Page 1

Revista cultural y literaria

Oct-Nov 2012/10Bs.

Porque la tinta y el papel también son gemelos

negrosobreblanco2010@gmail.com/ Versión digital : www.negrosobreblancoonline.wordpress.com – Año 2 N° 16-17

Hasta pronto Maestro El pasado 21 de octubre, partió el dramaturgo Rodolfo Santana, dejando un legado literario y de valor humano invalorable. Tuve oportunidad de conocerle en el 2006. Recién llegado de mi ciudad natal. Hojeando un periódico de la ciudad, de repente me topo con una noticia a página entera “Rodolfo Santana dictará curso de dramaturgia” la fecha para la inscripción ya había pasado, el curso comenzaba el 20 de octubre si mal no recuerdo. Era un jueves, seria cada jueves durante un año. Sin importar haber perdido la inscripción llegue cuaderno y lápiz bajo el brazo a la biblioteca ese jueves a las 5 de la tarde. Algunas personas iban agolpándose, sentándose cómodamente donde podían, ya conocían al dramaturgo, se conocían entre ellos, es Guarenas, muchos se conocen. Había buena vibra. Éramos 21, el curso era para veinte, yo era el sobrante.


2 Editorial

Periódico cultural y literario Negro sobre Blanco

Viene de la página 1 Cerca de las 5 y media le vi llegar, chaqueta, camisa de vestir y un bolso en el hombro. Temeroso esperaba me despachara, total no cumplía los requisitos. Tímido yo, de lejos observaba como saludaba con esa fraternidad y esa cercanía a los que serian sus alumnos, me acerqué, aún tímido, le di la mano y le conté mi situación, que no me había inscrito pero que quería formar parte. “pasa, pasa, ahorita hablamos” fue lo que me dijo Faltando dos minutos para las seis, apagó su cigarro – el principal culpable de que se fuera a la tumba – y nos invitó a pasar. La biblioteca estaba siendo remodelada, durante el tiempo que estuvimos allí, vimos como la reconstruyeron, le colocaron cada detalle y la dejaron inmaculadamente bella, una labor que dejó a Guarenas con una biblioteca muy bien equipada, tres años después fue tomada como refugio de damnificados y aun es hoy que Guarenas tiene una sede de la biblioteca –sin libros- sombría y llena de personas esperando casa, aunque eso es otra historia. Una vez sentados en la sala, todos viendo a Rodolfo, muchos con cara de admiración. Vieron como uno de los jóvenes de la biblioteca trajo dos cajas, dentro de ellas había ejemplares de libros de Rodolfo Santana, lo recuerdo muy bien, un libro verde, y uno rojo, con las obras más emblemáticas del dramaturgo. Ese día nos dio la presentación, y nos alarmó a todos diciendo que escribiríamos una obra de teatro y la montaríamos. Esa era la misión del curso. Recuerdo teníamos un break de diez minutos donde compartíamos con el dramaturgo fuera de las lides del curso y conversábamos sobre variados temas, Rodolfo era un hombre inmensamente culto y era un placer escucharle cuando se dedicaba a filosofar la vida. Los jueves de seis a ocho cada semana, comenzaron a transcurrir. Nuestras actividades comenzaron a elaborarse, tocaba dedicarnos de lleno a escribir, primero ejercicios, mientras las ideas iban surgiendo. Era un encuentro donde todos nos leíamos nuestros escritos y con gran respeto nos aconsejábamos, jamás hubo recriminación ni señalamientos, éramos grandes amigos que escribíamos y compartíamos. Rodolfo nos mandaba a leer innumerables obras que luego discutíamos y agregábamos a nuestra labor.

Negro sobre blanco es una publicación cultural y literaria de circulación bimensual por la vía web e impresa que busca rescatar la cultura venezolana y extranjera. Para Comunicarse: www.negrosobreblancoonline.wordp ress.com www.negrosobreblancoeditores.blog spot.com www.negrosobreblancodeltaamacur o.blogspot.com negrosobreblanco2010@gmail.com Imprenta: 0426 1210112 0426 3310853 Prensa: 0426 1210112 0212 3658097

Director: Richard Sabogal Coordinador editorial: Gusmar Sosa Diseño de imagen: Carolina Linares Diagramación: Richard Sabogal Corrección: Damaris Perdomo, Richard Sabogal Colaboradores: Gusmar Sosa, Rafael Ayala Páez, Vautrin Morales, Carmen De Los Santos, Lissy De Ponte, Miky Poche, Leonardo Alezones, Manuel rojas, Claudia Sierich, Impreso por: Negro sobre Blanco Editores ISNN: en trámite Depósito Legal: En trámite Se imprimieron 1200 ejemplares


