Page 1


Universidad peruana uni贸n F O N D O E D I TO R I A L


conociendo a

Jesus

Universidad Peruana Unión - Fondo Editorial Autor: Miguel Ángel Victoriano Guerrero © Fondo Editorial, Universidad Peruana Unión, 2007 © Miguel Ángel Victoriano Guerrero Impreso en su Centro de Aplicación Editorial Imprenta Unión Km. 19 Carretera Central, Ñaña, Lima, Perú Telf.: 359-2622, Telefax: 359-3310 e-mail: union@imprentaunion.com JOB 8244-07 UNIÓN® Diseño carátula e interiores: Edwin De la Cruz Corrección: Edgar Larriega / Ricardo Becerra Primera edición: Agosto, 2006 Segunda edición: Julio, 2007 Tercera edición: Agosto, 2007 Tiraje: 500 ISBN: xxxx Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2007-723 El contenido de esta publicación no podrá reproducirse total o parcialmente por cualquier medio mecánico, fotográfico, electrónico (escáner y/o fotocopia) sin la autorización escrita de la Universidad Peruana Unión. IMPRESO EN EL PERÚ PRINTED IN PERU


Tabla de contenido Prólogo............................................................................................................................................... 9 Introducción..................................................................................................................................... 11 Capítulo 1: Jesús el centro de la escritura....................................................................................... 13 Capítulo 2: La trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo............................................................ 19 Capítulo 3: La creación y la naturaleza del hombre........................................................................ 27 Capítulo 4: El gran conflicto y la vida, muerte y resurrección de Cristo......................................... 35 Capítulo 5: La experiencia de la salvación y el crecimiento en Cristo............................................ 41 Capítulo 6: La iglesia, el remanente y su misión y la unidad en el cuerpo de Cristo.......................... 49 Capítulo 7: El bautismo y la cena del Señor.................................................................................... 57 Capítulo 8: Los dones y ministerios espirituales, el don de profecía............................................. 63 Capítulo 9: La ley de Dios y el sábado............................................................................................. 69 Capítulo 10: Mayordomía, conducta cristiana, el matrimonio y la familia................................... 75 Capítulo 11: El ministerio de Cristo en el santuario celestial......................................................... 85 Capítulo 12: La segunda venida, muerte y resurrección................................................................ 89 Capítulo 13: El milenio, fin del pecado y tierra nueva.................................................................... 95 Apéndice: Cómo pasar un reto a solas con Jesús......................................................................... 101 Bibliografía..................................................................................................................................... 111


Creer es también pensar Escribir es siempre un acto osado. El escritor tiene que estar convencido de que es necesario decir algo y tiene que tener la valentía para poder poner dichos pensamientos por escrito. Al hacerlo se expone a ser criticado y analizado bajo la lupa de quienes creen saber más que el que escribe. Por otro lado, queda obligado a tener que dar una mirada fresca o nueva a temas que son repetidos por muchos. Por esa razón y varias otras, escribir sólo es para valientes. Para quienes no temen verse expuestos al análisis de quienes a menudo no escriben, pero, suponen saber cómo debe hacerse. Miguel Ángel cuenta a favor suyo con la osadía que da la juventud para atreverse a lanzarse en esta aventura de poner en el papel lo que a menudo piensan muchos, pero que sólo se atreven algunos a escribir. El escritor en cierto modo es el amanuense de los que piensan, pero no lo dicen, al menos, por escrito. Este libro pretende ser un acercamiento a Jesús, pero desde la perspectiva de entender que es necesario comprender que todas las doctrinas de la Biblia tienen que tener a Cristo como centro. Muchas veces en la catequesis o la enseñanza de los conceptos bíblicos, éstos se tornan en algo tan teórico y abstracto que terminan perdiendo el verdadero sentido y sabor que la Escritura le da, es decir, centrarlo en el gran propósito de la divinidad que es lograr que el ser humano logre conocer al único capaz de darle sentido y orientación dinámica a su vida. Sin Jesús el estudio de la Biblia carece de valor en si mismo, se torna en algo así como una especie de elaboración cultural de conceptos que no se convierten en el centro de la vida. Por otro lado, creer supone un ejercicio no sólo de la emoción como algunos erradamente presuponen. Creer implica pensar. De hecho, quienes no elaboran su convicción utilizando el recurso dado por Dios de razonar y pensar, entonces, se convierten a la larga en niños que serán llevados por cualquier doctrina pues carecerán de base. Quienes no tienen raíces profundas son arrastrados por la riada de ideas seculares que abundan, tal como un árbol que a la orilla de un río y sin suficiente profundidad se verá ante el horror de morir aplastado por toneladas de agua. Cuando se abre la Biblia para leer, es necesario el ejercicio de reflexionar y tomar decisiones inteligentes. En ese sentido, este libro lleva a pensar más allá de la doctrina repetida de manera mecánica. Ayuda a concentrarse en aspectos trascendentes de la creencia. Ya por eso es un aporte interesante. Seguramente un lector acucioso encontrará errores de formato o de redacción, pero debe ser perdonado el autor en aras a entender que es su primer trabajo, y lo que necesita es un aplauso por atreverse a hacer algo que muchos piensan toda la vida y que nunca llegan a concretar. Así que por eso digo: ¡Bravo Miguel! ¡Sigue adelante! Espero ansioso por otro libro.

Dr. Miguel Ángel Núñez


Introducción El presente material, más que un simple libro o manual de texto para un curso de la iglesia, es la guía de una aventura espiritual que le permitirá vivir la experiencia más maravillosa e importante que una persona pueda tener: “conocer a Jesús”. En toda la historia de la humanidad no ha existido otro hombre que haya impactado tanto nuestro mundo y forma de vivir y pensar como Jesús. Es innegable el aporte de filósofos como Platón, Aristóteles, Sócrates. Pero ni aun ellos en más de 130 años de labor, pueden pretender compararse con Jesús. Con sus sólo 33 años de vida en esta tierra dejó más huella que todos los pensadores de la historia. Pero quién fue este hombre maravilloso que con su nacimiento dividió a la historia en un antes y un después, quién es este hombre cuyos seguidores han poblado la tierra asegurando de que vive y que vuelve otra vez, quién es este Jesús que dice querer ser mi amigo, salvador y señor. Le aseguro que cuando encuentre las respuestas a estas interrogantes en la persona de Jesús, su vida no podrá ser la misma, su forma de entenderlo todo cambiará, y la vida será mucho más maravillosa de lo que alguna vez soñaste. No lea este libro a la ligera como apresurándose por llegar al final sin disfrutar del viaje. Le invito que haga suyo este libro, que lo personalice y escriba en los bordes, entrelíneas y subráyelo. He incluido muchas líneas en blanco para que usted pueda compartir lo que piensa y así juntos podamos terminar de escribir esta aventura: su aventura de conocer a Jesús.


Al final de cada capítulo encontrará un espacio para que pueda sintetizar con sus propias palabras lo que ha aprendido, por favor no pase al siguiente capítulo si primero no ha meditado en lo que acaba de aprender, sólo de esta manera habrá valido la pena el tiempo invertido. También he añadido una lista de versículos que pienso sería súper útil que pueda conocer y que le ayudarán a compartir lo que irá aprendiendo con otros. A medida que avance descubrirá que es casi imposible no hablarles a otros de Jesús una vez que lo conozca bien. Finalmente he incluido a modo de apéndice un último capítulo que tiene como propósito, el “cómo” hacer para que todos estos nuevos conocimientos sean vivos y reales en su vida. Al escribir este libro oré mucho para que experimentara lo maravilloso y espectacular que es conocer a Jesús, no imaginas las cosas que ocurrirán en su vida durante este proceso pero le aseguro que no se arrepentirá. También ocurrió conmigo y millones de personas que a lo largo de la historia han descubierto quién es Jesús. ¿Estás listo para empezar?

Pr. Miguel Ángel Victoriano G.


apítulo

1

Jesús,

T

T

Y, empezando por Moisés y continuando por todos los profetas, les explicó lo que había sobre él en todas las Escrituras. Lucas 24:27

• l cen ro de la iblia es Jesús No se trata de un libro que habla sobre Jesús, sino que es Jesús hablándonos a través de un libro. Él es el tema de todo el libro y el personaje central de todas las historias, fue por su palabra que existieron todas las cosas. Aquellos símbolos y ritos que encontramos en la Biblia están allí sólo para llevarnos a Jesús, y el espíritu de todas las profecías, es decir su inspiración, también es Jesús. En muchas ocasiones se enseñan las creencias de la iglesia por un lado, y la fe y Jesús por otra, como si fuera posible comprender la una separada de la otra. Es importantísimo que entendamos que es imposible continuar si primero no aceptamos esta maravillosa verdad, nada en la Biblia puede entenderse sin Jesús, Él es el propósito y razón de todo y mejor aún Él lo es todo. Como lo señalara Morris Venden: “Al estudiar las doctrinas a la luz de la vida y el carácter de Jesús, y lo que ellas nos enseñan acerca de él y de nuestra relación con él, encontramos significado en las enseñanzas


14

Jesús, EL CENTRO DE LAS ESCRITURAS

distintivas de nuestra iglesia, y nos preparamos para compartir esas verdades con el mundo que espera a nuestro alrededor”.1

• La palabra de Dios Un padre que tenía que realizar un largo, pero muy largo viaje, no tuvo la oportunidad de ver crecer a su hijo por lo que le escribió una gran cantidad de cartas, una para cada etapa de su vida. Tratando de imaginar cada una de las cosas que su hijo tendría que vivir durante su ausencia, el padre le escribió una carta para su primer día de clases y otra para su primer examen. También había algunas misivas para cuando estuviera enfermo o triste y por supuesto le escribió otras para cada uno de los cumpleaños en los que él no podría estar. En cada carta, el padre, incluía la cantidad de tiempo que aún restaba para su llegada, de esta manera el hijo, cada vez que leía una carta sentía que su padre estaba más cerca. Esta simple historia nos ayuda a entender lo que Jesús quiere decirnos a través de la Biblia. Jesús se comunica con nosotros por medio de su palabra y es mediante ella que conocemos su voluntad para nuestra vida, en ella encontramos un mensaje para cada circunstancia de la vida y es la Luz que ilumina nuestro camino en medio de la oscuridad. Jesús dijo “las palabras que les he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63) Esto nos muestra que las palabras de Jesús son diferentes a cualquier otra. Cuando Jesús habla, las cosas cambian. Todo lo que está a tu alrededor existe únicamente por su palabra. Él habló e hizo que todo existiera, incluyéndote a ti. Sin su palabra tú y yo no existiríamos. Existen tres conceptos que es necesario conocer: Inspiración, revelación e iluminación. a. Inspiración: Es un proceso por medio del cual Dios capacita a un hombre o una mujer de su especial elección para recibir y comunicar en forma precisa, competente y fidedignos mensajes de Dios para su pueblo.


Conociendo a

Jesús

15

b. Revelación: Es la manera cómo Dios se muestra a los hombres, la forma cómo se da a conocer. Existen 2 tipos de revelación, la general y la especial: •� Revelación general, es el conocimiento del carácter de Dios que se obtiene a través de la historia, la conducta humana, la conciencia y la naturaleza.2 Se le conoce como revelación general porque está disponible para todas las personas. •� Revelación especial, es el contenido del mensaje que Dios transmite a través de un profeta por medio del proceso de inspiración. Éste es un mensaje verdadero, digno de confianza y que tiene autoridad sobre nuestras vidas. Cuando Adán y Eva aun no habían caído aún en el pecado, la relación que mantenían con su creador les permitía verle cara a cara y la naturaleza perfecta trasmitía en todo su esplendor el amor de su creador. Hoy, despues de más de 6000 años de la entrada del pecado en este mundo, no es posible que podamos llegar a conocer a Dios plenamente a través de la naturaleza contaminada por causa del pecado. Por esta razón Dios en su infinita misericordia nos ha dado una revelación especial para poder llegar a conocerle, tanto en la Biblia como Jesús, quien es la mayor de todas las revelaciones. c. Iluminación: Es la obra del Espíritu Santo que capacita hoy al oyente, observador o lector para comprender las verdades espirituales guardadas en su palabra y para poder obtener lecciones para su vida en la naturaleza. Querido amigo, espero de todo corazón que al avanzar en la lectura de este libro descubra que la Biblia es mucho más que un conjunto de reglas o doctrinas. La Biblia “genera vida, crea fe, produce cambios, asusta al diablo, realiza milagros, sana heridas, edifica el carácter, transforma las circunstancias, imparte alegría, supera la adversidad, derrota la tentación, infunde esperanza, libera poder, limpia nuestras mentes, hace que las cosas existan y garantiza nuestro futuro para siempre”.3 ¡Qué MARAVILLOSO! no podemos vivir sin su palabra, no podemos estar sin su voz.


16

Jesús, EL CENTRO DE LAS ESCRITURAS

• Conociéndolo en su palabra Si Jesús nos habla por medio de su palabra entonces todos deberíamos tener una Biblia. En realidad nunca hubo tantas Biblias como hoy. Pero una Biblia en el estante o abierta sobre la mesa no sirve de nada, carece de valor. Millones de cristianos mueren por falta de palabras de vida. No es posible pretender conocer a Jesús y ser su amigo, si primero no dedicamos tiempo para hablar con Él. Si tú realmente deseas conocer a Jesús y hablar con Él debe ser tu prioridad, a esto Jesús le llamó “permanecer”. Él dijo: “si ustedes permanecen en mis palabras serán verdaderamente mis discípulos”. (Juan 8:31) El Pr. Rick Warren señala que permanecer en la palabra de Jesús día a día, implica por lo menos 3 acciones.4 Debo aceptar su autoridad. La Biblia debe llegar a ser máxima autoridad de tu vida: la brújula en la que confíes y que te guíe, el consejero al que escuches para tomar decisiones sabias, y la referencia para evaluar todo. La Biblia debe ser la primera y la última palabra de tu vida. La decisión más importante que puedes tomar hoy es aceptar a la Biblia como la máxima autoridad de tu vida, por encima de las costumbres, cultura o tradición. Cuando tengas que tomar una decisión primero pregunta: ¿Qué dice la Biblia? Resuelve que cuando Jesús te diga algo por medio de su palabra, confiarás en ella y lo harás, tenga sentido o no, aunque no tengas ganas de hacerlo. Debo asimilar su verdad. No basta sólo creer en la Biblia, sino que debo llenar mi mente de ella para poder ser transformado por su verdad. Para esto hay cinco maneras (1) recibirla, recibes las palabras de Jesús cuando la escuchas y aceptas con una mentalidad y actitud receptiva, (2) leerla, durante cientos de años sólo un grupo muy selecto tenía acceso a la lectura de la Biblia. En aquellos tiempos había algunos que estaban dispuestos a arriesgar su vida con tal de poder leer tan sólo un párrafo de la escritura. Hoy todos tenemos libre acceso a ella pero preferimos leer el periódico o mirar televisión. No puedes llegar a ser amigo de Jesús si no le dedicas tiempo. Si tan sólo dejas de mirar televisión 15 minutos al día y los dedicas a la lectura de la Biblia, la


Conociendo a

Jesús

17

habrás leído toda al cabo de un año, (3) investigarla, la diferencia entre leer e investigar está en formularse preguntas y anotar tus ideas. En realidad no has estudiado la Biblia si no has tomado nota de tus ideas y pensamientos en un papel o cuaderno, (4) recordarla, tu memoria es como un músculo, mientras más lo ejercites más fuerte se pondrá. Los beneficios de memorizar versículos de la Biblia son enormes y sólo los descubrirás cuando te atrevas a hacerlo. Al final de cada capítulo he puesto algunos versículos que harías bien en memorizar y (5) reflexionar, la idea aquí es que dedique tiempo a la meditación. Muchos creen que meditar es concentrarse en nada o dejar la mente en blanco, pero la meditación bíblica es todo lo contrario, consiste en concentrar el pensamiento. Eliges un texto bíblico y reflexionas en él una y otra vez. Debo aplicar sus principios. Es completamente inútil recibir, leer, investigar, recordar y reflexionar en la palabra si no la ponemos en práctica. Éste es el paso más difícil de todos puesto que a Satanás no le molesta tanto que leamos, investiguemos y meditemos, lo que realmente él no quiere es que lleguemos a practicar aquello que hemos aprendido. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “Las Santas Escrituras, el Antiguo y el Nuevo Testamento son la Palabra escrita de Dios, dadas a los hombres santos por divina inspiración de Dios, quienes hablaron y escribieron movidos por el Espíritu Santo. En su Palabra Dios ha entregado al hombre el conocimiento necesario para la salvación. Las Santas Escrituras son la infalible revelación de su voluntad. Ellas son el estandarte de su carácter, la prueba de experiencia, el revelador autoritario de doctrinas, y la confiable anotación de los hechos de Dios en la historia”.5 _______________________________________________________________ ______________________________________________________________


Jesús, EL CENTRO DE LAS ESCRITURAS

18

_____________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________

• Textos para memorizar: 2 Pedro 1:20,21; 2 Timoteo 3:16,17; Salmos 119:105; Proverbios 30:5,6; Isaías 8:20; Juan 17:17; 1 Tesalonicenses 2:13; Hebreos 4:12

1 2 3 4 5

Morris Venden. Fe en acción (Buenos Aires: ACES. 1980), 302. Gluder Quispe, Grandes temas de la Biblia. (Ñaña, Lima: Editorial Imprenta Unión. 2002), 19. Rick Warren. Una vida con propósito (Miami: Editorial Vida. 2002), 201. Rick Warren. Una vida con propósito (Miami: Editorial Vida. 2002), 202-207. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia. (Buenos Aires: ACES. 2006), 8.


