Page 1

Colegio Carmel de la Ciudad de México Secundaria Natalia Rosas Jaramillo Álbum Histórico del Museo Nacional de Antropología

Jueves 6 de Marzo del 2014. Índice 1. Introducción. 2. Monolito “Tláloc”. 3. Los voladores de Papantla. 4. Salas.


5. Conclusiones.

Introducci贸n


El Museo Nacional de Antropología e Historia es uno de los museos mas importantes de México fue construido entre 1963 y 1964 en el Bosque de Chapultepec lo mando a hacer el presidente Adolfo López Mateos, quien lo inauguró el 17 de septiembre de 1964. Actualmente, el museo tiene 23 salas de exposición permanente, 1 sala de exposiciones temporales y dos auditorios. Además tiene el acervo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. Las salas permanentes están en la parte de arriba. Abajo están las salas dedicadas a la introducción a la antropología y a las culturas arqueológicas del territorio mexicano, desde el Poblamiento de América hasta el Período Posclásico mesoamericano. En el segundo piso se encuentran las 11 salas de etnografía, donde se exponen muestras de la cultura material de los pueblos indígenas que viven en México en la actualidad. Las salas de antropología y arqueología son: • Introducción a la antropología • Poblamiento de América • Preclásico en el Altiplano Central • Teotihuacán • Los Toltecas y su época • Mexica • Culturas de Oaxaca • Culturas de la Costa del Golfo • Maya • Culturas del Norte • Culturas de Occidente

La colección del Museo Nacional de Antropología está conformada por muchas piezas arqueológicas y etnográficas que vienen de todo México. Este museo tiene una arquitectura muy hermosa grande y muy elegante.


Tiene un patio en el que hay un estanque de lirios y una fuente con forma de paraguas o sombrilla, sostenida por un pilar central alrededor del cual se precipita una cascada artificial. Las salas de exhibición están rodeadas de jardines, muchos de los cuales contienen exhibiciones externas.

En esta imagen se puede observar la fachada del museo donde está el escudo de la bandera, la bandera y el logo que dice “Museo Nacional de Antropología”.

Monolito “Tláloc”


El Monolito de Tláloc es una escultura de origen nahua, ubicada actualmente a las afueras del Museo Nacional de Antropología de México, sobre Paseo de la Reforma en la Ciudad de México. Tiene una altura de 7 metros y un peso estimado de 168 toneladas. Fue hallado en San Miguel Coatlinchan, Estado de México, de donde fue extraído en 1964 para ser colocado fuera del museo, con el apoyo del Ejército Mexicano ante la oposición y sabotaje de los pobladores de Coatlinchan para evitar su extracción y traslado. Si bien es conocido popularmente como Tláloc, algunos investigadores la identificaron como Chalchiuhtlicue.

Voladores de Papantla


El rito de los voladores es una manifestación religiosa originaria de Mesoamérica. Sus orígenes se remontan al Período Preclásico Medio mesoamericano, se han encontrado representaciones de este ritual en la cerámica funeraria de las culturas de Occidente. Después pasó a otros pueblos, muy probablemente relacionada con el sacrificio gladiatorio y los cultos de la fertilidad. Sobrevive en la actualidad entre los nahuas y los totonacos de la Sierra Norte de Puebla y el Totonacapan veracruzano. En 2009 fue proclamado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. El ritual de los voladores de Papantla inicio como una ceremonia en la época prehispánica, que tenía que ver con un rito orientado a pedir lluvia debido a un periodo largo de sequía, el rito en aquellos tiempos no se iniciaba aventándose al vacío, si no con la selección del “palo volador” se internaban en busca del más alto, se danzaba en torno a él y se realizaba toda una serie de pasos para llevarlo al lugar en donde lo colocarían, un dato curioso es que las mujeres tenían prohibido tocarlo ya que era una señal de mal augurio. Actualmente se ha generalizado al empleo de postes de acero con pequeños peldaños metálicos, conservándose únicamente de madera el bastidor y el tecomate. La altura varía de un palo a otro: el que se encuentra en la explanada de la iglesia de Papantla mide aproximadamente 37 m; el localizado en El Tajín tiene casi 27 m; y el del Museo Nacional de Antropología de la ciudad de México alcanza los 25 m.

