Issuu on Google+

Elperfil

14

CIENFUEGOS: LA LIBERTAD DEL CREADOR

POR NACHO SÁNCHEZ.

Arte. Creación. Talento. Iniciativa. Formación. Espacio. Ilusión. Convivencia. Ideas. Trabajo. Valentía. Son muchas las palabras que hay que usar para tratar de definir un proyecto tan interesante y con tanto camino por delante como el espacio de creación Cienfuegos (www.espaciocienfuegos.com). Una preciosa iniciativa cultural puesta en marcha desde hace unas semanas por cinco jóvenes con mucha calidad y muchas ganas, a las que se sumó a última hora una sexta componente. Son Cristian Alcaraz, Ignacio Estudillo, Laura Franco, Adrián Olivares, Delia Márquez y Natalia Domínguez. Todos nacidos más allá de la mitad de la década de los 80 o comienzos de los 90 y tienen currículos más que completos, lo que deja bien clara la juventud, valentía y potencialidad de este proyecto. Paredes blancas, rincones llenos de luz, espacios repletos de vida y mucho, mucho por hacer, es lo que se respira al entrar en este lugar ubicado en el Pasaje Conde de Cienfuegos, un par de calles más arriba de la Plaza de la Merced.

Un nuevo territorio cultural que se ha convertido en el taller de creación de sus integrantes, pero donde también se realizan diferentes eventos abiertos al público. El happening poético Las Solas es un ejemplo de ello, como también el Catenaria Fest, un evento de poesía y acción. «La reacción de la gente está siendo buenísima, esto nos da energía para seguir trabajando», añade Estudillo. Y eso es sólo el principio. «Tenemos varias ideas y propuestas encima de la mesa pero no queremos revelar nada hasta que no sea seguro. Aún así, queremos hacer para principios de 2013 un día de open estudio para que la gente pueda venir a ver lo que hacemos normalmente en Cienfuegos. Creemos que esto puede mostrar la otra cara, la cara diaria, y que a la gente le puede interesar», subraya Estudillo. Y mucho es lo que hacen normalmente. Poesía, pintura, vídeo, fotografía, cine, literatura, teatro, instalaciones. La lista de los proyectos que se traen entre manos este comprometido equipo es también amplio y difícil de


15 definir. Aunque sí parten todos de un nexo común: «El arte, creemos, es en gran parte un ejercicio de libertad y comunicación. Y ese será nuestro ideal. Cienfuegos no es un proyecto cerrado. Es así porque no se conocen aún sus límites». De hecho, es el contacto entre sus diferentes artes el origen de este proyecto. En el curos académico 20112012, tres de los integrantes del espacio (Cristian Alcaraz, Ignacio Estudillo y Laura Franco) se conocen y participan de ese contacto en la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores (con sede en Córdoba), donde diferentes disciplinas artísticas conviven sin límites enriqueciéndose unas a otras. «Después de compartir esta experiencia en la Fundación, nos dimos cuenta del crecimiento y aprendizaje asimilado, sirviendo como germen para el surgimiento de esta nueva idea. En Cienfuegos reformulamos el concepto. Hacemos hincapié en los valores que, entendemos, contribuyeron a nuestra formación», cuenta Ignacio Estudillo. Y con esas ganas de crecer en equipo, de subrayar valores interdisciplinares, el lugar estará pronto abierto a proyectos externos al núcleo fundador. «Queremos buscar y atender a nuevos proyectos de cualquier origen. Creadores de cualquier parte y de cualquier tipo, podrán, dentro de las posibilidades del espacio, dar a conocer sus ideas y sus experiencias artísticas», concluye Estudillo. Así que, como público, como curiosos o como creadores, visiten Cienfuegos. Liberarán su alma creadora.


Cienfuegos: la libertad del creador