Issuu on Google+

NÚMERO

67

ZENBAKIA

www.nabarralde.com 1€ Nafarroa Navarra Navarre

2012

Maiatza/ Mayo/ Mai

KONKISTA ETA HIZKUNTZA Irailean Euskal Herriko historialarien III. biltzarra ospatuko du Nabarraldek. Edizio honek nolabait 3 urtetako zikloa itxiko du. Horretarako, gai interesgarria bezain zaila izango du aztergai: “Konkistaren ondorioak”. Aurtengo biltzarraren izaera ibiltariari esker lehenengo saioak Arrasaten izango du egoitza. Bertan, konkistak euskararen galeran nola eragin zuen aztertuko dute Koldo Zuazo eta Jean Louis Davantek, besteak beste. 1492an Antonio de Nebrija gramatikariak honakoa idatzi zuen gaztelar hizkuntzaren gramatika lanean: “Que siempre la lengua fue compañera del Imperio, y de tal manera lo siguió, que juntamente comenzaron, crecieron y florecieron, y después junta va a ser la caída de entrambos”. Anekdota hutsa izan liteke hau, baina historiak erakutsi digu hizkuntzak paper garrantzitsua jokatu duela beti herriak kolonizatzeko ahaleginean. Are gehiago, hizkuntza hertsiki loturik zegoen XVI. mendean (espainiar eta portugaldarren artean batik bat) kolonizazioa legitimatzeko sortu ziren ideologiekin, Patricia Palmer historialariak dioskunez. Gaur egun inork ez du zalantzan jartzen Amerikaren konkistak (garai bertsuan nafar erresuma inbaditu zuen potentzia berberak gauzatua) hizkuntza indigena ugariren desagertzea ekarri zuela. Edo gaelikoaren galera Irlandak jasan zuen kolonialismo ingelesaren ondorio zuzena dela. Gurean berriz inoiz aztertu gabeko gaia da hau. Aurkikuntza interesgarriak ekarriko ditu dudarik gabe Euskal Herriko historialarien III. biltzarrak.

Bandera navarra

Bien sabemos en Nabarralde hasta dónde llega la confusión y el grado de aculturación de nuestro país en el tema de los propios referentes La marcha nacional navarra que se organiza en Pamplona para el 16 de junio, en torno a la memoria de la conquista de 1512, nos plantea una cuestión crítica que se ha manifestado en otros actos y movilizaciones recientes. Hablamos del uso de banderas. Sin ir más lejos, en el reciente aniversario de la proclamación de la 2ª república (española) han proliferado banderas republicanas -hispanas- en lugares e instituciones gobernadas por grupos abertzales. Bien sabemos en Nabarralde hasta dónde llega la confusión y el grado de aculturación de nuestro país en el tema de los propios referentes. Nombre (Euskadi, Navarra...), territorio, historia... Como vemos, otro tanto ocurre con la bandera. No podemos olvidar que este símbolo transmite y difunde un significado político, y en el caso de la hispana se remite a un Estado que no es el nuestro, sino al que nos ocupó y colonizó. Se nos propone esa bandera como alternativa a la España monárquica, pero sigue siendo España. No se nos ocurriría poner la bandera francesa (también republicana) entre nuestros referentes; porque es ajena, y también el estado francés tiene una historia de represión y dominación desde la memoria vasca. Recordemos. Una bandera representa a un país, una nación, una identidad, una presencia en el mundo (es decir, una historia). Es, por lo mismo, una forma de hacer presente y proyectar al futuro a la colectividad que simboliza. La bandera na-

Recordemos. Una bandera representa a un país, una nación, una identidad, una presencia en el mundo (es decir, una historia)

varra representa al pueblo, al territorio, al mundo vasco que existió en aquel Estado independiente. Un Estado soberano. Reconocido por el mundo. Que fue invadido de modo injusto e ilegítimo; que fue derrotado y desmantelado por la guerra, no por la voluntad de sus gentes. Una bandera expresa todos estos valores políticos y morales, implícitos en la historia y en la cultura de las gentes que se ven reflejadas en ella. Hay otras banderas en nuestro país, autonómicas, de partido, pero no podemos caer en el error de

confundir sus mensajes, ni devaluar el capital político que representa la bandera nacional de los navarros, los vascos independientes. La marcha del día 16 de junio tiene como objetivo elevar a los ojos del mundo la magnitud del agravio que se cometió en 1512; no podemos diluir la fuerza de ese mensaje con símbolos de menor calado, que conviertan ese acto es un gesto folclórico. Hay que acudir con banderas navarras, con símbolos que portaron los navarros que lucharon en aquella ocasión para defender su independencia.

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


KAZETA 67

M A I ATZ A 2 0 1 2 M AY O 2

2012 - La memoria histórica a escena

Nabarralde Este año 2012 viene marcado por diversos centenarios y aniversarios. El que más relevancia ha conseguido entre nosotros es el de la invasión de Navarra por parte de Castilla en el 1512. No es para menos, ya que esta fecha supuso la pérdida de la mayor parte del territorio navarro. El año comenzó tímidamente, con la esperanza de algunos y el temor de otros a que pasara inadvertida, camuflada entre otros muchos acontecimientos que se anunciaban a bombo y platillo. Sin embargo, gracias a la labor de ciudadanos, grupos y colectivos, y con unas cuantas polémicas de por medio, la temática de la conquista de Nafarroa se ha ido haciendo hueco en la agenda de nuestro país. Se escribe sobre la misma en los periódicos, tenemos la agenda llena de charlas que impartimos a lo largo y ancho de nuestra geografía, y muchas de las actividades y celebraciones del año han incorporado esta cuestión a su contenido. Los espectáculos artísticos son una muestra de lo arriba mencionado. Ortzadar Euskal Folklore Elkartea, de Iruñea, ha puesto toda su energía en crear Librea Ninçana: un espectáculo de teatro, danza y poesía dirigido por Aitor Subiza Saldise que se estrenará el 30 de junio en el teatro Gayarre. En él se narra el relato de un soldado anónimo ido a la guerra, un soldado ausente, y que simboliza el vacío y dolor que causa la guerra de conquista. El grupo de danza Alurr, por su parte, actuará en varias localidades con el espectáculo Izanak dirau, 1512, en el que se representan fragmentos de la historia y la forma de vida de la época mediante la danza tradicional. Por su parte, la sociedad Gaztelu de Amaiur

de autobuses. Al finalizar la marcha se abrirá la plaza de toros donde Nafarroa Bizirik ha organizado conciertos y actuaciones.

prepara estos días “Amaiur 2012: Haien ametsa gurea da”, espectáculo cercano a los pastorales de iparralde, aunque más ligero y dinámico, que cuenta con la dirección del cantante zuberotarra Pier Paul Berzaitz y que se estrenará el 20 y 21 de julio en Amaiur. En otro ámbito, la Gazte Marcha de este año, celebrada entre el 6 y el 8 de abril, también tuvo como lema la conmemoración de la conquista de 1512. 2000 jóvenes recorrieron el trecho de Sara a Lesaka para rememorar este suceso y sus consecuencias. El Aberri Eguna celebrado el 8 de abril en Iruñea y convocado por Independentistak Sarea apostó por la memoria histórica, el 5º centenario de la conquista y el 75 aniversario del bombardeo de Gernika

Gracias a la labor de ciudadanos, grupos y colectivos, y con unas cuantas polémicas de por medio, la temática de la conquista de Nafarroa se ha ido haciendo hueco en la agenda de nuestro país

para reivindicar un estado independiente. El Nafarroaren Eguna del 29 de abril, que se celebra todos los años en Baigorri, se ha hecho eco del 1512 con un programa lleno de charlas, conciertos, espectáculos etc. Pero quizás el acontecimiento central de este año, y del que ya hemos informado en otras ocasiones, sea la marcha nacional navarra que tendrá lugar el 16 de junio en Pamplona. Como parte de las muchas actividades que tendrán lugar ese día en la capital de Nafarroa, Nabarralde ha organizado la marcha de Noain que empezará a las 10 de la mañana en Salinas de Galar. Al mediodía gigantes y zanpantzarrak darán la bienvenida a la marcha en el área de Azpilagaña. Por la tarde se unirá a la marcha nacional en la estación

No podemos cerrar este breve repaso sin mencionar el III Congreso de historiadores que se celebrará del 8 al 16 de septiembre en Arrasate, Leitza, Agoitz e Iruñea y que tendrá como tema de estudio Las consecuencias de la conquista. Además del programa académico, se están organizando programas en dichas localidades que ambientarán el congreso y le dará un carácter más social. Este no es si no un breve resumen de todo lo que está aconteciendo este año. En el tintero se nos han quedado miles de charlas, excursiones, exposiciones, actuaciones y un sinfín de actividades para el que no tendríamos suficiente espacio. A pesar de que queda mucho para que finalice el año, la memoria histórica ha ocupado un lugar relevante en la sociedad, y eso es algo de lo que podemos sentirnos satisfechos.

Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque / Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque


KAZETA 67

M A I ATZ A 2 0 1 2 M AY O 3

Odolaren Benta

Ana Telletxea Arratsalde euritsu eta hotza. Laino pisua. Isiltasunaren pareko Belateko inguruan. Odolaga izenak sortzen duen artegatasunari ezin hobeki lotzen zaio eguraldi heze eta gordina. Lohia bidexketan, harriak busti, pagoak handiki, haizea ziztuz, abere baten hilotza betiko amaitu den hats horren arrasto… Ultzamak eta Baztanek muga egiten duten horretan, Odolagako Benta dago. Zegoen. Urrutiko joareak, hurbileko ur-ttanttak, hotzaren sarkorra, hutsaren indarra eta, odolak zer kontu ote zuen bazter hartan? Baserri utzia eta bakartua da, paretak zutik ditu kostata eta Baztango armarria iraunean, behorrak gordetzea du funtzio bakar egun. Garaian, ordea, zer ez ote zen Odolaren Benta! Zer Odolagako larrea!

Euskararen presentziarekin odolak zainetan irakiten dio hainbati, baina bistan da gure soroak, errekak, bidexkak, iturriak, etxeak, mendiak… euskaraz mintzo direla

Deierri/Valle de Yerri); errotulazioen gaztelaniarako soiltzea eta izen aldaketak (Pamplonan dago Reyno de Navarra futbol-zelaia)… Edozein dela modua, hizkuntza bati dagokion errespetua zapuztua.

P. Esarte historialariak bildua du inguru hauen gaineko XVI. mendeko dokumentazioa. Haietan gehiegi arakatu gabe ere, izenak tragikotasun batera garamatza halabeharrez. Batailak, sarraskiak, zaurituak, kronika beltz eta ilunak… Urte eta mendeetan atzera, errepiderik ez zegoen hartan, igarobide ia nahitaezkoak izanen ziren Belateko mendatearen lepo eta magalak. Hala, bidelapurrak ibiliko zirela ez zaigu arrotz, edo, ausarki ez bazen ere, kontrabandoak zangorik ibiliko zuen paraje hauetan barna. Guardiekin edo bidezainekin ere makina bat istilu, seguru. Gauak gau, hemen ere.

Irudimena ate joka, izena dantzan, erraza da gogoa denboran bidaiatzera bidaltzea. Espazioan bidaiatzea usuago egiten dugularik ere, denboraren salto horietan galtzea xarma da. Eta hor dago Odolaga. Inguruan ditu Zaldazain, Giltzurriñarri, Gazteluzarra, Bentaxar, Matrakola… lehena bera bezain eder ondokoak ere. Izanak eman die izena. Eta jakin-mina ase nahian uzten dute.

Testigantza mutua, mintzarazten dugun arte. Han dago dena, isil eta

Txillardegi, poliaitzindaria

Jean Luis Davant (Berria) Abertzalea, sozialista librea, idazle polifazetikoa, euskara batuaren aita, iparraldekoen laguna… Txillardegik merezitako gorazarreak baditu Hegoaldean, beti ere hangoen artean, iparralderik badenez ere ohartu gabe. Alta bada, hemengoa ere izan da bere bizitzako zati batean, eta beti atxikia egon zaigu. Haatik ezin gara beti egon bertzaldekoen eskerrik ezaz plainuka, gure bidea markatu behar dugu geronek, eta zeren beha gaude Txillaregiren ohoratzeko hemen ere ? Lehenik idazle bezala ezagutu genuen, Leturiaren egunkari ezkutua eleberri existentzialistari esker. Hor aitzindari agertu zen, euskal literaturari bide berriak irekiz, bai tematikan eta ideologia orokorrean, bai trataeran, baita euskara motan, baturako norabidean. Ondotik bertze andana bat idatzi du, genero horretan maisu emankorra egonez, baita saiolari joria. 1958an harremanak lotu zituen iparraldeko euskaltzale batzuekin, mugimendu abertzale baten sortzera bultzatu nahian. 1961 urte hastean, muga isilka pasaturik, Hazpar-

nen aterpetu zen, Saint Joseph kolegio katolikoan, Piarres Charritton zuzendariaren babesean. Sortu berria zen Enbata kazetako taldean sartzera lehiarazi ninduen, eta orokorkiago, iparraldeko abertzaleen sustatzaile agertuko da beti, Telesforo Monzon bezalaxe. 1964an sozialista hautuaren egitera bultzatuko gaitu. Enbata mugimendu jaio berriak ez du talde bezala jauzi hori eginen, baina kide gehixenek Txillardegiren aholkua beretuko dute pertsonalki, eta eragin horrek bere ondorioak ukanen ditu, geroan bederen. Bera beti egonen da sozialista libre bat, ez dogmatikoa, eta bereziki ez marxista-leninista: berak behin erran zidan bezala, protestante batzuen modura testu sakratuen interpretazio askearen alde zegoen. Ondorioz 1967an, ETAk bere V. Biltzarrean marxismo-leninismoaren hautua egin zuelarik ofizialki, Txillardegi lagun batzuekin aldendu zitzaion, bere arrazoinak ageri batean emanez. Geroztik ere, beti egon da gizon, abertzale, sozialista libre bat, bere gogoaren jabe, ber denboran abertzale guzien boronte nazional baten aldeko militante suharra.

dotore. Harro baino, umil. Zirraragarria zait gure toponimiaren handitasunaz ohartzea, beste behin. Irakasgai ezin hobea eskuragarri, artxibo historikoa bere horretan, herri baten ezinbesteko solasa. Baina, oraino ere agintarien eskusartzerik sufritu ez duen izen ugari dugun arren (aipatuak kasu), tamalez, gehiegi dira eraldatu dituztenak: erdarara nahita egindako itzulpenak euskarazkoari gailentzeko (kaleak adibidez, Erletokieta/Abejeras); jatorrizko izenak sainduen edo erlijiogaien izenekin ordezkatzea (mendi eta gailurrak esaterako, Beriain/San Donato); eskribau erdaradunen lumatik egindako analogiazko interpretazioak (herri edo bailarak kasu,

