Page 1

CubiertaFelix:cubiertaFelix

28/2/17

14:19

PÆgina 1

Cuando se escribe despacio,

Trabajo, esfuerzo, sacrificios de los valores del alma, con amor y con cariño los retazos de mi infancia, mis pensamientos dormidos, ... lo escribo con mente clara y con los cinco sentidos.

y

Enamorado de su tierra y sus gentes, Félix Martínez Martínez (La Alberca de Záncara, 1946) nos presenta, en este su primer poemario, una hermosa colección de recuerdos y vivencias volcadas directamente del corazón, sin palabrerías ni artificios. Tal como él es.

íces ndo amor a las ra o h ás m el e d es D erca, o el agua de la Alb m co o rs ve el ta bro a que se desborda, gu A a. ar cl y ia p m li os refrescarse, vers y er eb b a ar p a u ag mpia la memoria. zón para mantener li la mano y el cora lo so es o n as in ág tros. En estas p omos todos noso S e. ib cr es n ie u q del autor ente hermoso. am d ca li p m co e d sí Así de simple. A

Mi poesía es Tu poesía

a

Félix Martínez

cuando se escribe tranquilo reflexiones, pensamientos, se está construyendo un libro para dejar una huella, una huella en tu camino.


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 4


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 5

Agradecimientos Quiero dar las gracias a todos los que han colaborado en la construcción de este libro. En primer lugar, a D. Miguel Romero Saiz por su magnífico prólogo, derramando bondad y sabiduría. A D. Jesús Expósito por sus aportaciones gráficas. A mi querida esposa por su apoyo incondicional en mi proyecto, y la ayuda de toda mi familia. A Editorum, por su excelente trabajo y el trato humano recibido.

A todos, muchas gracias Félix Martínez Martínez 28 de febrero de 2017


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 6

uv Edición marzo 2017

© FÉLIX MARTÍNEZ Fotos: Jesús Expósito y archivo. Edita: info@editorum.es Imprime: ULZAMA Digital ISBN: 978-84-943537-2-7 Depósito Legal: M–6230–2017

IMPRESO EN ESPAÑA / PRINTED IN SPAIN


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 7

PRÓLOGO «El ser humano no fue hecho sólo para buscar la sabiduría, sino también para arar la tierra, esperar la lluvia, plantar el trigo, recoger el grano, hacer pan.» Y es que, amigos, reflexionar sobre este aforismo de Paulo Coelho me ha ayudado a iniciar un Prólogo a un trabajo hecho con el sentimiento de ese ser humano que sabe donde se encuentra la riqueza del alma. Cuando las fuerzas puras de la naturaleza: el fuego, la tierra, el agua y el aire nos invaden, todo lo que el hombre puede hacer es usar el poder de los elementos, aunque jamás aprenderá nada de ellos; pero cuando el hombre utiliza el corazón las vibraciones de su mente abren el instinto y la búsqueda de la felicidad compartida llega porque así lo necesita como fundamento de vida. No es necesario ser historiador para hacer historia; no es necesario ser pintor para dibujar un árbol y no es necesario ser poeta para hacer poesía, por eso Félix Martínez hace de su verbo, esa poesía fácil, rica en contenido, completa en su mensaje y soberbia en su semblanza. Sabe lo que quiere transmitir porque en su sentimiento se encuentra el mecanismo 7


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 8

de su experiencia y desde esa riqueza nos acerca a momentos específicos de todo ser humano. En sus poemas hay nostalgia por el tiempo vivido, pero hay intensidad en sus contenidos porque profundiza con la sinceridad de quien ofrece su alma, su interiorismo, su credo particular, sin caer en tópicos universales del que busca impactar con mecanismos ambiguos. Él, sencillo y humilde, lanza su pluma, declara sus personalismos; deja de lado esos miedos turbadores del pasado y nos reclama sus momentos felices donde la niñez marcaría el sentir de su vida; nos arrastra a momentos de intensidad definida, de refuerzo en su madurez del aprendizaje, por eso sus años en el Seminario de Uclés son importantes en el recorrido vital de esa experiencia. Pero, como en él todo es alma, sentimiento, honradez, humildad, bondad por lo aprendido, agradecido por lo vivido, nos trae a colación sus recuerdos al pueblo que le vio nacer; la Chopa, ese árbol milenario; la Cuenca única como esa ciudad que impacta ante el visionario; el Éxodo, cruel en su caminar para dejar a los pueblos heridos en su semblanza; su Padre, el Abuelo y sus trabajos; la Alvarada con ese recuerdo a un servidor, entrañable y agradecido; los Nietos, ese amor verdadero; los Veranos 8


