Issuu on Google+

"INCLUSIÓN PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA POBLACIÓN CIEGA Y LA POBLACIÓN CON BAJA VISIÓN" Balance y Perspectivas del Plan Estratégico 2006-2010 Pilar Lemus Espinosa Sicóloga de la Universidad Nacional de Colombia. Especialización en Investigación social en la Universidad Pedagógica. Maestría en Estudios Sociales, tercer semestre Universidad Pedagógica Nacional. Actualmente es la Subdirectora Técnica INCI. piiarlemus@ind.gov,co

Economista y especialista en Evaluación Social de Proyectos. Tiene amplia experiencia en metodologías de planeación; formulación, programación, ejecución y evaluación de proyectos de inversión; programación presupuesta! y financiera; gestión, seguimiento y evaluación de actividades administrativas. Actualmente trabaja en la Oficina Asesora de Planeación del INCI. jbuitrago@inci.gov.co

"inclusión abstracta y exclusión concreta, es Barbero, Martin Jesús. 1987. De los medios a las mediaciones. Comunicación, cultura, hegemonía, Gustavo Gilli, Barcelona.

decir la legitimación de las diferencias Jesús Martin Barbero

INCLUSIÓN Y DESARROLLO INTEGRAL COMO REFERENTES DE ACTUACIÓN I Plan Estratégico 2006-2010, al vincular la inclusión con el desarrollo integral de la población con limitación visual, explícito su apuesta por incidir de manera estratégica en las condiciones que buscan garantizar el acceso a los derechos de las personas con discapacidad visual del país. Esta intensión se evidenció fundamentalmente en la apuesta por el ejercicio de los derechos a la De otro lado, se avanzó a través de los resultados de las investigaciones, en los procesos de formación y la movilización social, en el reconocimiento de las necesidades e intereses de los actores sociales e

educación, la salud, el trabajo y de manera más trasversal a la comunicación-información y a la cultura.


institucionales y, de modo muy general, de las condiciones y barreras que generan esa «exclusión concreta» de la que se habla en el epígrafe de este texto. Igualmente se mejoró la comprensión de cómo la disparidad entre lo técnico y lo político generan que la situación de pobreza/exclusión de la población con discapacidad se reconozca como tensión a resolver, generando la necesidad de promover políticas públicas inclusivas, donde los sujetos con discapacidad visual, logren participar no sólo en su formulación e implementación, sino en su seguimiento y evaluación, recibiendo los beneficios que implica el acceso a los derechos fundamentales en el mejoramiento de la calidad de vida y el ejercicio de las libertades para escoger el tipo de vida que cada quién está dispuesto a defender, como lo propone Amartya Sen. Al respecto, cabe mencionar el papel de la población con discapacidad visual, en la implementación de las propuestas formuladas en el plan estratégico, ya que se ha fortalecido la relación con esta población, como se evidencia en que CONALIVI y sus organizaciones asociadas sean reconocidas a nivel nacional y hagan parte actualmente del Consejo Nacional de Discapacidad y de varios Comités Departamentales de Discapacidad. Todas estas afirmaciones dan cuenta de cómo el sujeto, sus actuaciones y disposiciones aún son un campo de problematización para la actuación política que va dimensionándose cada vez más en el establecimiento de alianzas con aquellas instancias que vienen generando desde hace muchos años procesos de formación de ciudadanía y de movilización social. Son alianzas que buscan trasversalizar el tema de discapacidad visual en estos procesos de formación de ciudadanos. A partir de esta reflexión sobre ¿a experiencia vivida, es posible plantear que la relación

discapacidad visual-discapacidades, es un escenario fructífero a la actuación institucional en tanto los aprendizajes derivados en la implementación de experiencias piloto como el trabajo con redes sociales, la formación virtual, la estrategia de abordaje territorial 1, entre otras, experiencias que han promovido la activación de lo local como afirmación de la diferencia y de la diversidad cultural y política del país. La entidad *

El Instituto nacional para Ciegos INCI es un establecimiento público del orden nacional, adscrito al Ministerio de Educación Nacional, cuya misión es la generación y ejecución de políticas públicas orientadas a obtener la rehabilitación, integración educativa, laboral y social de las personas con discapacidad visual y así mismo promover hábitos de vida saludable para la población colombiana.

