Page 1

NÐMERO 60 ZENBAKIA 2011

www.nabarralde.com

Urria / Octubre / Octobre

Nafarroa Navarra Navarre

EDITORIALA Aurreko urtean kazeta honen 50. aleak jasotzen zuen Euskal Herriko historialarien I.biltzarraren berri. 12 hilabete, 10 Kazeta, 4 Haria, hainbat liburu argitaratu, eta noski, beste historialarien biltzar bat beranduago, 60. kazetak honek hartzen du biltzarraren berri emateko lekukoa. Ez da makala urte betean egindako lana, eta ez da makala ere bigarren biltzar honek eman duen jauzi kualitatibo eta kuantitatiboa. Lortutako maila akademikoan eta jendearen partaidetzan islatzen den jauzia. Ia berrehun pertsona bildu ditu ekimen honek Oñatiko Unibertsitateko eraikin dotorean. Baina joan den urtean ez bezala, unibertsitatera gerturatu ez den jendeak ere izan du biltzarra jarrai-tzeko parada: 1.308 pertsonek ikusi dituzte Nabarraldeko web orrialdean streaming bidez emandako hitzaldiak. Historia biltzar baterako ez ohikoa den partehartzea inondik inora. Erronka garrantzitsua datorkigu datorren urtean: Euskal Herriko historialarien III. biltzarra Iruñean ospatzea hain zuzen. Baina horrelako aurrekariekin ilusioz eta gogoz ekingo diogu lanari. Eta historialarien biltzarra amaitu ahala Oñatitik bueltan Durangorako bidea hartuko dugu laster. Urtean zehar egindako lanaren eta argitaratutako materialaren balioespena egiteko aukera paregabea da Durangoko liburu azoka. Baita ere zuokin, gure pausoak gertutik jarraitzen dituzuen sustatzaileokin, aurrez aurre elkartzeko egokiera!

1€

Congreso de Oñati Cerrado de momento este capítulo, nos proponemos el horizonte del siguiente congreso, que queremos plantarlo en la capital vascona, Iruñea, para el año que viene. También, a plazo más breve, el próximo número de Haria, que con estas ocupaciones se retrasa y saldrá en octubre

La organización del 2… Congreso de Historiadores de Navarra (Euskal Herriko historialarien biltzarra) en la Universidad de Oñati ha acaparado los esfuerzos de Nabarralde de los últimos meses. Es comprensible, por tanto, nuestra profunda satisfacción tras el éxito de participación, calidad académica y, el tiempo lo confirmará, el alcance de las conclusiones historiográficas del mismo. En efecto, el antecedente del Congreso celebrado en Viana en 2010 nos hacía prever que la asistencia a esta nueva edición estaría asegurada. Y así ha sido. Sin embargo, el público que se ha reunido en Oñati ha sido distinto, con una gran variedad de personas, procedencias, edades, perfiles, etc. Juventud, navarros orientales y occidentales, estudiantes, profesores... Ello nos demuestra que este tema motiva e interesa a amplios sectores de nuestro país, por razones muy diversas, académicas, de convicciones, de conciencia, identidad y demás circunstancias personales o profesionales. De nuevo tuvimos que cerrar el cupo de participantes una semana antes, porque la demanda excedía las posibilidades de un congreso de esta naturaleza.

directamente con su programa social: charlas, sesiones didácticas con estudiantes, exposición permanente (Kultur Etxea), mercado artesanal, concierto de Joseba Tapia... Han sabido tomar el tema desde su propia perspectiva, y sacarlo a la calle. Debemos expresar nuestro agradecimiento a su colaboración. Entre las conclusiones, aunque habrá que esperar para una reflexión más a fondo, destaca el dato de que los territorios occidentales también sufrieron la guerra (1512, la conquista del vecino reino independiente) como imposición, que se vieron obligados a movilizarse, que pagaron los costes para beneficio del conquistador real... Y, en definitiva, en ningún momento fue una intervención voluntaria o una empresa propia. Aportaciones más puntuales nos explicaron el trabajo constante de violencia, simbolismo y división, que durante siglos se fue imponiendo para generar la ruptura territorial, la célebre frontera de malhechores... Esperemos que el Libro de Actas salga antes de diciembre.

Haria: 1512 Historia de una conquista Un segundo dato que califica a este encuentro ha sido el del elevado nivel académico de los ponentes, y en general del debate (incluido el público con sus preguntas). Era previsible esta cualificación, a la vista del currículo de los conferenciantes. Aún así, las intervenciones han sido rigurosas, documentadas, con un elevado grado de novedad en las aportaciones. Un tercer aspecto que nos ha sorprendido gratamente nos ha llegado de la acogida de la propia localidad, Oñati, que ha participado

Cerrado de momento este capítulo, nos proponemos el horizonte del siguiente congreso, que queremos plantarlo en la capital vascona, Iruñea, para el año que viene. También, a plazo más breve, el próximo número de Haria, que con estas ocupaciones se retrasa y saldrá en octubre (lo distribuiremos en noviembre). Como antecedente del año que se avecina, nos proponemos el tema de 1512. Historia de una conquista. Más material para la difusión, la reflexión y el debate.

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


Nabarralde kazeta 60

URRIA

2011

OCTUBRE

2

2ª edición del Congreso de Historiadores de Navarra Oñati, biltzarraren egoitza Aurtengo biltzarra Oñatiko Sancti Spiritus Unibertsitatean ospatu zen. Nafarroaren konkistak gizartean eragiten duen jakin-mina asetzeko iazko 14 hitzaldietatik aurtengo 18etara pasa gara eta iazko 2 egunetatik 3 egunetara. Euskal lurraldeak eta nafar Estatuaren harreman historikoa izan da aztergai Oñatin.

Harrera arrakastatsua Bertaratutako jendeak Oñatiko Unibertsitateko aretoak bete zituen. Biltzarra hasi eta aurreko astean izen emateko epea itxi behar izan genuen Sancti Spiritus Unibertsitateko edukiera jada gainditua zegoelako izena eman zuen jendearekin.

Los temas de este Congreso fueron muy diversos. Desde la historia propia del territorio alavés, a la presencia del debate de la memoria y la conquista en la bibliografía y la enseñanza. La trasmisión de nuestro patrimonio es clave. También se reunieron reflexiones históricas, como la del lehendakari José Antonio Agirre, o presentes, como las de los movimientos sociales actuales (1512-2012. Nafarroa Bizirik). Todas ellas se publicarán en un nuevo Libro de Actas.