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 9

felices; el Pueblo, la Virgen como patrona, el sentimiento del costalero; la Madre, principal eje de la familia; los caminos junto al río, esa bella Naturaleza; el Alma, el ir y venir, la vida en sí, y todo un sinfín de añoranzas, reencuentros y algunas de esas veleidades costumbristas. Por ello, prologo este poemario con la satisfacción de quien puedo abrir con mis humildes palabras un profundo contenido de un hombre sencillo y generoso; de alguien que ha vivido con honestidad toda una vida dedicada al tiempo, a su familia y a sus amigos, haciendo creer lo que él ha creído y haciendo sentir lo que ha sentido. Para ello, utiliza el mecanismo de la vivencia, explicando primero lo que va a ofrecer en verso libre, provocando antes el deseo de que el lector pueda tener suficientes mecanismos de conocimiento hacia el mensaje que luego manejará con poemas de sabiduría popular. Y tal como y como empecé, acabo, con ese otro aforismo de mi maestro Coelho: «el verdadero camino de la sabiduría puede ser identificado solamente por tres cosas: debe tener amor, debe tener una aplicación práctica en la vida y debe poder ser recorrido por cualquier persona», por eso Félix Martínez ha dado aquí un ejemplo de ello, porque su sabiduría 9


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 10

personal la ha sabido aplicar a su riqueza personal haciendo lo que sabe, cómo lo siente y de qué manera quiere ofrecerlo. No hay más que un profundo mensaje de una persona humilde y eso hace que este trabajo sea rico en contenido porque es rico en sentimiento. Habla en su introducción de dos palabras claves en el desarrollo de la vida: Sinceridad e Ilusión, porque para él han sido las pócimas aplicadas en la elaboración de este trabajo y nos dice que, sin ser poeta, traslada en su poesía los mensajes del recuerdo porque cumple ese sueño que hace revivir el encanto del deseo: hacer lo que siempre ha querido, que no es otra cosa que expresar en palabras lo que ha podido sentir a lo largo de su vida. Un magnífico proyecto de una persona grande en alma y sentimiento. Enhorabuena, Félix. Miguel Romero Escritor y Vicepresidente de la Asociación de Escritores de Castilla La Mancha Historiador. Cronista Oficial de la ciudad de Cuenca

10


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 11

INTRODUCCIÓN Querido y amable lector: He sentido de alguna forma el deseo y la inquietud de escribir un libro, pues ese tópico de que un hombre para verse o sentirse realizado debe plantar un árbol, tener hijos y escribir un libro, eso, en mi caso, se ha hecho realidad; pero al mismo tiempo tengo que advertir que ni soy escritor y tampoco poeta: simplemente he querido reflejar algunos aspectos de mi vida a través de la poesía. La parte más fundamental de cualquier persona es la infancia. Es una etapa muy bonita y deja unos recuerdos que son inolvidables, al mismo tiempo que te generan una gran nostalgia; después discurrimos por otras etapas, esas que quizás no queremos recordar. Siempre debemos quedarnos con lo bueno, volvemos a nuestra infancia para recordar nuestros juegos, amigos, colegio, padres, hermanos... en fin, múltiples recuerdos en mi poesía he puesto, con la humildad y sencillez, y me he basado en mis principios y valores principalmente. Y tengo que hacer una aclaración: al ser poesía libre, tendré multitud de fallos. Soy consciente de que una gran poesía requiere de 11


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 12

una gran dosis de conocimientos, reglas y medidas, pero donde no quiero defraudar es en la sinceridad e ilusión que pongo al escribir. Espero, querido lector, que tu inestimable comprensión así lo perciba, y mi mayor deseo es que a ti te lleguen tus propios recuerdos y puedas disfrutar buenos momentos con su lectura, pues en el título del libro intento que se haga realidad. Aclaro que cada poesía lleva delante una breve historia para su mejor comprensión. Félix Martínez

12


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 13

Índice Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

7 11

Recuerdos de mi Alberca y mi niñez . . . . . . . . . . . . . La chopa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cuenca única . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El reencuentro con Uclés . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La Alvarada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . El éxodo inolvidable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Labranza y pastoreo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Póstumo adiós a un amigo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Alforjas nunca vacías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Un homenaje a mi padre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Los trabajos del abuelo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Noches de verano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Quiero intentar descubrir . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Amor de madre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Homenaje al costalero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cumpleaños feliz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . En honor a la Patrona . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Una plegaria especial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Sentimientos verdaderos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Profundo amor verdadero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Amor sin límites . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Antony querido nieto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Un camino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Montaña y río . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La madre naturaleza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Una huella en mi camino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

