Page 1

CONSERVACIร“N DE LA NATURALEZA EN GIPUZKOA: CAZA

Berdeak Eguzki Ekologistak Martxan Erkaxo Azpeitiako Natur Taldea Haritzalde Itsas Enara Ornitologi Elkartea Landarlan Natur Elkartea Mutriku Natur taldea Okil Beltza, Elgoibarko Natur Taldea Osina Natur Taldea Ugatza Ornitologi Elkartea Katamarrua, Zestoako Natur Taldea Zumaia Natur Taldea Herrio Natur Taldea Arkamurka Natur Elkartea Ondarroa 12 milia

San Sebastiรกn, 25 de Abril del 2012


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

INDICE INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES .................................................................................. 4 PREÁMBULO ..................................................................................................................... 4 ANÁLISIS ........................................................................................................................... 6  ORGANIZACIÓN .............................................................................................. 6  Agricultura / Medio ambiente....................................................................... 6  ENFOQUE GENERAL ....................................................................................... 7  Personal .......................................................................................................... 7  Recursos exiguos ............................................................................................ 7  Subvenciones ilegítimas ................................................................................ 8  NORMAS ESPECÍFICAS ................................................................................... 8  Periodos de caza: ........................................................................................... 9  Horarios ........................................................................................................ 11  Media veda................................................................................................... 14  Zumbadores para los perros........................................................................ 16  Líneas de paso tradicional. Puestos “libres” ............................................... 16  Distancias de seguridad insuficientes ......................................................... 17  Inseguridad en caza mayor. Líneas de tiro a ras de suelo .......................... 18  Caza mayor. Inseguridad para otros usuarios del monte........................... 19  Ausencia de política de apoyo a la protección privada del medio natural 20  Ausencia de planes de gestión para la mayor parte de la fauna amenazada, pese a la obligación legal ........................................................ 20  Desfase entre el Catálogo Vasco de especies Amenazadas y la fauna presente en el territorio .............................................................................. 21  OTRAS CUESTIONES ..................................................................................... 21  Protocolo de olas de frío. Cumplimiento estricto, especialmente a la hora de decidir su terminación ............................................................................ 21  Trails de becadas .......................................................................................... 22  Campeonatos de caza fuera de los periodos hábiles ................................. 23  Sueltas de animales de granja de cara exclusivamente a concursos ......... 23  Disparos contra especies no cazables ......................................................... 23  Alcoholemia ................................................................................................. 25  Preparación técnica de policías locales y Ertzaintza................................... 26 PROPUESTAS .................................................................................................................. 27  ORGANIZACIÓN ............................................................................................ 27  Reestructuración del organigrama .............................................................. 27  ENFOQUE GENERAL ..................................................................................... 27  Aumento de personal .................................................................................. 27  Aumento de presupuesto ............................................................................ 28  Eliminación de gastos ilegítimos ................................................................. 28

2


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

NORMAS ESPECÍFICAS ................................................................................. 28  Periodos de caza .......................................................................................... 28  Horarios y días hábiles ................................................................................. 28  Protocolo de olas de frío.............................................................................. 29  Cartografía digital de Gipuzkoa: mapa de las zonas de seguridad por razón de la distancia a elementos sensibles ......................................................... 29  Obligar a los tiradores a situarse en posiciones elevadas .......................... 30  Del valle al monte ........................................................................................ 30  Norma foral específica para la caza ............................................................ 30  Régimen de ayudas para actividades de custodia del territorio, incluida la adquisición de terrenos por parte de las entidades de custodia del territorio ....................................................................................................... 30  Elaboración urgente de los planes de gestión de las especies protegidas, a lo que está obligado el Departamento por la normativa. Con especial urgencia en el caso del Cormorán moñudo y el Quebrantahuesos. .......... 30  Incorporaciones de especies al Catálogo de Especies Amenazadas .......... 30  OTRAS CUESTIONES ..................................................................................... 31  Trails de becadas. ......................................................................................... 31  Campeonatos de caza fuera de los periodos hábiles ................................. 31  Sueltas de animales de granja de cara exclusivamente a concursos de caza 31  ‘Reintroducciones’ de fauna salvaje limitadas a especies objeto de caza y pesca ............................................................................................................. 31  Disparos contra especies no cazables ......................................................... 31  Furtivismo..................................................................................................... 32  Preparación técnica de policías locales y Ertzaintza................................... 33 CONCLUSIONES .............................................................................................................. 33 

3


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES Dentro del proceso de entrevistas concertado entre los grupos naturalistas y conservacionistas de Gipuzkoa con el Departamento de Innovación, Turismo y Medio Rural de la Diputación Foral de Gipuzkoa, se acordó celebrar entrevistas monográficas para tratar en mayor profundidad cada tema particular. Esta reunión monográfica versará sobre la caza y su gestión. Este documento reúne las propuestas presentadas por el movimiento al respecto.

PREÁMBULO La gestión de la caza es competencia foral. Independientemente de su carácter histórico, es la LTH la que atribuye a las diputaciones esta materia. Pero incomprensiblemente, su gestión y la de conservación de la naturaleza, han estado ligadas de forma invariable, aunque con un breve paréntesis, al departamento foral de Agricultura y Montes, o a sus variadas denominaciones coyunturales. No es la mejor manera de ejercer la competencia, habida cuenta de que existe un departamento de Medio Ambiente que agrupa el resto de competencias ambientales forales, y la gestión de la caza es parte importante de la gestión de la fauna salvaje, que inevitablemente supone aplicar normas restrictivas a las actividades económicas productivas. Agrupar su gestión junto con la de una de las actividades económicas que más directamente inciden en la fauna salvaje, supone incurrir en un conflicto de intereses, equiparable, a modo de metáfora, a asignar la redacción y aprobación de las normas de derecho laboral a las asociaciones empresariales. Está claro que una competencia será la preponderante (madereros y cazadores) y la otra la cenicienta (la naturaleza). En este panorama, la actitud tradicional de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha sido, salvo contadas excepciones, la de plegarse a las pretensiones de la Federación Gipuzkoana de Caza (y también a las de la Federación de Pesca) a la hora de relajar las

