Issuu on Google+

Prensa Cultural Tejiendo Memoria

01

Edición · 01 · 2012 · Valor $2.000

La otra historia de Matamundo ¿Qué identifica a los neivanos? El blues del río


3

LA BARCA

SUMARIO

Espejo de agua

La otra historia de Matamundo

6

Pescadores de historias

Voces del río

El Blues del río

12

La otra orilla

16

Ciudad instantánea

Ocio recomendado

2

13

Eventos

13 Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá

Ellas tienen la palabra

14

Qué identifica a los neivanos

10

El espejismo según Pedro Paulo

Flotador

5

Transeúntes

La calle y sus historias invisibles

Editorial

Agua de Río

“El Magolo”

, como nombraron los pescadores al río Magdalena -quizá en esa necesidad humana de re-significar siempre el lenguaje-, es el mayor símbolo cultural del Huila. El Caripuña, Karacalí, Yuma o Huancayo, en la designación de los nativos, es nuestro cordón umbilical, la columna vertebral de la historia de Neiva y el país. Sus aguas, no sólo fueron el corredor principal de comunicación, navegación y comercio de los pueblos indígenas, sino que se convirtieron en el camino principal de la penetración y la conquista española. Por su cauce, como bien lo afirman los historiadores, la arremetida ibérica se llevó el oro, la quina, el caucho, el tabaco, el cacao, y hoy, después de más de 400 años vuelven por el río, a parcelarlo en hidroeléctricas antiecológicas. Acaso, como ya quedó dicho alguna vez, no sea un disparate prever la pavimentación del Magdalena y verlo no muy lejos convertido en la mayor

autopista del país. Por eso, mientras siga persistiendo su corriente, tomamos su nombre como mayor referente de memoria y entereza. Como el agua del río que busca nueva orilla, aquí va esta primera edición del periódico El Magolo, que desde su estética indócil se obstina en la palabra para fundar la identidad de Neiva. Cual espejo de agua, en sus páginas corre bermeja la evocación de Matamundo y su leyenda de cruzadas. Los transeúntes que piensan los rasgos de su rostro. Pescadores de historias que predican espejismos. Voces del río que entonan la música de la ciudad. Otras orillas de árboles donde resuena el tambor. Máscaras extranjeras y cosechas de nuestro surco. Imágenes que celebran la vida de una ciudad a veces instantánea donde transitan invisibles las historias de a pie. La historia de más de 400 años de encuentros y extravíos. De incertidumbres y certezas, de sueños y utopías. Bienvenidos a este nuevo río de palabras. Salud por El Magolo Prensa Cultural.

Los navegantes Nana Forero

el

Hugo Mauricio Fernández Diseñadora gráfica, ilustradora, madre a distancia, amante de la montaña y cuanto deporte de adrenalina pueda practicar. Quiere seguir trabajando en su empresa por el medio ambiente. Pasa sus días entre el Valle del Magolo y Cañón del Combeima.

Comunicador Social, contador de historias, catador de vinos, libros y paisajes. Ha sido vendedor de escaleras, comediante y aprendiz de equilibrista. Amaneció a la orilla del obscuro Magdalena, en la bélica leona de José Eustasio Rivera, de quien heredó el amor por la palabra, los viajes y la aventura. Escribe para respirar. Vive en las Nubes.

Sofía del Jazz Melómana amante del azul, el violeta y el mar. Del saxo hecho de miel y noche. De la tierra que la sostiene y del cosmos que la contiene. Disfruta de la geometría de una flor, de la palabra de un poema, de la nota de una canción sin pretender nada más que gozar de un instante donde se reencuentren plenamente su espíritu, la tierra y el universo.

Mario Alberto Escobar Foto : El Magolo

2012 - Edición 01

Neiva 400 años El Magolo Prensa Cultural Asociación Cultural

El Magolo elmagolocultural@gmail.com facebook> elmagolocultural elmagolocultural.blogia.com

Comunicador Social y Periodista de la Universidad Surcolombiana. Le interesa la pedagogía pero nunca ha sido profesor y analizar las expresiones urbanas que escapan de las páginas sensacionalistas. Las cualidades culturales de su cálida aldea globalizada, son la fuente de sus motivaciones. Sigue el camino de Arturo Cova como Corregidor. Le gusta volar con los discos de ultimate. Está perdidamente enamorado.

Diego Rafael Cerón Profesor de español y literatura. Egresado de la Universidad Surcolombiana. Admirador del arte y la historia. Escribe crónicas y textos literarios para intentar no estar tan equivocado con la vida. Actualmente trabaja como docente en la ciudad de Bogotá. Se le conoce en los bajos mundos de la poesía con los heterónimos de Rafael Mitayo Fragua y/o Santiago Galeno. Es autor de una centena de poemas que pronto piensa incinerar.

#01

Dirección Asociación Cultural El Magolo Producción y Marketing Mario Alberto Escobar Q.

Editor Hugo Mauricio Fernández Diseño y diagramación Diana Forero Meneses

Consejo de Redacción Sofia Areiza Diego Cerón Ronald Carvajal Alvaro Andres Soto Mario Alberto Escobar Q. Hugo Mauricio Fernández

Andrés Salinas Nacido y criado en Neivayork, ciudad del eterno verano, hace 28 vueltas al sol. Adicto a las artes, a todas las artes y al Espíritu Santo. A los 15 años leyó a Cavafis y nunca tuvo fiesta de 15. Estudió artes e inglés para viajar a U.S.A. aunque su americam dream no se ha cumplido. Antes de escribir en El Magolo, garrapateaba papelitos y servilletas de restaurantes. Está feliz porque es el corresponsal de El Magolo en el F.I.T.B.

Ronald Carvajal Vanegas Comunicador social y periodista. Especializado en Periodismo Digital por la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Cronista de profesión y convicción, asume para la vida la necesidad de contar la realidad que su mirada aguda ausculta. Actualmente vive en Pitalito donde trabaja como docente. Es uno de los principales conspiradores en la concepción de El Magolo. Su pluma vital, navega desde el Valle de Laboyos hasta cada puerto del río Magdalena.


ESPEJO DE AGUA

3

Por: Diego Rafael Cerón Peña diegoral87@hotmail.com

LA OTRA

HISTORIA DE

MATA MUNDO Fotografías: Alejandro Valle Cantor

piedra medieval. Sus cercas de po como un viejo castillo los tiem son el s, en ole ne árb ntie de a ma iert se cub atamundo pedrados y su em s ino cam no sus , ndo cal cua de observan aún y mezcla, sus fortalezas fascinan por todo lo que se . sur que 2 le seo cal mu la y de 5 s sta rera a de la car atractivos de turi ol a está ubicada en la esquin iérc terí est hos el La s, a. rco tori cha his los su re n comprenda o la vista sob o desde el semáforo, pasand sobre una su ostentosa construcción Desde el puente de Rioloro sa divi se , ura bas la de as la zona. gad de ras lico sas bol púb o las tes y el espaci de los perros y caballos, y ablemente con los habitan cuando not ta rior tras inte con su a por cas a la tarí de colina. La fachada ciones, y se pregun tala ins sus a nto. rtid me dve arta ina ar por íticos del dep Cualquier viajero dejaría pas los médicos, abogados y pol de tro cua por tro cua s viera ingresar las camioneta

