Page 1

CONTEXTOS DE PARTICIPACIÓN DE UNA PERSONA CON HIPERTENSIÓN ARTERIAL Quijano Cuevas Mariana Rodríguez Ortiz Nadia Facultad De Estudios Superiores Iztacala Universidad Nacional Autónoma De México

RESUMEN

Se llevó a cabo la realización de un trabajo que tuvo como objetivo analizar a través de la entrevista las prácticas sociales que una mujer con hipertensión arterial lleva a cabo en los diferentes contextos en los que se relaciona. La participante fue una mujer de 75 años de edad a la que se le realizaron 5 entrevistas de una hora aproximadamente. El análisis de los resultados se dividió en 4 categorías: La adquisición de nuevas formas de vida; Atención al bienestar de su familia;

Formas de cuidado respecto a la enfermedad y Cambios

generados por la relación de pareja.

Se llegó a la conclusión de que la participante ha

desarrollado estrategias que le han permitido cuidar de sí y de su hipertensión arterial al mismo tiempo que presta atención a las actividades de otras personas como sus hijas y nietos. Palabras

clave:

hipertensión

arterial,

entrevista,

prácticas

sociales,

estrategias,

participación.

El término enfermedad hace referencia

a conceptos relacionados con la

medicina, tales como salud, tratamiento. El caso de la hipertensión arterial no es la excepción ya que este padecimiento implica una serie de ideas que se van formando a través del discurso médico. Dicha enfermedad es caracterizada por un incremento de la presión sanguínea en las arterias, es decir, un incremento que supera los cien latidos por minuto. Entre las causas relacionadas con la hipertensión arterial se encuentran el exceso de peso, la falta actividad física, la ingesta insuficiente de potasio, el estrés, tener más de sesenta años, los antecedentes familiares de hipertensión y el consumo excesivo de alcohol, tabaco y sodio (Robles 2001). Ésta enfermedad es denominada como “silenciosa” ya que no presenta síntomas. Cuando llegan a aparecer, lo hacen debido a que los órganos vitales ya han sido afectados. El corazón aumenta de tamaño para poder generar bombeo, lo que ocasiona que se destruya la capa muscular por falta de oxígeno. En el cerebro se


pueden generar hemorragias, lo que provoca dolores intensos de cabeza.

El

funcionamiento del riñón se altera generando una pérdida de proteína en la orina. Las arterias se dilatan porque hay más presión dentro de ellas y se pueden endurecer bloqueando el paso de la sangre, y finalmente la visión puede tornarse borrosa e inclusive disminuir totalmente. Por lo tanto los médicos argumentan que la forma en que se manifiesta es a partir de dolores de cabeza, mareos, zumbido de oídos, cansancio excesivo y ansiedad. Una vez detectada el médico inicia a la persona en un tratamiento farmacológico, el cual generalmente incluye un medicamento llamado Losartán que reduce la presión arterial y un diurético que aumenta la eliminación de orina y de sal. También se recomienda un tratamiento no farmacológico que incluye la actividad física regular y una dieta específica en la que de preferencia se consuman alimentos que contengan calcio, potasio y magnesio (Firman, Alegría, Barrio, Bertomeu, Blanco, Castellanos, Castillo, Conthe, González, Morillas, Mazón, Otero, Rodríguez, Roldán y Varela, 2004). Las recomendaciones hechas por los médicos, solo se encaminan al control de la enfermedad, dejando de lado el contexto social y cultural en el que la enfermedad se desarrolla. El médico únicamente proporciona métodos para controlar las dolencias orgánicas una vez que el padecimiento es irreversible y solo puede ser controlado. Resulta, entonces la persona es vista como un cuerpo al que hay que mantener vivo, sin tomar en cuenta, cómo a partir de la enfermedad, la persona debe reestructurar la noción que tiene de su identidad, así como las ideas que desarrolla y cómo forma parte de su vida ordinaria. El cuerpo es atravesado, metafóricamente hablando, por la cultura. No hay cuerpos en aislado. La cultura se manifiesta a través de creencias, tradiciones y estilos particulares de vida que desarrollan las personas. De modo que el cuerpo, nos sólo es físico, sino también social. Es importante comprender que el cuerpo no debe separarse de sí mismo, es decir, desvincular la identidad de la persona con su cuerpo. En el caso específico de tener un padecimiento como la hipertensión arterial, se debe tener claro que las prácticas sociales que se lleven a cabo afectarán de diversas maneras el desarrollo de