Capítulo

2

LA TRINIDAD: EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO Y Jesús después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma y venía sobre él. Y hubo una voz en los cielos, que decía: éste es mi hijo amado, en quien tengo complacencia. Mateo 3:16-17

• La trinidad es un misterio Casi puedo escuchar la pregunta en su mente, ¿entonces para qué la estudiamos?, si por más que la estudiemos no llegaremos a comprenderla plenamente. Créame que yo me he hecho esa pregunta muchas veces. Si bien es un misterio, Dios no quiere que estemos a ciegas en cuanto a este asunto tan importante. Por ese motivo es posible encontrar en la escritura una gran cantidad de referencias que nos dan luz en cuanto a este asunto. De eso se trata este capítulo, de conocer aquello que está revelado y tener una base para aceptar por fe aquello que aún no comprendemos. La imagen que nos muestra la Biblia no es la de un Dios solitario, poco sociable, tímido o retraído. Dios es amor y el amor necesita de compañerismo. En Génesis 1:26 encontramos el relato de la creación del hombre:


20

LA TRINIDAD: EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves de los cielos, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra”.

Claramente no está refiriéndose a un monólogo sino más bien es un diálogo que implica por lo menos a más de una persona, “Entonces dijo Dios: Hagamos...”, existe un consenso entre la deidad para crear al hombre. Este punto se hace mucho más claro en Mateo 28:19 en donde encontramos la gran comisión: “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del PADRE, del HIJO y del ESPÍRITU SANTO” (las mayúsculas son mías). Aquí se describe a Dios en tres personas. La divinidad consiste en el PADRE, el HIJO y el ESPÍRITU SANTO. Los tres son todopoderosos, coeternos y poseen la misma sustancia. Antes de hablar sobre las personas que componen esta trinidad hay por lo menos tres verdades que la Biblia nos señala con precisión y que nosotros debemos conocer. 1. Dios es tres personas (Juan 1:1-2; Heb. 7:25; Rom. 8:27) No se trata que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean una persona así que cada una es 33.3 % de una persona puesto que los tres juntos conforman un entero. Cada uno de ellos es una persona, los 3 tienen su propia individualidad, sin embargo son un solo Dios. 2. Cada persona es plenamente Dios (Gen. 1:1; Mat. 28:19) Son 3 personas diferentes, y cada una de ellas es plenamente Dios, no es que el Padre sea más Dios que el Hijo o que el Hijo sea más Dios que el Espíritu Santo. Tanto el Padre como el Hijo y el Espíritu Santo son plenamente Dios. 3. Existe sólo un Dios (Deut. 6:4-5; Éxo. 15:11; Rom. 3:30) Si cada una de las personas de la Trinidad es Dios, ¿entonces tenemos 3 dioses? De ninguna manera, la Biblia declara enfáticamente que sólo existe un Dios en tres personas. Lea el siguiente párrafo y escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ideas afuera. “Hay un solo Dios: Padre, Hijo, y Espíritu Santo, una unidad de tres Personas coeternales. Dios es inmortal, todopoderoso, conociendo todo,


Conociendo a

Jesús

21

sobre todo, y omnipresente. Él es infinito y más allá de comprensión humana, pero conocido por su autorrevelación. Él es siempre digno de alabanza, adoración, y servicio por toda la creación”.1 _________________________________________________________ _________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________ _________________________________________________________ Textos para memorizar: Deuteronomio 6:4; Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14; Efesios 4:4-6; 1 Pedro 1:2; 1 Timoteo 1:17; Apocalipsis 14:7

• Dios el Padre Nuestra mente finita pareciera obligarnos a darle un comienzo y final a todas las cosas. Éste es uno de los primeros inconvenientes con los que nos encontramos al tratar de entender cómo es Dios. ¿Quién hizo al Padre? Es una pregunta ingenua, pero real, que aparece en nuestra mente. La Biblia no se dedica a explicar el origen de Dios, sólo se limita a darlo por hecho. Pero las palabras de Jesús en Juan 5:26 nos ayudan a aclarar el panorama “Dios tiene vida en sí mismo”. Dios es la vida, es el origen de todas las cosas. No tiene comienzo ni fin, existe desde siempre y para siempre. Para conocer un poco mejor a Dios Padre, analizaremos los atributos que se mencionan en la Biblia. Existen dos tipos de atributos, los incomunicables y los comunicables. Los incomunicables comprenden aspectos de su naturaleza divina que no han sido revelados a los seres creados.2 •� Dios tiene existencia propia (Juan 5:26) •� Es independiente en voluntad y poder (Efe. 1:5; Sal 115:3) •� Es omnisciente, conociendo todas las cosas (Job 73:19) •� Es omnipresente, por lo que trasciende toda limitación del espacio (Sal 139:7-12) •� Es todopoderoso, omnipotente. •� Es inmutable o incambiable. Los atributos comunicables de Dios fluyen de su amorosa preocupación


22

LA TRINIDAD: EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO

por la humanidad. Incluyen el amor, la gracia, la paciencia, la santidad, la verdad, la justicia y la misericordia.3 Respecto a estos dos últimos atributos comunicables es interesante notar que Dios es justo y misericordioso. Estos son 2 de los conceptos más difíciles de comprender, sobre todo si están juntos. Para Dios la justicia es parte de la misericordia y cada uno de sus acciones son motivadas por el amor. De esta forma tenemos a Dios como el único capaz de manejar estos 2 conceptos que para los seres humanos parecieran tan excluyentes el uno del otro. La justicia no es menoscabada en beneficio de la misericordia así como tampoco se suplanta la misericordia con el propósito de hacer justicia. • Lea el siguiente párrafo y escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ideas afuera. “Dios el eterno Padre es el Creador, la Fuente, el Sustentador, y el Soberano de toda la creación. Él es justo y santo, misericordioso y graciable, lento con la ira, y abundante en constante amor y fidelidad. Las cualidades y los poderes exhibidos en el Hijo y el Espíritu Santo también son revelaciones del Padre”.4 _________________________________________________________ _________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________________________________ _________________________________________________________ _________________________________________________________ _________________________________________________________ • Textos para memorizar: Génesis 1:1 Apocalipsis 4:11 1 Corintios 15:28 Juan 3:16 1 Juan 4:8 1 Timoteo 1:17 Éxodo 34:6,7 Juan 14:9

• Dios el Hijo Jesús es Dios, pero también es hombre.5 Esto suena bastante raro cuando lo escuchamos a la ligera, pero revela una de las verdades más hermosas que nos enseña la Biblia. No dedicaremos mucho tiempo para argumentar la primera idea puesto que la mayoría de las personas la acepta fácilmente, pero repasemos


Conociendo a

Jesús

23

algunos textos. “El Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). Dios mismo, refiriéndose a Jesús en su bautismo le dijo: “Tú eres mi hijo amado” (Lucas 3:22). Hasta el diablo y los demonios sabían quién era Jesús puesto que además le dijeron “Sabemos quién eres: eres el hijo de Dios”. Y por supuesto Jesús mismo sabía que procedía de Dios y que era Dios (Juan 13:3). “De modo que Jesús era Dios, lo siguió siendo cuando se hizo hombre, y lo sigue siendo hoy a la diestra del Padre”.6 Pero es indudable que también fue hombre, la Biblia también tiene muchos registros de esto. “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (Juan 1:14). Como hombre se cansó (Juan 4:6), tuvo sueño (Mateo 8:24), tuvo hambre (Marcos 11:12), tuvo sed (Juan 4:7). Como hombre conoció lo que tú y yo hoy sufrimos, por esto es que nos entiende. Como Dios tiene el poder para salvarnos del pecado. Jesús es Dios, Jesús es Hombre, Jesús lo es todo. Cuando Jesús nació en Belén como un bebito indefenso, era Dios, pero también era hombre. Muchos, tratando de entender este misterio de la encarnación llegan a creer que Jesús era en parte Dios y en parte hombre, algo así como un 50/50. La Biblia no nos habla de un Jesús mitad-mitad, la Biblia habla de un Jesús 100% Dios y 100% hombre. Para muchos otros la discusión está en qué tipo de hombre era Jesús, como Adán, antes del pecado o después del pecado y para dar respuesta a esto podríamos estar discutiendo hasta mañana y no ponernos de acuerdo. En cierto modo Jesús era como Adán antes de pecar y como él después del pecado. Jesús era como Adán después de la caída, en lo que respecta a su naturaleza física y mental.7 Pero era semejante a Adán antes de la caída, porque en él no había pecado. Jesús tenía todas las desventajas que tuvo Adán en relación al pecado. Podía ser tentado y ceder a la tentación. Si no hubiese sido posible que Jesús pecara entonces Satanás no habría insistido tanto en tentarlo. Podría haber fallado, caído y pecado. Él tuvo todas las desventajas pero no pecó. “Ningún vestigio de pecado mancilló su imagen de Dios en Jesús. Sin embargo, no estuvo exento de tentación”.8 Esto significa que en él no hubo nada, absolutamente nada de pecado.


24

LA TRINIDAD: EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO

En su naturaleza espiritual no existía la propensión ni la tendencia al pecado. Espiritualmente Jesús no tenía deseos de pecar. Estoy seguro que no puedes decir eso de ti ni de ninguna persona a la que conozcas. No, porque nuestra naturaleza espiritual es una naturaleza caída. Esto pareciera ser una ventaja, mientras que Elena de White nos dice que Jesús no tuvo ventajas sobre nosotros. ¿Cómo se entiende esto? Porque Jesús jamás recurrió a la ventaja que le daba ser Dios. Vivió la vida como nosotros debemos vivirla, dependiendo de su Padre y en comunión con él. • Lea el siguiente párrafo y escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ideas afuera. “Dios el eterno Hijo fue encarnado en Cristo Jesús. Por Él todas las cosas fueron creadas, el carácter de Dios es revelado, la salvación de la humanidad es realizada, y el mundo es juzgado. Siempre Dios verdadero, Él se convirtió verdaderamente hombre, Jesús el Cristo. Fue concebido del Espíritu Santo y nacido de la virgen María. Él vivió y pasó la tentación como todo ser humano pero ejemplificó perfectamente la rectitud y el amor de Dios. Por sus milagros Él manifestó el poder de Dios y fue demostrado como el Mesías prometido de Dios. Él sufrió y murió voluntariamente en la cruz por nuestros pecados. Él volverá de nuevo en gloria para la última liberación de su pueblo y la restauración de todas las cosas”. 9 _________________________________________________________ _________________________________________________________ ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ _________________________________________________________ _________________________________________________________ _________________________________________________________ • Textos para memorizar: Juan 1:1-3,14; Colosenses 1:15-19; Juan 10:30; Juan 4:9; Romanos 6:23; 2 Corintios 5:17-19; Juan 5:22; Lucas 1:35; Filipenses 2:5-11; Hebreos 2:9-18; 1 Corintios 15:3,4; Hebreos 8:1,2; Juan 14:1-3


Conociendo a

Jesús

25

• Dios el Espíritu Santo Todos los atributos que fueron mencionados en relación a Dios el Padre también son aplicables para el Hijo y para el Espíritu Santo puesto que los tres son una sola persona. Durante mucho tiempo las personas creyeron que el Espíritu Santo era una fuerza o energía, pero la Biblia nos enseña que el Espíritu Santo es una persona al igual que el Padre y el Hijo. A continuación veremos algunos textos que nos muestran características especiales del Espíritu Santo. 1 Corintios 12:11 “pero todas estas cosas las realiza el único y el mismo espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él designa”. El Espíritu Santo tiene voluntad propia. No es meramente una fuerza como la electricidad, sino que es un ser con voluntad. Romanos 8: 27 “Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el intento del espíritu, porque él intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios”. Solamente una persona es capaz de pensar. Una mera energía no. Efesios 4:30 “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios en quien fuisteis sellados para el día de la redención”. Solamente una persona tiene sentimientos. Jesús y el Espíritu Santo son socios en su trabajo por y en nosotros. Jesús y el Espíritu Santo obran juntos. Además de producir en nosotros la conversión y la regeneración, el Espíritu Santo purifica nuestras vidas, a esto se le conoce como Santificación. Muchos cristianos creen que arrepentirse del pecado y convertirse es suficiente, y se pasan la vida sin hacer nada para cooperar con el Espíritu Santo en su obra de purificación. “Es por medio de una constante comunicación y relación con Dios que cooperamos con el Espíritu Santo en la realización de su obra purificadora en nuestras vidas. Cuando decidimos mantener una permanente relación con Jesús, le permitimos al Espíritu Santo realizar en nosotros la purificación que tiene en mente”.10 • Lea el siguiente párrafo y escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ideas afuera.


26

LA TRINIDAD: EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO

“Dios el Espíritu eterno estaba activo con el Padre y el Hijo en la creación, la encarnación y la redención. Él inspiró a los autores de la escritura. Él lleno la vida de Jesús con poder. Él atrae y convence a los seres humanos; y a los que responden a su llamado, los renueva y trasforma a la imagen de Dios. Fue enviado por el Padre y el Hijo para estar siempre con sus hijos, y le concede a la iglesia dones espirituales, la capacita para dar testimonios a favor de Jesús, y en armonía con las escrituras, la lleva a toda verdad”.11 _________________________________________________________ _________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ _________________________________________________________ • Textos para memorizar: Génesis 1:1,2; Lucas 1:35; Lucas 4:18; Hechos 10:38; 2 Pedro 1:21; 2 Corintios 3:18; Efesios 4:11,12; Hechos 1:8; Juan 14:16-18,26; Juan 15:26,27; Juan 16:7-13

1 2 3 4 5

Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 8. Gluder Quispe. Grandes temas de la Biblia (Ñaña, Lima: Editorial Imprenta Unión. 2002), 36-37. Gluder Quispe. Grandes temas de la Biblia (Ñaña, Lima: Editorial Imprenta Unión. 2002), 37. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 9. Para un discusión, mas profunda sobre este asunto se recomineda leer a Roy Adams. La Naturaleza de Cristo (Buenos Aires: ACES, 2003); Atilio René Dupertuis. El carpintero divino (Buenos Aires: ACES, 1995) 6 Morris Venden, Fe en acción (Buenos Aires: ACES, 1980) 348. 7 Elena de White, El deseado de todas las gentes (Buenos Aires: ACES, 1987) 92. 8 Elena de White, El deseado de todas las gentes (Buenos Aires: ACES, 1987) 52. 9 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 9. 10 Morris Venden. Fe en acción (Buenos Aires: ACES. 1980), 326. 11 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 9.


Capítulo

3

LA CREACIÓN Y LA NATURALEZA DEL HOMBRE Y dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza. Génesis 1:27

• Jesús nos cuenta sobre el principio de todo Si tuviéramos que describir con una sola palabra nuestro planeta tierra, sin lugar a dudas esa palabra sería VIDA. Nuestro hermoso planeta rebosa de ella. Desde sus formas más pequeñas como un organismo unicelular, hasta aquellas sorprendentemente enormes, como una gigantesca secoya de más de 100 metros. Cada día los científicos descubren nuevas variedades de vida que nos sorprenden por su diversidad y belleza. Entonces surge la pregunta: ¿Cómo, dónde y cuándo se originó toda esta vida? En la Biblia encontramos la respuesta. En el libro de Génesis encontramos la historia de la creación. Como para que no nos quede duda, el Señor se encargó de incluir dos relatos de ese magnífico evento. El primero lo encontramos en Génesis 1:1-2:3 y nos relata en orden cronológico la creación de todas las cosas. El segundo lo encontramos en Génesis 2:4-25 y le da el protagonis-


28

LA CREACIÓN Y LA NATURALEZA DEL HOMBRE

mo al ser humano en la creación, no sigue un orden necesariamente cronológico, pero se ocupa de mostrar que todo lo creado sirvió para preparar un ambiente adecuado para el hombre. Según el relato de Génesis 1:1-2:3, Dios creó todo lo que existe en una semana literal de 7 días de 24 horas cada uno. Veamos qué fue lo creado durante esa semana. 1er Día: La luz 2do Día: La expansión 3er Día: Tierra seca, los mares y las plantas 4to Día: El sol, la luna y las estrellas 5to Día: Animales de aire y agua 6to Día: Animales terrestres y el hombre 7mo Día: El sábado: lo reposó, lo bendijo y lo santificó Existen muchas personas que rechazan la veracidad de este relato bíblico. Son personas que no creen en la autoridad de la Biblia ni en Dios. No se puede pretender creer en la Biblia y no aceptar el relato de la creación, puesto que a lo largo de toda la escritura encontramos afirmaciones en cuanto a la veracidad de la creación. Veamos algunas de las características de la creación registradas en la escritura:1 1. Cada día fue un periodo de 24 horas (“y fue la tarde y la mañana”). 2. La palabra creadora de Dios (Sal 33:6,9; Heb. 11:3). 3. Dios es responsable de su creación. El relato revela que Dios es un planificador cuidadoso que se preocupa por el bienestar de su creación. 4. La creación revela la gloria de Dios (Sal 19.1-4). 5. Dios, el creador no deseaba que la tierra fuese un planeta solitario y vacío; debía ser habitado (Isa. 45:8). ¿Qué significa para nosotros aceptar el relato bíblico de la creación?. Significa por lo menos 12 cosas:2 1. Significa, adorar al Dios que nos hizo, y no a los dioses que nosotros hemos hecho. 2. Significa, el fundamento de la verdadera adoración. 3. Significa, reconocer el día sábado como monumento de la creación. 4. Significa, la base de la verdadera estima propia (imagen de Dios).


