Page 1

Preocupación por la venta de droga en los alrededores de los colegios GUAYAQUIL Según la OEA, el mensaje sobre los efectos de las drogas en los jóvenes no llega con fuerza en el Ecuador. El Ministerio de Educación defiende sus programas.

Redacción Guayaquil seguridadciudadana@elcomercio.com Caos, distorsión, conflicto, anarquía, personas ciegas. Esta frase está escrita en los tableros que forman el piso de una abandonada casa de juegos infantiles, en el parque de la 8 de una ciudadela del norte de Guayaquil. El color de la madera se ha perdido. Los garabatos lo cubren todo, desde el techo hasta las resbaladeras metálicas.El miércoles, dos agentes de la Dirección de la Policía Especializada en Menores (Dinapen) inspeccionaron ese espacio. En el piso, entre la hojarasca, hallaron cuatro botellas de licor. En otro lado, el techo de la caseta estaba quemado. “Ahí unos hombres venden drogas”, dice Rosa C., moradora de la ciudadela. Cerca de ese parque, el pasado lunes dos alumnas de un colegio aledaño fueron halladas semiinconscientes. Vicente V., conserje de un club cercano, cuenta que vio a una de las adolescentes de 15 años caminar titubeante, con el uniforme desarreglado. “Salieron por ese callejón, se iban cayendo”. Las jóvenes fueron atendidas en una clínica y no descartaban el consumo de alguna sustancia ilegal. Pero los primeros exámenes médicos confirmaron que no se trataba de droga. Las madres de las menores sospechan de un ataque con escopolamina. La historia es similar a la del pasado 1 de octubre. Después de asistir a clases, una niña de 13 años, estudiante de un colegio particular del sur de la ciudad, falleció por presunta sobredosis con alguna droga. El plantel fue intervenido por el Ministerio de Educación. Ambos casos están en análisis. Y obligaron a las autoridades a buscar el apoyo de la Dirección Nacional de Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes (Dinapen) y la Policía Antinarcóticos. El subsecretario de Educación del Distrito Metropolitano de Guayaquil (del Ministerio del ramo), Juan Carlos Rodríguez, confirmó que organizan operativos policiales para evitar el expendio de estupefacientes alrededor de los planteles.


El jefe de la Policía Antinarcóticos de Guayas, Wladimir León, aseguró que han realizado más de 40 operativos en los alrededores de los centros educativos. La semana pasada siete estudiantes de un colegio del sur de Guayaquil fueron aislados porque supuestamente fueron hallados con droga. En el 2008, la Tercera Encuesta Nacional sobre el Consumo de Drogas en estudiantes de enseñanza media (un muestreo a 328 610 alumnos de 13, 15 y 17 años del país) dio algunas pistas sobre el consumo de sustancias ilícitas en jóvenes. Según los resultados de esta última investigación que sobre el tema se realizó a escala nacional, el 10,5% aseguró que le han ofrecido alguna vez algún tipo de droga (cocaína, pasta base, éxtasis y drogas vegetales), un 23% dijo que había adquirido marihuana en algún momento y una cuarta parte consideró que algunos compañeros llevan, prueban o se pasan esas drogas dentro del colegio. El mismo sondeo determinó que la edad promedio del primero consumo de marihuana en los adolescentes subió de los 13,2 años el 2005, a 14,6 en el 2008 (ver infografía). También, el 2,6% de los encuestados dijo que le ofrecieron droga en el colegio. Un análisis similar lanza una advertencia. En el 2011, la Organización de Estados Americanos (OEA) publicó su informe del uso de drogas. El documento señala que a pesar de la información disponible sobre los efectos negativos del consumo de drogas en jóvenes, el mensaje no llega con suficiente fuerza en Ecuador. Jenny Alvarado coincide con esta alerta. La presidenta del Colegio de Psicólogos Educativos del Guayas cree que las campañas de prevención del Ministerio de Educación, en torno al tema, son superficiales. “Se le dice al joven cuáles son los tipos de drogas y el efecto que tendrían, pero no se profundiza en la baja autoestima y la falta de afecto en el hogar”.