la persona que piensa, siente y se relaciona cotidianamente en situaciones distintas, es decir, en diferentes contextos (Dreier, 1999). Los sujetos se relacionan de diferentes formas con sus participaciones en contextos particulares. Relacionando éstas diversas participaciones, preocupaciones y posturas, las personas gradualmente configuran una composición subjetiva particular de la manera en que se sienten ubicadas en el mundo. A eso hace referencia el término identidad: el sentimiento de pertenencia a prácticas particulares; con personas y en lugares particulares. La identidad personal es entendida entonces como la configuración de aquellas reflexiones en posturas personales de lo que uno representa y a dónde pertenece. La identidad es aquello que las personas identifican de ella, tiene que ver con las posiciones que te da la sociedad. Hay reglas no escritas que sin embargo se asumen, se reproducen y se actúan. El individuo se va moldeando, se va construyendo, aprendiendo a través de la práctica cotidiana., de las actividades en las que está inmerso. La trayectoria del individuo y de la enfermedad que padece hace referencia a la ubicación de la persona en sus formas de vida, las actividades en las que se involucra (Dreier, 1999). Lo importante de conocer una postura no es conocerla en sí, sino comprender el proceso que la persona siguió para adoptarla. Para comprender dicho proceso en una persona hipertensa, se debe saber cuál fue su desarrollo durante la toma de decisiones que llevaron a la reflexión y a la apropiación de esa postura (Dreier, 1999). Debe de considerarse que la persona con hipertensión arterial desarrollará una forma de pensarse a partir del diagnóstico médico. Es en este contexto donde se probabiliza que la persona interactúe de acuerdo con la visión de sí misma (la percepción como enferma) de los demás lo que indicaría una alteración de sus relaciones sociales. A partir de lo anterior, se reemplazarán algunas prácticas sociales y se desarrollarán otras nuevas. Puesto que la cultura atraviesa todos los ámbitos del ser humano, el desarrollo de estas prácticas sociales, también son diferentes entre mujeres y hombres. Las diferencias de género, al ser éste una construcción social, supone formas de participación propias de una mujer, cabe agregar, mexicana.


En conjunto, la educación que recibe una mujer a lo largo de su vida, nos hace formularnos la influencia de las actividades realizadas por una mujer que padece una enfermedad crónica, en la forma de percepción de sí misma y de los demás, sus prácticas sociales y como afectan los distintos contextos en los que se desarrolla cotidianamente (Dreier, 1999). Para conocer estos aspectos es necesario saber el relato de la persona a través de una conversación en la que narrará y renarrará una serie de hechos, vivencias, experiencias, acciones, pensamientos, emociones y demás información. En otras palabras el panorama de la acción, de la conciencia y de la experiencia, a través de la intervención de dos personas que funjan como entrevistadoras, para resaltar aspectos que pasan desapercibidos o dar un giro a la conversación, lograrán identificar cómo siente, conoce y actúa la persona teniendo una idea más amplia del “cuadro de la situación” que ha vivido y vive con su padecimiento (Payne, 2000). De acuerdo con estas consideraciones se realizó un estudio donde se planteó como objetivo analizar a través de la entrevista las prácticas sociales que una mujer con hipertensión arterial lleva a cabo en los diferentes contextos en los que se relaciona. MÉTODO Participante La participante fue una mujer separada (R) de 75 años de edad con arritmia cardiaca prescindiendo de un marcapasos. La señora R vive en una casa habitacional propia, con una de sus hijas que tiene 50 años y su nieta de 26 años de edad. Se dedica a las labores del hogar, puesto que ya está pensionada por parte de su marido que murió hace aproximadamente 35 años. Ella está encargada de la limpieza del hogar y de preparar la comida para todas. Desde hace seis meses asiste a un grupo de adultos mayores en la clínica de atención médica, asiste dos veces a la semana. Ella se acercó al grupo por un anunció que vio en la clínica hace ya algún tiempo, sin embargo, no se decidía a ir hasta hace unos meses.


