Issuu on Google+

Buenas noches a todos. Me dispongo a escribir esto por segunda vez. ¿por què? porque en el dìa de ayer, y sin tiempo de capacidad de lectura posible, fue borrado. Sin explicaciones, ni excusas. Simplemente se censurò una voz. Porque lo remarco? porque es esta misma pàgina que cuando la aprietan un poco, pide la soidaridad de sus usuarios, pero cuando no les conviene te censuran. Asì son...

No importa, aunque me hayan borrado el borrador (valga la redundancia, me vuelvo a tomar el trabajo hacerlo..)

Antes de empezar, y avisando que para que no haya forobardo, voya cerrar los comentarios. Es algo que no me gusta hacer, porque es hacer lo que me hicieron, por eso voy a responder todos y cada uno de los mp que envìen. Insultantes, agraviantes, buenos, malos... TODOS.

Acà vamos. espero que tengas 5 minutos para leer esto, y respetuosamente, decir lo que quieras, LO QUE QUIERAS. No hay problema. Asì vì yo la masiva movilizaciòn del dìa 13/09: Allì estaban los que "fueron", los que "son" y los que quisieran "ser" de esos.. Esos de la patria chica. Los que conocen por paìs dos autos, el country, Miami y su ombligo.

Esos que, quejosos hoy, nada decìan cuando sus hermanos Argentinos se comìan los gatos. Nada decìan cuando pagabamos una deuda externa criminal, con ajustes en educaciòn, salud y jubilaciones.

Claro, sus hijos iban a escuelas privadas y a privadas clìnicas de salud.

Esos que estàn, estuvieron, y quieren seguir del lado de los privilegios, del lado donde caben pocos. Del lado de la exclusiòn y el egoìsmo.


Esos que se llenan la boca aterrorizados de pobreza, en el Rotary Club, cenando con Champagne, dejando conciencias tranquilas, por haber hecho caridad.

Eso quieren, hacer caridad, no màs. Porque la caridad no eleva. La caridad limìta. La caridad solo acerca bocados, pero nunca justicia. Jamàs la caridad acercò dignidad.

Aquellos que se esconden detràs del reclamo de "seguridad", nunca salieron por los pibes que matò la policìa, o por los desaparecidos. Nunca hablaron de Julio Lòpez. Pero hablar de seguridad los hace sentir "pueblo".

Pueblo al que no pertencen, pero porque no quieren. Ellos no quieren ser uno màs. Quieren ser los ùnicos. Eso es egoìsmo, es odio, es pobreza y exclusiòn.

Lo que no ven es que asì nunca estaràn seguros. Mientras solo le vaya bien a unos pocos, el resto estarà hambriento.

Así, solo seràn presos de sus riquezas.

Ellos hablan de inflaciòn, tal vèz, desde sus altos pisos no vean que luego de un proceso de estanflaciòn, como el del 2001, la ùnica vìa de salida es la inflaciòn, por correr la curva de demanda hacia arriba. (Economìa l)

Ellos reclaman dialogo, pero no quieren hablar, mucho menos escuchar. Niegan todo aquello que los contradiga, lo marcan "Negro", lo señalan vago.

Sepan ustedes que esos "vagos", llevan 50 años aguantando con el lomo, las ventajas de ustedes.


Porque la deuda la pagamos todos. Los que tienen, y los que no.

Señalar de vago y mantenido, aquel que el estado abraza, no es muestra de celosìa, es ni màs ni menos que falta de amor.

Jamàs salieron cuando pesificaban dedudas privadas...

Salen hoy.

Jamàs salieron cuando los pibes no comian..

Salen hoy.

Jamàs salieron cuando la gente no tenìa laburo..

Salen hoy.

No intenten mostrarse plebe, ustedes no son el pueblo. Ustedes son otra cosa.

[img=http://laestrella.com.pa/online/fotos/2012/05/31/76217.jpg]

No me mal interpretes, no le queito validèz al reclamo. Y aplaudo y festejo que lo hayan hecho, en paz y tranquilidad.

Que hayan regado de odio la plaza que alguna vez abrazò a las madres. Esas madres que perdieron a sus hijos, y nunca odiaron.


Sepan ustedes que en esa plaza, la gente pedìa por trabajo y comida. Pedìa dignidad.

Ustedes pedìan privilegios. Les duele no poder estar donde aventajar es virtud. Les molesta pagar impuestos. Porque ustedes no necesitan nada, y nunca lo necesitaron. Afortunadamente.. o no.

Mucha gente "que labura", le molesta tener que pagar tributo. Sepa usted señor, que solo aquel que es derecho, tiene opciòn de reclamo. Aquel que miente y oculta, con tal de tajar un tanto màs, no es digno de reclamo.

Pero si hay que hablar de dolor..

A mi el dòlar me duele. Me duele porque en ese billete puedo ver el verde de los ojos tristes de los pibes que se morìan de hambre, desnutridos, cuidados por nadie. Ahì tampoco estaban ellos.

Pero mucho mas me duele la falta de amor, de aquellos que por migajas son capaces de todo, hasta de negar a sus hermanos.

He dicho.

He visto muchos post a favor de la Marcha y demàs. Ayer, ni siquiera lo leyeron, y lo borraron. Eso es negar.

Yo te pido que si no te gusta lo que pienso y queres insultarme o lo que sea, lo hagas con total libertad. Enserio. Yo no voy a denunciar a nadie, no vine a eso. Vine a mostrarte un sentir.


La carta que Taringa censura