Issuu on Google+

Alan Antonio Campo Castillo.

¿Qué dices y que expresas?

2013 Contiene 3 poemas, 3 refranes, 3 leyendas, 3 chistes, y 3 bombas. Es una lectura libre, para todo público.

CEEAC Av. Springfield 55364023657 55364023657+888


Eres tú! Quien puede hundirse en lo profundo de mis ojos Y nadar en el océano de mi alma Porque si estás conmigo, Sus aguas son tranquilas, son mansas.

¡Eres tú!

Quien puede caminar en mis pensamientos Y viajar en mis dulces sueños, Puedes latir en mis adentros igual que mi corazón ¡Y volar en mis alientos!

¡Eres tú, solo tú!

Quien puede vivir en mí Sentir mi sangre, tocar mis entrañas, Acariciarme el alma, ser mis ideas, Mis sentimientos, ¡mis reflejos!

¡Eres tú!

Quien tiene en movimiento la máquina que mantiene viva Tú, puedes darme ¡o quitarme la alegría!

¡Ese eres tú! El que tiene la magia, el que tiene el poder... ...De mantenerme viva.

Poemas


Once rosas rojas y un blanco clavel Yo lo soñaba entonces, inmune a todo mal Hurgando un horizonte cubierto de regresos, Vestido con el traje febril de la esperanza y los ojos llenos de memoria. En mi delirio inmenso, jamás imaginaba que podría ser el dueño y creador de cada uno de mis sueños.

Al verlo de mi lado, por siempre desprendido de toda promesa, Me convertía en la mujer más valiente y poderosa que yo nunca había conocido.

Yo sí guardé en el pecho el amor que nunca se olvida, Por mi Dios juro... qué lo adoré tanto...

En las tardes de lluvia se volvía como un niño A entrometerse entre mis brazos, Desde la más tierna distancia que nunca quiso acortar. En algunas noches... como caballero elegante, tomaba mi cintura y me llevaba a bailar.

Nunca amé tanto mi soledad, desde que él descubrió mis más preciados valores...

Jamás lo eché de menos con tanta alegría... desde que él dejó el sonido de su mirada en mi cuarto.

Su amor se distinguía como un blanco clavel de pureza, Entre el dolor que daban las espinas de tantas rosas rojas... Su amor fue inocente como el primero y eterno como el último... Su amor no se compara, no se cambia, ni se reniega ...solo se vive. Once rosas rojas y un blanco clave l... Y mi ilusión infinita de algún día coincidir con él.


Alegrías del amor Alegría me da cuando te tengo, Alegría me da cuando te veo, Alegría me da cuando me besas, Alegría me da cuando me tomas, Alegría me da cuando te sueño, Pero llega el momento en que todo esto se convierte en miedos, pero cuando pasa eso solo pienso en ti y en lo feliz que me siento cuando estoy contigo.

Salí de la obscuridad y vine a la luz, porque yo escogí que así fuera, dejé el llanto y la tristeza de mi alma, y ahora confió en el hombre que me pueda hacer feliz. Los dos idealizamos nuestro amor a nuestro antojo y la luz nos alumbra.

Si me preguntan que si soy feliz, responderé que sí, ahora soy feliz, muy feliz, porque los dos vivimos por este amor tan bonito, tu mano enlazada a la mía, el cielo que nos es por techo y nuestro amor es nuestro propio refugio, aunque afuera este lloviendo.

Los dos nos cobijamos con nuestro amor que es tan profundo, mi nombre está grabado muy adentro de tu pecho, donde nadie le haga daño, ni contamine este hermoso sentimiento.

Como agua limpia y clara nuestro amor brota del alma, bebo de tus fuentes puras y cristalinas, eres ternura deseo y pasión, que recorre por mis venas, fuego encendido que enardece mis sentidos.

Te amo vida mía, te amo, contigo he aprendido y he conocido intensos sentimientos, me has enseñado amar con entrega total soy tuya y tú eres mío y no te dejaré ir, porque espero que yo sea la mujer que te haga feliz.

Porque realmente TE AMO.


Refranes 1.- Agua frĂ­a y pan caliente, nunca hicieron buen vientre.

2.- No hay mejor espejo que el amigo viejo. 3.- Ida y venida por casa de mi tĂ­a.


Leyendas

La Noche Buena En México era costumbre que los fieles llevaran regalos al niño Jesús durante la misa de Nochebuena. Un chico llamado Pablo, estaba muy triste al no poder darle un obsequio al Niño Dios, era demasiado pobre y no tenía nada que ofrecerle, tras eso el niño se deprimió llorando en un rincón de la iglesia arrodillado, lloro amargamente. Las lágrimas resbalaron por su rostro y cayeron al suelo de la iglesia. De repente, enfrente del, una preciosa planta empezó a crecer. Sus hojas eran de un rojo encendido, estaban dispuestas en forma de estrella en el mismo centro, un manojito de menudas flores amarillas la inundaban de luz. Pablo supo que eso que acababa de suceder fue un regalo de Dios que le mando para que se lo ofreciera a su hijo recién nacido y feliz como nunca, depositó aquella estrella preciosa a los pies del Pesebre. Así cuentan que pasó y que desde aquella noche la Poinsetti se vuelve roja en navidad.