Tras el fallecimiento de la estudiante de 13 años, la viceministra de Educación, Mónica Franco, defendió la efectividad de programas del Ministerio. Como resultados dijo que en desde el 2007 han disminuido los grupos que causan problemas. Y que desde el 2011 trabajan en 14 colegios con problemas disciplinarios. “Los programas no es que fallan, lo que pasa es las problemáticas son graves y severas”. Según la Dirección Nacional Antinarcóticos, entre enero y junio fueron detenidas 2 240 personas por tráfico de drogas, 550 en Guayas. Aunque no da cifras precisas, el reporte indica que un 38% de los menores aislados por presunto tráfico y tenencia de drogas este año proviene de Guayas y el 15% de Pichincha. En este año, el Observatorio Nacional de Drogas culminó la cuarta encuesta nacional de consumo de estupefacientes en 170 colegios. El muestreo incluyó a 39 634 estudiantes. Está previsto que los resultados sean publicados en el 2013. El nombre del plantel donde estudian las dos jóvenes que fueron halladas semiinconscientes casi no se ve. Está pintado en la pared frontal, pero los grafitis con apodos lo opacan. LAS DROGAS EN LOS COLEGIOS

lunes, 10 de noviembre de 2008 Publicado por richard-luisana-sergio jeje en 10:50


¿Qué es una droga? Droga es cualquier sustancia que, una vez introducida en el organismo a través de distintas vías (inyectada, fumada o tragada), tiene capacidad para alterar o modificar las funciones corporales, las sensaciones, el estado de ánimo o las percepciones sensoriales (vista, oído, tacto, gusto, olfato). Existen muchas clases de drogas. Algunas son legales como el alcohol, el tabaco o los fármacos; otras son ilegales como el hachís, la cocaína, la heroína, etc. Todas las drogas tienen un denominador común: al ingerirlas (sea cual sea la forma) pasan a la sangre y, a través de ella, al cerebro y a todo el organismo, provocando los diferentes efectos que las caracterizan: excitar, relajar o distorsionar la realidad.

¿Cuáles son las diferentes tipos de drogas?

Podemos dividir las drogas en cuatro categorías principales: Depresoras del sistema nervioso central. Narcóticos Estimulantes del sistema nervioso central Alucinógenos DEPRESORAS


El alcohol es la droga depresora más comúnmente usada. También es de la que más se abusa. en corto plazo el consumo de alcohol produce generalmente estados eufóricos, junto con la supresión de las tensiones internas y de las inhibiciones. Con dosis mayores de produce ansiedad: dificultades en la elocución y en la motricidad; doble visión (diplopía); problemas de concentración y fallas en la memoria, somnolencia y malestar general. en muchas personas la pérdida del auocontrol suscita agresividad y violencia. Barbitúricos Son otros sedantes de los cuales también se abusa. Se trata de comprimidos y cápsulas utilizados en la medicina desde principios de siglo para curar insomnio, tensión y ansiedad, o como anticonvulsivantes.En dosis eficaz reducen la tensión nerviosa y la muscular, y ayudan a conciliar el sueño. El uso prolongado provoca a menudo enfermedades graves tales como anemia y hepatitis. Tranquilizantes Se usan frecuentemente en la medicina, a causa de sus efectos sedantes. Una dosis efectiva disminuye las reacciones emocionales y la ansiedad sin perturbar la percepción, el pensamiento o la conducta. En dosis más elevadas provocan náuseas, aturdimiento, disminución de la coordinación motriz y pérdida del equilibrio.


NARCÓTICOS

Los narcóticos son drogas que en dosis apropiadas usualmente producen sueño y estupor y que mitigan el dolor. Opio: el opio se obtiene de una variedad de la amapola. Heroína: Conocida como el caballo que mata y que resultó ser de dos a diez veces más potente que la morfina. ESTIMULANTES

Drogas que estimulan al sistema nervioso central, produciendo sensación de bienestar y euforia. También da la impresión de que se tiene una gran fuerza muscular, por eso el consumidor muchas veces se considera más fuerte que los demás. Retrasan la aparición de la fatiga y proporcionan una gran agilidad mental. Algunas veces se presentan efectos contrarios. Cocaína: Se extrae de la hojas de un arbusto que crece en Perú y en general en toda la zona occidental de América del Sur. El siglo pasado se consideró como anestésico y a partir de 1902 comenzó a consumirse como droga, en forma de polvo que se snifaba es decir, se aspiraba por la nariz. Hoy además se inyecta, incluso mezclada con otras drogas para que cause mayores


efectos. Anfetaminas: Son sustancias estimulantes obtenidas por síntesis química y fabricadas a gran escala por laboratorios multinacionales, en forma de productos farmacéuticos. En muchos casos son un sustitutivo legal de la cocaína pues sus efectos son similares y , sin embargo, su onsumo no comporta el riesgo de la clandestinidad.