M

El camino empedrado de la entrada conduce a la sala principal. Una recepcionista ofrece los servicios de la hostería. Para no demostrar mi interés pregunto por el precio del hospedaje. Miro para los lados. Un pasillo conduce al restaurante. Dos hombres bien vestidos empujan la puerta de vidrio que queda en movimiento. Alcanzo a leer: Se recibe VISA o MASTERCARD. “¿Es una cotización parta un grupo?”, pregunta la recepcionista. “Pensamos hacer un evento cultural”, respondo desinteresadamente, y dos meseros pasan para el restaurante. Me dirijo hacia el jardín que está entre la recepción y la piscina. Disfruto de la sombra de los mamoncillos, mangos, ciruelos, arrayanes, dindes, tamarindos y guásimos, veo en derredor flores veraneras y copas de

oro. Detrás de la piscina sobresalen otros arrayanes, tamarindos y un inmenso árbol de caucho. Un hombre moreno de contextura delgada, realiza las labores jardineras de la hostería. No cambian mucho los tiempos, pienso. Del restaurante sobresale la torre central. Un pequeño salón que por su altura sirve para divisar a los transeúntes de los alrededores. Las paredes son blancas, pero sus guardaescobas están manchados de lama y barro acumulados por la lluvia. En la recepción, la señorita habla con un encargado de la hostería. El señor mira hacia donde estoy. “Yo lo atiendo”, dice. Me aproximo nuevamente. “¿Es para una o varias personas?”. Insisto en la reunión cultural y respondo que es para varias. El señor consulta una

lista de precios, y me da tres cifras por escrito. “¿La hostería conserva su arquitectura tradicional?”, pregunto. “Hace treinta y cuatro años se le construyeron aquellas habitaciones”, responde señalando un bloque contiguo al parqueadero de la entrada. “¿Es usted historiador?”, pregunta el señor con curiosidad. “No. Solo deseo conocer un poco el lugar”. Queda pensativo. Se quita los lentes, los limpia con un pañuelo, se los vuelve a poner y responde: “Sobre Matamundo se ha dicho muchas cosas, sobre todo de su nombre. Pero éste no proviene de la Guerra de los Mil Días”. Demuestro mi interés por su narración. “Su nombre existía hace mucho tiempo… sino que la historia acomoda los hechos”. Queda en silencio. Comprendo que no le interesa darme información.

Me distraigo con la pulcritud de los pasillos. Descubro que la construcción arquitectónica no corresponde a la original, sino que es la concebida por Max Duque Gómez. En la guerra de los Mil Días Matamundo era una llanura que iba desde el río Arenoso hasta el Rioloro, de sur a norte, y desde el río Magdalena hasta las lomas de Avichente, de occidente a oriente. Tenía unas cuantas casas pajizas que quedaban en los recuerdos campales de los viajeros que pasaban por sus caminos de herradura. La suntuosa hacienda sepultó la historia de las guerras entre guerrillas del Tolima y tropas conservadoras de la provincia de Neiva al mando de Arcadio Charry. Cierro los ojos. El viento trae los rumores de máuseres y grass, los gritos desesperados de los liberales que corrían –llanura al sur- hacia Trapichito y la Manguita, y los truenos cuadrúpedos de los caballos como antigua leyenda de cruzadas. Los ríos que cercaban la hacienda eran las tumbas flotantes de los liberales. Un olor a cadáver se levanta con la brisa y el sol de la tarde. No obstante la antigua hacienda hoy se muestra como museo u hotel campestre, como patrimonio histórico del Huila. Después de la guerra (1902) y la separación del Tolima (1905), el predio perteneció a la familia Uribe Afanador. La señora Rosa Elena Afanador, estando en la capital en 1943, vende la hacienda a Maximiliano Duque Gómez, quien la hizo demoler para instalar allí su casa familiar. Fue una casa de campo prestigiosa. Con el tiempo sería visitada por los políticos –en su mayoría conservadores- que vivieron la guerra bipartidista de principio de siglo. Por sus corredores y jardines caminaron los ex presidentes Eduardo Santos, Mariano Ospina Pérez, Guillermo León Valencia, Carlos Lleras Restrepo, Misael Eduardo Pastrana, Alfonso López Michelsen, Julio César Turbay y los parlamentarios, Luís Ignacio Andrade y Germán Zea


ESPEJO DE AGUA Hernández, entre otros. Así pasó a ser un olimpo terrenal que albergaba a los políticos colombianos. No era para más. La llanura de Matamundo constaba de inmenso terrenal. Basta imaginarse la topografía de la zona para darse cuenta que su tierra no era pequeña ni estéril; rodeada de agua podía mantener una superficie grande de pastos y árboles frutales. Las intenciones empresariales y el estatus social que tenía Max Duque lo llevan a fundar la Clínica Santa Isabel. En ella se atendieron a las personas que padecían enfermedades como la tisis, la inflamación de la vesícula biliar y, sobre todo, el bocio. La gente de Neiva por no consumir alimentos cuya sal tuviera yodo, sufría de inflamación del coto. La clínica Santa Isabel estaba para atender misericordiosamente a los cotudos. Las filas eran largas, y cuentan personas que vivieron la experiencia, que Maximiliano, estando dentro del consultorio, solía decirles: “¿Usted qué tiene?”. El paciente, creyendo que le hablaba de su enfermedad, respondía: “Pues yo tengo un dolor…”. “No, no –interrumpía el médico-. ¿Usted qué tiene, vaquitas, pollitos, cabritas…?”. Y después de llegar a un acuerdo sobre el costo de la operación en especies, el paciente llevaba la suya y hacía una larga fila en espera del turno. Eran filas de hombres y mujeres de edad, con sus animales y una gran protuberancia en la papada. Bien cabe para el médico el dicho popular que dice: “Tras de cotudo con paperas”.

El viento trae rumores los de máuseres y grass, los desesperados gritos que de los liberales l surcorrían –llanura a y la hacia Trapichito enos Manguita, y los tru los cuadrúpedos dentigua caballos como a as. leyenda de cruzad De la gran llanura de Matamundo vendió Max Duque al municipio una parte para construir el barrio que ahora lleva el nombre de su clínica. En el año 1966 se realiza la primera publicación del Diario del Huila que queda en manos de sus herederos, y que compran los interesados del sector público para ver su foto en las “páginas sociales”. Como orgullo patrio está su placa memoriosa. De todos modos, estas referencias las explican mejor en la hostería. Por medio de una solicitud preparan para el turista un recorrido explicándole la epopeya azul. Cualquiera se ennoblece por su tinte aristocrático.

4 Hace casi cuarenta años que la hacienda pasó a convertirse en una suntuosa hostería. Sus instalaciones sirven para realizar eventos sociales, y sus fiestas son una orgía de lujo. Un matrimonio o una reunión de negocios son motivos suficientes para festejarlos en los salones blancos de Matamundo. Siempre hay espacio para un guía turístico que conoce la historia cliché en las cartillas del departamento. Entonces, el tradicional baluarte de los cacaos florece en un salto de copas, licor, pasabocas, cócteles, güisqui y unos cuantos condones en los cuartos de los huéspedes. “Muchas gracias por lo que no me dijo”, digo al encargado de la hostería. Salgo del salón principal, paso el parqueadero, desciendo el camino empedrado y cruzo la carrera quinta. En la caseta pido una cerveza. Bebo el refrescante licor mientras veo la basura en las calles, los indigentes con su costal al hombro, las paredes mohosas de la hostería, las camionetas 4x4, el camino empedrado, el olor a cloaca del Ríoloro y a cadáver que trae el Magdalena desde el occidente. “Cuántos muertos hubo, cuánta vanidad permanece”, digo en voz alta. Giro un poco la cabeza y fijo los ojos en el letrero de la entrada: “Bienvenidos a Matamundo”.


TRANSEÚNTES

¿QUÉ IDENTIFICA A LOS NEIVANOS?

