborados sistemas de cañerías de plomo llevaban el agua por gravedad a estos lugares; un sistema subterráneo de cloacas se encargaba de llevarse los desechos.

b Pivote

a

g

c

BOMBA EN ACCIÓN

Este croquis muestra cómo funcionaba la bomba de agua. En realidad dos bombas unidas, cada mitad tenía un pistón (a) que al ser levantado por el balanceo de la barra (b), aspiraba agua hacia el cilindro (c) a través de una válvula de un solo sentido (d). Cuando el pistón se empujaba hacia abajo, el agua entraba en el tubo (e) y salía por otra válvula (f). Los dos cilindros, que actuaban alternadamente, expulsaban un chorro de agua hacia la cañería central (g).

nivel de agua a c d

e

f

f

e

d

FUENTE DE POMPEYA

Las fuentes trabajaban por gravedad. La estatua muestra a un niño con un ganso, y el peso del agua en un tanque oculto hacía que por la boca del ganso saliera un chorro de agua.

RETRETE MÚLTIPLE

Un canal de agua bajo los asientos de esta letrina se llevaba las aguas negras. Los romanos usaban esponjas en ramitas en vez de papel higiénico.

Válvula

BOMBA CONSERVADA

Se usaban bombas como ésta de plomo para llevar el agua a un nivel más alto. El escritor Vitruvio narra que se usaban para llenar los tanques de fuentes como la de arriba a la izquierda. La tapa de la válvula permitía que el agua fluyera, pero se cerraba si ésta trataba de ir en sentido contrario

Se cortó esta sección para ver las válvulas y mostrar las uniones del tubo, cuidado­samente hechas

27


Arena sangrienta

Mástiles para los cables que sostenían el toldo

El Coliseo de Roma es el más grande de los

muchos anfiteatros del Imperio, y una maravilla de la ingeniería romana. Inaugurado por el emperador Tito en 80 d.C., tenía capacidad para unas 50.000 personas; fue diseñado tan bien que todos podían salir del edificio en pocos minutos. El secreto estaba en el hábil uso de las bóvedas de arco, y de los corredores y escaleras que llevaban a los asientos. Las bóvedas de la planta baja formaban 80 entradas para la muchedumbre, cada una marcada con un número que ayudaba a los visitantes a encontrar su asiento. A menudo se colocaba una gigantesca lona para dar sombra, y para los espectáculos nocturnos se colgaba sobre la arena un candelabro de hierro macizo. Sin embargo, este extraordinario edificio se construyó para un propósito horrible: que la gente presenciara matanzas y derramamiento de sangre como entretenimiento. Los gladiadores peleaban a muerte, y otros hombres luchaban contra animales de los cuatro confines del mundo romano. Estos «juegos» eran auspiciados por emperadores y otros romanos importantes a fin de ganar popularidad. SANGRE Y ARENA

La misma «arena» (la que absorbía la sangre de las víctimas) y el pavimento debajo de ella se erosionaron hace mucho tiempo, revelando el laberinto de celdas y pasajes. Había tapas ocultas y puertas-trampa para que animales y hombres aparecieran de debajo de la tierra.

El inmenso peso de los asientos se cargaba en arcos

BATALLA NAVAL PARA DIVERTIRSE

Los romanos se aburrían de sólo ver matanzas, y los emperadores intentaban encontrar nuevas formas de carnicería para divertirlos. Se pensó que se podían llevar a cabo «batallas marinas» en lagos artificiales, cuyos contendientes serían gladiadores en barcos pequeños. Esto es lo que imaginó el artista del siglo xviii que pintó este cuadro pero se cree que en realidad estas batallas nunca tuvieron lugar.

28

Los asientos más cercanos al frente se reservaban para los ricos y famosos

Laberinto de corredores, celdas y maquinaria bajo la arena


El Coliseo en ruinas ha sido un tema favorito de los artistas

El exterior estaba decorado con estatuas

29


Combate mortal Las luchas de gladiadores quizá fueron

religiosas en su origen, efectuadas en los entierros para honrar al difunto. Pero en la época de los emperadores, eran tan sólo un deporte sanguinario que casi todos disfrutaban. Los gladiadores eran principalmente esclavos o delincuentes, y se entrenaban en escuelas especiales. Si tenían suerte, sobrevivían para ganar su libertad. Muchos pensaban que su vida era fascinante. En Pompeya alguien escribió un graffiti en una pared sobre el tracio Celadus, «por el que las chicas suspiran». Algunos se ofrecían a ser gladiadores, y el emperador Cómodo asustó a Roma luchando él mismo en la arena. Pero para muchos de estos asesinos entrenados, la vida era brutal y corta. Había varios tipos de gladiadores, cada uno con armas distintas. Los espectadores tenían a sus favoritos: al emperador Tito le gustaban los tracios; Claudio detestaba a los retiarii. ESCUDO PEQUEÑO

Un pequeño escudo de bronce como éste podría haber sido llevado por un tracio (p. 33). Originalmente estaba barnizado de un color dorado brillante. No ofrecía mucha protección en la lucha.


EL HOMBRE DE LA RED

Un tipo de gladiador, el ágil retiarius (hombre de la red) se muestra en este vidrio de oro. Estaba equipado como un pescador, con una pesada red para atrapar a su enemigo, y el tridente de Neptuno para traspasarlo. Si se quedaba sin la red, normalmente estaba condenado.

Cresta decorativa, de bronce

Busto de Hércules

Ala larga para proteger el cuello

MAGNÍFICO CASCO

Un elaborado casco de bronce como éste habría sido llevado por uno de los gladiadores más pesadamente armados. Daba buena protección a la cabeza, pero el usuario no podía ver muy bien, algo peligroso al luchar contra el rápido retiarius. En acción, la visera se cerraba con llave. La armadura de los gladiadores era muy llamativa, pero dejaba indefensas áreas vitales como el estómago, ante los golpes letales.

Llave

Alas largas para proteger la garganta

31

Continúa en la siguiente página


Continúa de la página anterior

Acero y garras

Los juegos en el anfiteatro duraban todo el día. Por la mañana las fieras luchaban unas contra otras, o se enfrentaban a «cazadores», o simplemente mataban a delincuentes indefensos. Algunos mártires cristianos murieron de esta manera, aunque no se sabe de ningún caso de éstos en el Coliseo. Hacia el mediodía había un receso para sacar los cadáveres y echar arena fresca mientras la excitación subía, anticipándose a la atracción principal de la tarde: los gladiadores. ELEFANTE

En busca de novedades en la arena, los romanos recorrieron el mundo conocido en busca de animales exóticos, como este elefante africano. CONDENADOS A MUERTE

Se capturaban animales de tierras extranjeras, como este antílope, y se enviaban a Roma y al Coliseo. Era tan importante para los emperadores ofrecer espectáculos pródigos que gastaban inmensas sumas en ese comercio.

Hombro desprotegido

El leopardo arremete contra una parte protegida del brazo

«EL BRUTO DOMADOR DE POMPEYA»

A los victorianos los fascinaban los horrores de la arena. Este domador de leones del siglo xix usaba traje «romano» para atraer gente a su número.

ATAQUE SORPRESA

OSO

Había osos en el Imperio para entretener en la arena, y a veces se conseguían animales más raros de fuera del mundo romano: osos polares, tigres de la India y rinocerontes.

32

En esta placa de yeso se ve un leopardo saltar sobre un desprevenido bestiarius (domador). A algunos cazadores les gustaba presumir, por ejemplo luchando en zancos contra felinos, pero a la gente le gustaba ver morir tanto a cazadores como a animales: era parte de la «diversión».


DISEÑO LETAL

A la izda., parte de la intricada visera del casco de un gladiador. Los agujeros eran suficientemente pequeños para proteger la cara de espadas y tridentes, sin bloquear mucho la visión. Si mataban al usuario, la valiosa armadura era reparada y se la daban a otro. EL MOMENTO FINAL

En esta lámpara de aceite se ve el tenso final de una lucha. El gladiador herido mira a la muerte de frente y el vencedor, de pie, está listo para asestar el golpe final. Hombrera para proteger el cuello

Gladiadores

LA VIDA EN PELIGRO

Estatuilla de un gladiador fuertemente armado, con armadura en cabeza, brazos, y piernas, y el estómago indefenso; su escudo está junto a él. Quizá está herido y levanta la mano izquierda para pedir que no lo maten.

Espada curva

LIGERAMENTE ARMADOS

Algunos gladiadores iban armados ligeramente, como se muestra en estas estatuillas de bronce. A la izquierda un tracio con espada curva y escudo pequeño; a la derecha, un retiarius (p. 31).

«Nosotros, los que vamos a morir, os saludamos», gritaban los gladiadores al emperador, y empezaba la lucha con un acompañamiento musical (p. 48). Luchaban al mismo tiempo en pares o grupos, y cuando un gladiador estaba herido, podía pedir clemencia. El emperador hacía caso a la multitud: ¿había luchado bien el gladiador? Si no, la gente lo indicaba con el pulgar hacia abajo, y entonces se le daba muerte al gladiador.

GLADIADOR DE PELÍCULA

DUELO A MUERTE

Placa de barro con dos gladiadores fuertemente armados; uno se dirige al cuello y el otro ataca el vulnerable abdomen.

33

Filmes como Espartaco y Gladiador (arriba) dieron nueva vida al terror de las luchas de gladiadores en el Coliseo. Aquí, el actor Russell Crowe interpreta al general Máximo, que fue vendido como esclavo y debió sobrellevar la violenta vida de un gladiador.


Un día en las carreras En el Imperio Romano, la gente iba a ver las «carreras»

en su tiempo libre. Un día en las carreras significaba apostar a los equipos, alentarlos y comprar bocadillos a los vendedores. En una atmósfera cargada de entusiasmo, los carros crujían y los caballos pataleaban en las cajas de salida. Al dejarse caer una tela blanca, que era la señal de arranque, las rejas se abrían y los caballos se convertían en una nube de polvo que retumbaba EL ESPECTÁCULO Este mosaico muestra a los alrededor de la spina o barrera central. El público espectadores de las carreras. enloquecía y alentaba a su equipo; en la capital, Hombres y mujeres podían sentarse juntos, no como los cuatro equipos eran los Azules, los Verdes, EL GANADOR con los gladiadores y el Un victorioso teatro. El poeta Ovidio los Rojos y los Blancos, propiedad del emperador. auriga (arriba) registra que ¡era un buen recibió la palma del Los espectadores apoyaban a sus equipos lugar para encontrar novio vencedor y una bolsa o novia! favoritos y a sus conductores como hoy se alienta de oro, y se le aclamó como a un héroe. a los equipos de fútbol. A veces la rivalidad entre los fanáticos llevaba a la violencia. En Constantinopla, en 532 d.C., la lucha entre los Azules y los Verdes se convirtió en una rebelión contra el gobierno en la que murieron miles. Los carros eran muy ligeros, para ir más rápido

BEN HUR

La película épica Ben Hur trató de capturar la emoción y el peligro de la vida de un auriga. Controlar una quadriga o cuatro caballos al galope era difícil y peligroso, sobre todo en las vueltas, en las que muchos aurigas caían.

CARRO Y CABALLO

Las bigae eran carros tirados por dos caballos; las quadrigae, por cuatro. Los caballos se alojaban en cuadras especiales. A esta estatua de bronce de una biga le falta un caballo. Las carreras, con l2 carros y de 7 vueltas, eran en total de unos 8 km. Con frecuencia había caídas, lesiones y muertes, pero eran parte de la emoción. Los carros sin auriga podían ganar una carrera si cruzaban la línea primero.

34


Florón de cabeza de carnero, como remate

UN HOMBRE Y SU CABALLO

Este auriga del equipo Azul lleva un arnés de cuero para protegerse de una caída. Los aurigas exitosos a menudo eran muy famosos. Aunque principalmente eran esclavos, a veces ganaban suficiente dinero para comprar su libertad. Sus caballos tenían nombres como Candidus (Nevado), Rapax (Ávido) y Sagitta (Flecha).

Los caballos campeones se usaban para la reproducción durante sus años en las carreras

DECORACIÓN

Este florón de bronce, o adorno del poste, muestra a un tritón (sireno). Los carros eran hermosos y también veloces, y se podían decorar espléndidamente.

PISTA RECONSTRUIDA

En la pista más grande de todas, el Circus Maximus en Roma, cabían 250.000 personas. Los carros salían de las rejas de arranque, dispuestas en la recta larga, y corrían en sentido contrario a las manecillas del reloj. Siete vueltas después, los sobrevivientes cruzaban la meta, opuesta al palco imperial, a la izquierda.

35

El tritón sopla en una trompeta de concha


El teatro L

MÁSCARAS DE MOSAICO

Los actores romanos eran sólo varones (las mujeres únicamente podían aparecer en la mímica), y usaban elaboradas máscaras como éstas de un mosaico de Roma. Las máscaras indicaban los personajes que interpretaban: joven y viejo, hombre y mujer, dioses y héroes. Las máscaras eran muy livianas, pero calurosas.

os romanos copiaron en mucho el teatro griego, y los mejores actores por lo general eran griegos. En un principio, las representaciones formaban parte de fiestas religiosas, y después eran auspiciadas por los poderosos para ganar popularidad. La entrada era gratis si se conseguían boletos. Aunque los romanos de todas las clases disfrutaban las obras, no tenían en buen concepto a los actores. Las mujeres no podían sentarse al frente, ¡para que no se vieran tentadas a fugarse con alguno de los actores! En las comedias, dramaturgos como Plauto imitaban a los griegos. Las historias eran sobre herederas secuestradas, viejos tontos y esclavos astutos, y normalmente tenían un final feliz. El público prefería las comedias a las tragedias. Los romanos también inventaron sus propios tipos de actuación, como la mímica. La pantomima involucraba a un actor que bailaba y recreaba con gestos una historia de la leyenda griega, acompañado de cantos y música. ROSTRO TRÁGICO

Las máscaras de teatro eran motivos favoritos del arte romano. Ésta de mármol (izda.) es una máscara trágica de mujer. Las máscaras realistas se hacían probablemente de lino moldeado y almidonado. Tenían una boca abierta para que el actor pudiera hablar, y orificios para ver.