Las amistades de la señora pertenecen al grupo al que asiste y con quienes en algunas ocasiones llegan a salir a comer o las invita a su casa. Materiales Se utilizaron un celular modelo ZMZ 01 y un LG KF350D para grabar las entrevistas. Procedimiento Se realizaron 5 entrevistas de 1 hora aproximadamente. Dos personas fueron los entrevistadores, M1 y N1. Las entrevistas fueron realizadas en diferentes sitios, la primera se llevó a cabo en la clínica 186 del IMSS, otra más fue en el parque y las tres últimas en la casa de la participante. RESULTADOS Las categorías que se analizarán de las entrevistas corresponden a los temas más mencionados por la entrevistador, es decir, fueron construidas de acuerdo a la información que la participante proporcionó, además son las que cobran mayor relevancia en cuanto a su práctica social. Las categorías se mencionan en el siguiente recuadro, al igual que el número de veces que aparecen a lo largo de las entrevistas. También se adjunta una breve definición de las categorías para indicar a qué nos referimos con estas.


La

Categorías adquisición de

Definición nuevas Está enfocada al interés que la

formas de vida

participante

tiene

por

No. de Veces 16

obtener

información que produzca un cambio en su relaciones sociales. Están implicadas las actividades que realiza como. Escuchar la radio, leer libros, conversaciones

con

otro

y

la

asistencia al grupo. Atención al bienestar de su Se refiere a la participación que tiene familia

15

como madre y abuela, orientada al cuidado de la familia.

Formas de cuidado respecto a Alude a la adopción de habilidades la enfermedad

22

para el cuidado de la enfermedad a partir de la experiencia.

Cambios

generados

relación de pareja

por

la Sugiere

el

desarrollo

de

nuevas

8

formas de pensar y relacionarse, a partir de su ruptura amorosa.

A continuación se presentan los tópicos de conversación más relevantes de cada una de las categorías, donde R es la entrevistada y M y N las entrevistadoras.

La adquisición de nuevas formas de vida

R: Me fui a los juzgados de acá atrás para poderle decir que se fuera


M: ah, R: Sí y es algo que él dice que no me perdonaba, que yo, amándolo tanto como lo ame lo llevará ahí M: Yo creí que nada más había sido de palabra R: No, yo sabía que si no lo hacía no… M: no se iba a ir R: Sí y luego digamos esto, que yo lo que tengo fue del esposo con el que me case, porque yo creo sentirme honesta que si él fuera aquí, que hubiera hecho yo no le diría. Pero no podía crear derechos solo por vivir conmigo, pero ahora la ley dice otra cosa, pero ahí si yo pregunto, pero no quisieron darme explicaciones y me tocó hablar con un licenciado y me dijo que yo pagara los gastos M: ¿Que usted pagará los gastos del juicio? R: No, no, de la casa. Allí es un convenio al que llegamos, entonces yo expuse primero y luego el, pero, él me acusaba de las peores cosas y yo pues me tenía que quedar callada, porque eso lo he aprendido, que si uno habla no puede hablar el otro porque se dan cuenta quien es el escandaloso, entonces yo tranquila, entonces ya llegamos a un acuerdo y no se iba, o no iba a las audiencias pero como nos dijeron que nada de insultos, que nada de nada, porque si no si nos iban a sacar, aunque conviviendo yo bien con él, guisándole y ja ja ja y luego no iba a las audiencias M: y su reacción de él a partir de que fue a las audiencias, de que se enteró que Ud. fue a juicio ¿cambio con Ud. también aquí? R: a no si, si porque nunca me lo había hecho pero yo no te puedo decir que, él pagaba los gastos completos aquí. Entonces después ya decía que era la mitad y yo a pues sí, porque después ya me quería regañar, con la comida que no le gustaba y yo ahora de cuando acá ya no le gusta lo que le hago, no le digo bueno es que yo no tengo obligación contigo, te lo hago porque quiero hacértelo más no porque yo tenga obligación, porque si tú no has sido parejo conmigo yo no tengo porque, ni puede decir hay mi mujer, tampoco. Porque si algo he aprendido de lo que oigo, ni soy el tapete de la entrada ni por vieja que esté, debo de tener dignidad, tengo un valor porque yo le decía respétame como mujer adulta, respétame como mujer. Pero él casi nunca, nunca, él llegaba y me platicaba todo lo que le sucedía afuera, pero cuando teníamos que platicar de nuestra situación él nunca aceptaba y hasta me decía salte del cuarto, recuerda que hasta el piso donde estás es mío, yo se lo decía por lo que él me decía, pero yo no estoy acostumbrada a decirle a nadie hay pues mi casa, no, no, es su casa porque aquí viven, pero no me gusta pelar y yo si le decía es que tu ocupas un cuarto y yo le decía no te preocupes , con ese cuarto yo voy a tener para los gastos, y no iba y entonces yo iba otra vez. M: En esa situación de que iba y q él no se iba de su casa y tenía que regresar al juicio, ¿cuánto tiempo duraron? R: Año y medio, pero llegaba el momento en que yo sentía mi cabeza horrible…


