Page 1

INTENGRANTES -OLGA CAROFILIS -NATALIA CEDEテ前 -ROSSMERY TOALA -ANDREA CARREテ前 -JOSIAS GONZALES -MAURO BARBERAN -GEMA ZAMBRANO -JOSUE DELGADO

PROFESORA: LCD.ROSA CEDEテ前

CURSO: PRIMERO CORP

2013-2014


HISTORIA DE CHINA Se han encontrado vestigios de presencia humana en China desde hace casi 2 millones de años, dado que la exploración arqueológica de China es todavía relativamente reciente, es posible que en un futuro cercano surjan nuevos descubrimientos. Los restos más antiguos encontrados hasta ahora son el llamado Hombre de Yuanmou, un homínido que vivió hace 1,7 millones de años en la Provincia de Yunnan, el Hombre de Lantian, que vivió hace unos 800.000 años en las cercanías de Xi'an, y el Hombre de Beijing, que vivió en las afueras de esta ciudad hace unos 400.000 años y en el que ya están presentes las características básicas del hombre: como es el caminar erecto y el uso del fuego y herramientas. Los vestigios humanos se multiplican en China a partir de hace unos 200.000 años. Desde entonces hay restos de numerosos homínidos. No obstante, se considera que el chino moderno no desciende de ninguno de estos homínidos, que fueron exterminados por completo por el nuevo homo sapiens procedente de África. La historia de China muestra más signos de independencia que cualquier cultura asiática, el pueblo chino no ha sufrido los efectos de grandes invasiones y gran parte de su cultura, como el sistema de escritura y numerosas facetas de su arte. Sólo en fechas recientes se ha empezado a tener un conocimiento científico de la prehistoria China, a partir de las excavaciones arqueológicas iniciadas en la década de los veinte. Los primeros habitantes de China de que se tiene noticia se establecieron en la cuenca del río Amarillo, esta zona, que solo es una pequeña parte de la China actual, se halla separada del resto del mundo de forma similar a la que pervive en nuestros días. Es más que probable que la mayoría de los pueblos pastoriles de la prehistoria que aprendieron la técnica del cultivo se vieran asilados unos de otros por barreras naturales como montañas y desiertos, con todo esto, el aislamiento chino no puede explicares sólo por estas razones. Durante millares de años antes de que aparecieran las primeras dinastías de reyes, pueblos nómadas habían atravesado las llanuras y las murallas del hábitat chino, por ello es probable que algunos conocimientos y prácticas de la civilización llegaran a China procedentes de las sociedades medio-orientales.

CHINA IMPERIAL •

El primer estado chino unificado fue creado por Qin Shi Huang en el Estado Qin en el 221 a. C

La dinastía Qin solo duró quince años, porque poco después de la muerte del emperador Qin Shi Huang, sus políticas autoritarias llevaron a una rebelión generalizada

Después llegó la dinastía Han, que gobernó China entre el 206 a. C. y el 220 d. C. y creó una duradera identidad cultural entre su población que se extendió hasta la actualidad

Después de la caída de los Han, siguió otro período de desunión, incluyendo el período de la caballería de los Tres Reinos.

Bajo las dinastías Tang y Song, la tecnología y la cultura chinas llegaron a su apogeo


