Page 1

Fundamentos emergentes para las praxis de las organizaciones en el siglo XXI Naima J. Bastardo R. Resumen El presente ensayo tiene como objetivo principal caracterizar brevemente varios elementos teóricos-organizacionales que fueron emergiendo como producto de los grandes cambios acontecido en este siglo. El desarrollo del ensayo es deductivo y se usa la hermenéutica para el análisis y las reflexiones. Toda esta investigación nos lleva a un solo camino hacia nuevas teorías, enfoques y praxis organizacionales; como son las tendencias postmodernistas, la gerencia social y el trabajo Mintzberg como una sugerencia a la gerencia venezolana actual para ser usada como respuesta a la crisis económica y social que atraviesa el país. Introducción El objetivo de este ensayo es caracterizar brevemente varios elementos teóricos-organizacionales que fueron emergiendo como producto de los grandes cambios acontecido en este siglo. El primero es la nueva direccionalidad de la gerencia, este nos sumerge a lo que es la gerencia nihilista; segundo los las tendencias postmodernista del pensamiento organizacional nos señala cuatro enfoques fundamentales, que son pilares de la teorización organizacional postmodernista y, por último, el diseño organizacionales eficientes, y los elementos cruciales para que las estructura sea más acorde para la organización. Antes los elementos emergentes que se van a desarrollar se podría preguntar: ¿dichos elementos pueden ser sugeridos a la gerencia venezolana?. Los cambios del pensamiento en el mundo actual conllevan a transformaciones en todos los ámbitos, porque dichas teorías organizacionales intentan adaptarse a las contingencias, el pensamiento y la praxis organizacionales de los cambios del presente siglo. Gerencia nihilista Este primer apartado Contreras y Crespo, (2005) presentan una visión sobre la gerencia del siglo XXI cargada de corte pesimista, con una


ausencia de convicciones verdaderas y la ausencia de valores, es decir, describen una gerencia nihilista. Este escepticismo se pone de manifiesto en varios aspectos, como los siguientes: predominio del engaño para poder triunfar en la vida; predominio de las convicciones verdaderas individualistas y egoístas; esto implica que el relativismo moral domina todo; que se mueve en función del individualismo grupal elitesco y, en consecuencia, la responsabilidad social o razón social del gerente es una mera frase “trillada y hueca” (p. 571), el hombre es un medio y no un fin y la bondad es un bien individualista. La interpretación socio-histórica de la gerencia nihilista demuestra que el gerente siempre ha sido así y será así. Esto supone que el nuevo sentido de la gerencia es un sin-sentido; es una entelequia negativa. Sin embargo, estos autores no se pueden calificar de nihilistas absolutos, porque al final creen que solo un maestro u hombre virtuoso puede ejercer la gerencia. En contraposición a este estilo de gerencia, está la gerencia social con rostro humano en donde lo importante no es el capital financiero en sí mismo, sino que obteniendo las ganancias justas y necesarias se puede trabajar para el bien de la sociedad; es un proceso de construcción de capacidades y habilidades que permita un desarrollo de la gerencia de valores, cuya racionalidad no se centra en el fin justifica los medios, sino que „medios y fin‟ son elementos éticos y morales.

Enfoques postmodernistas organizacionales Otros de los cambios que debemos enfrentar y tomar en cuenta para nuestro entorno organizacional interno y externo son las tendencias postmodernistas en el pensamiento organizacional. Existen tres ejes claves: la reivindicación de lo plural y lo particular, el rechazo de la filosofía del sujeto; y la crítica de la razón. Todo esto plantea una praxis emancipatoria de la administración, en cuatro enfoques fundamentales, que son pilares de la teorización


