Page 22

El tranvía 28 coqueto y ágil a pesar de su visible vejez le dejó en la Rua de Sao Tomé. Arrastró su pesada maleta hasta llegar al Mirador das Portas do Sol y allí se topó con la primera e intensa imagen del barrio lisboeta de Alfama. Un tapiz irregular de tejados rugosos, chimeneas variopintas y antenas que se asomaban curiosas por encima de las casas; la presencia azul intensa del río y algunas cúpulas de iglesias que no supo reconocer. El viajero, que había llegado a Lisboa por casualidad, nunca antes oyó hablar de este antiguo barrio de pescadores ni se sintió especialmente atraído por los supuestos encantos de la ciudad que ve fundirse las aguas del río Tajo con las del océano Atlántico. Pero ahora estaba allí detenido sin preguntarse por qué, observando la vitalidad de las callejuelas de Alfama en una mañana apacible de invierno, donde el Sol no lograba calentar pero sí maquillar con su luz las fachadas decadentemente bellas de Lisboa. Careciendo tanto de mapa como de guía, había decidido perderse en un lugar desconocido y dejar en manos del azar su buena o mala fortuna, no quería planificar ni un minuto más de su vida. Hipnotizado por el bullicio en las ruas, los becos (o callejones) y las traveseras de Alfama, alquiló por un par de días una modesta habitación en un cuarto piso cerca de la Rua Limoeiro. Al asomarse por la ventana de su cuarto se encontró de frente con un edificio curioso, no podía decir que fuese bonito pero tenía algo especial que le incitaba a traspasar sus muros con la mirada para descubrir quiénes y cómo vivían al otro lado de la fachada. Se detuvo a observarlo durante más de una hora. El local de abajo estaba ocupado por un bar de fados que solo abría por las noches y el resto de plantas parecían viviendas. Antes de salir de nuevo a recorrer la ciudad, echó un último vistazo furtivo por la ventana y se dio cuenta de que la posición de las persianas de las distintas ventanas

22 • NAO | Noviembre • Diciembre 2014

tenía una cierta correlación. Como si se tratase de párpados, el piso superior tenía las persianas totalmente subidas; el piso de en medio las tenía a “medio subir” o a “medio bajar” mientras que las de la parte inferior todavía dormían, cerradas por completo. Había también ropa tendida en dos de los pisos, evidencia de que dentro existía vida y olor a ropa limpia. El último detalle que alcanzó a ver antes de abandonar su particular ventana indiscreta, fue la claraboya que, como si se tratase de un tocado, concedía al extremo del tejado un toque más de misterio. Hizo una foto antes de dejar la habitación, como si temiera no volver a ver el edificio de esa manera. Salió a caminar por las empinadas calles colindantes a su nuevo refugio pero le acompañaba un desasosiego y una cierta tristeza por haberse separado de esa vista que, inexplicablemente, lo había reconfortado tanto. Echaba de menos la mirada de la casa que él miraba. Pasaron un par de horas y tras ver el atardecer en el mirador de Santa Luzia, emprendió rumbo de vuelta a la pensión deseando ver luz en alguna de las ventanas. Saber más de esa casa se había convertido en una necesidad, era el motivo que estaba buscando para quedarse en Lisboa. Al llegar de nuevo a su habitación, el viajero corrió las cortinas y buscó en la penumbra algún destello desde la fachada. La densa oscuridad solo se vio interrumpida por una lucecita que emergía en lo alto del edificio, filtrada desde la pequeña claraboya y lanzada a la espesura de la noche. Abrió la ventana, buscando escuchar el aliento de la casa, comprobar que seguía viva para él. Se inclinó todo lo que pudo pero solo le llegaron los ecos lastimeros de una cantante de fado desde el sótano del edificio. Tras unos segundos de vacilación, sacó su teléfono móvil del bolsillo e hizo una breve llamada: “No voy a volver. Me quedo en Lisboa, he conocido a alguien.”

Profile for NAO Revista & Agencia de Viajes

NAO #6  

Revista Digital de Viajes para Instagramers en México y todo el Mundo | Viaje + Fotografía + Instagram + Facebook

NAO #6  

Revista Digital de Viajes para Instagramers en México y todo el Mundo | Viaje + Fotografía + Instagram + Facebook

Profile for naotravel
Advertisement