Page 1

camino español al subdesarrollo... Capitalismo y populismo El

(...) España flirtea en este momento con este canto de sirena: la vía hispana al subdesarrollo. Solo Chile, de entre los países iberoamericanos, parece haber escapado (cabe esperar que definitivamente) de la tentación recurrente de la supuesta vida fácil, del capitalismo corrupto, del subsidio permanente que acaba, inevitablemente (tanto Venezuela como Argentina se acercan a este tan repetido final), con un estallido hiperinflacionista. El mismo canto de sirena es escuchado en Grecia, donde tiene aún más fuerza, en Italia y en Portugal. Dos fenómenos, en realidad dos caras de la misma moneda, configuran este neoperonismo: el capitalismo de amigos y el populismo a todos los niveles, mediático, jurídico y social.

El capitalismo de amigos es en España el capitalismo del palco del Bernabéu y del despacho de Bárcenas. Es un capitalismo en el que el rico no es el que tiene la mejor idea o el que ha encontrado la mejor manera de satisfacer una necesidad humana. No, el que se hace rico es el que tiene contactos, el que conoce al Bárcenas, al conseguidor de turno. Es el que sabe cómo hacer discretamente una contribución a la persona adecuada y recibir a cambio una dádiva del Estado en forma de central eléctrica, de autopista o de recalificación. Como resultado de ese


Nicaragua y Latinoamerica no consiguen avanzar al desarrolllo... En los próximos años y décadas, América Latina en general no parece salir del subdesarrollo a pesar del financiamiento por parte de organismos internacionales. Sólo países como México y Brasil que cuentan con recursos petroleros, así como Chile, este último por haber invertido grandemente en educación, podrán consolidarse como países más competitivos en la región. Los países desarrollados cuentan con grandes recursos económicos y energéticos como plantas nucleares, petróleo y

especialmente recursos tecnológicos que se han desarrollado mediante el estudio y desarrollo de las ciencias. Los paradigmas de esos países generalmente son de carácter pragmático, utilitario y comercial, dejando a un lado paradigmas basados en dogmas o romanticismos del pasado que siguen prevaleciendo en Latinoamérica.

Hace varios lustros, leía y escuchaba hablar de los programas de la Alianza para el Progreso impulsado por el Presidente Kennedy de Estados Unidos para nuestra región. El subdesarrollo tiene que ver con el pensamiento mediocre de una sociedad. Por ejemplo, no ha servido de mucho que Nicaragua haya tenido grandes recursos cuando los gobernantes egoístas y sin ninguna visión no han podido explotar dichos recursos para beneficio de las mayorías.


La desigualdad en Colombia no deja paso al progreso... Colombia tiene la tercera peor desigualdad entre 1 29 países de los que las Naciones Unidas tienen información, de acuerdo con el Informe sobre desarrollo humano 2011 , lanzado ayer por esa organización. Según el estudio, que elabora el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Colombia ocupa el puesto 87 en el escalafón de desarrollo humano, entre 1 87 países, pero, al ajustar esa clasificación teniendo en cuenta la desigualdad, pierde 24 puestos.

Los dos países con niveles superiores de desigualdad a los de Colombia son Haití y Angola. Pero este fenómeno también afecta a la población de países desarrollados como Estados Unidos, que está de cuarto en desarrollo humano, pero pierde 1 9 posiciones si se tiene en cuenta la inequidad.

Si bien el informe cubre 1 87 países, solo se presentan datos de desigualdad de 1 29. Así mismo, entrega un indicador que tiene en cuenta factores como la expectativa de vida, la educación y la calidad de vida en términos del ingreso, dentro de una medida de bienestar establecida por el PNUD desde hace 21 años.

de un país.

La desigualdad de la que habla el informe se mide mediante el llamado ‘coeficiente de Gini de ingresos’, que establece la forma en que se distribuyen los ingresos (o el consumo) entre los individuos u hogares

Entre tanto, la clasificación de desarrollo humano la encabeza Noruega, cuya economía ha sido impulsada desde hace tiempo por la producción de petróleo.


Las potencias ricas buscan la adquisición y el control de tierras fértiles en África y América Latina... Uno de los aspectos menos conocidos en la conflictiva geopolítica del año que acaba de terminar ha sido la carrera hacia la adquisición y el control de tierras fértiles en el planeta -una buena parte del continente africano y amplias extensiones en América Latina- por parte de potencias ricas o emergentes, mostrando la que va a ser una clave decisiva en las relaciones internacionales del siglo XXI. Hace un par de semanas, el Parlamento de Argentina, uno de los líderes mundiales en producción de alimentos, aprobó una ley para poner coto a la venta de su territorio a extranjeros, que ya alcanza el 1 0 por ciento, con objeto de que nunca supere el 1 5 por ciento, y poniendo límites a la extensión de propiedades foráneas en suelo argentino.

Según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el 2011 se dispararon los precios de los alimentos y la fiebre por la adquisición multinacional de tierras cultivables y de zonas ricas en agua. Los países más pudientes estarían comprando inmensos territorios en toda el África subsahariana a fin de crear explotaciones agrícolas destinadas a la alimentación o a la producción de agrocombustibles. Su director saliente, Jacques Diouf, pone el dedo en la llaga: "Estados y empresas occidentales están interviniendo millones de hectáreas de tierras agrícolas de países en desarrollo para asegurar su aprovisionamiento alimentario a largo plazo".


Noticias  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you