Conociendo a

Jesús

29

5. Significa la base del verdadero compañerismo. 6. Significa, que Dios instituyó el matrimonio. 7. Significa, responsabilidad por el ambiente. 8. Significa, que el trabajo dignifica al hombre. 9. significa, que la ley de Dios es santa. 10. Significa, que lo que Dios hace es bueno. 11. Significa, que la humanidad fue destinada a gozar de una relación eterna con el creador. 12. Significa, que la vida es sagrada. • Lea cuidadosamente el siguiente párrafo y posteriormente escríbalo con sus propias palabras. No lo copie, escriba lo que entendió. Trate de no dejar ninguna idea fuera. “Dios es el creador de todas las cosas, y ha revelado en la escritura la descripción auténtica de su actividad creadora. En seis días hizo el Señor, “los cielos y la tierra”, así como todo lo que tiene vida sobre la tierra, y reposó en el séptimo día de esa primera semana. Estableció así el sábado como un recordativo de su obra creadora completa. El primer hombre y mujer fueron hechos a imagen de Dios, como la obra cumbre de la creación; se les concedió dominio sobre el mundo, y se les encargó que cuidasen de él. Cuando el mundo estuvo terminado, fue declarado “muy bueno” y revelaba la gloria de Dios”.3 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________


30

LA CREACIÓN Y LA NATURALEZA DEL HOMBRE

• Textos para memorizar: Génesis 1 & 2; Éxodo 20:8-11; Salmos 19:1-6; Salmos 33:6,9; Salmos 104; Hebreos 11:3

• La Naturaleza del hombre Entonces dijo Dios: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza... Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creó. (Gen 1:26-27) ¿Quién fue creado a la imagen de Dios? ¿El hombre o la mujer? La respuesta a esta pregunta determina toda nuestra comprensión en cuanto a la naturaleza del ser humano. La Biblia nos enseña que ni el hombre ni la mujer por sí solos representan la imagen de Dios, puesto que cuando Dios hizo al hombre (ser humano) lo hizo a su imagen (varón y mujer). Por esta razón la Biblia le da tanta importancia al matrimonio, puesto que bíblicamente al estar casados (una sola carne) el ser humano encuentra la plenitud. Es importante aclarar que esta unidad entre el hombre y la mujer, de ningún modo anula su individualidad, cada uno tiene el poder y la libertad de pensar y actuar. Cuando el ser humano salió de las manos de su creador era perfecto, no conocía el pecado. Pero al desobedecer entró el pecado y con él la muerte. Inevitablemente aparece la pregunta ¿Qué es el pecado? Podríamos encontrar una gran variedad de respuestas, pero básicamente, podemos decir que pecado es separarse de Dios. Todo lo demás (desobedecer la ley, apartarse de su voluntad, etc.) son consecuencias o implicancias de la causa real que es romper nuestra comunión con Dios. Se hace necesario diferenciar dos conceptos: 1. Estado de pecado: se refiere al estado del ser humano separado de Dios, es cuando el hombre piensa que puede vivir desconectado de la fuente de poder que es Cristo. (Puede que aun no se manifieste una vida pecaminosa e incluso exista apariencia de piedad.) 2. Actos de pecado: se refiere a la materialización del pecado, es la consecuencia natural de una vida separada de Cristo. Es lo que co-


Conociendo a

Jesús

31

múnmente denominamos pecado. Todas aquellas acciones y actitudes que sabemos están mal. Ejem: mentir, robar, engañar, sobornar, el egoísmo, la envidia, etc. No somos pecadores porque mentimos, sino que mentimos porque somos pecadores. La mentira o cualquier acto de pecado es la consecuencia de un estado de pecado (separación de Dios). Muchos cristianos derrochan muchas energías en dejar de pecar, atacando el efecto y no la causa. Es como tratar de matar un árbol cortándole las hojas. El verdadero problema no está en las acciones de pecado sino en nuestro estado de separación de Dios. Si invirtiéramos la mitad de las energías que utilizamos para no pecar en mantenernos unidos a Cristo, tendríamos muchísimos más resultados en nuestra vida. Como ya vimos, lo que el pecado hace es separarnos de Dios y aparece la muerte. La muerte no es un castigo de Dios por el pecado, sino una consecuencia. ¿Cómo que la muerte no es el castigo por el pecado? ¿acaso no dice la Biblia que la muerte es la forma como debemos pagar por nuestro pecado? Si el pecado nos separa de Dios, y nosotros no tenemos vida en nosotros mismos sino que nuestra vida depende de Dios, entonces el pecado produce la muerte, puesto que nos separa de Dios la fuente de vida. Entonces la manera correcta de entender el texto de Romanos 6:23 sería: La paga del pecado es muerte (la manera como el pecado premia a los pecadores es matándolos), mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro (por el contrario el regalo que Dios ofrece a aquellos que aceptan a Jesús es la vida eterna). En el plan de Dios para el ser humano no estaba considerada la muerte. No es que Dios nos hiciera inmortales, puesto que la Biblia nos muestra que Adán y Eva debían estar comiendo continuamente del árbol de la vida. Dios les dio ese árbol para representar la dependencia que debe existir, solo hay vida al estar unido a la fuente de vida. Jesús explicó claramente esta idea en Juan 15 al hablar de la vid verdadera y cómo es imposible que las ramas puedan vivir separadas del tronco. Pero como ya vimos es el pecado el que nos separa de Dios y por lo tanto produce la muerte. ¿pero qué ocurre cuando el hombre muere? o ¿a dónde vamos? Pero para


32

LA CREACIÓN Y LA NATURALEZA DEL HOMBRE

entender lo que es la muerte, primero debemos comprender qué es la vida. En Génesis 2:7 encontramos lo que es la vida: “Entonces Dios el Señor modeló al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida y el hombre llegó a ser un ser viviente” es decir: Polvo de la tierra (cuerpo) + Aliento de vida (espíritu) = Ser viviente (alma viviente)

Usaremos la ilustración del bombillo para entenderlo mejor. Bombillo (parte física) + Energía eléctrica (parte vital) = Luz (Ser racional)

Así como la unión del bombillo con la energía produce la luz y en el momento en que estos dos se separan, la luz deja de existir, así también la vida simplemente es la unión de la parte física, que es el cuerpo, más el soplo de vida y da como resultado un ser vivo, pensante y racional, y que cuando estos dos elementos se separan, es decir en la muerte, el alma también perece. ¿Enseña la Biblia la creencia popular de la inmortalidad del alma? La respuesta es: en ninguna parte, por el contrario la Biblia es clara en señalar en Ezequiel 18:4 que “...el alma que pecare, ésa morirá”. Además el Salmo 104:29 dice: “...Si les quitas el aliento, dejan de ser, y vuelven al polvo” (la cursiva es añadida). El pasaje es claro al afirmar que al morir la persona “deja de ser” es decir que el alma deja de existir. También Eclesiastés 12:7 es claro al decir: “y el polvo vuelva a la tierra de donde vino, y el aliento de vida vuelva a Dios que lo dio”. Ahora surge la pregunta ¿cuál es ese aliento de vida que vuelve a Dios?. Muchos confunden el aliento de vida con algún ente pensante, alguna especie de ser, algo de nosotros mismos. En Eclesiastes 3:19 encontramos que el mismo espíritu (aliento de vida) tiene el hombre y los animales. Aquí claramente no se refiere a nuestros pensamientos o nosotros mismos de manera espiritual. El aliento de vida es la fuerza vital que solo puede dar aquel que es la vida. Todo lo que vive, desde el organismo unicelular más simple hasta el


Conociendo a

Jesús

33

mismo ser humano tiene vida porque Dios se lo ha dado. Si el ser humano es el resultado de: polvo de la tierra + el aliento de vida = Alma viviente (ser humano) al separarse los componentes, desaparece el producto. El texto simplemente describe la acción inversa al proceso creativo. El polvo vino de la tierra (vuelve a la tierra) y la vida vino de Dios (vuelve a Dios). No son tus pensamientos, ni sentimientos ni nada de eso puesto que al morir el ser ya no existe. Claramente es imposible que durante la muerte haya tipo alguno de conciencia, pues esto contradice claramente lo que la Biblia enseña en Eclesiastés 9:5 y 10 donde dice: “porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en el olvido”. Y también enseña que cuando una persona muere, ese día perecen sus pensamientos. (Salmos 146:4). El proceso de redención que Cristo desea realizar en nuestra vida, no es otra cosa sino la restauración de la imagen de Dios en nuestra vida, aquella imagen que ha sido degenerada por causa del pecado. El hombre fue echo como un ser biosociosicoespiritual; como es imposible separar estas dimensiones del ser el pecado las afectó todas, puesto que afectó la totalidad del ser. No solo su dimensión espiritual, sino también sus dimensiones mentales, su capacidad de sociabilizar y por supuesto su parte física. Es por esto que el proceso de redención de Cristo en nuestra vida, no se limita solamente a cambiar nuestras creencias o prácticas religiosas, sino que apunta transformar el ser entero, cambiar por completo nuestro estilo de vida incluyendo nuestros hábitos de higiene y alimentación. • Lea cuidadosamente el siguiente párrafo y posteriormente escríbalo con sus propias palabras. No lo copie, escriba lo que entendió. Trate de no dejar ninguna idea fuera. “El hombre y la mujer fueron hechos en la imagen de Dios con individualidad, el poder y la libertad de pensar y actuar. Aunque creados


34

LA CREACIÓN Y LA NATURALEZA DEL HOMBRE

seres libres, cada uno es una unidad inseparable del cuerpo, la mente, y el alma, dependiendo de Dios para vida y toda otra cosa. Cuando nuestros primeros padres desobedecieron a Dios, ellos negaron su dependencia sobre Él y cayeron de su alta posición bajo Dios. La imagen de Dios en ellos fue desfigurada y ellos fueron sujetos a la muerte. Su descendencia sufre también de su naturaleza caída y de sus consecuencias. Ellos son nacidos con debilidades y con tendencias al mal. Pero Dios en Cristo reconcilia al mundo a Él mismo y por medio de su Espíritu restaura en los penitentes mortales la imagen de su Creador. Creados para la gloria de Dios, ellos son llamados a amarle a Él y a unos a otros cuidando también de su ambiente”.4 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

Textos para memorizar: Génesis 1:26-28; Génesis 2:7; Salmos 8:4-8; Hechos 17:24-28; Génesis 3; Salmos 51:5; Romanos 5:12-17; 2 Corintios 5:19,20; Salmos 51:10; 1 Juan 4:7,8,11,20

1 2 3 4

Gluder Quispe. Grandes temas de la Biblia (Ñaña, Lima: Editorial Imprenta Unión. 2002), 53 Asociación General de la IASD. Creencias de los Adventistas del Séptimo Día 1: 84-86. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 9. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 10.


Capítulo

4

EL GRAN CONFLICTO Y LA VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro. Romanos 6:23

Gracias a Dios que usted y yo no hemos nacido en un país que esté en guerra, no hemos tenido que vivir escondidos por los continuos bombardeos que amenacen destruir nuestra casa, o ver cómo nuestros familiares van muriendo día a día. Sin embargo cada día por la televisión, somos testigos del sufrimiento de miles de personas que enfrentan el dolor y hambre de la guerra, vemos a miles morir cada día por un misil que cayó en un lugar equivocado en el Líbano o un coche bomba que destruyó un restaurante en Israel, o una emboscada subversiva en Paquistán. Incluso mucho más cerca que eso, vemos a familias separadas y niños heridos, padres desconsolados llorando frente al cadáver inerte de sus pequeños, preguntándose ¿qué culpa tenían ellos? Y frente a todo esto tu corazón se congoja y hasta puede salir de tu boca un “pobre gente” pero a los 5 minutos ya no los recuerdas, continúas con tu vida y todo ese dolor quedó atrás. Gracias a Dios que usted y yo no estamos en medio de una de esas gue-


36

EL GRAN CONFLICTO Y LA VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO

rras, pero debo decirle algo, algo que si aún no sabe debe conocer. Usted y yo estamos en medio de una guerra. Sí, aunque no lo crea o no quiera creerlo, somos parte del conflicto más grande y antiguo que haya existido en el universo. Estoy hablando de la guerra entre el bien y el mal. Como en toda guerra hay lágrimas y sangre, pero esta guerra no es como todas, ésta es “la madre de todas las guerras”. Las lágrimas y la sangre que son derramadas, son las de Jesús. Esta guerra comenzó hace mucho pero mucho tiempo, antes de la creación de este mundo. Después de la guerra en el cielo, Satanás y sus ángeles fueron arrojados con él. Satanás nunca se sintió verdaderamente arrepentido por lo que había hecho pero sí se asustó al ver los resultados de su rebelión hasta ese momento. Por eso, “Satanás se estremeció mientras contemplaba su obra. Estaba solo meditando sus planes pasados, presentes y futuros. Su poderosa forma temblaba como si fuera sacudida por una tempestad. Un ángel del cielo pasó en ese momento. Lo llamó y le solicitó una entrevista con Cristo. Su petición fue concedida. Entonces le dijo al hijo de Dios que se había arrepentido de su rebelión y que deseaba gozar otra vez del favor de Dios”. Ahora noten lo siguiente: “Cristo lloró ante el pesar de Satanás, pero le dijo, al expresar la decisión de Dios, que nunca más podría ser recibido en el cielo, no se podía arriesgar la seguridad de éste”.1 Jesús lloró en el mismo comienzo del conflicto, al proyectar su mirada hacia el futuro. Vio a Adán incapaz de obedecer a Dios, y a Caín que no soportó la justicia de su hermano, dándole muerte y también tratando de arrepentirse. Vio el avance de la maldad en el mundo, los crímenes, la impiedad, el odio. Hasta que todos, excepto ocho personas, fueron destruidas por el diluvio. Vio a los que sufrían la miseria de la esclavitud, y esperaban con ilusión al libertador para rechazarlo cuando al fin viniera. Vio el Getsemaní, el calvario. Vio cuán pocos aceptarían su sacrificio y la fe pequeña de ese puñado de seguidores. Lloró por causa de la incredulidad, el pesar y el dolor. Vio a los mártires sufrir por su causa. Te vio a ti y a mí, hoy, siendo parte de este conflicto, mientras tratamos de ignorarlo. Jesús lloró, pero también su sangre derramó, para que tú y yo podamos ser libres del pecado.


Conociendo a

Jesús

37

Tú puedes decidir ignorar esta guerra y pretender que nada sucede, pero la verdad es que sólo te estás engañando a ti mismo, es imposible ser neutral en este combate, ¿sabes por qué? La respuesta es ésta: “El Campo de batalla está en tu mente y tu corazón”. Cada día, a cada momento estamos bajo un fuerte bombardeo, sin tregua. Pero no estamos solos, Jesús esta aquí para luchar contigo. ¿ya lo aceptaste como tu salvador? Si no lo has hecho aún, ¿qué estás esperando? Cierra tus ojos ahora mismo y ábrele tu corazón a Jesús. Pídele que entre en tu vida y que su amor llene todo rincón de tu ser, y que su presencia esté contigo siempre, para que con su poder salgas victorioso de cada batalla. ¿Ya lo hizo?, yo te estoy hablando en serio. Esto es más importante de lo que imaginas. No creo que sea bueno para usted salir a la calle desprotegido en medio de un bombardeo. No espere más, cúbrete del escudo protector que sólo la presencia de Jesús en tu vida, te puede dar. • Lea el siguiente párrafo y escríbelo usando sus propias palabras. Trata de no dejar ideas afuera. “Toda la humanidad está envuelta hoy en el gran conflicto entre Cristo y Satanás respecto al carácter de Dios, Su ley, y Su soberanía sobre el universo. Este conflicto tuvo origen en el cielo cuando un ser creado, dotado con el libre albedrío, en exaltación propia se convirtió en Satanás, el adversario de Dios y condujo a una porción de los ángeles a la rebelión. Él introdujo el espíritu de rebelión a este mundo cuando llevó a Adán y a Eva al pecado. Esta transgresión humana resultó en la disfiguración de la imagen de Dios en la humanidad, en el desorden en el mundo creado, y en su devastación eventual como en la instancia del diluvio mundial. Observado por toda la demás creación, este mundo se volvió en el tribunal del conflicto universal, del cual el amor de Dios será últimamente vindicado. Para asistir a su pueblo en este conflicto Cristo envía al Espíritu Santo y a su fieles ángeles para guiar, proteger, y sostener a los suyos en el camino a la salvación”.2 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________


38

EL GRAN CONFLICTO Y LA VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Apocalipsis 12:4-9; Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:12-18; Génesis 3; Romanos 1:19-32; Romanos 5:12-21; Romanos 8:19-22; Génesis 6:8; 2 Pedro 3:6; 1 Corintios 4:9; Hebreos 1:14