Atención al bienestar de su familia

M: Y ahora, cree usted que usted realmente ya no era usted tan feliz, a partir de que se fue o todo lo contrario R: Era más alegre M: Antes… M: Antes R: Acuérdense que se tienen que limpiar como la artista, nada mas así, sin tallarse (risa) M: Si… fue todo un proceso R: Si y sigue siendo M: Y sigue sien… R: Pero ahí voy, no puedo decir que no me ha servido M: Así como usted tomó la decisión de decir hasta aquí y que se fuera, creo que ahora igual corresponde, que usted diga, ahora me toca a mi, pues igual interesarse por usted, y empezar tal vez a empezar a disfrutar lo que tiene, y si era más alegre todavía de lo que es ahora, pues a retomar eso que la hace feliz, empezar a disfrutar de un programa, de ir a la pláticas, de escuchar la radio R: Pues les digo, que ya para que ya les haya dicho ”pues yo me tengo que ir, yo me voy a ir” . Porque yo soy muy servicial, con todos, pero, siempre, pero ahora es más. Yo me tengo que ir, porque ahora soy primero yo M: Si porque en el tiempo que hemos estado platicando con usted, yo me he dado cuenta de eso, de que se interesa mucho por los demás, por ejemplo ahorita la comida para el nieto, de que estén aquí su hija y su nieta; se enfermó su hija y tuvo que ir a cuidar a los nietecitos R: Aquí me los traen M: Aah se los trajeron. No digo que sea malo. Sin embargo tal vez si se está centrando en los demás, tal vez también corresponde que usted, se dé lo que necesita usted, en los cuidados, y como le digo a usted, hacer lo que disfruta R: Pues sí, pero, es lo que te digo, mira ahorita, no lo justifico ni nada, por algo nos unimos no? Él da, pues sí, pero a lo mejor también fue mi error el no darle su lugar, el hombre de la casa, pero las circunstancias eran diferentes, porque o si le llegué a decir, porque no es de luego que lo aceptaban aquí en mi casa ¿no? M: Si R: Porque los hijos si no aceptan a otra gente, y yo si le decía, pues busca un cuarto y me voy contigo, pero piensa que tú lo vas a mantener porque yo siempre una mujer muy trabajadora, a la mejor también por eso fue mi error, que yo siempre he sido basta para mí y para todo mundo. Pero igual hija, porque yo entiendo lo que Dios


pide en su palabra “lo que te doy, no es para ti, es para que lo compartas con los demás”. Porque yo ahorita, son dos charolas más que tengo de pollo, yo pude haber dicho no “y dije llévate una charola”. Y trato de dar lo mejor. Pero yo sé que Dios me bendice. Yo te digo, yo desde niña fui muy servicial ese fue mi, servir a los demás. Pero tanto como que o me olvide de mí y todo no, porque ahorita ya nada menos.

Formas de cuidado respecto a la enfermedad

R: Pero el señor si diario fuéramos al seguro, diario se sale, siempre va a comerse su tamal, su atole, diario. Y está en la silla, cada vez va engordando cada vez más. M y N: Aaah R: Yo me he adelgazado pero que no era así, yo pesaba de 70 a 72 kilos pero ya era bien pasada, M: Jaja R: Ahorita casi vengo pesando casi unos 63 M: Y tuvo que modificar su alimentación R: No pues ya digamos, digamos, ya tengo que comer verduras, ya trato de comer verduras fruta y eso M: Pero siempre se ha alimentado igual o … R: No, comía yo más antes, que la costillita con su grasita N: Con muchas tortillas y así. M: Yo creo que era más cuando estaba trabajando en el tianguis ¿no? o sus antojitos y así R: No pues simplemente en Garibaldi, los tacos de suadero N: jajaja R: Pozole, todo eso. Pero ahora por ejemplo, yo hago el pozole y le trato de quitar la más grasa que puedo, inclusive a la cabeza, porque es lo que le da sabor al pozole, la grasa, pero yo le rajo toda la grasa de la manteca, y las pata de pollo si las coso un día antes, la meto al refri, se separa la grasa de la grenetina, entonces la vacío y toda la grasa ya se va M y N: Ah mire R: Y ya no más queda la pura grenetina y eso es lo que les hecho M: Y está muy bien que usted decidió empezar a cuidarse, pues tener más cuidado a la hora de preparar R: Pues de repente me desbalago, por ejemplo cuando hago pancita, también le quito todo el sebo, y ahora que compre hagan de cuenta , como esas cucharas que traen como la grasa que son para quesadillas, es para la grasa, como tipo coladeras, pero tanto . Y eso a la hora que está hirviendo el pollo o la carne se empieza a hacer