Bera beti egonen da sozialista ez dogmatikoa, eta bereziki ez marxista-leninista

Halere niretzat, Txillardegiren obra nagusia, euskara batuaren sorrerakoa da, iparraldean hasia. 1963ko udazkenetik 1964ko udaraino, euskaltzale batzu hilabetero bildu ginen horren inguruan, Kordelieren karrikako 14an, lehen solairuan, Euskal Idazkaritzak Enbataren aldamenean zeukan gelan, euskara batuari buruzko lehen urratsen finkatzeko. Hor elkarlanean genbiltzan hiru ETAko, bi EAJko (haietan Monzon), ni Enbatakoa, Roger Idiart irakaslea, azken bilkuretan beste hiru apez : Andiazabal, Hiriart-Urruty eta Lafitte. Burutzeko, bilkura bat egin zen ber tokian, Baionako Biltzarra, 1964ko abuztuaren 29an eta 30ean, Lafitte gidari, mugaren bi aldeetako euskaltzale gazte andana batekin. Hor onartu ziren euskara

batuari buruzko lehen neurriak: grafia eta deklinabidea bereziki. Ondotik Euskaltzaindiari proposatu genizkion, eta honen gehiengoak, 1968ko udan, Arantzazuko Biltzarrean beretu zituen, Koldo Mitxelenaren itzal handiari esker. Gero honek gure ibilbidea markatu zuen, baina beti aitortuz Txillardegiri zor geniona. Bai, hala da: Txillardegi, euskara batuaren aita dugu, gero Mitxelena gozaita, eguzaita, aita pontekoa izango bazen ere. Euskara batua hazten ari zaigu beti, edozein izaki bizidun bezala. Txillardegi bera ere ez zen lehenbiziko pauso hartan gelditu, etengabe aurrera egin zuen, jo aitzina ! Badakigu, aita batek ez du haurra osorik egiten, handiena gero amari dagokio, baina zinezko aita beti hor

Horren adibide bat xelebrea zait biziki. Boccaccio handiaren senide bat dugu Iruñeko kale-izendegian. Nondik? Barkazio Gurutzea kalea, kale ezaguna, gaztelaniaz Cruz de Barcacio emana da, eta oso exotikoak garenez herri honetan, Barcacio hori italiartu eta … tatxaaan! Barccaccio! Beraz, Cruz del Perdón baten faltan, idazle edo humanista italiar baten egitea duen bitxikeria hagitzez ere nahiago, belarrira ongi ematen baitu. Izen batzuk memoria (historikoa) diren bezala, beste batzuk zuzenean “desmemoria” dira, eta bildutako adibideek horren adierazle izan nahi dute. Gauzak horrela, toponimiaren aberastasunari muzin egiteko modu harroagorik ez da kale bati Cabárceno edo Europar Batasuna izenak jartzea baino. Eta honelakoak hamaika gurean. Euskararen presentziarekin odolak zainetan irakiten dio hainbati, baina bistan da gure soroak, errekak, bidexkak, iturriak, etxeak, mendiak… euskaraz mintzo direla. Ederki aski gainera. Odolagako inguruneak ez dizkigute, momentuz, odolustu.

dauka laguntzaile. Txillardegiri biak zor dizkiogu: lehenbiziko pindarra, hura gabe haurrik ez baita, eta gero bere lanez ama Euskaltzaindiari ekarri dion hazkurria, nahiz bien arteko ezkontza gutiz hutsegin genuen 1980an. Euskaltzain oso izateko, Patxi Altunarekin lehian gertatu baitzen, horrek baino boz gehiago bildu zuen, baina gehiengo osora heldu gabe, bi boturen faltan. Euskaltzaindiaren betoa izan zela erran zen, eta ez da egia. Politikaren aitzakia ere aipatu zen, eta hori ere ez da egia, lekuko nago: Mitxelenak eta San Martinek bereziki boza Txillardegiri eman zioten. Egia hau da: apez anitz bazegoela orduan Euskaltzaindian, eta horietarik parte on batek Aita Altunari eman ziola. Ondoko bilkuran berriz hasi behar genuen, eta hor aurkeztu bazen, seguru nago Txillardegik eramanen ziola, aitzinean egonez: bertzeek amore eman beharko zuten. Gero berantegi zen. Dena dela, ondoko euskaltzainek ez dute horretan ilustekorik, eta beti saiatu dira Txillardegiri zor diogunaren adieraztera, bereziki 2005ean Donostian egin genion omenaldian, Iker saileko 17. liburua eskainiz. Berari on egin zion, eta guri zelan ez! Goian bego Txillardegi, euskara batuaren aita.

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


KAZETA 67

M A I ATZ A 2 0 1 2 M AY O 4

197/2006

Iñaki Egaña

plió una pena inferior a los seis años, como Juan Ajuriaguerra, líder del PNV que negoció en Santoña la rendición del Ejército vasco y que salió de la prisión de Las Palmas de Gran Canaria en julio de 1943. Falta de mano de obra e indultos (1940, 1961 y 1963) abrieron las cárceles.

En febrero de este año, unos 900 presos kurdos se declararon en huelga de hambre, requiriendo una tabla de nueve puntos. Cualquiera que esté interesado puede encontrar la misma en las páginas de organizaciones de derechos humanos. Por simplificar señalaré que las demandas se centran en la denuncia del aislamiento en las prisiones turcas, en la reivindicación de los derechos elementales de los presos, en la supresión de las normas que «con el pretexto de combatir el terrorismo se utilizan para aplicar la tortura», en la supresión de los tribunales especiales del Estado, en la liberación inmediata de los presos enfermos... Cuando conocí la lista de las demandas, me asaltó simultáneamente una idea. Las reivindicaciones de los presos kurdos en huelga de hambre eran exactas a las de los presos vascos y sus familias. Parecían un calco. Y quizás lo eran porque Turquía y España siempre han ido de la mano en cuestiones político-militares. Para EEUU han sido las niñas de sus ojos, mientras Europa miraba hacia otro lado en temas tan cercanos como los derechos humanos, la impunidad policial, y la implicación del Estado en la llamada «guerra sucia». España y Turquía son, por ejemplo, la referencia en modelos y aplicación de la tortura en Europa, según Amnesty International. Sin embargo, entre tantas similitudes, había algunos matices. Y después de escudriñar los mismos, creo que la lectura es sencilla: España es el maestro, el laboratorio para países que como Turquía mantienen masivamente a su disidencia en prisión. Lo dijo de una manera nítida Alfredo Pérez Rubalcaba hace cinco años cuando el Tribunal Supremo aprobó la doctrina 197/2006 respondiendo al recurso del preso vasco Unai Parot: «El sistema penitenciario español es el más duro de Europa». Y sacó pecho con semejante declaración. España es el único país del mundo que publicita sus horrores: sol, sangría, toros, realmadrid, ladrillo, bancarios, pelotazos, corrupción... y tortura. «En nombre del Rey», como rezaba la declaración del Supremo de 2006. Con datos del pasado año, España tenía 73.459 presos, 1,6 por cada mil habitantes. En términos absolutos y relativos, más que Alemania, Francia o Italia, por citar sus estados vecinos cercanos. En términos relativos, más que China, Vietnam, Iraq, Siria, Venezuela, Argentina, Honduras y la mayoría de países africanos. Escasamente superada por Colombia (1,8 por mil y 84.444 presos), país en guerra.

Es notorio que hay algunos lugares en el mundo con más número de presos que Euskal Herria (Colombia, Turquía...), con condenas más largas (EEUU), pero no hay lugar en todo el planeta con semejante acumulación de cadenas perpetuas. España tiene el récord mundial en condenas de por vida, por razones políticas, aplicadas de facto desde hace años y ratificadas tanto por su corte suprema como por la constitucional. Medio centenar de presos vascos han cumplido los 20 años de condena que en la mayoría de los países de la Unión Europea son el límite a la condena perpetua.