ALUCINÓGENOS

Bajo este nombre se engloban una gran cantidad de sustancias que


pertenecen a diversos grupos químicos y que producen alucinciones, es decir percepciones sensoriales no reales. También reciben el nombre de drogas psicodélicas. Los alucinógenos que se utilizan hoy son generalmente sustancias extraidas de vegetales, pero tratadas químicamente en el laboratorio. LSD.-Se prepara a partir del cornezuelo del centeno y se presenta normalmente en el mercado en forma de polvo blanco, sin olor ni sabor y se disuelve facilmente en el agua. También hay en pastillas y en una especie de papel secante. Produce una serie de reacciones complejas y generalmente entremezcladas. Mescalina: Se extrae del cactus que se cría sobre todo en México, llamado peyote. Los efectos son similares a los del LSD: sensación de ser muy ligeros, alteraciones visuales y alucinaciones a todo color. Cannabis: es originario de la India. Se extrae de la planta llamada "cannabis sativa" que era utilizada ya 3000 años antes de nuestra era por los chinos, como remedio para numerosas enfermedades.

Riesgos Todas las drogas afectan a la salud de las personas y su desarrollo personal. Sin embargo, este dato se potenciaaún más en el caso de los jóvenes, puesto que cada vez que se recurre a las drogascomo muleta para disfrutar de la vida o enfrentarse a sus exigencias, se está limitando la oportunidad de demostrar y desarrollar los recursos y las capacidades propias. El consumode drogas induce, por otra parte, a comportamientos "descontrolados" que se llevan a cabo bajo los efectos de las drogas, conductas, en muchos casos, en las que no se miden los riesgos, ni las consecuencias de lo que se está haciendo. Un riesgo de las drogas (quizá el más importante) es su capacidad de crear dependencia. Todas las drogas presentan esta característica. Aunque se afirma que algunas drogas no generan dependencia física (cannabis, alucinógenos, éxtasis,etc.), éste es un asunto controvertido. En lo que sí hay unanimidad es en la capacidad de las drogas para provocar dependencia psicológica o emocional. Es cierto que la facilidad para que se cree una dependencia física depende de muchos factores, también lo es que no hay ninguna persona tan segura que pueda afirmar que controla plenamente los riesgos de hacerse dependiente. Además, muchas de las drogas que se encuentran en el mercado ilegal están con frecuencia sometidas a procesos de adulteración. En estos casos, el posible consumidor no sabe qué es lo que está tomando y, por lo tanto, se sitúa ante unos imprevisibles riesgos añadidos. Todas dañan la saludy, si se toman con frecuencia, algunas pueden provocar daños irreparables, biológicos o psicológicos. Asimismo, se pueden correr riesgos muy serios si se padece algún tipo de patología, como, por ejemplo, cardíaca o hipertensión, que puede que aún no se haya manifestado o no la haya diagnosticado el médico. Muchas veces las drogas se ingieren mezcladas unas con otras, por ejemplo;


porros y alcohol, éxtasis y alcohol, cannabis y cocaína, etc., sometiendo, de esta forma, al sistema nervioso a sacudidas contradictorias o multiplicando los efectos de ambas sustancias. También existen riesgos relacionados con comportamientos que los consumos facilitan o impiden controlar (comportamientos impulsivos). Diferentes