espuma y se junta la grasa con la espuma. A la hora que quita eso. Pues ya es especial para quitarle toda la grasa M: Ah mire N: Y entonces ya ¿a qué hora desayuna ahorita que va al grupo? R: Aah no me paso a desayunar antes de irme, me paro temprano N: Y aquí desayuna… R: Si aquí, solo cuando no me da tiempo…

Cambios generados por la relación de pareja

R: entonces yo, como soy a mí me gusta dar amor Y: si mantiene todavía relación con sus hermanos R: Si luego nos hablamos, o me hablan, porque como todos son ya grandes, ahorita tengo ya como el mayor ha de tener como 85, el otro ha de tener como 83, yo tengo 75 N: Si ese día que nos dijo, nos quedamos de a 6 R: Nombreee! Me dicen que si tengo 55 M: Si yo también dije “No le creo” porque no se le ven R: Pues no se me ven, y al rato menos se me van a ver M: Jajaj ¡Nooo como es! R: Si hay que ir pensando, muchas cosas. Si por que dice uno, me pongo a tomar a que bueno me va a llevar eso M: Siii R: Qué tal que si de repente llega y dice “¿por esa borracha me regrese? ! Jajaja N: Aaah… R: No, tanto como eso no, porque si no imagínate, para mis nietas yo les digo, es como un ejemplo para que ellas no soporten esas cosas, porque si uno como la abuela, que es la ramificación del árbol, pasa uno por muchas cosas, ellas también buscan ellas eso al rato. M: Creo que se lleva muy bien con sus nietas ¿si platica mucho con ellos? En mi caso mis abuelitos, con ellos casi no, son más reservados, o muy serios, o hay cosas que jamás se atreverían a decirme de ellos R: Pero empiézalos a papachar, porque si hay abuelitos que “ay ay ay” noo pero tu empiezas a demostrarles tu amor, porque mira hay un porqué de que la gente sea así, yo siempre les decía, que una mujer con ocho hijos y el marido y que eran muy autoritarios, todo eso era lo que uno veía en su familia , con ocho hijos y con la mujer le digan “ahí está tu encárgate” ¿qué sonrisa podías encontrar en tu madre?


ANÁLISIS DE RESULTADOS En lo que refiere a la categoría “La adquisición de nuevas formas de vida” le entrevistada narra sucesos que muestran que ha adoptado nuevas formas de ser, a partir de lo que escucha en la radio. Desde el comienzo de las entrevistas R mencionó que le gustaba escuchar mucho las pláticas de psicólogos que pasaban en la radio y que incluso había leído algunos de los libros que ahí recomendaban. Los sucesos que ella ha narrado muestran que lo que escucha influye en su vida. Por ejemplo, una ocasión mencionó “hace rato escuche que muchas veces guardamos cosas que ya no nos sirven, que solo son un recuerdo y dijeron que deberíamos empezar a sacarlas, yo creo voy a hacer eso, porque tengo un cuarto lleno de las cosas de mi ex pareja, ya las voy a tirar, para que las quiero ahí”. Podemos notar que lo que ella escucha o aprende, tiene un efecto en sus prácticas sociales y en como ella forma su identidad, tal es el caso de una vez que dijo “si algo he aprendido de lo que oigo es que no debo de ser el tapete de nadie, debo de tener un valor, de respetarme como mujer…” También la continua asistencia al grupo de adultos mayores permite comparar estas nuevas formas de pensar que ha adquirido a partir de la experiencia y constante escucha a “los profesionales”. Recordando que las prácticas sociales que se realizan en determinado contexto influyen de cierta forma en otro. La persona tiene maneras de actuar que nos hablan de sus participaciones en la trayectoria de la enfermedad. Al estar el individuo situado en distintos contextos sociales,

participa en todos ellos de manera constante, por lo

que supone una influencia sobre sí mismo (Dreier, 1999).