Salas


1. Introducción a la antropología

A las enormes redes de seres vivos las condiciones que generan su existencia les llamamos ecosistemas, estos incluyen las bacterias, plantas, hongos y animales que en conjunto establecen una red de alianzas y competencias integrando un sistema que abarca toda la vida y todos los elementos inanimados del entorno. Los ecosistemas se distribuyen por todo el planeta y varían de acuerdo a las características de cada región; entre estos tenemos los marinos, selváticos, boscosos y desérticos, entre otros. Todos ellos forman un único sistema mundial que puede influir en las características del planeta como son los regímenes de la lluvia, temperatura local y global y los niveles de oxígeno dióxido de carbono. Los ecosistemas están en constante cambio tanto por la acción de los seres vivos como por los cambios que puede sufrir el medio. Esta relación permite que la vida sobreviva a las grandes crisis como la caída de asteroides o los cambios climáticos.

Nuestros antepasados más antiguos vivieron en la misma clase de bosques tropicales que los ancestros de los chimpancés. Sus aspecto era similar, al igual que el tamaño de sus cerebro; sin embargo, desde hace más de 4.5 millones de años se estableció una importante diferencia: los primeros homínidos, nuestra propia familia, empezaron a caminar erguidos en dos piernas, mientras que los ancestros de los chimpancés se especializaron en un andar de cuatro patas,


apoyándose sobre los nudillos de las manos. Desde ese momento nuestras historias evolutivas se separaron para seguir caminos distintos. Australopithecus afarensis es uno de los más antiguos ancestros conocidos del ser humano. Se trata de un primate que vivió entre los bosques tropicales y la sabana africana hace alrededor de 3.5 millones de años. La interpretación de la posible apariencia de "Lucy" se realizó con las más avanzadas técnicas de reconstrucción, utilizando los aportes de la antropología forense, la anatomía, la fisiología, la biomecánica y la biología evolutiva.

Los primero enterramientos atribuidos a neandertales son algo más que una simple disposición del cadáver para proteger a los vivos. Dan cuenta de una de las modificaciones mas profundas, ya que supone un conocimiento del tiempo que indica un cambio cualitativo en la conciencia de si mismo y de sus semejantes. De hecho las sepulturas inauguran la necesidad de explicar la propia existencia a través de lo imaginario y del momento en que los mitos cosmogónicos pasan a formar parte de la vida cotidiana. Algunos investigadores suponen que no existen evidencias suficientes para afirmar que Neander sepultaba a sus muertos, mientras que los que aceptan que son solo una variante más de nuestra propia especie.


Evidencia de la primer sala.


2. Poblamiento de América

En 1954 fueron descubiertos los restos de un mamut cerca del poblado de Santa Isabel Ixtapan, al noreste de la Cuenca de México en sedimentos del antiguo Lago de Texcoco, con una antigüedad estimada de 9,000 a.c. Con los restos del mamut, se encontraron 3 artefactos líticos asociados, estos instrumentos indican la actividad de deslazamiento del animal, al igual que el patrón de dispersión de los huesos.

La vida en las zonas costeras. Chiapas. El sitio de Chantuto corresponde al periodo comprendido entre 7,000 y 2,500 a. C., se localiza en una área de algunas costeras cubiertas por manglares, en la costa del estado de Chiapas. Los grupos que habitaron la región construyeron montículos de concha conocidos como "concheros", que son el resultado del molusco el cual se realiza durante muchos años; sobre estos concheros, en algunas ocasiones se construyeron casas de materiales perecederos que no sobrevivieron con el tiempo. Los pobladores de este sitio se alimentaban de los recursos presentes en el estero como son peces, reptiles y moluscos, aunque también hay evidencias de que


consumían animales como el venado que probablemente adquirían por intercambio con grupos cazadores establecidos en áreas separadas de la costa.

Una vida en la selva tropical. Entre 7,000 y 2,500 a.C. las poblaciones desarrollaron formas de vida y culturas adaptadas a las características de las regiones que habitaban. C en la extinción de los grandes animales, la caza perdió importancia, con lo que la alimentación paso a depender de la recolección, complementación con la caza menor. Para hacer herramientas de piedra se agregó una nueva técnica, el pulido, con la cual aparecieron nuevas clases de herramientas: las hachas y anzuelas, por una parte, que permitieron un mayor aprovechamiento de la madera y por otra, las piedras de moler, mediante las cuales pudieron utilizarse mayor cantidad y variedad de semillas.