Herri ekitaldiz beteriko asteburua Biltzarraren harira, ekitaldi herrikoi ugari antolatu zituen Oñatiko herriak. Afari tematikoa, erakusketa, liburu aurkezpena, argazkian ageri den eskulan azoka edo Joseba Tapiaren kontzertua besteak beste lagundu zuten biltzarra girotzen.

Hitzaldiak zuzenean, streaming bidez Aurtengo berritasun bezala, hitzaldiak streaming bidez zuzenean eman dira Nabarraldeko web orrialdean. 1.308 pertsonek ikusi dituzte hitzaldiak beraien etxeetatik.

Uno de los éxitos del encuentro de Oñati fue la diversidad de personas que acudieron y participaron. Empresarios, figuras institucionales, historiadores, estudiantes, hombres y mujeres de distinta edad y procedencia... Fue un microcosmos que representaba la complejidad de nuestra nación navarra contemporánea.

Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque / Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque


URRIA

2011

OCTUBRE

Nabarralde kazeta 60

3

Euskal Herriko historialarien II. biltzarra Como dijo Joseba Asiron (director académico del Congreso), un pueblo sin memoria es como un recién nacido. Indefenso. Desvalido. Incapaz de hacer frente a los retos que le plantea el futuro. Desde Nabarralde seguimos comprometidos en la recuperación de la memoria histórica; en la organización de debates y congresos; en la investigación y publicación de nuevos materiales de divulgación y conocimiento. Con la voluntad y recursos de ese capital humano que somos los promotores, historiadores, estudiosos y colaboradores que formamos Nabarralde.

A Aitzorrotz con Iñaki Sagredo y Joxerra Zubizarreta La tenencia de Aitzorrotz fue esencial en la defensa del Reino de Navarra en su parte occidental. Desde su privilegiada ubicación se vigilaba una de las principales vías de comunicación que enlazaba la Llanada alavesa con el Cantábrico. Como parte del Congreso, 21 personas acudieron a Aitzorrotz para aprender más sobre esta fortaleza.

"Oñatiko biltzarraren antolakuntzak, Nabarralderen beste hainbat ekitaldirekin gertatzen den antzera, asko zor dio sustatzaileek eskainitako laguntza eta babesari. Hauetako bi laguntzailek beraien iritzia azaldu digute". Udala... asko inplikatu dira. Unibertsitatetik kanpo egin diren ekitaldietan herriaren partaidetza esanguratsua izan da. Esaterako, kultur etxean egin zen Ingrid Galsterren liburu aurkezpenean gela bete zen eta jendearen konpromisoa bikaina izan da.

Eta jendearen partaidetza nolakoa izan da? Oso ona. Esate baterako, jendea oso interesaturik zegoen Víctor Herreroren tailerrean eta beste egun batez luzatzea eskatu zuten. Víctor bera oso hurbilekoa begitandu zait. Hitzaldietan ere jendeak parte-hartu du galderen txandetan.

Zer iruditu zaizu biltzarra? Zer gustatu zaizu gehien? Buruan nuen ideia erabat gainditu du, pentsatzen nuena baino askoz hobea izan da. Ponentziak oso ondo landuak zeuden, eta Nafarroa ez ezik, beste euskal lurraldeak ere lekukotu dituzte, osotasuna eman diote gaiari.

Nabarralde LOURDES IDOIAGA: (Oñatiko alkate ohia)

Oñatiar bezala, zer iruditu zaizu Euskal Herriko historialarien biltzarra Oñatin ospatzea?

Zer gustatu zaizu gehien? Sortu den eztabaida naturala, galderak. Biltzarrean ikusi dut zenbat jakitun dauden gai honen inguruan, zenbat jendek ikertzen duen gaia, eta ze dibertsitatea dagoen hitzaldietan eta parte hartu duen jendearengan. Biltzarrak izan duen bizitasuna gustatu zait gehien.

Datorren urtera begira zerbait aldatuko zenuke?

Batetik, Nafar Estatuaren historiari buruzko biltzar bat Oñatin, Gipuzkoan, egiteari oso garrantzitsua deritzot. Bestetik, gauza nabarmena izan da biltzarrak herriko jende askori begiak zabaldu dizkiola. Orain arte gai honek ez zuen interes gehiegirik sortzen, baina biltzarrak jendearen jakin-mina piztu du eta hori euskaldunontzat oso onuragarria da.

Ez. Aurtengoa bezala ateratzen bada bikaina izango da. Datorren urtean 500. urteurrena betetzen dela eta, aurtengo biltzarra haren atarikoa izateari oso garrantzitsua eta positiboa deritzot.

Nolakoa izan da Oñatiko herriaren parte-hartzea?

Zer iruditu zaizu biltzarra?

Zoragarri portatu da herria. Harrotasun puntu batekin ere esaten dut hau: ikastetxeak, kultur taldeak, Oñatiko

RAFA SANTXEZ (Bergarako sustatzailea)

Zoragarria, hitzaldiek oso maila altua izan dute, Víctor Herreroren tailerra ere oso ona izan da eta Joseba Asironen itxiera hitzaldia bikaina.

Gaia bera. Orain dela urte batzuk, Nabarraldeko sustatzaile egin nintzenean, gaia ez zegoen gizartean oso zabaldua. Bergaran lehenengo hitzaldia egin genuenean nafar Estatuaren ideia oso ahula zen jende artean. Baina orain zabalduz doa eta ikusi da zientifikoek datuekin frogatu duten gaia dela, ez dela gutxi batzuei sartu zaigun „kasketada‰.

Zentzu horretan, biltzarrak zein funtzio betetzen duela uste duzu? Oñatiko biltzarrak gure iraganaz jabetzeko balio badu, eta zientzia historikoak frogatutako egiak hedatzea eta faltsukeriak argitzea ahalbideratzen du. Ez nuke esan barik laga nahi ezagutze horrek herri bezala autoestimua ere berreskuratzen laguntzen digula. Euskal Herritarrok Nafarroako Estatu independentean antolatzeko gauza izan ginen. Gu ez gara herri ez jakin arlote bat izan. Guk ez dugu aldemeneko estatuen premiarik izan mundu zibilizatu eta modernoan sartzeko. Gu ondo asko moldatu izan gara gizarte europarrean eta inork ez digu mesederik egin espainiar edo frantziarra bihurtuz. Iragan duin bat izan genuen eta bortxaz duintasuna kendu ziguten. Izan ere, berriro ere nahi duguna izateko iraganaren pedrigirik behar ez badugu ere, Oñatiko biltzarra bezalako batek autoestimua garatzen laguntzen digu.