La estrategia de abordaje territorial se constituyó desde el INCI, como apuesta para fortalecer el conocimiento de las condiciones territoriales para la inclusión de la población con discapacidad visual por parte de las autoridades locales, en el marco de los comités de discapacidad. Dicho conocimiento se promovió como base para la toma de decisiones intersectoriales estableciendo compromisos específicos y conjuntos respecto a las diferentes problemáticas de la población con discapacidad visual. Es un ejercicio que reconoce la diversidad cultural, política y económica, como condición de posibilidad para afianzar transformaciones sociales en beneficio de dicha población.

Plan estratégico, una construcción colectiva... El Plan Estratégico 2006 - 2010 "Inclusión para el Desarrollo Integral de la Población Ciega o con Baja Visión" generó en el país condiciones para la inclusión social de la población con discapacidad visual.

1 La promoción y cualificación de los procesos de movilización social y política de las personas con limitación visual y sus colectivos en torno al ejercicio de sus derechos y deberes.


Este plan fue diseñado a finales de 2006, mediante un ejercicio de construcción colectivo en mesas de trabajo coordinadas por los Consejos Territoriales de Discapacidad, con la participación de diversos actores de Bogotá y diez departamentos (Antioquía, Atlántico, Boyacá, Casanare, Cesar, Córdoba, Huila, La Guajira, Quindío y Tolima), propiciando un espacio de reflexión y concertación con la población y con las entidades encargadas de implementar la política pública de discapacidad a nivel territorial. Retos 2006-2010 De este ejercicio participativo surgieron cuatro retos importantes: 1. La ampliación y mejoramiento de las condiciones de equidad en los sistemas de atención para promover la inclusión de la población con limitación visual. 3. La generación y apropiación social de conocimiento en torno a la limitación visual, a partir de la utilización cualificada en los sistemas de información y la incidencia en los procesos de formación. ¿ 4. La modernización del INCI con el propósito de mejorar la calidad de los productos y servicios que ofrece el Instituto al país para la atención de la población con limitación visual. La gestión de política pública en discapacidad visual desde la experiencia INCI A. El f o rt a lec im ien t o in st it u cio n ale s

de

las

cap a cid ad es

Educación para la población con discapacidad visual En términos educativos es posible plantear que éste es uno de los sistemas con condiciones

más consolidados para la inclusión social de la población con discapacidad visual. Así el INCI con el Ministerio de Educación Nacional, como ente rector, ha propiciado que las secretarías de educación generen diversas posibilidades para garantizar el conocimiento y los equipamientos que se requieren para adelantar los procesos pedagógicos, que permitan a los maestros y maestras, a las instituciones y a los demás sujetos participes de las comunidades educativas generar inclusión en el sistema educativo, donde la población con discapacidad visual sea partícipe de dichos procesos. En este sentido es posible reconocer que actualmente hay 60 entidades territoriales con certificación para (sigue en la siguiente página)


la atención educativa a la población con discapacidad visual y 12.835 estudiantes con limitación visual incluidos en el sistema público educativo, según el Sistema de Información de Matrículas del Ministerio de Educación Nacional -SIMAT-. Lo que si bien constituye un logro importante, aún plantea el reto de llegar a la totalidad de las entidades certificadas y la ampliación en la atención de sujetos con discapacidad visual, en el sistema educativo en tanto que el incremento de la cobertura permita a su vez profundizar el conocimiento de las realidades educativas particulares, estableciendo vínculos entre dichas entidades y sujetos, respecto a la manera como se viene generando inclusión y determinando qué avances y proyecciones pueden apropiarse. De otro lado, la gestión contó con el acompañamiento de universidades regionales. Se establecieron alianzas con 12 universidades y 8 Escuelas Normales Superiores para la educación virtual a 1.048 docentes en ejercicio y en formación, para lo cual se incorporó y apropió la temática de limitación visual en diferentes programas y niveles de formación. De igual manera, se desarrollaron seis Investigaciones en temas relacionados con atención educativa de la población con discapacidad visual, que apuntaron a temas esenciales como las representaciones sociales y la evaluación educativa, lo cual permite profundizar en el conocimiento al interior y fuera de la institución educativa donde median situaciones históricas, culturales, comunicativas y demás de los contextos donde están insertas las apuestas de inclusión educativa de las personas con discapacidad visual. La dotación a 341 instituciones educativas, bibliotecas y otras entidades con material educativo en braille, tinta, libro hablado y macrotipo en matemáticas, español y literatura,