Las selvas fueron ocupadas por grupos nómadas de carácter familiar e igualitario que no tuvieron patrones de desplazamiento de carácter cíclico ni se reunían


temporalmente en grupos mayores, ya que la disponibilidad de recursos en la selva no sigue un patrón definido.

Campamento en Beringia Observamos la reconstrucción de como pude ser un campamento en Beringia, conformado por uno o varios refugios. El que aquí se ejemplifica, muestra una escena de la vida cotidiana de los cazadores-recolectores de origen mongoloide que habitaron esta región. Estos refugios no eran habitados de manera permanente. Los grupos nómadas estaban conformados aproximadamente hasta oír 100 individuos; utilizaban estas construcciones como refugios temporales, abandonándolos al continuar su camino en busca de alimento; ellos eran ocupados por otros grupos que llegaban realizando actividades similares; las viviendas, utilizadas por varias familias, tenían una superficie aproximada de 100 metros cuadrados. Después de 10,000 años, el espacio del refugio se reduce a unos 20 metros cuadrados, siendo utilizados por una familia, y los campamentos agrupaban 25 o más de estas viviendas.


Evidencia de la segunda sala.


3. Preclásico en el altiplano social.

El Preclásico El Preclásico abarca aproximadamente de 2300 años a.C. a 100 d.C.; es el periodo durante el cual se formaron los patrones básicos mesoamericanos que dieron lugar a las grandes civilizaciones. La principal característica económica de este periodo fue el desarrollo intensivo de la agricultura. A partir de este primer horizonte cultura, la actividad agrícola construyo la base de las comunidades sedentarias. La caza, pesca y recolección se practicaron asimismo durante toda la época prehispánica. Este tipo de economía mixta fue un rasgo importante de las culturas mesoamericanas. Religión en el Preclásico Al final del Preclásico, la religión se institucionalizo y llego a ser el núcleo integrador de la sociedad. El sacerdote era el representante ante los dioses, quien llevaba a cabo las actividades de culto en los centros ceremoniales. En ellos destacaban las enormes plazas destinadas a la congregación de los fieles y los templos monumentales.

Conjunto de entierros


Tlatilco, que se desarrolló durante el Preclásico Inferior y Medio, puede ser considerado como uno de los sitios más importantes de la Cuenca de México, no solo por la abundancia de sus materiales arqueológicos, sino también por su belleza y calidad. Muchas de estas piezas llaman la atención porque presentan rasgos que las relacionan con las de los grupos olmecas de la Costa del Golfo, cuya cultura ha sido considerada, por muchos, como la más temprana de las civilizaciones en Mesoamérica. Las sepulturas se localizaban de manera más o menos dispersa, no constituyendo cementerios como tal. Eran hechas directamente en la tierra y los individuos eran dispuestos extendidos, acompañados de algunas ofrendas que les servirían en la otra vida, entre las que destacan las figurillas de cerámica. La iconografía de los objetos que acompañaban estas tumbas refleja un culto a la fertilidad, particularmente en el caso de las figurillas, que con sus anchas caderas, senos y sexo destacado, se relacionan con ritos de fertilidad asociados a los ciclos agrícolas de estos primeros aldeanos. Casas y áreas de actividad

Los resultados de los trabajos arqueológicos de Tlatilco han proporcionado valiosa información sobre diferentes cosas de la vida de esa comunidad. Además de los


entierros, se exploraron agujeros de postes de construcciones, alineamientos de piedras, restos de bajareque, graneros, hogares y pisos de ocupación, que ponen en evidencia la presencia de casas, típicas de algunas comunidades agrícolas; aunque no es posible determinar con exactitud el tamaño y la distribución de estas casas, comparando con otros sitios es posible recrear la unidad habitacional.

El torje Purepecha

Se conoce como troje a una construccion hecha totalmente de madera de pino. Una de sus principales caracteristicas son sus muros, eregidos con gruesos tablones ensablados en las esquinas de tal forma que el mismo emplame da estabilidad al edificio. Otra caracteristica es la presencia de un tapanco cubierto por un techo de tejamanil, dicho tapanco tiene la funcion de granero, pues en ese lugar se conserva mejor el maiz, el frijol y otros productos de la milpa.


Cocina En la cocina se encuentran los enseres necesarios para preparar los alimentos del diario y los de las fiestas, en las que se utilizan grandes ollas y muchos platos hondos para servir el churhipu y las corundas a la gran cantidad de invitados que llegan. Ademas de que la cocina es el centro de reunion familiar, en el que se convive.


