Issuu on Google+

01 ENERO 2014

M A N I A C ARTE

-

MODA

-

TENDENCIAS

-

HISTORIA

-

FOTOGRAFÍA

-

CINE

-

TECNOLOGÍA

FOTOGRAFÍA LA AGENCIA MAGNUM REPASO POR LA HISTORIA DE LA AGENCIA DE FOTOS MÁS CONOCIDA DEL PLANETA ARTE BENJAMIN LACOMBE EL ILUSTRADOR PRESENTA SU PRIMERA EXPO EN ESPAÑA, EN EL MUSEO ABC DE MADRID TENDENCIAS VESPA 10 CARTELES VINTAGE PARA DAR UN PASEO POR LA MEJOR PUBLICIDAD DE VESPA

Karl Lagerfeld

EL 80 CUMPLEAÑOS DEL KAISER DE LA MODA


MANIAC 4 

FOTOGRAFÍA

4  - 9

La Agencia Magnum

10  ARTE 10  - 11 Benjamin Lacombe

12  CINE Y TENDENCIAS 12 

Rodaje de 50 Sombras de Grey. Y Así es la casa de las blogueras

13  MODA 13  - 14 El kaiser cumple 80 años14  cu

El kaiser

15  VINTAGE 15  - 16 La mejor publicidad de Vespa

17  NOTICIAS 17 

Negativos congelados de hace 100 años

18  BEAUTY TIPS 18  - 19 ¡Adiós resaca!

DIRECCIÓN

Nadia Beltran De Lubiano

REDACCIÓN

Nadia Beltran De Lubiano

FOTOGRAFÍA

Nadia Beltran De Lubiano

MAQUETACIÓN

Nadia Beltran De Lubiano

EDITA Y PUBLICA

MANIAC Tenor Fleta, 9, 4. derecha 50002 Zaragoza Tel. 976 14 55 66 info@maniac.com


La Agencia Magnum

FOTOGRAFÍA

LA AGENCIA MAGNUM REPASO POR LA HISTORIA DE LA AGENCIA DE FOTOS MÁS CONOCIDA DEL PLANETA

Durante más de 65 años, las impactantes imágenes de los fotógrafos de Magnum han documentado nuestra historia más reciente en revistas y periódicos. Hacemos un repaso histórico por la historia de la agencia de fotos más conocida del planeta.

Magnum fue fundada en 1947 por los reporteros de guerra Robert Capa, David Seymour “Chim”, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y Bill Vandivert, además de Maria Eisner y Rita Vandivert, a la postre, primera presidenta. En los 60 años, solo una española ha conseguido entrar en el club de reportero de raza: Cristina García Rodero. Al principio fue una imagen: la foto de un soldado alcanzado mortalmente por una bala, captada en 1936 durante la Guerra Civil española. El instante muestra la verdad última de todas las guerras: la destrucción de la vida humana. La muerte solitaria. Robert Capa se hizo famoso gracias a ella y se convirtió en un ejemplo para una nueva generación de reporteros gráficos que aspiraba a captar y entender la realidad con ayuda de la cámara. En 1947, los mejores de entre ellos se asociaron en un colectivo de genios individualistas, con el objetivo de documentar “las heridas y crisis del mundo”. 4

Estos fotógrafos –Capa, Rodger, Seymour, Cartier-Bresson– fundaron la agencia Magnum Photos, un club elitista, radicalmente independiente, cuya única obligación iba a ser la veracidad del reportaje. Desde entonces, las imágenes de los fotógrafos de Magnum dan testimonio de lo que está sucediendo en el mundo, ya sean las luchas callejeras en Budapest, Praga y París, las guerras en Vietnam, Yugoslavia y Ruanda, la caída del muro de Berlín... Las fotos de Magnum son nuestros recuerdos Nuestro recuerdo de muchos acontecimientos suele estar ligado a una imagen de los archivos Magnum. En algún momento, un testigo de la agencia estuvo allí y plasmó el pasado reciente.

Algunos de los más importantes periodistas gráficos del siglo XX son o han sido miembros de Magnum: Ernst Haas, Elliott Erwitt, Gilles Peress, James Nachtwey, Sebastião Salgado, Eugene Richards, Susan Meiselas o Philip Jones Griffiths. Viajan por el mundo con una mirada despierta y en ocasiones arriesgando su vida. A veces persiguen un solo tema durante años. Otras, se trata tan sólo de un momento, ese instante que resume todo un presente y acaba convirtiéndose en nuestra imagen del mundo.


FOTOGRAFÍA

La Agencia Magnum

La historia de la fotografía del miliciano tras la cámara El 5 de septiembre 1936 va a ser el último día en la vida de Federico García. El joven soldado se encuentra en una trinchera del Cerro Muriano, en el frente de Córdoba. Es un republicano que lucha contra el régimen fascista del general Francisco Franco. Agachado, a su lado, hay un fotógrafo apátrida de 22 años, nacido en Hungría. García sale de la trinchera y el fotógrafo le sigue. Aprieta el disparador en el preciso momento en que la bala de un fusil mata al soldado: una foto del siglo, una imagen simbólica contra la guerra, contra todas las guerras. El fotógrafo se llama André Friedmann, pero ha decidido “rebautizarse” como Robert Capa. El nombre suena americano, mejor que el del exiliado judío que es. Además, los fotógrafos americanos ganan más dinero. Malos tiempos en Europa, lo que quiere decir que son buenos para los reporteros gráficos, una profesión que acaba de ser inventada. Tres factores favorecen la promoción de los artistas gráficos: las revistas de reciente aparición, las nuevas tecnologías y una guerra civil. En Estados Unidos se han fundado Look y Life; en Francia Vu ya se vende en los kioscos. Son revistas llenas de imágenes que muestran un mundo sin fotografiar hasta entonces. La manejable cámara Leica y las películas de alta sensibilidad dan movilidad a los fotógrafos y les permiten captar instantes fugaces. Como el del soldado García.