UNA COMPAÑÍA DE TEATRO

ACTOR CÓMICOe

El esclavo descarado y malicioso era uno de los personajes recurrentes de la comedia romana. Cuando sus planes se descubrían, se refugiaba en un templo y se sentaba en el altar, como esta figura de bronce (arriba). ¡Allí estaba protegido de sus perseguidores hasta que se moviera!

Este mosaico, ahora en Nápoles, Italia, muestra un grupo de actores con vestuario y máscaras, bailando y tocando instrumentos musicales (p. 48). El flautista viste de mujer y lleva la máscara blanca de un personaje femenino.

36


UN TEATRO ROMANO

Normalmente no tenían techo. Éste de Orange, Francia, podía albergar a 9.000 personas en las hileras de asientos, curvas. La pared maciza en la parte posterior del escenario tenía 76 columnas de piedra decorativas y muchas estatuas. También tenía tres puertas por las que los actores hacían su entrada.

Daga

TRAS BAMBALINAS

Un mosaico de Pompeya muestra a un grupo de actores griegos en pleno ensayo de una obra. Dos actores practican pasos de baile, y a otro lo ayudan a vestirse. Un músico toca una flauta doble, y las máscaras, en el suelo, están listas para ser usadas.

Bolsa de dinero

Lámpara

Figura con una daga

A diferencia de los actores romanos, los mimos no usaban máscara

TRES MIMOS

El clásico símbolo del teatro: máscaras trágicas y cómicas Figura con una lámpara

Figura con una bolsa de dinero

37

Estas figuras de terracota muestran un grupo de mimos en plena actuación. La pantomima era de las favoritas del ciudadano común; era una comedia cruda y diferente de la pantomima moderna, porque los actores hablaban. También difería de otras representaciones porque se solía realizar en escenarios de madera burda montados en las calles. Los actores no llevaban máscara, y las mujeres actuaban papeles femeninos. La pantomima tenía personajes recurrentes, como Stupidus, el tonto. Puedes imaginar el tipo de tema de la obra por los objetos que sostienen estas figuras ¡Quizá ésta fuera sobre tesoros escondidos y traiciones!


Un viaje a los baños Pocas casas romanas tenían sus propios

CIMIENTOS DE UN BAÑO

Estos cimientos de una casa de baños en Londres, Inglaterra, se descubrieron en l989. Puede verse la base de los pilares de ladrillo que soportaban el suelo, más arriba. El aire caliente que circulaba por este espacio calentaba el suelo y el cuarto sobre él (abajo).

baños; la mayoría de la gente iba a los grandes baños públicos, que no eran lugares sólo para asearse. Los hombres iban después del día de trabajo para ejercitarse, jugar, ver a los amigos, charlar y relajarse. Las mujeres tomaban su baño por separado o iban en las mañanas. Además de un patio de ejercicio, o vestíbulo, había sofisticados edificios de baños. Los vestidores, donde la gente dejaba la ropa en estantes, llevaban a las cámaras de calor. El calor era seco (como un sauna) o húmedo (como un vapor), y la idea era sudar para limpiar los poros. El jabón era una curiosidad extranjera; en vez de él se usaba aceite de oliva. Luego, un baño frío, y piscinas para cerrar los poros y quizá un masaje relajante antes de ir a casa a cenar (p. 46).

Fichas de marfil para juego de tablero

La inscripción en la ficha de arriba reza: «mala suerte»

Marfil (arriba), hueso (abajo) y fichas de vidrio Dados de ágata

Dados de cristal de roca Dados de metal en forma de hombre en cuclillas

CALENTANDO LOS BAÑOS

LOS BAÑOS DE BATH

Los fuegos atizados por esclavos fuera del edificio enviaban aire caliente bajo los pisos, y por azulejos huecos en las paredes hacia las chimeneas del tejado. El suelo y las paredes se calentaban tanto que la gente debía usar zuecos de madera para no quemarse. El fuego también se usaba para hervir agua en tanques y calentar piscinas, como muestra el dibujo (izda.).

Las aguas termales naturales de Bath, Inglaterra, eran aprovechadas por los romanos como el centro de un complejo de baños medicinales. Los enfermos llegaban de todos lados a curarse nadando en las aguas y orando a Sulis, la diosa celta del lugar, a quien los romanos llamaban Minerva (p. 50). Se siguen usando las aguas por sus propiedades curativas.

Juegos y apuestas En los baños uno podía ejercitarse y jugar en el patio; algunos hacían pesas, otros jugaban a la pelota. Los juegos de pelota incluían algunos de lanzamiento con puntuaciones, y se jugaban con pelotas de colores de todos tamaños, algunas de ellas medicinales. La gente más tranquila compraba bebidas y bocadillos, o se sentaba a la sombra a jugar juegos de mesa o de dados (un pasatiempo favorito de Augusto), que también se jugaban en tabernas y en casa, lejos del ruido y bullicio de los baños.

Fichas de vidrio coloreadas, para un juego de tablero

38


Asa para colgar los instrumentos de limpieza

Cuchara para oreja Limpiauñas

Pinzas DE BOLSILLO

Del siglo i o ii d.C., este juego de baño de bolsillo, de bronce, proviene de Londres e incluye útiles instrumentos para la higiene personal.

Tapón des­prendible de un frasco de aceite

Ranura para colgar o atar a un asa (arriba, derecha) ESPONJAS Y ESTRIGILOS

Esta acuarela del siglo xix (arriba), de Sir Lawrence Alma-Tadema muestra a mujeres aseándose con esponjas y estrigilos en los baños romanos.

La base de la patera se ha corroído a través de los siglos

SALPICADURA FRÍA

Se usaban platos (paterae) como éste de bronce para salpicar agua fría sobre el cuerpo para cerrar los poros de la piel después del calor de los baños. Muchos hacían que sus sirvientes o sus propios esclavos los salpicaran.

TODO LISTO PARA LOS BAÑOS

Este juego de utensilios te serviría muy bien para una visita a los baños. El frasco de aceite y el par de estrigilos (para raspar el aceite, el sudor y la mugre de la piel) están en un asa, que era como un llavero grande que permitía sacar los instrumentos fácilmente.

La parte curva del estrigil servía para raspar la suciedad

FRASCO DE ACEITE

Adornado con tres caras africanas, quizá ayudantes de baño, este frasco del siglo ii puede ser la representación más antigua de negros en Britania.

39


Por escrito Docenas de lenguas se

hablaban en el Imperio Romano, pero el latín en el oeste y el griego en el este eran las lenguas de la comunicación internacional oral y escrita, del gobierno y del comercio. Los romanos introdujeron la escritura en la Europa del norte, donde todavía se usa el alfabeto latino. Había sólo 22 letras en el alfabeto (la I y la J no se distinguían, ni la U y la V; la W y la Y no existían). Se escribieron millones de textos, desde grandes inscripciones en piedra hasta cartas personales garrapateadas en tablillas de cera, y desde elegantes poemas e historias cuidadosamente escritas con tinta en pergaminos de papiro hasta cuentas hechas en ollas rotas. Los pocos textos que se conservan son muy valiosos porque contienen información que las ruinas y las ollas rotas no poseen; la escritura es la única manera como los romanos pueden «hablarnos» de ellos y su mundo, de su política, y de lo que pensaban y creían. Pero a pesar de la importancia de la escritura, la mayoría de la gente era analfabeta, debido a la falta de instrucción (p. 20), y porque, en un mundo sin imprenta, los libros tenían que ser copiados a mano, y por ello eran escasos y caros.

LETRA ROMANA

La letra normal era muy diferente de las mayúsculas de las inscripciones. Éste es un fragmento de una carta en latín, escrita en tinta en una tablilla de madera, conservada ¡en un foso anegado en el fuerte de Vindolanda, cerca de la Muralla de Adriano. Dirigida a un decurión (como un cabo) llamado Lucius, trata de unas ostras como regalo de bienvenida de un amigo del escritor.

LA COLUMNA DE TRAJANO

La inscripción en la base de la Columna de Trajano, en Roma, es un ejemplo famoso de las mayúsculas romanas bellamente proporcionadas que se pintaban en paredes y se talla­ban en piedra. Este ejemplo ha servido como modelo para la tipografía de estilo romano durante cientos de años.

TINTA DE TIZNE

El hollín fino se mezclaba con agua y otros ingredientes para hacer tinta. Se usaba para escribir en papiro, madera o pergamino.

NÚMEROS ROMANOS

A diferencia de los arábigos, los números romanos eran como cadenas de símbolos que se sumaban, con I para l, V para 5, X para l0, C para l00, y así sucesivamente. Los números grandes eran muy complicados; por ejemplo, l.778 sería MDCCLXXVIII. Esto hacía que la aritmética fuera muy difícil.

CERA LÍRICA

La cera de abejas se fundía y se vertía en tablillas de madera para formar una superficie para escribir.

El número 4 puede ser IV o IIII Todavía se usan los números romanos en los relojes modernos

Pergamino

TINTERO AZUL

A la derecha, un tintero del siglo i d.C., de Egipto. Es de loza (un material vítreo).

40


PAR DE ESCRITORES

Estos retratos de Pompeya muestran a una mujer con una tablilla de cera y un estilo, y a un hombre con un pergamino de papiro. La tablilla se pliega en dos hojas para proteger la escritura. Los libros eran de uno o más perga­minos; los libros con páginas se inventaron durante la Roma tardía.

Pluma de bronce

Extremo de espátula para aplanar la cera y borrar la escrituram

Estilo de bronce de Atenas

Pluma de caña con la punta cortada

TINTEROS TARACEADOS

Los caros tinteros que adornaban los escritorios de los ricos daban oportunidad a los artesanos para mostrar sus habilidades (p. 42). A la izquierda, un ejemplo de bronce taraceado con plata elegante y tapa para evitar que la tinta se secara. Abajo, un par de tinteros de bronce, cubiertos con niel (plata o sulfuro de cobre) negro taraceados con plata y oro, con escenas mitológicas.

Estilo de hierro con baño de bronce

TINTERO COLGANTE

Estilo de marfil

Éste de barro tiene agujeros por donde se pasaban cordones. Se colgaba o se llevaba.

PLUMAS Y ESTILOS

Las plumas de caña y metal se usaban con tinta para escribir sobre pergamino, papiro o madera. Los estilos servían para escribir sobre cerar.

Papiro

PAPIRO Y PERGAMINO

Los textos de rutina se escribían en tablillas de cera reciclables o en hojas de madera baratas. El papiro egipcio (de fibras de esa planta) era para documentos importantes, como contratos. Los libros más finos se escribían en pergamino, hecho de piel de cabritilla o cordero, que tenía una bella superficie para escribir y duraba mucho.

41


Artesanos y tecnología Los objetos romanos que perduran muestran que los romanos

tenían mucha experiencia en trabajar en toda clase de materiales, desde cuero, textiles y madera hasta metal y vidrio. La alfarería era una industria en gran escala, como las ánforas de vino (p. 60) y las ollas rojas de Samos (p. 47) , fabricadas por millones en grandes talleres. Muchos alfareros eran esclavos o libertos, y los nombres que han sobrevivido demuestran que Rostro casi todos eran hombres. Había otras en frasco artesanías en menor escala, con artesanos independientes que tenían sus propios FRASCO CON ROSTRO Este frasco, producido talleres, en ciudades como Pompeya. en serie, quizá era para cosméticos. Se hacían En esa época, los oficios se soplando una burbuja aprendían a base de experiencia de vidrio en un molde. y observación. Los hijos aprendían de sus padres, los esclavos de sus amos o capataces; no habían cursos universitarios. Los artesanos particularmente talentosos, aun siendo esclavos, podían enriquecerse haciendo piezas de encargo para los clientes ricos.

Adorno de lágrimas en el jarrón

TAZÓN ACANALADO

Quizá hecho con la técnica de prensar vidrio en un molde, este tazón está hecho de un costoso vidrio azul. Puede haberse usado como parte de la vajilla en cenas suntuosas (p. 46).

JARRÓN DE PORTLAND

El Jarrón de Portland es uno de los objetos más preciados que han perdurado de la época romana. Una capa de vidrio blanco sobre superficie azul se recortaba con gran habilidad, para dejar elegantes escenas de figuras y follaje blancos sobre fondo azul. La tarea probablemente la realizó un joyero, usando la técnica del camafeo desarrollada para cortar cuadros similares en piedra veteada (p. 9). La tarea tardaba muchos meses. Esta obra de arte tan famosa pudo haber pertenecido al emperador: muy pocos podían costearse un artículo así.

42

Frasco

JARRÓN MOLDEADO

El soplado en molde fue la técnica con que se hizo este jarrón. El molde tenía el adorno de lágrimas en el interior.