Oct - Nov 2012

WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS. COM

La dedicación de Rodolfo era tal, que cuando me ausentaba una o dos semanas llamaba a mi casa, si no estaba llamaba al día siguiente, hasta hallarme, cuando lo hacía me preguntaba qué me había pasado y cómo iba la tarea asignada, retornaba al jueves siguiente y seguíamos. Regularmente enviaba correcciones por correo, personalizadas, detalle a detalle. La entrega era total. Por entonces la Villa del Cine estaba recién estrenada, Rodolfo estaba metido de cabezas en la preparación de ideas y las convocatorias de guiones de cine. Un jueves fuimos a conocer la Villa, nos llevaron desde la puerta de la biblioteca hasta la sede, vimos como preparaban los trajes para la película Miranda Regresa, conocimos sus instalaciones, sus proyectos. Todo. Fue una grata experiencia. Casi finalizando el año de los veinte que comenzamos solo quedábamos cinco o seis, un muchacho estudiante de periodismo, un jovencito que tenía talento pero estaba demasiado joven todavía, un señor que había realizado un curso con Rodolfo en otra oportunidad, un par de señoras y mi persona. Todos con obras casi terminadas, viendo el modo de terminar el curso y montarlas. No recuerdo cuál fue el motivo pero el curso se vio interrumpido en el último mes por razones de causa mayor. Las obras jamás fueron montadas. Lamenté eso. A partir de entonces le fui perdiendo el rastro a Rodolfo, me lo conseguí en esporádicas oportunidades, pero fue efímero. Igual quedo ese año donde nos enseñó cada detalle tanto narrativo como de técnica para preparar obras, y guiones de cine.

Editorial

3

La muerte del dramaturgo causó gran conmoción entre los que le seguíamos, entre quienes respetamos y admiramos su trabajo. Días después de su muerte, la cual curiosamente ocurrió el mismo día de la muerte del dramaturgo José Ignacio Cabrujas, sólo que este murió en 1995, grandes casualidades, dos dramaturgos grandes de Venezuela, mismo día, llego el que sería su cumpleaños número 68, su cuenta de facebook fue un derroche de sentimientos donde muchos mostraron parte del ritual del escritor, quien tomaba vino con algunos, recibía llamadas sagradas de otros. La perdida de este dramaturgo será física, pero su legado permanecerá en la historia como un grande que dio un giro a esa dramaturgia venezolana,. A ese hermoso y a la vez crudo y sarcástico retrato urbano que se mostraba en cada una de sus obras. Profe dejaste un mundo de alumnos abandonados a mitad de carrera, partiste antes de tiempo, acá te recordaremos y homenajearemos por siempre. Hasta pronto maestro. Por: Richard Sabogal


4 Entrevistas

Periódico cultural y literario Negro sobre Blanco

Claudia Sierich:"la memoria y la lengua son lugares imposibles de agotar, de fijar en un solo sitio” Por: Rafael Ayala Páez (Caracas, Venezuela, 1963). Poeta, traductora literaria, intérprete de conferencia. Es una de las poetas más originales e interesantes de la actual poesía venezolana. Ha publicado los poemarios: Imposible de Lugar (2008), Premio de Poesía del Concurso para Autores Inéditos y dicha la dádiva (2011). Rafael Ayala: ¿Cómo llegó a interesarse en la poesía? Claudia Sierich: Desde el momento en que comencé a leer y anotar asuntos de mi interés en mis pequeñas bitácoras —antes de distinguir géneros literarios— estaba ya sensible de palabras, su sonoridad, sus intensidades: nacida en Caracas de padres y abuelos alemanes crecí entre dos culturas y varios idiomas y me sentía ‘empalabrada’, particularmente cuando me presentaba enigma el texto (oído o leído), cuando impulsaba a pensar o alcanzaba a tocar regiones allende del alcance inmediato de la inteligencia. Así, desde muy temprano me interesó la poesía: su uso descomunal de la lengua, el estado excepcional y el acontecimiento que puede llegar a ser el poema. Lo interesante de escribir poesía es que se escribe sobre cosas que en realidad todos saben; solo que se presta una atención especial a lo que quizá se suele eludir y se descoloca en la escritura el escenario con un lenguaje singular que lanza nueva luz o nueva sombra sobre los hechos. Lo interesante sería luego que cada quien reconozca algo allí, en el poema, algo que había olvidado largamente, algo que había descuidado o que, aun cuando desconocido, nos permita penetrar ese territorio y apropiarnos

