Issuu on Google+

Gran Málaga

14

MARTES 2-5-2006 Málaga hoy

P ROT E S TA S

BALANCE DE 2005

Abastecimiento. Unos 400 vecinos de la capital denuncian que aún no tienen agua potable y que Emasa ha roto un convenio que firmó con ellos para llevarles un colector hasta sus diseminados

Una ONG trata a 1.065 personas que se dedican a laprostitución Médicos del Mundo destaca que se ha detectado un descenso del número de casos de sida EP

SERGIO CAMACHO

VIVIENDAS. Vista de una de las zonas que no tiene agua.

Con ADSLpero sin agua EL REPORTAJE

Nacho Sánchez ■ MÁLAGA. Los vecinos no tienen agua potable. Cada cierto tiempo tienen que llamar a un camión que les cuesta 50 euros para que les lleve el agua hasta sus casas y si no, deben comprar garrafas. A veces, van con un coche lleno de botellas a alguna fuente pública. Tienen un pozo con agua de regadío “que a veces está seco” y que utilizan para ducharse, lavar los platos o la ropa, según explica Lourdes Montoya. Pero Lourdes no vive en una remota zona rural ubicada entre montañas, sino en la propia capital. Tiene línea ADSL, pero no agua potable. Vive en Haces del Carpintero, un conjunto de diseminados junto a la barriada de Ciudad Jardín y habita una de las 94 viviendas que llevan solicitando al Ayuntamiento de Málaga que les lleven un colector de agua hasta su zona. “Pero no hay manera” dice Lourdes en representación de otros casi 400 vecinos.

Hace poco recibieron una alegría. Pero duró poco. Según David, otro de los vecinos y abogado de profesión, un convenio con la Empresa Municipal de Aguas de Málaga (Emasa) permitiría que la empresa municipal llevara la toma de agua más cercana (a menos de un kilómetro) hasta 94 casas de los núcleos de Molinos de San Telmo, Casas del Pantano, Los Ricos, Cancela Campera, La Tana y Haces del Carpintero. “Pero ahora nos han dicho que nos dejan fuera del convenio porque estamos considerados como núcleos diseminados y no tenemos derecho a agua”, dice enfadada Lourdes. Algo que no comprende porque algunas de esas casas “tienen más de 200 años”. “Todas las viviendas de alrededor se han construido después de las nuestras y todas tienen agua”, denuncia la vecina. Según cuentan ambos, el 80 por ciento del gasto de la obra la pagan ellos mismos, a razón de casi 4.000 euros cada uno, aunque los comercios y otros estable-

cimientos industriales aportan más dinero. El resto, el 20 por ciento, corre a cargo de Emasa, según el convenio acordado. Sin embargo, mientras el agua no llega, el problema para ellos es mayor ahora. Con la sequía, dicen, el aljibe que comparten en

Muchas veces tienen que recurrir a pedir camiones cisterna por 50 euros y comprar “un montón “ de garrafas de agua la zona “está cada vez más seco”. Por ello, lo han intentado solucionar con la instalación de canalizaciones para que cuando llueve se llene “y así se aprovecha para lavar la ropa, pero el pozo es pequeño y no dura mucho lleno”. Entonces, es el momento de recurri a los camiones cisterna, que son asiduos de la zona y también

al consumo de garrafas de agua, que se dispara en la zona. Hace unos días un grupo de vecinos de la zona se presentaron ante el concejal del Distrito de Ciudad Jardín, José Antonio Serrano Milanés para que les diera una explicación sobre por qué no les llevaban el agua. Según cuentan, el concejal les explicó que existe una ley de la Junta de Andalucía que prohíbe llevar agua hasta los diseminados. “¿Pero entonces por qué se comprometió Emasa a llevárnosla?”, se pregunta Lourdes. Mañana, Serrano Milanés se entrevistará con representantes de estos vecinos a las diez de la mañana, “cuando esperamos que nos dé una explicación lógica”, añade David. Por su parte, Lourdes avisa que aunque sólo podrán reunirse con el concejal algunos representantes, muchos vecinos acudirán a la cita para “demostrar que estamos preocupados y que nuestro problema debe solucionarse”, concluye la afectada.

■ MÁLAGA. La organización no gubernamental de Médicos del Mundo asistió el año pasado a un total de 1.065 personas que ejercían la prostitución en Málaga, entre mujeres, hombres y travestis o transexuales, con más de 4.200 atenciones. A diferencia de ejercicios anteriores, se ha detectado un aumento de la presencia de latinoamericanos y de ciudadanos de Europa del Este, y también la práctica de esta actividad en clubes de alterne y pisos. Además, han disminuido los casos de VIH detectados, según subrayó la coordinadora del programa de reducción de daños con prostitución de Médicos del Mundo en Málaga, Begoña Espinosa de los Monteros, quien confió en que este hecho se deba a que las personas que ejercen la prostitución “tienen más información, saben cómo utilizarla y conocen los recursos a los que pueden recurrir para la detección precoz, solventar dudas, etcétera”. En 2005, la población con sida atendida por esta ONG, cuya labor consiste en preservar la salud del colectivo que ejerce la prostitución, representó un 1,1 por ciento. Así, Espinosa de los Monteros informó de que, entre las personas atendidas durante el año pasado, el 87 por ciento eran mujeres, el 8 por ciento hombres y el resto travestis o transexuales, unas cifras similares a las de 2004. Por edades, el intervalo mayoritario se sitúa entre los 25 y los 34 años, seguido del de 18 a 24 años. Los chicos que ejercen la prostitución suelen ser los más jóvenes, al igual que las mujeres subsaharianas, según la coordinadora de este programa.


Con ADSL pero sin agua