Issuu on Google+

Facultad de Medicina. Escuela de Terapia Ocupacional. Gestión de la Información Digital.

“Apego” Un vínculo digno de fomentar

1


Integrantes: ● Natalia Silva. ● Yazmín Vilches. ● Francisca Rivas. ● Begoña Meyer. ● Daniela Riquelme. Docente: ● Claudia Winther. Fecha de entrega: 31 de agosto de 2012.

Apego: un vínculo digno de fomentar Introducción Desde que el ser humano nace se ve marcada cada una de sus etapas por diferentes tareas del desarrollo, las que paulatinamente van moldeando la personalidad en sus dimensiones afectivas, intelectual, social y corporal. La estimulación que un niño reciba en los primeros años de su vida va permitiendo que éste incorpore nuevos aprendizajes que desarrollen su autonomía y potencie el autoestima. En todo este proceso que está determinado por muchas variables, juega un rol fundamental el apego. En el presente informe se abordará el impacto que tiene el apego en el futuro desarrollo de las personas. La presencia o ausencia de éste puede tener una proyección tanto positiva como negativa en sus efectos, principalmente en la esfera de los afectos y emociones de los seres humanos. Es por esto entonces que en el desarrollo de este informe se planteará como un problema la promulgación y educación respecto del vínculo de apego, como un medio para permitir mejoras a nivel de relaciones humanas. 2


Para abordar este tema se usarán como base teórica los estudios del psicoanalista inglés John Bowlby y la psicóloga estadounidense Mary Ainsworth. Bowlby define el apego como una vinculación afectiva intensa, duradera, de carácter singular que se desarrolla y consolida entre dos personas, por medio de una interacción recíproca, y cuyo objetivo más inmediato es la búsqueda y mantenimiento de proximidad en momentos de amenaza, ya que esto proporciona protección, descanso y consuelo. Este vínculo no sólo está dado por la iniciativa del otro que provee de protección, sino que también de quien recibe dichos cuidados. Esto debido a que los seres humanos recién nacidos poseen una serie de comportamientos que permiten orientar a quienes los rodean (cuidadores) a relacionarse con ellos, promoviendo la proximidad e interacción del cuidador. (“Fundamentos del Apego”, 2008) Cabe destacar, que la relación de apego se establece entre el cuidador principal y el niño que recibe de estos cuidados. Este cuidador puede ser tanto su madre, su padre, un pariente cercano al infante o cualquier persona que desempeñe ese rol. Así la figura de apego no supone una persona específica, sino una forma de relacionarse. Ainsworth plantea que existen diferentes tipos de apego, los cuales se determinan estudiando la situación de separación entre el niño y su cuidador principal. De acuerdo a esto, los tipos de apego son los siguientes: 3


● Apego Seguro: los niños exploran de forma activa en presencia de la figura de apego, demostrando ansiedad sólo al momento de separarse de esta. Al reencontrarse con el cuidador lo reciben con alivio, mantienen contacto visual y se comunican mediante vocalizaciones. Logra buenas relaciones con extraños. ● Apego Evasivo o Evitativo: ante la separación de la figura de apego el infante muestra escasa o nula ansiedad, dando una impresión de independencia al verse poco afectado. Explora en ausencia del cuidador y se contacta fácilmente con extraños. Tiende a ignorar a la figura de apego cuando esta vuelve. ● Apego Ansioso Resistente o Ambivalente: el niño muestra gran ansiedad ante la separación de la figura de apego, manifestándolo con gran agitación corporal. Frente a esta situación busca consuelo de forma ambivalente (presentando emociones opuestas, como por ejemplo, adherirse y rechazar a la figura de apego), pero es resistente y no se deja consolar. ● Apego Desorganizado - Desorientado: los niños reaccionan de forma confusa y desorganizada frente a la desaparición y reaparición de la figura de apego, presentando conductas tanto evitantes como ambivalentes. Por ejemplo, con movimientos incompletos se aproximan a la figura de apego, cuando se encuentran cerca de ella tienden a huir; esto lo hacen evitando con la mirada sus objetivos.