El Escudo de Armas

Existe una leyenda referente al Escudo de Armas, el Doctor Regino F. Ramón escribió una historia sobre el estado de Coahuila que nunca se publicó pero que otro a su vez al leerla, transcribe un documento que se encontró en el Archivo de la Nación y que en la parte que interesa dice lo siguiente: que Urdinola, desde Saltillo mandó por el rumbo del oriente a Don Diego de Montemayor, quien emprendió la marcha el 22 de Agosto de 1555, hasta que llegó a una gran planicie donde corría un hermoso riachuelo a cuyas márgenes estaban acampadas numerosas tribus indígenas, seguramente eran los ojos de agua de Santa Lucía, estos indios medios domesticados no eran belicosos. Al salir el sol practicaban una curiosa ceremonia, se formaban todos dando frente al oriente y al aparecer el astro del día por entre los picachos del cerro de la Silla, le disparaban sus flechas, no de una manera hostil, sino con cierta humildad y reverencia que indicaba ser un acto de homenaje y veneración.

Don Diego de Montemayor quedó tan impresionado que muchos años después, que fundó en ese propio lugar de la ciudad de Monterrey, pidió y le fue concedido por el virrey, que el emblema de la ciudad metropolitana fuera un sol sobre el cerro de la Silla, al que disparaba un indio sus flechas.

Sin embargo y haciendo caso omiso de lo anterior, lo que si puede asegurarse sin lugar a dudas, es que el escudo data de mediados del siglo XVII, pues en la carta que envió el Gobernador de Nuevo Reino de León. Don Nicolás de Azcárraga a la reina Doña Mariana de Austria el 29 de Septiembre de 1667 y en la siguiente de fecha 5 de Abril de 1669, le decía textualmente que la ciudad necesitaba de privilegio de armas y que se cediesen según el escudo que hubiese acostumbrado, lo que confirma que el blasón ya existía para entonces. Fuente: El Escudo de Armas.


Templo de El Roble En la época de La Colonia surgió otra leyenda que mantiene arraigo popular. Se dice que una mujer del pueblo comenzó a contar que una imagen que ella tenía en su casa, escapaba de noche y atravesaba el canal de los ojos de agua de Santa Lucía, e iba a refugiarse en el hueco del tronco de un roble, que existía exactamente en el mismo lugar donde se levanta el templo de El Roble. La mujer agregaba que todas las noches iba por ella y la encontraba con la falda húmeda y con algunos cadillos en los pies. El asombro crecía y más mujeres solían ir a rezar a ese lugar.


Chistes 1.- Primer acto: Sale un dinosaurio con una espada. Segundo acto: Sale un dinosaurio con un parche en el ojo. Tercer acto; Sale un dinosaurio con pie de palo.

¿Cómo se llamó la ora? Dino a la piratería.

2.- Un hombre le debe plata a otro y éste quiere cobrarle de todas formas. El que debe dinero le dice al otro: ¡No te voy a pagar!, nunca lo haré, y para que veas… Toma un revólver y se pega un tiro. ¿Y acaso crees que te me vas a escapar? ¡Te buscaré donde quiera que te metas! Toma la misma arma y se pega un tiro. Un atlante que observaba la escena dice: ¡Esta pelea no me pierdo por nada del mundo! Toma la pistola y, ¡PUN!

3.- En un autobús van unos bizcos turistas por París y dice el guía: Si miran a la izquierda, verán a la derecha la torre Eiffel.


Bombas 1. MI X'LA SUEGRA SE AGACHO FRENTE A UN FRONDOSO PAPAYO Y EL ARBOL LE COMENTÓ QUE ARRUGADO ESTÁS TOCAYO.

¡BOMBA! 2.

ELLA: NO TE QUIERO POR BONITO NI TE QUIERO POR CHAPARRO MEJOR VETE A DAR LA VUELTA QUE DE TIERRA NO ME EMBARRO. EL.QUE DE TIERRA NO TE EMBARRAS Y DE TIERRA SOMOS LOS HOMBRES ESA BARRIGA QUE TIENES ES POR LA TIERRA QUE COMES.

¡BOMBA! 3. CUANDO PASÉ POR TU CASA ACECHÉ POR LA VENTANILLA Y TE VI MUY COLORADA PUJANDO EN TU BACINILLA.

¡BOMBA!


Que expresar y Que dices