ciencias naturales, ciencias sociales, literatura infantil y colecciones en altorrelieve de matemáticas, ciencias naturales y el Atlas de Colombia actualizado realizado conjuntamente con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi. Igualmente se asesoró para la prestación de servicios de acceso a la información con tecnología especializada en 20 departamentos del país a 30 bibliotecas. Para ello, se dotaron con tecnología especializada a 21 instituciones educativas y 20 bibliotecas, en cooperación con el Ministerio de lasTIC. Como aporte importante en el acceso equitativo a las pruebas de Estado se formó en el marco del convenio INCI-Universidad Pedagógica Nacional - UPN, a 232 personas que conforman el banco de lectores certificados para la lectura a personas con discapacidad visual de pruebas del ICFES. Este proceso de formación, si bien fue un ejercicio significativo requiere de un acompañamiento y cualificación permanente debido a las constantes transformaciones de los procesos evaluativos, generando la necesidad de incidir institucionalmente tanto en toda la dinámica de aplicación de las pruebas, como en la conformación académica a través de la investigación sobre el conocimiento disciplinar, y la producción y apropiación del mismo por parte de las personas con baja visión o ceguera. Finalmente, es necesario reconocer en el campo educativo el hecho de que se brindó capacitación a profesionales del ICBF, jardineras y madres comunitarias en 19 regionales del Instituto a nivel nacional para la atención de la población infantil (sigue en la siguiente página)


INCLUSIÓN PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA POBLACIÓN CON DISCAPACIDAD VISUAL de 0 a 5 años con limitación visual. Igualmente se elaboró y adoptó por el Sistema Nacional de Bienestar Familiar la Guía de orientaciones pedagógicas para la atención e Integración de los niños y niñas menores de seis años con discapacidad visual en entornos familiares sociales e institucionales.

cuanto aún se requiere armonizar las acciones con el SGSSS, donde se asuma desde el sistema la complejidad de las necesidades de atención en salud de la población con discapacidad visual del país, en su dimensión particular y atendiendo a las dinámicas territoriales.

Es importante destacar que aunque la población infantil con discapacidad visual venía siendo atendida desde años atrás y los profesionales se capacitaron a través del INCI, el logro fundamental j en este cuatrienio es la relevancia y el apoyo que las entidades y la normatividad le confirió al tema, logro que debe hacerse sostenible en la perspectiva de mejorar ese tránsito entre la atención a la primera infancia y la educación básica.

Esta experiencia institucional se evidencia a partir del hecho que se implementaron y/o fortalecieron los servicios en rehabilitación funcional para personas con discapacidad visual en 12 entidades del SGSSS. Para ello se dotó con equipos de estimulación visual y diagnóstico clíníco en baja visión a 5 IPS, del país. De igual manera, actualmente a nivel nacional 9 entidades (IPS, ESES) prestan el servicio integral de Rehabilitación y 15 IPS o entidades ofrecen alguno de los servicios de Rehabilitación.

