Issuu on Google+

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL ESCUELA SUPERIOR DE MEDICINA

!

! INTRODUCCIÓN A LA CLÍNICA

! !

!

PROFESOR: Dr. Gerardo Ramírez Colín ALUMNA: Franco Quiroz Vireli

Dieta Sippy

! ! Febrero 2014


FRANCO QUIROZ VIRELI

!1

!


¿Qué es la Dieta Sippy?

!

Por años, se han incluido dietas especiales por largos períodos basados en la tradición y en pocas bases científicas. La dieta tradicional del ulceroso (Dieta Sippy) pretendía disminuir la secreción de jugo gástrico, neutralizar la acidez estomacal, disminuir la motilidad y no causar irritación mecánica.

!

La más restrictiva dieta de ulceroso ha sido la llamada dieta de Sippy, en la cual durante los primeros días se le administraba al paciente leche cada una hora alternando con polvos alcalinos, a los pocos días se iba introduciendo huevos hervidos, cereales cocinados y si la condición del paciente mejoraba, se adicionaba sopas en forma de cremas y puré y así se le permitía diversificar los alimentos gradualmente hasta que su alimentación se tornaba en una dieta blanda, que increíblemente el paciente mantenía de forma permanente durante un tiempo impredecible o hasta que el médico le anunciaba que estaba curado.

!

La dieta de Sippy (ahora obsoleta) pretendía tratar las úlceras al neutralizar los ácidos del estómago. El alimento cardinal de la dieta era el consumo de leche cada hora. La leche y la crema se pensaba que eran eficaces en el tratamiento de las úlceras por sus niveles de pH básico. Además, de la leche cada hora, se administraba "polvos Sippy" cada media hora. Estos polvos eran nada más que una mezcla de bicarbonato de sodio y carbonato de calcio. El individuo eventualmente agregaba alimentos a su dieta, tales como galletas hasta que pudieran comer cosas como verduras. La terminación o la "cura" de la úlcera era considerada como el momento en que el individuo podía comer cualquier alimento sin irritación de la úlcera.

! Beneficios !

El principal beneficio de la dieta de Sippy era un alivio temporal del ardor de la úlcera. La leche y crema, así como los polvos funcionaban transitoriamente como un antiácido natural, por lo que el individuo a menudo se sentía mejor y experimentar menos dolor.

! Peligros !

Uno de los principales peligros de la dieta Sippy fue que no permitía que el individuo recibiera una variedad suficientemente amplia de nutrientes. Debido a que la dieta no permitía la ingesta de cítricos que contienen antioxidantes y vitaminas, el individuo fue puesto en riesgo de desnutrición y muchas diversas enfermedades causadas por la falta de vitaminas y minerales que se encuentran en los alimentos ácidos. El consumo de los polvos también puso el individuo en riesgo de insuficiencia cardiaca, ya que el calcio acumulado en las arterias y el bicarbonato de sodio facilita la absorción del calcio.

! !

FRANCO QUIROZ VIRELI

!2


Controversia

!

Debido a que muchas personas que ingerían la leche y la crema en la dieta de Sippy sufrieron problemas cardíacos, una correlación que se ha elaborado la leche y los productos lácteos es que eran insalubres. Los vegetarianos y veganos utilizan la dieta como prueba de ello. A pesar de que se sabe que los problemas del corazón realmente fueron el resultado de los polvos Sippy, esta afirmación todavía persiste.

!

El exceso de calcio de los suplementos, los alimentos y las dietas de alto calcio fortificados, puede causar el síndrome de leche y alcalinos, que tiene una toxicidad grave y puede ser fatal. En 1915, Bertram Sippy introdujo el "régimen de Sippy” con una hora de la ingestión de la leche y la nata, la adición gradual de los huevos y cereal cocido, durante 10 días, en combinación con polvos alcalinos, que proporciona alivio sintomático de la enfermedad de úlcera péptica. Durante las próximas décadas, el régimen de Sippy resultó en insuficiencia renal, alcalosis, y la hipercalcemia, en la mayoría de los hombres con la enfermedad de úlcera péptica. Estos efectos adversos se invirtieron cuando el régimen se detuvo, pero fue fatal en algunos pacientes con vómitos prolongados.

! !

Referencias bibliográficas

! !

1.

Harrison TR, Isselbacher KJ, Braunwald E, Wilson JD, Martin JB, Fanci AS, et al. Principles of internal medicine. 13 ed. New York: Mc Graw Hill Book, 1994:1565-89. 2. Soll AH. Patogénesis de la úlcera péptica y las implicaciones para el tratamiento. N Engl J Med 1990;322(13): 909-16. 3. Dimenas E, Glise HB, Hernqvist H, Svedlund J, Wiklund I. Well being and gastrointestinal symptoms among patients referred to endoscopy owing to suspected duodenal ulcer. Scand J Gastroenterol 1995;30:1046-52. 4. Levenstein S, Pratera C, Scrivano ML, Varvo V, Berto E, Spinella S, Psychologic predictors of duodenal ulcer healing. J Clin Gastroenterol 1996;22(2):84-9. 5. Jess P, Eldrup J. The personality patterns in patients with duodenal ulcer and ulcer-like dyspepsia and their relationship to the course of the disease. J Intern Med 1994;235:589-94. 6. Jess P. Personality pattern in peptic ulcer disease: a cohort study. J Intern Med 1994;236:271-4. 7. Grassi SA, Battaglia G, Di Mario F. Seasonal fluctuations in peptic ulcer bleeding: an Italian experience. Am J Gastroenterol 1993;88:1291-2. 8. Zimmermar J, Arnon R, Beeri R. Seasonal fluctuations in acute upper gastrointestinal bleeding: lack of effect of nonsteroidal anti-inflamatory drugs. Am J Gastroenterol 1992;87:587-90. 9. Di Mario F, Battaglia G, Leandro G, Dotto P, Dalbo N, Salandin S, et al. Risk factors of duodenal ulcer bleeding: the role od smoking and nicotine. Ital J Gastroenterol 1994;26:385-91. 10. Vaira D, Holton J, Miglioli M, Menegatti M, Mule O, Bárbara L. Peptic ulcer disease and Helicobacter pylori infection. Cur Opin Gastroenterol 1994;10:98-104. 11. Andersen LP, Nielsen H. Peptic ulcer: an infectious disease? Ann Med 1993;25:563-8.

FRANCO QUIROZ VIRELI

!3


Dieta sippy