territorio y apropiarnos de él. El poeta alemán Rainer Kunze dice: ahora busques para esta lengua, una tierra… La poesía se cuela fuera del papel en una forma de vida y la constituye, una forma en la que yo deseo estar. RA: ¿Qué poetas han incidido en su oficio de poeta? ¿Hay libros de poesía en particular que han tenido una profunda influencia en usted? CS: En mi oficio de poeta ha incidido el hecho de traducir e interpretar los más diversos textos y discursos; el hecho de erizarme con los sonidos y posibles sentidos, el roce irritante y productivo de las varias lenguas y corrientes verbales que en mi adentro conviven. Luego podemos hablar, claro, de lecturas antiguas que me han podido impactar y que no necesariamente fueron de poesía y de las que algunas siguen tonificando sin agotarse el ánimo, el espíritu, brindando refugio, remedio último contra la incomunicación y el griterío y la lengua partida en que parece se ha convertido el convivir. Allí mencionaría sin temer el desorden a Heinrich von Kleist (El cántaro roto), Thomas Mann (José y sus hermanos), a Friedrich Nietzsche (todo lo que se pueda) o a Salvador Dalí (Diario de un genio) a Shakespeare (Romeo y Julieta, por ejemplo), y todo de José Lezama Lima, Ingeborg Bachmann, Ramón Palomares y Juan Sánchez Peláez. Como forma de vida me acompañan


Oct - Nov 2012

WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS. COM

se pueda) o a Salvador Dalí (Diario de un genio) a Shakespeare (Romeo y Julieta, por ejemplo), y todo de José Lezama Lima, Ingeborg Bachmann, Ramón Palomares y Juan Sánchez Peláez. Como forma de vida me acompañan Roberto Juarroz y Antonio Porchia. Pero estas listas no tienen ningún sentido y hasta pueden resultar molestas, pienso… RA: En Imposible de lugar, su primer poemario, los poemas empalabrados no sólo intentan anidar, medrar tal vez un sueño, una vigilia, sino que además esa combinación de palabras, esa forma verbal de vivir, agrega algo más. ¿Qué le llevó a escribirlo? CS: En realidad ya estaba de algún modo escrito, de modo que más bien lo compuse estableciendo un ‘orden intentado’: para 2007 tenía en mi haber un montón de anotaciones, epístolas que habían cruzado el Atlántico de ida y de vuelta, correspondencia por correo electrónico, fragmentos de diario y poemas sueltos algunos de los cuales aún procedían de los 90 y con parte de los que en 1999 gané el I Concurso de Poesía del Taller Literario Lugar Común de la USB. De este espesor de conversación y escritura desplazada que he venido sosteniendo con mis amistades y afinidades imaginarias y reales se hace este primer poemario: cuando sentí que los papeles dispersos empezaron a palpitar, a latir, monté el pequeño libro y lo envié a Monte Ávila Editores donde ganó el Premio de Poesía del Concurso para Autores Inéditos y que, más tarde en 2010, mereció la Mención Honorífica en Poesía del Premio Municipal de Literatura (Caracas). Cuatro poemas breves agrupan cada uno, una decena de poemas entorno a “temas” ocultos que movieron la construcción del poemario: el presentimiento o la inminencia (del desastre que no tal vez no termine de instalarse mientras resistamos en poesía y con ella, en la posibilidad de pensar), la carencia como fortaleza, la tarea (crear

Entrevista 5

carencia como fortaleza, la tarea (crear como modo de libertad) y el regocijo (racional y sensorial) en las pequeñas cosas, como soporte de vida o medio de sobrevivencia. RA: ¿Tiene algunos poemas favoritos en el libro? ¿Cuáles son y cuál es su importancia para usted? CS: No tengo poemas favoritos, resulta que son como una familia de piezas desiguales que fueron surgiendo desde el mismo tiempo-espacio vivido. Me resultó interesante que, mientras tocó ordenarlos, surgieron otros más para entrar en el círculo diciente, desde distintos gestos escriturales – uno más testimonial, otro más bien irónico y así. Este poemario ha deseado ser un homenaje a la vida, a sus sonidos e idiomas (porque el lenguaje es sonoridad organizada y quizá nuestros más antiguos recuerdos sean sonoros). Cada poema entra en la complejidad psíquica o vivencial desde otro agujero. Quizá El sentido de las cosas sea uno de los poemas núcleo de este poemario, y por otro lado tal vez y de otro modo, el poema que da título al libro, Imposible de lugar. RA: Durante la lectura de Imposible… he extraído los siguientes versos: “abro las ventanas que ahora/ dan quieren dar/ a ninguna parte” (de Imposible de lugar);“tremendo/ no pertenecerse” (de “Urraca”) / “permanece la intermitencia/ del espíritu permanece una forma/ de tensión” (de “Agradezco tu silencio”). ¿Podríamos entonces hablar de una poética de la imposibilidad de pertenecer a un determinado lugar? CS: Cuando empezó a brotar y hacerse lugar todo esto, escribía bajo el título Si el mar fuera de azúcar y no existieran las hormigas (ni todas las cosas que enferman), que fue la respuesta que dio mi sobrinita a un asunto diferente que estábamos conversando. Luego le puse Semejantes cuentas. ¿Qué otra cosa es todo esto que hacer inventarios, protocolos, registros y cuentas de cosas que no se pueden contar (narrar ni sumar)? Y cuando surgió el texto Imposible de Lugar, lo dejé así, como una declaración, por que al final (si es que hay un por qué y un final) la escritura/vivencia poética no tiene un lugar fijo ni muy conocido o comúnmente aceptado;