LAS DINASTIAS LA DINASTÍA YIN Sima Qian dice en sus Memorias históricas que la Dinastía Shang trasladó su capital seis veces. El último y más importante traslado, a la ciudad de Yin en 1350 a. C., condujo a la época dorada de la dinastía. De hecho, a esta etapa de la dinastía se la llama a veces época Yīn. Históricamente, el término Dinastía Yin ha sido sinónimo de Dinastía Shang, aunque últimamente se ha utilizado para referirse a la última mitad de Shang. LA DINASTÍA SHANG Shang Zhou, el último rey Yin, se suicidó después de que su ejército fuera derrotado por el pueblo Zhou. Las leyendas dicen que su ejército le traicionó uniéndose a los rebeldes Zhou en la batalla decisiva LA DINASTÍA HAN siguió a la dinastía Qin y precedió al periodo de los Tres Reinos en China desde el 206 a. C. hasta el 220 d. C.. Durante la dinastía Han, sus reyes adoptaron las enseñanzas de los grandes filósofos de la antigüedad, Lao-Tse y Confucio. El gobierno se desarrolló bien logrando expansión territorial. Se fomentó la educación y la escritura en el recién inventado papel de arroz. Se propició gran intercambio de mercancías por la Ruta de la Seda, que va del Océano Pacífico hasta Persia e India. china se convirtió oficialmente en un Estado confuciano y prosperó en el ámbito interno: la agricultura, los productos hechos a mano y el comercio florecieron, y la población llegó a los 50 millones. Mientras tanto, el imperio extendió su influencia cultural y política sobre los actuales Vietnam, Asia central, Mongolia y Corea antes de derrumbarse bajo una combinación de presiones internas y externas. LA DINASTÍA QIN Gobernó China desde el 221 al 206 a. C.. El nombre Qín, que tiene una pronunciación similar en castellano a "chin", es uno de los posibles orígenes de la palabra China. La unificación de China en el 221 a. C. bajo el primer emperador Qin Shi Huang, nombre que podría traducirse como "El augusto emperador fundador de los Qin", marcó los comienzos de la China imperial, periodo que duró (con ciertas interrupciones) hasta la caída de la dinastía Qing en 1912 d. C.. La dinastía Qin dejó el legado de un centralizado y burocrático estado que sería continuado en dinastías sucesivas. LA DINASTÍA TANG (618-907) fue la sucesora de la dinastía Sui y predecesora del período de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos en China. La dinastía fue interrumpida por la segunda dinastía Zhou (690-705), cuando la emperatriz Wu Zetian usurpó el trono y fundó su propia dinastía. La dinastía Tang, con su capital en Chang'an (actual Xi'an), la ciudad más poblada del mundo en ese entonces, está considerada por los historiadores como un momento de esplendor de la civilización china, igual - o incluso superior - al del período Han. ESTRUCTURA SOCIAL


China tiene una estructura social jerárquica y formal. Por ejemplo, en la familia, se espera que los niños respeten a los mayores, comenzando por el miembro de mayor edad en la familia.

ECONOMIA Los chinos fueron de los primeros en utilizar el concepto de moneda; al principio fueron simples conchas, pero más adelante intercambiaban pequeños utensilios metálicos como cuchillos o herramientas agrícolas que, para poder acumularse y transportarse, fueron haciéndose cada vez más pequeños hasta llegar a ser pequeños trozos de metal con inscripciones. La sociedad china de las primeras dinastías se caracterizó por ser principalmente rural, así la agricultura y la ganadería fueron las principales actividades económicas. Pero con el tiempo la población creció y fue necesario echar mano de todos los recursos y se generalizó el consumo de alimentos de mares y ríos, los cuales hasta la fecha siguen formando parte importante de la dieta china. La sociedad de la antigua China se estructuraba de la siguiente manera: El emperador Los mandarines Comerciantes, terratenientes, artesanos Campesinos Esclavos El emperador y la familia real se hallaban en lo más alto de la pirámide social; eran todopoderosos y omnipotentes. Se les concedía un carácter casi sagrado, al punto que al emperador se le llamaba "El hijo del cielo", por tanto, sus órdenes, decisiones y sus mínimos deseos eran acatados siempre con temor y celeridad. El ejército y el dinero del imperio los controlaban los mandarines, quienes eran los encargados de la administración del Estado, por ello eran el sector de la sociedad china que recibía más educación y cultura. En sus manos se centralizaba todo el poder militar, judicial y administrativo. Les seguían aquellos que se veían obligados a trabajar para su sustento pero también para el del imperio: comerciantes, terratenientes, artesanos, es decir, los que comerciaban y generaban las riqueza reales. Los campesinos se encontraban en el penúltimo escalón de la sociedad china, pues los últimos eran los esclavos; sin embargo, los primeros constituían la gran mayoría de la población. Según las tradiciones y las leyes del antiguo imperio chino, los acuñadores de monedas debían ser esclavos, así, pues, los delincuentes recibían la esclavitud como castigo, pero la miseria también condenaba a muchos a venderse a sí mismos o a sus hijos para sobrevivir. CULTURA La República Popular de China es un país con una enorme riqueza cultural. Dentro del territorio chino se cuentan más de medio centenar de grupos étnicos, cada uno con su propia lengua hablada y sus costumbres específicas. Aunque el mandarín (Putonghua)