4


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

normas, o incluso a la hora de incumplirlas positiva y dolorosamente. No hace falta recordar el asunto de la caza de torcaces en contrapasa y del coste económico que supuso para el contribuyente gipuzkoano. Más recientemente hemos asistido a una paulatina relajación de las normas, se han ampliado periodos de caza, se ha aumentado el número de puestos de caza ‘tradicionales’, se han abatido especies protegidas por parte del personal foral encargado de protegerla, como cormoranes grandes. Y siempre de manera discrecional, cambiando el criterio de forma política, sin un solo documento técnico que avalara dichos cambios de criterio. En los puestos de caza sigue disparándose contra especies protegidas de manera habitual. Y seguimos con un número ridículo de agentes de la autoridad para controlar 2.000 km2 de territorio y vigilar la actividad de veinte mil personas, armadas y a veces bajo los efectos de sustancias estupefacientes, alcohol incluido. En las páginas que siguen expondremos de forma más ordenada estas y otras cuestiones que estimamos importantes a la hora de actualizar y modernizar la gestión de la caza.

5


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

ANÁLISIS  ORGANIZACIÓN  Agricultura / Medio ambiente En la actualidad, la mayor parte de las competencias forales de Medio Ambiente están reunidas, junto con otras ajenas a la disciplina —como el abastecimiento de aguas y otras cuestiones—, en otro departamento. Las relacionadas con protección y conservación de la naturaleza, así como la gestión de la caza y de la pesca continental, están adscritas al departamento de Agricultura. Es una distribución competencial inexplicable si de lo que se trata realmente es establecer, ejecutar y hacer cumplir una política orientada a la protección. Si el término a usar es protección de la naturaleza, inmediatamente viene a la cabeza la pregunta proteger.. ¿de qué? Pues ese es el meollo: hay que proteger a la naturaleza de los efectos negativos que las actividades humanas producen, y para ello se establecen regímenes regulatorios que, vistos desde un punto de vista productivista, son percibidos como molestas limitaciones al ejercicio de las actividades económicas, sean éstas industriales, constructivas, agrícolas o madereras. Pues bien, sea. También existen políticas de protección que obligan a pagar a los trabajadores, a no explotar a la infancia, a no contaminar el agua que debemos beber… El que la conservación esté gestionada desde el Departamento de Agricultura (o su denominación coyuntural momentánea), y dentro del mismo en Montes, deja claro que se ha preferido tener bien controlado ámbito competencial para garantizar que no se desarrolle como es debido y pueda limitar las actividades productivas que constituyen el centro sustantivo de la materia objeto de competencia.

6


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Por otra parte, es inaceptable que desde Diputación se entienda que la regulación de la caza y de la pesca implique FOMENTAR el ejercicio de la caza y de la pesca. Eso no es materia de su competencia, sino competencia, tal vez, de Deportes. Medio Natural debe establecer los límites dentro de los cuales se ejerzan esas actividades, como establece los cauces en los que se deben ejercer muchas otras actividades sin que nadie las deba fomentar. Si los cazadores quieren celebrar un campeonato, se concederá o no la autorización, o se aplicarán determinadas condiciones, en función de la normativa. Lo que no es de recibo es que se les ‘siembre’ la ’caza’ o la ‘pesca’ la víspera del evento, a cuenta del presupuesto de conservación.

 ENFOQUE GENERAL  Personal La competencia foral se ejecuta mediante un personal a todas luces insuficiente. Faltan técnicos y faltan guardas. Hay un retraso de muchos años en el desarrollo y aprobación de los planes de gestión de las especies amenazadas. Y el desarrollo de los instrumentos legales necesarios para la protección de los espacios protegidos presenta un ritmo exasperantemente lento. No es de recibo que únicamente existan 6 guardas de fauna y flora para controlar 2.000 kilómetros cuadrados de territorio y casi 20.000 cazadores.

 Recursos exiguos Paralelamente a la escasez de medios humanos señalada, no menos escaso es el presupuesto realmente destinado a proteger y conservar la naturaleza. Decimos ‘realmente destinado’ porque resulta claro que buena parte del presupuesto formalmente adscrito a las labores de conservación, en realidad acaban fomentando actividades contrarias al fin declarado. Es

7


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

competencia de ejercicio obligatorio, y que entendida como inversión es de las que mayores retornos genera.

 Subvenciones ilegítimas 

Nominativa genérica



Subvenciones a escuelas de caza y pesca



En especie: animales para campeonatos El comentario anterior no tendría razón de ser si, por ejemplo, no se

destinaran anualmente las elevadas cantidades de dinero que se destinan a financiar las actividades genéricas de la Federación Gipuzkoana de Caza (FGC): 90.000 euros nominativos en 2012. No tendríamos nada que objetar si Medio Natural le subvencionara actividades relacionadas con la protección, conservación o restauración de la naturaleza, pero, obviamente, no es el caso. Tan grave o más es que sea Medio Natural quien financie el equipamiento y la actividad de las escuelas de caza (Arkale) y de pesca (Leitzaran), de las Federaciones de Caza y de Pesca. Otro tanto cabe decir del departamento correspondiente de Lakua. O que Medio Natural se encargue de llenar de faisanes, codornices y truchas de criadero los cazaderos y las regatas donde al día siguiente se celebran campeonatos de caza y de pesca. Creemos, además, que estos hechos constituyen una clara desviación de poder y podrían ser perseguibles.  Caza en propiedad privada En todo caso antes de las batidas que se hagan se deberá avisar a los propietarios, y negociar su autorización.