Arte del vidrio

El vidrio se había fabricado por siglos, pero en el siglo i a.C. alguien descubrió que se podía soplar vidrio en forma de burbujas rápido y a bajo costo, para todo tipo de recipientes. Pronto el vidrio se sopló en moldes, permitiendo la producción en masa de botellas y frascos muy decorados. El vidrio ya no era sólo un lujo, sino un material muy usado. A veces se juntaba el vidrio roto para reciclarlo. Cintas de oro que corren a través del vidrio

Tapa del frasco

VIDRIO DE COLORES

Las cintas de vidrio coloreado, e incluso de oro, eran incorporadas en algunos recipientes, como este delicado frasquito con tapa. Probablemente se usaba para guardar algún costoso cosmético, y adornaba el tocador de una elegante dama (p. 18).


Hueso

Metalurgia y joyería

El hueso era el plástico del mundo antiguo, usado para hacer muchos artículos como mangos de cuchillo, horquillas y peines. También se usaba para empuñaduras de espada. El hueso animal fresco de los carniceros podía tallarse finamente, y también se usaba para los taraceados en cajas de madera, así como para fichas de juego y dados (p. 38).

Los romanos usaron oro, plata, plomo, cobre, acero y otros metales. También sabían de minería, extracción de metales y su fundición para verterlo en moldes. No podían calentar los hornos lo suficiente para fundir el hierro, así que lo martillaban en caliente para darle forma (forja). Mezclaban metales para hacer aleaciones como bronce (cobre y estaño), que a menudo tenía cinc para darle una coloración dorada. ESPEJO DE PLATA

El espejo de vidrio no se había inventado en tiempos romanos, así que se usaba metal pulido. Este espejo de plata tiene un asa en forma del maza y la piel de león de Hércules (el mítico héroe griego).

Cabeza de mujer en el extremo de la horquilla HORQUILLAS

Hoja curva del cuchillo

Contorno de una figura originalmente taraceada con lámina de oro

Agujas y horquillas grandes estaban entre los objetos de hueso más comunes. Estas tres son de Colchester, Inglaterra. Las horquillas eran a menudo necesarias para los elaborados peinados de las mujeres romanas (p. 19).

PLACA DE BRONCE

Esta hoja de bronce tiene en su superficie una delicada lámina de oro taraceada. Los contornos de las figuras se hacían antes del taraceado. MANGO DE HUESO

HERRAMIENTAS

Estas tenazas quizá las usó un forjador para calentar en un horno objetos de metal muy pequeños.

Los cuchillos solían ser de este tipo, con mango de hueso tallado y un aro para colgarlos. Aro para colgar el cuchillo

EL TESORO DE UN JOYERO

Esta lima de hierro, otra herramienta, ha perdido su mango de madera

Estos objetos de plata son parte de un lote grande de joyas, monedas y trozos de plata enterrados en Snettisham, Inglaterra, en el siglo ii d.C. Representan el conjunto de materiales y trabajos terminados de un platero.

PEINE DE HUESO

La mayoría de los peines romanos eran como éste. Los dientes se cortaban con una sierra muy fina.

ANILLOS

Había 89 anillos en el lote: unos con gemas incrustadas y otros en forma de serpiente.

PEDACERÍA

Los fragmentos de collares, pulseras y sortijas viejos se fundían para hacer nuevas piezas.

Dije de plata para fijarse en un collar Esta piedra encontrada en el lote era una herramienta para pulir

Lingote de plata

43


Secretos de la cocina La cocina romana nos parece extraña. Un

plato descrito por un escritor antiguo era lirones guisados con miel y semillas de amapola. La cocina era diferente de la nuestra porque no se conocían los alimentos básicos de hoy. No tenían papas ni tomates, que fueron de América a Europa, y la pasta ni siquiera había sido inventada. Los romanos tienen fama de que comían enormes cantidades de platos adornados y elaborados, pero la mayoría de la gente comía platos sencillos. Pocos podían tener acceso a la cocina, pero compraban comida caliente en «mostradores» o thermopolia en las calles de los pueblos. Su dieta debió ser a base de pan, legumbres, lentejas y un poco de carne. Los ricos, incluyendo a emperadores como Augusto, comían muy poco durante el día. La única comida vasta era la cena (p. 46). Las casas grandes tenían cocineros que preparaban con gran talento platillos complicados. La moda era disfrazar la comida, y esto se hacía agregando salsas, hierbas y especias, y presentándola en formas novedosas. Boca de mortarium para El aspecto de la comida verter el producto terminado era tan importante como el sabor.

Ratones como és­tos robaban en las cocinas romanas

RALLADOR ACTUALIZADO

El diseño de los ralladores apenas ha cambiado. Éste de bronce, similar a los de hoy, quizá se usó para rallar queso y verduras.

CUCHILLO

Los cocineros serios siempre necesitan buenos cuchillos afilados, sobre todo para cortar carne.

CUCHARA DE MADERA

Se habrían encontrado cucharas de madera en casi cada cocina romana. Ésta de Egipto se conserva bien, pero la mayoría ya se pudrió.

EL MERCADO

Este mosaico de Roma muestra aves de corral, pescado y verduras, quizá recién comprados en el mercado. El pescado fresco era muy caro debido a las dificultades de entregarlo antes de que se pudriera. MORTERO

El mortarium o mortero era para los romanos el equivalente a nuestra licuadora moderna. Era de barro duro con arenisca tosca en la superficie, y se usaba con una mano de mortero (dentro del recipiente) para pulverizar la comida o volverla pasta o líquido. Usar un mortarium era un trabajo muy duro, y cuando la superficie se desgastaba, la arenisca se mezclaba con la comida.

44

BOTELLA RECICLABLE

Las botellas de vidrio con asas se usaban para vender líquidos valiosos; una vez vacías, las usaban para guardar comida en la cocina, como hoy cuando reciclamos recipientes de vidrio.


SARTÉN DE BRONCE

Se usaba bronce para los utensilios de cocina porque podía tra­bajarse con precisión y la comida se guisaba uniformemente. Pero el bronce es sobre todo cobre, que puede afectar algunos alimentos, incluso hacerlos venenosos. El sartén (izda.) se recubrió de plata y estaño para prevenir esto.

El utensilio se colgaba en la pared de la cocina por este orificio

COLADOR DE BRONCe

Los cocineros romanos usaban coladores como hoy: para colar comida cocida y separar jugos y salsas. Éste es de bronce como el sartén (izda.), y después se le hizo un elegante diseño perforado.

COCINA ROMANA

Fogón de una cocina de Pompeya, con cacerolas de bronce todavía en la parte superior (p. 57). Como en las barbacoas, el fuego se hacía con madera o carbón de leña.

¿MOLDE DE BOLLOS?

No sabemos exactamente para qué se usaba este curioso utensilio. Quizá tenía una variedad de usos, como hornear bollos o hacer huevos escalfados.

El apio era una verdura popular en Roma

Tomillo

Semillas de cilantro Bayas de enebro

Los romanos usaban al cocinar una variedad de hierbas que crecían fácilmente en el tibio clima mediterráneo

Pimienta

Ruda

SALSA DE PESCADO

Orégano

Un ingrediente popular en la cocina romana era el garum, una salsa de sabor fuerte hecha con pescado, sal y otros ingredientes. El garum, como el aceite de oliva y el vino, se comerciaba en amphorae (p. 60). El fuerte sabor ayudaba a disfrazar el sabor de pescado o carne ¡que quizá no estaban muy frescos!

Un pescado mediterráneo como éste se habría usado para hacer el garum

45


Una cena de gala Después de un día de trabajo que empezaba al alba,

y una visita a los baños (p. 38), los ricos iban a casa para la comida principal, la cena (cena). Ésta empezaba a las dos o tres de la tarde y duraba varias horas. A veces era más un acto social que una simple comida, ya que a menudo había invitados, y funciones entre cada plato, incluso payasos, bailarines o declamaciones de poesía, al gusto. Las personas se vestían para la cena con una elegante túnica griega llamada synthesis, y comían reclinados en amplios divanes donde cabían tres personas. Normalmente se ponían tres divanes alrededor de una mesa baja a la que los sirvientes llevaban los platos. No se usaban tenedores, por lo que debían lavarse las manos frecuentemente. En algunas cenas se comía y se bebía en exceso y acababan en juerga, pero muchas eran ocasiones de culto.

Representación del siglo xviii de una romana con uvas, quizá una bailarina en una cena de gala

TAZÓN DE VIDRIO

La cristalería más fina adornaba las mesas de los ricos. Además de ser bello, el vidrio era más fácil de limpiar que el barro (raramente esmaltado) y, a diferencia del bronce, no afectaba ciertos alimentos (p. 45).

VINO ROMANO

Los romanos bebían muchos tipos de vino, tanto secos como dulces. Se les llamaba negro, rojo, blanco o amarillo. La mayoría tenían que beberse antes de tres o cuatro años, ya que tendían a agriarse. A veces se les agregaban sabores, como la miel. El vino se mezclaba con agua; beberlo solo se consideraba vulgar, aunque era de buena educación eructar. ¡Algunos anfitriones servían vino bueno al principio, pero después ofrecían vinos baratos esperando que todos hubieran bebido lo suficiente para no notarlo! Por desgracia, nunca sabremos realmente a qué sabían los vinos romanos.

El vino romano se mezclaba con agua, por lo que su color probablemente era claro Delicados diseños en el costado de la copa

FESTÍN

Esta pintura del siglo xix, de Edward A. Armitage, da cierta idea de la escena de un banquete imperial. Las mesas están llenas de comida y jarras de vino.

COPAS DE VINO

Decoradas con elegantes diseños florales, pájaros e insectos, estas bellas copas de plata originalmente tenían tallo y base. Probablemente eran más comunes las de vidrio o barro.

46

Diseño blanco ondulado en vidrio

JARRA DE BRONCE

Las jarras para servir vino y agua eran de barro, vidrio, bronce o plata, dependiendo de cuánto podía pagar el dueño.


Alfarería de Samos

Fuente de Samos, con uvas

La brillante alfarería roja de Samos estaba de moda en los siglos i y ii d.C. Se elaboraba en una gran variedad de formas y tamaños, principalmente en bandejas, tazones y tazas, aunque no se conoce el uso preciso que les daba la gente. Hechos en gran escala en las fábricas de Italia y de la Galia, estos recipientes se distribuían por millones en todo el Imperio y más allá. Eran elegantes, fáciles de limpiar y estaban diseñados para apilarse al ser transportados y almacenados. En Pompeya (p. 57) se encontró un cajón de mercancías de Samos; acababa de llegar de la Galia y ni siquiera se había desempacado.

Jarra de vino, de Samos

El plato es moderno Los romanos normalmente comían de postre fruta fres­ca, incluyendo higos

Taza de Samos

Puntas de espárragos, para adornar

Las aceitunas, cultivadas en regiones mediterráneas, probablemente se tomaban como aperitivo, igual que hoy

AVE CANORA

Recreación de un verdadero platillo romano (dcha.), de una receta que aún perdura. Es a base de avecillas canoras con salsa de espárragos y huevos de codorniz. Las aves (en este caso codornices) probablemente se habrían colocado con cuidado en una fuente así para deleitar y asombrar a los invitados según las servían. No tenían mucha carne estas aves, pero sólo habrían sido uno de varios platillos, cuya variedad y costo era una de las formas en que el anfitrión impresionaba a sus invitados. El plato en que aparecen es moderno.

47


Haciendo música La nobleza romana pensaba que la mayoría de la música

y los músicos eran vulgares, pero la música, las canciones y el baile eran muy populares entre el pueblo. Había música en el teatro y en fiestas privadas; también en ceremonias religiosas y otros actos públicos como los de los gladiadores. Muchos instrumentos eran de origen griego, como la lira (página opuesta). Los instrumentos de viento eran quizá los más comunes, desde flautas hasta cuernos de bronce. Éstos producían notas fuertes adecuadas para actos en el exterior. El más complicado era el órgano de agua, inventado por un griego en el siglo iii a.C. Usaba una bomba para enviar agua a una cámara cerrada, comprimiendo así el aire del interior. Un sistema de válvulas operadas a mano liberaba ráfagas de este aire comprimido hacia unos tubos, produciendo PAN CON FLAUTA notas y acordes como los de un órgano moderno. Por desgracia, aunque sabemos Estatuilla (arriba) mucho sobre música, instrumentos, baile y lo que se del dios campestre Pan (p. 51), con el pensaba sobre ellos, nunca sabremos exactamente instrumento tradicional del pastor, aún llamado cómo sonaba esta música antigua. flauta de Pan. Es una hilera de silbatos de caña de distinta longitud que producen notas diferentes.

MÚSICA Y BAILE

El detalle del mosaico de la izquierda muestra a una mujer con castañuelas bailando la música que toca un hombre con una flauta doble. Estos artistas tocaban en las calles, o eran contratados para amenizar las fiestas.

PROBLEMA DOBLE

BAILE FRENÉTICO

La música y el baile eran parte importante del ritual de adoración de algunos cultos, y podían llevar a los devotos a un estado de éxtasis. Los bailarines de este relieve de piedra son probablemente seguidores de la diosa Isis (p. 50). Ellos mismos se provocan un estado de alegría frenética o trance místico a través de movimientos rítmicos.

RITMO DE ROEDOR

Caricatura de un cuerno de bronce recto en esta cómica estatuilla de una rata o ratón músico.

48

Un sátiro (dios del bosque) de bronce toca la flauta doble (dos flautas). Hoy en día no hay ningún instrumento como éste. Debió de haber sido muy difícil aprender a tocarla: ambas flautas debían ser sopladas al mismo tiempo.


