Issuu on Google+


La mayoría de los CEOs padecen largas y agotadoras jornadas. Sin embargo, con una correcta delegación de tareas, es posible ser gerente general trabajando apenas 25 horas por semana. ¿Cuál es el atributo más importante para un CEO? ¿Visión? ¿Pensamiento estratégico? ¿Habilidad para crear relaciones con clientes y cerrar tratos? Desde luego, el gerente general debe poseer estas habilidades. No obstante, existe un atributo usualmente pasado por alto: la concentración en el rol.


Reúnase con sus clientes importantes una o dos veces por año sin propósito de venta, en un almuerzo o cena informal. Conózcalos (y deje que ellos lo conozcan) para establecer lazos de confianza y credibilidad. Hacia el final de la comida pregunte a su cliente: "¿Hacia dónde cree usted que irá su empresa en los próximos 18 meses y qué problemas ve?" Luego, haga silencio y escuche. Así, podrá llevarse la respuesta a su empresa y utilizarla para su tercer rol: el de inventor.


Si usted es un gerente general que trabaja 50 o 60 horas semanales, es posible que no esté desempeñando correctamente su trabajo. Posiblemente, por miedo a delegar, usted esté realizando tareas que no le corresponden. No obstante, es perfectamente posible ser CEO trabajando 20 o 25 horas por semana. Para lograrlo, necesita mantener foco en sus tareas y una actitud de tolerancia cero hacia la mediocridad. En efecto, sin un equipo capacitado, usted terminará ocupándose de tareas que, en condiciones normales, deberían ser desempeñadas por los gerentes. Ahora bien, existen ciertos tips que le permitirán enfocar correctamente su trabajo como gerente general.


Con frecuencia, pregúntese: "¿El trabajo de quién estoy haciendo en este momento?". Si la actividad que usted está desempeñando no está entre las seis tareas esenciales del CEO, usted necesita tener una charla con la persona a la que correspondería ejecutar ese trabajo.

Pregúntese: "¿Cuáles son las seis cosas más importantes que hago todos los meses? De estas seis, ¿cuáles son mis prioridades y cuáles debería delegar?"


Escriba en una página, punto por punto, todo lo que usted pretende lograr como gerente general. En ese perfil, fije una visión y una dirección estratégica, la identificación de oportunidades para la creación de nuevos productos y servicios y todas aquellas actividades que usted considere indelegables. Imprima esta página y téngala siempre a la vista. Esto le servirá para focalizarse en las actividades realmente importantes.


En definitiva, la mayoría de los CEOs saben exactamente cuál es su rol. El problema es que se dejan arrastrar por tareas que deben hacer otros. Concentrarse en los seis roles clave y en el perfil de éxito es el primer gran paso para el objetivo soñado: ser un CEO de 25 horas semanales.



Diplomado