• La vida, muerte y resurrección de Cristo Los Evangelios son, sin lugar a dudas, los libros más populares, queridos y leídos de toda la Biblia. Esto no se debe precisamente a la calidad de su escritura ni a la capacidad literaria de los autores, todo el atractivo que es posible encontrar en ellos radica únicamente en una persona: Jesús de Nazareth, aquel Verbo hecho carne que habitó entre nosotros (Juan 1:14). La escritura nos menciona que es en Cristo en quien encontramos un puente conector entre la humanidad perdida y Dios. Como nuestro Salvador, debía ser perfecto y santo, pero a la vez semejante en todo a sus hermanos2 (Heb. 2:17); Pablo mismo desarrolla esta idea en Heb. 4:15 al decir: “Porque no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado como nosotros, pero sin pecado”. Esta sola declaración debería ser suficiente para eliminar el comentario común donde se menciona que “como Cristo era bueno (sin pecadoDios) pudo vivir como lo hizo”. Pablo declara y enfatiza la capacidad de Cristo para entendernos en todas nuestras debilidades, la clave se encuentra en su Naturaleza humana, como el mismo Pablo lo establece,


Conociendo a

Jesús

39

fue tentado en todo pero sin pecado. A lo largo de su vida Cristo nos mostró cómo vivir una vida de perfecta dependencia con nuestro Padre Celestial asegurando de esta manera su derecho a ser nuestro Salvador. Las últimas horas de nuestro Señor antes de morir nos muestran al Maestro viviendo plenamente su naturaleza humana y experimentando una serie de sentimientos y emociones frente a la amenaza real de una muerte anunciada. La hora había llegado (Mar 14:35; Juan 17:1) para Jesús, el momento en que debía cumplirse todo aquello que había sido anunciado por Moisés y los profetas era inminente. Frente a todo esto Jesús experimentó, como el hombre que era, temor hacia la muerte, angustia y aflicción de alma y espíritu, su espíritu de supervivencia natural le impedía aceptar que debía sufrir una muerte que no merecía por una humanidad que no valoraría dicho sacrificio. La muerte de Cristo es una muerte sustitutoria puesto que nosotros somos los que deberíamos haber recibido la paga del pecado como consecuencia de nuestras acciones, pero Cristo murió en nuestro lugar para que nosotros pudiéramos tener vida, su muerte nos da la posibilidad de escoger. Antes del sacrificio de Cristo nosotros estábamos condenados a la muerte por el pecado del cual éramos prisioneros. La muerte de Cristo nos dio la libertad de escoger entre vivir en la libertad que nos da Cristo o seguir esclavizados del pecado. Si bien Cristo murio por todas las personas de la tierra, para que todos pudieran tener la libertad de escoger, no todos han escojido vivir en Cristo, muchos rechazando el sacrificio de Jesús han escogido vivir bajo la esclavitud del pecado. Quizás alguno pudiera pensar que en ellos el sacrificio de Jesús no tuvo ningún sentido pero la diferencia esta en que gracias a Cristo y su muerte ellos se perderán por decisión propia, como un uso soberano de su voluntad y no como por una maldición de la cual no tuvieron posibilidad de escapar. Si bien la muerte de Cristo es la que paga el precio de nuestra salvación, es en su resurrección en donde la victoria sobre el pecado y la muerte está asegurada. En la resurrección es cuando se declara la victoria del bien sobre el mal definitivamente y de esta manera se le da la sentencia de muerte al pecado. Si pudiéramos ver a través del tiempo y entender el panorama gene-


40

EL GRAN CONFLICTO Y LA VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO

ral del conflicto cósmico, comprenderíamos lo importante y glorioso que fue ese día de la resurrección y el inmenso gozo con el que los seres celestiales celebraron el fin de aquella mancha que había amenazado la paz y armonía universal. • Lea el siguiente párrafo y escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ideas afuera. En la vida de Cristo de perfecta obediencia a la voluntad de Dios, en su sufrimiento, en su muerte, y en su resurreción, Dios proveyó la única manera de expiación para el pecado humano. Hacia aquellos que aceptaran este sacrificio para que tuvieran vida eterna, y la creación entera entendiera mejor el infinito y santo amor del Creador. Esta expiación perfecta vindica la virtuosidad de la ley de Dios y la misericordia de su carácter de manera que aun condenando nuestros pecados provee por nuestro perdón. La muerte de Cristo es sustitutoria y expiatoria, reconciliadora y transformadora. La resurrección de Cristo proclama el triunfo de Dios sobres las fuerzas del mal y para aquellos quienes aceptan su expiación les asegura victoria final sobre el pecado y la muerte. Ésta declara el Señorío de Cristo Jesús ante el cual toda rodilla del cielo y la tierra se doblarán.3 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ______________________________________________________

Textos para memorizar: Juan 3:16; Isaías 53; 1 Pedro 2:21,22; 1 Corintios 15:3,4; 1 Corintios 15:20-22; 2 Corintios 5:14,15; 2 Corintios 5:19-21; Romanos 1:4; Romanos 3:25; Romanos 4:25; Romanos 8:3,4; 1 Juan 2:2; 1 Juan 4:10; Colosenses 2:15; Filipenses 2:6-11 1 Elena de White. La historia de la redención (Buenos Aires: ACES. 1986), 25-26. 2 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 10. 3 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 11.


Capítulo

5

LA EXPERIENCIA DE LA SALVACIÓN Y EL CRECIMIENTO EN CRISTO Y ésta es la vida eterna: que te conoscan a ti, el único Dios verdadero, y Jesucristo aquien has enviado. Juan 17:3

• La Experiencia de la Salvación1 Todo cristiano desea experimentar la salvación que es en Cristo Jesús. La Experiencia de la Salvación es lo que más anhelamos como seres humanos perdidos en el pecado. De hecho existen muchos “cristianos” que aun no han vivido esta experiencia. Es decir, hay muchos que aun no viven en Cristo, pero desean hacerlo y no saben cómo hacerlo en forma efectiva. Para comprender este asunto vital en su vida debe tener en cuenta que es un proceso y no un hecho aislado. En realidad es un proceso que durará toda su vida. No piense que haciendo algo en especial usted podrá experimentar la salvación. Tampoco crea que mientras más conoce, teóricamente, este asunto, lo hace partícipe de la salvación. No, usted tiene que vivir la experiencia de la salvación en su vida. Entonces ¿Cómo hago para ser partícipe de esta hermosa experiencia de la salvación?


42

LA EXPERIENCIA DE LA SALVACIÓN Y EL CRECIMIENTO EN CRISTO

Lea el siguiente texto: “Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en Él”. (2 Cor 5:21). Qué sentimientos le inspira este texto, creo que usted se siente agradecido a Dios por haberlo salvado en forma inmerecida, pues Él, Jesús, sin merecer la muerte, murió por usted. Se hizo pecado en vez de usted. El entender el plan de salvación que Dios usó en favor de usted y por medio de Jesucristo le permite sentir algo extraño, sentirse culpable de su muerte y deseoso de no cometer más pecados. Esto se llama arrepentimiento. El arrepentimiento verdadero significa sentir dolor por haber pecado y la sincera intención de no volver a pecar. Ahora, la única forma de experimentar arrepentimiento no parte de la bondad del ser humano sino de la bondad de Dios (Romanos 2:4). Es Él quien lo guía al arrepentimiento. Al aceptar a Jesús como mi único salvador (Hech 4:12), entonces me veo impulsado por amor a Él, a confesarle mis pecados para ser perdonado. Antiguamente, y aun hoy en ciertos lugares, el trueque era la manera para negociar. Si tú querías algo debías intercambiar por algo que tú tuvieras, de similar valor. Te imaginas llegar a un centro de trueque y descubrir que alguien quiere cambiar tu pequeña y vieja bicicleta por un Ferrari nuevo, último modelo, la verdad es que parece que esa persona no está haciendo un buen negocio. Pero el más necio serías tú si no aceptaras el trueque. La Biblia nos habla del mejor trueque de todos los siglos. En 2 Corintios 5:21 dice: “Al que no conoció pecado (se refiere a Jesús) por nosotros (Dios) lo hizo pecado (a Jesús), para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él”. Éste es el mejor trueque de todos: Jesús cambia su justicia por tu pecado, para que tú puedas ser justo y no pecador. Y lo que deberíamos recibir como paga de nuestro pecado (la muerte) Jesús lo recibió por ti, para que tú puedas recibir la salvación. Cuando Jesús lo perdona, luego de aceptar a Jesús en su vida, entonces ha sido justificado. La justificación es el acto misericordioso de Dios, por el cual Dios lo declara como justo, aunque no lo sea. Usted sigue siendo pecador, pero lo llama justo, sigue con su naturaleza y deseos carnales, pero ante los ojos de Dios aparece como justo. Pues aceptó el sacrificio de Jesús en su lugar, se arrepintió, pidió perdón por sus peca-


Conociendo a

Jesús

43

dos y Él lo perdonó. Ahora usted está justificado por Dios, por su fe en Jesús, no por obras y sin merecerlo (Efe. 2:8,9). Una vez justificado, se da inicio a una nueva etapa en su vida, la etapa de la santificación. La santificación es el proceso por el cual Dios lo lleva a la santidad, es decir, guiarnos a una vida santa. El plan de Dios es que en su vida, ahora se refleje a Jesús. Pero aún es un pecador, justificado pero pecador. Para ello, recuerde que Dios nos concede el “ser fortalecidos con poder por su Espíritu en el hombre interior de manera que Cristo more por la fe en vuestros corazones” (Efe 3:16, 17). Ahora el Espíritu Santo mora en usted y Él le ayudará a no vivir más en el pecado, aunque sus deseos carnales aún estén en usted. Si le permite al Espíritu Santo morar en usted, por medio de la oración y el estudio de las Escrituras, entonces ya no andará conforme a la carne sino conforme al Espíritu (Rom 8:1,4). Ahora, en Cristo, usted vive para agradar a Dios según su voluntad. Finalmente, para completar la Experiencia de la Salvación falta un solo paso, la Glorificación o Transformación. La santificación dura toda la vida, pero la gran transformación final de la cual Pablo nos habla cuando “en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la trompeta final; pues la trompeta sonará y los muertos resucitarán incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1 Cor. 15:52). En esa ocasión Jesús le quitará toda tendencia al pecado, toda tendencia al mal, su naturaleza pecaminosa será quitada y tendrá una nueva naturaleza. Una naturaleza sin tendencia al pecado. ¡Qué maravilloso será aquel día! Jesús vendrá y nos vestirá de incorrupción para la eternidad. Sólo necesitamos tener fe en el Cristo crucificado, muerto y resucitado. Para conocer a Jesús y ser su amigo, para poder ser victoriosos con Jesús en el campo de batalla, tenemos que dedicar tiempo para estar con él. Yo pensaba antes que para ser un buen cristiano debía dedicar todas mis fuerzas a hacer lo correcto y después si me quedaba tiempo leer la Biblia y orar un poco. Pero estaba empezando por el lugar equivocado. Sólo al estar en comunión con Jesús cada día, podremos hacer lo correcto. Sólo cuando aceptamos su trueque (su justicia a cambio de nuestros pecados), comienza nuestra vida espiritual.


44

LA EXPERIENCIA DE LA SALVACIÓN Y EL CRECIMIENTO EN CRISTO

• Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “En infinito amor y misericordia Dios dejó que Cristo, quien no tenía pecado, llevara pecado por nosotros para que en Él pudiéramos ser hechos rectos ante Dios. Guiados por el Espíritu Santo sentimos nuestra necesidad, reconocemos nuestra manera pecaminosa, nos arrepentimos de nuestras transgresiones, y ejercemos fe en Jesús como Señor, Cristo, como Substituto y Ejemplo. Esta fe, la cual recibe salvación viene por medio del poder divino del Verbo y recibe el don de la gracia de Dios. Por medio de Cristo somos justificados, adoptados como hijo e hijas de Dios y libertados del dominio del pecado. Por medio del Espíritu somos nacidos de nuevo y santificados. El Espíritu renueva nuestras mentes, escribiendo la ley de Dios en nuestros corazones y recibimos dados poder para vivir una vida santa. Permaneciendo en Él somos hechos compartidores de la naturaleza divina y tenemos la esperanza de la salvación hoy en el juicio final”.2 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

• Textos para memorizar: 2 Corintios 5:17-21; S.Juan 3:16; Gálatas 1:4; Gálatas 4:4-7; Tito 3:3-7; S.Juan 16:8; Gálatas 3:13,14; 1 Pedro 2:21,22; Romanos 10:17; Lucas 17:5; Marcos 9:23,24; Efesios 2:5-10; Romanos 3:21-26; Colosenses


Conociendo a

Jesús

45

1:13,14; Romanos 8:14-17; Gálatas 3:26; S.Juan 3:3-8; 1 Pedro 1:23; Romanos 12:2; Hebreos 8:7-12; Ezequiel 36:25-27; 2 Pedro 1:3,4; Romanos 8:1-4; Romanos 5:6-10

• El CRECIMIENTO EN CRISTO La experiencia de la salvación es el fin de una vida de pecado y el comienzo de una nueva vida en Cristo. Cuando Jesús se encontró con Nicodemo aquella noche memorable, en el huerto del Getsemaní, Jesús habló de nacer de nuevo, de la importancia que tiene ese nuevo nacimiento espiritual y de la imposibilidad de alcanzar el reino de los cielos sin experimentar ese nuevo comienzo. El problema está en que muchos cristianos sólo se quedan allí, en el nuevo nacimiento, pero no son conscientes de que nacer es sólo el primer paso y también se hace necesario crecer. El crecimiento es parte natural de la vida, todos los seres vivos crecen a lo largo de toda su vida. Durante el primer período el crecimiento se hace más notorio porque es visible, pero al pasar el tiempo el proceso de desarrollo y maduración se centra mayormente en ciertos detalles que a simple vista no son visibles pero que son fundamentales para que podamos hablar de un buen desarrollo. De la misma manera ocurre en la vida cristiana, explicaremos esto: Cuando aceptamos a Jesús como nuestro salvador y damos fe pública de esto mediante el bautismo, nacemos de nuevo. Como todo ser recién nacido aún tenemos mucho por aprender, crecer y madurar. En el camino cometemos errores, tropezamos y caemos; pero a diferencia de nuestra vida anterior, sólo serán accidentes de alguien que está creciendo en Jesús. Dicho crecimiento espiritual no tiene fin, puesto que continuaremos creciendo incluso por la eternidad junto a Jesús. A ese proceso de crecimiento aquí en la tierra se le conoce como santificación. Tal vez usted conozca a algún hermano de iglesia que tenga mucho tiempo de convertido, pero que pareciera que no ha crecido mucho espiritualmente; como también pueda que conozca a un hermano


46

LA EXPERIENCIA DE LA SALVACIÓN Y EL CRECIMIENTO EN CRISTO

que a pesar de no llevar mucho tiempo todos pueden ver su rápido crecimiento y maduración. Esto nos muestra que básicamente el crecimiento espiritual no depende del tiempo, sino de otros factores dentro de los cuales nosotros tenemos mucho que ver. Si bien es cierto la salvación es la obra de Jesús en nuestras vidas, el crecimiento espiritual tiene que ver con lo que nosotros hacemos con nuestra salvación. No podemos hacer nada para ser salvos puesto que eso le corresponde solamente a Cristo, una vez que somos salvos y hemos nacido de nuevo podemos hacer mucho por nuestro crecimiento y desarrollo espiritual. El granjero no puede hacer nada para darle vida a una semilla, él puede arar la tierra, puede sacar las piedras, incluso abonar, pero no puede hacer nada para que la semilla tenga vida, la vida sólo la da Dios; pero una vez que la plantita ha nacido, el granjero tiene mucha responsabilidad en el crecimiento de esta planta, debe regarla con frecuencia, mantenerla libre de plaga e insectos y de las heladas que caen durante el invierno. El granjero tuvo muy poco que ver en el origen de la vida, su labor está más centrada en el crecimiento, pero aun eso no depende enteramente de él, puesto que ningún cuidado serviría si no fuera por el sol que Dios da, que permite que realice su fotosíntesis. El ideal es que lleguemos a ser como Cristo y sólo lograremos esto alimentándonos diariamente de su palabra y permaneciendo en él cada segundo de nuestras vidas. “Dios toma a los hombres tales como son, con los elementos humanos de su carácter, y los prepara para su servicio, si quieren ser disciplinados y aprender de él. No son elegidos porque sean perfectos, sino a pesar de sus imperfecciones, para que mediante el conocimiento y la práctica de la verdad, y por la gracia de Cristo, puedan ser transformados a su imagen”1 • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “Por su muerte en la cruz, Jesús triunfó sobre las fuerzas del mal. Él,


Conociendo a

Jesús

47

que subyugó a los espíritus demoníacos durante su ministerio terrenal, quebrantó su poder y aseguró su condenación final. La victoria de Jesús nos da la victoria sobre las fuerzas del mal que todavía buscan controlarnos, mientras caminamos con Cristo en paz, gozo, y en la seguridad de su amor. Ahora, el Espíritu Santo mora en nuestro interior y nos da poder. Continuamente consagrados a Jesús como nuestro Salvador y Señor, somos liberados de la carga de nuestras acciones pasadas. No vivimos más en las tinieblas, el temor a los poderes del mal, la ignorancia y la insensatez de nuestra antigua manera de vivir. En esta nueva libertad en Jesús, se nos llama a crecer en la semejanza de su carácter, manteniendo una comunión diaria con Él mediante la oración, alimentándonos de su Palabra, meditando en ella y en la providencia divina, cantando sus alabanzas, reuniéndonos para adorarlo y participando en la misión de la Iglesia. Al entregarnos en servicio amante a aquellos que nos rodean y al testificar de su salvación, la presencia constante del Señor con nosotros por medio del Espíritu transforma cada momento y cada tarea en una experiencia espiritual”.3 ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Salmos 1:1,2; 23:4; 77:11,12; Colosenses 1:13,14; 2:6,14,15; Lucas 10:17-20; Efesios 5:19,20; 6:12-18; I Tesalonicenses 5:23; 2 Pedro 3:18;


48

LA EXPERIENCIA DE LA SALVACIÓN Y EL CRECIMIENTO EN CRISTO

2 Corintios 3:17,18; Filipenses 3:7-14; 1 Tesalonicenses 5:16-18; Mateo 20:25-28; Juan 20:21; Gálatas 5:22-25; Romanos 8:38; 1 Juan 4:4; Hebreos 10:25

1 Agradesco al Pr. Alvaro Rodriguez por su apoyo en la elaboración de esta sección. 2 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 11. 3 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 11.