Figura de bronce que decora la boquilla

CUERNO EN ESPIRAL

Un cuerno muy largo en forma de espiral, el corno se usaba sobre todo en el ejército para hacer señales y para la música de las ceremonias. El dibujo (dcha.) da una idea de su aspecto; de hecho, la boquilla era como las modernas.

DIOS MUSICAL

Este fresco muestra a Apolo con una lira. Dios del Sol, era también patrono de la música y la poesía. Era favorito del emperador Augusto (p. 8).

FLAUTA

Como una flauta moderna, ésta romana se tocaba soplando por un orificio. Se ha restaurado a partir de fragmentos corroídos, quizá incorrectamente, y ya no puede tocarse.

CÍMBALOS DE BRONCE

Hallados en Praeneste, Italia, estos címbalos de bronce tienen agujeros para correas de cuero o de cuerda. Los romanos tocaban sólo un rango limitado de instrumentos de percusión, como el sistrum (sonajero de metal usado sobre todo para propósitos religiosos) y tambores sencillos parecidos a las panderetas.

Los agujeros se tapaban con los dedos para lograr notas diferentes

49


Un mundo de muchos dioses En todo el Imperio Romano, la gente adoraba

a centenares de dioses, diosas, semidioses y espíritus. Éstos se representaban como humanos de gran tamaño, igual que los dioses griegos. Se esperaba que toda la gente ofreciera sacrificios a los dioses importantes del Estado romano, como Júpiter, y al espíritu guardián del emperador. Muchos rendían culto en el altar de su deidad local, o escogían dioses extranjeros que ofrecían consuelo y esperanza para después de la muerte, como Mitra o Isis. Había dioses que protegían la casa (p. 23), dioses que curaban; de hecho, para todos los aspectos de vida. Generalmente se toleraban las creencias de los demás. Sin embargo, los cristianos fueron una excepción. Sus creencias les impedían hacer sacrificios a los dioses romanos, por lo que se pensaba que eran no creyentes que ponían en peligro a Roma al ofender a sus dioses. Por ello, los cristianos de vez en cuando eran perseguidos por los romanos (p. 32).

TEMPLO DE AUGUSTO Y LIVIA

DIOS DEL TRUENO

El rey de los dioses romanos era Júpiter, conocido como el Mejor y Más Grande, un dios celeste cuyos símbolos eran el águila y el rayo. Júpiter era parecido al dios griego Zeus. Su casa principal era el gran templo en el Monte Capitolino, en Roma.

DIOSA DE LAS MUJERES

La esposa de Júpiter, Juno, era la diosa patrona de las mujeres. La estatuilla de arcilla (arriba) la muestra entronizada con un pavo real, su símbolo.

Se declaraba dioses a la mayoría de los emperadores después de su muerte, y se construían templos para rendirles culto. Augusto y su esposa Livia (p. 9) fueron hechos dioses. El bien conservado templo que aún está en Vienne, Francia, se construyó en su honor. Muchos templos romanos se le parecían. Cada templo era la casa del dios o diosa al que era dedicado. Se hacían ofrendas en un altar enfrente del edificio (p. 52).

DIOSA BELICOSA PERO SABIA

DIOSES EGIPCIOS

Algunos romanos rendían culto a misteriosos dioses extranjeros y a los suyos tradicionales. La diosa egipcia Isis (izda.) era una de las más populares, y se la adoraba con el dios Serapis (arriba). Su religión era sobre el ciclo de vida, muerte y renacimiento, y sus ceremonias secretas daban a sus seguidores un sentimiento de pertenencia y esperanza para el mundo de después de la muerte.

50

Minerva era la diosa de la guerra; aquí aparece con casco y armadura. A menudo la representaban en la armadura de los soldados, y se parecía a la famosa diosa griega Atenea. Minerva era también la diosa de las artes manuales y la sabiduría.


DIOS DE LA LUZ

MARTE Y VENUS

A Marte, el dios de la guerra, aún se le recuerda en el nombre del mes de marzo. Los galos y los britanos adoraban a muchos de sus propios dioses como versiones de dioses similares romanos, usualmente Marte o Mercurio, el mensajero de los dioses (p. 53). La placa de plata de Britania (dcha.) está dedicada a un dios romanobritano «mixto» llamado Marte Alator. Se decía que Venus, la diosa romana del amor, la belleza y la fertilidad, era la divina antepasada de la familia de Julio César.

Esta placa de plata, dorada, era una ofrenda del templo

El mitraísmo era un culto persa sobre la eterna lucha entre el bien y el mal. Muchos soldados adoraban a Mitra; era una religión «sólo de hombres». Aquí, Mitra mata al legendario toro cuya sangre originó el universo.

La inscripción dice que la placa fue ofrecida para cumplir una promesa al dios

Julio César decía que era descendiente de Venus y le construyó un templo en Roma DIOS ALBOROTADO

Baco era el nombre romano del dios griego Dionisio, que prometió renacimiento a sus seguidores. ¡También era el dios del vino, así que no sorprende que sus fiestas fueran alborotadas! El teatro empezó como parte de su culto. CULTO DE CIBELES

Cibeles era una diosa madre de Turquía. Su religión trataba de la fertilidad y el ciclo de muerte y renacimiento. Era una religión emocional, y a veces sus sacerdotes se inducían al frenesí y se castraban. Estas tenazas de bronce pudieron haber servido para este repugnante ritual.

Baco sostiene racimos de uvas como símbolo del vino

Los bustos de los dioses decoran las tenazas

El monstruo devora a un hombre

DIOS Y MACHO CABRÍO

Uno de los dioses griegos adoptados por Roma fue Pan, hijo de Hermes (Mercurio). Mitad hombre y mitad macho cabrío, dios de montañas, lugares solitarios, rebaños y pastores, tocaba la flauta (p. 48). Causaba estampidas entre las manadas de animales en pánico.

51

DIOS CELTA

Britanos y galos creían en algunos dioses siniestros como este monstruo, y les sacrificaban seres humanos.


Culto y sacrificio

SACERDOTISA SACRIFICADORA

La gente temía a los dioses, y buscaba ganar su favor,

o pedía su ayuda. Oraba y hacía ofrendas a los templos para pedir favores divinos, o en agradecimiento. Las ofrendas eran de todas las formas y tamaños: desde monedas y broches de los pobres, hasta estatuas de plata donadas por los ricos. Augusto le prometió un nuevo templo a Marte Vengador si el dios lo ayudaba a vengar la muerte de César, y hoy las ruinas del templo todavía se conservan en Roma. También se ofrecía comida y bebida, y se quemaba incienso en altares. Los sacrificios de animales eran comunes e iban de un ave a un rebaño entero. Pocos sacerdotes o sacerdotisas eran de tiempo completo, salvo las vestales, que vigilaban la llama sagrada de la diosa Vesta. La mayoría de los sacerdotes eran personas destacadas en la vida pública y el sacerdocio era uno más de sus muchos deberes. El emperador era el sumo sacerdote. Su título era Pontifex Maximus, o constructor principal del puente, porque era el puente entre las personas y los dioses. ÁNFORA DE LIBACIÓN

Un ánfora de bronce como ésta se usaba para verter líquidos en sacrificios. Ánfora, tazón y cuchillo a menudo están presentes en escenas religiosas junto con otros objetos sacerdotales. Mango de cabeza de león

BAJO EL CUCHILLO

Se sacrificaban animales de varias maneras; las bestias más grandes se mataban con hacha. Luego se usaba un cuchillo para degollarlas. Se les sacaban las entrañas para que los sacerdotes (página opuesta) las estudiaran.

TAZÓN DE LIBACIÓN

Se usaba para verter líquidos sobre el fuego del altar. Su humo y el de la carne quemada subirían a los cielos para complacer al dios.

52

Una sacerdotisa vierte una libación (quizá leche, aceite, o vino) en un altar como ofrenda. En varias religiones las mujeres eran las principales o únicas adoradoras. Los cultos de Vesta, Isis, y Cibeles se asociaban particularmente con mujeres.


HUESOS AL DESNUDO

Se escogían ciertos animales para ser sacrificados a ciertos dioses. Los «animales sagrados» de Mercurio eran el gallo y el carnero, y los miles de huesos encontrados en Uley indican que la gente sacrificaba ovejas y pollos en su honor. Los de arriba son huesos de pollo.

TABLILLA DE MALDICIONES

Una manera de vengarse de los enemigos era maldecirlos en el templo local. Esta placa de plomo del templo en Uley, en Gloucestershire, Inglaterra, pide a Mercurio que haga que los ladrones que robaron un valioso animal se enfermen hasta que lo devuelvan.

OFRENDA DE UN SACRIFICIO

En este relieve de Italia un Silenus, o espíritu griego del bosque, hace una ofrenda en un altar. Los Sileni eran compañeros del dios Baco (Dionisio, p. 51). Puedes ver el fuego del altar y la libación que se está vertiendo.

MENSAJERO DIVINO

Esta estatuilla de bronce (arriba) es de Mercurio, mensajero de los dioses, ofrenda dejada en su templo en Uley, quizá en agradecimiento por un favor concedido, o como regalo y recordatorio de una demanda aún no cumplida.

HÍGADO EN MANO

Una mano de mármol sostiene el hígado de un animal. Un sacerdote especial con el título etrusco haruspex leía la voluntad del dios en la forma y estado del hígado. Era un mal augurio si el órgano presentaba cualquier deformidad.

ALTAR DE SACRIFICIOS

La forma en que comían los pollos sagrados indicaba si los dioses aprobaban o no una decisión

Los altares estaban al aire libre frente al templo. La figura del dios se guardaba en el interior.

JABALÍ AL SACRIFICIO

Un sirviente lleva un jabalí al altar de sacrificios. Sus entrañas se quemaban en el altar como ofrendas a los dioses, mientras que la carne se cocinaba para una comida sacrificial. ¡La religión romana podía ser muy práctica!

53


Sanando al enfermo La ciencia médica estaba en pañales en la Roma antigua, y no se entendían las causas de las enfermedades. La mayoría de los romanos creían que la enfermedad era causada por dioses, brujería y maldiciones. Muchos buscaban curas sobrenaturales, y viajaban a santuarios distantes o a balnearios como el de Bath, Inglaterra (p. 38). Los médicos, casi todos varones y griegos, cobraban mucho y había charlatanes. Ni siquiera los experimentados salvaban de dolencias que hoy se curan con antibióticos o en el hospital. La apendicitis, hoy curada con una operación, era fatal. Algunas medicinas eran muy eficaces pero sin anestesia, la cirugía era aterradora, agonizante y peligrosa. ¡A pesar de los esfuerzos médicos, no sorprende que buscaran la cura milagrosa de los dioses!

OREJA DEVOTA

Al visitar un templo para pedir una cura al dios, las personas a menudo dejaban ofrendas de la parte afligida (aquí, una oreja derecha) para recordarle al dios la cura pedida.

ANILLOS DE SELLO

En éstos (arriba), Asclepio (página opuesta) e Hygeia, una figura angélica que simboliza la salud. Quizá servían para protegerse de las enfermedades.

PIERNA DEVOTA

Esta pierna de bronce (arriba) fue dedicada por un hombre llamado Caledus, probablemente en agradecimiento por la cura de una lesión o infección.

MÉDICO Y NIÑO

En esta lápida de mármol, un médico griego examina a un niño (izda.). En el suelo hay un enorme «vaso medicinal» para extraer sangre y, supuestamente, el «humor maligno» que causó la enfermedad. Helenio, usado para la digestión La alholva se usaba contra la pulmonía

HIERBAS CURATIVAS

Muchas plantas se conocían por sus propiedades medicinales y eran usadas para hacer medicamentos y ungüentos. La salvia, muy sanadora, era sagrada para los romanos Se pensaba que el hinojo tenía propiedades tranqui­lizantes El romero era muy usado en la medicina romana

54

El escritor romano Plinio listó 40 remedios con mostaza como principal ingrediente

Los soldados romanos tomaban una ración diaria de ajo para la salud


La sierra ha perdido su mango

INSTRUMENTOS MÉDICOS

En esta página una gama de instrumen­tos quirúrgicos y otros, usados por médicos romanos; principalmente de bronce, durables y bien acabados Se ha hallado instrumental quirúrgico en tumbas.

Cuchara para medicamentos líquidos

INSULA TIBERINA

Después de una plaga en el siglo iii a.C., se erigió un templo a Esculapio (el Asclepio griego), dios de la curación. Estaba en esta pequeña isla del río Tíber, y siguió siendo un centro de curación en la Edad Media.

Mango de sonda, decorativo

SIERRA Y FÓRCEPS

La sierra de dientes finos (arriba) se empleaba para cortar hueso en las amputaciones. Se usaban fórceps como pinzas (izda.) para extraer astillas o fragmentos de tejido.

Extremo de catéter de bronce

Escalpelo (la hoja de hierro se ha oxidado) ESTO VA A DOLER…

Este mural muestra al legendario héroe Eneas mientras se le extrae una punta de flecha del muslo con fórceps como pinzas. El ejército tenía médicos experimentados en el tratamiento de tales heridas.

Cuchillo plegadizo SONDA

Antes de las operaciones se usaba una como la de la izquierda, para explorar la herida.

Mango del speculum

Pivote central

GANCHOS

Gancho de doble tracción para mantener nervios y vasos sanguíneos apartados durante la operación. Uno más pequeño (izda.) mantenía la incisión abierta.

SPECULUM

Este dispositivo se usaba para los exámenes internos.

