Issuu on Google+

Casa Pueblo de Adjuntas expone:

Evaluación del Gasoducto del Norte Propuesto por la Autoridad de Energía de Puerto Rico (AEE): Respuesta Comunitaria a la Crisis Energética - PARTE II Casa Pueblo Apartado 704 Adjuntas, Puerto Rico 00601 www.casapueblo.org (casapueb@coqui.net) Tel/Fax. 787.829.4842 14 de septiembre de 2010

A. Propuesta AEE: Con la construcción del gasoducto EcoEléctrica supliría el gas natural necesario para generar el 71% de la energía eléctrica de Puerto Rico. Respuesta CP: Con la infraestructura actual ni modificaciones potenciales según los permisos de mayo de 1996, EcoEléctrica NO TIENE LA CAPACIDAD para regasificar el gas natural licuado (GNL) que supliría la demanda del 71% del país. El gasificador controla la conversión de gas licuado a fase gaseosa previo a su utilización en las plantas de generación eléctrica. 1. EcoEléctrica tiene la capacidad actual de regasificar en promedio 77.4 millones de pies cúbicos por día (MMscf/day)(93 millones de pies cúbico por día máximo) cantidad necesaria para generar el 15% de la energía del país. 2. EcoEléctrica puede hasta triplicar su capacidad de regasificación según su diseño original y permisos de mayo de 1996. 3. Sin embargo, EcoEléctrica sólo ha solicitado los permisos para duplicar su capacidad de regasificación. Con esta capacidad, aún no instalada, EcoEléctrica podría suplir combustible para producir unos 592 MW. Esta cantidad representa menos de la mitad requerida para operar la Planta Costa Sur ya que su capacidad instalada es 1,360 MW. 4. Si EcoEléctrica instala su capacidad máxima de regasificación podría suplir hasta el 45% del gas natural del país (15% para su operación y 30% de excedente). Esta capacidad está muy por debajo del 71% que reclama la AEE alcanzará con la construcción de un gasoducto. Con este excedente, EcoEléctrica podrá suplir únicamente el gas natural para la producción de las unidades 5 y 6 de la Planta Costa Sur. 5. Suplir gas natural para el resto de la isla requiere 9 veces la capacidad de regasificación actual de EcoEléctrica, pero sólo tienen permisos para la mitad de esta demanda. Conclusión: La entrada de gas natural licuado por el terminal de EcoEléctrica JAMAS PODRA ABASTECER LA DEMANDA PROPUESTA por la AEE según anunciado. Esta evidencia descarta la viabilidad del gasoducto del norte. La AEE debe concentrar sus recursos y esfuerzos


en lograr la conversión completa de la Planta Costa Sur a gas natural que cuenta ya con un gasoducto desde EcoEléctrica a sus facilidades. Propuesta CP: Conversión total de Planta Costa Sur a gas natural para producir el 30% de la energía eléctrica del país (tubería instalada hace 10 años desde EcoEléctrica). Con la producción actual de 15% de EcoEléctrica, se alcanza 45% de toda la energía eléctrica del país con gas natural. A lo anterior reafirmamos la meta de 15% de energía renovable para 2015, que unido al 15% que produce AES con carbón totalizaría el 75% de toda la energía de Puerto Rico. Las plantas de norte se mantendrían operando con petróleo (25%), conservando la diversidad de combustible y en ruta a utilizar biodiesel con el proyecto propuesto por la AEE-RUM.    