es la lengua oficial, en muchas zonas rurales se continúa hablando la variedad local. Cada una de las múltiples etnias chinas contribuye a enriquecer la cultura del país con sus tradiciones, gustos y habilidades que son un reflejo de su diversidad. Las tradiciones chinas más importantes y conocidas se enmarcan en sus festivales, sobre todo en el Festival de Primavera, que conmemora la entrada del Año Nuevo Lunar. Las familias se reúnen la víspera de la primera luna del primer mes según el calendario lunar (que suele coincidir con los últimos días de enero o primeros de febrero del calendario gregoriano) y celebran su llegada con baile, carteles, decoración y comida tradicional. Tan solo quince días después de la llegada del Nuevo Año Lunar tiene lugar el Festival de los Faroles, que sirve para conmemorar con luz y color el respeto a Buda. Durante estos festejos, una de las tradiciones más arraigadas consiste en acompañar los faroles de una hoja de papel que contenga un acertijo. La persona que crea conocer la solución puede eliminar el papel y preguntarle al dueño del farol si su respuesta es la correcta. Durante las celebraciones, se come yuanxiao, dumplings de arroz rellenos de una mezcla de ingredientes tan dispares como sésamo y pétalos de rosa. Estos dos festivales son solo una muestra de las celebraciones tradicionales chinas que se suceden a lo largo del año: el Festival del Medio Otoño (en el que se degustan y regalan los famosos pasteles de luna con buenos deseos), el de los Barcos Dragón, o el del Solsticio de Invierno. Otro de los rasgos identificativos de la cultura china está en su caligrafía, que tiene sus orígenes unos 6.000 años atrás. La caligrafía china es todo un arte, y los habitantes del país la han practicado y perfeccionado durante años. La pintura china comparte la mutualidad y cuidado por el detalle de su agraria y ha dado lugar a fantásticos trabajos sobre diferentes soportes y materiales y al uso de temas tradicionales como las flores, los pájaros y el paisaje. Otra de sus artes tradicionales es el trabajo de la piedra de jade, aunque la artesanía china es muy variada: la cerámica china, su manejo de la seda, el papel, el bordado, y los productos lacados son solo algunas de sus muestras. La cultura del té El té es la bebida oficial de China y la ceremonia del té es una de sus mayores contribuciones a la cultura mundial. Con cuatro zonas típicas de producción que se concentran en torno al Sur y al Suroeste del país y a las orillas del río Yangtze, las diferentes variedades de té (el té verde es el más popular) requieren además de distintos instrumentos para apro Cocina china La propia extensión del país y su diversidad propician el disfrute de una gastronomía rica y variadam, de la que son exponentes las "ocho cocinas" ocho variedades de la tradición gastronómica china que se han ido configurando a lo largo de los siglos: Shandong, Guangdong, Sichuan, Hunan, Jiangsu, Zhejiang, Fujian y Anhui. Dependiendo de la variedad, los platos son más o menos salados, el pescado predomina sobre la carne, se utiliza más el aceite, se caracteriza más o menos por la intensidad de su sabor o la originalidad de sus mezclas, y se especializa en diferentes técnicas culinaria, el arroz y los fideos son las dos materias primas en la cultura china y pueden compararse al uso del pan en la cultura occidental. Ambos platillos tienen una larga historia. China fue uno de los primeros centro de cultivo de arroz y los fideos se han consumido desde la Dinastía Han (25 d.C. a 220 d.C.). En la tradición china,