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


Nabarralde kazeta 60

URRIA

2011

OCTUBRE

4

Memoria industrial del valle del Irati expone una breve anécdota que, en mi opinión, la resume perfectamente. Se trata de lo que cuenta en las páginas 153 y 154 sobre lo sucedido con el molino de Orotz-Betelu. El proceso de destrucción del sistema político navarro desde la soberanía plena, como reino independiente, hasta su reconversión en simple provincia española en 1841, fue muy largo, y siempre con la oposición manifiesta, en ocasiones de modo armado, de la propia sociedad de Navarra. Desde la reducción del reino en 1200 y la conquista y ocupación de la fase de 1512-1530, hasta la ley, mal llamada paccionada, de agosto de 1841, se dio un proceso de reducción, sustitución institucional y asimilación que llevó a un Estado europeo con muchos siglos de existencia soberana a convertirse en provincia de un Estado unitario, el español obviamente. Como consecuencia de la aniquilación de la soberanía propia imperaba la arbitrariedad hispana. En el siglo XIX y con el pretexto de revitalizar lo que los españoles llamaban bienes de „manos muertas‰, con lo que se referían, en principio, a los bienes de la Iglesia católica, procedieron a su expropiación y venta pública para hacerlos entrar en los circuitos comerciales que exigía el capitalismo naciente. Lo que eran bienes comunes o comunales, propios de la cultura pirenaica, fueron asimilados sin más a los anteriores y se produjo su expropiación masiva, a pesar de no ser de „manos muertas‰ sino de las absolutamente vivas de los concejos y valles de nuestro país.

Luis María Martínez Garate La lectura, de un tirón, del trabajo de Victor Manuel Egia Astibia sobre „Orotz-Betelu y Olaldea, una historia industrial a orillas del Iratí‰ ha sido para mi una experiencia grata y formativa. Habrá quienes puedan pensar que se trata exclusivamente de un estudio local, centrado en un valle pirenaico de Navarra y, por lo mismo, de escaso interés para quienes viven lejos de la zona. Nada más distante de la realidad. Es claro que se trata de un trabajo ubicado en un lugar concreto y en una época determinada. La primera noticia histórica de actividad ferrona en Orotz-Betelu que cita Egia en su libro hace ya referencia a un „rolde que el rey Juan II de Navarra realizó en 1366‰ en el que se hace constar la presencia de dos trabajadores del hierro „Sancho el Ferrero y García Ferrero‰. Por la fecha que da el autor el rey no puede ser otro que Carlos II, el Malo, y no Juan II, pero en cualquier caso se constata que dicha actividad se llevaba a cabo de muy antiguo. La historia que narra Victor Manuel Egia en su libro discurre en el Valle del río Irati entre la segunda mitad del siglo XIX y algo más de la del XX. En la práctica se estudia un siglo entero de una zona que puede ser modelo de otros procesos de industrialización que se desarrollaron en la misma época en el territorio de la Alta Navarra. Pero pienso que tampoco es sólo algo referente a esa etapa. En su estudio quedan reflejadas las características más importantes y definitorias de lo que es la cultura social de un pueblo, de nuestro pueblo. En su libro Egia

En este contexto, en 1862, fue expropiado y sacado a subasta pública el molino de Orotz Betelu, „perdiendo el Ayuntamiento la titularidad del mismo‰. La respuesta llegó muy pronto. En 1865, 41 vecinos de Orotz y 2 de Gorraitz constituyeron la sociedad del „Molino de la Unión‰, que siguió con la citada explotación. Lo que era un bien público, seguro y consolidado, y que se mantuvo como tal en una época de independencia política, pasó a convertirse en algo arbitrario e inestable en manos del Estado ocupante. Pero la cultura de la propia sociedad fue capaz de revertir el proceso y, mediante su apropiación „privada‰ por los 41 vecinos de Orotz y los 2 de Gorraitz, siguió ejerciendo su función pública.

Es encomiable la labor de recogida de información, desde archivos de todo género hasta testimonios personales, pasando por la revisión de la (escasa) bibliografía existente, realizada por Egia; pero más, si cabe, lo es la magnífica colección que representa el material gráfico expuesto y perfectamente contextualizado en su obra. Resultan también de particular interés los mapas de detalle elaborados con detalle por el propio autor. El trabajo resulta muy ameno, fácil de leer y captar el mensaje. Es evidente que las personas cercanas a los valles pirenaicos, por motivos familiares o de relaciones personales, hallarán más elementos concretos y próximos para rememorar que quienes los hemos vivido con más lejanía geográfica, pero todos los navarros, los vascos, encontraremos en el libro de Egia algo que nos atañe muy de cerca, porque no es muy diferente de lo que ha sucedido, aproximadamente en la misma etapa histórica, en el resto de Euskal Herria. Contemplaremos un acabado reflejo de nuestra realidad social. Veremos los afanes e inquietudes de las anteriores generaciones de cualquier rincón de nuestro país.

Referencia bibliográfica Egia Astibia, Victor Manuel. „Orotz-Betelu y Olaldea, una historia industrial a orillas del Iratí‰. Pamplona-Iruñea 2011. Nabarralde.

Este ejemplo es un caso revelador de las inmensas realizaciones que nuestro pueblo ha sido capaz de llevar a buen puerto en años de sometimiento y sumisión. El molino de Orotz es pequeño en tamaño pero grande en significado. El entramado cooperativo, las ikastolas y el conjunto de iniciativas, individuales y colectivas, en el mundo empresarial, son expresión de una cultura que tiene como valores principales la iniciativa, el trabajo, la responsabilidad, el respeto a la palabra dada y la tenacidad. La obra de Victor Manuel Egia es una muestra perfecta de la extensión de lo particular a lo general. La secuencia de industrias del valle de Irati (fundición de hierro, papelera, hidroeléctrica, ferroviaria y maderera principalmente) nos lleva a caracterizar a una sociedad con una enorme capacidad de emprendimiento y de búsqueda (y, con más o menos éxito, logro) de una respuesta a los retos de su

12€

1512... noiz arte?

mundo, con base a los recursos propios: „naturales‰ y humanos, de conocimiento y trabajo. El libro es una historia concreta pero con mensaje universal, en el que se manifiesta la cultura social de un pueblo que fue capaz de generar un Estado propio y de mantenerlo durante muchos siglos y que, a pesar de las derrotas bélicas y políticas, siguió manteniendo firme su capacidad de iniciativa, reflejada aquí en su entramado productivo y fabril.