B. EcoEléctrica: – monopolio del gas natural EcoEléctrica aceptó su rol como punto de recibo, almacenaje y regasificación actuando como intermediario tipo peaje (‘Tolling Service Agreement’). Este único punto de entrada coloca a la isla en un estado monopolizado y vulnerable. De gastos totales para la isla en combustible estimados en sobre $2,400 millones anuales, ¿CUÁNTO COSTARÁ ESTE PEAJE PERMANENTE? ¿QUÉ TAL SI ESTA APP REPITE LO QUE HICIERON RECIENTEMENTE EN EL PUENTE TEODORO MOSCOSO Y EN UNOS AÑOS AUMENTAN UNILATERALMENTE SU PEAJE? ¿CUÁNTOS MILLONES DE DÓLARES RETENDRÁ ECOELÉCTRICA POR ESTE ROL DE INTERMEDIARIO? 1. Este peaje costará $60 millones al año ($0.234 por millón de BTU según el Informe de R. de la C. 116 de 30 de abril de 2009). 2. El peaje de EcoEléctrica aumentará 2% anualmente alcanzando $73 millones al cabo de 10 años. Conclusión: Este costo de peaje escondido es recurrente y reduce sustancialmente el supuesto beneficio anunciado para el bolsillo del consumidor. El ahorro por combustible desaparecerá por los costos de peaje, contratos de operación del gasoducto, gastos de mantenimiento y reparación de desperfectos así como para pagar la deuda de construcción. No hay tal cosa como ahorro a tu bolsillo.    

C. Terminal GNL en el norte Si el gobierno insiste en sustituir la totalidad del petróleo por gas natural, la AEE tendrá que establecer más facilidades de almacenaje y regasificación con nuevos permisos a las agencias federales. Entonces, ¿por qué no hacerlo donde se necesita el combustible? Por lo tanto sugerimos:

Página 2 de 7 / Casa Pueblo de Adjuntas

 


1. Construir nuevas facilidades de almacenaje y regasificación con un terminal de gas natural licuado en San Juan para suplir las plantas de Palo Seco y San Juan. Estas facilidades permitirán 23% adicional de la generación eléctrica del país por gas natural. 2. Parte de la deuda de convertir las plantas a gas natural, construir el tanque de almacenaje, el terminal de entrada y un corto gasoducto entre San Juan y Palo Seco podría salir del costo evitado del peaje ($60 millones anual) y $400 millones economizados por la construcción del gasoducto. Esto logra: (i) que el beneficio en costo por combustible pueda transferirse totalmente al consumidor en lugar de diluirse por pagar la deuda de construcción de un gasoducto (ii) rompe el monopolio de UNA SOLA EMPRESA (iii) el gobierno logra participación directa en la entrada de combustible al país (iv) duplica los puntos de entrada de combustible haciendo del país uno menos vulnerable (v) reduce los riesgos a las comunidades (vi) evita los daños permanentes a los bosques, los ríos, zona del Karso, zonas agrícolas y 34 hábitats críticos para especies en peligro de extinción. D. Resistencia de la AEE a un terminal alterno en San Juan Una de las razones que utiliza la AEE para descartar la construcción de un segundo tanque en la costa norte es el proceso de permisología requerido por la ‘Federal Energy Regulatory Comission (FERC)’ y los costos de construcción. La AEE reclama que el proyecto tomaría de 6 a 9 años con costos estimados en $750 millones. Respuesta CP: Terminales y permisología de GNL en los EEUU 1. Actualmente existen 7 terminales de GNL en las costas este y sur de los EEUU, dos (2) “puentes de energía” o terminales para barcos regasificadores en el mar, 19 terminales adicionales aprobados para su construcción (4 en progreso) y 5 nuevas propuestas de construcción. Cada terminal tiene al menos dos tanques de GNL. 2. Por ejemplo, el Terminal del Pasaje de Sabine en Louisiana consta de 5 tanques y el de Lake Charles, LA tiene 4 tanques. Uno de los terminales de mas reciente construcción es el de Cameron, LA. Solicitaron el permiso de la FERC el 30 de mayo de 2002 y se le otorgó el 11 de septiembre de 2003, 16 meses después. El terminal de Cameron costó $850 millones. Sin embargo, este terminal tiene 15 veces la capacidad de regasificación de EcoEléctrica. 3. El permiso de la propia EcoEléctrica fue solicitado el 25 de octubre de 1994 y fue otorgado el 15 de mayo de 1996, 19 meses después cuando se estableció un precedente en el Caribe. 4. Ejemplo de Sabine, LA: solicitaron el permiso a la FERC el 22 de diciembre de 2003 y se le otorgó el 21 de diciembre de 2004, exactamente 1 año después.

