Issuu on Google+

KARMA Lo primero que debemos saber es que el karma es causa y efecto, no es una retribución divina, no  es nada llamado “fe” ni nada por el estilo, cualquier cosa que no ha sucedido puede ser cambiado,  eso es lo primero. La razón por la que el Buda habló del  karma  no fue  para colocar  nuestras  cabezas dentro de una pequeña caja negra o para decir que ahora vamos a sufrir o que ahora esto  o   aquello   sucederá,   sino   para   decirnos   cuanta   libertad   tenemos,   cuanto   espacio   disfrutamos,  cuantas posibilidades hay y cuan rica es nuestra mente actualmente. Eso es lo que esta haciendo,   eso   es   lo   que   el   Buda   quiere   poner   en   nuestras  manos:   cualidades   extras   en   nuestras  vidas,  habilidades extras y poder adicional para vivir, morir y renacer mejor. Eso es todo lo que el desea,   esa es la meta.  Entonces, ¿cómo podemos entender el karma o causa y efecto?, bien pueden ver a los hinduistas,  ellos tienen 84.000 Leyes de Manu, pueden mirar diferentes lugares, pero si se enfocan y observan   desde la perspectiva budista, se pueden condensar en cuatro puntos contenidos dentro de tres  grupos, hay un grupo de cuatro puntos referentes a la formación del karma, cómo se crean las  causas que se convierten en nuestro futuro, otro grupo de cuatro que tiene que ver con la vivencia  del karma, lo que surge de el, y un tercer grupo que tiene que ver con cómo deshacernos del  karma,   cuando   decidimos   que   tenemos   demasiado   sobre   nuestros   hombros   y   queremos  quitárnoslo, hay también métodos para hacer esto.  El Buda habla sobre la causa y efecto de una manera muy interesante, pero con tantas minorías en  el mundo  moderno  no se  podría  hacer lo  mismo  hoy  en  día. El hacía  visitas guiadas con  sus  estudiantes y les mostraba personas que vivían bajo condiciones muy extremas, y entonces decía  “esto le pasó porque hizo tal o cual cosa en tal vida” y así por el estilo, probablemente hoy no se  puede hacer esto porque rápidamente se tendría sobre sí a muchas minorías, pero todo es causa y  efecto y hoy en día no podemos apuntar con ejemplos, pero si podemos apuntar a la vida en   general.  Si vemos cómo se construye el karma, observamos que se necesitan cuatro elementos para que el  karma tenga todo su poder, por supuesto si faltan algunos de estos es menor, pero si los cuatro  elementos están allí el poder es máximo.  Primero, debemos saber lo que es la situación, simplemente debemos saber lo que ocurre, es lo  primero.   Segundo   debemos   desear   hacer   algo,   debe   existir   una   clase   de   motivación.   Tercero  debemos hacerlo o haberlo hecho. Y lo cuarto debemos estar satisfechos después de hacerlo.  Esos cuatro elementos juntos traen el paquete completo de poder que llamamos karma, saber lo  que es la situación, desear hacer algo, hacerlo o haberlo hecho y luego estar satisfecho. Ese es el  verdadero poder, esos son los elementos importantes.  Luego tenemos ¿cuando se experimenta el karma?, ¿cuando se vive?. Muchas personas piensan  que si dicen algo dañino y se caen luego por las escaleras eso es la experiencia de su karma.  Cuando ese es el caso son personas muy afortunadas, significa que tiene un número muy pequeño  de   karmas   esperando   para   aparecer,   así   que   serían   muy   afortunadas,   probablemente   ya  iluminadas.   No   es   así.   Realmente   tenemos   muchas   impresiones   no   digeridas   en   nuestro  subconsciente. Con muchas cosas adentro y demoran un poco antes de salir. Por supuesto las   personas que meditan todos los días y dedican 20 o 30 minutos en una absorción profunda usando  los métodos adecuados, por supuesto yo les recomiendo utilizar los métodos budistas, los métodos  de meditación budistas. Las personas que hacen esto gradualmente limpian de la subconciencia de  su mente todas las cosas que de otra manera las perturbarían. Aprenden a ver las cosas como un   sueño,   aprenden   a   perder   el   aferramiento   a   lo   externo,   si   las   personas   no   hacen   esto,   si   las 