16 20 22 26 30 32 34 36 38 40 44 46 48 50 52 54 56 59 63 65 66 67 68 70 72 74

Epílogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

77

13


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 14


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 15

Desde mis Raices


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 16

Recuerdos de mi Alberca y mi niñez i primera poesía, como no podía ser de otra forma, está dedicada a mi pueblo, que es la Alberca de Záncara (Cuenca) y a mi infancia. Trato en la misma de hacer un recorrido por los lugares más emblemáticos, y en el apartado final de la poesía reflejo la pasión y admiración que sentimos los alberqueños por nuestra Patrona, el lugar donde se celebran en su honor las fiestas y costumbres, al mismo tiempo que recordamos a nuestros antecesores, pues ellos nos transmitieron esos valores. Al mismo tiempo recordarlos con mucho cariño y nostalgia y desear que allí donde se encuentren sepan que no nos olvidamos. Nuestra patrona es la Santa Cruz, la señal de los cristianos, y sentimos una gran devoción y admiración por la misma, y espero y deseo que tú te veas reflejado con tu Patrona, o Patrón, de la misma forma, y así lo recuerdes. Al escribir esta poesía siento una gran emoción, recordando a los míos y no dejar de recordar a mi pueblo. 16


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 17

Cuatro emblemas de mi pueblo que yo quiero destacar recordando mi niñez: sin dejar de mencionar el Convento, el Pilar la Iglesia y Ayuntamiento. También tenía otras cosas que estaban y ya no están. El arroyo y lavadero que nacían del Pilar; también estaban las pilas, eran como dos estanques que llenos de agua estaban, bebiendo en ese lugar las mulas que allí paraban. Y a la chopa le dedico un verso muy especial. Ahora voy desarrollando los lugares mencionados. Voy a empezar lo primero, en la plaza de mi villa: ahí está el Ayuntamiento. En esa plaza jugaba, en esa plaza viví; también estaba la escuela donde aprendí a escribir y aprendí las cuatro reglas. A continuación la Iglesia, 17


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 18

la Iglesia de la Asunción, donde recibí el bautismo, mi primera comunión y también me confirmaron cuando me hice mayor. Ahora me bajo al Pilar, manantial de agua que es una fuente natural, la fuente que daba vida a las gentes del lugar: el agua para beber, el agua para lavar.

18


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 19

El paseo con sus olmos que nos daban mucha sombra. Y al fondo del parador vigilante está el Convento, donde todos celebramos las fiestas de nuestro pueblo en honor a la Patrona, nuestra Santa Cruz bendita: esa Cruz que veneramos, esa cruz que la queremos con orgullo y devoción por ser hijos de este pueblo. Este lugar que describo está lleno de recuerdos: allí todos recordamos a todos los que se fueron. Recordando a nuestros padres y también a nuestros abuelos. Esas raíces profundas, que todos llevamos dentro. Y termino de escribir, con esta forma de verso, dando sentido a mi escrito, recordando mi niñez también recuerdo a mi pueblo. 25 agosto 2015

19


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 20

La chopa ay una anécdota en este poema, pues es cierto que cuando escribí «Mi Alberca y mi niñez», al repasar los emblemas de mi pueblo, me olvidé de la chopa. Pero con motivo del encuentro con mis quintos en el pueblo tuve la osadía de recitar dicha poesía, y mis quintos me recordaron que la chopa no la mencioné. Pues de sabios es rectificar: ahora no sólo la menciono, sino que le dedico solo a la chopa una poesía. Gracias a mis quintos por recordármelo. Sé y estoy seguro que a ellos les he hecho más felices, y yo también me quedo mucho más tranquilo.

20


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 21

Al hacer el recorrido a los emblemas del pueblo se me olvidaba la chopa, otro símbolo del pueblo. Es un árbol milenario que se secó con el tiempo. Ese árbol presidía a los olmos del paseo que un día, también murieron. Tenía un gran diámetro, era muy alto y esbelto y proyectaba sus sombras al parador y al paseo. Era un árbol muy querido por todos los alberqueños, era un lugar de encuentro. Ya sólo queda su tronco, ya sólo quedan sus restos, y quedarán sus raíces pero quedarán muy dentro, como quedan los recuerdos, y también queda en la mente de todos los Alberqueños. 12 de noviembre de 2016

21


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 22

Cuenca única s traigo una historia diferente, que para mí es una de las experiencias más bonitas de mi infancia. Naturalmente, siempre tuve la inquietud y necesidad de escribir sobre la capital de mi provincia, pues es un lugar único, como hago constar en el título. La génesis de esta poesía tiene su origen en un viaje a la capital con motivo de una intervención quirúrgica, sencillamente una operación de anginas. A este viaje me acompañó, como no podía ser de otra manera, mi madre, y fuimos a una humilde pensión. Y tuve la gran suerte que la dueña, señora Carmen, que así se llamaba, nos hizo a mi madre y a mí una ruta turística por los lugares más emblemáticos. Y así fue cómo yo, a la edad de ocho años, me quedé impresionado. Fue una impresión muy agradable, y al mismo tiempo imborrable; quizás ahí empezó mi sensibilidad por la naturaleza, por eso nace esta poesía, para todos los lectores y conquenses. Mi ferviente deseo es que les sea lo más agradable posible. 22