Página 3 de 7 / Casa Pueblo de Adjuntas

 


Nota #1: La AEE aceptó que barcos cisternas podrían descargar gas natural en la costa norte de surgir una emergencia, que el gasoducto tendría esa capacidad. Esta solución rápida al asunto de abastecimiento reconoce la capacidad de descargar combustible directamente en la costa norte. Esto significa que la construcción del gasoducto es INNECESARIA como concluyó Casa Pueblo en su evaluación. Un barco cisterna podría emplearse inicialmente en la costa norte para energizar Palo Seco y San Juan mientras se construye un tanque y el terminal de descargue. Ejemplo de este sistema existe en la Bahía de Boston, MA. Nota #2. La AEE dice que no hay espacio suficiente para un tanque de almacenaje de GNL en la zona norte (25 acres de terrenos alejados al menos 300 metros de ciertas facilidades) y que tendrían que dragar la bahía de San Juan para un terminal. Respuesta CP: El calado en Puerto Rico es mayor al calado del puerto de Trinidad donde se embarca inicialmente el GNL. Además, si la AEE puede expropiar hogares a decenas de puertorriqueños, impactar cientos de acres de zonas boscosas, zonas agrícolas, humedales, la zona de Karso y exponer a miles de puertorriqueños al gasoducto, ¿por qué no expropian 25 acres de CAPECO, una infraestructura fallida que poco le sirve al país, un estorbo público y construyen las facilidades necesarias con un corto gasoducto por la misma ruta donde ya un oleoducto transporta combustible a las plantas de generación de Palo Seco y San Juan? Nota # 3: NO MAS inversión para infraestructura fallida. Por ejemplo, el país construyó en los años sesenta un oleoducto que llevó petróleo desde Guayanilla a Palo Seco con la misma mentalidad que hoy presenta AEE. El oleoducto fracasó, era mejor y más económico descargar directamente el combustible en el norte cercano a la planta de generación de energía eléctrica que los gastos de mantenimiento, operación de bombas y problemas ocasionales de malfuncionamiento que colocaban el abastecimiento de combustible en uno inestable y vulnerable. Esta experiencia del oleoducto nos dejó un lastre con riesgos ambientales de líneas que aún hoy contienen petróleo; esta inversión fallida pudo evitarse de haberse establecido inicialmente un terminal de descargue como eventualmente ocurrió. E. Otras contradicciones AEE • La Planta de Cambalache a penas produce 2% real de la energía del país. ¿Para qué llevar 45 millas de gasoducto hasta este lugar? La AEE debe considerar cerrar esta facilidad que no aporta significativamente a la demanda del país. • Dice la AEE estar disponible a utilizar biodiesel a base de microalgas y ‘que a través de la misma tubería del gasoducto enviaríamos el aceite a las Plantas de Palo Seco y San Juan’ (El Nuevo Día, 30 de agosto de 2010). ¿Cómo llevarán gas y aceite biodiesel por la misma tubería? Inverosímil. • La demagogia de la AEE reclamaba una reducción proyectada de 30% en la factura mientras Casa Pueblo estimó la reducción en costos por combustible en tan sólo 18%. Este ahorro aplicará sólo al gasto por combustible, no a la factura total mientras gran parte de la economía por combustible desaparecerá inmediatamente pues se requiere pagar la deuda y gastos de

Página 4 de 7 / Casa Pueblo de Adjuntas

 