cinco granos de arroz se valoran más que las perlas o el jade y los fideos se ven como símbolo de longevidad. LENGUAJE El mandarín es el lenguaje oficial de China y ha sido reconocido como uno de los siete idiomas de las Naciones Unidas. Está basado en los dialectos hablados en la región norte de China, particularmente alrededor de Beijing. Existen más de 80.000 palabra chinas, aunque sólo 30.000 de ellas se usan en la vida diaria. El mandarín está escrito en caracteres, originados en la Dinastía Shang (siglo XVI d.C. al siglo XI d.C.). Hay dos versiones de caracteres: el chino tradicional, usado en la provincia de Taiwan y Hong Kong, y el chino simplificado, usado en la China Continental. También existe un rango de dialectos oficiales y no oficiales como Hakka, hablado en la provincia de Guangdong y Wu, hablado en la provincia de Zhejiang. RELIGION Budismo El budismo entró en China hace aproximadamente 2,100 años y en el siglo 4 empezó a extenderse. Poco a poco se convirtió en la religión más importante del país. El budismo chino se conforma por tres escuelas lingüísticas que son el budismo del idioma chino, el del idioma tibetano y el del idioma Bali, conocido también comoel Budismo transmitido del sur. Las tres escuelas cuentan en total con cerca de 200 mil monjes de uno y otros sexos. En la actualidad, en nuestro país hay más de 13 mil templos abiertos al público y 33 escuelas budistas. Además se publican cerca de 50 variedades de publicaciones de budismo. El budismo tibetano es una escuela del budismo en China y se extiende principalmente en la Región Autónoma del Tíbet, la Región Autónoma de Mongolia Interior y la provincia de Qinghai. Sus 7 millones de creyentes se distribuyen entre los tibetanos, mongoles, Yugu, Menba, Luoba y Tu. Los creyentes del Budismo transmitido del sur se distribuyen principalmente en las zonas de la provincia de Yunnan, al oeste del país, especialmente en la Prefectura Autónoma de Xishuangbanna de la etnia Dai, la de Dehong de las etnias Dai y la Jingpo y la zona Simao. La mayoría de los dai, bulang, achang y wa, más o menos 1 millón de personas, son creyentes de esta escuela debudismo. Los creyentes del budismo de Han, por supuesto, son los hans que se distribuyen en toda la nación. Taoísmo El taoísmo, originario de China, apareció en el siglo II de nuestra era y en la actualidad cuenta con más de 1,800 años de historia. El taoísmo, que aboga por la adoración a la naturaleza y a los antepasados, ha tenido muchas escuelas durante la historia, como la Quanzhen y la Zhengyi, y ejerce cierta influencia en los hans. Como no existen ritos estrictos ni reglamentos de afiliación, es difícil contar el número de creyentes. En China existen más de 1,500 templos taoístas y más de 25 mil monjes y monjas. Islamismo El islamismo llegó a China desde Arabia en el siglo VII. Entre los más de 18 millones de los habitantes de las diez etnias, como la hui, uigur, tártara, kirguiza, kazaja, uzbeka, tayik, dongxiang, salar y baoan, la mayoría son musulmanes, creyentes del islamismo, quienes viven principalmente en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, la Hui de Ninxia, las provincias de Gansu, Qinghai, Yunnan, entre otras. China tiene


actualmente más de 30,000 mezquitas y más de 40 mil sacerdotes, imanes y clérigos islámicos.