Capítulo

6

LA IGLESIA, EL REMANENTE Y SU MISIÓN Y LA UNIDAD EN EL CUERPO DE CRISTO Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús. Apocalipsis 14:12

• ¿Por qué tengo que ir a la Iglesia? Ésa es una pregunta que quizás muchas veces se ha hecho. En la Biblia encontramos tres buenas razones, la primera es que Dios nos pide que lo hagamos (Hebreos 10:25 ). La segunda es que la Iglesia es un cuerpo y no puede existir un cuerpo sin que sus miembros estén todos reunidos (1 Corintios 12:25). Pablo usa una especie de parábola para decirnos que la Iglesia necesita de todos sus miembros así como el cuerpo necesita de todas sus partes para funcionar bien. La tercera razón para ir a la Iglesia es el ejemplo de Jesús puesto que él lo hacía, era su costumbre (Lucas 4:16). Muchas personas piensan que pueden desarrollar una relación personal con Jesús sin la necesidad de ir a la Iglesia. Lo que estas personas no han entendido es que para el cristiano el ir a la Iglesia no es una opción sino un privilegio. El privilegio de ser parte del cuerpo de Dios.


50

LA IGLESIA, EL REMANENTE Y SU MISIÓN Y LA UNIDAD EN EL CUERPO DE CRISTO

Pero ¿qué es la Iglesia? La Iglesia no es un montón de piedras ordenadas una sobre otra formando un edificio, tampoco es una institución u organización y mucho menos un club social. La Iglesia es un conjunto de creyentes que se reúnen con el propósito de adorar. Las Iglesias no están constituidas por ladrillos sino por personas. Hoy en día existen tantas iglesias que no alcanzaríamos a visitarlas todas ni siquiera en un año. ¿Cómo sabremos cuál es la Iglesia de Jesús? La Biblia tiene la respuesta, en Apocalipsis 14:12 se nos dice: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”. ¿Cuál es la Iglesia que tiene estas dos características? No es solamente una Iglesia que habla de la importancia de los mandamientos y cree en él sino que además de eso las guarda. Tampoco es una iglesia que habla de Jesús y de la importancia que Él tiene sino que confía plenamente en él. Puede haber una Iglesia que crea en la importancia de los mandamientos, los predique e incluso los guarde pero que no crea en que Jesús es Dios. Esta Iglesia no cumple las características. Por otro lado puede haber una Iglesia que crea en Jesús y en la importancia que éste tenga y que confíe en Él, pero que no guarde todos los mandamientos; ésta tampoco cuenta con las características. La Iglesia de Jesús en el tiempo del fin es una Iglesia que no sólo cree en Jesús y confía en él, sino, que guarda todos sus mandamientos. La única Iglesia cristiana que además de tener la fe de Jesús guarda todos los mandamientos tal cual están expresados en las escrituras es la Iglesia Adventista del Séptimo Día o si lo prefieres la Iglesia de Jesús. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “La Iglesia es la comunidad de creyentes quienes confiesan a Cristo Jesús como Señor y Salvador. Así como con el pueblo de Dios en los tiempos del Antiguo Testamento somos llamados fuera del mundo. Nos reunimos juntos para alabar, para el compañerismo, para la instrucción en la Palabra, para la celebración de la Cena del Señor, para servicio a la humanidad, y para la proclamación mundial del evangelio. La iglesia deriva su autoridad de Cristo quien es el Verbo encarnado, y de


Conociendo a

Jesús

51

las Escrituras que son la Palabra escrita. La iglesia es la familia de Dios adoptada por Él como hijos e hijas, sus miembros viven por la esperanza del nuevo pacto. La iglesia es la novia por quien Cristo murió con tal de santificarla y limpiarla. En su regreso triunfante, Él se presentará a sí mismo una gloriosa iglesia, los fieles de todas las edades, la compra de su sangre, no teniendo falla o arruga, sino que santa y sin mancha”.1 • Textos para memorizar: Génesis 12:3; Hechos 7:38; Efesios 4:11-15; Efesios 3:8-11; Mateo 28:19,20; Mateo 16:13-20; Mateo 18:18; Efesios 2:19-22; Efesios 1:22,23; Efesios 5:23-27; Colosenses 1:17,18

• El remanente y su misión2 La Iglesia Cristiana, fundada en Jesús, fue conformada por personas que aceptaban plenamente a Jesús como Salvador y la Palabra de Dios como su única regla de fe. A medida que los años pasaban, muchas personas no convertidas al evangelio fueron ingresando a las filas del cristianismo, ya en el siglo IV ocurrió el primer gran proceso de sincretismo religioso dentro de la religión cristiana. Paganos se hicieron pseudos cristianos, pseudos cristianos aceptaron doctrinas paganas. Los verdaderos cristianos se mantuvieron al margen de tal desastre doctrinal, rechazaron el sincretismo religioso que se realizaba. Luego se inició la era del oscurantismo o la edad media, época en la que la iglesia cristiana pasó de ser una iglesia perseguida a ser una iglesia perseguidora. A través de los años la iglesia cristiana primitiva ha pasado por deformaciones doctrinales serias a tal punto que hoy existen más de 3000 denominaciones cristianas y todas dicen ser la iglesia verdadera. El libro del Apocalipsis nos lleva al final del tiempo de la historia de nuestro mundo y nos hace referencia a la existencia de un pueblo remanente. Un pueblo fiel que quedará luego de todo el proceso histórico de sincretismo y persecución. Apocalipsis 12:17 nos menciona que el dragón (la serpiente antigua que es el diablo y Satanás, v. 9), lleno de ira, sale contra la mujer, símbolo bíblico de la iglesia cristiana. La guerra que inicia es contra el resto de la


52

LA IGLESIA, EL REMANENTE Y SU MISIÓN Y LA UNIDAD EN EL CUERPO DE CRISTO

descendencia de la mujer. Es decir que el dragón logra destruir parte del pueblo de Dios pero no a todo. Existe un remanente, queda un pueblo en el tiempo del fin. Este pueblo tiene dos características. Apocalipsis 12:17 dice que ellos, la iglesia remanente, son los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. Los mandamientos de Dios están expresados en la Santa Ley divina dada por escrito a Moisés en el monte Sinaí (Éxodo 20:1-17) pero expresada en forma oral desde el principio de la creación. Éstos no han sido cambiados y son eternos, al igual que Dios. El testimonio de Jesucristo es el Espíritu de la profecía (Apoc 19:10). El don profético es una característica especial del pueblo de Dios. Desde que el pueblo de Dios peregrina en este mundo de dolor, el Señor se manifestó por medio de profetas (2 Cro 20:20). Desde el Génesis hasta el Apocalipsis, la Biblia entera es la manifestación de Dios por medio de sus profetas (Heb 1:1). La iglesia verdadera debe también, como pueblo escogido del Señor, tener manifestación profética. La IASD cree que la Sra. Elena White fue profeta de Dios. El mensaje del pueblo de Dios siempre ha sido un llamado a volver a Dios como Creador y Salvador. A través de la historia del pueblo escogido el mensaje ha variado según la realidad, a esto le llamamos la verdad presente. Por ejemplo en el tiempo de Noé, la verdad presente fue el diluvio. Elías, predicó que debían escoger entre Jehová o Baal, en el tiempo de Juan, arrepentimiento pues el reino de los cielos se había acercado durante la era apostólica, aceptar a Jesús como el Mesías, hoy la verdad presente es la Segunda Venida de Jesús con poder y majestad. Este mensaje especial está expresado en el mensaje de los tres ángeles (Apoc 14:6-14), éste es el mensaje final en el cual se expresa la esperanza adventista. El mensaje del primer ángel es un llamado a adorar al verdadero Dios, Creador de los cielos y la tierra, darle gloria y temer a su nombre frente al juicio que ha llegado (v. 7). El mensaje del segundo ángel es desenmascarar el falso sistema de adoración simbolizado por Babilonia, el cual ha deformado el ministerio de Cristo (v. 8). El mensaje del tercer ángel cierra esta cadena angelical en la que se invita a las naciones del mundo a dejar de adorar a la bestia y a su imagen (Babilonia). Aquel que continúe adorando a la bestia o a su imagen,


Conociendo a

Jesús

53

beberá del vino de la ira de Dios, será destruido por su rebeldía. Ser parte del pueblo remanente significa que seremos partícipes de la gran salvación de Dios. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “La iglesia universal es compuesta de todos aquellos quienes verdaderamente creen en Cristo. En los últimos días de apostasía difundida, un remanente ha sido llamado fuera para guardar los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Este remanente anuncia la llegada de la hora del juicio, proclama la salvación por medio de Cristo, y da voz del pronto advenimiento de Él. Esta proclamación es simbolizada por los tres ángeles de Apocalipsis 14. Coincide con el juicio investigador en el cielo y resulta en una obra de arrepentimiento y reforma en la tierra. Todo creyente es llamado a tener una parte personal en esta testificación mundial”.3 • Textos para memorizar: Apocalipsis 12:17; Apocalipsis 14:6-12; Apocalipsis 18:1-4; 2 Corintios 5:10; Judas 3, 14; 1 Pedro 1:16-19; 2 Pedro 3:10-14; Apocalipsis 21:1-14

•La unidad en el cuerpo de cristo Somos una iglesia mundial, de eso no cabe duda, el mensaje de los tres ángeles se predica de manera formal en casi todos los países que existen y en aquellos que la predicación del cristianismo está prohibida por ley, se predica de forma clandestina. Hablamos diferentes idiomas y adoramos de distintas maneras, tenemos diversas costumbres y conflictos y a pesar que nuestras diferencias parecieran separarnos estamos todos unidos bajo una misma bandera, la bandera de Jesús. El apóstol Pablo usa la figura de un cuerpo para representar la interdependencia que existe entre sus miembros y se refiere al rol de Cristo en su iglesia como “la cabeza”. De la misma manera como en un cuerpo existen diferentes miembros


54

LA IGLESIA, EL REMANENTE Y SU MISIÓN Y LA UNIDAD EN EL CUERPO DE CRISTO

y cada uno de ellos tiene distintas funciones, así en la iglesia cada uno es único y esta unicidad produce una diversidad maravillosa que enriquece al todo. A Jesús le encanta la diversidad, de hecho, al crear el universo se encargó de incluir en su diseño la más grande variedad de formas y colores a tal punto que no podemos encontrar nada en la creación que sea igual a otra, todo es único y diferente. Precisamente eso es lo que hace tan rica a la iglesia, su diversidad de ideas, formas de pensar, posturas, contextos, personas etc. Pero a pesar de todo esto, tenemos alguien que nos une y ése es Jesús. Así como en el cuerpo cada miembro, por más distante que se encuentre el uno del otro todos se encuentran unidos por medio de terminaciones nerviosas a la cabeza y a través de ella al resto del cuerpo, la iglesia de Cristo se encuentra unida por medio de él. Lo maravilloso de todo es que a pesar de estar unidos en Cristo, mantenemos nuestra individualidad, nuestra manera única ser, lo que nos hace distintos. Algunos creen que todos deberíamos vestir igual, pensar de la misma manera y adorar con el mismo estilo, pero Jesús no pretende anular nuestras singularidades sino más bien unirnos en medio de nuestras diferencias, como un solo cuerpo cuya cabeza es Cristo. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando tus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “La iglesia es un cuerpo con muchos miembros, llamados de toda nación, afín, lengua, y pueblo. En Cristo somos nueva criatura, sin distinciones de raza, cultura, educación y nacionalidad, diferencias entre alto y bajo, rico y pobre, hombre y mujer, todo ello no debe ser división entre nosotros. Somos todos iguales en Cristo, quien por un solo Espíritu nos ha enlazado en compañerismo con Él y con uno al otro. Estamos para servir y ser servidos sin parcialidad o reservaciones. Por medio de la revelación de Cristo Jesús en las Escrituras compartimos la misma fe y esperanza y hacemos un alcance en testificar a todos. Esta unidad tiene su fuente en la perfecta unión de los Miembros de la Deidad, que nos han adoptado como sus hijos”.4


Conociendo a

Jesús

55

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Romanos 12:4,5; 1 Corintios 12:12-14; Mateo 28:19,20; Salmos 133:1,2; 2 Corintios 5:16,17; Hechos 17:26,27; Gálatas 3:27,29; Colosenses 3:1015; Efesios 4:14-16; 4:1-6; S. Juan 17:20-23.

1 2 3 4

Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 12. Agradesco al Pr. Alvaro Rodriguez por su apoyo en la elaboración de esta sección. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 12. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 13.


Capítulo

7

EL BAUTISMO Y LA CENA DEL SEÑOR Así pues, todas las veces que comáis éste pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que Él venga. 1 Corintios 11: 26

A Jesús le encantan los símbolos. A lo largo de toda la escritura podemos encontrar una gran variedad de símbolos que tipifican a Cristo. Por ejemplo: tenemos el cordero de la pascua que representa a Jesús muriendo por nuestros pecados, también tenemos al sumo sacerdote, representando a Jesús nuestro mediador ante el Padre, o la serpiente de bronce en el desierto que representaba a Jesús crucificado. Podríamos escribir un libro entero sólo sobre los símbolos que representaban a Jesús en la Biblia, pero en este capítulo sólo nos concentraremos en el agua, el pan y el vino, como símbolos de nuestra entrega a Jesús.

• El Bautismo En el capítulo 3 del evangelio de Juan, encontramos a Nicodemo. Un hombre que fue de noche para hablar con Jesús, lo más impresionante del relato es cuando Jesús le dice: “El que no nace del agua y del espíritu no puede ver el reino de Dios”. ¿Nacer del agua? ¿Qué quiere decir


58

EL BAUTISMO Y LA CENA DEL SEÑOR

Jesús con nacer del agua? Sin lugar a duda lo que Jesús está diciéndole a Nicodemo es que debe ser bautizado. En el Antiguo Testamento encontramos muchas ceremonias. En el Nuevo Testamento sólo encontramos 3: el matrimonio, el bautizo y la cena del Señor. De estas tres sólo el Bautizo es el único del nuevo testamento. Algunas personas creen que el bautismo es algo milagroso, que el agua tiene capacidad de transformarlos o que algún rito en sí tiene algún poder. Pero la Biblia nos enseña que el bautismo sólo es una manifestación pública de una experiencia invisible que ya se produjo en nuestros corazones. La conversión del corazón y el nuevo nacimiento debe producirse antes del bautismo puesto que el bautismo en sí sólo es una señal externa de un cambio interno que ya se ha efectuado en el interior de la persona. Para poder bautizarme necesito 3 cosas: 1. Tener conocimiento: en Mateo 28:19,20 Jesús dice: “Id pues, predicad el evangelio bautizándolos, en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”. Primero viene el conocimiento y luego el bautismo. 2. Tener Fe: En Marcos 16:16 dice: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo, mas el que no creyere, será condenado”. Primero viene el conocimiento y luego la fe, lo que produce la condenación no es la falta de bautismo sino la falta de confianza en Dios. 3. Arrepentimiento: En Hechos 2:38, Pedro estaba predicando en el Pentecostés y dijo: ”Arrepentíos y bautizad uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados”. De modo que arrepentirse es necesario para bautizarse. El arrepentimiento es sentir tristeza por haber traicionado y herido a Jesús. Esto sólo es posible cuando conocemos a Jesús y tenemos fe en él. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “Con el bautismo confesamos nuestra fe en la muerte y resurrección de Cristo Jesús, y testificamos de nuestra muerte al pecado y de nuestra intención de caminar en una vida nueva. Así reconocemos a Cristo como Señor y Salvador, nos convertimos en sus criaturas, y somos recibidos como miembros en su iglesia. El bautismo es símbolo de nuestra unión con Cristo, del perdón de nuestros pecados, y de nuestra re-


Conociendo a

Jesús

59

cepción del Espíritu Santo. Es por inmersión en agua y es contingente sobre una afirmación de fe en Jesús y un arrepentimiento de pecados evidente. Siga la instrucción en las Santas Escrituras y aceptación en sus enseñanzas”.1 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

Textos para memorizar: Romanos 6:1-6; Colosenses 2:12,13; Hechos 16:30-33; Hechos 22:16; Hechos 2:38; Mateo 28:19,20.