operación/mantenimiento. Actualmente la AEE le dice a sus clientes en sus facturas que la reducción proyectada es de tan sólo un 11%. • El gobierno aceptó que el 96% del combustible que utilizará la AEE en los próximos dos años será gas natural. (Caribbean Business, 6 de septiembre de 2010: “Cordero said the deal that he signed with EcoEléctrica Managing Director Jaime Sanabria means that PREPA will increase its natural gas generation over the next two years to 96% instead of 76%).  Esto contradice la política pública energética de diversificar combustibles y es técnicamente imposible con la propuesta del gobierno/EcoEléctrica. ESTE ANUNCIO es CONTRARIO a los PLANES ESCRITOS, otra inconsistencia. • Sobre el estado de crisis energética: La orden ejecutiva dice que Puerto Rico enfrenta una crisis energética. Sin embargo, el país posee una capacidad instalada de sobre 4,500 MW. En horas pico, la demanda alcanza entre 3,200-3,400 MW. Por lo tanto, la isla tiene una reserva energética instalada que excede la capacidad de las dos unidades más potentes del país. NO HAY TAL COSA COMO CRISIS ENERGÉTICA y establecer por decreto esta condición para viabilizar un proyecto de infraestructura es inaceptable. • Casa Pueblo expresó: “Los $350 millones del proyecto tienen costos escondidos del análisis público realizado por el gobierno”. Luego el gobierno aceptó que el costo estimado actual sobrepasa los $400 millones. Aun quedan los costos escondidos de la conversión de las plantas de generación eléctrica, regasificadores y tanques de almacenaje que serán indudablemente necesarios. • La administración de la AEE probó su mediocridad ante el paso colateral del huracán Earl en días recientes. Ante esta realidad la AEE expresó la necesidad de cambiar las plantas de generación de petróleo a gas natural. Semejante mentira requiere el repudio del pueblo así como de sus anuncios engañosos que desinforman sobre los planes del gobierno. Sobre 200,000 personas quedaron sin acceso a electricidad por largos días debido a fallas en el sistema de distribución (el problema NO fue de GENERACIÓN). Esto refleja que la AEE posee severas deficiencias en su cuadro directivo así como en su capacidad para la toma de decisiones. Tiene que ser cuestionada la intensión y capacidad de los proponentes. Miguel Cordero dice que confiemos en la seguridad del gasoducto, ¿pero confiar en la palabra de quien no pudo ni restituir la energía eléctrica según prometió a los residentes de la isla? • Con respecto a los gastos publicitarios, exigimos que DACO, la FCC o los responsables en prevenir anuncios engañosos que detengan inmediatamente la campaña del gobierno ‘Vía Verde’. Esta campaña violenta el uso apropiado de fondos públicos rayando en actos de corrupción que deben ser investigados por el Contralor de Puerto Rico. ¿Hasta que punto la inversión en relaciones públicas está organizado para coaccionar el rol informativo de los medios de comunicación masiva? ¿Cuánto dinero invierte la AEE en su campaña de Vía Verde? No se informa al país del gasoducto ni de sus riesgos mientras se utilizan principios ya condenados en la publicidad y por el leyes federales sobre ‘green brain washing’. • El país será hipotecado por los próximos 30 a 50 años en una generación eléctrica a base de gas natural. Los pasado 60 años fueron a base de petróleo, los próximos serán a expensas de gas natural. No existe espacio verdadero para una transición energética a fuentes renovable más allá de proyectos marginales. Aquellos técnicos, profesionales y universitarios que piensan en una transición están siendo engañados de las consecuencias de esta sustitución del monopolio petrolero al monopolio del gas natural. Las posturas de algunos sectores en el país parecen Página 5 de 7 / Casa Pueblo de Adjuntas

 