Efectos

Para determinar qué efectos pueden producir las drogas hay que considerar, en primer lugar, cuáles son sus principios activos. Las experiencias y los efectos son distintos en las personas y dependen de diversas ciscunstancias: La composición y riqueza del producto (cantidad de principio activo, presencia de adulterantes). Las características fisiológicas del consumidor (edad, sexo, complexión física, estado del organismo en el momento de tomar la droga, etc.). La personalidad del consumidor. Las expectativas del consumo(lo que le han dicho que produce y, por lo tanto, espera conseguir al tomarla). Las experiencias previas con la droga en cuestión. La frecuencia de uso. El ambiente en que se toma (espacio físico, personas con las que se consume, etc). Algunos jóvenes piensan que limitar el consumo de alcohol o de otras drogas al fin de semana las hace inofensivas, pero no es así. Los jóvenes que abusan del alcohol piensan que ellos nunca serán alcohólicos porque éstos son los que están tirados en la calle; los que abusan de otras drogas piensan que ellos no serán nunca drogadictos, porque sólo lo son los yonquis; ellos nunca llegarán a ser drogodependientes, porque cuando quieran lo pueden dejar, etc. Todas estas afirmaciones ponen de manifiesto la convicción de que se controla, lo que se transforma es un síntoma de riesgoadicional. Siempre creemos que podemos controlar todas las situaciones y, en el caso de las drogas, esta creencia puede hacer que nos confiemos y perdamos de vista los peligros de algo con lo que estamos jugando. Prevención Prevenir es anticiparse, adelantarse, actuar para evitar que ocurra algo que no


queremos que pase, en este caso, que se consuman drogas. Pero, si ya se están tomando drogas, prevenir es intentar evitar que el problema vaya a más y, en caso de existir alguna situación de dependencia, ayudar a las personas a recibir tratamiento para superarla y a salir de ella. La prevención es una labor de todos, no sólo de los expertos en drogas. Se compone de la suma de pequeñas aportaciones que cada uno podemos ofrecer desde el papel que desempeñamos y desde el lugar que ocupamos. Todos tenemos algo que decir y algo que hacer y nadie puede hacerlo todo por sí solo: Los padres fomentando en sus hijos, desde pequeños, hábitos y costumbres saludables, acompañándoles y apoyándoles en su desarrollo personal como sujetos responsables, libres y maduros, e informando y dialogando con los hijos sobre las drogas. Los profesores inculcando la importancia de la salud, orientando sobre la manera de mantenerla y mejorarla, priorizando los aspectos educativos sobre los conocimientos y fomentando un clima de relaciones y un ambiente que contribuya a la evolución y a la madurez de sus alumnos. Los médicos y el personal sanitario promoviendo la mejora de la salud de la comunidad, informando objetivamente sobre los efectos y riesgos de las drogas y proporcionando tratamiento a los afectados por su consumo. Los policías y los jueces actuando fundamentalmente sobre la oferta y la disponibilidad de drogas, persiguiendo a los narcotraficantes, etc. Los legisladores promulgando leyes que limiten la venta de drogas legales a menores y que sancionen los comportamientos ilícitos de producción y venta de drogas. Los trabajadores sociales apoyando y orientando ante situaciones de desestructuración social y marginación que generan mayor debilidad ante las drogas en algunas familias, barrios, ciertos colectivos, etc. Los mediadores y las asociaciones juveniles favoreciendo alternativas de ocio y tiempolibre saludables para los jóvenes, facilitando la formación de nuevos gruposde amigos, etc. Datos Del 40° International Council On Alcohol And Addiction. El abuso de alcohol y de drogas muestra una alarmante tendencia en alza. Peor aún: los cambios producidos por la llamada "globalización del mercado mundial" han hecho que la carga que esto implica para los países menos desarrollados haya ido también en aumento. Existen alrededor de 1100 millones de fumadores en el mundo. Anualmente, 3 millones de fumadores, 750.000 bebedores y entre 100 y 200 mil abusadores de drogas mueren como consecuencia de abuso de sustancias. En estados unidos: "EEUU ha sufrido en esta década 100.000 muertes relacionadas directamente con la droga." "La drogadicción va en aumento en nuestra juventud. El consumo de todo tipo de drogas entre los 12 y los 17 años de edad aumentó en un 50% entre 1992 y 1994. En un estudio se sometió a examen a más de 20.000 hombres mayores de edad arrestados en 1994. La prueba sobre presencia de droga en el organismo resultó positiva en un 66% de ellos en el momento del arresto."