 NORMAS ESPECÍFICAS

8


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

 Periodos de caza: En los últimos años hemos asistido a una paulatina relajación de la normativa de caza. Entre otros cambios, se abrió la caza de torcaces en media veda y, también de la mano del anterior director del Departamento, se prolongó la temporada de becada a febrero. La becada se puede cazar durante el periodo de caza todos los días de la semana, siendo nuestro territorio el que mayor presión ejerce con respecto a las zonas limítrofes, tanto en número de días hábiles de caza de la becada como en la inexistencia de días de descanso para esta especie. Gipuzkoa es una de las pocas provincias que permiten esa continuidad que realmente supone una presión constante para la especie. No dejar días de descanso supone que los montes son barridos por los perros todos los días, y las becadas que hoy se levantan en un lugar, mañana serán levantadas en el mismo o en otro, con lo que la probabilidad de abatir el individuo aumenta considerablemente. Hay voces en el colectivo de becaderos que piden una restricción de los días de caza semanales en estas líneas y por estos motivos. En cuanto a la prolongación de la caza en febrero, venía siendo reclamada por la FGC desde hace muchos años, oponiéndose Diputación con el argumento técnico de que abrir la caza en febrero podría comprometer la conservación de la escasa población reproductora. Se ha implantado en un periodo de 3 años una prórroga de la temporada de caza de 3 semanas en toda Gipuzkoa, sin ningún argumento técnico que lo justifique. A continuación mostramos los datos comparativos con las regiones limítrofes:

9


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

140

120

Días hábiles

100

80

60

131

107

107

57

51

Gipuzkoa

Bizkaia

Nafarroa

Cantabria

Araba

40

20

0

Figura 1. Número de días hábiles de caza de becada en cada territorio.

Obsérvese que Gipuzkoa es el territorio donde mayor número de días se permite la caza de la becada, 131 días concretamente.

110

Araba

54

124

Cantabria

58

Temporada de caza de la becada

107

Nafarroa

107

Bizkaia

107

Días hábiles becada 124

131

Gipuzkoa

131

0

20

40

60

80

100

120

140

Días

Figura 2. Días hábiles para la caza de la becada con respecto a la temporada de caza.

Excepto en Nafarroa, en todos los demás territorios existen días de descanso para la caza de la becada. Lo que coloca a Gipuzkoa como territorio donde mayor presión se ejerce sobre dicha especie.

10


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

 Horarios También hemos asistido durante los últimos años a un baile en el horario de apertura de la caza. Primero se retrasó, al objeto de limitar la práctica de la caza de becada a la espera, con un éxito notorio. Pero, nuevamente a instancias de la FGC, se volvieron a adelantar en la anterior legislatura. El caso es que, entre dos luces, la becada regresa a sus encames diurnos desde los prados, momento en el que en muchos puestos se abaten abundantemente de forma ilegal. Todo ello, insistimos, de forma ilegal. Por lo que este horario lo único que hace es favorecer una modalidad de caza ilegal. Con el horario actual (Figura 3), un cazador puede estar dentro del horario hábil de caza en el momento que la becada vuelve a su lugar de reposo en el bosque, facilitando así la caza de esta especie a la espera. Se crean unas condiciones óptimas para el abuso. Abuso que redunda negativamente en la conservación. Pero no sólo eso, la nueva Ley de Caza del País Vasco recoge en su Artículo 39.3 la prohibición de cazar cuando por cualquier causa la visibilidad sea inferior a 250 m., circunstancia que se da en muchas ocasiones en el horario autorizado, contraviniendo de facto la Ley. Además la propia Ley prohíbe explícitamente cazar de noche, salvo autorización. Por tanto, que se autorice la caza en las líneas de pase tradicional en esas condiciones, comprometiendo incluso la seguridad por la falta de visibilidad, además de ilegal, nos parece inadmisible. Las condiciones actuales dificultan las labores de vigilancia de la guardería con respecto a la espera, ya que no es posible discriminar los disparos efectuados a becadas con los efectuados a zorzales a esas horas. Este horario no sólo afecta a la becada, sino que aumenta la probabilidad de disparar a especies sin posibilidad de haberlas identificado

11


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

antes. Permitir la caza desde una hora antes de la salida del sol hasta una hora después carece de sentido. Las condiciones de visibilidad en esa franja horaria no son suficientes para el ejercicio de la caza, y menos aun cuando la pieza a la que se dispara pasa volando, disminuyendo el tiempo necesario para su identificación antes de disparar. Estos problemas se solucionarían casi en su totalidad volviendo al horario que sugerimos, es decir, a partir de las 08:00 desde el inicio de temporada y a partir de las 08:30 desde el 1 de diciembre (Figura 4). Para mostrar el horario de riesgo de caza de la becada a la espera, añadimos los siguientes gráficos (Figuras 3,4 y 5), haciendo la comparativa en cuanto a horarios con otros territorios y sugeriendo un horario hábil de caza que evite esta modalidad y proteja a aves que, por error de identificación por falta de luz, se avatan en ese horario de riesgo.

8:54 8:40 8:25 Gipuzkoa

Horario

8:11

Bizkaia Nafarroa

7:57

Cantabria Araba

7:42

Horario de riesgo inicial (orto -40 min)

7:28

Horario de riesgo final ( orto -20 min)

7:13 6:59

2012/02/15

2012/02/08

2012/02/01

2012/01/25

2012/01/18

2012/01/11

2012/01/04

2011/12/28

2011/12/21

2011/12/14

2011/12/07

2011/11/30

2011/11/23

2011/11/16

2011/11/09

2011/11/02

2011/10/26

2011/10/19

2011/10/12

6:45

Fecha

Figura 3. Horario de inicio de la caza durante la temporada cinegética en cada territorio.

12


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Obsérvese el rango horario de riesgo de la caza a la espera de la becada, que comprende la franja entre las dos líneas verdes. Se considera horario de riesgo el que va desde 40 minutos a 20 minutos antes del orto. Gipuzkoa es el territorio donde más días se puede cazar dentro de este rango.

8:54 8:40 8:25

Horario

8:11 7:57 7:42 7:28 Gipuzkoa

7:13

Horario de riesgo inicial (orto -40 min) Horario de riesgo final ( orto -20 min)

6:59

Horario sugerido

2012/02/08

2012/02/01

2012/01/25

2012/01/18

2012/01/11

2012/01/04

2011/12/28

2011/12/21

2011/12/14

2011/12/07

2011/11/30

2011/11/23

2011/11/16

2011/11/09

2011/11/02

2011/10/26

2011/10/19

2011/10/12

2012/02/15

Orto

6:45

Fechas

Figura 4. Horario actual de caza en Gipuzkoa y horario sugerido para evitar la caza de la becada a la espera.

Con el horario sugerido de inicio de la caza, se evita la franja horaria de riesgo para la caza de la becada y a su vez, disminuye prácticamente a cero el riesgo de disparar a una especie protegida por error de identificación debido a la falta de luz.

