Issuu on Google+

NÜ SHU

G.


‘Si las cosas hablaran -pero si hablaran, también podrían mentir. Sobre todo las más corrientes y poco apreciadas, para llamar finalmente la atención’ - Fragmento de ‘Si’, de Wislawa Szymborska.

[Los 3 poemas aquí contenidos fueron escritos a lo largo del año 2012] [[G. equivale a Gadea]] Licencia: Creative Commons BY-NC-ND Contacto: ser.nosiendo@gmail.com Acerca del título: El nü shu es un sistema de escritura silábico milenario creado por las mujeres de Hunan (provincia del sur de China), quienes lo usaron y transmitieron en secreto. El término se traduce literalmente como ‘escritura de mujeres’. Dedicatoria: A mi numen primario. A las mujeres que han caminado antes que yo. A las madres y abuelas que nos dejaron este año. A todas las mujeres Álvarez. A Wislawa Szymborska. A Carolina (y su sonrisa de Gioconda). A de Amparo, Andre, Andrea, Anna, Ana Gorría.


ESPERA PRUDENCIAL Tus pasos te devuelven al hogar donde entristecerte [más liviana] enunciado ya el au revoir de sólo ida Marzo se acaba, me pregunto si lloverá de nuevo lo pronosticarán, seguro; pero seguiremos sin saber Cuándo, cómo despedirnos.

-28/3


HORIZONTE DE SUCESOS Y qué-sé-yo del miento si te digo que hoy pensaba tal que ayer me arrastraba, inhabitante de calendarios en que quise quedarme por el y mañana y mañana y mañana… y mañana, ¿qué? Igual: por los suelos el alma, las ganas los intentos de ser alguien tantos papeles, proyectos fallidos, facturas del tinte, tarjetas tantos objetos prestados y acreditaciones cápsulas del tiempo extinto


Dándole un valor real, de innecesario, a lo que ahora digo adiós o resplandor eterno creo estar en el límite de todo / nada, horizonte de sucesos que antecede Y qué viene después qué-sé-yo tampoco de eso, ¿y en 5 minutos? vaciaré mi cuarto lo llenaré de espacio para seguir caminando más ligera, más sin tantas opciones que no existen.

9/1


SOSIEGO NEUTRO [No está lejos. No es aquello, sino esto; lo que ya te pertenece] Es la resignación la que otea cuando el azul inequívoco se lo permite y quien cosecha utopías, las reclama qué estorbo esta perfección conferida a un marco de ventana si no hay nimbos la nefelocoquigia queda invalidada y si tampoco es noche sin bóvedas celestes, sin luna en apogeo ni constelaciones qué contemplo


A dónde se mira para quedar absorto, cómo interpretar los posos del café, ya podría aparecerse la Virgen en la tostada del recién me levanto en la desolación de no tener dónde fijar la vista, estos ojos entre sábanas ausentes al no hallar punto de interés sin piel, sin lunares o medias sonrisas que acojan una mirada huérfana para la que los cielos abiertos no son sino blues de tan azul, tan vacuo.

3/7


La experiencia de alguien que se va: eso es el infinito. - Amparo A. Juarranz

http://nanoediciones.com


Nü shu