CATÉTER

Con estos finos tubos de bronce se drenaba la vejiga de pacientes con dificultades para orinar.

Espátula para mezclar y aplicar ungüentos

55

Al apretar y juntar los mangos (arriba) se abrían estas pinzas


Muerte y entierro

EN LAS CATACUMBAS

Los romanos vivían más cerca de la muerte

que nosotros hoy; su esperanza de vida era más corta y las enfermedades eran comunes. Esto se debía a una dieta pobre, falta de cuidado médico y duras condiciones de vida. Uno de cada tres niños moría en la infancia. Había muchos riesgos incluso para los adultos; las mujeres eran especialmente vulnerables a los riesgos del parto. Era probable que más de la mitad de la población no llegara a los 50 años, aunque algunos pocos cumplían los 80 o más. No es sorprendente que la muerte fuera común en comunidades romanas, y había muchos ritos que la rodeaban. Las modas funerarias cambiaron, de cremar el cuerpo (incineración) a enterrarlo intacto (inhumación). Hoy, el estudio de esos entierros y los restos de las personas pueden revelar muchos detalles sobre ellos. URNA DE MÁRMOL

Las cenizas del difunto incinerado se ponían en recipientes y se depositaban en tumbas familiares o en cementerios más grandes. La inscripción de esta urna de mármol bellamente tallada dice que contiene los restos de una mujer llamada Bovia Procula, «una madre desafortunada». Quizá murió en el parto. Las hojas de hiedra talladas eran sagradas para Baco, y probablemente simbolizan la esperanza del renacimiento.

RECORDANDO A AVITA

Muchas lápidas romanas reflejan su tristeza a través de los siglos. Esta lápida (arriba) es de una niña de diez años llamada Avita, representada como sus padres querían recordarla, con sus libros y su perro.

56

En Roma, los cristianos enterraban a sus muertos en catacumbas, una serie de túneles y cámaras subterráneos con nichos en las paredes para los ataúdes. Las capillas subterráneas servían para los servicios funerarios y no tanto para esconderse de las persecuciones (p. 51); las catacumbas no eran secretas.


POR LA LAGUNA ESTIGIA

Una niña yace en su lecho de muerte, rodeada por sus afligidos padres y otros dolientes. Los romanos creían, como los griegos, que el difunto iba por la laguna Estigia al Averno (el inframundo), por lo que ponían una moneda en la boca del cuerpo para que el alma pagara al barquero. El entierro consistía en una solemne procesión al cementerio para el entierro, o al lugar de cremación. Después de la cremación, las cenizas eran juntadas y colocadas en una urna (abajo).

CALLE DE TUMBAS

La ley religiosa prohibía entierros dentro de las ciudades, una regla que también reducía el riesgo de enfermedades. Los cementerios crecieron fuera de las puertas. Los mejores lugares eran al lado del camino, donde los caminantes veían las tumbas y recordaban a los difuntos, inmortalizándolos de alguna manera. Recordar­los, sobre todo a familiares, era importante para los romanos.

Bajo las cenizas Quizá el «entierro» más famoso fue el de las poblaciones enterradas alrededor del Vesubio, en Italia, en 79 d.C. Este volcán explotó violentamente una tarde de verano, lanzando una ardiente lluvia de piedra pómez y cenizas por ciudades y campos a su alrededor, enterrando todo a 4 m de profundidad. Pompeya es la más famosa de estas ciudades, congeladas en el tiempo bajo una capa de polvo y piedra pómez. La vida terminó tan de repente en Pompeya que podemos aprender mucho sobre la vida de la gente, y se han encontrado muchos cuerpos de quienes no se salvaron. No sólo quedan huesos. La ceniza URNA DE VIDRIO se endureció alrededor de los Las cenizas del difunto también se ponían en cuerpos, por lo que todavía ollas y recipientes se pueden encontrar «moldes» de vidrio como esta urna. vaciados de sus formas originales. No figura el nombre del difunto, pero los fragmentos de hueso podrían bastar para saber si era hombre o mujer.

VÍCTIMA DEL VESUBIO

Éste es el «molde» de yeso del cuerpo de un hombre atrapado en Pompeya por la erupción. A menudo se puede distinguir la forma de la ropa y el calzado. Las formas de animales, incluyendo un perro, se han conservado de la misma manera. Estas figuras hablan por sí solas del horror experimentado: congelados al tratar de escapar, o intentando desesperadamente escudarse de las cenizas y el humo.

Fragmentos de huesos quemados, de la urna

57


Vida en el campo Aunque la vida romana se centraba en las ciudades, la

ARANDO LA TIERRA

Esta estatuilla de bronce, arriba, muestra a un arador británico preparando la tierra con sus animales, para sembrar grano. Está bien cubierto y encapuchado contra el frío.

mayoría de la gente vivía en el campo y trabajaba la tierra, cultivaba, cuidaba viñedos y ganado, u olivares y bosques. Los granjeros producían comida, materiales y combustible para las espléndidas ciudades. Era una vida muy pesada de trabajo interminable para hombres, mujeres y niños, por lo general esclavos. Buena parte de Italia estaba dividida en grandes propiedades de personas muy ricas cuyos intereses principales estaban en la ciudad, pero cuyas riquezas venían principalmente de sus granjas. El rico escapaba del calor de la ciudad en verano, y se retiraba a sus propiedades para disfrutar del campo. Se construían finas casas (villas) en sus propiedades HOZ o cerca del mar, con todos Hoces como ésta se usaban para segar. Estar los lujos, como baños (p. 38). todo el día inclinado con esta herramienta de mango corto causaría dolor de espalda.

TRIGO ESCANDA

Una gama de cereales se cultivaba en tiempos romanos, incluso la escanda, una variedad antigua de trigo, mostrada aquí en espiga y grano trillado listo para hacer pan y otros alimentos. La escanda tiene dos veces más proteína que los trigos de pan actuales, por lo que es un buen alimento. Sacar el grano de los campos, trillarlo, seleccionarlo y almacenarlo era tan duro como segarlo.

LA EMOCIÓN DE LA PERSECUCIÓN

Los cazadores disfrutaban la emoción de cazar jabalí salvaje, muy veloz y con colmillos afilados. Su ferocidad está bien representada en esta estatuilla de bronce.

58

CAZA DE JABALÍ

Se cazaban animales a pie y a caballo, con cazadores armados con lanzas y perros para encontrar y hacer salir a la presa. Podía ser peligroso, como lo muestra este mosaico de Sicilia.


UNA VILLA ROMANA

Mural finamente conservado de la villa de la emperatriz Livia (p. 9). Revela la elegancia y magnificencia de las casas rurales más ricas, con imponentes y sombreados corredores con columnas, y con jardines y piscinas.

TORO DE BRONCE

Por su carne, leche y cuero, el ganado era parte importante de las granjas romanas. Algunas zonas de Italia se convirtieron en enormes ranchos ganaderos manejados por esclavos, donde toros como esta espléndida bestia se usaban para la cría.

Haciendo vino Los viñedos y también el cultivo de los olivos eran (y todavía son) muy importantes en las soleadas tierras mediterráneas. Por supuesto que las aceitunas y las uvas de Italia se comían, pero quizá era más importante su jugo. El fermentar el alcohol del jugo de la uva para hacer vino ya era un arte antiguo en tiempos romanos, y en un mundo sin café ni té, se consumía muchísimo más vino que en nuestros días (p. 46).

TIJERAS

Tijeras de hierro como éstas se han usado para esquilar ovejas y fabricar tela desde tiempos romanos.

Dibujo moderno de un relieve romano (arriba); representa a Cupido recogiendo uvas y pisándolas, y (izda.) haciendo sacrificios a los dioses

PASTORCILLO

Frasco de vidrio con «uvas»

El dueño de esta estatuilla de plata de un pastorcillo debió de tener una visión muy romántica de la vida rural, distinta de la dura realidad.

Cordero echando un vistazo fuera de la bolsa del pastor PAISAJE DEL NILO

Mosaico de Pompeya de la fauna del Nilo. Pescar y capturar aves era un estilo de vida para muchos. Los romanos aprovechaban de muchas formas los recursos naturales de las tierras que gobernaban.

CABRA DE BRONCE

Las cabras se criaban por su leche, su queso y su carne.

59


Transportes y comercio Q

ASNO Y CESTAS GRANDES

Los animales se usaban para transportar mercancías. Jalaban carretas y carros, o llevaban carga en sus lomos. Esta estatuilla de bronce confirma que los asnos romanos ¡eran tan tercos como los actuales!

uizá el más grande regalo que Roma dio al mundo fue la paz romana. Por única vez en la historia, todo el Mediterráneo y las tierras circundantes estuvieron en paz y bajo un solo gobierno. La armada romana eliminó a los piratas, y el ejército construyó la famosa red de grandes carreteras. Éstas se construyeron según las necesidades militares, pero ayudaron a extender el Imperio, y las vía­­s marítimas libres ayudaron a estrechar lazos entre las provincias. El comercio y la prosperidad crecieron. Los barcos mercantes llevaban vinos de Italia y España a la Galia y Britania, mientras que grandes buques, los supercargueros de hoy, transportaban las cosechas de grano de África del Norte para alimentar a la ciudad de Roma. Los animales salvajes para el anfiteatro se llevaban de muchos países (p. 32). Soldados, políticos, comerciantes e incluso algunos turistas viajaban por el Imperio, y con ellos las nuevas modas e ideas. Por ejemplo, la paz romana ayudó al cristianismo a extenderse desde su cuna en el oriente, a lo largo de caminos y rutas marítimas, hasta las ciudades del oeste.

JARRAS PARA ALMACENAR

Estas jarras de barro llamadas amphorae, contenían vino italiano, principalmente para su venta en otros países. Su forma permitía guardarlas de forma compacta en las bodegas de los barcos. Había otras formas de ánfora para aceite de oliva o salsa de pescado para cocinar (p. 44).

Dupondius: equivalía a dos ases

As

Aureus: equivalía a l00 ases BUQUE MERCANTE

Sestertius: equivalía a cuatro ases DINERO CÓMODO

Las monedas eran acuñadas principalmente por el emperador para pagar a los soldados y recaudar impuestos. Casi en todo el Imperio se usaba este dinero común, que facilitaba el comercio. Hoy se encuentran denarii de plata bien conservados ¡en la India!

Denarius, valía 16 ases

Relieve de piedra cartaginés con un barquito de cabotaje y su timonel. Los buques cargados surcaban los mares en verano hasta Britania y la India. Sin brújula, no se alejaban de la costa, pero temían acercarse demasiado, pues el viento podía arrastrarlos y hacer naufragar en la orilla. Navegar era peligroso, y no lo hacían en los meses de invierno.

60


Este peso permitía usar la balanza como una romana

BALANZAS DE BRONCE

Romana para pesar carne

Los comerciantes usaban dos tipos de balanzas para pesar desde verduras hasta oro: balanzas sencillas de bronce como ésta y de otro tipo, llamadas romanas (abajo). Ambas se utilizan aún en muchos países.

Las cadenas se sustituyeron por éstas modernas

EN LA CARNICERÍA

Los platillos podían sacarse de los ganchos para usar bolsas

Un relieve en piedra muestra a un carnicero trabajando con un hacha. Trozos de carne cuelgan de la viga de arriba. La mujer sentada quizá es una clienta con su lista de compras en el regazo, y esperando su pedido.

ROMANA DE BRONCE

Ganchos para las bolsas de pesar

El peso tiene la forma de una bellota PESO OFICIAL

Este peso de bronce de Turquía está decorado con un busto de Hércules. Tiene los nombres de dos oficiales locales. Los pesos se verificaban para evitar estafas con medidas falsas.

61

La romana se colgaba del gancho superior. Para pesar, el artículo se fijaba al gancho inferior de la izquierda, y el peso del lado derecho se movía hasta que el brazo se equilibraba horizontalmente. Entonces se leía cuánto pesaba en la escala inscrita a lo largo del brazo.


El ocaso de Roma Se efectuaron grandes cambios en el Imperio Romano después

FAMILIA CRISTIANA

Fragmento de vidrio con oro: una familia con el primitivo símbolo cristiano chi (X)-rho (P), formado con las primeras dos letras del nombre de Cristo en griego.

del año 200 d.C. Hubo constantes enfrentamientos con los «bárbaros» en el norte, y en el este con los belicosos persas. Había caos económico y frecuentes guerras civiles, ya que los generales se enfrentaban por el poder. Finalmente Diocleciano y sus tres coemperadores restablecieron la paz, pero a un precio; el Imperio padeció un creciente y corrupto sistema administrativo y un ejército cada vez más impotente. Uno de los sucesores de Diocleciano, Constantino, creía que había llegado al poder gracias al dios cristiano, y a su muerte en el año 337, el cristianismo no sólo había emergido de las sombras sino que se había convertido en la religión oficial. Para el año 400, el paganismo ya era rechazado y reprimido. En el año 395 el Imperio Romano finalmente se dividió en dos estados, el de Oriente y el de Occidente, que tendrían destinos muy diferentes.

OCCIDENTE LATINO...

Esta estatuilla de plata (abajo) representa a Roma, la vieja capital, pagana y occidental. Ambas figuras son del tesoro del monte Esquilino encontrado en Roma en el siglo iv.

CRISTO EN LA CRUZ

Las 30 piezas de plata pagadas a Judas por su traición Abajo, el elegante bautizo de Constantino, el primer emperador cristiano

Un diseño elaborado en una caja de marfil representa la crucifixión de Cristo, y a Judas colgado (izda.). Data del año 420. En tiempos romanos se representaba a menudo a Cristo sin barba.