Evidencia de la tercera sala.


4. Teotihuacán

Lugar donde fueron hechos los dioses; ciudad de los dioses es el nombre que se da a la que fue una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica. El topónimo es de origen náhuatl y fue empleado por los mexicas, pero se desconoce el nombre que le daban sus habitantes. Los restos de la ciudad se encuentran al noreste del valle de México, en los municipios de Teotihuacan y San Martín de las Pirámides (estado de México), aproximadamente a 45 kilómetros de distancia del centro de la Ciudad de México. La zona de monumentos arqueológicos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por Unesco en 1987.

Ideologia a Huehueteotl


Escultura del dios del feudo Huehueteotl, con el rostro arrugado y desdentado, en posición sedente y jorobado. Porta un recipiente circular sobre su cabeza, el cual es un brasero. Tal elemento se encuentra decorado con un signo en forma de rombo, flanqueado de barras, el cual es un ojo, que representa lo luminoso, lo radiante; esencialmente al fuego. Ritual de quemar el incienso en una expresión al fuego eterno, del fuego en el hogar.

Mural del templo de la agricultura Reproducción de uno de los murales encontrados en el Templo de la Agricultura, en el cual se encuentran representados elementos acuáticos y fitomorfos, haciendo alusión a la germinación gracias a las propiedades del agua. En las imágenes plasmadas se observan caracoles, conchas, flores, semillas germinando, y al centro, en la parte superior, una especie de tocados que pudieran simbolizar una deidad.


Estela 31 de Tikal Esta estela revela las ligas que el área Maya sostuvo con Teotihuacán durante el clásico. En la parte de enfrente se encuentra representado "Cielo Tormentoso", séptimo gobernante de Tikal. Sobre su cabeza su padre, "Nariz Rizada", con atuendos característicos de Teotihuacán. Los glifos en la parte posterior conmemoran el gobierno de "Cielo Tormentoso" y las hazañas de "Nariz Rizada" y su pariente "Rana Humeante".


Evidencia de la cuarta sala.

5. Los toltecas y su época

La cultura tolteca es una cultura que habitó el Altiplano Central por el siglo X cuyos principales centros ceremoniales fueron: Huapalcalco en Tulancingo y la ciudad de Tollan-Xicocotitlan, localizada en lo que actualmente se conoce como Tula de Allende (estado de Hidalgo, México) Fue reconocida por sus estatuas de piedra llamadas Atlantes.

El

creador


Es como se le ha denominado a esta escultura, represneta a un adulto barbado y con comillos, arrodillado sobre la pierna izquierda y ataviado con orejas tubulares y un elaborado tocado. Se le vincula con la fertilidad y con el origen divino de las dinastias gobernantes de Xochicalco ya que tiene dos penes, con representaciones de hojas de cacao, que suben por detras de sus brazos y le recorren la espalda, anudandose en el pecho y descendiendo, uno nacia el muslo y el otro hasta el antebrazo izquierdo.

Jaguar descarnado Se observa un jaguar con las fauces abiertas. Las patas delanteras fueron mutiladas y son evidentes sus costillas y el espinazo, dando la apariencia de una entidad descarnada, lo que le vincula con el inframundo, el dominio de los muertos.


Columna serpentina Columna conformada por dos bloques de piedra unidos entre sí mediante la técnica de caja y espiga. Soportaban el pórtico de entrada del Edificio B de Tula Grande, en conjunto con otra columna similar. Esta tallada con una serpiente emplumada cuyo rostro descansaba sobre el piso, mientras que sus crótalos sostenían el friso. En el relieve se aprecian las plumas y una seré de caracoles cortados que sirven para identificar a Quetzalcóatl.


Evidencia de la quinta sala.

6. Mexica

Durante los últimos años del siglo XIII de nuestra era, los pueblos que se habían asentado en el Altiplano Central Mexicano muestran un proceso de florecimiento político y cultural; se producen entonces numerosos testimonios de una ideal panmesoamericano, integrado esencialmente por mitos, deidades y cultos religiosos comunes. Los diversos señoríos que se consolidaron en aquel tiempo buscaron su identidad a través de estilos artísticos cuyo lenguaje visual les diera un reconocimiento comunitario. Este proceso se inició con el predominio de Culhuacán y Tenayuca, al cual seguiría una secesión de grupos conocidos en las crónicas históricas como de habla náhuatl, cuyo origen se dio en el mítico Aztlán; se trataba de xochimilcas, tlahuicas, tlaxcaltecas, huexotzincas, tepanecas y acolhuas, y los matlatzincas, que hablaban otra lengua.