10€

14€

1512... noiz arte?

Nabarralde

18€

Euskal Herria gure herria, Nafarroa gure Estatua

Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque / Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque


URRIA

2011

OCTUBRE

Nabarralde kazeta 60

5

Can vendida, Navarra vendida

José Mari Esparza Zabalegi LLama la atención que en el momento de la desaparición de facto de la Caja de Ahorros de Navarra se hayan hecho tan pocas referencias a su origen y, más todavía, cómo en ese origen estaba precisamente la mejor solución: esto es, la unión con el resto de cajas vascas en la hasta hoy día vigente Federación Vasco-Navarra de Cajas de Ahorro. No hace falta ser economista para ver esta unión como la más conveniente: cercanía territorial; similar origen y filosofía; una misma tradición de ahorro; un tejido comercial e industrial parejo y mixturado; un pasado común... œQué ha ocurrido para que unos piratas la hayan vendido a Madrid y Sevilla, unida a un dudoso proyecto con Cajasol, Caja Canarias y Caja Burgos, a cambio de un 15,28% de participación? Que el director de la Can, Enrique Goñi, pase de cobrar cinco veces más de lo que cobraba, o que sus directivos se hayan asegurado soldadas vitalicias, pone en evidencia la catadura de estos judas forales, pero no explican el intríngulis del asunto: ellos no han hecho más que cobrar sus 30 monedas. La responsabilidad está en ese Sanedrín navarrista, empeñado en desmantelar cualquier particularismo de Navarra y entregarla, atada de pies y manos, a la uniformización española.

Un proyecto vasco-navarro Aunque ahora cueste creerlo, la Can surgió a raíz del II Congreso de Estudios Vascos celebrado en Iruña en 1920. Los Diputados forales Baleztena, Irujo y Usechi propusieron su creación en una iniciativa similar a las otras tres diputaciones vascas. Para elegir su director, no se fueron a Burgos ni a Canarias, sino que colocaron anuncios en las cuatro provincias, siendo elegido el alavés Ramón Bajo Uribari que ocupó el puesto hasta 1950. Las actas de aquellos años reflejan el sentido de colaboración y de reparto amistoso del territorio que tenían las cajas vascas. En 1924 se formó la citada Federación Vasco-Navarra compuesta por las cuatro cajas provinciales y las cuatro municipales, con el fin de impulsar, nunca lo negaron, la economía vasconavarra. Pronto se colocaron a la cabeza de las cajas del Estado y participaron en infinidad de proyectos comunes. Uno de ellos fue patrocinar la revista Vida Vasca, nacida el mismo año de 1924 y vigente durante 60 años. Bajo los escudos del Laurak Bat, aparecía Navarra como una parte más de un territorio económicamente pujante. En Vida Vasca escribía gente como José María Uranga o José María Iribarren y se anunciaban las empresas navarras: desde hoteles como Los Tres Reyes y Maissonave, hasta industrias como Eaton, Torfinasa, Ingranasa, o instituciones como Príncipe de Viana. La revista, como la misma Federación, funcionó durante la Dictadura de Primo de Rivera; la II República; el Franquismo y los primeros años de la Transición. Como tantas otras cosas, se convirtieron en políticamente incorrectas precisamente en la llamada Democracia. A inicios de los 80 dejó de editarse la revista y la Federación Vasco-Navarra pasó a un discreto estatus. Se comprende: en 1981 fue el golpe de Tejero con sus secuelas en el unionismo español, y en 1982 el PSOE de Euskadi en

Navarra pasó a denominarse PSN, abandonando la actitud pro unidad vasca que había mantenido desde el periodo republicano. Uncida la mayoría de la clase política navarra con las tesis del Estado, se procedió a perseguir todo rasgo de identidad vasca en Navarra, lo que ha llevado irreparablemente a perseguir su propia identidad: el euskera, la historia, los símbolos, el folklore⁄ Mas no sólo destruyen el patrimonio inmaterial, sino que el saqueo alcanza a todos los resortes de la sociedad: para impedir que se vea la televisión vasca se conceden millones a empresas de Madrid, regalándoles el espacio radiotelevisivo; se niega toda posibilidad de ayudas para el desarrollo a la mitad norte de Navarra, convicta de abertzalismo; se permite la deslocalización de empresas; se ceba al Opus; se permite al Vaticano inmatricular el patrimonio de los pueblos; se renuncia a competencias para mantenernos en una autonomía de tercera; se posibilita que a las instituciones Navarra entren políticos y funcionarios de todo el Estado en contra de la tradición foral, etcétera.

El desmantelamiento bancario La venta de la Can no es más que un paso más a este desmantelamiento de la autonomía, y el golpe definitivo a nuestra tradición bancaria. En 1867 la Diputación de Navarra propuso a sus hermanas "constituir un Banco Agrícola Vasco-navarro, bajo la tutela de las cuatro Diputaciones forales". Al no tener respaldo, la Diputación acordó que el proyecto se limitase "por ahora" a Navarra. Ya para entonces existía el Banco de Crédito Navarro, el más importante de Navarra hasta que en los años 70 fue absorbido por el Banco Central. En 1978 desaparecía el Banco de Navarra. Y en el año 2008, el Banco Popular absorbió definitivamente al Banco de Vasconia, que había sido fundado en 1901 en Pamplona, "al servicio de la economía regional Vasco-Navarra", tal y como se anunciaba, a finales del franquismo, en las páginas de Vida Vasca, con su flamante alegoría del roble de Gernika tras el escudo de Navarra. La familia Aizpún estaba entre los impulsores del proyecto. Hasta los años 70 editaron mapas de las cuatro provincias, que todos hemos visto en sus sucursales. Con la venta de la Can, el navarrismo ha culminado este desmantelamiento del tejido bancario foral. Y lo han hecho con premura, para hacer imposible que en un momento de mayor racionalidad política y mayores cotas de democracia, se pudiera plantear el relanzamiento de la Federación Vasco-Navarra, la unión lógica de las cajas más hermanadas por la historia y el contexto socioeconómico. Por eso los navarreristas no son sólo enemigos de lo vasco: son los principales enemigos de Navarra, y sus principales depredadores. Lo dijo antaño el gran Arturo Campión: "Navarra cada día va siendo menos vasca, y cada día, menos navarra también. La ley de degenerescencia es doble; la una vacía el contenido vasco; la otra el contenido navarro. A los patriotas les toca la noble empresa de abolirlas y abrogarlas. De ellos depende, en la proporción que ciertas cosas son posibles, que la filosofía de la historia de Navarra, en vez de una filosofía de la muerte, sea una filosofía de la vida".