La adicción a las drogas también impone una pesada carga financiera. En 1993 los norteamericanos gastaron 49.000.000 de dólares en narcóticos ilegales. Por otra parte, las pérdidas materiales derivadas de ello le cuestan a esta sociedad 67.000.000 de dólares Sólo uno de cada cuatro consumidores es un drogadicto empedernido." 72.000.000 de norteamericanos han experimentado con drogas ilegales, una mayoría abrumadora renunció a ellas por su propia voluntad y se opone al consumo de narcóticos ilegales."

Conclusión Aunque pensemos que las drogas están muy lejos de ser nuestra realidad, o parte de nuestras vidas, la verdad es que están muy cerca, pero todo depende de lo que nosotros decidamos hacer con nuestra vida y salud. En la actualidad la droga es uno de los problemas mas grandes . Pero lo es más por lo que tapa o encubre. Tapa la angustia de quien la consume y tapa también al explotador de hombres, el traficante, a quien no importa el dolor que puede producir con tal de obtener el lucro. Por esto, todos como parte de la sociedad, debemos colaborar y ayudar a la prevención, ya que no es necesario estar directamente involucrado en este problema para poder ayudar. ¿Qué aprendí que no sabía ?Que no todas las drogas producen el mismo efecto bajo el que las consume. Que tanta gente puede morir, y que tantos son los involucrados en esto, por todo el mundo. Que ser adicto a algo no tiene que ser necesariamente a algo ilegal. Los narcóticos procedentes de Afganistán siguen siendo un serio problema para Rusia. Así, por ejemplo, solamente en 2005 se retiraron de la venta cuatro toneladas de heroína, toda de origen afgano. Cuatro toneladas de heroína equivalen a 40 millones de dosis. Y eso que para lograr que surja narcodependencia bastan 2-3 dosis. Por Piotr Goncharov RIA Novosti Ya a comienzos de los años 90 en Rusia no existía problema de drogadicción como tal. En aquella época el número de quienes consumían drogas apenas pasaba de 60 mil, que eran en su mayoría personas enfermas que las necesitaban. Hoy día, en cambio, se menciona una cifra de seis millones. Esta dinámica de crecimiento del número de consumidores de drogas en un país como nuestro puede calificarse catastrófica. Analizando las causas y la cronología de este “salto”, volvemos a enfrentar el factor afgano.Desde luego que la rápida narcotización de Rusia se debe ante todo al derrumbe de un sistema social hermético como el soviético. Se trata más bien de un colapso sufrido por los anteriores regímenes aduanero y fronterizo, así como la destrucción del medio social anterior a que la gente estaba acostumbrada. Y, como proceso paralelo, un rápido aumento de la producción de drogas en Afganistán, país antaño vecino de la URSS con una frontera común que se extendía a 2 mil 200 kilómetros, frontera que después de la desintegración de la superpotencia socialista ya casi no existe.Las drogas se producen en Afganistán tradicionalmente. Igual de tradicional era su contrabando. Pero antes esto se hacía en forma limitada y prácticamente bajo el control de los