Estos aportes institucionales a la atención de la primera infancia con discapacidad visual, se constituyen en un referente fundamental en tanto se dejan condiciones instaladas para garantizar que se retomen estos aportes para la atención de ésta población en el sistema educativo. Sa lu d p a ra la p o b lac ió n co n d is cap a cid ad visu a l

El Sistema General del Seguridad Social en Salud -SGSSS-, es complejo en su regulación, su funcionamiento y sus posibilidades dinámicas de conocimiento, lo cual ha implicado para el INCI, grandes esfuerzos en tratar de incursionar en sus programas y proyectos para apalancar de mejor manera sus acciones. Este es un reto muy importante para el INCI, por

Al mismo tiempo, se asesoró a Bogotá D.C. y 13 departamentos para la implementación de la estrategia de hábitos de vida saludable en el componente salud visual. A la fecha en 7 entes territoriales se desarrollan acciones sobre la comunidad. De otro lado, y como apuesta de sostenibilidad en las acciones técnicas se elaboró la guía de atención en rehabilitación (sigue en la siguiente página)


profesional en discapacidad visual para ser incluida en el Manual de Riesgos Profesionales del Ministerio de la Protección Social. Así mismo, los procesos de formación profesional, presencial y virtual, permitieron fortalecer el conocimiento en la atención de la población con discapacidad visual, tanto como los ejercicios investigativos realizados ya sobre representaciones sociales en salud visual, o sobre problemáticas concretas como la prevalencia del Glaucoma en población negra nativa del Chocó permitieron ampliar la comprensión sobre las dinámicas culturales, educativas, biofísicas que inciden en los procesos de salud-enfermedad, ampliando la perspectiva hacia una comprensión y actuación referida cada vez más al bienestar y calidad de vida de la población con discapacidad visual. T rab ajo y o cu p ació n p a ra l a p o b lac ió n co n d isca p ac id ad vis u al

La creciente situación de desempleo en el país no es ajena a la población con discapacidad visual. Se hace más crítica cada vez, en tanto se privilegia la competitividad más que las mismas competencias para desempeñar un cargo o desarrollar un oficio. De todas maneras el INCI, de manera conjunta con el SENA y a partir del trabajo conjunto con el programa AGORA 2 que ha venido acompañando a las diferentes instancias públicas encargadas de la formación y promoción del empleo y el trabajo en Colombia. En este sentido se asesoró el desarrollo de programas de formación para el trabajo en 17 regionales SENA, lo que permitió que se ofrecieran 6.219 cupos a personas con discapacidad visual. De estas, 155 personas con

2

AGORA - Aulas de Gestión Ocupacional para América Latina. S e desarrolla a través de un convenio tripartito entre el INCI, el SENA y la Fundación ONCE para América Latina FOAL y hasta la fecha se han formado a 1.558 personas en 270 cursos de formación, que les facilita involucrarse en el mercado laboral o crear su propia empresa).

discapacidad visual accedieron a cursos titulados, lo cual cualifica las posibilidades de que la población cuente con mejores referentes de formación para adentrarse en una experiencia concreta de desempeño laboral. Por otro lado, se ha acudido a la investigación como referente necesario para la toma de decisiones respecto al ingreso, permanencia y promoción en los cursos titulados del SENA, lo cual aporta información importante respecto a las condiciones sociales e institucionales necesarias para que dichos cursos tengan mayor impacto en las posibilidades de empleo de la población con discapacidad visual. Respecto a la dotación con tecnología especializada para proveer de condiciones estructurales a los procesos de formación se reconoce la adquisición de 36.000 licencias del software lector de pantalla JAWS, por parte del SENA, a partir gestión desarrollada con la Dirección General, que permitió dotar a todas las regionales del SENA a nivel nacional. De manera complementaría el INCI dotó con equipo informático especializado a 5 regionales. Estas acciones en su conjunto han posibilitado que cada vez más la población con discapacidad visual acceda a información y conocimiento necesario a sus etapas de formación y promoción para el trabajo. Sin embargo, el concretar la atención en términos de cobertura y calidad para las personas con incapacidad visual desde los sectores que tienen la competencia y responsabilidad, ha sido complejo por las implicaciones de la coordinación intersectorial, la .voluntad política, la compresión e intereses de la institucionalidad en la atención, frente a las necesidades y comprensiones de los servicios de las personas con discapacidad visual, la baja organización desde la demanda para exigir la atención ante las instancias pertinentes y la poca coordinación del sistema nacional de


