Page 1

Málaga hoy MARTES 29-8-2006

9

Gran Málaga

ALGUNOS VIVEN ALLÍ DESDE HACE MÁS DE 50 AÑOS

Cinco familias denuncian que les han cortado la luz y el agua para echarlos

2

1 REPORTAJE GRÁFICO: GARCÍA VIVAS

1. Vista de la planta baja del edificio situado en el número cinco de calle Mariscal, con las escaleras a la izquierda y el cuarto donde está el motor el agua y algunos contadores a la derecha lleno de basura. / 2. La parte exterior del inmueble también se encuentra en mal estado. Además, la mayoría de viviendas están vacías. / 3. Un agente de la

Policía Local baja las escaleras tras una denuncia de los vecinos porque una de las viviendas está ocupada.

Un informe municipal denuncia la insalubridad del inmueble y la Policía Local ha tenido que actuar varias veces ante la llegada de ‘okupas’ NACHO SÁNCHEZ ■ MÁLAGA. “Manifiesta insalubridad en la totalidad del inmueble. Gran cantidad de basura, heces, enseres y proliferación de insectos y roedores. Hedor insoportable”. El informe, del área de Sanidad del Ayuntamiento de Málaga, es concluyente. Se refiere a un edificio del barrio de la Goleta y concluye así: “se hace necesaria la intervención urgente de los organismos competentes”. El documento es del 13 de julio de este año, pero la situación sigue siendo la misma para los vecinos que lo habitan. Incluso empeora: llevan diez días sin agua en sus viviendas. Y más de dos años sin luz en las escaleras. Continúan rodea-

dos de basura, escombros, ratas y cucarachas. Dicen que es el propietario de su edificio el que permite dichas condiciones de vida porque quiere echarlos, pero viven allí desde hace más de 50 años y no quieren irse. “Aquí he pasado casi toda la vida y no quiero irme”, asegura una de las vecinas del número cinco de calle Mariscal. En el edificio viven actualmente cinco familias. Todas lo hacen de alquiler y en dos de los casos los contratos de renta antigua, ya que ellos o sus familiares han vivido allí desde que se construyó a principios de siglo. Una de las mujeres que lo habita recuerda con cariño incluso cómo fue allí vestida de novia el día de su boda y cómo los vecinos acudían a recibirla. “En

ese tiempo éramos una gran familia”, asegura, “pero hace unos diez años el actual propietario compró el inmueble y nos hace la vida imposible para que nos vayamos”, asegura la misma vecina, que dice que poco a poco el resto de habitantes han ido yéndose de sus casas. “Bueno, más bien, los han obligado a irse al no renovar-

RESPUESTA

El propietario asegura que denunciará a los inquilinos por el estado de abandono del edificio les sus contratos”, añade la mujer, de más de 75 años. Justo debajo de su piso vive otra anciana de 85 años. Ambas viven asustadas porque están solas. “Y aquí se mete todo el mundo, porque el portal no se puede cerrar”,

3 añade Manuel Morales, sobrino de una de ellas. De hecho, ayer mismo la Policía Local acudía al inmueble, “una vez más”, porque otro de los residentes había denunciado la llegada de okupas a la cuarta planta. “Aquí tienen que venir responsables de Asuntos Sociales y Sanidad, porque esto está fatal”, explicaban los agentes. De hecho, uno de los vecinos ya denunció al propietario del inmueble por dejadez de prestar los servicios de luz y agua y por no mantener la limpieza. Pero el juzgado de instrucción número 13 lo absolvió. Ellos aseguran que volverán a denunciar el caso ante el Ayuntamiento, el área de Urbanismo y los juzgados, “o ante quien haga falta”, afirma Morales. Sin embargo, es el propio casero, Jesús Jiménez, el que ayer explicó que piensa denunciar a la comunidad de vecinos “por el abandono en el que tienen el edificio”. “Esto es una propiedad vertical y ellos tienen la obligación de realizar la limpieza y el mantenimiento”, ase-

gura Jiménez. Además, dice que ha arreglado “varias veces” la puerta principal “pero siempre la rompen”. “Es normal que aquello esté tan sucio, si dejan siempre la puerta abierta, pues se cuelan okupas y drogadictos. Es lo que nos pasaría a todos si tenemos la entrada a nuestra casa de par en par. Cualquier día habrá alguna desgracia”, añade el arrendador. Los vecinos no opinan lo mismo y dicen que Jiménez les tiene “abandonados”. “El otro propietario era un encanto”, aseguran las mujeres, “pero éste se ha dedicado a dividir los pisos en habitaciones, alquilarlas y sacar dinero y a tapiar otras viviendas”, dicen. El inmueble forma parte del Catálogo de Edificios Protegidos por el Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga. En el informe, se destacan como elementos e interés su tipología, la organización estructural, la fachada y algunos elementos puntuales como la portada, los herrajes o la carpintería.

Cinco familias denuncian que les han cortado la luz y el agua para echarlos  

Reportaje sobre acoso inmobiliario (popularmente conocido como asustaviejas) publicado por Nacho Sánchez en el diario Málaga hoy.