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


Nabarralde kazeta 60

URRIA

2011

OCTUBRE

6

El imperialismo lingüístico ayer como hoy Alots Gezuraga Juan de Beriayn, párroco de Uterga, (Valle de Izarbe, Alta Navarra), decía en su libro „Doctrina Christiana en romance y bascuence‰ de 1626 editado en Iruña-Pamplona: „(⁄) escribo en bascuence, porque no ha habido nación en todo el mundo, que no haya premiado la lengua natural de la patria y enseñarla en las secuelas a leer y escribir. Según esto, razón es que nosotros estimamos nuestra lengua bascongada‰. En „Vasconia‰ (1962) Federico Krutwig aseguraba que: „Introducen el castellano o el francés, rebajando moralmente al vasco quien, grotescamente vestido de español o francés, no es más que hombre de tercera categoría‰.

Desde la conquista española, la presión imperialista sobre el idioma nabarro o euskera es permanente y empieza por los cargos eclesiásticos y públicos tanto en Alta Navarra como en la Navarra Occidental, como eran entontes los veterinarios, jueces, merinos o policías etc.

El imperialismo lingüístico sólo es una parte del imperialismo aunque es una de las puntas de lanza del mismo; viene desde antiguo pero en el presente sigue ocupando páginas en los periódicos y acalorados comentarios imperialistas. Se entiende muy bien la política castellana y después española respecto a los idiomas de su Imperio leyendo el prólogo del libro que en 1492 escribió Antonio Nebrija por mandato de Isabel la Católica, con este libro se intentaba unificar el castellano (crear un castellano „batua‰ que no consiguieron hasta el siglo XVIII con el francés Felipe V): „...muchos pueblos bárbaros y naciones de peregrinas lenguas, y con el vencimiento aquellos tenían necessidad de recibir las leies quel vencedor pone al vencido, y con ellas nuestra lengua‰. Fue la política castellana en América como en el reino de Nabarra según fue conquistando y subyugando, así Nebrija señala en un escrito tras la conquista de Alta Navarra (1512-24) que „casi todos sus habitantes son vascones‰ (es decir, euskaldunes monolingües), e incluye como baskonas a ciudades que fueron conquistadas en el siglo XII como las riojanas Calahorra o la antigua capital del reino, Naiara-Nájera. La opinión de Caro Baroja acerca de la frontera de los territorios de habla eusquérica en la Edad Media es que es la misma que en el año 1587, siglo XVI en el que fue totalmente invadido el reino baskón de Nabarra en su territorio peninsular y donde comienza un nuevo retroceso del euskera. El historiador ronkalés Estornés Lasa en su libro „Lo que No nos enseñaron‰, señalaba cómo en ese año 1587, según un documento de la Diócesis de Pamplona, los pueblos que vivían en euskera eran 451 frente a los 58 romanzados (de éstos, la mayoría cuando no todos, en realidad eran bilingües como veremos). En su reciente libro „La Guerra de Navarra‰, Peio J. Monteano, tras analizar todos los documentos a su alcance sobre la conquista de Alta Navarra, es de la misma opinión; entre los documentos y libros estudiados, destaca „La bula de rendición de cautivos‰, la cual „permite por primera vez realizar un mapa lingüístico de (Alta) Navarra a principios del siglo XVI que, entre otras cosas, muestra que la erosión de la lengua vasca había sido mínima durante el bajo medievo‰, es decir, mientras el reino fue libre. Se trataba de una bula para una nueva recaudación en la Diócesis de Pamplona que dividía en 3 zonas la parte del reino recién invadida (Alta Navarra) según estuvieran más o menos romanzadas: „Así pues, el euskera era, en la primera mitad del siglo XVI, la lengua hegemónica en al reino, nada menos que 8 de cada 10 navarros habitaban en el territorio donde predominaba‰, es decir, el 80% eran euskaldunes monolingües. Esta bula y otros muchos documentos, nos permiten trazar las fronteras del euskera sobre un mapa y observar cómo ha ido carcomiendo el imperialismo la „lingua navarrorum‰, llegando hoy, cinco siglos después, a una situación lingüística que la UNESCO clasifica de „peligro de extinción‰ y distinta en cada región en las que el imperialismo dividió el reino de Nabarra: así, ninguna persona es monolingüe en este idioma y tan sólo sobre el 15% de la población de Alta Navarra sabe euskera (con el nombre imperialista de Comunidad Foral Navarra y donde el euskera está zonificado como siempre desde la invasión, siendo „no oficial‰ en el tercio sur donde sus hablantes no tienen derecho alguno sobre su idioma nativo), el 33% de la Nabarra Occidental sabe euskera (llamada „Comunidad Autónoma Vasca‰ y donde pasó el euskera a lengua „vulnerable‰ en el 2009 según la UNESCO, pero donde sigue padeciendo ataques furibundos como veremos) y el 30% de Iparralde es euskaldun (departamento Pays Basque y Beárn donde el euskera no es oficial y no tienen derecho alguno los euskaldunes por lo que sigue la pérdida de hablantes). Hoy en día ya no se habla euskera en otros territorios del reino donde era lengua nativa como son: Alto Aragón y Pirineo central, La Rioja, Castilla Vieja-La Bureba, Cantabria oriental o Gascuña, aunque con pequeñas poblaciones residuales en el Beárn: Eskuila, Aramitz, Inhaze, Arkantze y sobre todo Jeruntze. Tras su invasión, destrucción de fortalezas, expolio a sus habitantes y sometimiento militar que duró varios siglos de forma férrea y que en realidad continúa, los alto navarros vivieron las políticas imperialistas sobre su idioma que ya habían dado frutos a los españoles en otras partes del reino nabarro conquistado anteriormente, como es el caso de La Rioja, donde la conocida „fazaña‰ o sentencia judicial de „Oiacastro‰ nos habla de estas políticas imperialistas sobre el idioma nabarro y donde el alcalde vetó en el siglo XIII, sobre 1239, a un merino (jefe de la policía o funcionario real) venido de Burgos a participar en un juicio, pues según los fueros de la villa era indispensable saber euskera para ello : „Esto es por fazanya que el Alcalde de Oia-Castro si le demandase ome de fuera de la Villa o de la Villa que el recudiese en vascuence.‰