España tiene el récord mundial en condenas de por vida, por razones políticas, aplicadas de facto desde hace años y ratificadas tanto por su corte suprema como por la constitucional

Es Colombia, precisamente, el tercer estado en estos momentos con mayor número de presos políticos, unos 9.550, aunque como España no les reconoce su condición. Palabrería para satisfacer a sus ejércitos, porque es de dominio público que los disidentes presos sufren las consecuencias de una represión política, como bien definían los kurdos. (No quiero parecer parcial sin señalar que en Corea del Norte las organizaciones de derechos humanos citan, con fuentes de Washington, la existencia de campos de concentración con decenas de miles de presos). En Turquía se concentran 12.000 presos políticos, de los que más de la mitad son kurdos. En Rusia hay unos 25.000 chechenos encarcelados por razones político-étnicas y varios centenares dispersados por cárceles de la Unión Europea, sin conocer el número exacto. Como es notorio, Chechenia no existe ni para Moscú ni para la comunidad internacional. Todos son rusos. EEUU, gendarme mundial, tiene el triste récord de prisioneros en sus cárceles: 2.300.000. Sí, han leído bien, el 0,75% de su población. Al-

gunos de ellos son políticos, como 15 portorriqueños, cinco cubanos y una lista desgranada en años de castigo. El sioux Leonard Peltier lleva 36 años en prisión, el puertorriqueño Óscar López 31 y el pantera negra Mumia Abu-Jamal 30. Acusados de atentados mortales, los grupos de derechos humanos, en contra de Washington, los consideran «presos políticos».

los últimos datos, 63 presos republicanos irlandeses están en prisión por razones políticas, la mayoría que no reconocieron los acuerdos y prosiguieron la actividad armada: 26 en Irlanda, 35 en Ulster, uno en Francia y otro en Lituania.

La disidencia bengalí ha sido encarcelada por el Gobierno de India, así como unos 2.000 birmanos en el Lejano Oriente. Israel mantiene en la actualidad a 6.000 palestinos entre rejas. Nael Bargouthi era el preso político más antiguo en las cárceles de Israel. Fue liberado en octubre del año pasado, tras pasar 33 años entre rejas, después del intercambio de un soldado israelí por 1.027 presos palestinos.

España y Francia han acogido históricamente a miles de prisioneros políticos. Aún lo hacen. Durante el franquismo, Fernando Carballo Blanco fue el preso con más tiempo de cumplimiento a sus espaldas: le faltaron algunas semanas para hacer 27 años internado. Pero no lo hizo de seguido, sino en varias ocasiones. Natural de Valladolid y sindicalista de la CNT, su padre fue ejecutado por Franco. Carballo fue detenido en 1963 junto al escocés Stuart Christie y acusado de preparar un atentado contra el dictador. Salió amnistiado en 1975.

Irlanda, junto a Euskal Herria, tenía históricamente el mayor número de presos por razones políticas en Europa. Hace una década, 600 presos republicanos irlandeses estaban condenados a cadena perpetua. Las cárceles se vaciaron para los republicanos a partir de los Acuerdos de Viernes Santo (1998). Según

Entre los nuestros, el navarro Jacinto Otxoa Martikorena permaneció 26 años en prisión (murió en octubre de 1999). Salió en 1963, indultado por la muerte del Papa Juan XXIII. El resto, ni siquiera el maquis comunista Marcelo Usabiaga, que aún vive para contarlo, llegaron a los 20 años. La inmensa mayoría cum-

Jamás en el siglo XX hubo un colectivo de prisioneros que hizo tantos años en prisión, tanto en Francia como en España, como el vasco de los últimos 35 años. Tantos presos que sufrieron de manera premeditada el castigo prolongado. Jamás los tribunales, ni siquiera los de guerra (tanto colaboradores como franquistas como los anticolaboracionistas), enviaron a tanta gente por tanto tiempo en el siglo XX. Más aún. Ahora que se acerca el 500 aniversario de la conquista de Navarra, creo que la precisión es importante. Jamás en estos cinco siglos hubo colectivo humano vasco en prisión tratado con tanta saña como el correspondiente a estos últimos 35 años. No es una interpretación al calor de sentimientos políticos, sino una constatación histórica, avalada por los números. Jamás los vascos, ni siquiera los que defendieron la soberanía navarra, los que se sublevaron contra Tréville o Napoleón, los que participaron en las guerras carlistas, o los que se defendieron contra Mola y Franco, sufrieron semejante castigo. Jamás, Madrid y París se ensañaron contra los presos como lo están haciendo Rubalcaba, Rajoy, Fillon y Sarkozy. Y vuelvo a la repetición: son datos, no interpretaciones. España no es el centro de la revolución mundial. En España no hay una guerra convencional. Madrid no ha sufrido un ataque galáctico, tampoco químico ni nuclear. ¿Por qué semejante saña? A pesar de las toneladas de explicaciones, de las interpretaciones jurídicas, de las razones estatales... la decisión del Constitucional de mantener la Sentencia 197/2006 contra el recurso de casación de Unai Parot no tiene, desde mi punto de vista, sustrato político ni jurídico alguno. Solo uno, pasional: la venganza.

Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque / Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque


KAZETA 67

M A I ATZ A 2 0 1 2 M AY O 5

'Vasco' unibertsalak ez dira asko

Pako Aristi (Berria) Azkena Jabier Muguruzarekin gertatu zait. Duela hilabete gutxi Espainiako irrati publikoan elkarrizketatu zuten, eta sarreran esan zuen esatariak: «Jabier Muguruza, euskaldun unibertsal bat». Eta nire barruan gauza arraroek eragiten duten alarma txiki horrek txirrina jo zuen. Ez da lehen aldia. Lehendik ere entzun dut maiz Espainiako hedabideetan, euskal idazle, margolari, kantari, sukaldari… gure artistei buruz, alegia. Halere, ez ditut artista horiek kritikatu nahi: kuttun-maiteak ditut, herri batentzat ondare garrantzitsua diren momentutik, kultura bizirik dagoen froga. Eta, artistaren bizitza ezagututa, ezohiko bideetan apustu existentzial arriskutsua egin duena, ausardiaren meritua aitortu baino ezin diet egin. Baina bai: Madrilen ematen dituzte vasco unibertsalaren karnetak, ziur aski «munduko hiritarren» karnetak ematen dituzten leku berean; eta monolingue egosgor batek jarriko dizu zigilua. Oso arraroa da: hasieran ez zara existitzen haientzat, ez zara haien hedabideetan agertzen, ez da gehigarri kulturalik zure belaunaldiari buruz, nahiz eta haien nazioaren zati garela dioten, haien identitatearen muin. Gero, miraria: deskubritzen zaituzte. Une horretan, nago, pentsatzen hasiko direla: morroi hau gonbidatuko al dugu gure programara? Ez ote zaigu hasiko proklama soberanista edo aspaldiko inbasioen letania gogaikarriarekin? Une horretan, guri hizkuntza politikatik urruntzeko aholkatzen digutenek, lupa politikoa ezarriko diote zure kultur lanari, munduko nazio guztiek betidanik dakitena berretsiz: kultura, hizkuntza lan politiko serio bat dela. Ikusten ditut hautagaiaren abertzaletasun graduak neurtzen, marra gorria pasa ez dezan otoitzean: azken batean, aurki-

Mafalda

Zer da NY, gure unibertsaltasunaren froga azkena, ala akonplexatuaren sendagaia, hala nola iheltseroak Mercedes bat erosten duen, bere klasekonplexua estaliz, itxuraz bada ere enpresarioaren pare sentitzeko?

kuntza kreatibo baten meritua irabazi nahi izaten dute eurentzat.

Kontua da badela beste artista eredu bat: beren herria suspertu zutenak, independentzia politikoari sostengua eman ziotenak, euren izenaren pisu sozio-politikoa independentzia horren alde jarri zutenak, aurrez jakin gabe jokaldia nola aterako zen. Williams Butler Yeats-en biografia guztietan irakurriko duzue, poeta eta narratzaile aparta izateaz gain, Nobel saria jaso zuela, eta «Irlandako independentziaren defendatzaile sutsua» izan zela. Hala adierazi zuen berak: «Sari honen ohorea ez da hainbeste niretzat, baizik eta, Irlandako literaturaren ordezkari naizen unetik, errekonozimendu hau Europak gure estatu libreari eskaintzen dion ongietorria da».

tziz gertatzen baita: nazioaren alde sarraskirik eta konkistarik latzenak egindakoak dira pertsonarik unibertsalenak; alegia, garaian garaiko nazionalistarik handienak dituzu eredu unibertsal bihurtuak, erregeen margolariak, nazioaren gainbehera kantatu zuten poetak ea.