personas no meditan o no tratan de hacerlo, entonces algo diferente ocurrirá, el karma surgirá  luego  de la  muerte.  Todo  el tiempo  mientras están vivos absorben  impresiones sensoriales de  todas direcciones y de toda clase de situaciones, pero cuando mueren, esas impresiones externas   desaparecen y la tendencia más fuerte aparece durante un período no mayor de 49 semanas. Es  una especie de período de reestructuración, es un período donde las semillas más profundas de  nuestra conciencia están realmente despiertas y surgen hacia afuera. Y luego sucede que nos  movemos hacia nuestra próxima vida.  La primera experiencia es lo que sucede después que morimos, cuando nuestra mente, cuando la  energía y la conciencia que esta ahora en este cuerpo, deja el cuerpo y va hacia afuera, entonces  lo que sucede, lo que experimentamos, eso es lo primero.  En   Budismo   decimos   que   en   muchos   casos   luego   de   siete   semanas   encontramos   a   nuestros  futuros padres,  entramos en ellos y  renacemos, sin embargo hay  otros estados de conciencia,   algunos de ellos sin un cuerpo sólido. Decimos que el primer resultado del karma ocurre desde el  momento que morimos hasta que transcurren siete semanas o posiblemente más tiempo hasta que  de   nuevo   se   une   con   un   cuerpo   humano.   Es   decir   lo   que   se   experimenta   allí,   felicidad   o  sufrimiento, placer o desagrado, ese es el primer resultado del karma, lo que sucede después de  nuestra muerte, esto lo primero.  Cuando nacemos humanos nuevamente, la mente, que podemos decir que es nuestra corriente de  conciencia que esta experimentando desde esa unión de un óvulo fertilizado en un vientre materno  en   alguna   parte,   entonces   en   ese   momento   aparecen   tres   resultados   más   de   nuestras   vidas  pasadas, de los karmas anteriores que hemos construido, primero que clase de genes obtenemos,  es decir un cuerpo que trae placer o un cuerpo que trae dolor; segundo que tipo de ambiente  tenemos, si nacemos en un mundo lleno de riqueza o nacemos en un lugar pobre y miserable del   mundo, donde mucha gente vive, como en Africa, Sudamérica, partes de Asia, donde sea. Donde  nacemos, donde encontramos nuestra nueva vida, eso es lo segundo. Tercero está que orientación  tenemos naturalmente, es decir que nos gusta hacer, cuales son nuestras tendencias internas. Si  nos   gusta   ayudar   a   las   personas,   enriquecerlas,   si   somos   agradables   y   gentiles,   o   nos   gusta  gritarles, dañarlos, suprimirlos o sentarnos sobre sus espaldas y cosas así.  Ese es el segundo punto: la vivencia del karma, que surge como una experiencia cuando morimos;   cuando de nuevo tenemos un cuerpo humano: que clase de cuerpo: saludable, enfermizo, de larga  o corta duración, que trae gozo o sufrimiento, que clase de ambiente: socialmente rico, un país o  clase social educada, o un país pobre y miserable, y finalmente que clase de tendencia tenemos: si  nos gusta ser de utilidad o si nos gusta dañar. Las acciones que hacemos en esa vida se proyectan  en la siguiente vida, y esta otra vez en la siguiente.  Finalmente hay otro punto y es cómo liberarnos de esto, si entendemos que nuestra mente es  como el espacio, que nunca ha nacido y que no puede morir de ninguna manera, y que cada vez   que nacemos tenemos diferentes tipos de problemas, como seres humanos nacemos con dolores,  nos hacemos viejos, enfermos y morimos lo que tampoco es agradable y mientras estamos aquí  estamos tratando de aferrarnos a lo que nos gusta y alejarnos de lo que no nos gusta, mantener lo   que hemos encontrado y arreglárnosla con lo que no podemos evitar. Cuando entendemos que  estar alternando todo el tiempo entre todas estas diferentes situaciones no es satisfactorio, que no  traerán como resultado la felicidad que deseamos, entonces en ese momento queremos salir de  todo esto. Entonces es cuando tenemos el grupo de cuatro condiciones para finalizar el karma.  Primero debemos saber que algo esta mal, algunas personas recuerdan algunas cosas terribles  que han dicho o hecho, algunas personas piensan que tienen una edad mucho mayor que la del  