Desde la conquista española, la presión imperialista sobre el idioma nabarro o euskera es permanente y empieza por los cargos eclesiásticos y públicos tanto en Alta Navarra como en la Navarra Occidental, como eran entontes los veterinarios, jueces, merinos o policías etc. Pongamos varios ejemplos más : Es revelador del uso habitual del euskera en el sur del reino de Nabarra el texto de un pleito de 1540 en el que el agricultor Pedro Petillas dice sobre el veterinario zamorano que trabajaba en la capital ribera (Tudela): „no sabe hablar ni entiende vascuence porque es natural castellano (⁄) por no entender suele buscar un intérprete y que en ello pasa trabajo y que le vendría muy bien saber hablar vascuence para recibir a los que va a su casa‰, en ese mismo texto judicial se afirma que el euskera es „la lengua de la tierra‰, es decir, el funcionario español (veterinario en este caso) logra intérpretes entre los propios ribereños bilingües y el idioma nabarro, incluso en la Ribera, se consideraba el euskera. En Lizarra-Estella en el año 1607 un documento eclesial comenta que: „El vicario no tiene las cualidades que se requieren para dicha parroquia por haber más de la tercera parte meramente vascongado y no saber romanz y el dicho cura no sabe bascuenz‰ . La lucha de los naturales por su idioma nabarro o euskera en la administración pública ha sido permanente como evidente el retroceso que va padeciendo el euskera hasta nuestros días también este campo, así, en los tribunales eclesiásticos de Alta Navarra como en los civiles, se pedía saber el euskera (a diferencia de hoy en día), porque, como decía un informe de 1778 „más de la mitad de al reino era tierra vascongada (en el sentido que tenía entonces de monolingüe euskaldun)‰; en otro informe un poco anterior (de 1745), se concluía que „casi todos los funcionarios de la Diputación (de Alta Navarra) eran navarros (en el sentido de vascoparlantes o euskaldunes que tenía entonces)‰. La política de imposición de cargos públicos españoles es una constante en la política imperialista española, que después se extendió a los maestros al surgir las escuelas de primera enseñanza. Sirva como ejemplo de esto último, el caso de un pueblo de la Nabarra Occidental tan euskaldun como Beasain y más en 1730, año del texto siguiente: „que no se les permita hablar en vascuence sino en castellano, poniendo anillo y castigándoles como se merecen‰. Es un acuerdo entre el municipio y el maestro, a los vascos nos habían convencidos para entonces que nuestro idioma no servía como medio de transmisión de conocimientos. El que quiera leer muchos más ejemplos, los tiene en „El Libro negro del euskara‰ de Juan Mari Torrealdai. Pero me interesa recalcar, por lo que luego veremos, la evolución del euskera en Olite. En Herriberri u Olite, en el año 1574 (por tanto más de 50 años después de la conquista española de estas tierras del reino nabarro), Beltrán de Garriz en la plaza del pueblo se subió al tablado y gritó a viva voz en euskera que todos los vecinos tenían yeguas en el zaguán de la casa de Pedro Ezpeleta del que el propio Beltrán era criado, y que fuesen a por ellas, que estaban en el corral. En el mismo Olite, en 1623 un presbítero pedía al Obispado licencia para confesar en euskera porque „los muchos vascongados (vasco parlantes o euskaldunes, según la terminología de entonces) que hay en dicha villa, y pastores de ella están muy desconsolados y se van a otros lugares a confesarse‰. En 1768 el viajero Guiseppe Barety dice por la cercana Tafalla que „en esta ciudad se acaba el vizcaíno (euskera) y se empieza a hablar el español‰, es decir, aunque ‡como es evidente‡, habría gente en Tafalla que supiera euskera, predominaba en esta ciudad el romance. Paul Pierre Broca (1824-1880) comentaba en unos de sus libros que „un navarro de Olite afirmaba que en Olite hablaba en vasco con sus amigos cuando era pequeño‰, por tanto, acababa de desaparecer la „lingua navarrorum‰ de esa comarca en menos de 300 años de colonización imperialista. En pleno siglo XXI el imperialismo no se da por satisfecho y teme una recuperación del idioma nacional nabarro, por lo que actúa continuamente con saña contra su posible auge, a veces con disimulo argumental y cuando no cabe, no duda en usar la fuerza bruta (mediante sus jueces que se basan en su ejército como todo su Estado y no en el pueblo ‡básico en una democracia‡). "(...). Por motivos de espacio hemos tenido que cortar el artículo aquí. Los interesados pueden leer el artículo en su totalidad en www.nabarralde.com"

Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque / Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque


URRIA

2011

OCTUBRE

Nabarralde kazeta 60

7

Auzolan proiektua

Memoria historikoa: atzera jo, noiz arte? Beñi Agirre Marketingak „jaten duzuna zara‰ eslogana asmatu zuenetik, edaten duguna gara, irakurtzen duguna gara eta abar gara. Zerrenda nahi adina luza daiteke; izan ere, horietatik guztietatik zerbait izan bagara; ez, ordea, denetik proportzio berean. Proportzio horretan sakontzeko, naizena naiz botako dute hogei urteko sasoi betez; naizena naiz, hirurogeiko zimel atarian; naizena naiz, laurogeiko abailduran. Bistan da inork ez dituela laurogei urte beteko aurretik hirurogei, aurretik hogei, eta aurretik jaio izan gabe.