Cómo se funda la Agencia Robert Capa, que durante sus primeros años de exilio en París tuvo que empeñar su cámara varias veces para poder comer, se convierte en una estrella del oficio. Las revistas le declaran el “mejor fotógrafo bélico del mundo”. Ello no impide que acompañen sus fotos con textos de tendencia conservadora y las corten desvirtuando su mensaje. Capa busca aliados; sueña con una “hermandad” de reporteros gráficos que no esté sometida a los dictados de las revistas. En la primavera de 1947 ha conseguido reunir a un buen número de leales. Durante un almuerzo en el restaurante del Museo de Arte Moderno de Nueva York funda Magnum Photos, junto con David “Chim” Seymour, la agente de fotografía Maria Eisner, el fotógrafo de Life Bill Vandivert y su mujer Rita. Son un colectivo en el que los fotógrafos deciden; un club elitista cuya única responsabilidad es conseguir una buena foto, un buen reportaje y ser veraces. Otros dos fotógrafos se convirtieron en miembros, aunque estuvieran ausentes: Henri Cartier-Bresson y George Rodger. Para ellos, la naturaleza del reportero de Magnun se define en pocas palabras: siempre en movimiento, en algún lugar.

Henri Cartier-Bresson (francés, intelectual y burgués) es todo lo contrario del inquieto Robert Capa, cuyas fotos tienen fuerza por su cercanía a los acontecimientos, por su inmediatez; a veces, son descuidadas en la composición, incluso están movidas. Él suele decir: “Si la foto no es buena es que no estabas lo bastante cerca”. Cartier-Bresson, por el contrario, ha pasado de la pintura a la fotografía y compone sus imágenes. Apenas si habla con las personas que retrata. Teoriza sobre “el momento decisivo” en el que el flujo eterno de la vida se detiene, cuando “los elementos del movimiento alcanzan un punto de equilibrio”. Ése es el momento que el fotógrafo debe captar con su cámara. Esa tensión creativa, a medio camino entre periodismo y arte, caracteriza aún hoy día a la agencia Magnum. Las biografías de los fundadores están influenciadas por la Segunda Guerra Mundial. Capa y el polaco Seymour eran judíos y tuvieron que escapar de los nazis. Cartier-Bresson logró fugarse de un campo alemán de prisioneros y se unió a la resistencia en Francia. Rodger documentó la vida en Londres bajo los bombardeos alemanes. 5


La Agencia Magnum

Fotos con ayuda humanitaria

Magnum abre oficinas

Cartier-Bresson definirá más tarde a Magnum como una comunidad de pensamiento: “No pertenecíamos a ningún partido, pero todos éramos de izquierdas”. Su misión como fotógrafo consistía para él en “dar testimonio de las heridas y las crisis del mundo”. Ésa era también la visión que de sí mismo tenía Ernst Haas, uno de los primeros miembros. Como periodista gráfico independiente realizó una serie de fotos de prisioneros de guerra e inválidos repatriados.

Esa declaración de independencia revoluciona el oficio; los artesanos se van a convertir en autores autónomos. En la actualidad, los reporteros gráficos tienen que agradecerle a los fundadores de Magnum el ser propietarios de los derechos de sus imágenes. Magnum abre oficinas en París y Nueva York.

En 1947, la Cruz Roja se sirvió de sus reportajes y fotos para la identificación de las víctimas de la guerra, una labor que fue publicada posteriormente en un número de la revista Life. Como consecuencia, Haas recibió una invitación de Robert Capa para entrar en la agencia. En 1950, Ernst Haas se convirtió en miembro de pleno derecho. Frente a los periódicos y revistas la actitud de la agencia es unitaria: los fotógrafos de Magnum se declaran propietarios de su trabajo y se niegan a entregar sus negativos. Cartier-Bresson prohíbe a las revistas cortar sus fotos durante el proceso de maquetación. Así mismo, esperan que, cuando se publiquen las fotos, el nombre del fotógrafo aparezca mencionado. 6

Los fotógrafos se reparten el mundo entre sí: Cartier-Bresson viaja por Asia, Rodger por África, “Chim” se hace cargo de Europa. Capa está en todas partes, es el motor de la agencia. Su carisma y su capacidad para “emborracharse en el momento adecuado con la gente adecuada”, como dice el asistente Pierre Gassmann, salva una y otra vez a Magnum de la ruina. En cierta ocasión, para pagar deudas, Capa apuesta todo el dinero en metálico de la agencia en una carrera de caballos... ¡y gana! Muerte de Robert Capa, ‘resurrección’ de la Agencia Magnum El 25 de mayo de 1954 Robert Capa, como siempre a la búsqueda de la mejor foto posible, acompañaba al ejército francés en Indochina y se encontraba muy cerca de los acontecimientos.

FOTOGRAFÍA

Demasiado cerca. En Vietnam del Norte pisa una mina y muere. Durante la crisis de Suez en 1956, David Seymour muere a consecuencia de los disparos de soldados egipcios cuando cruza la línea del frente. El final de Robert Capa pudo haber significado la completa desaparición de Magnum, pero fue su muerte, en realidad, lo que salvó a la agencia del hundimiento. “Si Capa hubiera vivido más tiempo, Magnun no se hubiera mantenido”, opina Burt Glinn, miembro de Magnum desde 1951. En los últimos tiempos, Capa había perdido su interés en la fotografía y veía con pesimismo el futuro de la agencia. “La fotografía está liquidada”, profetizaba en la primavera de 1954; la televisión es el futuro. Cuatro años después, cuando se encuentra en Grecia, el suizo René Burri verá confirmada esa idea: hace una serie de fotografías, regresa corriendo al hotel, extrae la película de la cámara y ve las mismas situaciones que ha registrado en las noticias de la televisión por la tarde. Sus películas, que aún no han sido enviadas ni reveladas, seleccionadas o impresas, ya han sido superadas.


