Page 1

Málaga hoy LUNES 26-6-2006

11

Gran Málaga

LABORAL

Programa SAL. Unas 80 personas que se encuentran en la sección abierta de la prisión de Málaga buscan empleo con

la ayuda de la Red Araña, un centro que les enseña todo lo necesario para encontrar un puesto en el mercado laboral da por diferentes entidades sociales que trabajan con un objetivo común: encontrar trabajo para los desempleados. El programa comenzó el pasado mes de septiembre de 2005 y ya unas 40 personas han encontrado su puesto de trabajo, algunos de ellos incluso con un contrato indefinido. Y otras cinco han conseguido crear su propia empresa: un bar, un taller de joyería, un transportista autónomo y dos presos han formado su propia empresa de reformas. José Antonio Naveros, coordinador de proyecto, está muy satisfecho por ello. “Es un reto muy grande

De la cárcel al trabajo

Cinco presos ya han montado sus negocios: una joyería, un bar, una empresa de reformas y un transportista autónomo

ARRABAL. Imagen del centro de empleo que gestiona el programa SAL en Málaga. EL REPORTAJE

Nacho Sánchez ■ MÁLAGA. Hace cuatro meses Fran, que lleva en prisión desde finales de 2002, conoció el programa de inserción laboral para reclusos SAL. Habló con la trabajadora social de la sección abierta de la cárcel de Málaga y se apuntó. Su idea era encontrar un empleo para integrarse en la sociedad. Aún no lo ha encontrado, pero no porque no le lleguen las ofertas, sino porque es nigeriano y para poder contratarlo una empresa debe esperar los tres meses de trámites burocráticos necesarios entre que le llega la oferta y le dan la autorización administrativa necesaria. Su caso es muy especial, pero el objetivo es que pronto Fran encuentre un empleo. Igual que las más de 80 personas internas en tercer grado o en libertad condicional y que se han inscrito en este programa SAL de Acompañamiento para la Inserción Laboral y que en Málaga corre a cargo de la Red Araña, una organización sin ánimo de lucro forma-

FOTOGRAFÍAS: VICTORIANO MORENO

3 EN DETALLE Mayor apoyo de las pymes La Red Araña se ha puesto en contacto ya con 240 empresas de Málaga para sensibilizarlas sobre la necesidad de la contratación del colectivo de internos y presos en libertad condicional. Según cuentan, tienen una espina clavada con las grandes empresas constructoras, que no muestran mucho interés. Sin embargo, son las pequeñas y medianas empresas las que mejor ven el programa “y ayudan incluso sin tener en cuenta las bonificaciones fiscales”, asegura José Antonio Naveros. Ya que al contratar a uno de ellos, la cuota de la Seguridad Social baja en un 65 por ciento durante 24 meses en el caso de los hombres y un 75 por ciento para las mujeres. INTERÉS. Fran, un recluso, es uno de los inscritos en el proyecto.

porque suelen tener historias personales y profesionales muy complicadas. Pero las superan y consiguen normalizar su vida al encontrar un empleo, lo que es muy satisfactorio”, asegura. El proceso es largo. Cada participante se pone en manos de un tutor de los tres con los que cuenta el proyecto. Cada tutor establece un itinerario para la inserción del recluso que cuenta con toda la orientación laboral necesaria: cómo hacer el currículo, las entrevistas... Además, el tutor también se pone en contacto con las empresas para explicarles el programa. Luego, cada empresa va llamando a las personas que más les interesen y tras la entrevista deciden su contratación. El objetivo de SAL es que al menos 53 personas encuentren empleo durante más de cuatro meses hasta la finalización del proyecto, en febrero de 2007. Aunque debido a la gran cantidad de contratos temporales, “la idea es que aunque no estén cuatro meses seguidos, encuentren trabajo y con el tiempo ya sean autónomos y dependan de sí mismos para saber cómo buscar un nuevo empleo”, añade Naveros. Es el caso de Fran, ya que, aunque aún no tiene un empleo, trabaja de voluntario con la ONG Málaga Acoge, sabe cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo porque ha hecho muchas y ha realizado un curso de mediador intercultural. “Y gracias a Red Araña todo va mejor, porque nos ayudan mucho”, afirma Fran.

De la cárcel al trabajo  

Reportaje publicado por Nacho Sánchez en el diario Málaga hoy.