6 Entrevista

Periódico cultural y literario Negro sobre Blanco

qué y un final) la escritura/vivencia poética no tiene un lugar fijo ni muy conocido o comúnmente aceptado; incluso tiene que luchar mucho para surgir, hacerse lugar y ofrecer resistencia, como toda actividad creativa. Resistencia contra la permanente violencia intrínseca a cualquier vida, a ser engullido borrado subyugado por patrones que se imponen en todos los campos, también en el del amor. La memoria y la lengua, además, son lugares imposibles de agotar, de fijar en un solo sitio (aunque accesibles y pensables, disfrutables en su rara plenitud). No es posible establecer pertenencia ni seguridad definitiva, lo que hay es movilidad, modulación incesante para convertir pérdida en entrega y tesoro. Este desasosiego se transpone hacia un lugar donde podemos pertenecer, se transpone al poema –siempre un poco inquieto, un poco inquietante– pero un lugar que nos define y que nos podemos crear. RA: ¿Qué nos puede decir de su oficio como traductora? CS: Las lenguas y sus modos se convierten para quienes han sido tocados por la palabra en rico e irritante, permanente umbral de vida. Me ubiqué adrede en los oficios de la interpretación simultánea de conferencias y la traducción escrita: convertirme en traficante de palabras, como me gusta llamarnos, contando con que aquello saciaría un ánimo explorador, la curiosidad y el goce libertario que produce estar empalabrados. Estar en ‘la batalla hiperbólica

hiperbólica entre palabras’ responde, al final, a una insistente necesidad de interpretar y de comprender, de hacer posible y dar lugar a una forma de estar en el mundo. RA: ¿Cómo ve usted el estado de la poesía venezolana contemporánea? CS: Mis lecturas son incompletas y discrecionales, como para poder responder esta pregunta. Sin embargo, creo poder percibir que es vigoroso. Basta ver con lo que Monte Ávila está publicando, por un lado, y por el otro, recomiendo hacer la tentativa de palpar es estado de la poesía venezolana, por ejemplo, hojeando la antología “En-Obra. Antología de la poesía venezolana 1983-2008” de Gina Saraceni en Ed. Equinoccio. Allí tenemos una posibilidad excelente de conocer de forma precisa aún en su dispersión y brevedad, al país desde la actualidad otra, escritural, poética. RA: ¿Podría hablarnos un poco acerca de su nuevo poemario dicha la dádiva (Equinoccio, 2011)? En dicha la dádiva, me tomé la libertad de responder a una creciente necesidad: la de presentar y celebrar – también lo inapropiable, estos restos de lo incomprensible que circulan en la vida y los textos, como valor y regocijo. Dicha la dádiva en ese sentido es un libro sobre la dicha y la dificultad de producir y recibir posibles sentidos. La dicha de regocijarse en la lengua y en sus idiomas, pensarlos y no dejar de incluir hasta los que no conocemos (porque hasta la propia lengua se nos hace extraña), es como probar el fruto de la vida, quizá la manzana prohibida… Escribir dicha la dádiva fue una fiesta. El poemario articula tres segmentos: “las teorías”, “los poemas” y los mínimos en el segmento titulado “si fuera tiempo”, y está (tras)tocado o atravesado por algunas preguntas fundamentales que allí emergen y que logro abordar mejor sin quedar en el atolladero, en poesía: tiene dios conciencia de si mismo, en qué consiste la muerte, las ausencias que nos acompañan de por siempre, la incomprensible separación, o también el homenaje al valor de la amistad.


oct - nov 2012

WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS. COM

RA: Finalmente, ¿en qué proyectos actuales está trabajando? CS: Actualmente estoy disfrutando de diversas y erráticas lecturas, y abriendo tiempo para no hacer nada y aquietarme. Tal vez entonces vuelva a entrar en la espiral y escribir. Por allí ya están latiendo una ausencia, una señal, un montón de palabras, mis personajes espectaculares.