FOTOGRAFÍA

La Agencia Magnum

Cómo sobrevive la fotografía A finales de los años cincuenta disminuyen los ingresos procedentes de la venta de fotos a las revistas, y en Magnum comienza una discusión sobre la importancia de las imágenes, que se prolongará hasta hoy. La muerte de Capa es, paradójicamente, un estímulo para muchos fotógrafos. No pueden abandonar Magnum sin traicionar su legado. El escritor John Steinbeck, que había viajado con él por la Unión Soviética, escribió en su necrológica: “Capa reunió a su alrededor a otros jóvenes, les dio ánimos y les enseñó a respetar su arte y a ser íntegros. Llevarán a Capa en su interior durante toda la vida”. Los años sesenta fueron los más productivos en la historia de la mítica agencia.

Años después, dirá: “Todas las fotos que hice en mi vida las hubiera hecho incluso sin cámara. La experiencia de estar allí, de ver y entender merecía la pena”. Sin embargo, tras dos años como fotógrafo de guerra, Philip Jones Griffiths se había empobrecido tanto que a veces tenía que pensar si compraba un rollo de película o algo de comer. Paga un alto precio por ser testigo ocular. Sus fotos son difíciles de vender: los redactores de las revistas se quejan de que son “demasiado horribles”. Y, además, le producen secuelas físicas.

Los reporteros vuelven a estar cerca de los acontecimientos mundiales: en 1968, el francés Bruno Barbey se encuentra muy cerca de las piedras que arrojan los estudiantes en París. El checo Josef Koudelka documenta cómo los tan-

“Después de Vietnam, Philip solía dormir con frecuencia en mi sala de estar”, cuenta Jimmy Fox, redactor gráfico durante años en París. “Le oía gritar una y otra vez en mitad de la noche.” ¿Por qué pasar por todo eso? “Yo quería presentar la verdad de la guerra”, escribió tiempo después. Para que nadie pudiera decir que no sabía nada acerca de las atrocidades cometidas en el Sudeste Asiático.

ques del Pacto de Varsovia aplastan la Primavera de Praga. René Burri se encuentra en Cuba con el Che Guevara. El galés Philip Jones Griffiths se mueve por la jungla de Vietnam. En 1966 ha entrado a formar parte de Magnum, “un sueño para él”, porque le daba “la libertad de viajar por el mundo, sin tener que volver a casa. Todo lo que necesitaba era un maleta con ropa y la bolsa con las cámaras”.

A principios de los setenta, mientras aún dura la guerra, sus fotos aparecen en las pancartas de los manifestantes contra la guerra. Los fotógrafos se convierten en testigos principales del movimiento pacifista. Cada foto de Griffiths es una sanción a los heroicos comunicados de los generales americanos. Pero, ¿tienen algún efecto?

Reporteros que cubren los acontencimientos mundiales

Sus imágenes, opina prudentemente el propio Philip Jones Griffiths, alimentaron “la conmoción sentimental que ayudó a acabar la guerra”. Pero la contienda de Vietnam la ganó el Vietcong en el campo de batalla y no el movimiento por la paz. “Las fotos más terribles nunca conseguirán acabar con las guerras” decía Erich Lessing ya en 1956, después de que hubo fotografiado la rebelión en Hungría: “No puedes ni ayudar ni perjudicar a la revolución. Sólo la documentas”. George Rodger, otro fundador de Magnun, no quería ni siquiera hacer eso. Tras la liberación del campo de concentración de Bergen-Belsen, había fotografiado montañas de cadáveres. Pero, cuando se dio cuenta de que, al hacerlo, se concentraba en la luz y en la composición de las imágenes, se sintió asqueado. Nunca más volvió a colocarse a sí mismo en una situación semejante. ¿Por qué, entonces, fotografiar el dolor y la miseria? “Cuando vi lo que habían hecho los soldados, sólo deseaba gritar”, dice Susan Meiselas, la única fotógrafa que, en diciembre de 1981, documentó la masacre de El Mozote, en El Salvador. Cientos de civiles fueron asesinados allí por los militares. 7


La Agencia Magnum

“Y así fue como grité con mis fotos.” ¿Sirvió para algo? “A pesar de que mis imágenes demostraban lo contrario, durante diez años se negó que hubiera habido masacre alguna.” En última instancia, a la gente no le importaba el destino de las personas que aparecen en las fotos de Meiselas. “Estamos rodeados de cabezas cortadas y cadáveres desnudos”, dice Fred Ritchin, profesor de ciencias de la comunicación en la Univesridad de Nueva York, que ha trabajado durante años como redactor gráfico para el New York Times Magazine. “Eso produce un estado de permanente excitación visual, que no tienen nada que ver con nuestra realidad vital. Las imágenes acaban resultando increíbles.” En lugar de hacer que el mundo nos resulte más cercano, las fotos aumentan la distancia. Al intentar apelar a la compasión del observador, la fotografía comprometida contribuye al agotamiento de esa compasión. Heridas y crisis del mundo, en fotos ¿Se equivocaban, entonces, los fundadores de Magnum cuando decidieron documentar “las heridas y crisis del mundo?” En palabras de Fred Ritchin: “La fotografía documental a lo Cartier-Bresson está acabada”. En aquella época había un acuerdo tácito: los fotógrafos documentan la pobreza, los observadores de las fotos ven esa miseria y deciden cambiar las cosas. En la actualidad, eso es algo difícil de lograr. Sin ese acuerdo previo, el observador se convierte en un voyeur que se recrea con el dolor de los otros para terminar convenciéndose de que a él le va mucho mejor”. 8

¿Quiere eso decir que hoy las fotos carecen de poder y, por tanto, de valor? Todo lo contrario, opina Bernard Kouchner, uno de los fundadores de la organización Médicos sin Fronteras y, desde mayo de 2007, ministro de Asuntos Exteriores francés: “Nunca ha habido una masacre sin foto”. Sólo las fotos son capaces de crear una conciencia pública de las atrocidades. Las imágenes de Gilles Peress de la guerra de Yugoslavia proporcionaron material para la acusación ante el Tribunal Internacional de Crímenes de Guerra en La Haya contra el serbio Slobodan Milosevich. “La buena fotografía ya no es tan importante”, dice Peress, quien está acostumbrado a arriesgar constantemente la vida en su trabajo. “Lo que yo hago es reunir pruebas.” La inseguridad respecto al sentido mismo del reportaje gráfico ha hecho que Magnum abra sus puertas a algunos fotógrafos que van por caminos radicalmente diferentes a los que recorrieron los fundadores. Con la admisión del belga Harry Gruyaert en 1981, el colectivo se despidió del inevitable predominio del periodismo: para Gruyaert la composición cromática adquiere una gran importancia e, igualmente, mantiene la estética de la imagen en lugar de profundizar en las transformaciones del mundo. Pero fue la candidatura del inglés Martin Parr la que, en 1994, amenazó con dividir a la agencia.