En este contexto es donde se hicieron presentes los mexicas. Este pueblo, que fundo su ciudad capital, México-Tenochtitlan, en el año 1325 d.C., se confronto inmediatamente con sus vecinos, logro alianzas y venció a sus enemigos. Para mediados del siglo XV se puede hablar del mundo mexica, por el predominio de este grupo en gran parte de Mesoamérica, en donde impuso sus ideales religiosos, militares y políticos. La época mexica corresponde arqueológicamente al Posclásico Tardío; se identifica fundamentalmente, porque el militarismo y la guerra permearon todas las actividades de las sociedades que vivieron en aquel tiempo. los mexicas fueron los guerreros más destacados, quienes aprovecharon las experiencias de los otros pueblos y culturas que les antecedieron en el manejo y utilización de las armas, tanto ofensivas como defensivas; en el aprovechamiento de las técnicas de ataque y estrategias nativas, así como en la conformación de alianzas y hegemonías.


Ofrenda del templo mayor De las múltiples ofrendas, del Templo Mayor, esta fue vinculada directamente con la recomendación de la sagrada construcción, ya que, además de mostrar esculturas, máscaras, penates, elementos marinos y cabezas de decapitados, tiene una maqueta arquitectónica en piedra vetada.


Piedra del sol El monumento escultórico que por excelencia identifica a los mexicas es la Piedra del Sol, descubierta en 1790, en la plaza mayor de la capital de la Nueva España. Por su contenido simbólico, en el que se advierten los nombres de los días y los soles cosmogónicos, se le llamo injustificadamente Calendario Azteca.

Serpientes Desde épocas tempranas, en la cuenca de México, se recrea la imagen de la serpiente de cascabel, llamada coatl, la que por su poderosa presencia, los escultores de la época mexica acostumbraron recrearla con gran naturalismo.


Evidencia de la sexta sala.


7. Culturas de Oaxaca

La antigua región de Oaxaca fue el escenario donde vivieron "los hombres de las nubes", quienes dejaron un legado de gran riqueza arqueológica y una importante tradición cultural. Entre la diversidad étnica destacaron dos grupos dominados culturalmente: los zapotecos y los mixtecos. Los primeros se asentaron en los Valles Centrales desde 1500 a.C. hasta 1521 d.C. y fueron quienes construyeron la ciudad más importante de Oaxaca; Monte Albán, que desde que se fundó fu e la rectora cultural de la región.

Urna Personaje con fuerte influencia maya en sus rasgos faciales; presenta deformación craneal que se acentúa con el tocado que muestra a la deidad llamada "ave del pico ancho".


Ciudades tempranas de la mixteca alta y baja Paralelamente con el desarrollo de Monte Albán, en la Mixteca surgieron centros urbanos de menores proporciones. Destacan varias ciudades. El centro político y económico que estos ejercían, abarcaba únicamente sus respectivas áreas, sin embargo, existía entre ellos una relación cultural reflejada en la arquitectura, la cerámica y la práctica de sus ritos. La geografía de la mixteca, con sus pequeños valles separados por montañas, contribuyo a la formación de unidades políticas separadas, que eran entre si unidades políticas rivales.

La tumba Albán

104 de Monte


Este importante sepulcro se ubica hacia la esquina noroeste de la Plataforma Norte, bajo de patio poniente del edificio que limita hacia este punto. Si fachada se decoró con el motivo doble escapulario; en su parte central, en un nicho, fue colocada una urna de Cocijo, Dios de la lluvia y el trueno sentado en un trono de cabeza de jaguar. La decoración de la cámara presenta a la izquierda una figura masculina anciana que sostiene una bolsa con copal o granos de maíz; sobre el nicho, se pintó una caja de ofrendas sobre la que se posa una ave con un grano de maíz en el pico; le sigue un cartucho compuesto por dos fechas: "2 serpiente" con la inscripción y "5 serpiente"; bajo esta inscripción, tenemos otra caja de ofrendas. Al fondo de la tumba una cara humana surge de las "fauces del cielo" con la inscripcion "5 turquesa". En la pared derecha un figura masculina sostiene una bolsa con copal; sobre el nicho, un "corazón de sacrifico" y arriba, el cartucho glifico.


Evidencia de la séptima sala.