“El río Magdalena, la fiesta, el sanjuanero, las rajaleñas, el calor, la cholupa y el buen sentido del humor, son algunos de los símbolos culturales en que dicen reconocerse los habitantes de la capital del Huila”

U

bicada en las estribaciones de la cordillera central y oriental, asentada entre valles naranjas en una planicie sobre la margen oriental del río Magdalena, surcada por el río Las Ceibas y el Río del Oro, acomodada en una posición privilegiada ambientalmente, Neiva, la capital del Huila, es una de las ciudades más importantes del sur colombiano, no sólo por sus aspectos económicos y socioculturales, sino por sus 400 años de historia. Los habitantes del municipio la reconocen como una babel adolescente y preñada de conflictos, en la que los símbolos culturales son variados como su propia geografía. Frente al espejo El Magolo, interrogó a los transeúntes de Neiva a cerca de los emblemas en los que se auto reconocen y las respuestas que definen su identidad de neivanos oscilan entre los valores humanos, las costumbres rurales, la fiesta, el paisaje, la música, sus productos naturales y agropecuarios.

Daniel Rojas, estudiante, declaró, “lo que más me identifica como neivano son nuestros paisajes, nuestra gastronomía, que va desde postres hasta comidas exóticas como los tamales y el asado huilense. Creo que debería identificarnos más el río Magdalena, que ahora mismo pasa por un grave proceso de desviación que afecta de manera grave el ambiente y la cultura de quienes habitan en sus riberas. Si tuviésemos mayor sentido de pertenencia con nuestro río, seguro lo defenderíamos con amor de situaciones como estas”. “Como neivano, como opita me siento orgulloso de esta tierra, porque aquí hay gente trabajadora, echada para delante. Somos un pueblo muy especial, tenemos mucho que ofrecer como nuestras riquezas naturales, el desierto, el río, la comida, el calor humano de la fiesta del San Pedro y la música son elementos que definen

nuestra condición de opitas”, comentó Reynel Moreno Aldana, músico de la región.

Andrés Posada, abogado, definió, “me identifico como neivano por el aplomo y calidez de la gente, me identifico con la pujanza de esta tierra y la amabilidad que es uno de nuestros valores más destacados que no se encuentra igual en ninguna parte y que sale a florecer en nuestras fiestas cada año”.

“Como neivana me identifica el calor, las fiestas de San Pedro, la hospitalidad que ofrecemos siempre al turista, también nuestra riqueza natural, la flora, la fauna, la cholupa que es una fruta exótica del Huila y en especial el río Magdalena que es el río más importante del país”. Declaró Alejandra Penagos, estudiante.

Guillermo Gordillo, reconocido artista de la ciudad, aseveró, “a mí como neivano me identifica principalmente el río, el magolo, ya que es la vida y eje del desarrollo huilense, en el Puerto de las Damas se conocieron nuestros abuelos, allí se enamoraron, allí se recogía el mercado en el Puerto Caracolí, en el Guacacayo, el río de las

tumbas, por allí ingresó el progreso a la región, como bien lo narra Tafur Charry en una de sus grandes novelas titulada El desembarco. Pero por aquí también se nos han llevado los recursos naturales, el tabaco, la quina, el café y ahora se nos quieren llevar el río, lo están parcelando como si estancar la vida fuera sano para el cauce normal de la naturaleza”.

5

Por: Hugo Mauricio Fernández Barón hugomauriciof@gmail.com

hace ser más extrovertidos, tenemos un gran sentido del humor; también la pasividad es uno de nuestros rasgos, el Huila tiene unas necesidades grandes que los neivanos como ciudadanos no estamos afrontando y se las estamos dejando a una clase política que no está a la altura del desarrollo mundial en términos de sostenibilidad”, declaró Hernando Pascuas, ingeniero agrónomo. Rasgos del Huila

“Bueno, yo diría que no como neivano sino como huilense, todo lo bueno que tiene el departamento desde el desierto de la Tatacoa hasta el estrecho del Magdalena y el Parque Arqueológico en San Agustín donde reposa quizá el vestigio más importante de nuestra identidad no sólo de huilenses y colombianos sino como especie humana”, aseguró Elías Falla, escritor.

María Alexandra Rubiano, estudiante universitaria, afirmó, “como neivana me identifica el calor, las fiestas de San Pedro, el río Magdalena. También me identifica la verraquera y alegría de las mujeres calentanas, que además de bonitas somos muy inteligentes”.

Camilo Francisco Salas Ortiz, filósofo e investigador histórico, glosó, “existen variados aspectos que definen nuestra condición de neivanos, yo diría que esta es una ciudad que se caracteriza por la complejidad de la conformación social, somos una sociedad multicultural, multiétnica y existe la esperanza de una mejor calidad de vida que contrasta con la riqueza de la tierra y sus productos. Sin embargo, culturalmente, creo que la música, es decir el bambuco, los rajaleñas, y en general la fiesta, es quizá la mayor expresividad del ser huilense, ya que es allí donde converge la expresividad de nuestro humor y el carácter festivo del opita, que es conversador, creativo, extrovertido y emprendedor”. En definitiva, asomarnos al espejo de nuestra condición de neivanos es un ejercicio de constante renovación que nos permite descubrir con asombro los rasgos sinceros de nuestro rostro huilense, sin olvidar que la construcción de la identidad es una búsqueda y un camino permanente.

“Yo creo que somos muy acogedores, somos muy comunicativos, el clima nos

¿Y a usted, amigo lector, qué lo identifica como neivano?


PESCADORES DE HISTORIAS

A EL O M S I J E P S E

iende en el olvido, donde asc rdiente y ensimismada San de villa la ia, enc lada aus la el murmullo de su pob de s ica las plazas hispán , Juan de Neiva, una de hoy ace ren ital, cap la ciudad no trilogía fundacional de ya que s, ctiva de uno de sus hijo bajo la optimista perspe ada, como er de la cruz y de la esp pod el r struir una lucha por destrui con es y Pijaos; sólo desea ranchos los fieros Doches, Totoyo los , illos ant est los más allá de yerma la y utopía mística y terrenal, o ent casas tristes de cem bucólicos de adobe, las estación del ferrocarril. anecer, piel ndad se desliza en el am Un pálido gesto de orfa ndemos el pre Em . su adusta mirada ayuda a cobriza que renace en nos que o uin bed l lo, apósto surcos los sendero de Pedro Pau de te ien del sol. Jornalero sirv ualidad, transitar por los dominios cas por rto sie De el ó conoci de algodón y del arroz, región era un veinte años de edad, la porque para él hasta los o”. “baldío sin vida ni atractiv

SEGÚN

Pedro

6

Paulo Por: Ronald Carvajal Vanegas ronald_carvajal@hotmail.com Fotografías: Alejandro Valle Cantor

Así como Jesucristo y otros profetas empezaron su ministerio en la treintañez, nuestro baquiano inició el camino del conocimiento acompañado por su amigo Leví Hernández, en bicicleta panaderas con las que anduvieron por la trocha principal, conquistada hoy por la carretera, donde imperan las camionetas de lujo, las caravanas de colegiales y los mototaxis “Made in China” de Juan Tatacoa y Chopo Taxi. Desde su oficina, en el centro de Villavieja frente al obelisco de Lara Bonilla, todo está dispuesto para llevar a cabo un rito sincrético. En la pared, la imagen del líder mormón Joseph Smith, dispuesto a recibir la revelación divina, contrasta con los cuernos de macho cabrío que junto a la camándula, la bufanda indígena y el caparazón de la tortuga, revelan su ilusión constante: “Enamórate de la Tatacoa”, evangelio oculto, bajo el pretexto de empresa turística. Pedro Paulo Amaya Olaya, recuerda antes de partir, cuando vio la película “El Río de las Tumbas”, que confirmó el desinterés por el desierto tanto en villaviejunos como en los cineastas, pues las dunas y los cardos no aparecen en escena, y para los propios no es más que un peladero. Marchar al mediodía no es descabellado. La mañana está caliente aunque en los últimos días aparecen las lluvias que arruinan el paisaje de este bosque seco tropical, como él lo denomina, desde su vocación empírica. Para adentrarnos al sendero del desierto, abordamos el único triciclo disponible que pese a la mediación de nuestro guía, el precio no fue negociable. “Por eso el extranjero poco quiere saber del trabajo de los guías y sus intermediarios”, musita Pedro Paulo a espaldas del conductor. A poco de habernos distanciado de Villavieja, la vía se empina hacia una loma conocida como el mirador de Miguelito, antiguas propiedades del hacendado Miguel Rubiano, desde donde se divisa el pueblo con sus árboles de naranjero, piguá, mamoncillo, payandé y tamarindo, la cúpula de la Iglesia de Santa Bárbara y el río grande de la Magdalena que como telón de fondo refresca el horizonte. Por el camino se observan campesinos arrodillados en el lodo,

lo atraviesa, siempre irá más allá del más allá, hasta la orilla del despertar”.