FOTOGRAFÍA

A Cartier-Bresson la forma en que Parr dialoga con la realidad le parece cínica: “Vives en otro planeta completamente distinto al mío”, le reprocha al novicio en 1995. Todos los años, más de 300 fotógrafos presentan su candidatura para ser aceptados en Magnum; una docena lo logran en la segunda vuelta. Durante la convención anual, unos 60 miembros discuten sobre la calidad de los candidatos apasionadamente, tal como informa el director de la oficina de Nueva York, Mark Lubell: “Ha llegado a suceder que un fotógrafo le diga a otro ‘vamos afuera y lo discutimos de hombre a hombre”. Quien consigue la mayoría de los votos se convierte en nominee. Al cabo de dos años tiene que volver a presentar una carpeta con trabajos para llegar a ser un associate. Sólo después de otros dos años puede llegar a ser miembro de pleno derecho. ¿Cómo sobrevive la Agencia Magnum actualmente? La oficina neoyorquina de Magnum obtiene actualmente sólo un 24 por ciento de los ingresos del mercado de revistas. Un 40 por ciento procede de encargos de empresas: fotos para informes de negocios y ventas de archivo para anuncios.


FOTOGRAFÍA

La Agencia Magnum

Aproximadamente un tercio son ingresos por libros, exposiciones y venta de copias. En la primavera de 2007, durante la feria anual neoyorquina de la AIPAD, la influyente unión internacional de galerías de fotografía, había algunas fotos de Magnum a la venta. Por ejemplo, una copia amarillenta de la famosa foto de Henri Cartier-Bresson La Estación de Saint Lazare, con el hombre que salta por encima de un charco, se vendía a 225.000 dólares. En los años cincuenta, la oficina de Nueva York de Magnum había intentado, sin éxito, vender copias de las fotos de Cartier-Bresson por 30 dólares. Las fotos de guerra se encuentran también entre la oferta de las galerías, como por ejemplo las de James Nachtwey, miembro de Magnum desde 1986 a 2001. Su foto del duelo de una mujer afgana junto a la tumba de su hermano se ofrecía en la feria por 6.500 dólares. La foto documenta un “momento decisivo”, según la idea de Cartier-Bresson, ese instante en que el presente se hace historia. Ese momento se convierte en mercancía y, también, en una obra de arte a la que los galeristas ponen precio y que los coleccionistas compran. To take someone’s picture, se dice en inglés, que traducido literalmente significa “tomar una fotografía de alguien”. La frase recuerda que los fotógrafos cogen algo que, en realidad, pertenece a la persona retratada. Si trabaja usted para la prensa, es decir, para el cuarto poder, siempre podrá remitirse a la ética de los periodistas.

Pero, aunque así sea, ¿para qué necesitamos todavía fotos de la agencia Magnum? “Las necesitamos para comprender mejor la complejidad del mundo”, dice François Hébel, quien dirigió once años la oficina de la agencia en París y actualmente es director del Festival de Arles. “La épica monumental de Sebastião Salgado sobre los trabajadores permite a los oficinistas hacerse una idea de lo que significa el trabajo físico. La despierta mirada de Elliott Erwitt nos divierte con situaciones que se nos escapan en medio del ajetreo cotidiano. Dentro de varias décadas, las imágenes ‘forenses’ que Gilles Peress obtuvo en Bosnia y Ruanda seguirán mostrándonos a las víctimas y a los verdugos, algo que la televisión apenas puede lograr. En 1989 vimos los informes de la plaza de Tiananmen, en los que un estudiante se coloca frente a los tanques. Pero cuando hoy día deseamos recordar aquello lo que vemos no son las imágenes de televisión, sino la foto de Stuart Franklin”, dice François Hébel. El autor canadiense Michael Ignatieff escribe al respecto: “La televisión despierta la impresión de que nos cuenta todo lo que tenemos que sde los internautas estados satélites de la Unión Soviética, Nepal o los suburbios de las gigantescas ciudades tropicales. Suele pasar meses en esos lugares.

Sus fotos no pretenden dar ninguna respuesta, sino “despertar la curiosidad y la simpatía”. Se siente, dice, como un embajador de aquellos a los que fotografía. Con su joven guardia, Magnum ha regresado a sus orígenes: Jonas Bendiksen, Thomas Dworzak y Paolo Pellegrin se mueven por lugares en los que también hoy se podría encontrar a Robert Capa. Su forma de mirar el mundo es serena, pero tan comprometida como la de Henri Cartier-Bresson, George Rodger y David Seymour. ¿Qué es, Magnum, más 65 años después de su fundación? “Para mí es un club de contadores de historias”, dice Jonas Bendiksen. Precisamente porque hoy día son tan poco frecuentes, los reportajes minuciosos son “más necesarios que nunca”, cree Paolo Pellegrin. “Es un registro de voz que posee otro tono y otro ritmo.” Según Elliott Erwitt, uno de los más antiguos y exitosos fotógrafos de Magnum, de 78 años, lo más importante no ha cambiado sustancialmente con el paso de los años. “Una buena foto te ayuda a ver algo que no has visto.” ¿Así de sencillo? “La fotografía no es como la cirujía cerebral”, comenta Erwitt. “Yo aprendí leyendo las instrucciones de la caja de la cámara.” C.M. GARCÍA

9


Benjamin Lacombe

ARTE

BENJAMIN

LACOMBE

EL ILUSTRADOR DEL MOMENTO

Benjamin Lacombe (París, 1982) es uno de los grandes ilustradores europeos, famoso por sus adaptaciones de clásicos como Los cuentos de Poe o Blancanieves (Edelvives). Esta semana está en Madrid para presentar una exposición de su obra en el Museo ABC de Madrid, que podrá verse del 19 de diciembre al 26 de enero.

quiere decir y a eso tenemos que añadirle la emoción. Claridad y emoción, esas son las dos cosas fundamentales de una buena ilustración”.

