Issuu on Google+

Málaga

14

JUEVES 26-10-2006 Málaga hoy

E N T R E V I S TA

Ángel Herbella. Jefe del gabinete de la directora general de Instituciones Penitenciarias Fue nombrado director de la cárcel de Alhaurín de la Torre a finales incorpora a su nuevo puesto. Un cambio de aires para el máximo de octubre de 2004. Y justo dos años después ha sido elegido para responsable del centro penitenciario que se ha hecho el más famoso la jefatura del gabinete de la directora general en Madrid. El lunes se de toda España tras las desventuras de la operación Malaya

“Nunca he pensado en dimitir, me crezco en los momentos difíciles” zarán en breve, al igual que las de la cocina. Otra de mis preferencias ha sido el colectivo de jóvenes. Quería prestar especial atención a ellos y ahora tienen un módulo con una imagen diferente. –¿Qué destacaría de su gestión? –Yo destaco el trabajo de los funcionarios. Ha habido trabajo duro y momentos difíciles en estos dos

NACHO SÁNCHEZ ■ MÁLAGA. El rumor de la destitución de Ángel Herbella como director de la cárcel de Alhaurín se hizo fuerte en la prensa rosa, así que la primera pregunta es obligada. –El nuevo puesto, ¿es un ascenso o un cese encubierto? –Es un ascenso, porque significa estar al frente de una jefatura y una responsabilidad más amplia. Lo único que espero es no defraudar. –Ha dicho varias veces que la de Alhaurín es una de las cárceles más complicadas. ¿Ha pasado malos ratos en estos dos años? –Lo cierto es que han sido muy intensos. Es una de las prisiones más difíciles y, hoy por hoy, la más famosa de España por la presión mediática tras todo lo ocurrido. Pero eso es un reto, algo que a mí me gusta. –A raíz del caso Malaya, ¿ha sido difícil mantener a raya a los medios de comunicación? –Es algo difícil de controlar, pero tampoco nos ha preocupado demasiado. Es un trabajo que tienen que hacer unos profesionales pero algo anecdótico para nosotros, porque no ha afectado en la vida interior y en el funcionamiento de la prisión. Eso sí, se nota porque la repercusión en el exterior ha sido muy grande. –¿Han dado dificultades especiales los internos del caso Malaya? –Han generado mucha repercusión mediática, pero al nivel de la actividad normal de la cárcel no ha habido casi ninguna incidencia, salvo la difusión de unas imágenes del interior. Ahí los funcionarios actuaron muy rápido y desarticularon rápidamente la trama. –¿Y cómo es posible que haya una

OPERACIÓN MALAYA

“Los traslados de Juan Antonio Roca y Julián Muñoz fueron rutinarios. Cada día hay 15 ó 20 casos en la prisión de Alhaurín”

EX DIRECTOR. Ángel Herbella, a la entrada del centro penitenciario.

grabación de Roca en el interior de la prisión? –Hay muchas medidas de seguridad, pero también una oferta y una demanda de casi todo. Y si alguien tiene necesidad de algo que tiene mucho valor, es difícil controlarlo. Tenemos que evitar la entrada, también hay que trabajar para localizar lo que entre y desarticularlo. –¿Los traslados de Roca y Muñoz han estado relacionados con los problemas de las grabaciones o ha sido algo rutinario? –Ha sido rutinario. La Dirección Ge-

neral valoró la opción de trasladarlos y nosotros lo acatamos. Tampoco pasaría nada si hubiesen seguido aquí. Además, hay que tener en cuenta que traslados hay 15 ó 20 al día, no sólo los trasladan a ellos. –Con todo lo sucedido, ¿ha pensado en dimitir? –No. Al revés, te creces en los momentos difíciles y el respaldo de los sindicatos y los funcionarios ha sido una motivación añadida. –La cárcel tiene 1.750 internos, ¿no son demasiados? –Es un número elevado, pero tam-

GARCÍA VIVAS

bién es verdad que no preocupa la cantidad, sino la calidad. Cada uno es una persona individual y requiere un tratamiento diferente, y eso se puede hacer sin problemas. –¿Cómo estaba la cárcel hace dos años y cómo está ahora? –Cada director tiene un objetivo principal. Yo tuve varios. Uno de ellos las reformas: el mes que viene se estrenan los nuevos locutorios de abogados y los dedicados a los familiares. Además, ya hay un proyecto definitivo para la reforma integral de la enfermería, cuyas obras empe-

años y siempre han demostrado que saben hacer su labor en cualquier situación y horario. –¿Hay algo que no haya podido cambiar? –Quizás realizar una apuesta aún más fuerte por la reinserción de presos. Ha faltado aumentar el número de internos que puedan tener un régimen de semilibertad y una segunda oportunidad en la sociedad. Siempre hay que aspirar a más. –¿Necesita Málaga un segundo centro penitenciario? –Andalucía lo va a tener, porque el nivel de presos aquí es importante, pero yo no soy el que determina si debe estar en Málaga. Aunque para los presos andaluces es mejor que esté en Andalucía que en Galicia, sea cual sea la provincia en la que se ubique.

JUVENTUD

Organizan unas jornadas para frenar el aumento del machismo entre los jóvenes R. T. ■ MÁLAGA. Las conductas machistas y

el abuso de poder están en auge entre los adolescentes. Las autoras de un estudio encargado por la Diputación Provincial de Málaga pa-

ra calibrar la educación sexual entre los jóvenes en el interior de la provincia y la Asociación de Hombres por la Igualdad, que imparten talleres en los institutos malagueños, así lo advierten. Con estos datos en la mano, la Diputación ha

impulsado dos jornadas que se celebrarán el próximo mes de noviembre para tratar de formar a los jóvenes en valores de igualdad. El primer encuentro está destinado a jóvenes y se celebrará en el Ceulaj de Mollina entre el 3 y el 5

de noviembre bajo el título Relaciones Inter-género. Sexo, autoridad y sentimientos ¿podemos con todo?, organizadas por Ahige. Su presidente, Antonio García, explica el sentido del encuentro juvenil y es contundente: “Observamos

un retroceso en valores de igualdad entre jóvenes de 12 a 15 años”. Por otro lado, el Instituto de Sexología patrocina otras jornadas de educación sexual destinadas a profesionales que trabajan con adolescentes: desde orientadores, a profesores o técnicos de los ayuntamientos. La diputada de Juventud, Encarnación Páez, asume que algo ha fallado en la formación sexual y en valores de la juventud, por lo que apoyó la incorporación de una asignatura específica en los institutos.


Entrevista a Ángel Herbella, director de la prisión de Málaga.