• La Cena del Señor Era la última noche que Jesús pasaría con sus discípulos, antes de morir. El tiempo se acababa y habían tantas cosas aún que ellos debían aprender. A pesar que los discípulos ya habían sido purificados por medio del bautismo, habían en sus vidas manchas de pecado que debían de ser lavadas para que estuvieran listos para participar de aquella última cena. En sus corazones había envidia y egoísmo, el deseo de sobresalir había debilitado sus almas. Por esta razón Jesús tomó una tinaja y comenzó a lavarles los pies a sus discípulos; al llegar a Pedro, éste se resistió, pues le parecía que permitir al maestro hacer la tarea de un siervo era desleal; por esto, en un arranque de impulsividad dijo: “Tú no me lavarás los pies jamás”. Entonces Jesús mirándolo con amor le dijo: “Si no te lavó, no tendrás parte conmigo”. El rito de humildad en el cual participamos antes de la cena del Señor, en el que nos lavamos los pies los unos a los otros, fue establecido por Jesús para recordarnos que aun cuando ya hemos sido limpiados por la sangre de Cristo, al caminar por la vida nos ensuciamos con el pecado, por esto necesitamos continuamente lavar nuestros pies.


60

EL BAUTISMO Y LA CENA DEL SEÑOR

Una vez que ellos se encontraban “limpios” Jesús procede a instaurar uno de los ritos más maravillosos de la cristiandad, el rito de la comunión o cena del Señor. Hablar de comunión es hablar de liberación. Liberación de la esclavitud del pecado. La comunión se remonta mucho más atrás en el tiempo. Esa noche los discípulos estaban reunidos para conmemorar la liberación de Egipto mediante la pascua, ellos recordaban aquella noche en que el ángel de la muerte, pasó por todas las casas y sólo se salvaron los que pintaron sus puertas con la sangre del cordero. Después de esa noche el pueblo de Israel fue libre. Ellos estaban allí para celebrar la pascua sin saber que serían testigos del encuentro entre el símbolo y la realidad. Al tomar el vino y comer el pan que simbolizan la sangre y carne de Cristo, ellos se estaban anticipando a la liberación que ocurría cuando Jesús “El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” fuera sacrificado pagando el precio de nuestra liberación de la esclavitud del pecado. Cada vez que participamos de la Cena del Señor, aceptamos que gracias a su sacrificio hoy podemos vivir en libertad con Jesús. Lea Lucas 22:7-23 y señalé por qué cree que es tan importante entender que el pan y el vino son un símbolo y no realmente la carne y sangre de Jesús. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Traté de no dejar ninguna idea afuera. “La Cena del Señor es una participación en los emblemas del cuerpo y sangre de Jesús como expresión de fé en Él, nuestro Señor y Salvador. En esta experiencia de comunión Cristo está presente para reunirse y fortificar a los suyos. Al tomar parte alegremente proclamamos la muerte del Señor hasta su próxima venida. La preparación para la Santa Cena incluye una examinación del interior, un arrepentimiento, y una confesión. El Maestro ordenó el servicio del rito de humildad para significar renovamiento de limpieza, para expresar una buena voluntad para servir uno al otro en humildad semejante a la de Él, y para unir nuestros corazones en amor. El servicio de comunión es abierto a todo creyente Cristiano”. 2


Conociendo a

Jes煤s

61

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

Textos para memorizar: 1 Corintios 10:16,17; 1 Corintios 11:23-30; Mateo 26:17-30; Apocalipsis 3:20; Juan 6:48-63; Juan 13:1-17

1 Asociaci贸n General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 13. 2 Asociaci贸n General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 13.


Capítulo

8

LOS DONES Y MINISTERIOS ESPIRITUALES, EL DON DE PROFECÍA Oidme, Judá y habitantes de Jersusalén. Creed en Jehová, vuestro Dios y estaréis seguros; creed en sus profetas y seréis prosperados. 2 Crónicas 20:20

• Dones y Ministerios Espirituales1 La Iglesia Adventista del Séptimo Día, y cada miembro de ella, tiene por objetivo primordial la proclamación del evangelio a toda criatura (Mar 16:15). De hecho, en la actualidad, aún faltan muchas personas a las cuales llevarles el mensaje de la salvación en Cristo. Pero cuando Jesús ascendió a la diestra del Padre, antes de dejar a los suyos en Galilea, Jesús prometió lo que todo cristiano debiera anhelar. Jesús les dijo a sus discípulos: “Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra”. Jesús, no dejó solitaria a su iglesia naciente. No dejó a su iglesia desamparada, al contrario, le dejó lo mejor y más necesario para soportar las pruebas que vendrían y así experimentar mayor gozo aún. Hablamos del Espíritu Santo. Cristo le otorga poder a la iglesia. Poder para una función especial. Poder para ser testigos, poder para testificar, poder para predicar, poder


64

LOS DONES Y MINISTERIOS ESPIRITUALES, EL DON DE PROFECÍA

para proclamar el mensaje de Cristo. Ese poder solo sería real y visible cuando reciban al Espíritu Santo en sus vidas. El Espíritu Santo es quien da a cada creyente dones para poder efectuar mejor la tarea de la predicación del evangelio. Decir que cada creyente tiene algún don dado por el Espíritu Santo es correcto, pues Jesús lo dejo en una parábola dada a sus discípulos mientras estuvo en la Tierra. Jesús habló sobre la parábola de los talentos en Mateo 25:14-30. En el versículo 15 la Biblia dice que le dio a uno diez talentos, a otro cinco y a otro uno. A ninguno de ellos se le dio nada. Todos los creyentes tenemos por lo menos una capacidad otorgada por el Espíritu Santo, por lo menos un talento. El propósito por el cual Cristo nos da dones espirituales, es decir capacidades para cumplir la tarea encomendada, es para lograr la armonía, la unidad y la edificación o crecimiento de la iglesia (Efesios 4:12). Para entender esto recordemos que los dones espirituales los da el Espíritu Santo: “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno..”. (1 Cor 12:11). Él da también “diferentes dones” (v. 4). Si es el mismo Espíritu quien da y reparte los dones espirituales, entonces debemos comprender de qué forma y para qué. El apóstol Pablo nos habla que la iglesia es un cuerpo. Este cuerpo tiene diferentes partes, las cuales actúan de diferentes formas y para beneficio del cuerpo en conjunto. Ninguna parte del cuerpo actúa por sí sola, lo hace con la ayuda de otra parte del cuerpo. La existencia de varios dones espirituales dentro de la iglesia debe guiarnos a tener unidad en la diversidad. Diversos dones pero con un propósito común, la predicación del evangelio. Para lograr el descubrimiento de los dones espirituales en la vida de cada uno de nosotros debemos hacer cuatro cosas esenciales: Preparación espiritual: No podremos recibir ni descubrir los dones que Dios nos dio si no nos preparamos espiritualmente. La iglesia apostólica pidió fervientemente la necesidad del Espíritu Santo y estuvieron dispuestos a dejar las diferencias entre ellos. Fueron bautizados por el Espíritu Santo luego de prepararse fielmente. Estudio de las Escrituras: Si conocemos sobre los dones espirituales por medio de la Palabra, le permitiremos al Espíritu que impresione nuestras vidas con los dones celestiales. Abiertos a la conducción providencial: No esperemos utilizar al Espíritu


Conociendo a

Jesús

65

a nuestro antojo, sino dejemos que el Espíritu nos utilice como Él quiera. No busquemos un don específico, dejemos que sea Él quien nos otorgue y capacite según el don que Él quiera concedernos. Confirmación proveniente del Cuerpo: Si creemos que Dios es quien concede los dones para edificar a la iglesia, podemos esperar que la confirmación final de los dones recibidos provenga del cuerpo de Cristo, es decir de los miembros de la iglesia. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbelo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “Dios otorga sobre cada miembro de su iglesia en cada época dones espirituales con los cuales cada miembro ha de utilizarlos en un ministerio amoroso para el beneficio de la iglesia y la humanidad. Dados por la agencia del Espíritu Santo quien otorga a cada miembro como sea su voluntad. Los dones proveen toda habilidad y ministerios necesitados por la iglesia para cumplir sus divinamente ordenadas funciones. De acuerdo a las Escrituras, estos dones incluyen tales ministerios como la fe, el sanamiento, la profecía, la proclamación, la enseñanza, la administración, la reconciliación, la compasión, y el servicio en sacrificio propio, y la caridad para el bien y alentamiento de la gente. Unos miembros son llamados por Dios y dotados por el Espíritu para funciones reconocidas por la iglesia como la obra pastoral, evangelismo, apostólica, y enseñanza del ministerio particularmente por los necesitados para equipar a los miembros al servicio, para levantar a la iglesia a una madurez espiritual, y para fomentar unidad de la fe y conocimiento de Dios. Cuando los miembros emplean estos dones espirituales como fieles mayordomos de la gracia variada de Dios, la iglesia es protegida de la influencia destructiva de la falsa doctrina, crece con una ayuda que es de Dios, y crece en fe y amor”.2 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________


66

LOS DONES Y MINISTERIOS ESPIRITUALES, EL DON DE PROFECÍA

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Romanos 12:4-8; 1 Corintios 2:9-11 & 27-28; Efesios 4:8 & 11-16; Hechos 6:1-7; 1 Timoteo 2:1-3; 1 Pedro 4:10,11

• El Don de Profecía Y él mismo constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros (Efesios 4:11). El don de profecía siempre ha estado relacionado al pueblo de Dios en todos los tiempos, es la forma cómo Dios se ha comunicado con su pueblo a través de la historia. Si no creemos en el don de profecía tampoco podremos creer en la Biblia puesto que ella fue escrita por profetas. El don de profecía ha sido dispuesto por Dios para estar presente en su Iglesia hasta el tiempo del fin. El mismo propósito con que Dios dio el don de profecía a los Efesios, en el tiempo de Pablo, es por el cual Dios lo ha dado a su Iglesia hoy: Desea que logremos la perfección de los santos y que todos lleguemos a la unidad de la fe. Puesto que aún no hemos alcanzado este ideal, el don de profecía tiene un inmenso significado para nosotros. A lo largo de la historia es evidente que el propósito que Dios desea cumplir a través del don de profecía y los profetas era el de ayudar a su pueblo a permanecer en la verdad. El don de profecía siempre ha estado ligado a la Iglesia por esto es imposible que encontremos un verdadero profeta afuera de ella. Dios desea que en estos días finales la Iglesia no tenga falta de ningún don. Dios desea que en su Iglesia no falten apóstoles, pastores, maestros, evangelistas o profetas, personalmente creo que este último don ha de incluir a más de una persona. Así sucedían en los tiempos bíblicos y sin lugar a duda sucederá en el tiempo del fin. La Biblia nos enseña que el don de profecía se manifiesta de dos formas.


Conociendo a

Jesús

67

En primer lugar es la facultad concedida por el Espíritu Santo, de hablar en el nombre de Dios. No es solo el predicar acerca de la verdad sino el presentar la verdad divina. En segundo lugar se manifiesta a través de sueños, predicciones, lo cual ocurre muy rara vez en nuestra tiempo. En tercer lugar está relacionado con un mensajero especialmente escogido para una misión extraordinaria superior a la profecía. En la historia del cristianismo solo ha habido tres personas que fueron más que profetas. En Números 12: 6 al 8 aparece el Señor descendiendo de una nube hablando las siguientes palabras: “Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él. No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa. Cara a cara hablaré con él, y claramente, yo por figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés?”. De ese modo el Señor les indicó a Aarón y María que Moisés era más que profeta. El segundo ejemplo se halla en Lucas 7:26-28, donde Jesús dice: “Mas ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os digo, y más que profeta. Este es de quien está escrito: He aquí, envío mi mensajero delante de tu faz, el cual preparará tu camino delante de Ti”. Se refería a Juan el Bautista, el mensajero señalado por Dios para preparar el camino para la primera venida del Señor. Y el tercer ejemplo corresponde a una joven del siglo pasado a quien el Señor llamó para que fuese su mensajera: “Si otros me llaman así (profetisa), no les discuto. Pero mi obra ha abarcado tantos aspectos, que no puedo llamarme sino mensajera… Mi obra incluye mucho más de lo que significa ese nombre. Me considero a mí misma como una mensajera a quien el Señor le ha confiado mensajes para su pueblo”. Personalmente creo en la obra, escritos y enseñanzas de Elena de White. A lo largo de todos sus escritos podemos ver que el tema principal es el amor de Dios. Muchos tienen una impresión equivocada de este don. Muchos ven en Elena de White una mujer mal humorada, sombría y áspera. Pero si estudiamos con pasión sus escritos descubriremos que su tema central es Jesús.


68

LOS DONES Y MINISTERIOS ESPIRITUALES, EL DON DE PROFECÍA

• Lea el siguiente párrafo varias veces y luego rescríbelo usando tus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “Uno de los dones del Espíritu Santo es la profecía. Este don es una marca identificadora de la iglesia remanente y fue manifestadó en la persona de Elena G. de White. Como la mensajera de Dios, sus escritos son fuente continua y rescatable de la verdad la cual provee para la iglesia comodidad, dirección, instrucción, y corrección. También hacen claro que la Biblia es el único estandarte por la cual toda enseñanza y experiencia debe ser probada”.3 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ __________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Joel 2:28,29; Hechos 2:14-21; Hebreos 1:1-3; Apocalipsis 12:17; Apocalipsis 19:10

1 Agradesco al Pr. Alvaro Rodriguez por su apoyo en la elaboración de esta sección. 2 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 14. 3 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 14.


Capítulo

9

LA LEY DE DIOS Y EL SÁBADO Acuérdate del Sábado para santificarlo... Éxodo 20:8

• Conociendo la voluntad de Dios En cierta ocasión Jesús le dijo a sus discípulos: “Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando” Juan 15:14 Conocer la voluntad de Dios es elemental para poder obedecerle y llegar a conocerlo plenamente. Una de las mejores maneras de conocer la voluntad de Dios es mediante los 10 mandamientos. En realidad la ley, no es otra cosa, sino, la expresión de su carácter y voluntad. Comparte los mismos atributos que Dios (justo, santo, perfecto, inmutable). Esto significa que al igual que Dios, la ley ha existido desde siempre. Y no apareció como muchos creen por primera vez en el Sinaí. “Esto significa que matar, robar, codiciar, tomar el nombre de Dios en vano y todo lo demás, siempre fue malo y siempre lo será. Los mandamientos no cambian en ningún momento, ni por la influencia de la ética situacional, ni por ninguna otra razón. ¿Por qué? Porque los mandamientos son lo que Dios es y lo que es Jesús”, de esta manera tenemos que los 10 mandamientos existen desde siempre y no sólo desde que Dios se los dio a Moisés en el desierto hace ya casi 3500 años. Pero si existen desde siempre, ¿Por qué Dios se dio el trabajo de darlo al pueblo de Israel en el desierto. Para entender esto tenemos que ir al


70

LA LEY DE DIOS Y EL SÁBADO

comienzo de todo en este mundo. Cuando Adán y Eva aún vivían en el Edén todo era perfecto. Ellos podían ver a Dios, hablar cara a cara con él, lo conocían y también conocían su voluntad. Cuando ellos desobedecieron (pecaron) se hicieron esclavos del pecado. Antes ellos vivían en la libertad que entrega Cristo pero por el pecado perdieron esa libertad, se hicieron esclavos de Satanás. Sólo la fe en el sacrificio del cordero (que representaba el Sacrificio de Jesús) podía darles nuevamente libertad en Jesús. Pero como habían pecado ellos ya no podían ver cara a cara a Dios, por esto Dios debió entregarles un decálogo que refleje su voluntad para que de esta manera el hombre pudiera obedecerle nuevamente. Es interesante notar que el hombre debió ser libre del pecado, antes de poder obedecer. Alguien que es esclavo del pecado, puede conocer la voluntad de Dios, pero no puede obedecerle plenamente, porque es esclavo de Satanás. Solo cuando es liberado por la sangre de Jesús, el hombre puede obedecer a Dios en libertad. Esto es algo que aprendimos de la historia de Israel. Cuando Dios envió a Moisés para liberar al pueblo de la esclavitud de Egipto no les dijo: Aquí están los 10 mandamientos, si los obedecen, si se portan bien los liberaré. No fueron así las cosas. La Biblia nos cuenta que lo único que tuvieron que hacer los Israelitas para ser libres de Egipto fue pintar las puertas de su casa con la sangre de un cordero porque sólo la sangre de Jesús, “el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”, nos hace libres del pecado. Luego de la liberación del pueblo, cuando ya habían salido de Egipto y cruzando el Mar Rojo, entonces Dios les dio los 10 mandamientos. No para ser libres, puesto que ellos ya eran libres, sino para que supieran cómo vivir en libertad. Los 10 mandamientos no son para sacarnos del pecado, no nos salvamos por obedecer, lo único que nos salva de la esclavitud del pecado es la sangre de Jesús. Los 10 mandamientos son para que una vez libres del pecado por la sangre de Jesús no volvamos a caer en esclavitud, sino que aprendamos a vivir en libertad. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “Los grandes principios de la ley de Dios son incorporados en los Diez Mandamientos y ejemplificados en la vida de Cristo. Ellos expresan el


Conociendo a

Jesús

71

amor de Dios, su voluntad, y propósitos concerniente a la conducta humana, y son obligatorios para toda persona en cada época. Estos preceptos son la base del pacto de Dios con su pueblo y es el estandarte en los juicios de Dios. Por medio de la agencia del Espíritu Santo éstos señalan el pecado y despiertan el sentido de necesidad de un Salvador. La Salvación es completamente por gracia y no por obras, pero sus frutos son la obediencia a los Mandamientos. Esta obediencia desarrolla el carácter Cristiano y da como resultado una sensación de bienestar. Es una evidencia de nuestro amor por el Señor y nuestra preocupación por nuestros semejantes. La obediencia por fe demuestra el poder de Cristo para transformar vidas y para fortalecer la testificación Cristiana”.1 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Éxodo 20:1-17; Salmos 40:7,8; Mateo 22:36-40; Deuteronomio 28:114; Mateo 5:17-20; Hebreos 8:8-10; Juan 16:7-10; Efesios 2:8-10; 1 Juan 5:3; Romanos 8:3,4; Salmos 19:7-14