En lo que respecta a la categoría “Atención al bienestar de su familia” propone que la participante ha mantenido un interés constante por su familia y no únicamente por quienes viven en su casa. Esto es porque se ha mantenido continuamente ocupada en ayudar a sus hijas y nietos cuando le es posible, ya sea que cuide a los bisnietos o que


deba de tener la comida lista para cuando su hija llegue de trabajar, pero debido a que su hija recientemente estuvo enferma, R se encarga de preparar comida adecuada para ella, que sea lo que le recomendó el doctor. La entrevistada mantiene un elevado interés por ayudar a los integrantes de su familia, y le gusta apoyarlos en lo que puede, ha dejado que algunos de sus nietos vivan en su casa e incluso les da productos para que coman y se preocupa por tratar a todos por igual, ya que si le da algo a uno lo tiene que hacer con otros. El hecho de que siempre esté disponible para su familia hace pensar que la señora considera muy importante apoyar a la familia y que debe de ser fuerte, como cuando menciona “dicen que los hijos no nos deben de verla llorar a uno” e incluso ella misma dice como se ve “yo me siento como ese árbol que da la sombra y que trata de ayudar”. Pero ella misma tiene claro que en su tiempo les ayudaba mucho y que incluso dejaba de hacer algunas cosas personales, “en su momento, los ayude a mis nietos, aquí se les dio todo”, pero ahora aunque sigue ayudando a sus hijos ya no los considera como prioridad, ya que no se concentra sólo en ellos, sino que también procura su cuidado, hasta el grado que les ha dicho a sus nietas que no puede cuidar a sus hijos porque tiene que ir a su grupo o que los cuida pero por la tarde, en otras ocasiones les ha dicho que los cuida pero que le paguen. Esta reproducción de las formas de actuar, puede llegar a generar procesos reflexivos en las maneras en las que se tiene como mujer, madre, abuela, católica. Una reflexión a partir del hacer en un contexto social, por lo que R ha desarrollado la habilidad de estar al tanto de sus actividades y de las actividades que hace su hija (Dreier, 1999).

En la categoría “Formas de cuidado respecto a la enfermedad” se manifiesta el cuidado personal que la señora R tiene de sí misma, ella tiene claro que si ella no se cuida nadie más lo va a hacer e incluso que si no lo hace ahora su salud puede empeorar y convertirse en una carga para su familia “uno como adulto debe de tener la responsabilidad de cuidarse”. Por otra parte, mantiene una preocupación por lo que le vaya a pasar más adelante y también se preocupa de que no se pueda atender ella


misma, pues reconoce que su familia tiene sus responsabilidades y que tal vez no puedan o no quieran cuidarla. Por lo tanto, R está prestando atención y cuidado a su enfermedad, al mismo tiempo que cuida a su familia. Para el cuidado de su enfermedad ha tomado la medida de no usar celulares o ciertos aparatos electrónicos que pudieran bajar la pila de su marcapasos como horno de microondas o la secadora de cabello y también procura no cargar cosas pesadas. Aunque no ha realizado cambios drásticos en su cuidado,

trata de llevar su vida

normal, no limitó sus actividades a partir de que se enteró de su enfermedad ella misma lo aclara al decir “seguí mi vida normal, sigo haciendo de las mías, como todo lo que quiero, hago lo que quiero, no me limito”. Sin embargo, si sigue algunas medidas de cuidado ya que cuando hace mucho frío se abriga bien debido al dolor de su espalda, también se cuida del smock y de la humedad, también cuida su alimentación, pues ya no come lo mismo de antes como la pancita, el pozole o comida con demasiada grasa, incluso estaba considerando en regresar a hacer un poco de ejercicio, ya que antes salía a caminar por recomendación médica, lo que le ayudaba a oxigenar su corazón. Respecto a la alimentación la participante sabe que tiene un cuerpo que siente y que por ello es necesario cuidarlo aunque este cuidado se oponga a la satisfacción que le provoca ingerir ciertos alimentos porque sabe que si lo hace su cuerpo manifestará molestias en ciertos órganos que son los afectados en este padecimiento “silencioso” Un contexto social sólo puede entenderse a través de sus interrelaciones -conexiones, así como separaciones- con otros contextos en la estructura de la práctica social. Para que la práctica social se reproduzca o cambie, debe estar arreglada de tal manera que los sujetos puedan darse cuenta de algunas de estas interrelaciones y sean capaces de utilizarlas. Los sujetos intervienen en el contexto presente en una forma particular, comparada con sus modos de participación en otros contextos. La experiencia de situaciones determinadas y la forma de pensar en un contexto afectarán a otro de una u otra manera, esto nos permite suponer que aquella práctica de influyó en el desarrollo de su estrategia para el cuidado de su enfermedad. Comprende aquellas prácticas que la participante se ha apropiado de otros con la finalidad de evitar los síntomas de su enfermedad (Dreier, 1999).