13


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Gipuzkoa

20:49 20:20

Bizkaia

19:51 Nafarroa

Horario

19:22 18:54

Cantabria

18:25 Araba

17:56 Ocaso

17:27 16:58

Horario de riesgo inicial (ocaso + 20 min)

2012/02/15

2012/02/08

2012/02/01

2012/01/25

2012/01/18

2012/01/11

2012/01/04

2011/12/28

2011/12/21

2011/12/14

2011/12/07

2011/11/30

2011/11/23

2011/11/16

2011/11/09

2011/11/02

2011/10/26

2011/10/19

2011/10/12

16:30

Horario de riesgo final (ocaso + 40 min)

Fecha

Figura 5. Horario de cierre de la caza durante la temporada cinegética en cada territorio.

En cuanto al horario de cierre, el horario actual es correcto a partir del cambio horario del 30 de octubre, tal y como se puede observar en la Figura 5. En cambio, hasta dicha fecha, se permite cazar hasta una hora después del ocaso, lo que permite otra vez que se puedan dar errores de identificación por falta de luz, por lo que sugerimos que hasta el 30 de octubre, el horario de cierre coincida con el ocaso.

 Media veda Tradicionalmente se ha abierto la media veda en Gipuzkoa para cazar dos especies: la tórtola común (Streptopelia turtur) y la codorniz común (Coturnix coturnix). La tórtola común está en claro declive y no será de extrañar su pronta protección, tal y como lo muestra el estudio de la Comunidad Europea “Management plan por Turtle dove (Streptipelia turtur) 2007-2009”. La situación de la codorniz común es un poco mejor, pero nuestro territorio no reúne las condiciones para su reproducción al no haber

14


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

agricultura de cereal, por lo que los que se cazan son individuos en plena migración. Con el agravante de que en el Biotopo protegido entre Zumaia y Deba, uno de los pocos sitios donde cría esta especie en Gipuzkoa, se permite su caza hasta el momento. Los datos existentes confirman el descenso de la población de esta especie a nivel europeo, en lo que se refiere al número de individuos cazados. Estos datos se describen en el estudio “European Union Management Plan 2009-2011 Common Quail (Coturnix coturnix)”. Los cazadores alegan que son muy pocas las tórtolas comunes y codornices que se cazan. Se cazan pocas porque hay muy pocas. Achacar a la caza el declive poblacional sería injusto, más bien los cambios en las prácticas agrícolas serían las causantes de su rarefacción, pero la caza podría ser un factor muy negativo para esas poblaciones tan debilitadas. Ante la escasez de las especies características en media veda, la DFG ha solido utilizar su guardería para sembrar de codornices japonesas dichos herbazales la víspera de la apertura. La codorniz japonesa es una especie alóctona que se hibrida con la autóctona y produce híbridos, que a su vez pueden hibridarse contaminando genéticamente a la segunda y modificando sus pautas migratorias y específicas. Estos datos se pueden consultar igualmente en el estudio arriba citado. En resumidas cuentas, hoy en día lo que se caza en la media veda son las palomas que pueden pasar adelantándose a la migración habitual, en cantidades pequeñas, comparándolo con la temporada de caza menor. Pero las especies verdaderamente objeto de caza en esta media veda, se cazan en mínimas cantidades, siendo la tendencia a cazar menos aún. Ante esta situación, cabría plantearse la caza de media veda en nuestro territorio, cuestión que, en nuestra opinión, deberá hacerse en un futuro no muy lejano, dadas las tendencias poblacionales de las especies arriba citadas.

15


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

 Zumbadores para los perros El desarrollo tecnológico también ha llegado en forma de pequeños adelantos que vuelven a inclinar la ventaja del lado del cazador. En el caso de la caza de becada con perro, el uso de zumbadores electrónicos ha traído como consecuencia la ampliación del radio de acción efectiva del perro y el aumento de lances con opción de captura. Al contrario que la campanilla, el zumbador delata la posición del perro parado en actitud de muestra, y en combinación con localizadores GPS, se hace útil incluso a más de 200 metros del cazador. Esto supone una ventaja notable para el cazador y un nuevo aumento en la presión que se ejerce sobre la especie. Estando como está prohibido el uso de cualquier aparato eléctrico como arte de caza (grabadoras/reclamo, focos nocturnos, etc.) es muy difícil de justificar el uso de zumbadores eléctricos en los perros de muestra a la hora de cazar becadas. La becada (Scolopax rusticola) es una ave de la que desconocemos su tendencia demográfica. Los estudios científicos más optimistas apuntan a un estancamiento poblacional con tendencia a la baja, como lo muestra la ficha de la especie a nivel europeo. Los mismos cazadores especializados en su caza apuntan a un claro declive. El zumbador facilita mucho la caza de la becada y limita mucho su capacidad de fuga a la muestra del perro. El perro con campanilla aguanta la muestra igual, pero es mucho más difícil de encontrar en el monte cerrado al no emitir ninguna señal de localización. El zumbador es una argucia técnica que acrecenta la presión ya de por sí exagerada sobre el ave.

 Líneas de paso tradicional. Puestos “libres”

16


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

En Gipuzkoa existen gran cantidad de puestos de caza no registrados. La tendencia debería ser la de mantener las líneas de paso tradicional, con el sistema de sorteos existente, e ir eliminando los puestos no regulados, o en su defecto, regularlos. Resulta sorprendente que se requiera oficialmente permiso para realizar un cierre, instalar una pequeña chabola, o cosas similares, y sin embargo se pueda instalar toda una línea de puestos, muchas veces trepas con su andamiaje y cables de sujeción, sin que haga falta autorización alguna. Algunos de estos se encuentran en zonas con senderos transitados y no hay ninguna garantía de que se cumplan las elementales medidas de seguridad. El escaso guarderío no tiene capacidad de controlar la enorme cantidad de puestos ilegales y alegales que existen, y que muchas veces les son desconocidos por no ser “oficiales”. Todo ello sin entrar en la actividad económica lucrativa que ejercen algunos propietarios que cobran el acceso a los mismos, con un dinero que escapa del control fiscal. Esta tarea será complicada en terrenos particulares donde no haya ninguna figura de protección, pero es fácilmente aplicable en los espacios naturales protegidos, así como en los LIC y ZEPAs que existen en nuestro territorio. En estos espacios, la caza debe de estar regulada por ley, por lo que se trataría de aplicarla. No esperamos que esto se haga de un año a otro, pero creemos que es un trabajo necesario para que al menos en nuestros espacios naturales protegidos, exista una regulación y vigilancia efectivas en cuanto a la caza se refiere.

