Issuu on Google+

Málaga hoy LUNES 18-12-2006

41

Cultura

E S P EC TÁC U LO

Representación. Varias compañías y artistas han mostrado sus producciones en La Carpa de Pizarra, que comienza su tercera temporada como centro de producción del circo más local y que tiene éxito por toda Andalucía y España

Y el circo llegó a Pizarra EL REPORTAJE

Nacho Sánchez ■ MÁLAGA. Érase una vez una carpa. Situada en mitad de un campo de fútbol a las afueras de Pizarra junto a un pequeño río. Érase una vez un grupo de amigos y profesionales que quisieron dar a conocer su arte a todo el que estuviera interesado. Y han sido muchos, porque tanto el sábado como el domingo el espectáculo realizado en La Carpa de Pizarra ha tenido un lleno absoluto. Y a pesar del frío. El primero en romper el hielo fue Cía Barré. Vestido de barrendero y acompañado por la música del Cuarteto Maravilla –que amenizó toda la noche– realizó una espectacular demostración de malabares con escobas. Le siguió el show basado en la mímica de Manolo Carambolas. Un malagueño que ha sabido hacer de canciones como Yesterday de The Beatles una parodia llena de ritmos electrizantes y humor. Él

Carolina dio una lección de acrobacias sobre el trapecio. mismo siguió junto a Othman una serie de acrobacias en las que ambos parecían ser de goma. Y aún más lo parecía Caro, que con su espectáculo en el trapecio demostró su evolución profesio-

nal y su conocimiento después de pasar por Madrid. Tampoco faltaron los equilibrios de Polashow o las tradicionales fieras del circo, personificadas en una particular pantera

N. S.

rosa. Animal que fue domado por Manolo, que surgió entre el público para conseguir que la fiera hiciese las acrobacias previstas. Aunque los que se llevaron la ovación de la noche fueron los

integrantes de Varuma Teatro. Realizaron parte de su espectáculo Malgama –que ya presentaron en el Teatro Cánovas– donde mezclan los malabares con bolas de rebote, el baile y la música flamenca en directo. Aunque antes, los asistentes pudieron tomar un pequeño respiro y calentarse alrededor de una fogata en el intermedio, porque el frío que hacía ayer en pleno valle del Guadalhorce sí que servían para demostrar que las navidades están apunto de llegar. Así, entre malabares, baile, risas, acrobacias, fuego, equilibrios y cualquier tipo de técnica circense, prosiguió un espectáculo que muestra la mejor producción local que está teniendo éxitos en toda España. Como un pequeño Circo del Sol malagueño. El show de ayer fue el de despedida. Los artistas de la carpa han pasado un fin de semana especial porque marca el inicio de su tercera temporada, en la que volverán a pasar horas y horas bajo la lona ensayando y creando nuevas producciones circenses. Y si se parecen a las que han formado parte del espectáculo del sábado y del domingo, merecerá la pena esperar. El cuento volverá a empezar.


circo (9)