“Estoy muy contento -asegura Lacombe-, porque es mi primera exposición en España. He reunido treinta ilustraciones de mis libros publicados en España y también he traído dos de mis esculturas inspiradas en esas ilustraciones”.

‘Nuestra Señora de París’ Su adaptación de Nuestra Señora de París, el clásico de Victor Hugo, es uno de los mejores libros ilustrados del año y un proyecto muy personal de Lacombe que nos confiesa que “No suelo aceptar trabajos por encargo, de los 28 libros que he ilustrado solo he hecho tres de esa forma. Soy muy malo para los encargos.

“Lo fundamental de una buena ilustración –nos comenta- es que transmita claramente lo que

10

Hemos aprovechado para hablar con él sobre sus nuevas obras, Su espectacular adaptación de Nuestra Señora de París (Edelvives), de Victor Hugo y Swinging Christmas (Edelvives), un cuento basado en un relato de la popular cantante francesa Olivia Ruiz, que también interpreta cinco temas navideños en un CD incluido en el libro.

Cuando ilustro un clásico es porque me gusta mucho, como este de Victor Hugo”. “Notredame de París se ha adaptado al cine en muchas ocasiones -asegura-, pero hay muy pocos libros ilustrados, creo que dos, y una vez que he terminado he comprendido el por qué, porque es un trabajo realmente agotador. Son 678 páginas y hacen falta muchas imágenes. Me ha llevado tres años completar las más de cien imágenes del libro”. En cuanto a sí se ha inspirado en versiones anteriores como las películas de Lon Chaney, Charles Laughton o Disney, asegura que: “No me gusta inspirarme en nada que ya este hecho, porque ya hay un artista que ha filtrado el original. Por eso he partido de las palabras de Victor Hugo y las he convertido en imágenes”. “Por ejemplo –continua Lacombe-, el jorobado


ARTE

Benjamin Lacombe

Por cierto, que la versión francesa incluye otro CD en el que ella narra el cuento”. “La idea era hacer un cuento de navidad sin elementos religiosos ni ninguno de los tópicos de siempre, pero con mucha nieve –nos comenta- lo que era un desafío técnico para mi. En el libro hay dos ambientes, el de los exteriores, completamente nevados hasta parecer casi algodón; y los interiores muy cálidos, con colores rojos y naranjas que recuerdan mucho al Jazz, Ella Fitzgerald y los carteles de esa época”. “La cantante está inspirada en Olivia Ruiz, porque era perfecta para el papel –bromea-, para el niño me fijé en el hijo del marido de mi hermana y el viejo es mi padre, aunque como Olivia quería que se pareciese a Eric Cantona, le he añadido unas cejas muy pobladas y una nariz muy grande”. es un personaje profundamente triste, muy melancólico que se pasa la mayor parte de su tiempo contemplando a los demás, con el único ojo que le queda, y no vive su propia vida. Al pintarlo pensé, si yo tuviera la cara tan deformada y un solo ojo, intentaría ocultarlo, por eso le hice ese peinado. Esa es mi forma de dibujar, leo el texto y luego lo convierto en una ilustración”. La Catedral es otro de los personajes fundamentales del libro: “Vivo en París y podía visitarla cuando quisiera, también hice muchas fotos y tenía planos de la época, porque lo más difícil fue recrear el París del Siglo XV, del que ya no queda nada. Por aquel entonces, no había edificios alrededor de la Catedral, lo que le daba una sensación de grandeza muy superior a la actual. Había muchas casas muy pequeñitas alrededor de este edificio enorme. No fue fácil recrear ese escenario, pero conté con la ayuda de una amiga mía que es historiadora”. En cuanto a sus personajes, Lacombe asegura que siempre se basa en sus familiares y amigos: “Por ejemplo, Esmeralda está inspirada en una amiga mía, que se llama Nathalie y que es guapísima, como una mujer fatal”. ‘Swinging Christmas’ Swinging Christmas es la segunda colaboración de Lacombe con la cantante francesa Olivia Ruiz, un cuento sobre un niño que descubre el jazz y los libros y que también incluye un CD con canciones de Jazz interpretadas por Olivia. “El libro fue idea de Olivia –asegura Lacombe-. Ya habíamos trabajado juntos en Melodía en la ciudad (Edelvives), hace unos años, y estábamos deseando volver a colaborar.

“Y para el DC que acompaña el libro, Olivia montó una Big Bang con su grupo, The Red Star Orchestra, y grabamos canciones de ambiente navideño, como Have yourself a Merry Little Christmas, también otra canción sobre las ganas de cantar y un tema de amor. Todas están mezcladas con la historia por lo que es la banda sonora ideal para disfrutar del cuento”. Sus esculturas Aparte de las ilustraciones de sus libros, en la exposición podemos ver dos fantásticas esculturas basadas en sus personajes, que ha realizado junto a Julien Martinez, un escultor y creador de muñecas contemporáneas. “Son dos personajes de mis libros que he realizado en colaboración con Julien, un artista que coge muñecas que ya existen y las personaliza a su manera creando cosas preciosas. Me propuso que hiciésemos muñecas y ese es el resultado. Julién hacía las estructuras y los trajes, porque su padre es sastre, y yo me ocupaba de pintar las muñecas y de los acabados. Y creo que el resultado es impresionante”. “Las hicimos hace dos años, para una exposición en París, que se llamaba Memories y vendimos casi todas, pero de estas dos no quiero separarme. Además acabamos de realizar otra exposición en París que incluye una muñeca inspirada en Frida Khalo”.

