Page 21

AVRIL FIGUEROA DE LEÓN

ellos su carne es más sabrosa y fácil de conseguir, por lo que suelen cazarlo con perros y rifles. Cuando es perseguido y hay un río o cuerpo de agua cerca, se tira al agua y se sumerge por un tiempo prolongado, después sale varios metros más adelante, huyendo así de sus depredadores naturales y a veces del hombre.

Amenazas y conservación de un gran roedor Como muchas de las especies que habitan en México, el tepezcuintle está amenazado, particularmente por la cacería desmedida y la pérdida de su hábitat. Esta preferencia de los cazadores hacia este roedor ha resultado en una disminución brutal de sus poblaciones, lo han perseguido tanto que en algunas comunidades de la Selva Lacandona ya ha desaparecido. Sin embargo, según la norma mexicana, no está amenazado ni se encuentra en peligro de extinción, debido a la falta de estudios actuales sobre el estatus de sus poblaciones en el territorio mexicano. La fragmentación de los hábitats significa una pérdida de los sitios donde puede encontrar refugio y alimento adecuados para sobrevivir y reproducirse. Con base en investigaciones realizadas en la Selva Lacandona, podemos decir que la disponibilidad de cavidades y la cercanía a ríos o cuerpos de agua afecta de manera directa sus poblaciones, ya que las cavidades le sirven para la reproducción y cuidado de crías y el agua como ruta de escape ante depredadores. La cría en cautiverio es una opción viable para detener la disminución de sus poblaciones silvestres y bajar la presión

Un tepezcuintle puede permanecer en la misma madriguera muchos años, en ellas mantienen a sus crías hasta los seis meses. Sus preferidas son las que están bajo o dentro de troncos tirados, porque duran más y no se derrumban con facilidad. Sin embargo, la deforestación de la selva ha provocado que disminuyan estos lugares y que estén más expuestos y vulnerables a sus depredadores

de caza. Dentro de los mismos terrenos de los ejidos o comunidades donde habita, se puede promover la creación de Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre, mejor conocidas como UMA. La mejor estrategia es que estas unidades de manejo sean extensivas, es decir, que se destine un terreno que cuente con vegetación nativa y área suficiente para que vivan varias parejas de tepezcuintle, donde se les pueda proveer de alimento y refugio natural, y cuenten con un cuerpo de agua (de preferencia natural) dentro del mismo terreno. En la UMA se debe regular la cacería y permitir sólo en cierta temporada. Así mismo, es importante que ayudemos a sus poblaciones silvestres conservando vivos los árboles que les que proveen de alimento y manteniendo los restos de troncos o árboles caídos. Estas acciones pueden ser su salvación y todos podemos colaborar en la difusión de esta información para que el gran y enigmático roedor de México no se pierda en el olvido. 19

Profile for Naturalia, A.C.

REVISTA ESPECIES NOV - DIC 2019  

Se escuchan los primeros trinos matutinos que anuncian que ha llegado el momento: es hora de observar aves en los campos agrícolas. Entre es...

REVISTA ESPECIES NOV - DIC 2019  

Se escuchan los primeros trinos matutinos que anuncian que ha llegado el momento: es hora de observar aves en los campos agrícolas. Entre es...

Advertisement