Issuu on Google+

La ciudad y el Acto Fundacional Arquitectura y Magia

Yuliana Carvajal Jose Miguel Naranjo Narah Wong

TEORIA I Prof. Arq. Carlos Mata 2009


El acto fundacional Fundacion: del latin “fundatio” permite nombrar a la acción o el efecto de fundar (establecer, crear, o edificar algo) por lo que esta relacionado con la arquitectura y la ingieneria. El acto fundacional: en latinoamerica consistio en la ocupacion territorial que se dio durante la coquista de los españoles que expulsaban a los indigenas de sus tierras. Se daba cuando un grupo de españoles arribaban a la zona por ocupar, el conquistador simbolicamente arramcaba un puño de zacate y golpeaba el suelo tres veces con su espada incitando a pelear quien no estubiera de acuerdo con la ocupación.


Las estancias o haciendas se situaban fuera del limite urbano, y entre este y la zona rural se reservaba una zona de posible expansion de la ciudad llamada rossio o ejido y otra para la propiedad municipal, termo o propios.


Las Aves de la Ciudad El lugar favorable para el establecimiento de la nueva ciudad, se obtenía mediante la observación del vuelo de unas determinadas aves: Era imprescindible el rito de ”LA CONTEMPLATIO" AUGUR = MAGISTRADO

Efectuado por

“IN-AUGUR-ADA”


No es de extrañar que al Augur, en el rito fundacional   se llegara a asimilar a Hermes, al punto de que era su personificación, y que situado en la cima de la colina, la “colina de Hermes”, fuera el “mensajero” portador de los buenos o malos augurios en virtud de los cuales se convenía o no fundar la ciudad.  Augur  significa literalmente tanto “observador de las aves” como “adivinación mediante el canto y el vuelo de las aves”

Hermes


Àuger, de donde Augur, es una palabra compuesta de la voz ÀV-IS (ÀU-IS) “ave” y GÈR-O “actuar”, “hacer”, es decir, “lo que hacen o dicen las aves”; pero también,  augur  tiene vinculación etimológica con  augère  “aumentar” en el sentido de “consagrar”. Es así como el Augur aparece como el Pontífex que oficia el  rito mediante el cual se consagra un determinado lugar advirtiendo los presagios o signos mediante el canto o la observación de las aves.


La fundación de la ciudad Misterio y metamorfosis Los mitos y los ritos vinculados a la fundación y a la construcción de las ciudades de las antiguas civilizaciones: Mesopotamia, Grecia y Roma. Visto fríamente, el mito y el rito son un orden mágico-sagrado-religioso que responde a la necesidad de explicar el destino del hombre; a través del mito y el rito existe una voluntad de dominar y de apropiarse de lo desconocido. También poseen una dimensión social y están relacionados con la aparición de las primeras comunidades; las fabulaciones míticas, las ceremonias rituales y religiosas son indisociables de la ciudad como crisol de sociedad y cultura, articulan una identidad y una autoconciencia cívica.


Los testimonios de los ritos de construcciĂłn de ciudades mesopotĂĄmicas consisten en amuletos, tablillas con inscripciones o clavos sepultados originalmente al lado de edificios, murallas o templos: son una especie de plegaria destinada a proteger a las ciudades y a sus habitantes del infortunio o de los malos espĂ­ritus.


La ciudad de Lucus Augusti ciudad a fundar en

La la Gallaecia recibió el nombre de Lucus Augusti, Bosque Sagrado de Augusto. Un "lucus", en latín, es un término que, originalmente, determinaba un claro en la espesura del bosque en el cual habitaba un dios. Este término evolucionó y posteriormente se empleó también para nombrar a los templos y ciudades que, emplazados en un bosque ya existente, se edificaban como santuario a una divinidad elegida.


El ritual de delimitación del territorio debería ser completado por dos ceremonias de consagración. Una de ellas, estaba dedicada a los dioses infernales: en un lugar, situado en el centro de la futura ciudad, se excava una fosa circular llamada "mundus", en la que eran depositadas ofrendas a "Los de Abajo". La otra, tenía por objeto, colocar a la ciudad futura bajo protección de los dioses de "Lo Alto" y singularmente, de la tríada integrada por Júpiter, Juno y Minerva. Se construía un templo llamado Capitolio, situado en la parte más alta de la ciudad, desde donde los dioses podrían observar todo lo que iba a ocurrir en la futura urbe.


Lucus Augusti, como centro espiritual, al mismo tiempo que posee una localización que la relaciona con otras Tierras Santas, debe de tener una significación simbólica. En efecto, los hechos históricos vividos en la Gallaecia traducen, a su manera, verdades de orden superior, en razón de la ley de correspondencia, que es el fundamento mismo del simbolismo, y que une a todos los mundos en la armonía total y universal. La idea que evoca, la representación de que se trata, es esencialmente la de "estabilidad", idea que se ha indicado, precisamente, como característica del Lucus: la ciudad debe permanecer inmutable en medio de la agitación incesante en su alrededor, la agitación que es una imagen de la del mundo exterior.

Yacimiento calle Ribadeo II


Bibliografía •  Latinoamérica: La ciudad y las ideas, José Luis Romero

• 

http://www.elcultural.es/version_papel/ARTE/15662/

• 

http:manuscritosdearquitectura.blogspot.com/

• 

www.arqweb.com/ callisianus/libervb2.jpg


la ciudad y el acto fundacional