desafiando la propiedad privada en la búsqueda de anheladas pepitas de oro que logren refulgir en sus bateas. “Aquí llegamos a los colorados del Cardón, conocida como la ruta del arco iris”, señala Pedro Paulo mientras descendemos del vehículo y apreciamos el intenso carmesí de este suelo, rico en hierro y fosforo. “Este lugar es iniciático, las cabras son los amos de estas tierras, devoran el pelá hasta dejar sólo sus espinas, bajo su señorío, el paladar de la zozobra convive con el estigma de la sed eterna”, sentencia con tono pesimista. Próximos al observatorio de los sabios científicos, punto donde termina el sendero de asfalto, se vislumbra la apatía del profeta cuando hablamos de Aúriga, Orión, Andrómeda, las Gemínidas y otras maravillas cósmicas.

“Aquí la gastronomía prevalece ante la ciencia, se venden más los estafados de chivo que las entradas para utilizar el telescopio”, comenta con desdén mientras recuerda: “Este edificio hace parte de un proyecto que le arrebataron a John Freddy Ortíz, un soñador que no alcanzó la gloria astral, por no tener en su constelación, un político con luz propia”. Frente a la torre de Galileo, se ingresa a los laberintos del Cuzco, bifurcaciones de cárcavas y ondulaciones que se recorren durante dos horas letárgicas de caminata. “El testigo”, enorme estoraque que como faro guardián halaga el torso de la brisa, nos da la bienvenida. El pellejo de arena nos adentra en un complicado tramo de sitios mitológicos. “Aquel es el ojo del desierto”, señala el apóstol de las rocas, al tiempo que conjura: “Quien

Distante, surge el Árbol de los Deseos “cuyos capullos de hoja de naranjero permiten a los soñadores cumplir sus peticiones con sólo abrir delicadamente el cogollo. Aquella es la Cueva del Beso, representa el amor inmortal entre el hombre y la mujer, como la flor del cactus que impone a las espinas el carmín de su encanto”. Soplo del creador expuesto a la soledad, divaga por su psiquis sometida al insomnio, el delirio de persecución y la angustia. El viacrucis empezó en 1993, cuando prestando servicio militar en el Batallón Tenerife se desató la crisis bipolar que lo confinó 152 días en el hospital militar de Bogotá y cuyo único sosiego son las capsulas de Cloxapina y Litio. “Mi última profecía se cumplió hace cuatro meses, cuando me tomé las calles y desafié a la autoridad policiaca. Cerré las vías y me sentí el patrón de Villavieja; tristemente cuando recobré la conciencia, me dijeron en casa que mi papá había sufrido una crisis cardiaca”.


PESCADORES DE HISTORIAS

Al escapar del laberinto con destino a los Hoyos, pasamos por el rancho de Rosalina Martínez Pascuas, conocida como la Reina del Desierto, “a la que el señor le dijo: tú serás la guardiana de mi Edén”, comenta el vate Amaya, mientras cruzamos frente a la escuela del Cuzco, cuatro paredes tristes sin estudiantes, destinada a convertirse en una fantasmal añoranza de tiza y tablero.

Prevalece el mediodía como fruto maduro de la inmortalidad. Estamos próximos a arribar al Valle de los Fantasmas, remoto vestigio de susurro marino, donde las huellas del invencible cocodrilo se han disipado en la arena. Desde la formación que asemeja un perro labrador se vislumbra el resto del área, se contempla la hibridación de la cabeza del caimán con el caparazón de la tortuga, las patas de elefante, el botín de cuero y otras imágenes fantásticas que sobresalen en el gris, próspero en silicio, aluminio y magnesio. Juan Tatacoa, advierte sobre las leyendas que recorren este suelo arcano. El guardián del desierto, un jinete alto que usa sombrero alón y monta una bestia mular que en las medianoches espanta a aquellos que intentan hurgar en las estrellas. El pollo del desierto, un chilaco parecido al correcaminos advierte a los campesinos sobre las tragedias que sucederán; si se imita su canto, esta ave picotea el calcañal. El gulamaz, felino sigiloso que degolla cabritos y gallinas. Así como la muerte del Vaquero, quien en un viernes santo salió a rescatar un toro cerrero en la loma de la Picota, pero en

su intento rodó al abismo, por eso en el ocaso se escucha el lamento postrero del mayordomo todas las noches de Gólgota. El límite turístico del valle de Xilópalos donde las maderas fósiles han sido llevadas, unas al museo paleontológico de Villavieja y otras, guardadas como el más preciado hallazgo por investigadores, nos muestra la travesía del agua. ¡Agua!, frescura desterrada. Vocablo prohibido que carcome los gaznates. Felicidad negada. “Esa que se ve allí, es la piscina de Doña Orfanda y el agua es extraída de fuentes subterráneas”. El retorno del peregrino hacia el pueblo se mitifica ante la presencia de la serpiente Yararaca, nombre de una indígena rebelde encarnada en la cascabel que se desliza soberbia por el suelo terracota; ambos subestimados por nuestra escolástica capacidad de comprensión. “El desierto es mi tierra prometida, aquí quiero construir mi casa de piedra y perpetuar el espejismo de mi evangelio taciturno”, expresa al palpar una pequeña y áspera piedra triangular con la perspectiva del Ojo del Desierto.

Pedro Paulo es reconocido por sus discípulos como el maestro de la guianza. No quiere ser desterrado de la villa, umbral de sus profecías y prefiere sepultar en su memoria, la ciudad que lo consumió en una espesa vorágine de melancolía y anonimato. “Neiva, no es el oasis que todos se imaginan, la soberbia de sus habitantes y el oscurantismo de su cultura la dominan”, señala buscando en el paisaje aparentemente estático, la ruta hacia la eternidad.


8


>>PROGRAMACIÓN FECHA

ACTIVIDAD

LUGAR

HORA

Marzo 1 de 2012

Apertura del Concurso “Jóvenes Talentoswww. ccneiva.org NEIVA 400 AÑOS”

4:00 P.M.

Marzo 9 de 2012

Concierto Nacional de Claudia Gómez y el Teatro Pigoanza Cuarteto Arropame

7:00 P.M.

Marzo 12 de 2012

Concierto Internacional de la Norteamericana BOSTON BRASS

7:00 P.M.

marzo 13 de 2012

Lanzamiento de la programación de los 400 Delegación Casa del Huila años en Bogotá.

10:00 A.M.

Marzo 17 Y 18 de 2012

Campeonato Nacional de Kartismo

Kartódromo el Jardín

10:00 A.M.

Marzo 22 de 2012

Apertura Exposición “NEIVA 400 AÑOS DE COLOR”

Museo de Contemporáneo

Marzo 22 y 23 de 2012

Primer Congreso Nacional de Alcaldes de los Centro de Convenciones Municipios Productores de Petroleo. José Eustasio Rivera

Marzo 24 de 2012

Homenaje a la Mujer Neivana en los 400 Plaza Cívica Los Libertadores años

5:00 P.M.

