Page 1

Cultura

52

DOMINGO 23-10-2005 Málaga hoy

musica

Una noche ‘envenenada’ con el fresco y alegre toque del malagueño Ramón Barranquero, guitarrista flamenco que estará en toda la gira de presentación de El Hombre Invisible. “Es la primera vez que toca con nosotros en Málaga”, decía Veneno, mientras parte del público coreaba el nombre del malagueño, que pasó el examen con un notable alto. Una hora después del comienzo del concierto el público ya se había animado, entre otras cosas por las

KIKO VENENO Cantante: Kiko Veneno. Guitarra: Charlie Cepeda. Guitarra flamenca: Ramón Barranquero. Bajo: Juan Ramón Caramés. Batería: Jimmy González. Percusión: Rafa García ‘Ráfaga’. ★★★ NACHO SÁNCHEZ ■ MÁLAGA. Se hizo esperar, pues el concierto empezó con una hora de retraso, pero valió la pena. Kiko Veneno se fue metiendo en el bolsillo al público que abarrotaba en la noche del viernes la Sala Vivero de Málaga desde la primera canción, El Hombre Invisible, que da nombre también a su nuevo disco. Poco a poco, con calma y mucho arte el músico catalán fue ganándose a sus espectadores con una suave mezcla de canciones de su nuevo LP con las de siempre. Ya lo avisó. “Tocamos todas las canciones del disco, excepto Liberación y hacemos algo del anterior repertorio”, dijo Veneno antes de actuar. Todavía pocos se sabían las nuevas letras y se notó. Pero el ritmo fue creciendo porque Kiko supo animar con su alegría, su baile y su música, llena de blues y flamenco, de ritmos agradables que animaron a todos los presentes.

ANTES Y AHORA

El músico repasó su nuevo disco y algunos temas de siempre como ‘Volando voy’ en la Sala Vivero

VETERANO. Kiko Veneno repasó su discografía.

El primer punto de inflexión de la noche lo marcó la presencia de El Canijo, cantante de los gaditanos Los Delinqüentes, que salió para acompañar a Veneno y la banda Los Notas del Retumbe. Eso sí, no sería la última canción, ya que El Canijo entró y salió del escenario varias veces en toda la noche

siempre con una sonrisa en la cara y ganas de garrapatear. Tras su aparición, Veneno comenzó a mezclar entre sus nuevas canciones los éxitos de siempre, mientras por las manos de Charly Cepeda desfilaban un sin fin de guitarras eléctricas. Un sonido estridente que se fusionaba a la perfección

múltiples referencias a Tabletom, y poco a poco llegaron canciones como Lince Ramón o Veneno, que entusiasmaron al respetable. Aunque sin duda la más solicitada de la noche fue Lobo López, que Veneno cantó casi al final de la noche. Noche que acabaría con una de las canciones más conocidas del artista, sino la que más, Volando voy, que sirvió como colofón para una de las primeras citas de una gira que llevará por gran parte del territorio nacional hasta finales del mes de noviembre.

PATRIMONIO

VecinosdeLaTrinidadinsisten enqueelconventoseamuseo A. J. A. ■ MÁLAGA. El convento de La Trinidad sigue como estaba, o peor, porque mientras espera su restauración, su deterioro sigue aumentando. Así lo denunciaron ayer los miembros de la Plataforma Ciudadana por el Convento de La Trinidad –a los que apoya el Ayuntamiento–, que reclaman su rehabilitación para ser museo arqueológico de la ciudad o, al menos, para que su uso sea únicamente cultural y nunca administrativo. La Junta de Andalucía pretende darle ese uso cultural al convento, pero también planea convertirlo en sede de la Delegación de Cultura. A eso se niegan los vecinos de este barrio, con los que todavía no se ha puesto en contacto nadie de la Junta para hacer una reunión donde los vecinos puedan expresar su opinión sobre el uso cultural que se le debería dar al edificio. Una reunión que la consejera de Cultura, Rosa Torres, ha anunciado en varias ocasiones. “Ésa es una de nuestras reivindicaciones, que se ponga en contacto con nosotros porque nuestra plataforma representa a la

PROTESTA. Vecinos de La Trinidad se manifestaron ayer en el convento.

mayoría de los colectivos de esta zona y que nos pregunte el uso que nosotros le daríamos al convento”, explicó el presidente de la plataforma, Enrique Vega, que pidió a Rosa Torres que “solamente se haga un uso cultural del convento, no administrativo, y que no sólo lo diga, sino que lo haga y lo mantenga”, insistió. Los vecinos piden una solución

S. CAMACHO

“ya” para este convento del siglo XVI, declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1980 y que en los últimos años ha sufrido expolios, conatos de incendios y se ha convertido en vivienda de okupas y drogadictos, según explicó el secretario de la plataforma, Eladio Ferrer. Sea lo que sea, lo que no puede esperar es la rehabilitación del convento.

Una noche envenenada  

Crónica de Nacho Sánchez de un concierto de Kiko Veneno en Málaga.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you