‘Madama Butterfly’ Su última obra es una espectacular adaptación de Madama Butterfly, la ópera de Giacomo Puccini. “Es uno de mis proyectos más ansiados. De pequeño mi madre me llevaba mucho a la ópera, porque mi padre no quería ir con ella, y para mi era una cosa como de adultos, un poco aburrida. Pero la primera vez que oí Madama Butterfly cambió mi vida. Y como fue una emoción tan fuerte, he querido hacer un libro que transmita esa misma emoción”. “Llevaba muchos años dándole vueltas al tema. Y ya hice un libro llamado Los amantes mariposa (Edelvives), que era como una versión en miniatura de Madama. Pero me costó mucho enfrentarme al proyecto, a una obra de esta envergadura. La ópera es perfecta, pero está hecha para ser cantada y representada, no para ser dibujada. Y es muy difícil de adaptar. Por eso he querido hacer una cosa completamente nueva”. En cuanto a sus proyectos, Lacombe nos avanza que: “Estoy terminando un cómic llamado Leonardo y Salai que cuenta la historia de Leonardo Da Vinci y su asistente. Una historia de amor gracias a la que descubrimos la intimidad de Leonardo, que es muy distinta de la que se nos ha contado. Llevo tres años trabajando en este proyecto junto a otro dibujante”. “Cuando comencé no estaba tan presente el debate sobre el matrimonio homosexual, en Francia, como ahora. Creo que es muy interesante la forma en que este personaje, uno de los mayores genios de la humanidad, vivía su vida y su homosexualidad y que podemos aprender mucho sobre él, como pasa muchas veces con la historia”. JESÚS JIMÉNEZ 

“También hicimos una escultura de Madama Butterfly rodeada de mariposas, para lo que tuvimos que hacer y pintar una a una, ochenta mariposas pequeñitas, lo que fue un auténtico infierno”.

11


Rodaje de 50 Sombras de Grey. Y Así es la casa de las blogueras

CINE Y TENDENCIAS

COMIENZA EL ROMANCE DE CHRISTIAN Y ANASTASIA TRAS LAS CÁMARAS NOS COLAMOS EN EL RODAJE DE LA PELÍCULA MÁS ESPERADA, 50 SOMBRAS DE GREY Mucho tendremos que esperar para ver la primera parte de la trilogía de 50 sombras de Grey. La novela de la escritora británica, E.L. James, retrasa su estreno hasta el 14 de febrero de 2015. Mientras tanto nos debemos contentar con las pequeñas pistas e instantáneas que vayamos obteniendo del rodaje. Como estas imágenes que narran el encuentro entre los dos protagonistas tras el segundo encuentro de la pareja. No desvelaremos más por si sois de aquellas que estáis esperando a la gran pantalla.

ASÍ ES LA CASA DE LAS BLOGUERAS Hemos caído rendidas ante los rincones con encanto del estudio de Lisa en París. Autora del blog Make my lemonade refleja sus pasiones: la moda, la costura, las cosas antiguas y el arte contemporáneo. Te damos las claves para conseguirlo. Lisa es una francesa que vive en París. Su gran pasión es la moda y la costura. Lo primero y lo segundo van estrechamente ligados sobre todo en su blog Make my lemonade en el que los DIY son dignos de mención. Ideas perfectas para customizar tus prendas y darles un allure único. Avisamos de que crean adicción. Pero en su blog también hay cabida para sus otras pasiones: las cosas antiguas, el arte contemporáneo y la preparación de fiestas de principio a fin, desde la decoración, hasta las recetas. Recetas por cierto deliciosas y con una fotografía propia de cualquier libro de cocina. Así es Lisa, así se refleja en su blog y también en su casa. Esa mezcla de aficiones, de gustos estéticos, de moda y de arte, de cosas antiguas combinan como un engranaje perfecto en su pequeño rincón que ejerce las veces de estudio y oficina. Un mueble de diseño de color vibrante aquí, una mesa rescatada de un mercadillo, una máquina de coser antigua, con libros de diseño y láminas ilustradas que convierten en magia cada rincón que tocan. M.MARTÍNEZ TATO 12

Jamie Dornan , el actor irlandés, es el encargado de dar vida al guapísimo Christian Grey, un personaje cargado de sombras, cuyo pasado y vida interior muy oscura, os enganchará por completo.

La protagonista de 50 sombras de Grey Ella es Anastasia Steele, la prota a la que da vida la estadounidense de 24 años Dakota Johnson, hija de los actores Melanie Griffith y Don Johnson. Gloria Vázquez Sacristán

Así es el estudio con encanto de una bloguera en París Queremos el mix de diseño y rincones con encanto de la francesa Make my lemonade.


MODA

El kaiser cumple 80 años

20 curiosidades sobre Karl Lagerfeld Lo que nunca has oído (Y siempre quisiste saber) sobre Karl

EL KAISER CUMPLE 80 AÑOS

Es uno de los diseñadores más carismáticos (Sino el que más) del mundo. Lo que dice Karl, en el mundo fashionista, es ley. Ahora, con motivo de su 80 cumpleaños, un libro recoge las frases más impactantes del kaiser de la moda. El libro, The World according Karl, reúne algunas de sus frases más impactantes Uno de los grandes genios de la moda cumple 80 años. Lagerfeld jamás deja indiferente a su paso. Y es que o le odias o le adoras. Un libro le rinde tributo Con motivo precisamente de su aniversario, la editorial Flammarion publica hoy un libro que reúne algunas de sus frases más famosas. The world according Karl reúne en 160 páginas y con 80 ilustraciones (Realizadas por Charles Ameline) algunas de sus declaraciones más polémicas. Sin duda, una ocasión excelente para conocer un poco más a este fascinante personaje. Nuestro tributo

LAS 20 MEJORES CURIOSIDADES DE KARL LAGERFELD El mundo a sus pies Dicen los franceses que en Francia no hay monarquía porque reina Karl Lagerfeld. Y es que son muchos parisinos los que están habituados a verlo pasear por el centro de la capital francesa, visitando Colette o buscando libros y fotografías antiguas en busca de inspiración. Sin dudarlo, Karl es el personaje más buscado por los franceses.