Abril 24 de 2012

Programa “Los niños felicitan y juegan por Parque de los Niños y Parque Neiva” de La Rebeca

8:00 A.M.

Neiva unida por una ciudad limpia

9:00 A.M.

Abril 28 de 2012

Banda

Teatro Pigoanza

Arte

Microcentro de la ciudad

9:00 A.M.

Oficina Invest in Huila, Carrera Inauguración Centro de Competitividad del 5 No.10-38 Piso 1, Edificio Huila INVEST IN HUILA Cámara de Comercio

6:00 P.M.

Encuentro Departamental “Los Niños del Teatro Pigoanza Huila Bailan para Neiva”

7:00 P.M.

Conciertos para Neiva Las agrupaciones: Boston Brass Boston Brass está considerado como uno de los mejores quintetos de metal del mundo. Durante 25 años ha dado conciertos y clases por diferentes países, hasta ser considerados como un quinteto excepcional, con increíbles arreglos en todos

los campos interpretativos; desde emocionantes ajustes clásicos y un excelente manejo del Jazz. Boston Brass tiene marca única de entretenimiento; cautiva a todas las edades gracias al humor y la personalidad de este grupo que divierte al público en una noche de música y diversión bulliciosa. Claudia Gómez De otro lado la cantautora y artista

colombiana, Claudia Gómez acompañada del cuarteto Arrópame, también hará su debut en Neiva con una gran presentación de su más reciente trabajo musical en el que reúne temas de distintas regiones de Colombia arreglados o compuestos por ella misma. Claudia Gómez nació en Medellín, es descendiente de familia musical. Comenzó a tocar

guitarra a la edad de 14 años, y a los 18 ya estaba de gira en Colombia con el Cuarteto Ellas. Su formación profesional comenzó en Londres, donde vivió a mediados de los años setenta. Posteriormente se estableció en la Bahía de San Francisco, California, donde vivió 15 años. Con el tiempo, allí se convirtió en figura central de la comunidad latina. Claudia tiene una Licenciatura en Músicas Improvisadas de la Universidad de San José, California, y una Maestría en Artes del Instituto Superior de Artes de La Habana, Cuba. Dentro de sus actividades musicales Claudia también se destaca por haber compuesto la música para dos documentales que fueron éxito por tratar temas de gran actualidad en el país. Uno de sus más recientes trabajos discográficos, “Arrópame que tengo frío” (2009), producción que ganó una beca de la Alcaldía de Medellín. Es un trabajo investigativo y creativo que comparte con el etnomusicólogo Alejandro Tobón, un disco-libro de 100 páginas con un CD que contiene 16 romances, interpretados vocalmente desde lenguajes contemporáneos, sin olvidar sonoridades de la tradición. Su último trabajo discográfico Claudia Gómez Tal Cual (2010), reúne 12 composiciones propias, grabadas en vivo e interpretadas con su guitarra y su voz únicamente.


VOCES DEL RÍO El Magolo Cultural habló con sus tocayos Magolo Blues sobre los orígenes, el significado de sus canciones, las miradas de la ciudad y los proyectos musicales.

10

EL

BLUES DEL RÍO

puede sentirse cerca al gran río. Yo a tarde se despide con la brisa fresca que sólo que se ofrecen en el malecón; en nías artesa las vo obser espero su llegada mientras al carboncillo, espero ver primero niño medio de vendedores y un retratista que dibuja un con quién concretamos este dito”, “Ricar … llaman lo como a Ricardo, el guitarrista y voz, o la armónica, instrumento de y bajo del rete diálogo; pero en seguida llega Federico, intérp ta y Ricardo, que llegan al sionis percu el Milton a amos erotismo. Nos saludamos y esper ente bajamos a la orilla finalm y nos s cerca instante sonrientes; consideramos algunos lugare que está detrás de nosotros.

L

Por: Mario Alberto Escobar Quintero marioaeq@gmail.com

como se imagina; la crecida del río además Esta ribera no es del todo florecida, verde y limpia las raíces que vuelven el paisaje ambivalente de delinear playas de barro y tierra, dejó bolsas en o en un viejo tronco caído, y comenzamos asient mos Toma junto a los pájaros y las iguanas. lo Blues. el dialogo con la banda de El blues del rio, Mago

E.M.C.- ¿Conocen algún antecedente del blues en Neiva?

M.O.- La banda no quiere hacer “farándula”.

F.C.- usted ha escuchado una banda que se llamaba Disturbios mentales, le estoy hablando de hace mas de 9 años. Lo hacia un man que le decian “buchegato”, el guitarrista era un médico que se llama Nacho. También OBI por esa misma época, y después como Yijajay, que fue más experimental.

F.C- Es bacano, que ir a un bar de Bogotá, a concursos, están esas posibilidades, pero no con ese afán protagónico; tampoco como hobbie, es como el momento de nosotros, en lugar de ir a la iglesia vamos a la banda, a encontrarnos con nosotros mismos, a liberarnos y tratar de compartir eso con la gente cuando estemos en la escena.

E.M.C.– Magolo blues, caminaré, largos caminos, no puedo dejar de beber, no siento palpitar el Rock and Roll, son sus temas más conocidos, ¿de qué nos hablan? R.C.- De viajes, de momentos, de las experiencias, a veces tratamos temas de conciencia de lo que está pasando ante los problemas, el deterioro de la naturaleza y la situación política.

El Magolo Cultural.- ¿Cómo nació la banda? Ricardo Calderón. - Eso fue como en 1969, en Woostock con Jimmy Hendrix… jajaja en el mes de los inocentes (risas). El primer toque fue en el Bar que quedaba en el barrio Cándido, en el segundo piso… eso se llamaba Barataria… tocamos Federico, yo y patío en el año 2003… y los que estamos ahora antes de un viaje a San Agustín. Eso fue en Juventud Libre, en la novena con novena como en el 2007, en esa farra nació. Federico Castaño.- Antes de llamarnos Magolo blues la banda se llamaba Delta Mississippi, la integrábamos Ricardo, León, Patío y en la armónica Federico; esa agrupación si duró muy poco tiempo; después nos encontramos

otro baterista que se llama Gustavo, después pasó simón, el baterista de Yijajai hasta que llegó Milton hace cinco años y estamos así estables.

R.C.- También somos del sur, el blues nace en el sur de Estados Unidos, y si ellos tienen el Mississippi nosotros tenemos el Magdalena, esa fue una de la razones para cambiarnos el nombre, porque al principio Mississippi por la goma, por el blues, el origen, todo… y después de que veníamos a tocar y ensayar con las guitarras acústicas, las panderetas, la armónica, decidimos cambiarle el nombre al río.

F.C.- El blues es una música de la revolución de los afroamericanos, donde los negros del sur de Estados Unidos por medio de cantos de llamada y respuesta, expresaban su dolor ante la situación de

En lugar de ir a la iglesia vamos a la banda, a encontrarnos con nosotros mismos, a liberarnos y tratar de compartir eso con la gente cuando estemos en la escena”.

E.M.C. -¿Por qué el nombre de Magolo? F.C.- Porque es un viaje… es el viaje que recorre el río Magdalena por toda Colombia, que antiguamente se llamaba el “Yuma”; porque nosotros nos comparamos con el río, porque es vida, es libertad, es expresión, es sentimiento, es pureza…

E.M.C.- ¿Por qué el blues para expresarse y cómo creen que Neiva percibe la banda?