 Distancias de seguridad insuficientes Aparte de los temas estrictamente de conservación, la caza comporta numerosas interferencias con otros usos y usuarios del medio. La Ley de Caza 2/2011 del País Vasco establece las distancias de seguridad que hay que mantener para poder ejercitar la caza A nuestro juicio éstas son

17


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

insuficientes. Al menos queremos exigir que se respeten las vigentes y que se hagan cumplir sin excepciones, tanto en terreno libre como en líneas de caza, donde hoy por hoy podemos encontrar numerosos puestos que no cumplen la ley.

 Inseguridad en caza mayor. Líneas de tiro a ras de suelo Habiéndose reducido de forma dramática las poblaciones de conejo y liebre en nuestra provincia, el aumento de las poblaciones de jabalí y corzo está atrayendo a un, cada vez mayor, número de cazadores. Se ha creado cierta opinión de que si no fuese por la gestión de los cazadores, nuestra provincia se vería arrasada por los dos ungulados. Esto es cierto solamente en parte, porque estos ungulados carecen de predadores naturales, como el lobo y el lince, debido a que actualmente están extintas en nuestro territorio. Un factor como la peligrosidad de los ungulados en un territorio saturado de carreteras sería aliviado por cierta presión cinegética, que a su vez tendría casi igual peligrosidad en un territorio tan densamente habitado. Las batidas de corzo y jabalí tienen una peligrosidad alta para los cazadores participantes en las mismas, y no menor para el resto de gente que frecuenta el monte (montañeros, seteros, agricultores, naturalistas, trabajadores forestales, etc.). Se exageran los riesgos causados a la circulación y no se mencionan los causados por las batidas, las balas de los rifles que se utilizan en ellas tienen una capacidad letal a 1.000 metros de distancia del cazador. En un paisaje tan particular como el nuestro y con la alta densidad de habitantes, la caza en batida tendría que tener una regulación muy estricta. Todas las balas tendrían que tener una muerte en tierra y considerar como imprudencia cualquier disparo que muera lejos del lugar del lance.

18


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

En los países germánicos las batidas suelen realizarse desde torretas, asegurando así la muerte de la bala en tierra a muy pocos metros del disparo. Repetimos que el corzo y el jabalí son un peligro para las carreteras gipuzkoanas en la misma medida en la que los son las batidas para su caza en nuestros montes. No estamos en contra de que se regule su población mediante la caza, pero siempre respetando escrupulosamente las medidas de seguridad exigibles.

 Caza mayor. Inseguridad para otros usuarios del monte Como se ha indicado en el anterior punto, Gipuzkoa es un territorio histórico densamente poblado donde se practica una caza mayor con una munición letal a 1 kilómetro desde el punto de disparo. Las salidas al monte son una de las aficiones más extendidas en la ciudadanía gipuzkoana, con diferentes objetivos (paseo, deporte, recolecta de setas o frutos del bosque, contacto con la naturaleza, etc.). Además existe una población rural importante que ejerce su labor ganadera y agrícola de forma continua. Por tanto es necesario marcar y delimitar bien las zonas en las que se efectúan batidas, para que no exista ninguna posibilidad de penetrar en una línea de fuego por accidente. Hoy en día no hay ningún tipo de control a los accesos, ni de información previa en los lugares en los que se realizan batidas. Todos los años hay accidentes entre los cazadores de caza mayor, cosa que consideramos gravísima. Nunca debería ocurrir algo parecido con ningún usuario del monte. Caza mayor: ausencia de planes de gestión para las especies cinegéticas o de planes de ordenación cinegética para las zonas de caza controlada, pese a la obligación legal.

19


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Se supone que existe una normativa específica que regula el ejercicio de la caza, incluyendo la mayor, que basa sus condiciones y limitaciones en función de los resultados de los estudios técnicos sobre el estado y evolución de las poblaciones de esas especies cinegéticas y que debería proponer su gestión. Sin embargo, esos estudios no existen, o no son públicos. Más bien todo apunta a lo primero, lo cual deja en evidencia la falta de rigor en la regulación de una caza sin base científica, que no garantiza el mantenimiento de las poblaciones naturales de esa fauna. Curiosamente, años atrás la Diputación, influenciada por la presión de los cazadores, hizo sueltas de corzos y jabalíes, cuyas poblaciones hoy, según ellos mismos, han de ser controladas. Todo esto es otra prueba de la deficiente y negligente gestión de la caza que ha venido llevando el Ente Foral, debido al sometimiento al colectivo de cazadores

 Ausencia de política de apoyo a la protección privada del medio natural En los últimos años estamos comenzando a ver iniciativas privadas (por parte de fundaciones) para la custodia del territorio. Que sepamos, en Gipuzkoa aún no se han llevado a cabo actuaciones de este tipo, que, aplicadas a la gestión cinegética, bien podrían valer para poder gestionar zonas libres de caza, creando refugios para la fauna y mejorando los hábitats para ciertas especies. Creemos que es una de las cuestiones a tratar en un futuro.

 Ausencia de planes de gestión para la mayor parte de la fauna amenazada, pese a la obligación legal De todas las especies amenazadas que requieren el preceptivo plan de gestión, sólo dos lo tienen aprobado: el visón europeo y la ranita meridional. Es competencia de las Diputaciones su desarrollo, y entendemos que serían de gran interés, puesto que ellos determinarían

20


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

limitaciones adicionales a la caza. Nos encontramos con que tanto Bizkaia como Araba tiene desarrollados o están en proceso de desarrollo de planes de

gestión

de

algunas

de

sus

especies

amenazadas,

pero

incomprensiblemente Gipuzkoa no ha desarrollado ninguna, pese a que le obligue la legislación actual. Son estos trabajos y documentos de gran importancia, ya que evitan situaciones de vacío legal ante posibles hechos o actividades que afecten a las especies a proteger, lo que permitiría tener una base legal que poder aplicar cuando se den estos casos. Animamos pues al departamento a que comience a trabajar en este frente, para el cual nos ofrecemos para aportar los datos o informaciones que tenemos en nuestro haber respecto a alguna de estas especies.