organizacional postmodernista. Estos son: la teorización feminista postestructuralista, los análisis post-coloniales, la teoría actor-red y los enfoques narrativos del conocimiento. El primer enfoque postmodernista, la teorización feminista postestructuralista, explican los mecanismos económicos, políticos y psicosociales como el conocimiento de tipo sexista, patriarcal y falocéntrico. La teoría feminista post-estructuralista es un campo de entendimiento del conocimiento centralizado en las mujeres y, en este caso, de las mujeres que dirigen y trabajan en organizaciones. Los análisis post-coloniales es un planteamiento postmodernista de los intelectuales de los países en vía de desarrollo y constituyen un movimiento anti-colonialista. El conocimiento moderno silencia las voces marginales intelectuales y científicas de los países en desarrollo. Y esto es una forma de colonialismo; es una forma exclusiones. Pero también denuncian esa especie de incapacidad histórica de estas naciones para auto-realizarse, gracias entre otras razones al inadecuado liderazgo y gerencia de las élites gobernantes. Los enfoques narrativos del conocimiento indica que lo contado forma parte de un todo y este es la consecuencia de un problema, sostienen que nuestras identidades están determinadas por la forma en que contamos nuestra vida en la organización, estas se encuentran en nuestras historias o narraciones. El enfoque la teoría actor-red plantea que existen redes heterogéneas de intereses entre los individuos quienes forman alianza entre otros actantes o actores (personas y objetos o artefactos) con el fin de producir conocimiento. Este enfoque postmodernista busca una mejor distribución del poder y la toma de decisiones, plantea que las personas vean que es posible el trabajo en red, dado que se interrelacionan lo social, lo técnico lo natural; también lo organizacional, y que conocimiento empresarial es construido por micro comunidades humanas.


La teoría de Mintzberg El modelo de Mintzberg nos muestra siete configuraciones, seis mecanismos de coordinación, seis partes o sistemas claves y siete ideas de fuerzas. Estos van a permitir que la organización logre sus objetivo mediante la simplificación de la actividades lo que redunda en un uso adecuado de los recursos humanos, materiales y financieros, además que permite que las organizaciones actué de manera rápida ante cualquier eventualidad ya que estas estructura son flexibles, promueve la motivación y comprometen al personal, sirve de apoyo para la clasificación, comprensión, diagnóstico y diseño de las organizaciones. Aquí podemos ver la

importancia que tiene el seleccionar un buen diseño organizacional Es importante antes de diseñar una estructura tener claro un panorama general de la organización como el tipo de gerencia, la tendencia postmodernista a imperar en la organización, la estrategia, la filosofía de gestión, matriz FODA, entre otros. En otras palabras, en el diseño de la estructura se ha de tener en cuenta tanto la armonía interna de la organización como la situación de la organización en el entorno. Conclusiones En manos de las organizaciones está tomar la responsabilidad de quedarnos y seguir gerenciando bajo el enfoque nihilista, modernos con estructuras rígidas, tradicionales y cerradas. Es, pues, una sugerencia a los gerentes venezolanos, que dirijan su mirada hacia los enfoques postmodernistas actuales, la gerencia social y humana y tomar estructuras flexible y de contingencia todos estos elementos orientadas a los valores, la ética, la solidaridad, cooperación, participación, redes y las actividades interactivas, trabajo compartido entre grupos y actores heterogéneos. Creemos

que

los

cuatro

enfoques

postmodernistas

organizacionales (la teorización feminista post-estructuralista, los análisis post-coloniales, la teoría actor-red y los enfoques narrativos del


conocimiento) así como los planteamientos de Mintzberg y la gerencia social pueden ser asumidos por la gerencia venezolana actual, como respuesta ante la crisis económica que atraviesa el país. Todo esto fundamentos que emergen están pensados para adaptarse a los cambios imperativos existentes y enfrentar de manera eficiente y eficaz las nuevas tendencias y exigencias producto de las situaciones sociales, políticas y económicas inestables y cambiantes. Referencias Contreras, J. y Crespo, M. (2005). ¿Hacia un nuevo sentido de la gerencia? [Artículo en línea]. En: Revista Venezolana de Gerencia, v.10,

n.32,

pp.

583-604.

Disponible

en:

http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S13159984200500040000 4&script=sci_arttext [Consultado: noviembre, 28 de 2016] Mintzberg, H. (1991). Diseño de organizaciones eficientes. Segunda reimpresión. Buenos Aires: Librería “El Ateneo”. Rodríguez Ortiz, J. K. (2005) Tendencias postmodernistas en el pensamiento organizacional. [Artículo en línea]. En: Revista Ciencia y Sociedad, vol. XXX, núm. 2, pp. 316-357. Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/870/87030206.pdf noviembre, 28 de 2016]

[Consultado:

Fundamentos emergentes para las praxis de las organizaciones  

El presente ensayo tiene como objetivo principal caracterizar brevemente varios elementos teóricos-organizacionales que fueron emergiendo co...