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 23

Desde niño yo te vi, te vi por primera vez; es difícil describir lo que allí yo contemplé. Por eso quiero escribir, y quiero escribir de ti. Cuenca, eres natural y eres única «tal vez». Ahora voy a destacar lo que allí yo presencié. Cuenca; su Plaza Mayor, junto a su gran Catedral; la Virgen de las Angustias, señora de la ciudad, desde esa plataforma que tan escondida está viendo los sauces llorones que el Júcar baña al pasar. Son esas casas colgadas las que tienes que admirar desde el puente de San Pablo con los Paúles detrás, y subes hasta las Hoces, las del Huécar y del Júcar, y piensas por un momento la belleza y hermosura que da la naturaleza. 23


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

24

PÆgina 24


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 25

Esas montañas pobladas de pinares infinitos. Esa Ciudad Encantada formando plazas y calles sin haberlas construido. Un nacimiento de un río que brota de la montaña formando una gran cascada: el Cuervo ha resurgido. Así es como yo te vi, así es como te concibo orgulloso de escribirte. Ahora sí tiene sentido inspirarme en tu belleza y admirar tu paraíso. Así es como yo te vi desde que era muy niño, y ya no diré «tal vez»: Cuenca es única, lo afirmo.

d 25


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 26

El reencuentro con Uclés onocido como el Escorial de la Mancha, el Seminario Menor de Santiago Apóstol - Uclés (Cuenca) es un lugar cargado de una gran historia, muy bien descrito por un compañero en su libro con ese título. Fue este gran monumento varias cosas, entre ellas Seminario. Allí pasé unos años maravillosos cursando Humanidades. Durante esa etapa fuí muy feliz, donde recibí principios y valores que me han servido para caminar, y que los conservo con gratitud. He vuelto alguna vez a ese mismo lugar, pero la que más me impactó fue con motivo del encuentro entre antiguos alumnos, al cumplir en mi caso setenta años. Ahí es donde nace la poesía, recordándolo con mucho cariño, pues las sensaciones y emociones son difíciles de olvidar, y así he querido reflejarlo. Al libro que me refiero, «El Escorial de la Mancha», y al compañero que describe toda su historia, mi más sincera felicitación por la gran obra. Va para ti, don Juan Manuel Villanueva Fernández. Quiero hacer una invitación para que realicéis una visita al mismo. ¡Vale la pena! 26


PoesiaFelix2:Maquetaci n 1

28/2/17

15:19

PÆgina 27

El reencuentro con Uclés, con compañeros y amigos, me evocan una nostalgia por el tiempo transcurrido que no es fácil describirlo. Pero todos los recuerdos de cuando éramos niños te llegan en un momento y entonces das importancia a todo lo allí vivido. El Seminario Menor, lugar de recogimiento. Uclés, forjador de hombres construidos desde niños para poder caminar con pasos muy decididos tratando de transmitir los valores adquiridos. Por tantos buenos recuerdos yo le estoy agradecido. Quiero volver a encontrarme con profesores y amigos. El reencuentro con Uclés lo recuerdo con cariño. Curso 1958 - 1959 14 de mayo de 2016

27


CubiertaFelix:cubiertaFelix

28/2/17

14:19

PÆgina 1

Cuando se escribe despacio,

Trabajo, esfuerzo, sacrificios de los valores del alma, con amor y con cariño los retazos de mi infancia, mis pensamientos dormidos, ... lo escribo con mente clara y con los cinco sentidos.

y

Enamorado de su tierra y sus gentes, Félix Martínez Martínez (La Alberca de Záncara, 1946) nos presenta, en este su primer poemario, una hermosa colección de recuerdos y vivencias volcadas directamente del corazón, sin palabrerías ni artificios. Tal como él es.

íces ndo amor a las ra o h ás m el e d es D erca, o el agua de la Alb m co o rs ve el ta bro a que se desborda, gu A a. ar cl y ia p m li os refrescarse, vers y er eb b a ar p a u ag mpia la memoria. zón para mantener li la mano y el cora lo so es o n as in ág tros. En estas p omos todos noso S e. ib cr es n ie u q del autor ente hermoso. am d ca li p m co e d sí Así de simple. A

Mi poesía es Tu poesía

a

Félix Martínez

cuando se escribe tranquilo reflexiones, pensamientos, se está construyendo un libro para dejar una huella, una huella en tu camino.

Mi poesia es tu poesía  
Mi poesia es tu poesía  

Enamorado de su tierra y sus gentes, Félix Martínez Martínez (La Alberca de Záncara, 1946) nos presenta, en este su primer poemario, una her...

Advertisement