Page 1

Málaga hoy SÁBADO 23-6-2007

T E AT RO

La Casa Invisible. El centro cultural de calle Nosquera fue el escenario de la obra ‘Realidades avanzadas’, de la compañía barcelonesa Conservas, donde el público es el protagonista

¿Realidad participativa? EL REPORTAJE

Nacho Sánchez ■ MÁLAGA. De espacio escénico, un patio. Los participantes, el público, a través de tarjetas de colores y un sistema telemático que permite a los asistentes votar las distintas cuestiones planteadas. El objetivo, parodiar los sistemas democráticos y reivindicar derechos, como el acceso a una vivienda digna. ¿Quién lo hace? Los actores de la compañía barcelonesa Conservas, dirigida por Simona Levi y que ayer presentaron en La Casa Invisible Realidades avanzadas, su último montaje. Es lo que tiene la aparición de un centro cultural que se sale del circuito comercial. Que, de repente, llegan a Málaga obras que de otra manera apenas hubiesen tenido su hueco en la escena teatral local. Y Realidades avanzadas es un ejemplo de ello, porque es una de las pocas obras copyleft, es decir, sin derechos. Tanto es así, que el público puede llevarse el montaje en DVD por un simbólico precio una vez acabada su representación.

El derecho a la vivienda dio origen a esta obra de humor irónico a través de una denuncia aparecida en el portal de internet YouTube. Es el que centra la actividad del estado democrático en el que se desarrolla su acción y que convoca a sus ciudadanos –los espectadores– a participar en diversas votaciones de una ficticia asamblea legislativa de emergencia con objeto de parodiar la actual democracia. Pero a la cumbre también se suman otros derechos como el espacio público o el acceso al conocimiento, donde los ataques de Realidades avanzadas se centran en la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). La obra es una de las actividades del encuentro Fadaiat’07 Desafíos en la Sociedad Flexible, que quiere analizar la situación de los movimientos sociales. Y para el que no pudiese ir ayer hasta La Casa Invisible, puede ver la obra en la web http://www.youtube.com/watch?v=H9n2ywLL5Yo o en la página de la compañía catalana, www.conservas.tk.

LA OBRA. Dos imágenes de la representación teatral en las que se muestra la forma de participar del público mediante cuatro tarjetas de diferente color, junto al cartel de ‘Realidades avanzadas’.

rock

Ensayos entre amigos en público ROCK EN EL CÁNOVAS Lugar: Teatro Cánovas. Fecha: Jueves, 21 de junio. Intérpretes: Southern Arts Society y Howe Gelb con Isobel Campbell. Público: Tres cuartas partes del aforo. ★★★ J. L. GARCÍA GÓMEZ ■ Primer día, dos conciertos y nin-

gún enamoramiento. Lástima. Porque lo de Southern Arts Society nunca dejó de ser una propuesta aseada y correcta –¿puede surgir así la chispa del amor?–, y Howe Gelb estuvo en el Teatro Cánovas ensayando con sus amigos ante un público al que no le quedó más remedio que imaginar, qué remedio, lo que podría haber sido un verdadero concierto del señor que con Giant Sand se ganó los galones de tío duro del rock estadounidense. Nueve de la noche, comienza lo de Southern Arts Socierty y en la primera canción nos dan todo lo que tienen, ya no habrá margen

Howe Gelb, ayer, durante su actuación en el Cánovas.

para la sorpresa: batería poco imaginativo, bajo que sólo acompaña, guitarra alérgica a cualquier lucimiento y unos teclados que rellenan todo el espacio (mucho) que dejan libre los demás instrumentos. La voz del cantante es de esas susurrantes, vamos, que no canta. El resultado es cinemático (así que proyectan imágenes en una pantalla para que no nos durmamos del

VICTORIANO MORENO

todo) y atmosférico. Si desaparecieran los teclados podríamos denunciar lo desnudos que están los bocetos de composición. Los años 80 y los viejos tics del indie planeador rondan por la sala. Ah, deja vu. Pasan varios minutos de las diez de la noche en una calurosa noche de 21 de junio. Un perezoso Howe Gelb, escondido bajo un gran sombrero de cowboy de John Deere, se

sube al escenario, se pone ante el piano, y desde el primer tema, precioso, sabemos que tenemos a un Gelb sin muchas ganas de trabajar con profesionalidad. Toca jornada de libre inspiración. Traducción: no han ensayado y lo van a hacer ante el público. Gelb tiene una de las grandes voces del rock estadounidense de hoy (entre Lou Reed y Leonard Cohen), además de una inspiración, intuición y tozudez fuera de norma. El concierto fue accidentado –los problemas de sonido y la ausencia de planificación no ayudaron a que aquello fluyera: “¿Cuál tocamos ahora?, preguntó Gelb un par de veces– y con un exceso de providencialismo: “Ahora vamos a experimentar, llamad a Isobel. Fallar también puede entretener”, en fin, Gelb, si usted lo dice. Y llamaron a Isobel Campbell, ex Belle & Sebastian, que asustada se sentó en el suelo y apenas susurró con sentido en un puñado de canciones. En fin, buenas canciones dibujadas con mal pulso. Sí fue entretenido.

53

Cultura

¿Realidad participativa?  

Teatro en La Casa Invisible.