El hombre más ocupado del mundo Podemos decir, categóricamente, que a Karl no le sobra un solo minuto libre. Y es que realiza colecciones para las firma Chanel, Fendi y Karl Lagerfeld. A ello se unen exposiciones por todo el mundo, sesiones de fotos para las campañas publicitarias (que él mismo lleva a cabo), diseña colecciones cápsula y, por si fuera poco, escribe una columna semanal en el diario New York Times.

13


El kaiser cumple 80 años Chicas Chanel

Su personalidad cautiva. Y las celebs que le siguen (A las que se les llama Chicas Chanel) son legión. Su front row es siempre el más concurrido (Y buscado) de París. Sencillamente, todas le adoran.

Todo es una broma A regimen estricto

Una de sus leyendas urbanas más conocidas es que Karl adelgazó 40 kilos con el único motivo de enfundarse uno de aquellos trajes de pantalón pitillo creados por Slimane para Dior. Desde entonces, siempre cuida su figura con mimo.

Una imagen muy estudiada

Lagerfeld cuida su aspecto diario hasta la extenuación. Todo en él está pensado hasta el más mínimo detalle. ¿La culpable de tal obsesión? Su madre. “Cuando era un niño, mi madre siempre me dijo que podría despertarme en mitad de la noche gravemente enfermo, así que siempre tienes que estar impecable. Creo que todo el mundo debería irse a la cama como si tuvieran a su cita en la puerta”

Rodeado de bellezas

De vez en cuando, a Karl le gusta sacar su lado más polémico y hace declaraciones que dejan al mundo con la boca abierta. ¿Un ejemplo? Ante la pregunta de qué cosa no sorpotaría, respondió sin pensárselo: “No habría soportado tener una hija fea”.... ¿Quizá de ahí su obesión de rodearse solo de las más guapas del panorama trendy?

Sin embargo, y a pesar de su actitud seria, Lagerfeld esconde toda una actitud frente a la vida: “Todo lo que digo es una broma. Yo mismo soy una broma.”

Amante de la fotografía

La fotografía es uno de sus mayores pasiones. Al igual que Slimane, Lagerfeld es un verdadero artista, reconocido a nivel mundial. Hace dos años tuvo lugar en París una retrospectiva de su obra en la Maison Européenne de la Photographie de París.

Su hijo adoptivo

MODA

¿Cómo duerme Karl?

Parece que, definitvamente, no se mete en la cama con unas gotas de perfume de Chanel Número 5. Según ha confesado, Karl prefiere una camisola larga que él mismo ha diseñado. Al parecer, no se la quita nada más levantarse, sino que le gusta pasearse un rato por casa con la prenda en cuestión.

Ami-enemigos

Dicen las malas lenguas que uno de sus mayores enemigos fue Yves Saint Laurent, a pesar de que durante un tiempo si que labraron una gran amistad. Según dicen su enfado se debió a una disputa por el amor de un mismo hombre.

Karl es un muñeco

Su figura emblemática ha sido plasmada en bolsos, muñecos, camisetas, fundas para el móvil... Cualquiera puede llevarse un Karl a casa.

Adicto

Si hay algo a lo que Karl es adicto es, sin duda, a las gafas de sol. Jamás le verás sin ellas. Ni en la noche más cerrada. “Nunca salgo sin mis características gafas de sol, me gusta observar pero no ser observado.”

Si algo adora Karl, por encima de cualquier cosa, es a su gato Choupette. Y, según parece, no hay felino sobre la faz de la tierra que viva mejor que este animalito. ¿Entre sus excentricidades? Pagar a dos cuidadores para que lo vigilan día y noche y satisfagan todos sus caprichos felinos. Los hay con suerte...

Loco de la tecnología

A Karl, aparte de la ropa, le pierde la tecnología. En más de una ocasión ha confesado tener más de 300 iPods en su casa.

Frases que llaman

Karl puede ser el protagonista de las frases más descaradas y polémicas. Pero, de vez en cuando, nos sorprende con otras que nos dibujan la sonrisa. ¿Un ejemplo? “Think pink but don’t wear it”. Si Karl lo dice...

Un poco de leyenda urbana

Dicen, cuentan, rumorean que Karl inventó los cuellos altos que llevan sus camisas, de doble altura que los normales, para ocultar sus arrugas.

14

Adicto al trabajo

Su pasión por el trabajo le viene de familia. Su padre, un comerciante escandinavo, y una madre prusiana le inculcaron una disciplina de hierro y un amor incondicional por el trabajo bien hecho: “No me gustan las cosas a medias”. Y ahí el kaiser se muestra tajante.

Así se cuida

Para mantenerse en forma y no recuperar esos kilos que perdió, Lagerfeld ha contratado a un profesor de danza para bailar mambo dos veces a la semana. Según cuentan hizo poner 120 metros cuadrados de parqué especial en su vivienda de París para poder entrenarse comme il faut.

Algunas de sus manías

Lagerfeld tiene un ritual diario que no abandona jamás. Bebe casi lo que pesa en Coca Cola light, se empolva el cabello con champú seco y necesita más de media hora por las mañanas para arreglar su coleta y maquillarse.

Los bocetos de Karl

Ya sabemos que a Karl le apasiona dibujar. De hecho, en la redacción esperamos ansiosas el lookbook de Chanel para ver sus últimas creaciones, que siempre decora él mismo. Su excentricidad, en este caso, es que le encanta dibujar con lápiz de ojos de Chanel. ¿Por qué utilizar ceras normales cuando puede pintar con el logotipo de la maison?

E. LOPEZ ÁVILA


VINTAGE

La mejor publicidad de Vespa

10 carteles vintage para dar un paseo por la mejor publicidad de VESPA La Vespa, esa pequeña moto que fue fabricada por primera vez en 1946 de la mano de Piaggio, la compañía italiana fabricante de coches, motos y aviones entre otros medios de transporte ha estado muy presente en todos los ámbitos de la vida y cultura en sus 66 años de historia.