Por otro lado en la categoría “Cambios generados por la relación de pareja” la ruptura de la señora R con su segunda pareja fue una situación muy dolorosa, pero que ahora lograr ver como una forma de aprendizaje. La experiencia de situaciones determinadas y la forma de pensar en un contexto afectarán en otro. La señora R está acostumbrada a no depender de nadie, pero reconoce que le dolió la pérdida de su pareja por el hecho de que estaba acompañada y que al menos tenía alguien que la cuidaba “cuando se fue me sentía peor, porque más que bien me veía” , por lo que la señora narra mientras vivía con su pareja llegó a enfermarse y el señor no la cuido como ella hubiera esperado, él fue a divertirse y la dejó en cama; situaciones parecidas influyeron en su participación en otros contextos, ya que ahora no permitiría que le volviera a pasar lo mismo o incluso que la golpeara. Nuevamente trata de ser un modelo para sus nietas, ya que de seguir viviendo con él no sería un buen ejemplo para sus nietas. Vivir en diferentes contextos sociales y a través de ellos implica una práctica personal multifacética, variada, diversa y contrastante que hace surgir dificultades, desafíos y conflictos personales de tipo particular, pero que también proporciona recursos prácticos para una vida rica. Esta diversidad y complejidad hace surgir conflictos personales particulares entre las participaciones y preocupaciones de una persona en diversos contextos. Las

experiencias múltiples y diversas provienen de diferentes contextos, que

abastecen los procesos personales de reflexión. En ningún caso la reflexión es un distanciamiento del mundo, sino que se trata de ver las cosas desde la perspectiva de posiciones y ubicaciones distintas. El hecho de que R perciba estas diferencias alude a que su forma de pensar ha sido modificada por la reflexión que ha generado de su relación y de las relaciones de otros (Dreier, 1999).

De acuerdo con Dreier (1999), los contextos en los que se desarrolla la persona influyen entre sí en la forma de pensar, actuar y sentir. En el caso de “R” las prácticas sociales que observa de otros, así como los que le transmiten los libros le han permitido percibir sus relaciones sociales de determinada manera y adoptar parte de ellas. Todo


aquello que le era sugerido por alguna persona relevante o que para ella representará cierta autoridad, como lo son los terapeutas de la radio, su hermano y los que dirigen el grupo al que asiste. Así, la experiencia que ha adquirido, junto con las prácticas sociales cotidianas, le han permitido reflexionar sobre su actuar en relación al rompimiento con su pareja, permitiéndole construirse, ubicarse dentro de las actividades en las que está inmersa de manera alterna hasta antes de este acontecimiento. Por lo tanto se puede concluir

que “R” ha desarrollado estrategias que le

permiten cuidar de sí y controlar la hipertensión arterial y su arritmia, al mismo tiempo que cuida de su hija y nieta y cumple con aquellas tareas domésticas debido a la experiencia, educación, vivencias, desarrollo, actos, acciones, formas de pensarse, es decir su trayectoria de vida.


Referencias Dreier, O. (1999). Trayectorias personales de participación a través de contextos de práctica social. Psicología y ciencia social. 3(5), 28-50. Firman, G., Alegría, B., Barrio, M., Bertomeu, V., Blanco, M., Castellanos, F., Castillo, J., Conthe, P., González, J., Morillas, P., Mazón, P., Otero, F., Rodríguez, M., Roldán, J. y Varela, A. (2004). Hipertensión arterial: el asesino silencioso (Educación para Pacientes). Intermedicina, 1-6. González, J. (2010). Tratamiento combinado en hipertensión arterial. España: Sociedad española de cardiología. Payne, M. (2000).Terapia narrativa: una introducción para profesionales. Barcelona: Paidós. Robles, B. H. (2001). Factores de riesgo para la hipertensión arterial. Archivos de cardiología de México, 71, 208-210.

Trabajofinallaboratoriov  

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you