La caída de Occidente Mientras que el cristianismo triunfaba, el Imperio de Occidente empezaba a desmoronarse bajo la tensión de la derrota militar y la crisis económica. La frontera del Rin fue traspasada en 406, y los germanos invadieron el Imperio. En 4l0 la propia Roma fue saqueada, y en 476 el último emperador occidental fue destituido. Roma había caído, pero el Imperio de Oriente seguía vivo.

...Y ORIENTE GRIEGO

Arriba, personi­ficación de Constantinopla, la nueva capital oriental y ciudad cristiana, fundada por Constantino (arriba). Hoy se llama Estambul.

62


BROCHES RADIANTES

No todos los germanos eran los rudos guerreros que creían los romanos. Algunos eran artesanos experimentados, y hacían joyería espectacular, como los broches de la izquierda. Fueron hechos por los ostrogodos en el año 500, con plata, oro, vidrio verde y granate rojo.

Dos puntas de flecha, de hierro Granate rojo embutido en oro

Punta de lanza, hecha de hierro

Los bárbaros

Roma temía a germanos y otros «bárbaros» del norte, que se estaban volviendo poderosos en el siglo iv. Al irrumpir en el Imperio de Occidente se establecieron en las tierras conquistadas y fundaron muchos de los estados europeos modernos; los francos fundaron Francia, y los anglos y sajones, la Inglaterra sajona. ATILA Y EL PAPA

Los hunos de Asia Central eran los más temidos, y devastaron la Europa del siglo v. Este dibujo medieval muestra al Papa negociando con su líder Atila en 452. Se cree que esto salvó a la ciudad de Roma de ser destruida.

ARMAS DE GUERRA

Estas armas, una punta de lanza y dos puntas de flecha de hierro, provienen de la tumba de uno de los conquistadores francos de la Galia. Para cuando fueron enterradas durante el siglo vi, el nuevo reino franco ya estaba establecido. Durante estos siglos los bárbaros se fueron convirtiendo gradualmente al cristianismo.

Oriente sobrevive El Oriente, rico y poblado, sufrió guerras pero sobrevivió hasta 1453. Aún se llamaba «romano», pero este Estado cristiano (el Imperio Bizantino) de habla griega era distinto de la vieja Roma. Artemisa, diosa griega de la caza

EMPERADOR BIZANTINO

MEDALLÓN

Los bizantinos cristianos conservaban la herencia de sus antepasados griegos y romanos en bibliotecas y tesorerías, y sus artistas a veces usaban imágenes paganas, como la figura de este medallón de oro del siglo vi.

El peso de la romana de bronce (p. 61) muestra (dcha.) a un emperador del siglo vii. Parece más un rey medieval que un emperador romano, y el estilo de este arte es muy diferente del de tiempos anteriores; Bizancio era un estado medieval.


¿Sabías que...? DATOS SORPRENDENTES Los nombres de los meses tienen origen romano: agosto por ejemplo, honra al emperador Augusto, mientras que marzo toma su nombre de Marte, dios de la guerra. Los romanos creían que la diosa de la suerte, Fortuna, controlaba sus vidas. Como siempre llevaba los ojos vendados y, por lo tanto, no podía verlos, tomaba sus decisiones al azar.

La diosa Fortuna

Tras la llegada del cristianismo, la popularidad de los espectáculos en el Coliseo disminuyó, y grandes secciones de ese edificio fueron demolidas para proveer de material a otras construcciones. Esto seguía sucediendo en la Edad Media. Si se capturaban esclavos rebeldes romanos, eran sacrificados: clavados a una cruz y dejados ahí hasta que morían. En la revuelta encabezada por el gladiador Espartaco en 73 a.C., 6.000 esclavos fueron crucificados.

Los romanos lavaban los platos frotándolos con arena y luego enjuagándolos con agua. Cuando el Vesubio hizo erupción en 79 d.C., enterró la ciudad costera de Herculano bajo 20 m de cenizas y escombros.

Un emperador, el loco Calígula (37-41 d.C.), llevó a su caballo al Senado e intentó nombrarlo senador. También proclamó que era un dios, y tenía estatuas suyas en los templos. Muchos talentosos pintores, artesanos, músicos, bailarines, actores y maestros de la antigua Roma eran esclavos.

Fontana della Fortuna en Fano, Italia En su viaje por los Alpes para invadir Roma, en el año 218 a.C., el general cartaginés Aníbal perdió 14.000 hombres y 25 elefantes. Sin embargo, les tomó a los soldados romanos 17 años derrotarlo.

En un hogar romano, el padre tenía el poder absoluto: podía incluso condenar a muerte a su esposa, a sus hijos y a cualquiera de sus sirvientes y esclavos si él creía que lo merecían.

Vesubio en erupción Al igual que el entrenamiento militar, a los legionarios del ejército romano se les instruía en supervivencia, ingeniería y construcción, para que pudieran erigir campamentos, fuertes y murallas. La cultura y la civilización romana le deben mucho a la antigua Grecia, que las precedió. Los romanos adoraban a varios de los mismos dioses que los griegos, desarrollaron su alfabeto a partir del griego, diseñaron sus monedas bajo prototipos griegos, y mucho de su arte y su teatro se basaba en el griego.

Busto ornamental de Hércules

El lenguaje de la antigua Roma era el latín, pero muchos de los pueblos que eran gobernados por los romanos tenían su propia lengua o dialecto. Los oscos, por ejemplo, que vivían en Campania (área alrededor de Nápoles), mantuvieron su propia escritura.

Los romanos inventaron una especie de concreto, que hacían mezclando cal y tierra volcánica. En el Coliseo de la antigua Roma, hasta 5.000 parejas de gladiadores combatieron, y se podían llegar a matar a 5.000 animales en un solo espectáculo. Los curanderos en ocasiones recomendaban la sangre de los gladiadores como tratamiento para combatir la infertilidad. Para construir las paredes exteriores del Coliseo, se utilizaron 292.000 carretadas de piedra travertina, transportadas a través de un camino especial desde Tívoli, en las colinas en las afueras de Roma.

Casco de gladiador, de bronce

64

Los trabajos de los escritores y filósofos romanos forman parte de los cimientos de la cultura occidental, y muchos de ellos aún son leídos hoy día. Si no hubiera sido por los grupos de monjes medievales que los copiaron a mano y los ilustraron, muchos textos se habrían perdido.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS

P R

P R

¿Cómo sabemos tanto de la antigua Roma?

¿Cómo era la vida para las mujeres en la antigua Roma?

Los expertos han sido capaces de aprender mucho de la gran variedad de edificios y artefactos que aún existen. La información sobre política, historia, religión y cultura proviene principalmente de documentos romanos; su escritura era muy sofisticada, con un alfabeto como el nuestro. El arte romano –mosaicos, esculturas y pinturas– nos muestra claramente cómo se veían las personas y los objetos cotidianos y cómo era la vida en la antigua Roma.

A la mayoría de las mujeres romanas se les daba muy poca instrucción, no podían votar ni gobernar; pocas ocupaciones, además de la de sacerdotisa, eran consideradas adecuadas. El estatus de una mujer en la ociedad reflejaba la posición de su marido, y podía, a través de él, ejercer considerable poder. Livia, la esposa del emperador Augusto, ejercía un papel no oficial, y era ampliamente aceptado el que ella reinara junto a él, gobernara en su ausencia y hasta tuviera un duplicado del sello oficial.

P R

¿Cuán diferentes eran las casas romanas de las actuales?

Las casas romanas tenían menos muebles, y más decoración en paredes y pisos, con intrincados mosaicos, pinturas murales y detalles arquitectónicos como molduras y paneles. Los divanes (especie de sofás con brazos pero sin respaldo) eran usados no sólo para dormir, sino también para descansar y comer; las comidas frecuentemente se servían en pequeñas mesas individuales y se consumían en posición reclinada. Mucho menos primitivas de lo que te las imaginas, las casas de los ciudadanos muy adinerados contaban con agua corriente, excusados y calefacción.

P R

¿Los antiguos romanos comían lo mismo que nosotros?

Mucho de lo que comían y bebían nos es familiar: pan, huevos, fruta (como manzanas, peras, higos, dátiles, ciruelas y uvas), verduras (apio, zanahorias, col, legumbres y espárragos) y vino (frecuentemente diluido en agua). Había menos carne en la dieta romana que en la moderna, pero el cordero y el cerdo eran populares, y el pescado fresco, junto con aves exóticas como grullas, pericos, flamencos y pavos reales, eran delicias que disfrutaban los muy ricos en las ocasiones especiales.

Mujer romana representada en un grabado del siglo xviii

Mosaico romano

Récords TRIUNFO ARQUITECTÓNICO

El templo del Panteón, aún en pie (terminado en el año 24 d.C.), tiene una enorme cúpula curva, la más grande que existió hasta el siglo xix.

CABEZA EN UNA MONEDA

El primer romano vivo que apareció en una moneda fue Julio César, tras haber dejado el poder en el 49 a.C.

METRÓPOLIS PRÓSPERA

Roma no era sólo la capital del Imperio, sino la ciudad más grande, con una población de más de 1.000.000 en el año 1 de nuestra era.

PARAÍSO DE VENTAS

El primer centro comercial fue construido por el emperador Trajano en Roma. Organizado en varios niveles, tenía más de 150 tiendas que vendían de todo, desde comida hasta sedas y especias.

CAMINOS A ROMA

La Via Appia fue el primer camino de una sofisticada red que llegó a cubrir 96.500 km y conectó Roma con todas las ciudades importantes del Imperio.

INFLACIÓN GALOPANTE

Cuando en el siglo III comenzó a declinar el Imperio Romano, los precios se salieron de control. Entre 200-280 d.C., en Egipto el costo de una carga de trigo subió de 16 a 120.000 dracmas.

HISTORIA DETALLADA

El erudito Tito Livio escribió la historia de Roma en 142 libros, 35 de los cuales se conservan. Esta extensa obra se usaba como libro de texto en las escuelas romanas. Aves canoras para la cena

65

Julio César


Emperadores

Emperadores romanos

Después de 500 años, la guerra civil llevó a su

fin el periodo romano conocido como la República, convirtiendo a Octavio, hijo adoptivo de Julio César, en el primer emperador de Roma, cuando ganó la lucha por el poder. Restauró el gobierno civil en el año 27 a.C. y se le dio el nombre Corona de laurel de Imperator Caesar Augustus. Imperator significaba «vencedor en la batalla» y es el origen de la palabra emperador. Augusto significa majestuoso o venerable.

CÉSAR AUGUSTO

Sobrino nieto e hijo adoptivo de Julio César, Augusto no sólo fue el primer emperador romano, sino también un gran líder y administrador, y mecenas de la literatura y las artes. El periodo de su gobierno se conoce como la Edad Augusta.

Estados galos rebeldes Póstumo Victorino Tétrico

260–269 269–271 271–274

REBELIÓN TEMPORAL

Un periodo de invasiones extranjeras y guerras civiles permitió el desarrollo de estados rebeldes: el reino de Palmira en el este, y el «imperio» de Galia, Britania y España. Fueron finalmente derrotados por el emperador Aureliano.

Palmira, reino oriental rebelde Zenobia 266–272 (Cogobernó con su hijo Vaballath) Galieno

66

Augusto 27 a.c.–14 d.c. Tiberio 14–37 d.c. 37–41 Calígula (Cayo) Claudio 41–54 Nerón 54–68 Galba 68–69 Otón 69 Vitelio 69 Vespasiano 69–79 Tito 79–81 Claudio Domiciano 81–96 Nerva 96–98 Trajano 98–117 adriano 117–138 138–161 Antonino Pío 161–180 Marco Aurelio Lucio Vero (coemperador) 161–169 Cómodo 177–192 Pertinax 193 193 Didio Juliano 193–211 Septimio Severo Caracalla 198–217 Geta 209–212 Macrino 217–218 Heliogábalo 218–222 222–235 Alejandro Severo 235–238 Maximino I Gordiano 238 238 Gordiano II Pupieno 238 Balbino 238 238–244 Gordiano III Filipo 244–249 Decio 249–251 Hostiliano 251 Galo 251–253 Emiliano 253 Valeriano 253–260 Galieno 253–268 268–270 Claudio II el Gótico Quintilo 269–270 Aureliano 270–275 Tácito 275–276 Floriano 276 Probo 276–282 Caro 282–283 Carino 283–285 Numeriano (coemperador) 283–284 Diocleciano 285–286


Imperio de Occidente

Imperio de Oriente

Maximiano Constancio I Severo Majencio (usurpador) Constantino I

286–305 305–306 305–307 307–312 307–324

Diocleciano Galerio Maximino II Licinio

286–305 305–311 310–313 308–324

Septimio Severo

Constantino I (gobernó solo) 324–337

Constantino II Constante Magencio

337–340 337–350 350–353

Juliano Joviano

Constancio II 337–361 (Único emperador tras derrotar a Magencio en 353 –otra vez el imperio fue brevemente unificado)

361–363 363–364

Constantino II

Valentiniano I Graciano Valentiniano II Honorio Johannes Valentiniano III Petronio Máximo Avito Majoriano Libio Severo Antemio Olibrio Glicerio Julio Nepote Rómulo Augusto

bÁrbaros victoriosos

Moneda de Constantino II

364–375 375–383 375–392 395–423 423–425 425–455 455 455–456 457–461 461–467 467–472 472 473–474 474–475 475–476

Este grabado muestra a Rómulo Augusto rindiéndose a Odoacro, jefe de los bárbaros en el 476 d.C.