INCLUSIÓN PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA POBLACIÓN CON DISCAPACIDAD VISUAL discapacidad como instancia fundamental para el jalonamiento y retroalimentación x la política pública de discapacidad, así como la débil organización y funcionamiento de los comités territoriales de discapacidad para sostener una interlocución fluida y crítica. Es importante destacar el papel de las redes sociales, que con el concurso de algunas instancias gubernamentales, entre ellas el INCI, vienen jalonando procesos regionales y nacionales a favor de la discapacidad. Vale para el caso destacar el trabajo que se ha venido adelantando con la Red Pensar desde la diferencia, especialmente desde la creación del nodo en discapacidad visual, y el acompañamiento y trabajo mutuo de fortalecimiento técnico con la Fundación HRBC de Cali.

actualmente Brasil, México y Colombia son miembros del grupo y 15 países latinoamericanos han manifestado su interés en participar y contar con las ventajas de pertenecer a esta iniciativa, la ampliación de la producción de libros hablados a más de 700 títulos con voz humana. Así mismo se contó con la producción de más 200 títulos en formato de libro electrónico. Finalmente se logró la ejecución de 2 proyectos para el fomento a la lectura entre la población con discapacidad visual, desarrollados en Bogotá en el marco del proyecto «Bogotá, capital mundial del libro» y otra en Medellín en la fiesta del libro y la cultura, con una población beneficiaría aproximada a 1.000 a quienes se les entregó maletines con libros braille y libro hablado.

L a ap u e st a p o r el acc es o a la in f o rm a ció n y el co n o cim ien t o

B. T ran sf o rm a ció n cu lt u r al h acia u n a so cie d ad in clu yen t e

E acceso a la información y el conocimiento, a partir de la producción y entrega de materiales, ha tenido un alcance importante en esta vigencia en la medida en que se ha logrado cualificar la Producción y mantener el nivel de distribución de materíales.

Desde las nuevas perspectivas esbozadas en el plan estratégico 2006-2010 se concibieron la (sigue en la siguiente página)

Es así como se realizó la producción de 814 títulos en braílle, macrotipo, tinta y libro hablado, producción que favoreció las posibilidades de información y conocimiento en diferentes temáticas relevantes para la inclusión social de la población con díscapacidad visual del país. Se dotó a 200 bibliotecas, cada una con 13 textos en braille-tinta y 63 Cd's en formato Daysi con obras literarias, mediante convenio suscrito con el Ministerio de Cultura y a través del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas. De otro lado, se participó en la creación del grupo Daisy Latino, consorcio latinoamericano para la producción de libros hablados digitales;


investigación y la formación como elementos que pretenden organizar, sistematizar y problematizar el conocimiento hasta entonces acumulado para ponerlo al servicio de los procesos de formación de profesionales, la formulación de política pública y de la inclusión social de la población con discapacidad visual. La puesta fue comenzar a de-construir algunas verdades que hasta hoy se pensaban inamovibles y que sustentaron durante mucho tiempo nuestros ejercicios laborales. Supuso también poner en marcha el proyecto de formación a profesionales que se ha sustentado fundamentalmente en la utilización de la estrategia virtual que nos ha permitido llegar con mayor impacto a un número mayor de profesionales comprometidos con la discapacidad visual. Sin embargo este ejercicio, que pensábamos sería fácil en tanto se trataba de recoger en un nuevo formato el conocimiento y los ejercicios de capacitación que los profesionales del INCI han adelantado desde los años 90, se convirtió en proceso complejo y complicado que ha llevado a la revisión de las prácticas pedagógicas y didácticas de los profesionales del área técnica, desde aspectos como su pertinencia y calidad. Es así como además de las investigaciones 4 ya citadas en educación, salud e inserción laboral, se adelantaron investigaciones en el campo de las 4