Este modelo de Scooter se comercializa por todo el mundo y ha salido en multitud de películas tanto clásicas como modernas, adquiriendo incluso un rol importante en algunos de estos largometrajes como en Larry Crowne, donde sirve para guiar la historia o dejando imágenes míticas para la posteridad como la escena de Audrey Hepburne y Gregory Peck en Vacaciones en Roma. La Vespa es además un símbolo muy italiano, pero a continuación le mostramos diez anuncios vintage de esta simpática scooter provenientes de varios países. Le invitamos a dar una vuelta con “feeling vintage” montado en los mejores carteles publicitarios internacionales de Vespa, recopilados por vintage everyday:

1. En la India también triunfa la Vespa

2. Los alemanes también han apostado por este divertido medio de transporte

3. Los italianos son los orgullosos creadores de esta moto 15


La mejor publicidad de Vespa

4. Hasta los elefantes montan en Vespa

7. En la época hippie también Vespa apuesta por la paz

5. En España la Vespa sonríe

8. Azul como el cielo

VINTAGE

6. El mundo anglosajón se enamorará del modelo rojo

9. La moto se adapta a todo

10. “La moto más vendida del mundo”, reza este divertido cartel publicitario 16


NOTICIAS Negativos congelados de hace 100 años

HALLAN EN LA ANTÁRTIDA NEGATIVOS CONGELADOS DE UNA EXPEDICIÓN DE SHACKLETON DE HACE 100 AÑOS

Saber cómo era la Antártida hace 100 años es posible gracias a 22 negativos fotográficos que han sido hallados en la cabaña del capitán Scott en cabo Evans. Los negativos, cuya autoría se desconoce, han sido encontrados y restaurados por especialistas de la Compañía de la Herencia Antártica de Nueva Zelanda.

En las inéditas imágenes se puede ver a miembros del equipo del mar de Ross, que formaban parte de la Expedición Imperial Transantártica (de 1914 a 1917), organizada y liderada por el explorador sir Ernest Shackleton. Hallazgo en la cabaña de Scott Los especialistas en conservación de la compañía neozelandesa encontraron los negativos de nitrato de celulosa en una pequeña caja dentro de la cabaña del capitán Scott. Fue durante sus trabajos de un proyecto de restauración del patrimonio del mar de Ross. Y es que el equipo de Shackleton estuvo viviendo en la cabaña durante la expedición, antes de partir a bordo de la nave Aurora, según ha informado la compañía en un comunicado. “Es un hallazgo emocionante y estamos encantados de verlos expuestos después de un siglo”, ha comentado el director ejecutivo de la Compañía de la Herencia Antártica, Nigel Watson, quien ha destacado: “Es testimonio de la dedicación y la precisión de nuestros equipos de conservación para salvaguardar la cabaña de Scott en cabo Evans”. Conservación de las imágenes Una de las imágenes más llamativas es la del jefe científico del equipo del Mar de Ross, Alexander Stevens, de pie a bordo del Aurora. Aunque muchas de las imágenes están dañadas, la compañía neozelandesa ha sido capaz de reconocer puntos de referencia en los alrededores del estrecho de McMurdo. El equipo de conservación ha separado, limpiado y consolidado las distintas capas de imagen de nitrato de celulosa. Después las revelaron y escanearon digitalmente para convertirlas en positivos digitales. E.Peres

17


¡Adiós resaca!

BEAUTY TIPS

¡ADIÓS RESACA! 12 RITUALES AFTER PARTY ¿Te afecta la resaca? ¡Sigue nuestro plan para combatirla!

Seguramente que después de tantos días de excesos, de dormir poco o tan sólo unas horas y tomar un extra de alcohol o calorías... tu cuerpo sufre los efectos de la resaca. Desde dolor de cabeza a unos kilos de más, a empachos sin remedio son sólo algunos de sus síntomas. Por eso, hacemos acopio de algunas fórmulas antiresaca que funcionan.

18

¿Estás pidiendo a gritos que tu cuerpo y tu mente vuelvan a su ser en año nuevo? Tranquila, tenemos para ti algunas fórmulas antiresaca que te sacarán del bache y te ayudarán a empezar el mes de enero sin problemas. Dietas, trucos, pequeños gadgets, infusiones detox. No te pierdas nuestro plan de belleza antiresaca para remineralizarte en este año que comienza. Hay un sinfín de teorías para combatir la resaca navideña pero no siempre funcionan... Empieza el día con un buen zumo Lo que sí es una realidad es que tu cuerpo necesita un extra de hidratación a través de agua, infusiones, zumos detox... también vitamina C y E de acción antioxidante para contrarrestar los efectos del alcohol.


BEAUTY TIPS

¡Adiós resaca!

La experta en nutrición Itziar Digón de Tacha Beauty recomienda estar unos días tomando el zumo de un limón templado y diluido en agua cada mañana. (Tiene efecto alcalinizante y compensa el abuso de alimentos ácidos en estos días) y dejar la noche anterior en agua dos cucharadas de semillas de lino para tomar después de este zumo y regular tu tránsito intestinal. También recomienda activar el organismo moviéndote caminando, saliendo a correr o practicando tu ejercicio favorito. Ayudará a que tus músculos bombeen y tu organismo drene más eficazmente.

Sopas calientes y almendras para resetearte El experto en quiropráctica Ata Pouramini recomienda para contrarrestar los excesos de comida y alcohol, beber medio litro de agua media hora antes de las comidas, comer más despacio o empezar con una sopa o una ensalada. Y desde el centro Slow Life House recomiendan una dosis extra de vitamina B1 que se puede encontrar en alimentos como las almendras, el yogur y los cereales integrales así como el consumo de frutas y zumos frescos para evitar la deshidratación provocada por el exceso de champán. Y para Leticia B. Carrera de Felicidad Carrera nada como seguir una dieta blanda después de las navidades basada en caldos vegetales, purés de verduras, pescado cocido, pollo, ternera blanca, fruta y yogures para ayudar a renovar la flora intestinal. Pero eso sí, “todo cocinado al vapor o en el horno y sin mucha sal”, comenta. ¡Ficha nuestro plan y trucos de experto antiresaca que funcionan! C. Sánchez de Ron

19


20


Revista MANIAC