Angel Rekalde Auzolana komunitatearen lan egiteko modu tradizionala da, bizilagunen arteko elkarlana, zeregin eta beharrizan kolektiboak denen partaidetza eta ahaleginarekin betetzeko, guztien mesederako. Auzolana, euskal gizartean sustraitu eta zabaldutako ohitura zen aldetik, beste erakunde historiko bati lotuta zegoen, batzarrari alegia. Bizilagunen batzarra zen auzolanean egin beharreko zeregin-mota, modalitatea, unea edo bestelako edozein zirkunstantzia erabakitzen zuena. Bideak, eraikinak, iturriak eta hilerriak konpontzea, mendia, azienda eta kortak zaintzea. Komunitate-antolamenduaren formula horiek gure lurraldekoak soilik ez badira ere eta, ñabardurak ñabardura, beste herri eta kolektibitate batzuetan aurkitzen baditugu ere, eragin sakona izan dute hemengo jendearen lan egiteko moduan. Edo, alderantziz beharbada, gure kulturari hain atxikita egonik, mundua ikusteko, lantzeko, partekatzeko eta harremanak izateko moduak dira, gorabeherak gorabehera. Izan ere, auzolana (batzarrarekin batera), euskal kultura tradizionalarekin guztiz bat datozen balio-sistema, praktika, ohitura eta giza harremanen bitartez gauzatzen da, hainbesteraino ezen gure kulturaren erakusgarri berezkoenetako bat bailitzan aurkezten baita. Auzolana herritarrei garai latzetan aurrera ateratzen lagundu dien kolaborazio eta antolamendu-sistema izan da. Krisiak, goseteak, inbasioak, gerrak... Komunitatean eta berdintasunean (ez berdintasun teoriko eta abstraktuan, baizik eta praktikoan eta emaitzetan gauz-atzen denean), eta ez gizarte-antolamendu hierarkiko edo autoritaioetan oinarritutako tradizio horren adierazpena da, gure iraganean ikusten duguna. Eta ez luzatzeko,

garrantzi historiko handia duten hainbat fenomenoren oinarrian dago, hala nola ikastolen mugimenduan, kooperatibetan edo, besterik gabe, gure lurralde guztian zehar erruz antolatzen diren jai herrikoietan. Une honetan, Jon Leonardo irakasleak duela egun batzuk zioenez, krisi ekonomikoa baino gehiago, zibilizazio-krisia da gainera datorkiguna. Merkatua, kontsumoa eta finantza-espekulazioa eta bestelakoak oinarri dituen gizarte-sistema behea jotzen ari da, eta baita herritarra funtsezko erabaki guztietatik (direla politikoak nahiz ekonomikoak) baztertzen duen gizarte-antolamenduaren eredua ere. Esan dezakegu, krisia baino gehiago, aurrean duguna garai-aldaketa dela, eta ez dakigula nola aurre egin erronka berriei, sistemarentzat gu estatistiketako zenbakiak besterik ez garenez. Panorama beltz horren aurrean, eta gure ondarea den ekintza, antolamendu eta pentsamenduaren eredu hura berreskuratzearren, eztabaida-gune bat sortu da. Auzolan proiektua Euskal Herriko kultura, lana eta historiari oso lotuta jaio da. Hainbat garaitan eta gizartea antolatzeko hainbat produkzio-sistematan, gure herriaren ezaugarriak izan dira komunitate-lana bultzatzeko joera, berdintasun-balioak, elkartasuna, batzarretako zuzeneko demokrazia eta, ahal den neurrian, askatasun indibiduala eta kolektiboa bilatzea. Irailaren 30ean eta urriaren 1 eta 2an, foro horrek jardunaldi batzuk burutuko ditu Usurbilen, elikadura, hezkuntza, etxebizitza, euskalgintza, oinarrizko beharrizanak, zaborrak eta beste hainbat gairi buruz hausnarketa egiteko. Bide batez, „Auzolanaren Kultura‰ liburua aurkeztuko da. Gure identitatea, beste garai batzuetan bezala, funtsezko balioa da oraingo zirkunstantzietan.

Horixe bera gertatzen da oroimen historikoarekin, gizakiarena izan ala herriarena izan. Gaur eta hemen bizi gara. Dena da oroimena, eta esperientzia orok egin egiten gaitu. Hori dena gara. Marketing esaldia baino zerbait gehiago den baieztapena egin dezakegu honezkero: „oroitzen duguna gara‰. Herriari dagokionez, berriz, „memoria historikoaz dugun ezagutza gara‰. Euskal Herria, Nafarroa, zer den eta zergatik pairatzen dugun egungo egoera ulertzeko, noiz arte egin behar dugu atzera? Independentziarako, Estatu propioa izateko dugun aseezineko gogo hau ulertzeko, zer jakin behar dugu? Memoria historikoa Errepublika garaietara, Frankoren estatu kolpera edo 1936tik gaurdainoko historiara mugatzeak gaur egun garenaren argazki jakin bat emango digu. Argazki gordina, krudela, injustiziaz betea, azkena⁄ Horrek, ordea, ez digu argitzen nolatan iritsi garen honetara. Askatasuna aldarrikatzera bultzatzen gaitu, baina, ez digu horrek argitzen independentziara edo estatu propioaren aldarrirako pausoa nola ematen den. „Memoria‰ Karlistaldietara eramateak, berriz, ez digu argazkia asko aldatuko. Hegoaldeko euskaldunak Espainiako Ondorengotza borroketan nahastuta zebiltzan; irabaziz gero, antzinako Foruak lortu zitezkeelakoan. Galdu egin zituzten, ordea, eta independentziaren arrastorik ez. Historia euskaraz irakasteko testu-libururen batean marraztua ikusi dudan Europako lehen mapa politikoa 1517koa da. Zuzena eta zorrotza. Ez zegoen Nafarroa. Kasualitatea urte hori aukeratu izana? Beharbada ez, 1511. urtekoa aukeratu izan bazuten, hantxe baitzegokeen Nafarroa independentearen aztarna. 1512ko mapak Nafarroa murriztuta erakutsiko digu, 1212koak eskumikatu gintuen kristautasunaren alde ari ginenekoa, 1200ekoak nafar mendebaldea inbaditu zutenekoa, 1076koak Nafar-Gortea Naiaran zegoenekoa, 1054koak Nafarroako erregea Gaztelako anaiak hil zuenekoa, Erresuma sortu zenekoa, Karlomagnori irabazi zitzaionekoa, Akitania-Baskonia ginenekoa eta abar. Hala nahiko lukeenak badu jotzerik kobazuloetan bizi ginen garaietara, baina aski genuke baskoien habitat naturalean giza-izaera eta kultura jakin eta propioa garatzen hasi ziren gizaki haienganaino jotzea. Euskara, gero linguae navarrorum izango zena, sortzen eta aberasten hasi ziren gizakienganaino. Dena da „memoria historikoa‰, eta esperientzia orok egin egiten gaitu. Hori dena gara.

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


Nabarralde kazeta 60

URRIA 2011 OCTUBRE 8

Zuzendaria: Angel Rekalde Editorea: Olaia Aldaz Diseinua: Nabarralde Laguntzaileak: Luis MÀ Martínez Garate, Mikel Sorauren, Josu Sorauren, Tasio Agerre, Alots

Gezuraga, José Mari Esparza Zabalegi, Tomás Urzainqui Mina, Joseba Asiron Saez, Beñi Agirre, Pello Esarte, Ana Telletxea, José Miguel Mtz. Urmeneta, Iturralde elkartea, 1512-2012 Nafarroa Bizirik ...