Apego y Desarrollo Humano El patrón de apego que adquiera un niño será demostrado en diferentes actitudes a lo largo de su desarrollo. Por ejemplo, los niños con apego seguro son más consolables, más sociables y con interacciones más positivas. Los niños con apego inseguro manifiestan más emociones negativas como malestar, enojo o temor, mientras que los niños con apego seguro se muestran más alegres. Por lo tanto, el desarrollo del patrón de apego que logró un niño en los primeros años de vida tendrá efectos a largo plazo en competencias emocionales, sociales y 4


cognoscitivas; es decir, la forma en que el niño aprendió a vincularse y relacionarse con los demás, será influyente para consolidar su personalidad y determinar la forma de establecer relaciones y enfrentar las situaciones diversas que se presenten en su vida. Si bien el apego es relevante en el desarrollo temprano de los niños, sigue siendo un tema relevante durante toda la vida, haciéndose presente a lo largo de todo el ciclo evolutivo. Esto debido a que la sensación de protección y seguridad es una necesidad permanente independiente de la etapa o momento que se vivencie, así también en la adultez las representaciones de apego proveen sentimientos de seguridad y pertenencia sin los cuales habría aislamiento e inquietud (“Evaluación de los estilos de apego en adultos”, 2001).

Es frecuente que hacia la adolescencia se produzca un distanciamiento de la figura de apego, este rechazo se debe a la insistente búsqueda de la propia identidad. Así la necesidad de estar junto a la figura de apego no es permanente, sino más bien en casos de necesidad. Entonces surgirán nuevas figuras de apego, las que en consecuencia con los contextos y prácticas de las etapas futuras a la niñez (adolescencia y adultez) probablemente serán ajenas al círculo familiar, como amigos y pareja sexual. Esto no quiere decir que los padres o cuidadores principales dejen de ser figura de apego, al contrario si este vínculo se estableció en la forma adecuada es probable que dicha relación trascienda en las etapas de la vida. (Psicodiagnosis: Psicología Infantil y Juvenil, 2012).

El apego: una realidad chilena En relación a los estilos de apego que se aprecian en la población chilena, cabe mencionar los resultados de un estudio que si bien no tenía como objetivo principal cuantificar las cifras que reflejan este tipo de relación sino validar el “Cartes: Modeles 5


Individuels de Relation” (CAMIR) como un instrumento confiable de investigación psicológica, permite reflejar en cifras los estilos de apego de una determinada población chilena. Dicha población contempla 578 sujetos con edades entre 18 y 80 años, de los cuales 204 fueron hombres y 374 mujeres. Así a través de los resultados es posible jerarquizar los estilos de apegos, considerando como dominante el apego seguro con un 51,4% (297 personas), luego el apego evitativo con un 20,4% (118 personas), luego el apego resistente con un 24,7% (143 personas), y finalmente el apego desorganizado con un 3,5% (20 personas). (“Validación chilena del cuestionario de evaluación de apego en el adulto CAMIR”, 2009) Considerando el apego como un aspecto clave en la formación del individuo, especialmente en el período de desarrollo de este entre la gestación y los 4 años, es que en Chile, el Ministerio de Salud (Minsal) desarrolla, desde el año 2011, un campaña que promueve el apego, la lactancia y la paternidad activa. Esto lo realiza con el Programa de Apoyo al Recién Nacido (PARN), a través del Sistema de Protección Integral a la Infancia Chile Crece Contigo. Parte de la campaña ha incluido seminarios formativos, como el realizado en julio del presente año en la ciudad de Purranque, región de Los Lagos, el cual llevó por nombre “Apego, Aprendizaje Socio-emocional & Salud Mental en la Infancia Temprana y Edad Pre escolar: una Mirada desde la Evaluación y la Promoción Temprana” , y estuvo dirigido a profesionales del área de la Salud y Educación. Además, El programa Chile Crece Contigo, cuenta con espacios radiales en emisoras nacionales, en las que se transmiten entrevistas e informaciones sobre diversos temas que influyen en la crianza de niños, incluyendo el apego y actividades relacionadas con este como la lactancia materna.

Conclusión

6


En síntesis, se entiende el apego como una necesidad biológica que servirá de guía para las relaciones futuras y tendrá implicancias en sentimientos de seguridad, autoestima y capacidad de enfrentarse al mundo. Esto lo convierte en un aspecto fundamental al momento de desarrollarse como persona social, por lo que resultará vital la oportuna educación y orientación hacia quienes harán de figuras de apego. En consecuencia con lo mencionado anteriormente, como futuros profesionales del área de la salud adquirimos el desafío de buscar estrategias para fomentar y promover el apego, como un aspecto importante en el desarrollo de la persona, permitiendo así satisfacer la necesidad de protección y afecto propia de todos los seres humanos. A continuación describiremos posibles estrategias que podrían resolver eficazmente el desafío con respecto a la promoción del apego: ● Desarrollar ciertas habilidades que deben aplicar los cuidadores en la crianza de niños a través del fomento de: 1) Atención y conexión afectiva con el infante, por medio del ejercicio de una actitud comprometida con el desarrollo de este. 2) Capacidad de empatizar y comprender el desarrollo del niño, sin criticar ni inferir de forma negativa las actitudes de éste, sino que intentando entender lo que quiere expresar. 3) Entender que también ocurre un proceso paralelo en el cuidador, el cual debe aprender a no culparse por las actitudes que tengan los niños. 4) Regulación emocional, tranquilizarse al enfrentar al niño, ya que si se hace lo contrario el niño tenderá a molestarse y estresarse. ● Enseñar técnicas de masajes, que permita aumentar el contacto físico entre cuidadores y niños, con esto estimular el sentido del tacto como un canal de afecto, seguridad y regulación del estrés. Cabe destacar que esta estimulación se puede proporcionar mediante caricias, cosquillas, baño, aplicación de lociones, y juegos. ● Enseñar técnicas para cuando los niños están más grandes y se les pueda transmitir la forma en que el cuidador (o cuidadores) valoran el vínculo con el niño, por medio de: notas con mensajes positivos que demuestren cariño y fomenten la seguridad personal, revisar fotos y objetos de cuando era pequeño y hablar sobre las emociones que evocan esos recuerdos, confeccionar algún 7


