Page 1

23

Domingo 23-4-2006 Málaga hoy

opine en w w w.d i a ri o m a l a g a h oy.co m

Vivir en Málaga

¿Está de acuerdo con que el Ayuntamiento ponga obstáculos en la calzada para reducir la velocidad?

no 63%

U vivir@diariomalagahoy.com Pueden también enviar información o contactar con nosotros en la calle Martínez, 11; en el teléfono 952 20 99 00, o por fax (952 20 99 10) L Cursos para perder el miedo a volar

Fin al pellizco en el avión La empresa Aerodynamics Málaga realiza desde hace casi un año un programa para erradicar el temor a viajar en avión con la ayuda de una psicóloga y un piloto profesional Nacho Sánchez Jesús está harto de viajar en avión. Cada semana, por motivos laborales, debe volar a distintas ciudades españolas, principalmente a Madrid. Tanto vuelo le supone un gran cansancio y un estrés “bastante importante”. Sin embargo, ahora vuela tranquilo, relajado y disfruta de las vistas desde la ventanilla, “especialmente cuando el avión sube por encima de las nubes”. Sin embargo, hace unos meses sus constantes viajes no eran tan tranquilos. Una mala experiencia con las turbulencias en uno de sus primeros vuelos le hizo tener miedo a volar y cada vez que se subía a un avión lo pasaba “fatal”. Sin embargo, tuvo la idea de pasar por un curso que elimina el miedo a volar y que imparten en la empresa Aerodynamics Málaga desde el pasado verano y por el que ya han pasado muchos malagueños. Según la psicóloga encargada de eliminar el temor al avión, uno de cada tres usuarios de las aerolíneas lo pasan mal durante el viaje, ya que tienen algún tipo de miedo y en diferentes grados. La duración del curso es de diez horas en total. Ocho de ellas de teoría, una hora en un simulador de vuelo y la última en una avioneta real, en el que el alumno puede llegar incluso a ponerse a los mandos del aparato. Antes de iniciar, Carmen, la psicóloga de la empresa, realiza una entrevista personal con la persona que tenga miedo a volar, para conocer cómo se originó su fobia (des-

3 CONSEJOS PRÁCTICOS Una fobia que puede afectar a cualquiera No hace falta tener un trauma de la infancia o un vértigo atroz, ya que cualquier persona puede tener o desarrollar un miedo a volar. Recordar algún accidente mortal visto en la televisión, sentirse vulnerable al estar sobre las nubes, desconocer la tecnología y la seguridad del avión o falta de confianza en un piloto pueden ser factores que determinen esta fobia. Hombres y mujeres, mayores y niños, novatos o viejos conocidos de los aviones pueden tener temor a estar en el cielo. Pero no siempre es necesario realizar un curso para superar este miedo. Las recomendaciones son muchas: dejar las preocupaciones fuera del avión, no tomar café antes de subir, reservar el asiento en el pasillo, bromear o charlar con la tripulación y el resto del pasaje, pensar de manera positiva, entretenerse leyendo revistas, escuchando música o viendo la película que pongan en el vuelo, tomar líquidos y bebidas que apetezcan o concentrarse en hacer sencillos ejercicios de respiración y relajación. Por último, tomárselo todo con mucho humor.

de una mala experiencia como la de Jesús hasta un temor de carácter hereditario). Aunque según explica Carmen, la mayor parte de los viajeros tiene miedo a volar “porque asocian cosas como el estrés o la ansiedad de su trabajo al avión o el miedo a lo desconocido”. Tras ese primer paso, un piloto profesional explica todo lo relacionado con el mundo de la aviación, “sobre todo, para que la persona tenga conocimiento de lo seguro que es viajar en un avión”, asegura Carmen. Ahí, el piloto explica, por ejemplo, que las turbulencias existen por ciertas corrientes de aire inestable que hay y el control que se tiene sobre ellas, o la casi imposibilidad de que dos aviones choquen debido a las carreteras aéreas que hay en el cielo y los aparatos

CLASES

Ocho horas de teoría, una en un simulador y otra en un vuelo en una avioneta acaban con esta aversión de navegación que tienen a su disposición los pilotos. Una vez se ha familiarizado con los aparatos y la mecánica de los vuelos, Carmen explica todas las técnicas que pueden utilizar para volar con mayor tranquilidad. Una de ellas tiene como base la respiración, para conseguir una mayor relajación del cuerpo y detener en lo posible el nerviosismo al subirse al avión. Otra de ellas, la más fiable, “es detener el pensamiento negativo”. Es decir, conseguir, una vez en el avión, detener cualquier tipo de pensamiento adverso al viaje. Es algo así como pensar en una

palabra agradable o algo bonito, como la playa, y entrar en un estado en el que todo lo que se piense tiene que ver con esa palabra. De esta manera, uno se inhibe y pasa sin problemas su viaje. Pero todo eso es la teoría, porque el alumno no se dará cuenta si ha superado su temor hasta que no se suba a un avión en realidad. Para ello, el curso incluye primero una hora en un simulador de vuelo, para que tenga sus primeras sensaciones conociendo ya el medio (desde los mandos del piloto hasta las técnicas de relajación). Luego llega la prueba de fuego. Ya que el último paso consiste en una hora de vuelo real en una pequeña avioneta. Ahí el usuario ya recuerda cuando lo pasaba mal, sobre todo en el despegue y el aterrizaje o las turbulencias y aplica sus nuevos conocimientos. El éxito ya depende de cada persona, “pero normalmente, al acabar el curso, todos han volado sin problemas”, dice Carmen. Eso sí, resulta prácticamente imposible eliminar por completo el miedo a volar si éste tiene que ver con el organismo y no con los rasgos psicológicos. “Ahí solo se puede controlar, aunque utilizando buenas técnicas puede llegar a parecer que se ha acabado con él por completo”, concluye la psicóloga. Entonces, podrán volar “hasta dormidos”.

sí 37%

Fin al pellizco en el avión  

Reportaje publicado por Nacho Sánchez en el diario Málaga hoy sobre un curso para perder el miedo a volar.