Navarra es la Nación soberana comienza por afirmar el Estado propio, su sociedad política plural e intercultural, donde su clave lingüística y cultural es el euskera. Por si a estas alturas hay alguien que no se haya enterado, Navarra es el nombre del Estado europeo que nos es propio, y la conquista del mismo por España y Francia ha tenido y tiene una repercusión inmediata en la vida, derechos y libertades de todos nuestros conciudadanos. Lo que incluye a todas las personas que residen en los territorios navarros afectados por las citadas conquistas, pues tanto lo referente a la realidad objetiva nacional navarra como a la realidad objetiva lingüística se debe a la situación de Estado conquistado, que solo acabará con la desconquista.

Tomás Urzainqui Mina Noticias de Navarra Hace algún tiempo publiqué sobre el tema de nación y comunidad los artículos Euskal Herria ez da nahikoa (No basta con Euskal Herria), y más recientemente Euskal Herria no es el sujeto político, en los cuales analicé la comunidad, ahora pretendo complementarlos, profundizando en la nación, aspectos ambos de la misma sociedad. Así, Ferdinand Thönnies analizó científicamente la sociología de las sociedades y comunidades en Comunidad y asociación, donde afirma que "la nación es a la comunidad lo que el animal es a la planta. La idea del cuerpo social, de igual manera se encarna de manera más pura en la comunidad y de manera más plena en la nación". Estas comparaciones permiten explicar la comunidad y la nación en esta sociedad dominada ‡y comprender mejor el aparente problema que para algunos supone la coexistencia de lo vasco y lo navarro‡. La nación es la que hace posible la imprescindible libertad individual y colectiva del conjunto de la sociedad. Sabino Arana, al describir el eco que la Gamazada tuvo en Bizkaia, señaló que la unidad patriótica de los navarros, de toda clase y condición, en defensa de la soberanía política, económica y de los derechos de Navarra frente a la agresión del Estado español, era un verdadero modelo nacional. Resaltando que al volver de Iruña a Bilbao les recibieran en esta ciudad a los gritos de: "Viva Navarra". José Miguel Barandiaran, en su investigación etnográfica no obvió, sino todo lo contrario, la trascendencia de la presencia del Estado propio, el Reino de Navarra, junto a la cultura popular vasca. Autores de la importancia de Arturo Campión, Jesús Etayo, Manuel Irujo, Anacleto Ortueta, J.A. Agirre Lekube y otros entendieron que Navarra es el objeto de la nación y el estado histórico de los vascos, mientras que buena parte del movimiento nacionalista vasco insistía principalmente en la defensa y la recuperación de la lengua y cultura vascas. La Nación y el Estado de Navarra: La nación navarra está constituida, como tal, hace más de ochocientos años, desde el momento que integra a la pluralidad de comunidades existentes en su ámbito territorial, posee su estatalidad e instituciones nacionales y, sobre todo, reivindica un patriotismo navarro para defender a la nación pro libertate patria gens libera state. Reconocer y defender la realidad de nuestra sociedad libre y

Mientras Navarra es la garantía de la libertad y la independencia internacional de toda la sociedad, Euskal Herria es la presencia universal de la comunidad euskaldun, solo garantizada por la sociedad nacional y su Estado que es Navarra. Sistemas estatales, jurídico, monetario, económico, fiscal, educativo, sanitario, diplomático (tratados y de relaciones internacionales), comunicaciones, defensa, judicial, y la territorialidad donde se aplican, que solo los tienen los estados, aunque sean conquistados y ocupados como el nuestro. Los tratados y relaciones internacionales reflejan a Navarra como sujeto político independiente internacional. Hasta la conquista de 1620 es sujeto activo internacional, convirtiéndose luego en objeto pasivo de los tratados. Pero, a pesar del negacionismo impuesto, en los tratados vigentes entre España y Francia figura Navarra, a la que dichos estados ocupantes consideran cínicamente como las dos partes surgidas tras la separación de las dos navarras. La territorialidad navarra es reconocida por el derecho internacional a pesar de haber sido dividida, y mantiene el nombre de Navarra en buena parte de su territorio. El sujeto nacional: En la actualidad asistimos a una mayor presencia de Navarra como sujeto político, en cada vez más amplios sectores de la ciudadanía y de forma más o menos superficial en algunos dirigentes de las distintas formaciones del movimiento abertzale, que se muestra entre otras manifestaciones desde la amplia oferta y demanda de obras de investigación y divulgación del acervo nacional de Navarra (historia, historia política, derecho, instituciones, monumentos, símbolos), hasta una creciente presencia de sus símbolos y banderas en actos sociales y políticos en todo el territorio nacional. En muchas ocasiones compartiendo el espacio con la ikurriña. Lo vasco y lo navarro, la lengua y el estado, lo cultural y lo político, la comunidad y la sociedad, lo étnico y lo nacional, la sociología lingüística y la sociología política, la historia de la cultura y la historia jurídica (del derecho), la lingüística y la filosofía del derecho, la comunidad y la nación son manifestaciones de aspectos diferentes, pero inseparables, de la misma realidad social. Hacer abstracción de la real y verdadera Nación de los vascos que es Navarra, para crear otra, de inevitable factura esencialista, llamándola Euskal Herria, es un craso error político, social, cultural y económico, y supone en primer lugar un inconsciente colaboracionismo con las dos naciones que han conquistado nuestra patria. Pues los dos estados ocupantes están encantados de que el Estado conquistado y dominado por ellos sea también negado por los propios ciudadanos subordinados, reduciéndolo a la mera condición de una comunidad cultural, étnica y lingüística, que, querámoslo o no, así se muestra, obviando e ignorando a su Estado propio.

Eman izena nabarkide izateko nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com (34) 948 211057 Bidankoze kalea 3 - 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE DLNA-2449/2005 ISNN 1885-2181

Izen - abizenak / Nombre y apellidos Helbidea / Dirección

Herria / Población

Posta kodea / Código postal

Hizkuntza / Idioma

E-mail Kutxa edo Bankua / Caja o Banco (12 €) Kontu zenbakia / Nº de cuenta (20 dígitos)

Telefonoa / Teléfono

Nabarralde kazeta 60  

Urria / octubre Nabarralde aldizkaria

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you