servicios policiales de los países a que iban destinadas clandestinamente. Mas, después de la entrada del contingente militar soviético “limitado” en Afganistán la producción de drogas, estimulada por la CIA, fue en aumento.Luego, después de la retirada de las tropas soviéticas, con la llegada al poder de los mojaheddines, que acusaban a los anteriores dirigentes prosoviéticos de connivencia con los narconegocios, la producción de opiáceos aumentó en flecha. Mientras que en 1992 (año en que los mojaheddines llegaron al poder) la producción global de opio se mantuvo a un nivel de 1800 – 1900 toneladas al año, lo que equivale 180 – 190 toneladas de heroína, ya en 1994 la cosecha de opio crudo excedió 3400 toneladas.Veamos cómo anda la situación ahora. Pues no es mejor que en 1994. Según datos en poder de la ONU, el año pasado en Afganistán se produjo 4200 toneladas de opio crudo (cantidad equivalente a 420 toneladas de heroína) y este año saliente, algo menos de 4100 toneladas.Para ser justos hemos de constatar que los propios afganos jamás han admitido los datos presentados pro la ONU, considerándolos algo exagerados. Ello se nota si se compara los datos de la ONU con los datos, facilitados por, digamos, la Comisión Suprema Antidroga de Afganistán. Hemos de admitir que los datos presentados por la comisión afgana están mejor argumentados que los de la ONU.Pero eso son detalles. Lo más importante es otro, a saber: ¿existen mecanismos capaces de frenar el flujo de narcóticos afganos, un tercio de los cuales (que, según datos de la ONU, son 110 – 120 toneladas de heroína) todos los años siguen la Ruta Norte (Afganistán – Asia Central – Rusia) hacia Europa?Dentro de Afganistán estos mecanismos no existen. Hoy día Afganistán no es capaz de resolver este problema ni económicamente ni por la fuerza. Los reproches que a través de los medios de comunicación rusos los servicios secretos de Rusia dirigen a las fuerzas de la coalición antiterrorista al mando de EE.UU. y hacia las fuerzas ISAF que operan en Afganistán, acusándolas de que no destruyen sembrados de adormidera opiácea, no parecen muy procedentes. Para realizar operaciones de este tipo se necesita un mandato especial de la ONU. Lo mismo se refiere a la misión ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de Afganistán) cuyas actividades se ven limitadas a las funciones policíacas. De momento ni EE.UU., que encabeza la coalición antiterrorista, ni los dirigentes de la OTAN que encabezan la ISAF, no han expresado mucho deseo de obtener ese mandato y difícilmente lo expresarán. Y es lógico pues ¿para qué complicar las ya de por sí difíciles relaciones con la población local, sin disponer fuerzas suficientes para ello?En Afganistán son de 3 a 4 millones de personas, incluidos los que trafican con drogas y recogen opio, que se ganan la vida gracias a las drogas. Añádase a este numeroso ejército las bandas de los señores de la guerra que no todos andan desarmados y que protegiendo estos negocios cobran su 10% que les corresponde. Por lo tanto, en Afganistán hay quienes podrán defender el negocio del opio, siendo imposible resolver el problema de un hachazo.Por otra parte, hay quienes piensan en Kabul que dentro de 10 ó, como máximo, 15 años Afganistán sí podrá resolverlo. Hace poco, en una reunión del Gobierno de ese país se adoptó una nueva ley de lucha contra el narcotráfico. La ley no sólo define claramente el papel y las funciones de diversos organismos estatales encargados de combatir el narcotráfico sino que establece penas por la actitud connivente con los narcotraficantes en los órganos de Estado. La ley le otorga a la policía el derecho de escuchar, con autorización judicial, conferencias telefónicas y ver


mensajes electrónicos de los sospechosos de narcotráfico. Según otro artículo de la ley, los bienes adquiridos por el narcotráfico se confiscarán a favor del Estado. La ley fue creada según el modelo occidental, teniendo en cuenta las realidades locales, por expertos de Afganistán, la ONU, EE.UU. y Gran Bretaña.Pero la ley acaba de ser promulgada. Hoy día pueden considerarse como único mecanismo activo destinado a poner coto al narcotráfico los “cinturones antidroga” que se creen en torno a Afganistán a iniciativa de Rusia y mayormente gracias a sus esfuerzos. Al decir de Víctor Cherkasov, director del Servicio Federal de Control del Narcotráfico en Rusia, el “cinturón de seguridad” no supone cavar trincheras o construir fortines o poner alambradas de púas alrededor de Afganistán. Es, ante todo, un sistema de intercambio de información a base de la cual actuarán los guardafronteras y los servicios antidroga de los países que limitan con Afganistán. Según él, estos últimos tiempos esta cooperación se desarrolla con éxito. Así, por ejemplo, representantes de Irán y Pakistán participaron en la operación especial “Canal’2005” que se ha realizado este año.También se desarrollan activamente los contactos que los servicios antidroga de estos países mantienen con Rusia, gracias a lo cual Rusia ha logrado disminuir en cierta medida la penetración de narcóticos afganos en el mercado interno de Rusia. Mas, en opinión de Cherkasov, ningún “cinturón de seguridad” alrededor de Afganistán podrá resolver este problema sin antes cambiar la situación dentro de ese país..

Venta de drogas en los colegios  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you