 Desfase entre el Catálogo Vasco de especies Amenazadas y la fauna presente en el territorio La composición de la fauna de Gipuzkoa, y la de la CAPV, ha variado parcialmente desde la aprobación del Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. En la actualidad tenemos en la CAPV varias especies reproductoras que han recolonizado recientemente el territorio y presentan unas poblaciones reproductoras exiguas, pero no han sido incorporadas al catálogo: Garza real (reproductora en Gipuzkoa), Garceta común y Martinete. Urge introducirlos en el catálogo para aplicarles las debidas prescripciones.

 OTRAS CUESTIONES  Protocolo de olas de frío. Cumplimiento estricto, especialmente a la hora de decidir su terminación Este año 2012, por primera vez por parte de la Diputación, se ha activado el protocolo ante olas de frío preventivamente. Hasta el año pasado esto se hacía tarde y tras haber pasado varios días con una afluencia

21


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

masiva de aves en busca de refugio a nuestro territorio. Esta situación, con la caza abierta, ha solido conllevar a la muerte de especies no cinegéticas, superar ampliamente cupos de becadas (3), y viéndolo desde el punto de vista de un gestor de la caza para con las aves que buscan refugio ante unas condiciones adversas, una irresponsabilidad. Felicitamos a la Diputación por la actuación de este año, y queremos hacer hincapié en que este tipo de actuaciones se definan detalladamente y se agilice su puesta en marcha en temporadas futuras. Siempre con un criterio preventivo, que a día de hoy, con la información existente sobre la situación de las aves en territorios vecinos junto con los partes meteorológicos, no será complicado establecer. Como ha sucedido este año, los grupos conservacionistas nos comprometemos a realizar censos si hiciesen falta, para poder determinar la situación de la avifauna ante este tipo de circunstancias. Se debe hacer comprender a la FGC y al cazador en general, que el protocolo de olas de frío no se reduce a los momentos en los que la nieve cubre el territorio. Sino que la presencia de nieve en territorios limítrofes (Francia, Castilla, Navarra) obliga a cerrar la caza en Gipuzkoa aunque ésta se encuentre libre de nieve, puesto que las aves huyen de las zonas nevadas hacia las que no han quedado cubiertas, encontrándose desorientadas y con graves carencias de grasa corporal. Además la nieve de las zonas de alrededor impide que huyan de las zonas no cubiertas viéndose considerablemente mermadas las posibilidades de huida.

 Trails de becadas Durante la presente temporada se han llevado a cabo por primera vez los trails de becada, que consisten en, sin escopeta, ir a levantar cuantas más becadas posibles con perros. Esta actividad, aunque no conlleve la muerte del ave, sí que conlleva una molestia significativa en su horario de

22


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

descanso. Solicitamos pues, que de hacerse este tipo de actividades, no se lleven a cabo en espacios naturales protegidos, como se ha hecho este año en Aralar. Tampoco se debería de permitir en zonas en las que haya constancia de reproducción reciente. No habría ningún impedimento legal para prohibir este tipo de actividad en dichos espacios.

 Campeonatos de caza fuera de los periodos hábiles Anualmente se llevan a cabo por parte de las sociedades de caza los campeonatos de caza, bien sean locales o provinciales. Estos campeonatos re realizan una vez cerrada la temporada de caza, por tanto, en periodo de veda. Por lo que en este punto exigimos limitar los concursos de caza con especies de granja sembradas al periodo de desveda, prohibiéndolos fuera de las fechas de caza. No es comprensible que una vez cerrada la temporada de caza, se celebren los campeonatos de esta actividad, habiendo tenido más de cuatro meses para poder realizarla. Cabe señalar que esta actividad se realiza ya en periodo de cría de ciertas especies, con el impacto que esto puede tener.

 Sueltas de animales de granja de cara exclusivamente a concursos Es de sentido común que la caza sembrada deba ser aniquilada: codornices japonesas, perdices y conejos de granja no deberían tener ninguna oportunidad de reproducirse en la naturaleza. Compiten con las especies autóctonas, les transmiten patógenos y alteran su genotipo, tal y como hemos citado anteriormente.

 Disparos contra especies no cazables Esta temporada de caza de 2011 se ha dado el sangrante episodio de un águila pescadora abatida en la línea de caza de Pagotxeta. El caso ha sido llamativo por lo espeluznante del mismo, por tratarse de una especie en

23


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

peligro de extinción. Lamentablemente, anualmente son muchas las especies protegidas o no cazables abatidas impunemente. En muchos de los casos no se imputa un infractor. Es en esos casos en los que se debe tomar una actitud tajante con el delito y de escarmiento general. Las líneas de caza en las que se abatan especies protegidas y cuya infracción no sea imputable a una persona deberá acarrear el cierre de la línea de caza para los años siguientes (que deberán ser determinados). Medidas similares se han tomado judicialmente en cotos españoles en los que se han encontrado especies protegidas tiroteadas o envenenadas. En los datos que nos facilitó la propia Diputación sobre ingresos de aves en el centro de recuperación Arrano Etxea, podemos observar el número de especies protegidas ingresadas por causa de disparo (Tabla 1), y aunque para tener la totalidad de los datos oficiales nos faltarían el número de denuncias a cazadores por abatir especies protegidas que, sin ánimo de ser demagógicos, creemos que se trata de “la punta del iceberg”.

Especie

Número

Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus)

1

Alcaraván (Burhinus oedicnemus)

4

Alondra común (Alauda arvensis)

1

Andarrios bastardo (Tringa glareola)

1

Busardo ratonero (Buteo buteo)

7

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus

2

Chorlito dorado (Pluvialis apricaria)

1

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)

1

Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis)

1

Espátula (Platalea leucorodia)

1

Estornino negro (Sturnus vulgaris)

2

Garza real (Ardea cinerea)

2

24


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Gavilán (Accipiter nisus)

4

Gaviota reidora (Larus ridibundus)

1

Grulla común (Grus grus)

1

Milano real (Milvus milvus)

1

Rascón europeo (Rallus aquaticus)

1

Tórtola turca (Streptopelia decaocto)

1

Zarapito real (Numenius arquata)

1

Tabla 1: Especies protegidas ingresadas en Arrano Etxea por disparo.