Milton Ortiz.- Hay una canción que se está trabajando y trata de eso… por ejemplo, como en la carrera quinta, se ven las diferentes personalidades de la gente, diferentes su estratos, la indiferencia. E.M.C.- ¿Cómo definen su sonido y qué buscan como banda? M.O.- El sonido llega a ser underground, mas de garaje, a veces pesadito… F. C.- Como un grito, donde nos queremos liberar de algo, de represiones que uno vive a diario… M.O.- De nuestros miedos. F.C.- Del cosmos y la madre tierra.

desigualdad de raza; y mucha gente de Neiva inclusive nos dice “hey pero que… Rock and Roll… que norteamericano”, pero no piensan en realidad de dónde es que viene, inclusive se utilizaba hasta en las iglesias afros. Es una música que se utiliza para expresar un inconformismo social. R.C.- Pues como blues es un ritmo extraño, diría que el 80% de la gente no sabrá qué es blues. F.C.- El ritmo como tal impacta, siempre en nuevos sitios donde toquemos, porque es agradable y la gente no cree que en Neiva haya chinos, manes que hagan eso. M.O.- Créame que en cierto modo, y hablando de cómo nos ve la


sociedad, en cierto modo llega a ser como… unos bichos raros, porque manejamos otra cultura, otra forma de pensar.

E.M.C.- ¿Qué piensan de la industria cultural y el hecho de que los jóvenes no escuchan nuestra música, en especial la folklórica, en cambio si otras como el vallenato o el reggaetón?

para hacer mas contaminación. Me gustaría que haya más oportunidades para las personas que tenemos este movimiento rockero u otros proyectos, aquí es muy difícil hacerlos.

M.O.- Yo estoy muy abierto a todo tipo de música… como cuestión musical, pero ya la ideología de ellos no la comparto. Créame que muchas personas escucharían folklor, pero

R.C.- Que no crezca lo material, que crezca más la conciencia, como que el río Magdalena está muy sucio, todavía estamos para cambiar y si no, esto se vuelve un mierdero…

hemos demostrado con los toques aquí en Neiva, que somos una de las bandas que pone a bailar al público”.

Mientras nos llega la última luz del día, y los zancudos empiezan hacer de las suyas, terminamos este dialogo con Magolo blues, una banda compuesta por tres jóvenes que además de apoyar eventos culturales como Rock al San Pedro, La semana cultural Universidad Surcolombiana, el Rock en las Rocas San Agustin, y el Rock al Aire Florencia, han venido desde hace tres años adelantando un festival de bandas locales en el desierto de la Tatacoa, llamado Inti a Inti, con la simple convicción de crear conciencia ambiental.

se necesita otros niveles de sensibilidad; los pelaos que están iniciando, tienen la goma de la rebeldía, que el punk, otras notas y no se dan cuenta lo que hay acá, de pronto lo escuchan pero sólo en San Pedro. E.M.C. – ¿Qué le dirían a Neiva en sus 400 años? F.C.- Primero agradecer a Dios por tenernos en esta tierra, cerca al pulmón del mundo, de poder comer frutas y arrancarlas del árbol, somos privilegiados. A la ciudad le decimos, que hay que canalizar esa energía, en saberla provechar para todos nosotros… esa energía se está canalizando en hacer otras cosas que no son importantes, inclusive están colaborando

Con esa sencillez que los caracteriza, han expuesto su trabajo ante medios de comunicación nacional como la Revista Shock, y programas musicales del canal 13, City TV, Rockombia, Supertónica, entre otros. Lo más importante es que siguen tocando, y cualquiera de ustedes, lectoras y lectores, podrá disfrutar su música en el escenario. F.C.- Esa es la magia que tiene la banda, porque ninguno de nosotros es de academia, no somos los virtuosos en los instrumentos, sino que manejamos otra esencia, que para nosotros es los más importante… es la energía que usted ponga en escena y así mismo ese público le va a recibir ese mensaje, y hemos demostrado con los toques aquí en Neiva, que somos una de las bandas que pone a bailar al público.


LA OTRA ORILLA Danza Mujeres y Mandalas Danzar la Vida Teatro

ELLAS TIENEN LA PALABRA

Poesía

12

LEVEDAD DEL TAMBOR

Luz Dary Torres Peña

La palabra es un tambor Alguien estira la piel del animal hecho superficie sonora, alguien extiende su muerte. Palabra hecha promesa Palabra piel de la que nace luz o sombra. Alguien estira la piel El fragmento minúsculo de aquella que corrió por la pradera. Pareciera existir la música tan sólo para el ojo. Alguien estira la dormida danza de la cabra de ella que corrió por montes apretados hacia sí misma en medio de los cactus. Alguien estira la piel, la palabra, la danza, el salto reencarnado Un salto que es un pájaro, una estrella, una lágrima Un viaje de llaves, un naufragio. La Compañía Danzar la Vida Teatro dedicada a la creación, formación y difusión de la danza y el teatro, presenta la obra Mujeres y Mandalas que recrea el encuentro de una mujer (todas las mujeres) con su niña interior adentrándose en un mundo mágico, a través de los mandalas o círculos sagrados. Danzar la Vida Teatro abre convocatoria para quienes deseen participar en los talleres de formación y creación que se impartirán en la sala concertada de Casa Teatro. Mayor información en los números 8767960 y 3163328580.

Teatro Circuito de

Temporadas

Teatrales Tablados

Alguien alarga sus brazos para golpear el tambor que ya está roto, Un tambor que se rompe dejando libres las manos y el silencio. El silencio del valle es música hecha río espejos que cantan Rumor vegetal que remeda el arado para tallar el aire

INSTANTÁNEA Ana Patricia Collazos

He desandado estas aguas río arriba consciente de no revolver su cauce y sus costumbres Si una vez mis chapoteos dejaron verter agua en sus orillas esta vez todo estará intacto como el presente que debo preservar para mi propia historia Magdalena memoria

abajo

no

hay

“La palabra es un tambor” EL ÁRBOL DE LA NOCHE La Corporación Cultural Tablados realizará la novena versión del Circuito de Temporadas Teatrales por el departamento del Huila y capítulo Neiva durante todo el mes de mayo. Las puestas en escena que visitarán los municipios del departamento y realizará 22 funciones, contará con 5 agrupaciones teatrales y el grupo Luneta 50 de Barranquilla. El público huilense podrá disfrutar de teatro callejero, circo, obras de sala, pantomima y títeres, que vestirán de dramaturgia y diversión por un mes los rincones de la región naranja.

Amparo Andrade Loaiza

El árbol de la noche acomoda los pájaros del sueño y sacude sus ramas para que yo me eleve en su silencio Pero no estoy ahí Mi corazón pasea sin permiso por extraños parajes y la noche sacude sus ramajes pero yo no volteo

Y la noche me toma con su eterna caricia y el retorno, inevitable y próspero, aliviana mi vuelo

Llega la brisa entonces con el olor salobre que entretengo en mi oreja, en mis labios, en mi modo de andar, en mi cintura y cuerpo.

Pájaro de mis sueños ave que levemente circunda el universo Soy yo. Yo soy en este dulce ritmo en que vivo sin miedos.