En total, se desarrollaron 15 Investigaciones en el tema de salud visual y limitación visual con universidades, centros de investigación o talento humano del INCI. De ellas, 3 investigaciones en temas relacionados con atención educativa, 2 en salud visual, 2 en el acceso a la información y a las comunicaciones, 1 sobre la movilización social de la población con limitación visual y 7 de carácter general. Se asesoraron 5 trabajos de grado a estudiantes de Universidades sobre lemas referentes a dispositivos electrónicos, empleo y educación.

comunicaciones y el acceso a las nuevas

tecnologías por parte de la población con discapacidad. De igual manera, se consolidó la prestación de servicios de acceso a la información con tecnología especializada en 20 departamentos del país, 21 instituciones educativas y 20 bibliotecas, desarrollando procesos de formación a diferentes instituciones y entidades públicas sobre accesibilidad en páginas web. Además, el INCI promovió ante el ICONTEC la elaboración de una Norma Técnica Colombiana que busca estandarizar la accesibilidad en las páginas web del país. Finalmente, el INCI adelantó diferentes acciones comunicativas, en la perspectiva de llegar de manera más amplia a los diversos sectores sociales, para que desde informaciones cada vez más precisas los sujetos puedan generar acciones efectivas de inclusión. Tal es el caso de la campaña "Mis derechos ahora son hechos", que buscaba aportar al cambio de imaginarios y a la exigibilidad de derechos de las personas con discapacidad visual mediante la publicación y divulgación de afiches y video. De igual manera, se adelantó la distribución de diferentes productos de comunicación que aportan a la misión institucional: 5 Videos, Revista Alteridad, Calendarios en Braille, publicación de 15.000 separatas en tinta Braille en cuatro ciudades principales a través del diario ADN como campaña para fomentar su uso. La realización del evento" Braille 200 años: derechos e inclusión", como acto conmemorativo del bicentenário del nacimiento de Luis Braille, inventor del sistema de lectoescritura Braille, se constituyó en un escenario académico para poner de relevancia la importancia del fomento de su utilización, como condición de acceso al conocimiento por parte de las personas con discapacidad visual en el país. Dicho evento se


INCLUSIÓN PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA POBLACIÓN CON DISCAPACIDAD VISUAL realizó simultáneamente con la exposición museográfica "Historia del Braille en Colombia", que documentó la historia de la evolución de éste sistema en el país. Esta tarea de visibilización y reconocimiento de las poblaciones de sus apuestas y requerimientos, aún plantea retos importantes para los procesos de comunicación masiva. De manera tal, que sean los medios de comunicación, quienes apropien de forma responsable la promoción de mensajes y prácticas incluyentes desde el conocimiento riguroso de las realidades de la población con discapacidad visual y con información clara sobre sus derechos y las responsabilidades institucionales sociales para garantizarlos. C FORTALECIMIENTO DE LA CAPACIDAD DE MOVILIZACIÓN SOCIAL Y POLÍTICA DE LA P.L.V Y SUS COLECTIVOS Se desarrollaron procesos para el fortalecimiento de la participación social y política de la población con limitación visual y sus colectivos en 15 departamentos y Bogotá D.C., brindando capacitación en cultura organizacional y política pública a 33 entidades. De igual manera, se apoyó a creación de la Coordinadora Nacional de Organizaciones de personas con Limitación Visual CONALIVI, entidad de segundo grado que agrupa a 12 organizaciones. Actualmente su representante hace parte del Consejo Nacional de Discapacidad conforme a la Ley 1145 de 2007. Estas acciones han permitido conocer más de cerca 5 dinámicas organizativas de la población, evidenciando necesidades de trabajo conjunto con aquellos órganos que vienen trabajando en procesos de acompañamiento a la base