objeto que materialice la relación entre el cuidador y el niño como por ejemplo una pulsera, entre otras. Todo lo dicho anteriormente puede ser difundido en forma de volantes, como un artículo en una revista, o bien, puede ser enseñado de forma más específica en cursos realizados comunalmente. Así entonces es muy relevante dedicar tiempo a cultivar esta relación inspirada en el afecto y la confianza, permitiendo experimentar en un futuro sensación de autocontrol, autoestima, competencia social y cognitiva, y sobre todo felicidad.

Referencia Bibliográfica “Chile crece contigo” (2011), disponible en línea en: http://www.crececontigo.gob.cl/2011/novedades/minsal-lanza-campana-parapromover-apego-lactancia-y-paternidad-activa/ Fecha de consulta: 28/08/2012. “Evaluación de los estilos de apego en adultos” (2001), disponible en línea en: http://www.adisamef.com/fondo%20documental/apego/6_estilos_de_apego_en_ad ultos.pdf Fecha de consulta: 30/08/2012. “Fundamentos del Apego” Universidad de Talca (2008), disponible en línea en: http://mtl.fonoaud.utalca.cl/docs/2008/1_Fundamentos_del_apego.pdf Fecha de consulta: 30/08/2012. Hospital Policlínica Miramar (2012), “Comparte con tu hijo antes de nacer”, disponible en línea en: http://www.compartetuhijoantesdenacer.es/public/html/tipos-apegoembarazo-bebe.php?cod=123 Fecha de consulta: 28/08/2012.

8


“Psicodiagnosis: Psicología Infantil y Juvenil” (2012), disponible en línea en: http://www.psicodiagnosis.es/areageneral/elapego/index.php. Fecha de consulta: 31/08/2012. “Validación chilena del cuestionario de evaluación de apego en el adulto CAMIR” (2009), disponible en línea en: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/805/80511492006.pdf Fecha de consulta: 31/08/2012. “Vínculo, parentalidad y psicopatología en la infancia.” pdf (2012), disponible en línea en: http://paidopsiquiatria.com/trabajos/apego1.pdf. Fecha de consulta: 30/08/2012.

Referencia de Imágenes Página 2

9


● Presencia 2.jpg [Fotografía] Fecha de acceso: 30/08/2012 Disponible en línea en: http://api.ning.com/files/W3VjrnhgHiitYhFvVtsQ13ORSQdek3VlIq5X24f77GNxzzJPEIM OeDvuGCQPyQRsORl04KkNkLRK8oeQ6HYrKUORaK4wnJYi/presencia2.jpg

● 18338ng001.jpg [Fotografía] Fecha de consulta: 30/08/2012 Disponible en línea en: http://www.saval.cl/medios/2007/MundoMedico/Noticias/18338ng001.jpg Página 3 ● Apego.png [Fotografía] Fecha de consulta: 30/08/2012 Disponible en línea en: http://2.bp.blogspot.com/__XdWACgvSQ4/S2a1H94OMrI/AAAAAAAAAX8/sCRrtc9piBc/ s400/apego.png

Página 4 ● Parents+adolescent+conflict.jpg [Fotografía] Fecha de acceso: 30/08/2012 Disponible en línea en: http://1.bp.blogspot.com/YroStkZDy6M/T4vv0oKmU6I/AAAAAAAADGw/gHkmlyzAJ48/s1600/parents+adolescent +conflict.jpg

● [Dibujo de una mamá acurrucando a su hijo en sus brazos] Fecha de acceso: 30/08/2012 Disponible en línea en: http://www.crececontigo.gob.cl/2009/desarrolloinfantil/0-a-12-meses/estableciendo-vinculo-y-apego/

10


Apego