Fanzine Enfermería diciembre 2017

Page 24

MIGUEL ANGEL MAÑEZ @manyez

Esalud no es digitalizar

Nos encanta simplificar lo complejo. Ante cualquier proyecto o estrategia, solo buscamos el beneficio a corto plazo (más fácil de detectar). Cuando analizamos un problema, evitamos su análisis estratégico y nos centramos en resolverlo sin pensar en otras implicaciones. Y siempre así, en una especie de bucle de éxito fácil. Un buen ejemplo es el mundo de la esalud. Muchas veces hemos confundido la esalud con una simple digitalización de procesos, es decir, procesos presenciales que pasan a ser online. La incorporación de las consultas online y de la historia clínica digital sufrió este efecto simplificador y se han revisado siempre desde una perspectiva simplista. El primer caso tiene unos años. En 2010, el Nacional Health System (NHS) lanzó Healthspace, un portal de salud para el paciente. Casi dos millones y medio de ciudadanos recibieron una invitación para la versión avanzada de esta aplicación, pero solo 11953 se dieron de alta y 2913 activaron su perfil. Cuando se realizó una evaluación del proyecto, los pacientes señalaron que la aplicación no respondía a sus expectativas y sus necesidades de información. Por otra parte, un reciente estudio de Rand Corporation analizó la puesta en marcha de un servicio de telemedicina para que los pacientes con patología respiratoria aguda pudieran contactar vía videoconferencia con su profesional sanitario de referencia, con un objetivo muy claro: sustitución de las consultas presenciales por consultas online. Sin embargo, la sustitución no fue la esperada ya que solo el 12% de las consultas online implicaban sustituir una consulta presencial por esta nueva modalidad. El resto fueron consultas nuevas, principalmente por problemas menores que no habrían provocado visitas presenciales. Es decir, el estudio demuestra que los proyectos de telemedicina implican un incremento de la actividad total (la accesibilidad y rapidez generan más contactos con el profesional sanitario). El mundo de la esalud no debe tener como objetivo principal las mejoras de tiempo o de coste, sino que deben definirse en términos de calidad y de resultados en salud. En muchos casos, los objetivos de tiempo o coste son de gran ayuda para vencer la resistencia al cambio, pero el efecto en los pacientes puede ser nulo. ¿Tenemos claro para qué sirve la esalud?


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.