Valente Procopio Teodosio I Arcadio Teodosio II Marciano León I León II Zenón

364–378 365–366 379–395 395–408 408–450 450–457 457–474 474 474–491 ORIENTE, VIVO

En el año 476 d.C., el último emperador de Occidente perdió el poder, pero el Imperio de Oriente (Imperio Bizantino) siguió hasta 1453.


Descubre más El Imperio Romano era extraordinariamente rico en

BAJO EL VESUBIO

Las ruinas de Herculano y Pompeya están abiertas al público, que puede echar un vistazo a la vida del Imperio Romano del siglo i, caminar por las calles y mercados en ruinas, y visitar las villas parcialmente reconstruidas. Tomados en ese lugar, el molde de yeso de una madre y de su hijo enterrados por el volcán (dcha.) se exhiben en el Museo Arqueológico de Nápoles.

tesoros arqueológicos, así que la mayoría de los museos tienen antigüedades romanas que vale la pena visitar. Internet también ofrece una amplia variedad de sitios web dedicados a la antigua Roma, generalmente a temas específicos como vestimenta o religión, y a colecciones individuales o atracciones para visitantes. Muchos objetos –y una significativa cantidad de conocimiento sobre la cultura de la antigua Roma– provienen de las extensas excavaciones que se han realizado en los últimos 250 años en Pompeya y Herculano, dos ciudades al pie del Vesubio, cerca de Nápoles. Estas ciudades fueron completamente devastadas por el volcán en el año 79. El manto causado por la erupción volcánica que mató a miles de personas y enterró sus casas también preservó edificios prácticamente intactos, cuartos y pertenencias, permitiendo a los arqueólogos armar una imagen explicativa de cómo vivían los antiguos romanos. VILLA DE ADRIANO

Este refugio campestre fue alguna vez el centro de una de las propiedades más espléndidas del Imperio Romano (cubría un territorio mayor que el de la Roma Imperial). El terreno del palacio imperial incluía varios edificios pequeños inspirados por los viajes de Adriano a Egipto y Grecia. Abierta al público, la villa está al oeste de Tivoli, ciudad en la cima de una colina, justo fuera de Roma.

Urnas tan ricamente decoradas sólo habrían pertenecido a los ricos

Espada de doble filo llamada gladius

ARTEFACTOS ANTIGUOS

Esta urna con asas en espiral se usaba para guardar aceite o vino. Decorada en un estilo libre que se asocia al siglo iv a.C., se exhibe en la Villa Giulia afuera de Roma, un refugio en el campo, del siglo xvi, en el que ahora se encuentra el Museo Nacional Etrusco, que tiene una colección de antigüedades.

68

ARMAS Y ARMADURA

Muchas colecciones de museo incluyen armas y armaduras romanas; Algunas también muestran reconstrucciones como esta espada corta de doble filo, que era muy eficaz para apuñalar. Tiene su propia vaina adornada, hecha de madera delgada cubierta de piel y decorada con bronce.


Sitios para visitar pompeya y herculano Ruinas descubiertas en 1748. Sus excavaciones aún continúan. Vale la pena ver: • la Casa del Fauno y la Casa de los Vettii, villas en la Pompeya occidental • mercado de Pompeya, el Macellum. Museo arqueológico nacional, de nápoles Este histórico museo, remodelado en 1790, exhibe: • exquisitos frescos y mosaicos que formaban parte de edificios en ruinas cerca del Vesubio • muebles y objetos domésticos que reflejan la vida en la antigua Roma. Roma En medio de una ciudad moderna hay monumentos que han perdurado desde los días del apogeo de Roma: • El Coliseo, hoy en ruinas, sigue siendo un poderoso símbolo de la antigua Roma • el Foro, corazón ceremonial del Imperio, con sus templos, torres y basílicas • El Foro de Trajano, con la Columna de Trajano, de 30 m de altura, y las ruinas del extenso complejo del mercado • El Panteón, con su espectacular cúpula.

CIUDAD DE BATH

Las más finas ruinas romanas en Inglaterra están en la ciudad de Bath. Los romanos la llamaban Aquae Sulis (aguas de Sulis, una diosa local británica) por sus aguas termales naturales, que alcanzan temperaturas de alrededor de 37˚C.

Las empuñaduras del gladius eran de madera o hueso

Roma Británica La ocupación romana de Britania dejó un buen número de sitios bien conservados, como: • los baños romanos de la ciudad de Bath • el palacio y el museo romanos de Fishbourne, en Sussex Occidental • la Muralla de Adriano, antigua frontera entre Inglaterra y Escocia.

Estatua de Apolo Belvedere

Francia Romana (Galia) El sur de Francia es particularmentee rico en vestigios como: • Las ruinas de ciudades romanas en Arles y en Nîmes, cada una con un anfiteatro • el Pont du Gare, un acueducto romano también cerca de Nîmes. MUSEOS VATICANOS

Los Museos Vaticanos están localizados en distintos edificios, uno de los cuales es éste del siglo xviii, construido especialmente para su colección de estatuas clásicas. Llamado el museo Pío Clementini en honor a los papas Pío vi y Clemente xiv, alberga la famosa estatua de Apolo Belvedere.

SITIOS ÚTILES EN LA WEB • Para encontrar numerosos artículos y galerías relacionados con todos los aspectos de la vida romana: www.bbc.co.uk/history/ancient/romans

• Enciclopedia en línea de emperadores romanos: www.roman-emperors.org

• Importante sitio web del Museo Británico con un vínculo a la antigua Roma: www.thebritishmuseum.ac.uk

• Sitio general del Museo del Hermitage con vínculos individuales a áreas específicas de interés: www.hermitagemuseum.org

• Sitio interactivo relacionado con una exposición sobre Tahalí o baldric

Pompeya que se montó en el Field Museum de Chicago: www.fieldmuseum.org/pompeii

69

museo británico, londres, ru En él se alberga una de las mejores colecciones de antigüedades romanas. Entre los muchos objetos en exhibición se encuentran: • el Jarrón de Portland, un singular y valioso recipiente de vidrio elaborado durante el siglo i d.C. • el imponente monumento funerario de una pareja romana, Lucio Antistio Sarculo y su esposa Antistia (mostrado en la p. 23). museoS vaticanoS, roma, Italia Albergados en palacios construidos para papas en el Renacimiento, los Museos Vaticanos tienen una importante colección de piezas romanas, como: • un busto de Augusto, del siglo i a.C. • un encantador fresco que representa a una novia preparándose para su boda. museo Hermitage, moscú, rusia Esta colección abarca desde la era de la última república (siglo i a.C.) hasta el último imperio (siglo iv d.C.). De interés particular son: • los retratos escultóricos de emperadores, estadistas y hombres, mujeres y niños comunes • bronces, cristalería, cerámica y mosaicos.


Glosario ACUEDUCTO Canal construido (subterráneo o elevado) por el que se suministraba agua a las ciudades romanas.

CALIGAE Resistentes sandalias militares con clavos de metal en la suela, para largas caminatas.

ANFITEATRO Arena ovalada al aire libre, donde se realizaban combates de gladiadores.

CARRO Vehículo con ruedas originalmente para la guerra, luego para carreras. Las de dos caballos se llamaban bigae, y las de cuatro caballos, quadrigae.

DIVÁN Sillón sin respaldo, en ocasiones con remates, donde los romanos se relajaban y reclinaban durante las comidas formales.

CATAPULTA Máquina militar usada por los romanos durante los asedios, para lanzar piedras y dardos sobre las murallas de los enemigos. CENSOR Oficial del gobierno que mantenía un registro de todos los ciudadanos romanos, asignaba contratos para proyectos del gobierno, como caminos y templos, y revisaba la membresía del Senado. CENTURIA Compañía de 80 hombres del ejército romano. El oficial que comandaba cada centuria se llamaba centurión (ver también COHORTE, LEGIÓN). CIRCO Estadio largo con asientos en hilera donde se llevaban a cabo las carreras de carros. CIUDAD-ESTADO Ciudad convencional que, junto con su territorio circundante, es también un estado político independiente. CIUDADANO Hombre libre (no esclavo), con un estatus respetado y numerosos privilegios y derechos, como el de votar. COHORTE Subdivisión del ejército romano. Cada cohorte estaba dividida en seis centurias (ver también LEGIÓN, CENTURIA). Acueducto ÁNFORA Jarra con dos asas, de cuello y base angostos, para guardar vino, aceite de oliva u otro líquido. ATRIO Vestíbulo central alrededor del cual estaba la mayoría de los cuartos.

CÓNSUL Uno de los dos oficiales electos que compartían la posición más alta en la República romana. CUESTOR Oficial del gobierno, electo, responsable de las finanzas del Estado.

Mosaico de un carro de carreras DOMUS Casa privada, en la ciudad, a menudo con un jardín atrás. EMPERADOR Gobernante absoluto de un imperio; un «emperador» tenía mayor jerarquía que un «rey». César Augusto fue el primer emperador romano, en 27 a.C. ÉQUITE Originalmente, miembro de la caballería romana; tenía que ser lo suficientemente rico para poder pagar los gastos de tener caballo. Luego se empleó el término para nombrar a un soldado o administrador rico cuyo rango sólo era inferior al de un senador. ESCLAVO Hombre, mujer o niño que era propiedad de otra persona, usualmente para hacer algún tipo de trabajo.

BALDRIC Tahalí que colgaba del hombro y cruzaba el pecho hasta la cadera del lado opuesto, para llevar una daga o una espada.

DEMOCRACIA Sistema de gobierno en el cual todas las personas gobernadas tienen voz, normalmente a través de representantes electos.

ESTANDARTE Bandera o estatuilla distintiva, especialmente de una unidad militar.

BALTEUS Cinturón con tiras de cuero de adorno, que era una importante pieza del uniforme de los soldados romanos.

DICTADOR Un magistrado romano especial que reunía poder absoluto durante estados de emergencias.

FASCES Haz de varillas con una hacha que sobresalía; simbolizaba la autoridad legal.

BÁRBARO Palabra griega, luego usada en Roma para nombrar a los que vivían fuera del Imperio. BASÍLICA Imponente edificio público, para asuntos legales y ceremoniales.

Un romano acaudalado

Catapulta

FÍBULA Broche decorativo para sujetar la capa y otros artículos de la vestimenta.

FORO Mercado de plaza en una ciudad romana, rodeado de edificios públicos. Allí se llevaban a cabo los negocios públicos y el comercio.

CABALLERÍA Soldados montados que estaban preparados para explorar y pelear a caballo. CALCEDONIA Cuarzo de color usado en joyería y para esculpir bustos pequeños.

Aquí se ponía la piedra que sería lanzada

70

GALERA Barco de guerra griego o de la antigua Roma, movido por una o más hileras de remos.


GARUM Salsa de sabor fuerte hecha de pescado, sal y saborizantes. GENIUS Espíritu protector individual de un hombre (en la antigua Roma). GLADIADOR Luchador entrenado que combatía contra otros gladiadores en enfrentamientos públicos, a veces hasta la muerte.

PATERFAMILIAS Cabeza de familia y propietario que tenía poder absoluto sobre su esposa, sus hijos y sus sirvientes. PERISTILO Jardín con columnas y techo, usualmente en la parte posterior de una casa romana. PILUM Pesada jabalina puntiaguda diseñada para atravesar el escudo del enemigo.

GLADIUS Espada corta y ligera llevada en el costado derecho por los soldados romanos. GOBERNANTE Oficial de alto rango, normalmente un senador, que administraba una provincia romana. GUARDIA PRETORIANA División de soldados de élite fundada por el emperador Augusto, y responsable de proteger a un general o emperador romano. HIPOCAUSTO Sistema de calefacción de las grandes casas romanas, que consiste en la circulación de aire caliente de una caldera bajo el suelo a través de cavidades en las paredes. ÍNSULA Edificio de alojamiento grande, hecho de múltiples unidades. JUNO Espíritu protector individual de una mujer. LAR Deidad del hogar; espíritu de un antepasado de la familia.

PLACA Pequeña losa hecha de barro, porcelana o metal, decorada con un grabado o un motivo resaltado. PLEBEYO Ciudadano romano fuera de la vieja aristocracia (los patricios). Corona de laurel

PRETOR Magistrado de alto rango, elegido anualmente. PROCURADOR Oficial responsable de recaudar impuestos y de pagar los servicios civiles y al ejército de las provincias romanas.

TOGA Prenda formal usada por los ciudadanos romanos varones. Era una tela que envolvía el cuerpo y se plegaba sobre el hombro. Usualmente eran blancas; las de los senadores tenían anchos bordes púrpura. TRIBUNO Representante del gobierno, elegido por los plebeyos para proteger sus intereses (ver también PLEBEYO). TRIUNFO Procesión de honor hacia Roma realizada por un general victorioso y sus soldados, junto con sus prisioneros y botines de guerra. TÚNICA Atuendo sencillo sin mangas, atado a la cintura, largo hasta las rodillas, usado por los varones romanos. VAINA Funda que sirve para guardar y proteger una espada. Un oficial del ejército romano podía llevar una espada y una funda muy decoradas como símbolo de su posición. VILLA Casa de campo de lujo que pertenecía a familias romanas ricas.