Negro sobre Blanco Grupo Editorial Una gran oportunidad para editar

Zulia 7

Claudia Sierich El sentido de las cosas Ve bebiendo el fondo oscuro. Como mar anoche ondulado. Las linternas errantes ve viendo. Errantes anoche como tú, afortunado. Presta atención. La deriva. Los tenues conos de luz. Señas danzando nada. Dos lunas truncas no culminan su redondez, su mengua. Una barca sola busca estela y sucumbe. ¿Qué se aferra a la bruma? ¿Qué resta, resiste, vuelve?

Atención personalizada, registros, asesoría, revisión, presentación de libro prueba, distribución en librerías. Comuníquese con nosotros 02123658097 o visite nuestra página www.negroisobreblancoeditores.blogspot.com Nuestro correo: negrosobreblanco2010@gmail.com

Todavía… un mientras. Reservo del quizá. En el punto más difícil de la suma. Un capullo de aire se abre, musical.


8 Especial

Periódico cultural y literario Negro sobre Blanco

Especial de poesía “versos que arden” Tardía tarjeta del Día de San Valentín He estado esperándote, lista, para romperme abierta, flor desatada de ceñido brote. He estado esperándote, no plácidamente, no perezosamente; he regado y cultivado en tu ausencia. He desafiado más productos de fertilizantes nocivos de lo que uno pensó imaginable. He esperado a que tú me tires hacia arriba y hacia fuera del presionado vórtice de mí misma, optimista, fiel, dudando de que vinieras, venteando, a desenrollar mis banderas de oración para el viento del este. Sin dormir Ahí está el ruido de los camiones, de los carros. La bofetada, bofetada, ráfaga de calles lluviosas, luego los pasos. El demonio baila en la pared, papi en la entrada. Congelada sola en la oscuridad, ella en silencio llama ángeles, deja su cuerpo de tras, para encontrarlo por la mañana: pequeña niña agitada en el fondo del armario. Ella se esconde del demonio que lleva el nombre de su padre. Poemas de Maura Alia Badji Traducidos por el poeta Rafael Ayala Páez

Sabana que tanto quiero.... Sabana que tanto quiero madre de la copla y el corrido de canta claro y florentino, cantores de mi llano. Lleva mi triste canto simplemente yo te pido, pues aquí en mi corazón su recuerdo no se ha ido. El verano me la recuerda con la mirada de luna clarita, y el invierno me la incita en el perfume del mastranto. Con ese frio y calor se me confundo el pensamiento de reír o estar sufriendo. Y a cambio de este favor de arrancarla de mi pecho, te ofrezco mi corazón que esta todo desecho.

Algo de ti…

Dedicado a María Vuela algo de ti, sobre la brisa, así, como un tenue misterio sin respuesta que radica y establece la luz de un nuevo cielo, en cuyo centro se oye el titilar de tus dulces ojos, llenos de ternura... Así cual claros diamantes, que hacen valiosa lo noche en que brillan....

Pedro Martínez (Zaraza, 1987)

Spica Ceres colocó la semilla en el ombligo de la virgen. La virgen lloró durante tres noches. Ceres puso la semilla allí, en ella, para que también fuera fértil como los bosques y los campos y las selvas. Las lágrimas, sin reposo, cayeron por el cuerpo de la virgen como si fuera agua derramaba sobre altas piedras. Al agrandarse la espiga en su adentro, la virgen rasgó su brazo con un trozo de cristal, y de sus venas, la humanidad nació. Luis Eduardo Ayala Páez (Zaraza, 1988) Buena Conducta Llenar de hinojos las miradas que se cruzan Emparentar la gloria al fuego de lo prohibido Despreciar al muy escolástico Reír un poco sepultando todo lo que se repite Añorar la primera bomba en sur América Y al fin olvidar la lucidez de esta pobreza Rafael Ayala Páez (1988)


oct - nov 2012

WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS. COM

Vuelve a sonreír Tu rostro escindido se condena con el semblante níveo de la alborada tus recuerdos inmarcesibles se hacen eco de tu gracia tu piel se confunde con las sombras del velo de la noche hendida esperando que la luz de la suerte encienda el candil de tu mirada los hilos del tiempo bosquejan el pasaje hirsuto de tu celaje el mañana es tu ocaso alza tu rostro con la luna y vuelve a sonreír una vez más. Soplo de lírica ausente Tu pañuelo blanco es lumbre que me deja en la oscuridad, te fuiste como la lluvia dejando sosiego en las hojas, tu mirada es la sombra del trueno que descubre la musa impasible con un pincel de quimeras y un solitario desierto, largo verano de ausencias sin flores ni recuerdos lienzo bruno inmarcesible sin colores han quedado tus versos. Soplo de lirica ausente sombra de bendiciones, tu sonrisa en los cielos se mece cuando la acuarela me descubre desmedido esperando los colores ausentes. Jhonny Olivier Montaño (Bolívar)

Carabobo

9

Te diré. Te diré lo que no te dije hoy, Te diré lo que quizás te diga mañana, Te diré si esta vez me voy, Te diré lo que intenté decirte las noches pasadas.