EVENTOS

13 FESTIVAL

IBEROAMERICANO DE TEATRO DE BOGOTÁ ¡EL FESTIVAL DE TEATRO MÁS PODEROSO DEL MUNDO! Por: Andrés Soto Salinas losdeseosylascosas@gmail.com

S

in lugar a dudas y pese a las críticas atinadas y severas que hayan podido recibir la fallecida Fanny Mikey y la organización del Festival Iberoamericano De Teatro En Bogotá (FITB) este es hoy en día uno de los referentes artísticos más grandes del mundo. Esta celebración cultural de 17 días de duración (del 23 de marzo al 8 de abril), realizada cada dos años para las fechas de Semana Santa es el escenario ideal para que cientos de turistas, interesados por el tema y eruditos de las artes se desplacen al epicentro nacional a ver las mejores y más relevantes compañías y escuelas escénicas del planeta. Una cita en la que el teatro, la danza, la música, las artes visuales, los directores, vestuaristas, maquilladores, administrativos, ingenieros, periodistas y cientos de personas que conforman el personal del festival, laboran arduamente por hacer de este evento una de las más acreditadas y exquisitas fiestas del teatro mundial. ¿Quienes Vienen? Ana Marta de Pizarro, Directora del festival y quien tiempo atrás fuera la mano derecha de Fanny Mikey, anunció la participación de los 5 continentes, 35 países invitados, 65 compañías internacionales, 800 funciones en salas, 300 funciones en Corferias

Ciudad Teatro, 100 funciones de teatro callejero y más de 60 grupos y compañías de teatro colombiano, prometiendo darle al país una sobredosis de lo mejor de las artes dramáticas. Si usted querido lector, ha llegado a esta parte del artículo seguramente se estará preguntando ¿qué necesita para poder disfrutarlo?, sus preguntas tienen respuesta: tiempo, conocimiento y dinero, pero sobre todo este último, ya que las boletas para cada función no son económicas, y como todos lo saben lo bueno cuesta, y lo mejor de este festival está en la categoría de teatro de sala y no en teatro callejero. Un tiquete de entrada a una de estas funciones puede costar entre 20 y 120 mil pesos, eso sí comprándolo con antelación, porque hay quienes pagan hasta el triple por un tiquete revendido para poder entrar a una función cuyas boleterías se agotaron 15 días atrás. Para quienes se interesan por comprar abonos, el menor de ellos cuesta 400.000 pesos colombianos, y este le da acceso a un 10% de descuento sobre el valor de toda la boletería. La entrada a Ciudad -Teatro localizada en Corferias cuesta alrededor de 15.000 mil pesos, lo que le da la posibilidad de ver algunas atracciones, teatro callejero, malabaristas, músicos, comparsas y teatro circense. Lo que sí es cierto y el público debe conocer es que el 50% del costo económico del festival se paga con las ventas de boletería y el 50% restante con el apoyo de bancos y empresas como Ecopetrol.

Invitado Especial del FITB – 2012 En esta versión del FITB titulada “LA FIESTA DE LAS MIL CARAS” el país invitado especial es Rumania, el cual llegará a la capital con tres resplandecientes montajes: “Leonce y Lena” del Teatro Cluj, una de las más bellas piezas de teatro gestual. También la trágica “Electra” del Teatro Nacional de Sibiu, y una versión de “Esperando a Godot”, dirigida por Silviu Purcarete aclamado y conocido director del festival. Autores y Obras El Iberoamericano promete ser un interesante viaje de vida por las nuevas adaptaciones de clásicos de Shakespeare, Chéjov, tragedias griegas como “Electra” y “La Odisea”, al lado de clásicos modernos como Samuel Beckett, Büchner y Henrik Ibsen, e incluso de escritores contemporáneos como Elfriede Jelinek, Kristof, George Orwell, Tom Stoppard y hasta el Premio Púlitzer Nilo Cruz. Sin embargo, sus versiones son tan interesantes como impredecibles, de manera que podremos disfrutar de nuevas lecturas y de otras sensibilidades, nuevos formatos, propuestas clásicas, novedosas y arriesgadas, pirotecnia, danza, teatro experimental, excelencia y mucha innovación. Una muy necesaria bomba de cultura y belleza para un país asediado por la guerra, el desempleo y la ausencia de oportunidades. La Cuota Colombiana Colombia no se queda atrás, compañías establecidas y sostenidas más

13

por la pasión y la recursividad de sus creadores que por el apoyo del presupuesto nacional, tan trascendentes y tan serias como el teatro Matacandelas y Hora 25 de Medellín, El Colegio Del Cuerpo de Álvaro Restrepo (eminencia de la danza contemporánea y quien fuera estudiante y primer bailarín de Martha Graham ), la compañía de danza contemporánea L´explose del refinadísimo director Tino Fernández, además de Mapa teatro, darán el toque de sabor colombiano a este esperado banquete de las tablas. ¿En dónde? El teatro se toma Bogotá a lo largo y ancho; 21 salas entre las cuales se encuentran el teatro Jorge Eliecer Gaitán, La Casa del Teatro Nacional, el teatro Colsubsidio, el teatro Colón, 15 parques, la Plaza de Toros, el Coliseo El Campín, el Palacio de los Deportes y Corferias


FLOTADOR

COSECHA DE NUESTRO SURCO

14

OCIO RECOMENDADO Pintura Cuento

Señales

Los Dominios de la Mentira

Nestor Emilio Maragua

Eduardo Tovar Murcia

Como el escritor mismo lo presenta, “por las páginas de este libro transitan relatos de hombres y mujeres que viven esa mentira llamada literatura. Desde allí el autor ofrece una de las tantas miradas que hay acerca de la condición humana, plasmando historias con diferentes registros, pero siempre con una escritura sencilla y concisa”. Los Dominios de la Mentira, publicado por el Fondo de Autores Huilenses, es el primer libro de cuentos de Eduardo Tovar Murcia, Comunicador Social y Periodista, que descolla como una de las nuevas voces pulidas de la cuentística huilense que se atreve a nombrar a Neiva sin rubores.

Luces de la ciudad y el campo. Geometrías de callejuelas caminadas en la infancia. Esbozos que narran los encuentros de lo urbano y lo rural. Imágenes de la memoria del artista que recupera sensaciones de su pasado en una Neiva que entonces

no tenía tanto ladrillo y que hoy se encuentra con los ángulos de la vida contemporánea. Así está concebida Señales, la serie de cuadros en la que actualmente trabaja Nestor Emilio Maragua, reconocido artista visual huilense, quien a través de sus cuidadosos trazos nos sorprende con su mirada inquisidora por el río y los temas ambientales de una ciudad cada vez más atiborrada de signos y señales.

Eventos

Festival de Poesía

Poesía

Cantos de Tierra Caliente

Con el objetivo de promover el trabajo literario de los creadores del departamento en los ámbitos culturales, educativos y turísticos, para así continuar el proceso de organización de los escritores del Huila, afianzar los lazos de fraternidad y hermandad para exaltar y cualificar la obra de los creadores huilenses, el Comité Organizador y el Consejo de Área de Literatura de Neiva y del Huila, y Corpoartes, invitan a todos los amantes de la palabra al Festival de Poesía y Otros Asuntos Literarios, Encuentro de Escritores y Día del Libro, que se llevará a cabo entre el 6 y 29 de marzo y el 11 y 14 de abril del presente año en la ciudad de Neiva y contará con la participación de importantes escritores del orden nacional e internacional.

Ana Patricia Collazos

Diecisiete poemas que transitan el paisaje acompañados de bellas fotografías, en una edición impecable, hacen parte de la más reciente publicación de Ana Patricia Collazos, en el que la reconocida cantora realiza una acertada selección de lo mejor de su producción poética. Cantos de Tierra Caliente, entregado por Altazor Editores, es un recorrido sincero por el mapa del Huila que habita en los ríos, valles y montañas internas de la voz que los entona. Una poesía preocupada por la memoria y que busca identidad en los paisajes de la región naranja.

II festival de la Juventud

Cine

Como un espacio para retomar fuerzas, la Corporación Casa de la Memoria, convoca a los jóvenes de los 37 municipios y sus organizaciones, a participar del II Festival de la juventud que se realizará el 24 y 25 de Marzo en la ciudad de Neiva, y que estará compuesto por los ejes político, festivo y formativo. Este evento, tiene como objetivo propiciar un escenario de encuentro en el marco del diálogo, la integración y articulación sobre los derechos juveniles y la necesidad de democratizar las esferas públicas en la participación e incidencia política del joven como actor estratégico de desarrollo.