Harreman pertsonalen enpatiak ere zeresan handia du kontu hauetan, baina norbait ezagutzeko lehenengo gogoa eduki behar da, eta aurreiritzi politikoek gogo hori blokeatzen dute behin eta berriz. Izan ere, kalitate handiko obrak eta autoreak ditugu euskal sormenaren esparruan, baina gutxi dira aukeratuak. Eurek «aukeratu» egiten baitute, gu «aukeratuak» garen bitartean. Horra aditz arrunt bat gure menpekotasun endemikoaren adierazle bihurtua. Gero, sortzaile bakoitzak zer lan egiten duen bere figura parametro horietan kokatzeko, kontu pertsonala da; ez naiz inor lezioak ematen hasteko.

Egin dezagun alderaketa metaforiko bat. Espainiako telebista publikoan esan zuten Kirmen Uriberi buruz: «Arrakasta izan du, bere poemak irakurtzen, Bilbon, Madrilen eta New Yorken». Nik arrakasta izan dut, nire poemak irakurtzen, Bilbon, Granollersen (Katalunia) eta Rosarion (Argentina). Baina horrek ez du funtzionatzen esatari baten ahotan, ezta?

Oso kuriosoa da hau dena, zeren eta gu abertzale txikiak izatea exijitzen diguten herri hauetan alderan-

Egin dezagun aproba nazioartean. Adibidez, Patrick Modiano idazle frantsesarekin. «Patrick Modiano

Irlanda, Finlandia, Islandia, edo Israel dira independentzia lortu eta gutxira Literatura Nobel saria jasotako herrialde batzuk. Estaturik gabeko nazioetan behin bakarrik eman da saria, 1913an Rabindranath Tagorek jaso zuena, kolonia zen India hartan. Eta estaturik gabeko hizkuntza bati, hizkuntza gutxitu bati ere behin bakarrik eman zaio: 1904an Frédéric Mistralek jaso zuena, okzitanieraz idazteagatik, Frantziaren patrikarako. Geroztik estaturik gabeko nazioak ehun urteko bakardadean galduta daude.

unibertsala da arrakasta izan duelako Parisen, Madrilen eta New Yorken». Zerbaitek kra egiten du. Beste etsenplu bat, adibidez, Errusiako Ballet nazionalarekin: «Errusiako balleta unibertsala da arrakasta izan duelako Moskun, Madrilen eta New Yorken». Kra berriro ere, soberan dagoen «Madril»horregatik; Madril ez baita hiri garrantzitsua unibertsaltasunaren bidean, guretzat ezinbesteko bide-saria bihurtu den bitartean.

Euskal idazle bat izan liteke Nobel sariduna gaur egun? Bai, Euskal Herriak independentzia lortzen duenean. Estaturik gabe ez zara existitzen munduko unibertsaltasunaren kultura handian; ez, behintzat, zure nazioaren izenean. «Eduardo Chillida Juantegui fue un escultor español», dio wikipediak lehen lerroan.

New York-ek ere zalantzak sortzen dizkit. Zer da NY, gure unibertsaltasunaren froga azkena, ala akonplexatuaren sendagaia, hala nola iheltseroak Mercedes bat erosten duen, bere klase-konplexua estaliz, itxuraz bada ere enpresarioaren pare sentitzeko? Zer da NY, sormen-garapenaren gune interesgarri bat ala gero hemen salduko den distira baten eroslekua?

Herri batek, bere ahalmen exekutibo eta sinbolikoen artean, eduki behar luke bere figura erreferentzialak, bere kume unibertsalak izendatzeko gaitasuna, baina gureak ez du eskuratu oraino. Ni ez naute basko unibertsal izateko aukeratu. Kontua da hobeto sentitzen naizela horrela, gure herriaren dinamika autonomoetatik kanpo kokatzen diren parafernalia sinbolikoetatik libre.

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


KAZETA 67

M A I ATZ A 2 0 1 2 M AY O 6

1812. Constitución, Estado de Derecho

Mikel Sorauren No se puede afirmar que la conmemoración del 2º centenario de la Constitución de Cádiz haya suscitado entusiasmos de magnitud. Los actos celebrados en su honor y referencias político-culturales no han rebasado lo que puede ser calificado de simple cortesía. He de confesar mi sorpresa ante tan anodina conmemoración, si contemplo la admiración con la que la historiografía e intelectualidad española han mirado este acontecimiento. Punto de inflexión de la Historia de la Nación. Implantación de la soberanía nacional como principio del ordenamiento jurídico y poder, supresión de las trabas feudales que ataban a la sociedad española, implantación de la división de poderes, garantía de la justicia de su ejercicio, libertad de conciencia… La ideología española sostiene la realidad de estos rasgos, los intelectuales se lo creen y es esta la visión que se impone a los educandos, ciudadanos en formación. El rechazo de esta visión no afecta sino a una parte minoritaria de la historiografía derechista española y de manera particular a los soberanistas navarros, que ven en el texto gaditano la declaración de principios contraria al sistema foral de Navarra, inicio del conflicto abierto entre Navarra y España. Como vengo insistiendo en otros escritos, resulta paradójico y, más aún, contradictorio que los redactores del texto gaditano se viesen obligados a utilizar una síntesis del sistema de gobierno navarro como argumento fundamental para hacer aceptable el texto a los españoles, confusos ante el debate a su respecto suscitado entre liberales y serviles. Hoy en día somos muchos a quienes el olvido de estas circunstancias por parte de la ideología española nos mueve a concluir en la tendenciosidad de historiadores e intelectuales españoles en general. Todo es resultado de la inclinación de ese colectivo a la sublimación de la Historia de España. De manera similar a como la ideología francesa ha convertido 1789 y su constitución en charnela de la Historia de la Nación francesa, la intelectualidad española ha procedido de similar forma, elevando la elaboración y promulgación del texto gaditano a momento fundador de la Nación española o, al menos, de su refundación en los tiempos contemporáneos. El texto gaditano incluye la mayor parte de los preceptos de un sistema jurídico constitucional moderno. Los valores que expresan tales preceptos incluyen las libertades individuales, igualdad jurídica fundamental de los individuos y la constitución del poder público de base representativa, reflejo ineludible de la soberanía nacional. El texto modifica el conjunto de la legalidad tradi-

No se puede afirmar que la conmemoración del 2º centenario de la Constitución de Cádiz haya suscitado entusiasmos de magnitud. Los actos celebrados en su honor y referencias político-culturales no han rebasado lo que puede ser calificado de simple cortesía

cional en el terreno de lo económico, suprimiendo todo tipo de mecanismo que dificulte la libertad de acción de la propiedad. En este terreno llega a la prohibición de cualquier tipo de asociación que pueda interferir en tal libertad. En definitiva, crea el marco jurídico que permitirá a los propietarios imponer sus condiciones a los desfavorecidos sociales. El alcance real de este sistema jurídico ha dado pie a que los españoles de las denominadas izquierda y derecha se enzarcen en lo dialéctico a propósito del proyecto gaditano. Desde mi punto de vista, los términos en que se plantea el debate ocultan la realidad profunda de la Historia de España. Coinciden todos en el carácter del sistema socio-político español anterior a 1812, basado en el absolutismo monárquico y sistema feudal. De aquí el autoritarismo en el ejercicio del poder, empezando por la concentración en el monarca de todas sus prerrogativas, la preeminencia de la jerarquía nobiliaria y eclesiástica y de cualquier forma de autoridad sobre el inferior. Todo ello se apoyaba en la legitimidad absolutista de la que derivaba su peculiar estado de derecho. A partir de la promulgación del tex-