Catolicismo El catolicismo se introdujo en China en el siglo VII y volvió a llegar en varias ocasiones a este país y, después de la Guerra del Opio de 1840 se introdujo de forma masiva. En el presente, la religión tiene 100 parroquias, cerca de 5,000 iglesias y locales dependientes, que atienden a 5 millones de creyentes, así como 12 academias de filosofías teológicas. Desde 1981, la religión católica ha capacitado y ha consagrado a unos 1,500 jóvenes sacerdotes; cerca de 100 de los cuales han sido enviados por la religión a estudiar al extranjero. Además, en nuestro país también hay muchas monjas. El catolicismo de China bautiza cada año a unas 50,000 personas. En China el catolicismo cuenta con sus propias casas editoras, las cuales han impreso más de tres millones de copias de la Biblia y otros libros de su credo. Cristianismo El Cristianismo fue introducido en China a principios del siglo XIX, pero no logró desarrollarse hasta la Guerra del Opio de 1840. En 1950, los protestantes chinos iniciaron el movimiento patriótico de autonomía, auto-sostenimiento y auto-difusión, con vistas a lograr capacidades propias en la toma de decisiones. En la actualidad China cuenta con 10 millones de cristianos, 18 mil clérigos y 12 mil iglesias, así como 25 mil lugares para reuniones de los creyentes.

MEDICINA Más de 4.000 años de tradición avalan los principios de la medicina tradicional china. Fitoterapia, dieta, acupuntura y técnicas corporales como el masaje denominado tui-na o los ejercicios de qi gong y tai chi son sus herramientas. Todas ellas confluyen en un mismo objetivo: equilibrar la energía vital para vivir en armonía con uno mismo. La medicina tradicional china basa sus conocimientos en dos teorías: la del yin y el yang (fuerzas opuestas pero complementarias, cuyo equilibrio en la persona es esencial para su bienestar) y la de los cinco elementos de la naturaleza (tierra, metal, agua, madera y fuego) a partir de los cuales se crea un entramado de relaciones con los sabores, las emociones, las partes del cuerpo y las estaciones del año mediante ciclos continuos de generación y destrucción.

El yin y el yang. Yin incluye, entre otros conceptos, frío, humedad, oscuridad, pasividad, contracción, dirección descendente, sustancia, interior, femenino, tierra y agua. Yang abarca los contrarios, es decir, calor, sequedad, luz, acción, expansión, dirección ascendente, energía, exterior, masculino, cielo y fuego. Los órganos sólidos (pulmones, corazón, hígado, riñón y bazo) son considerados yin, mientras que los huecos (intestino, vesícula biliar, estómago y vejiga) son yang. La interacción entre el yin y el yang da lugar al qi, una energía vital que fluye por los meridianos o canales de todo el cuerpo. El qi, junto con la sangre, nos proporciona los componentes que necesitamos para sentirnos bien. Los cinco órganos principales están asociados a los cinco elementos: corazón (fuego), pulmones (metal), bazo (tierra), hígado (madera) y riñones (agua). Al igual que un elemento apoya o inhibe la función de otro (el agua extingue el fuego y el fuego funde


el metal), así un órgano afecta a otro: los riñones (agua) inciden en el corazón (fuego) y el corazón controla los pulmones (metal). Las plantas medicinales, junto con la acupuntura, son un pilar fundamental de la medicina tradicional china. Las primeras fórmulas documentadas datan del siglo III a.C. Los conocimientos sobre las hierbas chinas se han transmitido, pues, de generación en generación y se han ido experimentando durante cientos de años. La fitoterapia china clasifica cada planta según su energía, sabor, dirección y efectos específicos sobre uno de los cinco órganos básicos. Existen cuatro energías (frío, calor, tibieza y frescor), cinco sabores (ácido, amargo, dulce, picante y salado), dos direcciones (ascendente y descendente) y cuatro efectos (dispersar, consolidar, purgar y tonificar. Trabajar sobre los meridianos La medicina tradicional china establece la existencia de 12 meridianos principales que llevan el nombre del órgano cuya energía vehicula (corazón, pulmón, hígado, riñón...). Cada uno de ellos une en su trayecto diferentes puntos de acupuntura. Aunque la acupuntura puede aplicarse como terapia única, la medicina china suele utilizarla en combinación con otras técnicas terapéuticas como la fitoterapia, la dieta, el masaje o la gimnasia. La introducción de finas agujas directamente sobre diversos puntos de los meridianos permite estimular o ralentizar el flujo energético. Sus efectos son rápidos y efectivos. El masaje chino denominado tui-na trabaja también, al igual que la acupuntura, sobre los canales de energía del organismo, pero lo hace de otra forma: moviliza con precisas manipulaciones (presión, digitopuntura, fricción, rotación, desbloqueo de articulaciones) los llamados qi y xue, es decir, la energía corporal y la sangre, cuyo estancamiento da lugar a numerosas dolencias. Parte de la medicina tradicional china es un antiguo sistema de movimiento basado en técnicas de respiración y meditación, diseñado para desarrollar y mejorar la circulación de la energía vital. Hasta nosotros han llegado algunos de estos ejercicios bajo el nombre de qi gong o tai chi. El objetivo del qi gong es liberar la fuente interior de energía y abrir el cuerpo al qi que circula fuera mediante la adopción de ciertas posturas y una determinada actitud mental. El tai chi persigue la misma finalidad pero recurre a movimientos entrelazados de una forma natural en lugar de a posturas estáticas. Su práctica habitual ayuda a armonizar el qi interior. Como resultado, todos los órganos y sistemas resultan vitalizados y se estimulan los mecanismos de auto curación.