El Río de las Tumbas

Julio Luzardo

Realizada por Julio Luzardo en 1964, El Río de las Tumbas, clásico de 120 minutos, con un formato a blanco y negro, muestra la vida de una población aledaña al rio Magdalena, ubicada en el Huila. Filmada en Fortalecillas la historia retrata la vida de un pueblo amenazado y su situación dentro de la violencia de los años cincuenta en Colombia. La trascendencia de este filme en el cine nacional la resalta Enrique Pulecio cuando afirma que, “La creación de una atmósfera opresiva, en un ambiente de inquietud y zozobra, con la violencia partidista de las años cincuenta como realidad circundante, es una forma de reconocimiento y reflexión en nuestro cine como antes no se había dado en la historia del cine colombiano.”

Ambiental

Hidroeléctrica vs río El Quimbo

Cinexcusa en el FICCI El Festival de Cine de Neiva Cinexcusa participó en una convocatoria junto a 80 festivales y muestras de cine de todo el país y fue seleccionado entre los diez participantes al Taller de Gestión Internacional que en asocio con el FICCI brindo el Ministerio de Cultura. Los co-directores del evento huilense no sólo aprendieron nuevas técnicas de gestión sino que establecieron contactos con las más importantes figuras del cine nacional e internacional.

Pese a las manifestaciones adelantadas en varias ciudades de Colombia, el Gobierno Nacional avaló por enésima vez el proyecto hidroeléctrico ‘El Quimbo’. El presidente Juan Manuel Santos dijo que las movilizaciones están influenciadas por intereses políticos. Así mismo, el Gobierno desvirtuó el Movimiento al afirmar que “los manifestantes son pequeños grupos que no representan el interés general”, como lo hizo público el ministro de minas y energía, Mauricio Cárdenas. Por su parte, Asoquimbo rechazó éstas declaraciones argumentando que el movimiento no está influido ni por actores armados, ni por partidos políticos. “La lucha es de los campesinos, de los pescadores, de los estudiantes y de todos aquellos que son concientes que el territorio nos pertenece a todos”, dijo Elsa Ardíla Muñoz, presidenta de Asoquimbo.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS

Instalaciones con paneles solares e híbridos Energía eólica • Calentadores solares Iluminación LED • Cercas eléctricas Bombeo de agua • Containers para negocio u oficina

soleil.aquinegocio.co

soleil.suramerica@yahoo.com soleil.suramerica@gmail.com Movil: 314 420 3278


DE PIEDRA EN PIEDRA

CRUCIGRAMA

1

14

21

10

S

T

P

L

E

C

I

L

L

A

S

3

A

P

11

D I

E

4

U I

A

S

8

U L

L

U

M

B

E

O

D

E

O

S

P

I

N

A

R

Z

O

N

6

T

A

R

U

T

O

E

R

A

V G

G A

5

A

9

S

A

Y

O

G

T

A

M

N

C

A

Y

O

A I

S

I

E

R

T

O

D

P

E

15

B A

M

B

U

C

O

E

O L

G

T R

A

E

I

T N

V

A

T

I O

N

Y

V

I

D

A

L

E

S

Z T

A

Y

S

I

E

T

C E

S

A

22

R

L

24

V E

L

A

N

D

A

T

I

A

C

O

L

V

E

D

A

C

O

17

E

M

I

R

A

L

I

T

L

J

R U

M

A

I

C

H

Z

A V

E

N

T

U

A

R

O

S

A

26

G

V

30

L

I

31

A F

A

27

U U

T

I

S

T

29

A

I

S

Z

S

M

A

T

34

I

E

J

36

S A

N

N

A

O

S

A

G

U

S

T

I

N

Ñ 37

S O

F

I

A

G

A

I

T

P L

A

28

M

R

E

S

L

S

T A

N

V

A

19

C

P

A

M

O

I

S

A

L

R E

Z

I 32

R A

M

I

33

A 35

I

N E

V

E

C

E

L

O

R

A

A

N

E

I 23

L A

L

D

16

A 20

E

E

T 18

D E

13

L

A

N

I

I

25

A

R

M A

12

R T

2

E

L A

7

F O

N

38

T A

A

D

O

F

U

R

Z

VERTICALES HORIZONTALES 2 Tiene una extensión de 7000 hectáreas y genera aprox. 500.000 1 En esta inspección se hornean los bizcochos más deliciosos del Neiva. kilovatios de energía. 5 Capital diocesana del Huila. 3 Resguardo indígena gambiano ubicado en el municipio de la 7 Allí se fundó por primera vez Neiva. Argentina. 8 Nombre de una ancestral e importante comunidad indígena que habitó antaño las 4 Personaje literario que denuncio la explotación cauchera en un montañas de San Agustín. región desconocida en ese entonces para Colombia. 11 Fue quien fundó definitivamente a Neiva. 6 Allí tiene lugar la Basílica de Nuestra Señora de las Mercedes. 12 Mes en que celebramos la última fundación de Neiva. 9 Visionario y político liberal que trajo la energía eléctrica a Neiva. 13 Colorido de tierra, plenilunio y sol. 10 Valle de Laboyos. 14 Municipio arqueológico y paleontológico del Huila famoso por lo petroglifos de Piedra 16 Este número de comunas tiene la ciudad de Neiva. Pintada. 17 Apellido del compositor de las américas. 15 Este ritmo musical caracteriza nuestra folclor. 19 Comunidad indígena que enfrento valientemente a los 18 Maestra surcolombiana, muerta en extrañas circunstancias, cuyo nombre lleva el españoles. auditorio. 21 La antigua Villa de San Juan. 20 Este número de municipios conforman el departamento del Huila. 24 Familia huilense destacada por sus artesanías en barro. 22 Es considerado el padre de nuestros rajaleñas. 26 Municipio famoso por sus sombreros de palma de iraca. 23 Reconocido investigador que dio interpretaciones importantes sobre los monolitos 28 Hijo de la cacica Gaitán a asesinado por Pedro de Añasco. de San Agustín. 29 Bebida huilense hecha a base de hierbas y alcohol. 25 Novela Huilense que narra la batalla de Matamundo. 31 Apellido del escultor del imponente monumento a La Gaitana. 27 “...que da la vida entera al labrador, a su maizal al...” 33 Ilustre escritor creador de la obra de teatro Juan Gil. 30 Estatua femenina ubicada en el Parque Arqueológico de San Agustín que hace 34 Allí encontramos el Salto de Mortiño y de Bordones. homenaje a la música tradicional. 32 Apellido del anterior alcalde de nuestra ciudad. 35 El coloso albino del Huila. 36 Cosmogonía hecha en piedra. Patrimonio histórico de la humanidad. 37 Compuso la letra del Sanjuanero huilense. 38 Apellido del escritor huilense autor de La Ultima Noticia.

15

PAUTA CON NOSOTROS CEL 3132977355

Hugo Fernely Díaz Plazas Ingeniero Civil Universidad Nacional de Colombia Matrícula No 2520222776 CND C.C. Metropolitano Torre B Oficina 805-806 Tel. 8711692 Neiva-Huila

FC Ingeniería Julio Cesar Fierro Cediel Ingeniero Civil

Construcción, Intervención y Consultorías de Obras Civiles Carrera 10 No 2-58 Cel:3114408497 Garzón - Huila julioc2005-17hotmail.com


CIUDAD INSTANTÁNEA

Toda Neiva ¿con río o sin río? está en tus ojos.

16

Fotografías: Alejandro Valle Cantor

La Calle y sus Historias Invisibles

GrafiReportería <<

L

a ciudad es un río de tormentas y naufragios, pero también de encuentros. Y en ese navegar por sus cauces de cemento, uno se encuentra con una torrentosa variedad de personajes y lugares que a veces el afán deja escapar de la memoria. Así es la calle y sus historias invisibles, la ciudad instantánea.

Neiva es una iguana inquieta que exhibe bajo el sol los colores de su cresta a orillas del Magdalena

EDIT. SURCO


Magolo prensa cultural #1