to gaditano, y muy particularmente de la entronización de Isabel II, se da por hecho el triunfo del sistema liberal y constitucional sobre el que ha sido articulada la Nación española, exceptuados los dos periodos de dictadura militar del siglo XX –Primo de Rivera y Franco-. Es ésta una de las falacias mayores de la Historia española, como han puesto de relieve tantos estudiosos europeos. Ni el reinado de Isabel II, ni el posterior sistema del periodo conocido como Restauración encajan realmente en lo que es un sistema constitucional. Con Isabel II gobernará el capricho de la reina y los militares del… “viva mi dueño”…, con la Restauración la oligarquía mantendrá al margen al conjunto de la sociedad; burguesía, campesinado y naciente clase trabajadora. En nuestra presente actualidad dos partidos, apoyados uno básicamente en la gran burguesía configurada por la vieja oligarquía y nuevos elementos empresariales del último franquismo y el otro en unas clases medias que han aceptado el consenso social y político propuesto por los más fuertes, han implantado un sistema político basado en el consenso, que no discute la actual organización social y está conforme con el sistema de gobierno sustentado en una alternancia en el poder, no manipulada por los resortes de la administración como en la 1ª Restauración de Cánovas, pero sí instrumentalizada por los dos partidos mayoritarios españoles. La manera en la que se sustituyen alternativamente tras unas elecciones, formalmente lib r e s , oculta el verdadero poder de las clases pudientes y sus organizaciones. Los dos partidos políticos gobiernan mediante el consenso en el terreno de la legislación y distribución de la influencia en los órganos decisorios de la administración. Todo ello queda refrendado mediante la institucionalización de los partidos. A través del aparato del partido se controla militancia y se obstaculiza con eficacia el desarrollo de alternativas políticas. Esta es la verdad -creo yo- de España. Un Imperio basado en la pre-

eminencia de los fuertes; con origen en la expansión castellano-aragonesa y consiguiente expulsión de la población autóctona musulmana: rasgos trasladados a América con posterioridad. El autoritarismo real se derrama por el conjunto de la escala social y permite la más escandalosa acumulación de riqueza, administrada con el desprecio más irritante de la miseria generalizada. La época denominada como Antiguo Régimen mostrará sin tapujos estos rasgos ¿Qué sucede con la pretendida revolución liberal iniciada por la Constitución de 1812? Simple cambio de nombre. La supresión de las limitaciones feudales en el ascenso social de los individuos y libertad en lo económico permitirá la transformación de la antigua nobleza en la nueva oligarquía, a la que se unen especuladores, militares y gestores administrativos corruptos. Todos se benefician del manejo directo del poder, buscando la riqueza fácil de las tierras desamortizadas eclesiásticas y los manejos de los resortes de la administración en beneficio propio y de los amigos. Especulación con la deuda pública con la que se quitó al campesinado la tierra prometida en la desamortización; dejación absoluta de toda inversión productiva, tolerando la explotación de los mejores recursos mineros de Europa –cobre de Rio Tinto, plomo de Linares, mercurio de Almadén y plata de Cartagena y otros yacimientos del sur peninsular- en manos de capitalistas extranjeros y como colofón los espadones de Narváez, Espartero y O´Donnell ¿Quiénes protestaban? Dice la Historiografía oficial que los progresistas…, hasta que alcanzaban ellos el poder. Entre tanto la mayoría de la población quedaba en la miseria, totalmente marginada de cualquier actividad política, cultural y social ¿Qué diferencia encuentran algunos con el Antiguo Régimen? España no ha cambiado. Únicamente en la denominación ¿Por qué nos extrañamos de la corrupción? La única constitución vigente en España –ayer y hoy- se inicia: artº 1º El jefe siempre tiene razón… ¡Continúe cualquiera como guste. La cultura política española se resume en el aforismo: ¿Aquí quién manda? Todos lo entienden. Como he señalado más arriba, solamente han variado las formas: los espadones de Isabel II, seguidos del turno de partidos de Cánovas y culminando en el bipartidismo instaurado por Suárez y Alfonso Guerra, el de Montesquieu ha muerto, en otro momento: el que se mueva no sale en la foto… ¡No nos engañemos! La cultura política española se basa en la imposición de quien ostenta el poder. La picaresca que abarca el conjunto de la vida social no es sino reflejo del débil ante la conciencia de que solamente con el engaño se puede sobrevivir ¡El trabajo serio es inútil!

Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque / Nafarroa, Euskal Herriaren ardatza / La conciencia navarra de Euskal Herria / Navarre, l’Etat basque


M A I ATZ A 2 0 1 2 M AY O 7

Argelia-Francia, el poder de la memoria

KAZETA 67

Euskal errepublikaren aldekoei Beñi Agirre

Pasa den apirilaren 14an, Nafarroako erresuma ziren herri askotan, egunarekin zerikusia zuten banderak zabaldu ziren: udaletxeetan, plaza publikoetan eta etxe partikularretako balkoietan. Nire herrian, adibidez, udaletxean ez, baina sagardotegi garaian lepo beteta izaten den hiriguneko plazan, bai. Hiru ikur jarri zituzten zintzilik hamar metrotik gora duen masta batean: bata, errepublika batekoa; bestea, ikurrina; eta hirugarrena, euskal presoak Euskal Herrira diona.

Benjamin Stora (Le Monde) Cincuenta años después, la memoria y escritura de la historia de la guerra siguen siendo muy sensibles en las relaciones franco-argelinas. El silencio de Francia durante muchos años sobre los abusos cometidos en la época colonial respondió a la superabundancia de escritos de Argelia en la "guerra de liberación nacional". En la década de 1990, la apertura de los archivos, especialmente los del ejército francés, y la llegada a primera fila de la escena cultural de las nuevas generaciones de investigadores ayudó a aumentar el conocimiento de este período. (…) En la década del 2000, el trabajo de periodismo de investigación pone de manifiesto los hechos y prácticas que reavivan el debate sobre la guerra de Argelia (…) El sentimiento de ausencia, que había señalado en 1991 en mi libro "La gangrena y el olvido" parece ya anticuado. La salida de la negación, del silencio, comenzó y, ahora, la obra de reconciliación puede comenzar. Y sin embargo...

Las "memorias de guerra" Debido a que en el año 2005 se produce un fallo, una "guerra de la memoria", latente hasta entonces, se traslada abiertamente a lo cultural y político. La ley del 23 de febrero de 2005, aprobada por la Asamblea Nacional en Francia, habla, en el artículo 4, de los "beneficios de una colonización positiva". Las declaraciones de hostilidad a esta ley van en aumento, principalmente desde el mundo de los historiadores. En enero de 2006, el Presidente decide la derogación del artículo 4 de la Ley de 23 de febrero de 2005. Esta derogación es sólo un respiro. El consenso ya no es capaz de resolver en torno a la conmemoración del fin de esta guerra. Propuesta en la Asamblea Nacional de 28 de febrero 2006, la fecha del 19 de marzo, en recuerdo del alto el fuego después de los Acuerdos de Evian en 1962, es rechazado. Los diputados rehúsan esta fecha, en razón de que los enfrentamientos continuaron (fusilamientos de la calle de Isly el 26 de

marzo 1962, el secuestro y el asesinato de los europeos en Orán 5 de julio y masacres de harkis desde el verano de 1962). (…)