PROVINCIA Territorio romano en las afueras de Italia. Sus nativos eran conocidos como «provincianos». PUGIO Daga de doble filo portada, del lado derecho, por los soldados romanos. RELIEVE Imagen tallada o moldeada que sobresale de la superficie. REPÚBLICA Estado donde el poder se ejerce por las personas o por sus representantes, no

Los mosaicos se hacen de miles de piececitas de piedras de colores

LARARIUM Santuario dedicado a las deidades del hogar (lares), que se encontraba en todos los hogares romanos. LAUREL Hojas de la planta del laurel entretejidas en círculo o corona, usadas como símbolo de poder. LEGIÓN División principal del ejército romano con 3.000-6.000 hombres (legionarios), organizada en diez unidades menores llamadas cohortes (ver también COHORTE, CENTURIA). MORTERO Recipiente resistente, hecho de piedra o cerámica, que servía para moler comida con ayuda de su «mano». MOSAICO Decoración de piso o paredes hecho de pequeñas piezas de vidrio, piedra o azulejo pegadas para formar un patrón o imagen. MÚRICE Molusco del que se extraía un tinte púrpura muy apreciado. ORADOR Hábil e imponente conferenciante público. PAPIRO Junco egipcio cuyo tallo se prensaba para hacer una especie de hoja de papel en la que se escribían los documentos romanos.

Mosaico por un emperador, monarca o tirano. RUECA Instrumento usado para hilar lino crudo o fibras de lana. SENADO Consejo de hombres nobles y ricos que asesoraban a los cónsules romanos en materia legal, administrativa y de gobierno. A los miembros de este consejo se les llamaba senadores. THERMAE Baños públicos romanos. En español, termas. THERMOPOLIUM Puesto callejero que vendía comida caliente en una ciudad o pueblo romanos.

71

Toga de senador


Índice A

acueductos, 26, 27, 70 adoración, 23, 50, 51, 52, 53 África, 7, 25 Afrodita, 6 Alemania, 8, 13 Alesia, 12 alfabeto (latino), 40, 65 Alma-Tadema, Sir Lawrence, 39 Alpes, 7 América, 44 anfiteatro, 25, 28, 32, 60, 70 ánfora, 36, 60, 70 Aníbal, 7, 64 animales, 7, 22, 28, 32, 60 Anthus, 23 Antistia, 23 Antonino Pío, 9 Apolo, 49, 69 armadura, 10, 11, 13, 14, 31, 33, 50, 68-69 armas, 8, 11, 12, 30, 63 Armitage, Edward A., 46 arneses, 13 arquitectura, 26 arte, 6, 36, 42, 65 Artemisa, 63 Asclepio, 54, 55 Atenea, 50 Atila el huno, 63 atrio, 22, 24, 27, 70 Augusto, 8, 9, 18, 38, 44, 49, 50, 52, 64, 65, 66

BC Baco, 24, 51, 53, 56 baile, 48 baldric, 69, 70 baño, 20, 27, 38, 39 bárbaros, 67, 70 Bath (Inglaterra), 38, 69 Ben Hur, 34 bizantinos, 63, 67

Britania, 12, 15, 17, 39, 60, 63 buques, 7, 60 caballería, 12, 13, 70 caballos, 13, 22, 34, 35 caledonios, 14 calefacción, 65 Calígula, 8, 64 caminos, 65 Caracalla, 22 carro de carreras, 6, 21, 34 Cartago, 6, 7, 60, 64 cascos, 10, 14, 31, 33, 50, 64 catapultas, 12, 70 caza, 58 Celadus, 30 centuriones, 10, 14 cerámica, 42, 47, 68 cerraduras, 24 César, ver Julio César Cheshire, 15 Cibeles, 51, 52 Circus Maximus, 35 ciudadanos, 8, 10, 15, 16, 70 Claudio, 8, 30 cocina, 44, 45 Colchester, 43 colecciones de museo, 68-69 Coliseo, 17, 28, 29, 32, 64 Columna de Trajano, 40 comercio, 60, 61 comida, 44, 46, 47, 65 Cómodo, 30 concreto, 64 conchas de múrice, 8 Constantino, 62, 67 Constantinopla, 34, 62 construcción, 64 cónsules, 6 coronas de laurel, 7, 9 cosméticos, 18 cristalería, 42, 46 cristianos, 32, 50, 56, 62, 63 Cristo, 62 crucifixión, 64 Cupido, 24

DE Diocleciano, 62 Dionisio, 51

Drusilla, 9 educación, 18, 20, 40 Egipto, 19, 21, 40, 44, 60 ejército, 7, 8, 10, 12, 14, 16, 17, 55, 60, 64 elefantes, 7, 25, 32 emperadores, 8, 9, 10, 14, 18, 22, 28, 30, 33, 44, 62, 63, 66-67, 70 esclavos, 12, 16, 17, 20, 22, 23, 30, 35, 39, 42, 58, 64 Escocia, 14 escritura, 40, 41 escudo, 11, 12, 30 Esculapio, 54, 55 espada, 11, 68 España, 7, 60 Espartaco, 33, 64 Estambul, 62 etruscos, 6 Europa, 63 excusados, 65

FG fasces, 16, 70 Feronia, 22 foro, 17, 70 Fortuna, 64 Francia, 26, 37, 50, 63 fuertes, 12, 14 funerales, 30, 56, 57 galos, 10, 11, 12, 13, 47, 60, 63, 66 Germánico, 8 Geta, 22 gladiadores, 6, 17, 19, 28, 30, 31, 32, 33, 64 Gloucestershire, 53 gobierno, 17, 20, 60 granjas, 58, 59 Grecia, 6, 36, 64 guerras, 6, 7, 8, 12, 17, 62

HI Herculano, 64, 68, 69 Hércules, 16, 31, 43, 61, 64 herramientas, 11, 26, 43 hierbas, 45, 54

Agradecimientos Dorling Kindersley agradece a: El Departamento de Antigüedades Griegas y Romanas del Museo Británico, por haber proporcionado artefactos antiguos para fotografiarlos. Emma Cox por su valiosa ayuda al facilitar artefactos antiguos para fotografiarlos. Celia Clear, Publicaciones del Museo Británico. Sr. B. Cook y Sr. D. Bailey, Departamento de Antigüedades Griegas y Romanas. Dr. T.W. Potter y Srita C. Johns, Departamento de Antigüedades Prehistóricas y Romanobritánicas. Sr. D. Kidd y Sr. D. Buckton, Departamento de Antigüedades Medievales y Posteriores. Peter Connolly por su espléndido modelo del Coliseo en las pp. 28-29, y Brian Lancaster por su ayuda. Thomas Keenes por su trabajo en las etapas iniciales del libro. Louise

Pritchard por su asistencia editorial. Jane Coney por su asistencia en el diseño y por proporcionar material. Lester Cheeseman por su experiencia en publicaciones. Ermine Street Guard, pp. 10-11. Jane Parker por el Índice. Créditos fotográficos: ar. = arriba; ab. = abajo; c.= centro; i. = izquierda; d. = derecha Aerofilms 26ab.c. Aldus Archive / Syndication International: 23c.i. / Museo Nazionale, Nápoles 59ab.i. Alinari: / Museo Nazionale, Nápoles 55ab.c. Ancient Art & Architecture Collection: 38ab.i., 40c.; / R Sheridan 67c.d.; 68ab.c.; 68c.ab. Bridgeman Art Library: Musée Crozatier, Le Puy en Velay 12c.i.; / Antiken Museum, Staatliches Museen,W. Berlín

Hod Hill, 13 hogares, 23, 24, 25, 65 Holanda, 13 hueso, 43 Hygeia, 54 Imperio de Occidente, 67 Imperio de Oriente, 67 Imperio Romano, 7, 12, 14, 40, 50, 60, 62 India, 60 ingeniería, 64 Inglaterra, 12, 13, 14, 15, 38, 43, 53, 63 instrumentos musicales, 48, 49 Isis, 20, 48, 50, 52 Italia, 6, 7, 36, 49, 58, 60

JKL jabalina, 11, 13 joyería, 19, 43, 63 Judas, 62 juegos, 38 juguetes, 21 Julia Donna, 22 Julio César, 7, 8, 12, 51, 52, 65 Juno, 9, 50 Júpiter, 50 Kent, 15 lámparas, 25 Lancashire, 15 latín, 64 legionarios, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 64 lenguaje, 40, 64 Livia, 9, 50, 59, 65 Livio, 65 Londres, 38 Lucio Antistio Sarculo, 23 Lucio Vero, 9

M Malpas, 15 Marco Aurelio, 9 Marte, 6, 16, 51, 52, 64 matrimonio, 222 médicos, 54, 55 Mediterráneo, 6, 7, 45 Mercurio, 51, 53 metalurgia, 42, 43 mimo, 36, 37

Minerva, 38, 50 Mitra, 50, 51 monedas, 8, 15, 16, 52, 60, 65 Monte Capitolino, 10, 50 monturas, 13 mosaicos, 24, 36, 37, 48, 58, 65 muebles, 24, 25, 65 muerte, 54, 56 mujeres, 18, 19, 21, 34, 36, 37, 38, 43, 50, 52, 53, 64, 65 Muralla de Adriano, 14, 40

NOP Nápoles, 36 navegación, 60 Neptuno, 31 Nerón, 8 Nilo, 59 Nîmes, 26 niños, 20, 22, 56, 58, 64 Nola, 14 números, 40 Octavio, 8, 66 Odoacro, 67 ollas de Samos, 42, 47 Orange (Francia), 37 oscos, 64 Ovidio, 34 Palmira, 66 Pan, 48, 51 Panteón, 65 papa, 63 paterfamilias, 64 paz romana, 14, 60 perros, 22 persas, 62 pilum, 11 Plauto, 36 Plinio, 54 Pompeya, 24, 25, 32, 41, 42, 45, 47, 57, 59, 68, 69 Pont du Gard, 26 Praeneste, 49

RS Remo, 6 República, 6, 16

22c.d., 25ab.d., 32c.i., 39ar.i., 46ab.i. British Film Institute: 33ab.d. Museo Británico: 12ab.d., 19ar.i., 19ab.i., 22ar.i.,23ab.i., 42ab. i., 51ar.d., 56ab.i., 57ar.i., 59c., 64ab.c., 65ab. i., 70c.i.; 71ar.c. Museos Capitolinos: 67ab. c. J. Allan Cash Photolibrary: 17c.i. Michael Dixon, Photo Resources: 19ab.d., 20ar.i., 35ab.i., 34ar.d. Mary Evans Picture Library: 7ab.d., 8c.i., 14ar.i., 16ab.i., 18c.d., 25c., 30ar.i., 56ar.d., 62ab.d., 63ar.d.Werner Forman Archive: 48ab.i., 49ar.d., 53ar.d., 57ab.d. Sonia Halliday Photographs: 32ar. i., 58c.d. Robert Harding Picture Library: 37ar.i., 59ar.d., 61ar.d.; / Tony Waltham 68ar.i. Simon James: 12ab.d., 14c.d., 24c.i., 26ar.i., 27c.i., 27c.d., 28ab.i., 35ar.i., 37ar.d., 38ar.i., 44c., 45ar.d., 50c.d., 57 Kobal Collection: 34c.i. Louvre / © Reunion des Musées Nationaux: 20-21ab. Mansell Collection: 7ar., 13ar.i. Rex Features: 33ab. d.; Jaap Bitendijk 33c.d.ab. Scala: 25ab.i.; / Ciudad del Vaticano, Roma 13ar.d., 48c.i.;

72

retiarius, 31, 33 Rin, 8, 62 Roma, 9 Rómulo, 6 Rufus, 23 sandalias, 11 Senado, 16 senadores, 7, 8, 16, 18 Septimio Severo, 22 Serapis, 50 Sicilia, 6, 58 Snettisham, 43 sociedad, 16 South Shields, 12 Stabiae, 25 suministro de agua, 26, 27, 65

TU Tarquinio el Soberbio, 6 teatro, 36, 37, 48, 51 telas, 18 Tíber, 6, 55 Tiberio, 8, 9 tiendas, 65 tinta, 40, 41 Tito, 28, 30 toga, 8, 16 Tracia, 13 tracios, 30, 33 Trajano, 65 transporte, 60 triunfo, 8 túnica, 11, 16, 18 Turquía, 51 Uley, 53

VXYZ Venus, 6, 51 Vercingetórix, 12 Vesta, 52 vestales, 19, 52 Vesubio, 57, 64, 68 Vienne, 50 Villa de Adriano, 68 villas, 24, 58, 59, 68 Vindolanda, 40 vino, 46, 51, 59, 60 Vitruvio, 27 Xanten, 13 York, 14 Zeus, 50

/Museo della Terme, Roma 18ab.i.; / Museos Capitolinos, Roma 36ar.i.; / Museo Nazionale, Nápoles 36ab.d., 41ar. i.; / Museo Civico, Albenga 60c.i. El Vaticano: 69c. Créditos de la portada: DK Images: Museo Británico c.i., ar.d.; Ermine Street Guard c., c.ab., c.i.ab. (jabalina), c.i.ab. (espada y puñal), ar.c.; National Maritime Museum c.d.ar. (barco); Rough Guides ar.i., Getty Images: Bridgeman Art Library flor. Ilustraciones: Peter Bill, p. 27; p.38; Eugene Fleury, p. 7 Otras ilustraciones © Dorling Kindersley. Más información en: www.dkimages.com

Antigua roma s james guias eyewitness dorling kindersley 2003  

Antigua roma s james guias eyewitness dorling kindersley 2003

Antigua roma s james guias eyewitness dorling kindersley 2003  

Antigua roma s james guias eyewitness dorling kindersley 2003

Advertisement