comunitaria, fomentando la participación social, donde las organizaciones de personas con discapacidad visual puedan entrar en otro tipo de diálogos de orden más político, respecto a los movimientos sociales que les permita acceder a los logros y aprendizajes de otro tipo de organizaciones sociales. Se asesoraron a 16 Departamentos para el desarrollo de acciones en favor de la población con discapacidad visual, en el contexto de la Rehabilitación con Base Comunitaria RBC, fortaleciendo la estrategia RBC, las cuales vienen desarrollando acciones en beneficio de la población con discapacidad visual. Dicho fortalecimiento implica necesariamente dar un paso hacia la transformación de las acciones en virtud de trabajar de la mano con aquellas redes sociales e institucionales que vienen acompañando dicha estrategia. Es importante destacar en este apartado, como una de las formas de participación más contundentes es la representación de líderes en los comités de discapacidad municipal, local y departamental donde se han llegado a establecer acciones concretas en algunos departamentos frente a las necesidades básicas de la población ciega y con baja visión y han consolidado objetivos con propuestas concretas frente a los entes territoriales. Se trata, sin duda, de ejercicios de fortalecimiento de los comités de discapacidad orientados a la articulación de los esfuerzos y los recursos humanos, financieros y técnicos, en los cuales las organizaciones sociales tengan garantizado su asiento mejorando sus niveles de interlocución y representatividad.


INCLUSIÓN PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA POBLACIÓN CON DISCAPACIDAD VISUAL reflexión y transformación del ser humano mismo. Inclusión social es sincronía y comprensión de un camino con la participación de todos los actores: Estado, ciudadanía, empresas públicas y privadas, instituciones educativas y prestadoras de servicios, medios de comunicación y en fin todos los sectores y en los diferentes niveles.

Conclusiones generales -

Si bien se generaron avances significativos para la inclusión social de las personas con discapacidad visual en el país, es necesario consolidar las condiciones de manera más articulada, jalonando desde allí a aquellas regiones donde el avance fue menos integral.

-

Se requiere avanzar en la masificación de la estrategia de visibilización de las acciones institucionales y sociales sobre la inclusión social de la población con discapacidad visual, como apuesta social y política de país, no sólo como ejercicio de responsabilidad de los directamente involucrados.

-

Las condiciones de inclusión social de la población con discapacidad apuntan en su articulación y vinculación a un ejercicio de inclusión integral donde se afiance al sujeto como eje de la comprensión y de la intervención. En este sentido la estrategia de abordaje territorial debe aportar desde el reconocimiento y afirmación de las particularidades locales, en el fortalecimiento del conocimiento de las necesidades específicas de las personas con discapacidad visual, por parte de ellas mismas y de las instituciones que debe garantizar la atención en los diferentes sistemas.

-

Dado que el ejercicio con el sector educativo es el más consolidado, es necesario sistematizar la experiencia de trabajo con el sistema educativo en la perspectiva de proyectar hasta donde sean posibles aprendizajes al trabajo con los otros sistemas sectoriales, vinculando de manera trasversal las acciones institucionales a las promovidas desde el SND.

- La experiencia sustentada en estos últimos cuatro años nos advierte que la inclusión social no es un proceso lineal y unilateral. Inclusión social implica

-

Se requiere reconocer que inclusión es abrir puertas y construir nuevos enfoques sobre la diferencia, es trascender del concepto biomédico de la discapacidad basado en un factor o problema individual. Es reconocer a la discapacidad como un fenómeno múltiple y complejo, un fenómeno en que todos tenemos responsabilidad y por tanto tenemos la posibilidad de aportar al cambio. Inclusión es lograr que todas las personas se vinculen en la formulación de políticas públicas, y logren incidir no sólo en su formulación e implementación, sino en su seguimiento y evaluación, recibiendo los beneficios que implica el acceso a los derechos fundamentales: mejorar la calidad de vida y el ejercicio de las libertades para escoger el tipo de vida que cada quién está dispuesto a defender, como lo propone Amartya Sen.


INCLUSIÓN PARA EL DESARROLLO INTEGRAL PARA LA POBLACIÓN CIEGA Y LA POBLACIÓN CON BAJA VISIÓN