Al otro lado, en Argelia Como espejo, al otro lado del mar, en Argelia, las declaraciones y pronunciamientos se multiplican, llenos de recuerdos de la guerra de independencia. El 15 de abril de 2006, el Ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, dijo: "El colonialismo fue una noche larga, larga, pero nosotros somos independientes desde hace cuarenta y cuatro años, y la página todavía no está completamente pasada a pesar de los esfuerzos de nuestros respectivos líderes". (…) Tres años más tarde, la fiebre todavía no ha bajado. El 1º de junio de 2009 El Khabar, gran diario en idioma árabe, tituló su editorial: "Nuestros mártires no son como vuestros crimimales". "Las propuestas del responsable francés sobre el hecho de que hubo criminales en ambos lados duelen a todos los argelinos. Es una perspectiva que Francia ha tenido durante mucho tiempo y no quiere en ningún caso hacer evolucionar a pesar de todo lo sucedido durante la guerra de liberación y durante ciento treinta años de colonización". La confrontación de memoria franco-argelina se extiende a otras secuencias de la historia, relacionada con la esclavitud, la colonización. Todas estas "vueltas de la memoria" permiten ver la historia de frente, de poder escribirla, pero también están revelando los problemas que afrontan. Hay riesgo de un inicio de aparición de una memoria comunitarizada, donde todo el mundo mira a la historia de Argelia a través de sus experiencias, en su calidad de miembro de la familia. Por lo tanto, el problema planteado por el 19 de marzo como la conmemoración del final de la guerra de Argelia es sintomático. Los europeos de Argelia consideran que la guerra no terminó el 19 de marzo 1962. Ellos citan la masacre de la rue d'Isly, de 26 de marzo de 1962, donde el 46 franceses de Argelia fueron asesinados, y

cientos de secuestros de europeos en Orán el 5 de julio. En cuanto a la masa de los conscriptos, el 19 de marzo significa el fin de la guerra y el regreso a casa. Para los inmigrantes argelinos y sus hijos, la fecha del 17 de octubre de 1961, la masacre de los trabajadores argelinos en París, se ha convertido en fecha de memoria.

La división de las memorias La falta de consenso entre los grupos de memoria ("pieds-noirs" y harkis, llamados o inmigrados) en una fecha significa que es difícil de conciliar, que la memoria recuperada no es suficiente. Los recuerdos fragmentados no apaciguan las obsesiones relacionadas con la secuencia de la guerra de Argelia. A esta división peligrosa de la memoria se añade otra dimensión. La historia de la guerra de Argelia de repente ha irrumpido en el debate político internacional. Tras su adopción por la Asamblea Nacional Francesa de la condena del genocidio armenio, en enero de 2012, el primer ministro turco a continuación se ha referido a la guerra de Argelia, para establecer comparaciones y tratar de hacer condenar la actitud francesa… (…) Los escritores que no han nacido en Argelia (y que no han hecho esta guerra) publican novelas importantes, como Lawrence Mauvign é o Ferrari Jerónimo. Tienen la intención de asumir la ropa del pasado para no vivir siempre en un estado de resentimiento perpetuo. Con todos estos nuevos actores de memoria, la salida de la tensión memorial se organiza con dificultad. Pasando también a través de la ficción (ver las películas estrenadas en las pantallas entre 2005 y 2008, como "El enemigo íntimo", "Mi Coronel" o "La traición"). Los historiadores ayudan a llevar a cabo este proceso a través de la escritura de la historia. Pero pertenece a los políticos realizar gestos políticos fuertes, importantes y significativos, que vuelvan la página de este doloroso pasado.

Errepublika asko daude Europan eta munduan, baina “errepublika” adierazi lezakeen ikur bateratu bat, nik dakidala, ez dago; munduko alderdi komunistak edo komunismoa adierazteko dagoenaren modukoa, alegia. Dozenaka herri interesgarri daude errepublika izenarekin ezagutzen ditugunak: Errepublika Sahariarra, Kosovoko Errepublika, Errepublika Dominikarra, Txekia, Hego Afrika…, dozenaka alegia, bakoitzak bere errepublikaren sinbolo edo ikurra duena. Gure herriko plazan, Hegoaldeko Nafarroaren zenbait plazatan egin zen antzera, Espainiar Estatua errepublika zen garaiko bandera jarri zuten; frantsesa ere jar zezaketen, edo Kosovokoa; baina ez, Espainia errepublika izanik, oraintxe bezala mendean izan gintuen Estatuarena zintzilikatu zuten. Piper-potoa ere jar zezaketen. Arrano inperiala edo zezen beltza gora-behera, Espainiako Errepublika bota zuten kolpisten eta mundu osoko estatu neoliberalek homologatua duten Espainiar Estatu demokratikoaren ikur estatala, bandera berbera da. Piper-poto bat ere jar zezaketen ikurrinarekin eta euskal presoak Euskal Herrira dion banderolarekin batera. Zergatik ez? Hiru adierazgarri horiek zintzilikatu zituztenek, ordea, badakite herriko abertzale independentistengan hozkirri galanta sortzen duela Espainiar Estatu “demokratikoaren” banderak. Ez demokratikoa ala ez izan daitekeelako, Euskal Herriaren ukatzailea den Espainia bertan ikusten delako baizik. Galderak, beraz, hauek dira: Espainia ez al da izan berdin-berdin euskal-nafar estatu posible baten ukatzaile bai errepublikarekin, bai diktadurarekin eta baita ere demokrazia homologatu honekin? Ez al da euskal-nafar estatu posible baten ukatzaile, Frantses Errepublika? Esan gabe doa, nahiago dudala nik espainiarrak errepublikanoak izan daitezen, faxistak edo monarkikoak baino. Hala eta guztiz ere, erabaki hori, beraiei soilik dagokie. Guri haien herritarren nahitik sortutako gizarte-egituretan erabakitzea ez dagokigun bezalaxe, ez dagokie haiei euskal-nafarron borondatez sortutakoetan muturra sartzea. Haiek euren ikurrak, guk gureak, eta solidaritatea erakusteko direnak, denonak. Ulertzen dut, indarrean dagoen legea bete beharragatik, imperativo legal delakoagatik, monarkiaren zein errepublikaren bandera leku publikoetan jarri behar izana. Ulertuko nuke, norbaitek esplikatuko balit, bandera errepublikarra jartzea ona izan daitekeela espainiarren aurrean pedagogia egiteko, ez diezaiegun hain gaizto garenaren imajina eman alegia; ulergaitza egiten zait ordea, euskal-nafar independentista den abertzale batek, bere borondatez, gure herria ukatzen duen edozein ikurrez harro izatea. Bidezkoa deritzot, edonola ere, euskal-nafar abertzaletzat eta errepublikartzat euren burua dutenek euren proiektu politikoari sinbologia propioa emateko ikur berri bat proposatzea hurrengo urterako, euskal-nafar errepublikaren sinbolo gisa, eta ez mendeko gaituzten espainiar eta frantses errepublikar zapaltzaile moduan.

«Extractos del artículo “ArgeliaFrancia, el poder de la memoria».

Nabarralde S.L. nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com Tel. (34) 948 21 10 57 Bidankoze kalea 3, 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE D.L./L.G. NA-2449/2005 ISSN.1885-2181


MAIATZA 2012 MAYO 8 Zuzendaria: Angel Rekalde Editorea: Olaia Aldaz Diseinua: Nabarralde Laguntzaileak: Ana Telletxea, Jean Louis Davant, Iñaki