• El día dedicado a Jesús En el principio Jesús mismo reposó el sábado como un día de honor a la creación. Es evidente que nuestro Señor veía la importancia de que sus hijos recordaran cada semana al Creador, y su creación. Si alguien nos presenta otro día de reposo sabemos que está equivocado, no se


72

LA LEY DE DIOS Y EL SÁBADO

puede cambiar la fecha de nacimiento de nadie, ni siquiera de nuestros héroes como Grau o Bolognesi. Podemos celebrar sus grandes hazañas y victorias en otros días, pero nunca podremos cambiar el día de su nacimiento. “El sábado es un recordatorio de nuestra creación por Dios, y de nuestra redención mediante la sangre de Cristo”.2 Cuando Dios le dio los 10 mandamientos al pueblo de Israel le dijo: “Acuérdate del día de reposo para santificarlo, seis días trabajarás, harás toda tu obra pero el séptimo día es de reposo para Jehová tu Dios”. Aquí claramente se nos dice que el día de reposo es el Séptimo día, pero ¿cuál es el séptimo día? Es interesante notar que un año corresponde al tiempo en que demora la Tierra en dar vuelta alrededor del sol, un mes está en relación a la luna y la Tierra, un día es lo que demora la Tierra en rotar sobre su propio eje, pero una semana ¿qué es? No existe ninguna razón astronómica para el origen de la semana, lo único que justifica su origen es la creación. Desde entonces se ha mantenido inamovible en el tiempo como un monumento. Pero aun sigue la pregunta ¿cuál es el séptimo día? La verdad es que encontrar el séptimo día va a depender de cuál sea el primero. Si empezamos con el martes entonces el séptimo día sería el lunes y así podrían probar con cada uno de los días, pero eso no nos llevaría muy lejos. En el libro de Marcos capítulo 16 se nos cuenta la historia de la resurrección de Jesús. Es bien sabido por todos que Jesús resucitó un día domingo, hasta nuestro calendario lo recuerda cada año como el domingo de resurrección. En el relato del capítulo 16 dice que fue “pasado el día de reposo… muy de mañana el primer día de la semana vinieron al sepulcro”. Pero no encontraron a Jesús puesto que él había resucitado. La Biblia dice claramente que el primer día de la semana es el día en que resucitó Jesús. Ese día fue domingo, el primer día, por lo que sin lugar a dudas, el sábado es el séptimo día. Jesús mismo nos confirma esto, puesto que él acostumbraba ir a la Sinagoga (Iglesia Judía) cada sábado a adorar (Lucas 4:16). Claramente Jesús esta aquí dándonos un ejemplo para seguir. Pero ahora pero si el sábado es el séptimo día de la semana y Jesús mismo lo reconoció. ¿Por qué hoy, tanta gente lo ha olvidado?


Conociendo a

Jesús

73

El sábado es un símbolo de nuestra conexión con Dios. Es necesario que aquellos que deseen santificar el día de reposo tengan sus corazones santificados por Jesús. La historia nos cuenta que fue el Emperador Constantino quien cambió el sábado, como día de reposo hacia el domingo. Pero antes que eso sucediera muchos ya lo habían cambiado en su corazón. Antes de juzgar a aquellos que se atrevieron a cambiar el día de reposo, deberíamos preguntarnos si no lo hemos cambiado nosotros en nuestro corazón. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Traté de no dejar ninguna idea afuera. “El Creador bienhechor después de los seis días de la Creación descansó el séptimo día y lo instituyó Sábado para toda persona como memorial de la Creación. El cuarto mandamiento de la incambiable ley de Dios requiere la observancia del séptimo día sábado como día de descanso, alabanza, y ministerio en armonía con la enseñanza y observancia de Jesús, el Señor del Sábado. El sábado es un día de comunión deleitosa con Dios y uno al otro. Es símbolo de nuestra redención en Cristo, una señal de nuestra santificación, una prenda de nuestra fidelidad, y un goce anticipador de nuestro eterno futuro en el reino de Dios. El sábado es la perpetua señal de Dios, de su pacto entre Él y su pueblo. Observancia gozosa de este tiempo santo de tarde a tarde, de puesta a puesta es celebración de los hechos creativos y redentores de Dios”.3 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ _______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


74

LA LEY DE DIOS Y EL SÁBADO

_______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Génesis 2:1-3; Éxodo 20:8-11; Lucas 4:16; Isaías 56:5,6; Isaías 58:13,14; Mateo 12:1-12; Éxodo 31:13-17; Ezequiel 20:12,20; Deuteronomio 5:12-15; Hebreos 4:1-11; Levítico 23:32; Marcos 1:32.

1 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 15. 2 Morris Venden. Fe en acción (Buenos Aires: ACES. 1980), 257. 3 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 15.


Capítulo

10 MAYORDOMÍA, CONDUCTA CRISTIANA, EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo... ...y el mundo pasa y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2: 15, 17

Mayordomía para muchos puede sonar como una palabra vieja que ya no se usa comúnmente y hasta cierto punto eso es verdad pero el principio que existe detrás de esto está hoy tan vigente como hace 6000 años atrás cuando Dios le dio esa función al primer hombre que habitó la tierra. Mayordomía no es otra cosa sino administración, Dios nos ha hecho mayordomos (administradores) a cada uno de nosotros, nos ha confiado recursos que debemos cultivar; como en la parábola de los talentos Dios nos pedirá cuenta de la forma en que hemos administrado estos recursos. Algunas personas creen que los recursos son solo materiales pero esta visión es bastante limitada. Lo que Dios nos ha confiado podemos clasificarlo en 5 categorías: (1) nuestro tiempo, (2) nuestros talentos, (3) nuestros tesoros (dinero), (4) nuestro templo (cuerpo) y (5) nuestra tierra (planeta). A estas categorías se les conoce como las cinco “T” de la mayordomía.


76

MAYORDOMÍA, CONDUCTA CRISTIANA , EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

• Nuestro tiempo La Biblia presenta que en el futuro, los tiempos serán más difíciles, los momentos previos a la venida de Cristo serán días difíciles, pero solo podrán estar en pie en aquellos días los que usaron bien su tiempo para prepararse para el más grande evento, Jesús, a saber, aparecerá en las nubes con gran poder y majestad, ¡que gran día será aquel!, pero, ¿estamos listos ya para ese día precioso de salvación? Dios desea que aprendamos dar su lugar a cada cosa que yo haga. Esto se llama organiza el tiempo. Recordemos que todos hacemos sólo las cosas que nos interesan. Si a una persona no le interesa saber patinar, pues no tomará el tiempo para aprender. Según el registro bíblico (Mateo 6:23), Jesús me muestra una sugerencia en cuanto a mi escala de valores. Él pone a Dios en primer lugar, ¿por qué crees que se pone a Dios en primer lugar? Noté además que el resto se lo deja a su propia elección. Solo interesa que Dios esté en primer lugar porque Él sabe que si ponemos a Dios en primer lugar, entonces lo demás va a estar en orden pues Él gobernará nuestra vida y nuestras acciones. Recuerda que dentro de lo que Dios nos concede, el tiempo cumple un papel importante en nuestra vida. Debemos tener cuidado cómo usamos nuestro tiempo a medida que nos acercamos al fin.

• Nuestros talentos Dios ha provisto de algo especial para cada uno de nosotros como cristianos. Los talentos que tenemos y los dones que Dios nos otorga no son una simbología bíblica sino una realidad. Dios desea que le sirvamos con todo lo que tenemos a nuestro alcance. Hace falta solamente poder reconocer cuáles son los talentos que cada uno de nosotros tenemos y usarlos para el avance de la obra en el mundo. Cada creyente tiene una función como parte del cuerpo de Cristo. Esto debe enseñarnos que cada uno de nosotros tiene una función que cumplir en la iglesia, pero siempre bajo el propósito de la edificación de la misma. El edificar la iglesia implica dos ámbitos de acción. El primer campo de acción es la iglesia misma, los dones que Dios otorga son para el crecimiento espiritual de los miembros de la iglesia (Ef.


Conociendo a

Jesús

77

4:13, 14). El segundo campo de acción son los que no conocen a Dios y a través de una manifestación del poder de Dios otros llegarán a conocer del amor de Dios, tal como sucedió en el día de Pentecostés, todos los discípulos estaban juntos y cuando vino el poder de Dios hablaron en lenguas y muchos reconocieron que Jesús era el Cristo (ver Hch. 1, 2). Estos dones son dados no para confundir sino para entender mejor a Dios y su obra. Nunca olvidemos que los dones y talentos que Dios da a su pueblo deben ser usados para que otros conozcan de Dios y para que la iglesia se fortalezca. Para ello debemos darle es un correcto, de ese modo, honraremos a Dios.

• Nuestros tesoros El dinero, las perlas, el oro, toda clase de piedras preciosas y demás riquezas materiales son algo que el hombre desea con mucho ímpetu. Tal vez la razón por la que muchos pierdan la vida eterna será porque las personas amaron a las riquezas más que a Dios. Cristo no negó nunca a los ricos, pero sí dejó claro que hay un conflicto directo de intereses en la vida del hombre. Las riquezas o Dios, parecen no ser buenos amigos. En cierta ocasión un joven muy rico se le acercó a Jesús y quería seguirlo, pero no estuvo dispuesto a dejar sus riquezas, en esa ocasión Jesús dijo: “es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de Dios” (Mt. 19:24). Jesús no niega su reino a los ricos, el problema está en el corazón humano, Dios conoce los corazones y por eso hizo esta afirmación, pero no negó que un rico pueda arrepentirse y estar dispuesto a dejar todo por seguir al Salvador. Cuando estudiamos en la Biblia que todo lo que tenemos le pertenece a Dios y que él nos pide que le devolvamos el diezmo y una parte más de su dinero o ganancias, algunos sienten pocas ganas de seguir a Dios. Incluso llegan a pensar que la iglesia sólo sirve para pedir dinero. Pero recuerda que es Dios quien lo pide, no la iglesia. En segundo lugar recuerda que es la única forma de recibir las bendiciones del cielo (Mal. 3:10) y en tercer lugar, es una manera de probar nuestra confianza en Dios. Si ponemos sobre la balanza el diezmo que debo darle al Señor y comprarme lo que necesito para comer una semana, la mente me dice, ¿pero qué le sucede a Dios, acaso quiere que no coma?, pero la Biblia


78

MAYORDOMÍA, CONDUCTA CRISTIANA , EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

dice que si buscas a Dios y su justicia en primer lugar, todas las cosas van a llegar. Pero tampoco dice que sólo busques a Dios y todo vendrá por añadidura, dice que en primer lugar. Esto significa que debo también buscar mi sustento y Dios lo pondrá como base del reconocimiento que hago de Dios como mi Señor y como recompensa a mi esfuerzo por mejorar cada día. Dios nos pide que administremos correctamente nuestro dinero, invirtiendo de manera sabia y dando nuestros diezmos y ofrendas como un medio de adoración a Dios. Este proceso debe ser sistemático y constante en nuestras vidas. Para lograrlo debo tener un contacto constante con Jesús.

• Nuestro cuerpo Los cristianos debemos tener presente en todo momento que no nos pertenecemos sino que le pertenecemos a Dios pues Él pagó en la cruz el precio de nuestra vida. Este concepto debe ser la motivación de nuestras acciones, no solo en el ámbito espiritual sino en cada aspecto de nuestras vidas. Esto incluye lo físico o lo que en la actualidad se conoce como estilo de vida. Para algunas personas Dios sólo está interesado en la salvación de la humanidad y no en su bienestar. Es decir, a Dios sólo le importa que mi vida espiritual esté bien y eso es suficiente pues al final no llevaré nada al cielo sino solo mi carácter. Pero la Biblia enseña que a Dios no solo le interesa darnos la salvación sino que también le interesa nuestra calidad de vida. Dios es el primero en interesarse en nuestra salud física y no sólo en lo espiritual. No solamente esto, la perspectiva bíblica es que prosperemos en todo. La Biblia está llena de consejos para mejorar nuestra calidad de vida. Por ejemplo en 1 Tesalonicenses 5:23 el apóstol Pablo nos aconseja, siendo inspirado por Dios, que debemos cultivar nuestras cualidades espirituales (espíritu), nuestras cualidades mentales (alma) y también nuestras facultades físicas (cuerpo). En el Antiguo Testamento Dios le dice a su pueblo que sea cabeza y no cola dando a entender que a Dios le interesa el progreso de la raza humana no sólo en lo espiritual. La Biblia presenta un interés especial de Dios por el aspecto físico, esto se debe a que el aspecto


Conociendo a

Jesús

79

físico permite el desarrollo de los demás aspectos en forma integral. “Mente sana en cuerpo sano”, esta famosa frase traduce lo que realmente sucede en la vida de cada persona. Para que nuestra mente capte mejor las verdades espirituales y ayude a desarrollar el intelecto y nuestras relaciones sociales nuestro estado físico debe estar en buenas condiciones. Vemos que la salud física va de la mano con el desarrollo de la salud espiritual, además, Dios tiene un interés especial por el desarrollo integral de su pueblo para que de esa manera sea predicado también el nombre de Dios a toda nación tribu, pueblo y lengua.

• Nuestro planeta Por mucho tiempo los adventistas nos hemos olvidado de esta parte tan importante, pero los tiempos que estamos viviendo nos obligan a despertar. Hoy el cambio climático es una realidad, cada día podemos ver por televisión cómo en lugares donde nunca había nevado está cayendo nieve mientras que en otros, la gente está muriendo de calor, sin ir muy lejos podemos ver cómo se retrasan las estaciones y día a día el clima se hace más impredecible. Todo esto es causa del maltrato que el ser humano tiene con su medio ambiente, Dios desea que sus hijos sean correctos mayordomos de su ecosistema, cuidando y respetando la naturaleza que es creación suya. Dios vendrá a destruir a los que destruyen la tierra (Apocalipsis 11:18) y eso será muy pronto, algunos científicos señalan que al ritmo que está siguiendo en deterioro actual nuestro planeta, en unos 50 años, nuestro planeta no soportará más. Muchos se están preocupando por esto, no quieren que la vida se acabe en 50 años, pero nosotros sabemos que Jesús vendrá antes que eso ocurra. Eso no significa que debemos tomar una actitud indiferente frente al problema de la contaminación global, muy por el contrario tenemos la obligación de cumplir el mandato divino de administrar la naturaleza sabiamente. Recuerde que Dios puso a Adán en el jardín del Edén para proteger y cuidar la creación, no para destruirla, nosotros hoy debemos respetar nuestro planeta y promover una cultura ambiental.