 Alcoholemia El sentido común —y el vigente reglamento de armas también— aconseja estar en perfecto estado físico y psíquico si se van a utilizar artilugios capaces de causar daño físico (herir o matar) a personas. Este principio se aplica, por ejemplo, con carácter preventivo para prohibir el consumo de alcohol si se va a conducir.

25


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Es de pura lógica que si se aplica este principio al uso de una herramienta cuyo uso principal es otro, y que sólo accidentalmente causa daños, con mayor motivo se debería aplicar al uso de armas, herramientas cuyo uso principal es causar daño, matar para ser exactos. Esto es precisamente lo que hace el reglamento de armas, pero lamentablemente, el control de su cumplimiento es absolutamente nulo.

 Preparación técnica de policías locales y Ertzaintza Existe una policía ‘verde’ formada por un número insuficiente de agentes, que deben actuar en todos los delitos ecológicos que se produzcan en la CAPV. Suponiendo que el cuerpo de la Ertzaintza ha estado dimensionado para las condiciones anteriores de violencia que se vivió en el País Vasco es de suponer que se pueden reajustar los números para que los agentes formados específicamente en delitos de caza sea mayor y que las patrullas rurales tengan una mayor presencia y den apoyo al escaso guarderío. De hecho la Ertzaintza debería hacer controles de alcoholemia en los puestos de caza. Igualmente en todos los casos de especies protegidas abatidas (se recojan vivas o no) se debería solicitar la intervención de la fiscalía de medio ambiente de Gipuzkoa.

26


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

PROPUESTAS

 ORGANIZACIÓN  Reestructuración del organigrama - Las materias de protección y conservación de la naturaleza deberían reagruparse con el resto de competencias de carácter ambiental en un único y exclusivo departamento de medio ambiente y conservación natural. - El fomento de la caza y la pesca debe quedar, si es el caso, en manos del Departamento de Deportes. - El Servicio de caza y pesca debe ejercer las funciones de vigilancia y control de la actividad de cazadores y pescadores. - El fomento de las especies objeto de caza y pesca debe abordarse dentro de las labores de fomento del conjunto de las especies silvestres, independientemente de que se cacen o no. Unas poblaciones bien conservadas son más proclives a ser cazadas que unas poblaciones que a duras penas se mantienen. - Se deben emprender labores de reintroducción de todas aquellas especies de cuya presencia exista constancia histórica y sean técnicamente reintroducibles.

 ENFOQUE GENERAL  Aumento de personal Tanto de personal técnico como de guardas. A día de hoy el número de guardas dedicados en exclusiva a la caza es de 6 agentes según nos consta, número claramente insuficiente para poder controlar un área como Gipuzkoa con más de 18.000 licencias de caza.

27


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

 Aumento de presupuesto Aunque no es la mejor época, creemos que invertir en medio ambiente repercute positivamente a medio-largo plazo.  Eliminación de gastos ilegítimos 

Subvenciones expresas



Subvenciones de facto y en especie En los términos expuestos en el apartado de análisis.

 NORMAS ESPECÍFICAS  Periodos de caza La caza de torcaces en media veda puede incidir en la escasa población local. La prórroga de la temporada de becada la consideramos contraria a derecho y susceptible de litigio. Proponemos establecer el cierre de la temporada en el tradicional 31 de enero. Esta es una medida absolutamente prioritaria.  Horarios y días hábiles Se debe establecer la apertura matinal una vez aclarado el día, como se ha comentado arriba desde las 08:00 a partir del inicio de temporada y hasta el 30 de noviembre y desde las 08:30 a partir del 1 de diciembre. Esta es una medida absolutamente prioritaria y elimina la ocasión de cazar becada a la espera so capa de confusión con paloma y otras especies cazables desde puesto. Así mismo evitará el abatir especies protegidas por error de identificación por falta de luz. El cierre deberá ser al ocaso hasta el 30 de octubre y hasta las 17:30 a partir del 1 de noviembre. La caza de la becada contará con dos días de descanso semanales, donde no se podrá salir a cazar dicha especie. Esta es una medida absolutamente prioritaria.

28


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

 Protocolo de olas de frío Cumplimiento estricto, especialmente a la hora de decidir su terminación. Establecer un protocolo sólido y con una amplia red de información, para que la decisión técnica de declarar los días de fortuna esté basada en datos objetivos difícilmente revocables. Esta es una medida absolutamente prioritaria.  Media veda Plantearse la conveniencia de mantener este tipo de caza en Gipuzkoa, sobre poblaciones en claro declive poblacional.  Líneas de paso tradicional y registro actualizado. Inventario PÚBLICO de los puestos legales Se deben de adecuar las líneas de paso tradicional a las normas actuales y eliminar las que no cumplan con las distancias de seguridad. El registro debe ser público y accesible. El número de puestos debe dejar de crecer. Debe estudiarse cuantitativamente la presión que ejercen, y si esa presión es compatible con la conservación de la biodiversidad. Se deberían eliminar todos los puestos fijos presentes en espacios naturales protegidos, así como en los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), y prohibir los puestos “libres” en dichos terrenos en cualquier época. No es de recibo que en el 100 % de los pasos de migración está permitida la caza; se deberían de reservar una serie de pasos importantes (los de Zegama, Bianditz, …) libres de caza.  Cartografía digital de Gipuzkoa: mapa de las zonas de seguridad por razón de la distancia a elementos sensibles Hacer pública una cartografía con todas las zonas afectadas por la Ley de Caza 2/2011 del País Vasco en cuanto a distancias de seguridad donde se prohíbe la caza