Buda   cuando   se   iluminó   y   aún   siguen   bloqueadas,   cualquier   cosa   que   piensen,   primero   las  personas tienen el sentimiento de que algo no esta bien, el segundo punto es querer hacer algo al   respecto, y aquí en Budismo tenemos practicas impresionantes y maravillosas, por ejemplo el Buda  Mente de Diamante, es el poder purificador de todos los Budas, es el punto donde todo ese poder  se   condensa   en   una   forma   de   remover   todo   lo   dañino   de   nuestro   subconsciente,   podemos  compararlo con un limpiador industrial de nuestra conciencia o algo parecido, es un método muy  poderoso, tiene un mantra de cien sílabas y otro de seis sílabas, que son enseñados en nuestros  centros   Budistas   Karma   Kagyu   alrededor   del   mundo,   que   son   unos   ciento   ochenta   lo   cual   es  bastante, y todos pueden aprenderlos con las libretas de meditación, y esta será una manera muy  efectiva  de liberarse de esto,  liberarse  de las  semillas  negativas.  El tercer punto es  decidir no   hacerlo de nuevo, aunque en el fondo uno sabe que lo hará un par de veces más, hasta que se  vuelve tan vergonzoso seguir prometiéndolo que uno deja de hacerlo.  Y lo cuarto es tratar de hacer lo opuesto de la negatividad que se ha hecho, y aquí quiero dar un  ejemplo, hay muchos ejemplos maravillosos, como la generosidad que hacen que uno renazca  saludable, rico, fuerte, etc. pero por mi experiencia el ejemplo que las personas recuerdan mejor es  uno negativo, y como soy un maestro lamento darles el ejemplo más efectivo aún cuando no sea el  más placentero. Y la manera como voy a hacerles tratar de entender la causa y el efecto es a  través del ejemplo de matar. Como he dicho podría darles uno agradable, pero el de matar todo el   mundo   lo   recuerda.   Para   que   el   acto   de   matar   sea   completo   se   necesitan   cuatro   elementos:  debemos saber que es un ser humano, debemos desear matarlo, debemos matarlo o hacer que lo  maten y debemos estar felices o al menos satisfechos después de hacerlo. Si faltan algunas de  esas   condiciones   como   por   ejemplo   con   el   aborto,   donde   las   personas   usualmente   no   están  satisfechas después de hacerlo, y muchas veces tampoco saben que es un ser humano y en vez   de hacer algo razonable y hacer que adopten al niño, matan al niño. Lo cual es estúpido y muy  negativo porque el mundo occidental necesita los niños que nosotros podemos tener. En fin, en el  caso de un accidente donde una persona esta parada en frente de tu auto en una noche nublada,   hay solo una condición: la matas, no sabías que había una persona, no pensabas hacerlo y no  estas satisfecho. Cuanto más se reúnen estas cuatro condiciones más fuerte es el acto de matar,  más   fuerte   es   la   carga   de   impresiones   que   estamos   sembrando   en   nuestra   conciencia   y   que  surgirán cuando muramos.  Entonces,   lo   siguiente   es   como   es   experimentado,   bien,   cuando   las   impresiones   sensoriales  desaparecen y no recibimos nada del mundo externo, entonces las impresiones subconscientes  aparecen. En ese momento si la mente esta llena de asesinatos, entonces experimentaremos ser  asesinados nosotros mismos, por mucho tiempo. Lo peor es que eso ha estado sucediendo desde  tiempo sin principio, siempre esta sucediendo, la mente es como el espacio, no ha nacido y no   puede morir, y la causa y efecto siempre ha estado funcionando, por esa razón es muy importante  aprender las diferentes maneras de cómo funciona el karma, de modo de poder liberar a otros  seres y a nosotros mismos.  http://www.camino­del­diamante.org/verarticulo.asp?cod=62


KARMA