Page 115

Otro aspecto de los sulsa es la subdivisión que se realiza en su forma de trabajo: el jham-bok-sul, jham-ip-sul, y bo-bop. Jham-bok-sul Es el estudio de camuflaje para esconderse por períodos largos de tiempo. Enfocaba las técnicas de escondite adaptando y saliendo dentro de un ambiente. Para esconderse detrás de una piedra, uno aprende a ser una piedra, estudiando sus características, asume su espíritu, y se vuelve totalmente mimetizado como una piedra. Se podían esconder no solo en la tierra, sino también en el agua, bajo la tierra, en los árboles, y en los diferentes tipos de terreno. Conociendo cada situación y cada ambiente, lograban un estado de equilibrio dónde las diferencias ya no existían y las cosas se unían en una sola cosa. Jham-ip-sul Es el estudio de infiltración y técnicas de inteligencia. En esta subdivisión, analizaban la personalidad del enemigo, para eso vivían con el enemigo. También se enseñaban técnicas de acrobacia y disimulo para poder salir furtivamente detrás de las líneas enemigas y conseguir la información. El camuflaje también era una parte importante de jham-ip-sul. Muchos aspectos del poder mental enseñaba: el poder para leer a las mentes, el desarrollo de la paciencia, técnicas de hipnosis, y el estudio de las distintas mentes humanas. Bo-bop Es el estudio de acercarse furtivamente, el disimulo y el movimiento rápido. Hay muchas maneras de caminar, dependiendo del tipo de superficie. Se enseñaba el arte del disimulo para poder acercarse furtivamente hacia un centinela y eliminarlo. La utilización de jun ho heup bop (el estudio de respirar utilizando las técnicas del ki ) ayudando en la relajación del cuerpo. Hay historias increíbles de guerreros sulsa que vuelan a través del aire como los gorriones, refugiándose en un árbol, de azotea en azotea.

115

artes marciais coreanas  

estilos coreanos

Advertisement