estar comprometidas con acuerdos económicos institucionales o individuales en lugar de responder al interés público. • La AEE expone que convertirá la ruta en un ‘corredor’ para visitantes con ciclo vía, puntos de observación, ruta para caballos, entre otros usos obviando los riesgos y contrario a la servidumbre de seguridad. Otra contradicción. ¿Quién asesora al gobierno? • La improvisación en la ruta que ahora cambian ligeramente es motivo de desconfianza técnica para un proyecto trascendental en su plan estratégico. Por ejemplo, ahora dicen que la ruta no pasará directamente por el Bosque del Pueblo. Sin embargo, la ruta pasa por la zona de amortiguamiento del Bosque, cercano a más personas y posiblemente requiera más distancia e impactos al ambiente. Mover la ruta de lugar es claramente un reflejo de mal diseño y falta de profesionalismo. No existen estudios de sismicidad serios que atiendan posibles riesgos a fuerzas naturales como terremotos. • Dice el gobierno ahora que pasarán por humedales que no sirven para el desarrollo. Semejante desprecio sobre el rol de los humedales en la regulación del ciclo hídrico, su rol en el reabastecimiento de los acuíferos, control de inundaciones y su rol como ecosistemas de alta productividad es nuevamente destello de la incompetencia técnica de los proponentes. Los humedales como el Caño Tiburones, Las Cucharillas, Los Humedales del Río Cocal y otros son ecosistemas altamente protegidos y cualquier impacto sobre estos son regulados por leyes federales que precisamente reconocen la vulnerabilidad de estos recursos así como su rol en la biodiversidad de la isla. F. Riesgo y seguridad del gasoducto Propuesta AEE: El Gobierno de Puerto Rico reclama que el gasoducto propuesto no representa riesgo alguno para las comunidades ni para la economía del país. Menosprecian cualquier incidente en otros lugares como la reciente explosión de un gasoducto en San Francisco donde murieron personas, decenas de heridos con quemaduras críticas, decenas de casas y vehículos destruidos totalmente y muchos más con daños parciales. La enorme llama requirió de un magno esfuerzo de extinción. Puerto Rico probó recientemente su incapacidad de manejar crisis de eventos catastróficos como el ocurrido en San Francisco. Así se evidenció durante el ineficiente manejo de la explosión de CAPECO en Cataño. Respuesta CP: Según el ‘Office for Pipeline Safety’ del ‘US Department of Transportation’, existen múltiples y frecuentes causas para fallas en los gasoductos como (i) fuerzas naturales como terremotos, fuertes lluvias, inundaciones, cambios en temperatura (termal stress que provocan expansión/contracción), (ii) daños por corrosión interna y externa, (iii) por excavaciones de terceros, (iv) fuegos en bosques, empresas y lugares cercanos (ej. Gasolineras y vertederos), (v) movimiento de vehículos y vibraciones, (vi) vandalismo/terrorismo, (vii) defectos en la manufactura de la tubería, (vii) mala instalación y soldadura, (vii) mala operación, (viii) sobrepresión en la tubería, mal funcionamiento de las válvulas y, (ix) otras causas desconocidas (nunca se pueden aclarar). El tiempo de la tubería NO ES CRITERIO para explicar eventos catastróficos, utilizar este argumento es pura demagogia.

Página 6 de 7 / Casa Pueblo de Adjuntas

 


En Texas las tuberías sufren algún tipo de evento con promedio de uno (1) al mes y costos de daños a la propiedad de $6 millones por año. De 1990 a 2009, en los EEUU ocurrieron 1427 eventos con daños a la propiedad estimados en $682,150,366 (Office for Pipeline Safety, USDOT, 24 de julio de 2010). El diseño de proyectos de manera responsable se realiza pensando en el peor de los escenarios. En Puerto Rico se minimizan y hasta se descartan por los proponentes los riesgos de explosividad en una zona tan altamente poblada (>30,000 personas) como Levittown y donde la tubería estaría a la merced de fuerzas naturales, vandalismo, corrosión acelerada frente al mar, entre otros factores. Los nuevos mapas de inundación de FEMA incluyen el frente marino de Levittown en terrenos clasificados como Zona V (zona de alta peligrosidad debido al oleaje). Además, los eventos que afectan la operación de un gasoducto no tienen que se catastróficos para tener consecuencias significativas. Fallas e interrupciones en la línea podría causa el colapso de las plantas de generación del norte y hasta provocar el colapso del sistema de distribución del país con consecuencias económicas incalculables. Conclusión Con la construcción de un gasoducto y lo disponible en el terminal de GNL de EcoEléctrica no podrá alcanzarse la sustitución de petróleo por gas natural como reclama la AEE. Se requiere infraestructura adicional y nuevos permisos. Esta evidencia descarta la viabilidad del gasoducto del norte. Por lo tanto, exigimos al Gobierno de Puerto Rico que desista de sus planes de construcción del gasoducto del norte y detenga el gasto de fondos público en la campaña mediática engañosa de Vía Verde.  

Página 7 de 7 / Casa Pueblo de Adjuntas

 


Parte II Respuesta Comunitaria a la Crisis Energética