Issuu on Google+

SEGUNDO CONCIERTO DEL CICLO 26 DE NOVIEMBRE DE 2013


2º CONCIERTO DEL XIV CICLO DE CONCIERTOS RITMO VITAL 2013 26 de noviembre, 20 hrs. Teatro Galileo. PROGRAMA MALLET QUARTET (2009) Para 2 marimbas y 2 vibráfonos AVE MARÍA Para trompeta y grupo de percusión EL PERFUME Y EL TIEMPO (2013) + Para clarinete bajo y percusión ELEGY: SNOW IN JUNE (1991) * Para violoncello y 4 percusionistas

* Estreno en España

+ Estreno absoluto

ASIER POLO, violoncello MANUEL BLANCO, trompeta EDUARDO RAIMUNDO, clarinete bajo NEOPERCUSIÓN: JUANJO GUILLEM, percusión y dirección musical RAFA GÁLVEZ, percusión ROSA TORNEL, percusión JOAN CASTELLÓ, percusión ANTONIO MARTÍN, percusión

STEVE REICH (1936)

ASTOR PIAZZOLA (1921-1992) Arr. de NEOPERCUSIÓN ILUMINADA PÉREZ FRUTOS (1972)

TAN DUN (1957)


Sobre el programa

NEOPERCUSIÓN fiel a su constante interés y esfuerzo de divulgar la música de nuestro tiempo con especial énfasis en la escrita para la percusión en las últimas décadas, y partiendo también del deseo de colaborar de forma regular con los más importantes músicos solistas y ensambles del panorama europeo, presenta este excitante programa que incluye 4 obras de autores de 3 continentes -todas ellas creadas en los últimos 12 años- y a 3 invitados de lujo: el violoncellista Asier Polo, el laureado trompetista Manuel Blanco, y el clarinetista Eduardo Raimundo. Desde la Norteamérica de Steve Reich y la Argentina de Astor Piazzolla, a la China de Tan Dun, y la España de la compositora Iluminada Pérez Frutos, este programa es una muestra clara del eclecticismo que caracteriza los programas que NEOPERCUSIÓN elabora para difundir la buena música que actualmente se crea en el mundo, y que incluye diversas estéticas que van desde la música repetitiva caracterizada en este programa por la obra de Steve Reich, la reflexión musical de Iluminada Pérez Frutos sobre el tiempo musical y el tiempo de la experiencia de los aromas, y las líneas melódicas y la expresividad características de la música del ganador del Oscar, el compositor chino Tan Dun (Tigre y Dragón, mejor banda sonora, 2001).

Mallet quartet en palabras de su propio compositor Steve Reich, está formada por tres movimientos que se tocan sin pausa entre ellos; los dos movimientos extremos son rápidos y el central más reposado y -como el propio Reich apunta- es este el más inesperado y notable de los tres. La pieza es un claro ejemplo de la música repetitiva en la que se presentan patrones rítmicos y melódicos que son constantes y que varían por bloques armónicos que son mantenidos en este caso por las dos marimbas, mientras que uno de los vibráfonos expone las correspondientes melodías de cada bloque armónico, primero de forma individual –a solo- y luego en canon con el otro vibráfono. El movimiento central es a este respecto un claro contraste pues la textura general se vuelve más transparente y delgada en comparación con las otras dos partes cuya construcción es similar.

Que la visión y lo que vemos tienen una gran implicación en como percibimos el sonido es bien sabido, pero la relación con otros sentidos como el tacto y el olfato no está aún del todo clara. A este respecto, la compositora Iluminada Pérez Frutos está involucrada actualmente en un


proyecto de investigación en el cual es precisamente la relación entre olfato y escucha el objeto de estudio. La obra El perfume y el tiempo se produce entonces a partir de la reflexión sobre el objeto de dicha investigación. En relación a las similitudes entre la experiencia olfativa y de escucha la propia autora comenta: “existe un espacio de tiempo emocional y olfativo que se desarrolla dentro de un orden cronológico e irreversible. El perfume y el tiempo tienen en común que sus distintas partes nunca están presentes en el mismo momento […] Por ese motivo, el espacio de tiempo emocional y olfativo se me figuran como un lugar privilegiado para la creación”. La obra transcurre entonces como un espacio de la percepción en la que están constantemente presentes el tiempo de la música y el tiempo del perfume, tiempo de Chronos, dios primigenio que representa a la condición gracias a la cual las cosas se suceden, a la cual percibimos el cambio y con ello el transcurrir de la experiencia, cosa que llamamos tiempo, y es esa percepción temporal que comparten la experiencia del perfume y del sonido lo que la obra manifiesta: “En la primera sección[…], el efluvio del perfume se expande más allá de la apariencia que percibimos al olerlo por primera vez, confluye con la cita del villancico, la cual representa un homenaje a la tradición renacentista, cuya música se refleja en forma de oscilaciones de viento. La cita inspira un ambiente de solemnidad sublime, tranquila, con un tiempo prudencial para la reflexión en la que el tiempo transcurre sin pausas. Si sentimos ese aroma de forma gradual en el tiempo, podemos apreciar que la frase melódica de un perfume es infinitamente más amplia que cada una de las percepciones que ofrece […] (la obra) concluye en un pasaje de ostinati que late sobre un pulso profundo para ir desapareciendo poco a poco, hasta llegar al umbral del silencio; al igual que desaparece el aroma mientras el tiempo persiste”.

El compositor chino Tan Dun escribe la obra Elegy: Snow in June, como un homenaje a los masacrados en la plaza de Tian’anmen en 1989, pero lo hace a través de un hermoso texto del escritor chino del siglo XIII Kuan Hang-Ching, en el cual una joven de nombre Dou Eh es ejecutada por un crimen del cual es inocente y el cual confiesa para salvar la vida de su madre adoptiva quien también es acusada injustamente, incluso la propia naturaleza clama contra esa tropelía: la sangre de la joven en lugar de caer vuela hacia arriba, una densa nieve cae en pleno junio y la tierra sufre una profunda sequía durante tres años. Así pues, esta obra se convierte en un lamento por las víctimas inocentes sacrificadas de forma injusta en todo tiempo y en todo lugar. Las hermosas líneas melódicas y la fascinante combinación


instrumental entre las percusiones y el cello crean una serie de espacios con diversos matices tímbricos, de tensión, líricos y de textura. Algunas inflexiones melódicas de tipo oriental se escuchan pero las melodías son mucho más arriesgadas de lo que suelen ser en la música orquestal del compositor chino, por ejemplo. Dichas melodías se alternan con pasajes de mayor dinamismo y a estos pasajes le suceden otros donde la mezcla de los instrumentos y la generación de texturas es la materia principal. Cual la imagen de la nieve cayendo en pleno junio según el relato, la obra es de una fuerte carga emocional y está llena de matices y tensiones que reflejan la intención del creador de erigir un monumento sonoro a las víctimas injustamente sacrificadas.

Iván Ferrer


Ritmo Vital 2