8. Culturad de la Costa del Golfo La costa del Golfo

La región que desde al arqueología recibe este nombre no se limita a la zona costera solo incluye, además, la costa del estado de Veracruz y partes de los estados de Tabasco, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas, Hidalgo y Querétaro. En la época prehispánica se consideraba como la imagen de un lugar excepcional en abundancia y fertilidad, por ello, en los primeros escritos de los frailes del XVI se le llamo Tlalocan que significa "tierra de riqueza y paraiso terrenal".


Estas culturas son tres: Huastecas, centro de Veracruz y los Olmecas.

Los olmecas En el sur de la costa, en la región de Tuxtla, Veracruz y parte de Tabasco, se desarrolló la primera civilización mesoamericana con características originales como centros arquitectónicos planificados, religión compleja y estructurada. Las primeras esculturas monumentales en piedra y pequeñas figuras en piedra verde; organización social y política con una clara jerarquización; agricultura intensiva; inicio de la escritura y del calendario; técnicas de construcción tanto arquitectónica como escultórica, y el establecimiento de rutas comerciales.


Dios del agua La tradición de la hechura de cerámica en la Costa del Golfo y la fabricación de esculturas en barro de tamaño excepcional se extendió a diversas partes de su territorio, había zonas como Puebla, Tlaxcala y hasta la zona mexica. La figura del dios del agua colmillos y anteojeras coincide con la de Tláloc, desde la época clásica, se hacían en Teotihuacán y más tarde en la Costa del Golfo como se nota en la cerámica de Cerro de las Mesas y en la época posclásica en la cultura mexica.


Evidencia de la octava sala. 9. Maya

Los mayas La antigua civilización maya, desarrollada en un arco de tiempo de más de dos mil años, desplego su cultura en un territorio de casi 400 mil kilómetros cuadrados y fue, por su creatividad artística y científica, una de las más notables y complejas del mundo mesoamericano. Logro establecerse en un medio ambiente diverso, con zonas montañosas, variedad natural, etc. Gracias a los diferentes pueblos mayas que actualmente habitan la geografía del sureste mexicano.


La subsistencia maya La sociedad maya surgió a partir de grupos de cazadores y recolectores que se alimentaban de animales, raíces, frutos y tubérculos. La aparición de la agricultura ayudo a generar la posibilidad de encontrar con una base alimenticia estable y permanente. El sistema agrícola más antiguo y sencillo que se conoce es la milpa, en el que el terreno se limpia y se quema para la siembra. La práctica de este y otros sistemas agrícolas, genero la necesidad de contar con un calendario para determinar la mejor época de siembre y cosecha, así como a estudiar detalladamente el entorno. El conocimiento sobre el medio ambiente que algunos dirigentes comenzaron a acumular sirvió para fortalecer su poder, ya que fueron vistos como intermediarios con fuerzas divinas. Por ello, desde los primeros tiempos, la practica agrícola se unido al ritual y una concepción mítica del mundo y el universo.


Cabezas antropomorfas Ya fuera en arcilla, piedra o estuco, las figuras de los antiguos mayas son de notable realismo. En estas piezas elaboradas en estuco aparecíamos los rasgos característicos del rostro maya: cara ancha, de pómulos algo salientes, nariz ancha, ojos de aspecto rasgado y boca de labios bien delineados.

La tumba de Pakal el grande En lo más profundo de la pirámide del tempo de las inscripciones, la cripta funeraria de Pakal continua. El sarcografo y la tapa fueron tallados en un gran bloque de piedra; por su peso y tamaño se piensa que fueron construidos antes que la pirámide. El relieve de ella tapa muestra a Pakal como un adulto vigoroso, cayendo en las fauces de la Serpiente de Hueso Blanco, una de las entradas al inframundo. Atrás, una cruz representa a la ceiba del centro del mundo. La copa alcanza los cielos, y sobre ella descansa Itzam Yeh, el ave celeste que acompaña al Dios Itzamnaaj.


Evidencia de la novena sala.


Conclusión Me gustó mucho hacer este trabajo, porque a prendí muchas cosas que no conocía o recordé cosas de las que ya no me acordaba. Creo que el Museo es de los mejores museos a los que eh ido, porque todo está hecho como si estuvieras exactamente en esa época. Siento que este tipo de trabajos son los que nos ayudan a aprender más y sentirnos orgullosos de nuestros antepasados.

Trabajo museo de atropologia  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you