Sostiene Del Burgo Luis Mª Mtz Garate, Angel Rekalde Sostiene Del Burgo que “El reino de Navarra nació a la historia como un reino español”. Y los toros, se me ocurre, que vinieron al mundo a vestir la fiesta española, a lucir en las banderas ultras y morir en las plazas. Pocas veces tenemos la suerte de encontrar tan al desnudo la doctrina del desatino nacional, el delirio español tan a las claras. El ideólogo del partido popular de Navarra ha publicado un argumentario que ataca el manifiesto de la Plataforma 1512-2012 sobre la conquista del duque de Alba, una versión renovada de aquella jocosa lectura de respuestas que recopiló la “Antología del disparate”. Sostiene Del Burgo que “El reino de Pamplona nace a la historia a finales el siglo VIII y comienzos del IX con una vocación netamente española”. España nace a la historia como un imperio del siglo XVI, de la neurona descarriada de Fernando de Aragón y su nieto el emperador Carlos; pero ya ocho siglos antes los vascones iluminados de Eneko Aritza apuntaban maneras. Frente a la memoria de Nafarroa Bizirik, Del Burgo nos relata la historia imperial de ‘Martínez el facha’. Sostiene, asimismo, que “En 1512, en el marco de un conflicto internacional, se produce el reencuentro definitivo del reino navarro con el resto de los reinos españoles”. Navarra estaba predestinada desde, por lo menos, el Paleolítico Superior a formar parte de esa indisoluble y casi eterna “unidad de destino en lo universal” que es España. Los “episodios” acontecidos entre 1512 y 1530 constituyeron, según Del Burgo, una “paz (que) produce efec-

tos muy beneficiosos”. Y también: “El reino de Navarra se mantuvo intacto hasta 1839, en que se produjo su incorporación en el Estado español mediante un nuevo pacto de estatus, que se plasmó en la Ley Paccionada de 1841”. Recordemos que Navarra fue conquistada tras 18 años de guerra en la misma época y por el mismo imperio que dirigió la conquista de América. Hablar de paz, de reinos intactos, de pactos y otros eufemismos, es una burla macabra en la historia de la Humanidad, en la que los españoles han dejado una huella siniestra en forma de barbarie, esclavitud, violaciones, genocidios, expolios y demás ingredientes de lo que se dio en llamar la leyenda negra. Y para poner la guinda: “En 1982, un nuevo pacto –fruto de los derechos históricos de Navarra, amparados y respetados por la Constitución de 1978- permitió la reintegración y amejoramiento del régimen foral (...) Hoy Navarra es una de las comunidades con mayor grado de autonomía en el conjunto europeo”. De estas y otras citas de Del Burgo se desprende que las épocas que vivió el reino al margen de España, como Estado europeo independiente, fueron sumamente desgraciadas y que cuando se produjo el “reencuentro definitivo” en 1512 comenzó una etapa de paz, abundancia y felicidad plenas. Que, también, con el paso de los siglos todas ellas fueron “amejorando”, hasta llegar al colmo de perfección de su estatus actual. Es un caso extraño y poco conocido en la historia, en el que una nación soberana mejora tras su invasión por una potencia extranjera y sigue prosperando mientras la nación conquistadora se debilita, el imperio se desintegra, y a la vez avanza en su esfuerzo de asimilación y sometimiento. ¿No chirría esa historia? ¿No sue-

Egaña, Pako Aristi, Mikel Sorauren, Benjamin Stora, Beñi Agirre, Luis Mª Mtz. Garate, Angel Rekalde, Tasio Agerre, José Miguel Mtz. Urmeneta, Iturralde elkartea...

Como modelo de esa paz, explica Del Burgo, “la destrucción de los castillos tanto de agramonteses como de beamonteses fue una medida que adoptó, una vez muerto el rey Católico, el cardenal Cisneros, regente de Castilla, y su principal finalidad era evitar que la nobleza pudiera utilizarlos en sus luchas fratricidas” y que “el pueblo llano veía con satisfacción esta medida, pues desde los castillos se ejercía el poder en ocasiones despótico de los nobles”. ¡Qué buenas son las madres ursulinas; qué buenas son, que nos llevan de excursión!

na a los mantras habituales que los ocupantes y explotadores de todos los tiempos hacen repetir a sus sometidos? ¿No recuerda a la “mentira repetida” de Goebbels? La realidad parece que apunta en sentido contrario. Del Burgo mantiene: “No tiene sentido hablar de soberanía del pueblo navarro cuando Navarra estaba regida por unos reyes franceses que subordinaron sus intereses propios al interés del reino”. Por el contrario, la conquista y ocupación subsiguiente de 1512 parece, según el mismo Del Burgo, que sí respondía a la soberanía del pueblo navarro, aunque para ello hicieran falta unos efectivos militares de más de 17.000 hombres para dominar la capital del reino, poblada por menos de 10.000 personas. Tras la invasión “no violenta”, con casi dos soldados por habitante, el plumilla oficial del ejército ocupante, Luís Correa, escribe que los pamploneses (…) se mostraban “alegres por las calles, mandando que todos los vecinos estuviesen armados toda la noche, prestos a lo que el Duque (de Alba) mandase”, destacando su “fidelidad” al rey Fernando. Igualito que con Franco en los años “gloriosos” tras la victoria.

Sostiene Del Burgo que “En su historia, publicada en 1513, Correa tan sólo refiere un acto de violencia extrema que protagoniza el coronel Villalba en el valle de Garro, sito en la tierra de vascos o Merindad de Ultrapuertos (hoy Baja Navarra), cuando trata de reducir al señor de Garro por no rendir vasallaje a Fernando el Católico”. El texto apologético de Correa –no podía ser menos siendo soldado, y escribiente, del ejército invasor- termina en 1513. La “Guerra de Navarra” siguió, según Peio Monteano, hasta 1529. Del Burgo mismo habla de los “tres intentos posteriores (otoño de 1512, 1516 y 1521)” de recuperación del reino o del apresamiento y muerte en circunstancias extrañas, en el castillo de Simancas, de Pedro de Navarra, mariscal del reino, tras el intento de 1516. Para tener una perspectiva próxima a lo acontecido en Navarra en aquel momento basta consultar los trabajos históricos que más recientemente han investigado sobre los hechos acaecidos en esta época: María Puy Huici (1993), Pedro Esarte (2001, 2007, 2009, 2011), Peio Monteano (2010), son ejemplo de obras en las que aparece la violencia de la conquista en forma de realidades concretas.

La idea de España que expresa Del Burgo corresponde a su particular visión providencial y finalista de la historia. España es heredera de la monarquía visigoda y de los reinos de León y Castilla. Como realidad política surge a finales del siglo XV con sus gestas imperiales: Granada, Canarias, Italia, Navarra, América… Cualquier alusión anterior en el tiempo a Hispania (incluso bajo el nombre de “España”) hace referencia a una idea geográfica expuesta por los romanos y semejante a Iberia. Hacer equivalentes la “Hispania” romana a la “España” imperial de austrias y borbones constituye una forma ideológica y “finalista” de explicar el pasado. El nacionalismo español de Del Burgo manipula la historia al servicio de un ideario e intereses políticos muy actuales. Lo han hecho siempre que han percibido que su control sobre la sociedad navarra corría algún riesgo. Así lo hizo Víctor Pradera en el primer tercio del siglo XX y, también, en los últimos tiempos, su heredero espiritual Jaime Ignacio Del Burgo. Paz, imperio, felicidad, españolidad... nos vende Del Burgo. Pero la violencia asociada a la conquista de 1512 siempre ha permanecido en la memoria de los navarros. Siguiendo a Enzo Traverso (2005), ha sido una memoria “débil”, frente a otras, “fuertes”, así consideradas por estar apoyadas por instituciones políticas, fundamentalmente estados. Según Traverso “la memoria y la historia no están separadas por barreras infranqueables (…) Cuanto más fuerte es la memoria (…), tanto más el pasado, del que ella es vector, se convierte en susceptible de ser explorado y puesto en historia”. Es lo que hoy está sucediendo en Navarra. Y es algo imparable, mal que le pese a Del Burgo y a cualquier otro “Martínez el facha”.

Eman izena nabarkide izateko nabarralde@nabarralde.com www.nabarralde.com (34) 948 211057 Bidankoze kalea 3 - 31014 Iruñea/Pamplona/Pampelune NAFARROA-NAVARRA-NAVARRE DLNA-2449/2005 ISNN 1885-2181

Izen - abizenak / Nombre y apellidos Helbidea / Dirección

Posta kodea / Código postal

E-mail

Kutxa edo Bankua / Caja o Banco (12 €)

Kontu zenbakia / Nº de cuenta (20 dígitos)

Herria / Población

Telefonoa / Teléfono

Hizkuntza / Idioma


Kazeta 67