Page 26

JUAN CRUZADO CORTÉS

Este grupo está integrado a nivel mundial por 948 especies de tres tipos. En México, se encuentran representantes de dos de ellos: 1) las llamadas garrapatas duras o Ixodidae, que se caracterizan por tener escudos que cubren su cuerpo dorsalmente en donde ubicamos al famoso pinolillo y las plateadas o conchudas, y 2) las referidas previamente como garrapatas

Las garrapatas duras (tienen escudo) se alimentan por largos periodos consumiendo grandes cantidades de sangre, mientras que las garrapatas blandas (carecen de escudo) lo hacen de manera intermitente y por periodos cortos. Esta es una imagen de unas garrapatas duras de la iguana

blandas o Argasidae que carecen de escudos dorsales, pero que tienen un tegumento (tejido que cubre su cuerpo) que puede ser granulado, estriado, plegado, mamilado o con espinas, y de las cuales las más conocidas son las garrapatas espinosas de la oreja, que parasitan principalmente al ganado. Los argásidos tienen hábitos nidícolas, es decir, viven asociados principalmente a los nidos, madrigueras o sitios de descanso de sus huéspedes, por lo que no es raro encontrarlos comúnmente en cuevas. Su ciclo de vida incluye un huevo, del cual emerge una larva (con tres pares de patas), que se alimenta de sangre de vertebrados, para posteriormente mudar a ninfa (con cuatro pares de patas); dependiendo de la especie, éstas pueden pasar por uno o hasta por ocho estados ninfales. Finalmente, las ninfas se transforman en adultos (hembras o machos), los cuales también tienen cuatro pares de patas, pero se diferencian por contar con una abertura genital. Los ciclos de vida de estas garrapatas pueden durar varios años y se ha visto que en condiciones de laboratorio pueden llegar a vivir hasta 20.

Diversidad que también es riqueza En México se han encontrado 37 especies y de éstas, 22 han sido colectadas en cuevas y en asociación con murciélagos. Estas especies están agrupadas en cuatro géneros: Antricola (tres especies en México), Argas (1), Nothoaspis (1) y Ornithodoros (17). Dentro de las cuevas, las larvas de estas garrapatas están parasitando murciélagos, mientras que las ninfas y adultos se pueden localizar en pequeños huecos o 24

grietas de las paredes de las cuevas cercanas a las colonias de murciélagos o viviendo en el guano. A nivel mundial, el género Ornithodoros es el que incluye al mayor número de especies de la familia (133) y también el que cuenta con más registros de especies en cuevas parasitando a un total de 24 especies de murciélagos. Esta alta diversidad no solo se ve reflejada en sus huéspedes,

Profile for Naturalia, A.C.

Revista ESPECIES JUNIO 2019  

El encanto y bullicio producido por las grandes agrupaciones de loros, mas que aves de ornato. De los murciélagos a las cuevas, la importanc...

Revista ESPECIES JUNIO 2019  

El encanto y bullicio producido por las grandes agrupaciones de loros, mas que aves de ornato. De los murciélagos a las cuevas, la importanc...