Te diré lo que mis labios encierran, Lo que se queda atorado en mi garganta, Lo que me molesta y me desespera, Lo que mis ideas esperan.

Quizá no diga todo al mismo tiempo, O suelte mis proposiciones más atrevidas, Te diré lo que se esconde en sinalefas, Te diré cuál es mi próxima meta, Lo que teme salir de mí, Mis secretos hacia ti.

Por último te diré lo que dejaré para después, Lo más pesado te diré, Lo que quiero de ti, Tenerte aquí. Lo que no debes temer, Lo que revele mi mirada, Lo que ya no puedo mentir, Te diré lo que en este momento no te podré decir.

Cachalote. Puerto La Cruz, Venezuela. 10 de octubre del 2012.


10 Reseñas

Periódico cultural y literario Negro sobre Blanco

Richard Sabogal Gusmar Sosa

Sumérgete en estas ocho historias donde la muerte será la protagonista y la fiel compañera de los personajes en búsqueda de esperanza, de crecer, de creer en si mismos, personajes como cualquiera de nosotros que luchan por conseguir lo que nos proponemos cada amanecer cuando el reloj ordena nos levantemos. Acompañe al hombre que no sabe si está vivo o muerto; al joven que nació cuando no debía y quiere ser escritor como su padre; a la periodista que debe luchar con dos monstruos el propio y el que la llama al diario cada mañana; la historia de un secuestro con la mala suerte de un editor con su vecina que no es lo que parece; la desdicha de un espejo que ha reflejado demasiadas historias; la historia de un hombre en una tasca que toma una decisión que debió haber hecho hace mucho tiempo; y como cierre dos cuentos donde los autores realizaron un juego literario: ¿Por qué maté a Gusmar Sosa? Y ¿Por qué se suicidó Richard Sabogal? Algunas historias entrelazadas, personajes que dejan cabos sueltos en otros cuentos, se encuentran aquí y abrazan a la parca que sonriente espera la hora que fue escrita en nuestra frente al nacer.

El Barco Perdido Pedro Peña El Barco Perdido es una novela corta que te mantendrá en vilo desde la primera página. Acontecimiento tras acontecimiento el autor nos irá sumergiendo en un remolino de temáticas asombrosamente hilvanadas que nos removerá las emociones línea a línea. Por momentos el libro parecerá un cuento de terror, en otros una guerra de piratas, en otro la historia de un jovencito sin futuro que busca lo que no se le ha perdido. La verdad es que el libro tiene esto y más. Disfrute ola a ola la aventura de este joven y sus excéntricos personajes que forman esta impresionante obra comparable con autores como Horacio Quiroga o Mark Twain.


Oct Nov 2012

WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS. COM

Especial

11

La vida misma en ti

El recorrido que hacen tus caballos en tus inmensas llanuras, El nado sincronizado de tus delfines por tus hermosas costas, El sol radiante que hace sudar a cada una de tu noble gente, El cangrejo que se rostiza en tus doradas arenas, Tus distintas razas mezcladas, haciendo el coctel racial perfecto, El aire que se respira en tu inhóspita selva, en tus cordilleras, El aporreo acelerado de tus ciudades, La vida misma en ti.

¿No te has visto en un espejo y has observado lo hermosa que eres?, ¿Lo mucho que tienes por mostrar?, Cada persona que se levanta antes que el sol, Cada persona que llega con esos dolores inmensos de espalda y los calma en su cama, Pero sin embargo se mantiene de pie y perseverante, Son parte de ti, son parte de lo que eres, Ese sudor que recorre en cada pedacito de piel, esa vanidad que está en cada una de tus mujeres, Hermosas, admiradas y deseadas. Tu gente, que siempre esta alegre, que siempre tiene motivos para salir adelante, Así la vida les haya dado una brutal cachetada. La vida misma en ti.

