Page 10

H

CÉDRIC ALLIER

ace algunos años, la autora principal de estas líneas se encontraba en trabajo científico de campo por tierras jaliscienses, a fin de ubicar los nidos del loro corona lila o loro guayabero (Amazona finschi), treparlos y llegar hasta ellos para estudiar algunos aspectos ecológicos de sus crías (pichones) como su crecimiento, sobreviencia y dieta. Durante "Todo buen acto que todo el tiempo de monitoreo, uno hace, tiene su los pichones pasaron de ser respectivo castigo" unos indefensos polluelos sin plumas a convertirse en unos -Oscar Wilde volantones juveniles, emplumados, cada vez más astutos y fuertes, sobre todo su pico que utilizaban para mostrar su herramienta de defensa cada que regresaba a estudiarlos.

8

En diversas ocasiones, los juveniles loros que antes lucían como criaturitas desprotegidas, manifestaron su naturaleza silvestre al defenderse con su cortante pico. Esta situación le hizo experimentar un agudo dolor, sólo comparado con aquel que produce la presión ejercida por las pinzas de mecánico al trozar el hueso desnudo. Del relato anterior, agrio por la mordida y dulce por el conocimiento obtenido, es posible plantear dos poderosas conclusiones. La primera, con cita al escritor, poeta y dramaturgo británico Oscar Wilde, es que “todo buen acto que uno hace tiene su respectivo castigo”. La segunda, más mundana, confirma que su pico es muy fuerte, tanto que logró sangrarle en algunas ocasiones los dedos a la estudiosa y producirle dolor punzante.

Profile for Naturalia, A.C.

Revista ESPECIES JUNIO 2019  

El encanto y bullicio producido por las grandes agrupaciones de loros, mas que aves de ornato. De los murciélagos a las cuevas, la importanc...

Revista ESPECIES JUNIO 2019  

El encanto y bullicio producido por las grandes agrupaciones de loros, mas que aves de ornato. De los murciélagos a las cuevas, la importanc...