29


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

 Obligar a los tiradores a situarse en posiciones elevadas en batidas de caza mayor Implantar normas que aumente la seguridad durante las batidas. Evitar que se dispare de forma que la bala pueda recorrer largas distancias. Asegurar que el disparo “muere” en tierra.  Del valle al monte El sentido de las batidas debe ser del valle hacia el monte, ascendente.  Norma foral específica para la caza Deberá recoger alcoholemia, régimen sancionador, (incluido cierre de líneas), distancias de seguridad, composición del consejo de caza, y las propuestas que se aprueben de esta solicitud.  Participación en el Consejo Territorial de Caza En la composición del consejo territorial de caza es fundamental que se encuentre una

representación

del

colectivo

de

conservacionistas

gipuzkoanos que presentamos estas propuestas. Medida absolutamente prioritaria.  Régimen de ayudas para actividades de custodia del territorio, incluida la adquisición de terrenos por parte de las entidades de custodia del territorio Tal y como se ha mencionado arriba, deberían concederse subvenciones a actividades de custodia del territorio, en lo que respecta a la caza, exigir un plan orientado a mejorar el hábitat y las poblaciones de las especies a tratar.  Elaboración urgente de los planes de gestión de las especies protegidas, a lo que está obligado el Departamento por la normativa. Con especial urgencia en el caso del Cormorán moñudo y el Quebrantahuesos.  Incorporaciones de especies al Catálogo de Especies Amenazadas

30


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Proponemos a la DFG que impulse la incorporación de la Garza Real, la Garceta Común y el Martinete al Catálogo Vasco de Especies Amenazadas, en la categoría ‘raras’.  Control real de la venta y tráfico de especies cinegéticas en hostelería y comercio.

 OTRAS CUESTIONES  Trails de becadas. Limitarlas a terrenos libres y por tanto, prohibirlas en espacios naturales protegidos.  Campeonatos de caza fuera de los periodos hábiles Como se ha comentado arriba, prohibir que se lleven a cabo una vez acabada la temporada de caza.  Sueltas de animales de granja de cara exclusivamente a concursos de caza Dicha actividad no debe financiarse con los recursos del Departamento de Medio Ambiente de la Diputación.  ‘Reintroducciones’ de fauna salvaje limitadas a especies objeto de caza y pesca No se deberán realizar sueltas de especies que puedan interferir con las poblaciones autóctonas.  Disparos contra especies no cazables Resulta difícil proponer medidas que no sean aumentar la vigilancia y represión de la infracción, así como endurecer el régimen sancionador y, por supuesto, sancionar efectivamente las infracciones. Es mínimo el número de expedientes que se abren en comparación con el volumen real de atropellos. Se trata de que la dirección política del Departamento asuma esta responsabilidad y apoye a su personal.

31


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

Establecer la obligatoriedad de tener que realizar el examen de caza a todo cazador que se le haya retirado la licencia por una infracción y una vez terminado el periodo de inhabilitación.  Furtivismo El furtivismo nunca es accidental, sino deliberado y preconcebido. En consecuencia, el esfuerzo se podría orientar hacia a) reducir las ocasiones de disimular las actividades furtivas con actividades legales (como sucede con al espera matutina de la becada), b) reforzamiento de la vigilancia y sanción. A este respecto, dado que en los últimos años el aumento de especies de caza mayor (corzo y jabalí) ha conllevado una mayor incidencia del furtivismo sobre las mismas, con todo el uso de armas rayadas, focos, vehículos… etc. y el mayor trasfondo económico que implica (pues, al igual que los furtivos becaderos, surten principalmente a redes clandestinas de restauradores), el peligro real al que se enfrenta el personal de vigilancia ha aumentado proporcionalmente, por lo que proponemos crear un protocolo de actuación conjunta con la Ertzaintza, tanto con su grupo de actuación medio ambiental como con el que investiga los delitos fiscales, de seguridad y de salud pública (en la medida en que hay un apreciable volúmen de fraude fiscal, el uso de armas muy probablemente no se ajuste a lo establecido legalmente y la carne acaba casi siempre siendo vendida sin garantías sanitarias).

 Alcoholemia Debe establecerse un control estricto sobre el consumo de alcohol y otras sustancias estupefacientes por personas armadas, y cumplir las disposiciones del Reglamento de Armas. Proponemos emprender una campaña de concienciación entre el colectivo cazador, seguido de una campaña de control, vigilancia y sanción. Para ello habría que dotar, en la

32


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

norma foral de caza a elaborar, a los guardas de caza de la autoridad (no sabemos si ya la tienen) y de los medios técnicos necesarios, y complementar esto con la colaboración de otros cuerpos de agentes de la autoridad, especialmente policías locales y Ertzaintza.  Preparación técnica de policías locales y Ertzaintza Formación de una policía con la preparación, formación y atribuciones del SEPRONA.

CONCLUSIONES Un somero repaso de todo lo expuesto da por resultado una valoración negativa de la situación actual. Ésta lleva años sin dar pasos significativos a favor de la conservación. Lejos de proceder en consecuencia, cazadores y gestores públicos han optado por el camino contrario al que dictan la lógica y los criterios conservacionistas, en clara oposición a los mensajes de corrección y optimismo que se difundían desde la institución foral. Urge pues imprimir un decidido cambio en la política de conservación de la naturaleza en general, cambio dentro del cual debe considerarse el conjunto de propuestas que lanzamos en el presente documento, que, como ya se ha anunciado, se circunscribe a la gestión de la caza y, en consecuencia, debe considerarse necesariamente sectorial. Para la próxima temporada de caza deben quedar claramente definidas las siguientes bases como piedras fundamentales de la futura gestión cinegética: 1.- La temporada de caza debe terminar el 31 de enero. 2.-La caza de la becada debe contar con días de descanso semanales en los que no se pueda cazar.

33


PROPUESTAS SOBRE LA GESTIÓN DE LA CAZA EN GIPUZKOA

3.- Se puede cazar a partir de las 8:00 h (hasta el 30 de noviembre) y desde las 8:30 a partir del 1 de diciembre. 4.- Se aplicará estrictamente el protocolo de olas de frío y se hará cumplir en su integridad. En todo caso, este protocolo tendrá en cuenta las prohibiciones en zonas limítrofes. 5.- Relación y colaboración permanente de Diputación con la Fiscalía de Medio Ambiente, con actuaciones automáticas ante delitos penales contra la fauna silvestre.

6.- El consejo asesor de caza contará con un representante de los grupos conservacionistas firmantes de este documento y que representa la mayoría de la sensibilidad conservacionista gipuzkoana. Dicho consejo, tendrá en cuenta las decisiones del Consejo Territorial de Biodiversidad (Consejo propuesto en la anterior reunión por los responsables del Departamento de Desarrollo Rural, Turismo e Innovación).

34

III. txostena: ehizaren kudeaketa  

III. txostena: ehizaren kudeaketa

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you