La vida misma en ti, la vida mía en ti. No perezcas así te maltraten, así intenten humillarte, Así el globo te vea indiferente, Así piense una minoría qué en otra tierra estarán mejor, Así esa minoría te desprecie y te saque esos ojos de madre, tus ojos, Así ignoren sus raíces, No perezcas. No perezcas cuando la violencia manche de sangre tus calles, No perezcas así sepas que el promete lustrarte y hacerte hermosa, esta mintiendo, No perezcas aún así cuando tu tierra tiemble, Y el agua nos arrastre.. Mi amada, no sabes cuanto Te Amo, No sabes lo que daría por ti, No sabes el orgullo que siento al decir que soy parte de ti, No sabes cuánto quiero verte feliz, Cuanto quiero verte bonita, Nuevos tiempos se aproximan, Unirás a tu gente, A tus hijos, Incluso a aquel forastero que se siente parte de ti… Mi amada, espera un poco. La vida misma en ti, Mi misma vida gracias a ti.

En tus inmensos tepuyes, en tu rico mar, En tus brazos de madre que siempre están abiertos a la espera de regalar abrazos, Tu tierra, de donde vienes, de donde viene todo lo que te conforma, de donde venimos todos, De donde vengo yo. Tú historia valiente, Motivo de orgullo.

Cachalote. Ciudad de Puerto La Cruz, Venezuela. 08 de enero del 2012.


12 Especial

Periódico cultural y literario Negro sobre Blanco

06

11

Dime en qué lugar del mundo me quieres si en el estruendo de relámpagos o en el fondo de tu conciencia si en la esquina de la habitación o en la orilla del mar de lágrimas Acaso me quieres en el borde del abismo o en la mirada del fantasma En las últimas líneas del apocalipsis o en el agujero negro Dime dónde me quieres para no ahogar más ilusiones y no encadenar los deseos que arrojas al océano y si allá donde me quieres soy una partícula no seguiré insistiendo en sobrevolar el sendero no tengo más que mis pobres memorias y el olvido que dejaste

Está sentada junto a la ventana observando el revolotear de las aves, el ir y venir de los transeúntes, el estremecer de los árboles y las hojas secas que se ven caer lentamente. Toma pequeños sorbos de café frio. Teje su cabellera. Pero permanece pensativa. La nostalgia que la invade no es el silencio, es la ausencia de sí misma. Ella mira su silueta reflejada en el espejo y logra entender que no es más que un espectro contaminado.

10 No era lo que dentro estaba. Tampoco lo que fuera de él vagaba. Era la gota que se deslizaba sobre el umbral de las confusiones. Era el centro que se desprendía del lodo. Las esquinas eran escasas, los detalles persistían. El fin no llegaría, las palabras se quedaron estancadas. Allá a lo lejos, no estaba él, tampoco ella. Ninguno fue a su encuentro. La brisa continuó retrocediendo. Cayó el corcho, todo se derramó y el piso se humedeció. Todo oscuro, sin relojes. Todo afligido, todo lejos. Fiorella P. Sanz (Merida)

Regresa la noche, esa que prometió no volver, y la luna se aloja en su ventana. Más tarde, lo ve pasar con el bulto en su espalda por un callejón. El suelo está húmedo, algunas lámparas alumbran. Pero el no vuelve la mirada. Ella se levanta, cierra las cortinas y se marcha hacía el umbral de sus cimientos. Fiorella P. Sanz Lago de llanto Mira lago de llanto, ya te he llenado Mis ojos se han secado de no volverlo a ver Te he cargado mis lágrimas Miro el atardecer que se quiebra en mi mirada Ya veo el amanecer que me toca en la mejilla Me va arrastrando a la ventana para ver si lo ven llegar Ni el té que me tomo aplaca mi tristeza Es que el jamás volvió De nuevo voy a soñar que viene hacia mí... De nuevo a la ventana a llenar mi lago propio Ya no retoñara mi esperanza Me quedare dormida Me hundiré en mi lago Esperando su venida. Autor. Yracema Alvarado (Anzoategui)


Oct - Nov 2012

WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS. COM

Lluéveme mujer Lluéveme mujer de nube sobre mi campo árido que llora sequías de amor en muchas geografías. Lluéveme mujer de trueno ilumíname con luz de rayo sobre este mi seco terreno tan escaso de alegrías. Lluéveme mujer con tu agua ahoga mi ser con nueva vida penetra mi tierra sin mengua con tu sensual epifanía. Irrumpe en mi suelta tus anclas navégame plena ámame a tus anchas forma tus caudales acaricia con tus ríos mis rocas escarpadas Lluéveme mujer te lo ruego… Derrámate toda moja por completo mis bosques yermos tan ávidos de ti. Lluéveme, te lo exijo… Seamos juntos mujer, del mirlo su suave canto narrando al cielo con placer este húmedo encanto de un sensual amanecer.