CONTAMINACION EN CHINA Nuestro planeta se encuentra expuesto a numerosos contaminantes que perjudican al bienestar y a la salud de los seres vivos que habitan en él. La Organización de Naciones Unidas destaca como culpables de la contaminación y el efecto invernadero a las ciudades porque “ellas ocupan el 2% del territorio mundial y producen el 70% de estos gases”. Esta organización advierte que la situación podría empeorar porque muchos países están teniendo un crecimiento muy acelerado, como Brasil. China e India, y a su vez están emitiendo gases contaminantes. La ONU considera que los principales perjudicados por el cambio climático serán los países más pobres a causa de su creciente población o por las reiteradas situaciones de inundación, desertificación y sequías que sufren.


Los contaminantes son sustancias, químicas o biológicas, en forma de energía térmica, radiaciones o ruido que se adhieren o entran en contacto con el aire, el suelo o el agua afectando a su composición y causando daños en el medio en que habitan animales, vegetales y el hombre. Las principales causas de la contaminación son: • El tráfico rodado: los coches y camiones son los mayores contaminantes urbanos porque a diario circulan arrojando al aire gases tóxicos perjudiciales para la salud. Estos vehículos contaminan a causa de la combustión de los hidrocarburos que utilizan para moverse, y el desgaste de los frenos y ruedas. • En las ciudades existe otra fuente de contaminación como son las construcciones y las demoliciones: estas actividades desprenden polvos y gases que dañan el aire de la zona en que se desarrollan, y a su vez contaminan el agua donde arrojan sus desechos. • Los Combustibles fósiles: el confort y el bienestar de los habitantes de las grandes ciudades trajo como consecuencia el aumento en el consumo de combustibles fósiles. La producción de carbón, de petróleo y de gas natural crece de la mano del ascenso de los niveles de contaminación del aire, del suelo y del agua del planeta. • El índice de población mundial ha crecido a distinto ritmo que la tasa de mortalidad, hecho que ha impactado sobre el medioambiente: provocando la ineficiencia en el tratamiento de las aguas residuales domésticas, el aumento del consumo irreflexivo y la generación de toneladas de basura. • El progreso tecnológico beneficia a nivel económico y social, pero la proliferación de industrias y la falta de control ambiental en sus procesos, ha perjudicado el ecosistema por la gran cantidad de residuos arrojados al aire, en ríos y mares. • La deforestación: la tala indiscriminada en bosques y selvas impide que los árboles, encargados de purificar el aire, realicen esta tarea y que miles de animales y plantas se extingan por no tener un lugar donde vivir y crecer. • Los pesticidas y los productos químicos utilizados en los cultivos llegan a contaminar el suelo y el agua de la zona en que se sembró. Llegando incluso a contaminar, de forma alarmante, a muchos alimentos.

China  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you