Especial

Conexiones

Si ves a una hormiguita ascender por una de las caras de una pirámide déjala subir tranquilamente no repitas el error de Gengis Khan de interrumpir su viaje para luego entender que, siendo persistente podría llegar lejos. Síguela con la vista y te darás cuenta que su meta es llegar al ápice a lo más alto, al punto donde confluyen los cuatro triángulos, al sitio identificado como trascendencia, sus nociones de evolución le han permitido fortalecer los escalones inferiores asegurar parte del camino que otra continuará. Con sus antenas percibe los códigos latentes en el aire, comprende el mensaje guardado en sus filamentos el mensaje oculto en las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, en el templo de Kukulkán y la ubicada en el patio del Museo del Louvre en París. La panorámica le permite intuir

Kike Poemítiko (14-04-2012)

(Venezuela – México)

13

que el para siempre es una réplica fortalecida. Nesfran González (Turmero)


14 Entrevista

Periódico cultural y literario Negro sobre Blanco

Entre risas y sueños Dormidos en un escondrijo reímos si saber motivo tu dormido haces muecas yo dormida ronco palaciega soñadores hacemos fiesta. Gimo y me muevo inquieta te busco cruzando las piernas tu haces unas extrañas fuerzas pero sonríes con gentileza. Tu estás por allá en una nube yo estoy acá en mi residencia. Nos tocamos en el sueño donde no existen las barreras. Mi cabello al viento vuela mi bata del cuerpo despegas tus vellos hacia mí se acercan sabiéndonos estar en vera los dos en un mismo sueño en el que reímos tenernos cerca. Cada uno en su lugar cada quien en su cama nos necesitamos tocar porque sabemos que mañana la distancia nos vuelve realidad. sin poder compartir un rato que los sueños hacen disfrutar.

Quiero aprehender

Quiero aprender a callar para callar y aprender la sabiduría del silencio, aprehender las palabras capaces de transformar los sonidos en sinfonías que alegren la paz del alma. Quiero aprender a decirte el gran amor que nos une sin emitir palabra alguna, sin desear un orgasmo tuyo sin que tu ausencia o lejanía rompa la plenitud lograda dejando lastimeros trozos de compulsiva ansiedad. Quiero aprehender ese amor que fluya entre nosotros dos para poder aprender a ser feliz con la vigencia de tu presencia y la libertad de nuestra ausencia. Quiero aprender a escuchar la luz de mi propia calma y no intentar decir nada si acaso no puedo encontrar las palabras que mejoren la belleza del absoluto silencio.

Cadegra (Caracas) Kike Poemítiko (Venezuela – México) 21-05-2012


Oct - Nov 2012

WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS. COM

Especial

15

Veinte elefantes Dedicado a Erasmo Fernández El perro echado sobre la acera se abstrae en las profundidades de su aliento, se colma de angustia al rascarse y enterrarse las pezuñas en lo más blandito de su abdomen mientras alucina con el vapor del asfalto y la presencia de unos cuantos cucaracheros, sólo así se deja caer en la solemnidad del fondo del abismo Challenger, allí donde estuvo James Cameron, o el camino que conduce a las iniciales de Arne Saknussen para descender por el volcán Sneffels y encontrarse con Dante en el mismísimo hervidero, bajo suelo italiano. Solo el calor que lo coloca como perro a la brasa lo tortura, más que los mosquitos instigadores a lo largo de su hocico, de dientes amarillos y poco filosos. Fija su vista en el cielo, allí es donde debe estar el viento propulsor de un carrusel de nubes que deja al descubierto lo azul y empalagoso de la atmósfera azul como los ojos de Stephen Hawking que lleva sus ideas y alguno que otro bostezo a los rincones del Universo, a los recovecos de la Cosmología para plantearse la existencia o no de un Dios Supremo. Pasa otro perro por su lado, lo olisquea, piensa que a lo mejor esté muerto por su rigidez, se convence de lo contrario mientras huye con la cola entre las patas al ver como ladra sin moverse siquiera, un ladrido que busque acompañar al sonido del beso entre Carl Sagan y Ann Druyan. Un aroma de hembra lo obliga a levantarse, a unirse a una cohorte de compañeros de armas, un tumulto heterogéneo que busca comprobar si veinte perros callejeros podrán balancearse sobre la tela de una araña.

Nesfran González (Turmero)


WWW.NEGROSOBREBLANCOONLINE.WORDPRESS.COM

¡PÁSALO! Si ya leíste el periódico, pásalo no lo botes. Recicla

En la web también nos consigues, noticias actualizadas al momento y mucha más información y participación. ¡Visítanos!

Parte de nuestros títulos publicados Poesía Erótica

Cuentos de muerte

Novela corta

Cuentos de misterio

Antología de cuentos

Historia Versificada

Estamos en Librerías Alejandria, en Proyecto Expresiones y en Amazon

Revista impresa Octubre Noviembre  

revista cultural de la editorial Negro sobre bLANCO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you