80

MAYORDOMÍA, CONDUCTA CRISTIANA , EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

• Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trata de no dejar ninguna idea afuera. “Somos los mayordomos de Dios confiados con tiempo y oportunidades, habilidades y posesiones, y la bendición de la tierra y sus recursos. Somos responsables a Él por su uso apropiado. Reconocemos que Él es dueño por medio de nuestro servicio fiel a Él y a nuestro prójimo, y por devolver el diezmo y dando ofrendas para la proclamación de su Evangelio y el sostén y crecimiento de su Iglesia. La mayordomía es un privilegio dado por Dios para nutrirnos en amor y para la victoria sobre el egoísmo y la codicia. El mayordomo se regocija en las bendiciones que vienen a otros como el resultado de su fidelidad”.1 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Génesis 1:26-28; Génesis 2:15; 1 Crónicas 29:14; Hageo 1:3-11; Malaquías 3:8-12; 1 Corintios 9:9-14; Mateo 23:23; Romanos 15:26,27; 2 Corintios 8:1-15

• Viviendo para agradar a Jesús Has escuchado alguna vez decir a alguien que los adventistas no van al cine, ni bailan, ni asisten a lugares de diversión mundanós. Otros dicen que las reglas de la Iglesia están pasadas de moda. ¿Cómo sabes cuál es la línea divisoria? ¿Cómo sabes cuándo hemos pasado del blanco al negro? En 1 Juan 2:15 se nos dice: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo”. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está


Conociendo a

Jesús

81

en él. Pero el versículo 17 es más específico “y el mundo pasa, y sus deseos pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”. En aquellas cosas en que la Biblia es clara y específica pareciere que no tenemos problemas para identificar entre el blanco y el negro. Pero ¿qué ocurre con aquellas cosas en las que no pareciera haber mucha claridad? ¿Qué ocurre con las zonas grises? Casi nunca se pasa de un extremo a otro de un solo salto, mayormente Satanás trata de llevarnos poco a poco, salto a salto, a través de la zona gris, en donde las cosas no son tan santas, pero tampoco son tan malas. ¿Está mal usar maquillaje? ¿Deberíamos vestirnos a la moda? ¿Puede usarse pantalones a la cadera? ¿Está mal si uso un anillo de compromiso? ¿Y el anillo de bodas? ¿Está prohibido el uso de joyas? Las preguntas podrían ser interminables igual que intentar responderlas. En lugar de dar respuesta a cada una de las preguntas, mejor daremos un principio que nos guíe por el que podamos dar respuesta a todo. “El adorno exterior es solo signo de vacío interior. Dios quiere que nos adornemos por dentro, con un espíritu afable y apacible y no con el adorno exterior que dirige la atención hacia nosotros mismos. La explicación de este principio debería hacerse en el marco de nuestra relación personal con Jesús.2 Lee 1 Timoteo 2:9,10 y enumera qué principios encontramos en este texto en relación a la manera de vestirnos. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “Somos llamados a ser personas devotas quienes piensan, sienten, y actúan en armonía con los principios celestiales. Para que el Espíritu pueda recrearnos en el carácter de nuestro Señor debemos envolvernos en esas cosas que producirán la pureza, salud, y gozo Cristiano en nuestras vidas. Esto significa que nuestro recreo y entretenimiento debe de cumplir los estandartes más altos del paladar y la belleza Cristiana. Mientras reconocemos las diferencias culturales nuestra vestimenta ha de ser simple, modesta, y primorosa, convencidas de cuál es la verdadera belleza, que no consiste en un adorno superficial sino en la ornamentación imperecedora de un espíritu manso y quieto. Esto también significa que debido a que nuestros cuerpos son templos del


82

MAYORDOMÍA, CONDUCTA CRISTIANA , EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

Espíritu Santo debemos de cuidarlos sabiamente. Junto con ejercicio y descanso adecuado debemos de adoptar la dieta más saludable posible y abstenernos de comidas inmundas identificadas en las Escrituras. Ya que las bebidas alcohólicas, el tabaco, y el abuso de las drogas y narcóticos son dañantes a nuestros cuerpos debemos abstenernos de ellas también. En cambio debemos ocuparnos en todo lo que traiga a nuestras mente y cuerpo a la disciplina de Cristo quien desea nuestro gozo y bienestar”.3 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Romanos 12:1,2; 1 Juan2:6; Efesios 5:1-21; Filipenses 4:8; 2 Corintios 10:5; 2 Corintios 6:14-7:1; 1 Pedro 3:1-4; 1 Corintios 6:19,20; 1 Corintios 10:31; Levítico 11:1-47; 3 Juan 2

• Jesús crea la familia Las dos grandes instituciones que Dios creó en el Edén, antes del pecado fueron la familia y el sábado. Ambas son parte del plan de Dios para el hombre y ambas permanecerán por la eternidad. La familia es un invento de Dios creado para ser la base de nuestra sociedad. La familia entrega el ambiente apropiado para que el ser humano llegue a desarrollarse en plenitud y pueda satisfacer sus necesidades de afecto, seguridad y pertenencia. En el antiguo testamento toda la sociedad giraba entorno a la familia, era una sociedad patriarcal en donde el padre ocupaba un rol protagónico. La primera familia estuvo constituida por Adán y Eva. Esto nos enseña que para formar una familia sólo se necesitan dos personas.


Conociendo a

Jesús

83

Los hijos son considerados en la Biblia como una bendición de Dios producto del amor entre los padres, los cuales llegan a completar la felicidad del hogar. Jesús usó la figura de la familia para describir la relación que existe en la Trinidad y también la usó para referirse a la relación entre él y su Iglesia. A lo largo de la vida Jesús aparece como el novio que viene a buscar a la esposa (la Iglesia) quien está preparándose deseosa esperando la llegada del esposo (Jesús). También se usa la figura de la familia para referirse a todos los que somos hijos de Dios que formamos una gran familia espiritual. Estos usos previos nos muestran a la familia como sinónimo de pacto y compromiso basado en el amor verdadero el cual “es un principio elevado y santo, enteramente diferente en carácter, del amor despertado por el impulso, y que muere de repente cuando es severamente probado”. El matrimonio es algo sagrado porque Dios lo consagró, lo hizo para siempre hasta que la muerte los separe y está diseñado para ser desarrollado entre un hombre y una mujer. En el hogar los padres son los encargados de entregar a los hijos una educación cristiana basada en los principios bíblicos, la madre es la reina del hogar, ella debe gobernar sabiamente su casa. Los hijos deben honrar a sus padres para disfrutar de las bendiciones que Dios ha prometido para los que lo hacen. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “El matrimonio fue divinamente establecido en el Edén y afirmado por Jesús a ser una unión por vida en compañerismo amoroso entre un hombre y una mujer. Para el Cristiano el compromiso de matrimonio es a Dios así como al cónyuge, y debería ser emprendido por parejas quienes comparten la misma fe. Amor mutuo, el honor, el respeto, y la responsabilidad son la fábrica de esta relación, la cual ha de reflejar el amor, la santidad, intimidad, y permanencia de la relación entre Cristo y su Iglesia. Sobre el divorcio, Jesús enseñó que la persona quien divorcia a su cónyuge sino fuera a causa de la fornicación, que se casare con otra, comete adulterio. Aunque algunas relaciones familiares pueden caer más corto de lo ideal, los matrimonios que se complementan uno al otro en Cristo pueden realizar una unidad amorosa por medio de la


MAYORDOMÍA, CONDUCTA CRISTIANA , EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

84

dirección del Espíritu y nutrimento de la iglesia. Dios bendice a la familia e intenta que su membresía asista el uno al otro hacia la madurez completa. Los padres han de criar a sus hijos para amar y obedecer al Señor. Por su ejemplo y sus palabras ellos han de enseñarles que Cristo es un disciplinario amoroso, siempre haciendo y cuidando, de ellos a que sean miembros de su Cuerpo, la familia de Dios. Aumentando la cercanía familiar es un distintivo de este mensaje evangelístico final”.4 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Génesis 2:18-25; Mateo 19:3-9; S.Juan 2:1-11; 2 Corintios 6:14

1 2 3 4

Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 15. Morris Venden. Fe en acción (Buenos Aires: ACES. 1980), 295. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 16. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 16.


Capítulo

11 EL MINISTERIO DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL “Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos”. Hebreos 7:25

• ¿Dónde está Jesús hoy? ¿Y quÉ estÁ haciendo por mí? Cuando Jesús ascendió a los cielos dice la Biblia que “se sentó a la diestra del trono de la majestad en los cielos” (Hebreos 8:1) esto quiere decir que Jesús al ascender a los cielos se sentó a la diestra de su Padre en las alturas. Pero ¿dónde fue eso? La Biblia nos enseña que el lugar donde está Dios en el cielo es su santo templo (Hab. 2:22), esto es, su santuario. En el antiguo pueblo de Israel Dios le mandó a Moisés que edificara un tabernáculo para que pueda ser la casa de Dios en medio de ellos. En Éxodo 25:9 Dios le dice a Moisés que edifique conforme a todo lo que él le había mostrado, el diseño, los utensilios, todo. De esta manera tenemos que en el cielo hay un tabernáculo que sirvió de modelo para la construcción del tabernáculo de la tierra. La dife-


86

EL MINISTERIO DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL

rencia es que el tabernáculo de la tierra fue echo por los hombres y el del cielo, que es el original, lo levantó el Señor y no el hombre (Heb. 8:2). Como no podemos ver el tabernáculo celestial, podemos a través de lo que la Biblia nos dice del terrenal imaginar al que sirvió de modelo. Si en el tabernáculo terrenal habían dos partes: el lugar Santo y el lugar Santísimo, imaginamos que esto de alguna manera existe en el cielo, puesto que de allí salió el modelo. Pero ¿por qué decimos que Jesús está en el tabernáculo o santuario celestial? En hebreos 4:15 se nos dice que Jesús es nuestro sumo sacerdote. El sumo sacerdote era algo así como el jefe de todos los sacerdotes y tenía a su cargo las funciones más sagradas del santuario. Sin él el santuario no era lo mismo. Entonces tenemos que Jesús es el sumo sacerdote del santuario celestial (el original). Eso responde a la pregunta ¿dónde está Jesús hoy?, pero ¿qué está haciendo por mí? Para responder a esa pregunta tenemos que ver cuáles eran las funciones de los sacerdotes en el santuario. La Biblia nos muestra que el sacerdote era el intermediario entre el pueblo y Dios. Cada vez que el pueblo pecaba y deseaba arrepentirse iba donde el sacerdote quien sacrificaba un corderito para implorar el perdón del pueblo. Ese cordero representaba a Jesús quien un día se entregaría a sí mismo para ser sacrificado. De esta manera Jesús es nuestro cordero y también es el sacerdote, pero eso no es todo. Todos los días los sacerdotes realizaban sacrificios e intercedían por los pecados del pueblo. De esta misma manera nosotros todos los días podemos pedir perdón por nuestras faltas, con fe en el sacrificio de Jesús, pidiéndole a él que interceda por nosotros ante el Padre. En Hebreos 7:25 encontramos que Jesús vivirá siempre para interceder por nosotros. Entonces tenemos que Jesús aparte de ser nuestro cordero, sacerdote, es también nuestro intercesor o abogado. En Hebreos 4:16 dice que podemos ir sin miedo ante Dios para obtener perdón. Gracias a Jesús, no necesitamos pedirle a otros hom-


Conociendo a

Jesús

87

bres que intercedan por nosotros porque Jesús es nuestro abogado. ¿Acaso usted crees que podría encontrar uno mejor que él? Una vez al año debía realizarse un rito que era el “Yom Kippur” o Día de la Expiación, en donde se purificaba el santuario de todos los pecados confesados por el pueblo a través del año. Esta tarea la realizaba el sumo sacerdote y representaba la eliminación definitiva del pecado. La persona que había ido al santuario a confesar su pecado, ya había sido perdonada y ella no tenía duda sobre eso, pero no era sino hasta el “Yom Kippur” que el pecado era eliminado por completo. De esta manera tenemos que al ir ante el Padre a confesar nuestro pecado en el nombre de Jesús, nuestra falta es perdonada por completo y ya no somos más culpables sino que somos declarados inocentes, pero no será sino hasta el día del juicio final (el Yom Kippur universal) que el pecado será eliminado por completo, cuando Jesús el gran Juez ejecute la sentencia final sobre el mal. Esto se pone cada vez más bueno, Jesús nuestro cordero y sacerdote, también es nuestro abogado intercesor, pero no solo eso sino que es también el sumo sacerdote y el Juez. No tenemos por dónde perder, porque Jesús nuestro amigo, es también nuestro abogado y juez. Realmente ser amigo de Jesús es lo mejor que nos pueda pasar. • Explique con sus palabras todas las funciones o papeles que desempeña Jesús a favor nuestro. “Hay un santuario en el Cielo. En él, Cristo intercede en nuestro favor, haciendo accesibles a los creyentes los beneficios de su sacrificio expiatorio ofrecido una vez por todos, en la cruz. Él es nuestro gran Sumo Sacerdote y comenzó su ministerio intercesor en ocasión de su ascensión. En 1844, a final del período profético de los 2 300 días, inició la segunda y última etapa de su ministerio expiatorio. El juicio investigador revela a los seres celestiales quién entre los muertos será digno de formar parte en la primera resurrección. También se hace manifiesto quién, entre los vivos, está preparado para la traslación a su reino eterno. La terminación del ministerio de Cristo señalará el fin del tiempo de gracia para los seres humanos, antes del Segundo advenimiento”.1


88

EL MINISTERIO DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

• Textos para memorizar: (Heb. 1:3; 8:1-5; 9:11-28; Dan. 7:9-27; 8:13 y 14; 9:24-27; Núm. 14:34; Ezeq. 4:6; Mal. 3:1; Lev. 16; Apoc. 14:12; 20:12; 22:12).

1 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 17.


Capítulo

12 LA SEGUNDA VENIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN El Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces los muertos en Cristo resucitarán primero. 1 Tesalonicenses 4:16

• La segunda venida A lo largo del tiempo una de las cosas que ha mantenido a los cristianos firmes frente a las pruebas y dificultades ha sido la bendita esperanza de la segunda venida. Sólo en el Nuevo Testamento se habla de este evento más de 150 veces y en todas ellas se promueve la cercanía de su cumplimiento, se entregan detalles de cómo sucederán las cosas y quienes participarán. Jesús, en muchas oportunidades, dedicó tiempo para explicarles esto a sus discípulos, pero sus corazones aún no estaban listos para comprender. Incluso en el antiguo testamento encontramos referencias directas hacia el segundo regreso de Cristo, representado en el Día del Señor (Isaías 2:20,21). Es innegable que la segunda venida es una realidad en la escritura. La pregunta sería ¿lo es en su vida?


90

LA SEGUNDA VENIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN

Existen por lo menos 3 cosas que debemos entender en cuanto a este asunto: a. El ser humano es muy valioso para Jesús: valoramos las cosas en relación al costo que éstas nos han representado, si tenemos algo que no fue de mucho valor, entonces tampoco lo valoramos, por otro lado si tenemos algo que nos costó mucho obtenerlo, entonces le asignamos un valor mayor. Nosotros fuimos comprados con sangre por Cristo, el precio de nuestra salvación fue su propia vida, por esto es que somos de mucho valor para Cristo y por esta misma razón podemos estar seguros que vendrá a llevarnos a vivir con él. b. Jesús quiere estar con nosotros: en la Biblia encontramos muchísimas referencias de esto, tal vez una de las más conocidas sea la que está registrada en Juan 14:3 “voy pues a preparar lugar para vosotros… para que donde yo estoy, vosotros también estéis”, también encontramos la misma idea en la oración sacerdotal de Jesús: “Aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo” (Juan 17:24). Nos queda claro que Jesús quiere estar con nosotros, somos de mucho valor para él, y si él vino una vez, murió por nosotros y prometió volver, entonces eso hará. c. Debemos estar listos para cuando venga: no sabemos cuándo regresará Jesús (Mateo 25:1) pero por las señales que él nos ha dejado (Mateo 24), podemos estar seguros que no falta mucho tiempo, lo que nos queda es aguardar el cumplimiento de su llegada viviendo como si cada día fuera el último en esta tierra y anunciando este mensaje a otros para que ellos también estén preparados para recibir a Jesús en el aire y así vivir eternamente con él (1 Tesalonicenses 4:17). • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “La segunda venida de Cristo es la bienaventurada esperanza de la iglesia, la gran culminación del evangelio. La venida del Salvador será literal, personal, visible y de alcance mundial. Cuando el Señor regrese, los justos muertos resucitarán y, junto con los justos que estén vivos, serán glorificados y llevados al cielo, pero los impíos morirán. El hecho de que la mayor parte de las profecías estén alcanzando su pleno cum-


Conociendo a

Jesús

91

plimiento, unido a las actuales condiciones del mundo, nos indica que la venida de Cristo es inminente. El momento cuando ocurrirá este acontecimiento no ha sido revelado, y por lo tanto se nos exhorta a estar preparados en todo tiempo”.1 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Tito 2:13; Juan 14:1-3; Hechos 1:9-11; I Tes. 4:16 y 17; I Cor. 15:51-54; 2 Tes. 2:8; Mat. 24; Mar. 13; Lucas 21; 2 Tim. 3:1-5; Joel 3:9-16; Heb. 9:28

• MUERTE Y RESURRECCÍON Lázaro era uno de los mejores amigos de Jesús. En muchas ocasiones Jesús se había quedado a descansar en su casa y habían pasado largas horas de conversación junto al fuego, en medio de la oscuridad de la noche. La gente sabía cuánto aprecio existía entre Jesús y la familia de Lázaro, por esta razón es que para muchos pueda haber resultado incomprensible que Jesús no fuera a visitar a su amigo al enterarse de su enfermedad dejando pasar varios días para responder al llamado. Algunos pueden haber interpretado esto como un descuido de Jesús hacia su amigo, pero Jesús tenía una gran enseñanza en mente. Cuando le dijeron que su amigo a quien él amaba estaba muy enfermo Jesús respondió que no se preocuparan, que esa enfermedad no era de muerte. Pero finalmente Lázaro murió después de esperar dos días. Jesús les dijo a sus discípulos vamos a Betanía, Lázaro está durmiendo. Los discípulos pensaban que se refería al sueño natural, por eso no entendían por qué Jesús quería ir a despertarlo. Finalmente Jesús le dijo: En el lenguaje en que pudiesen entender “Lázaro está muerto, pero hoy ha despertado del sueño”.


92

LA SEGUNDA VENIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN

Nosotros conocemos el resto de la historia, Jesús llegó y quitó la piedra y Lázaro resucitó. Juan 11:25 y 26 señalan “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente”. En la Biblia existen dos tipos de muerte. La primera muerte es como un sueño. Cuando dormimos no tenemos noción del tiempo, simplemente cerramos los ojos en la noche y los abrimos al otro día después de al menos unas 8 horas de sueño, como si hubiese pasado unos segundos. La segunda muerte es la muerte eterna. Esta muerte es para siempre, de esta muerte nunca se despierta. La Biblia dice que aquellos que aman a Dios y creen en Jesús sólo experimentan la primera muerte (el sueño). Aquellos que han muerto en Jesús como Adán, están durmiendo esperando la voz de Jesús que los despierte en aquel día maravilloso de la resurrección para poder ir a vivir con Dios para siempre. ¿Te preocupa la muerte? ¿Te asusta pensar que algún día pueda tocarte? Recuerda que no hay que temer si estamos con Jesús, porque la muerte no puede vencer a la vida. Y la vida es Jesús. Imagina que tuvieras la oportunidad de vivir de nuevo, ¿te gustaría? La mayoría de las personas responde que sí, pero frente a la pregunta ¿te gustaría vivir la misma vida que vives ahora, nuevamente? Entonces el entusiasmo disminuye. El cielo es la oportunidad de terminar con todo aquello que es malo y comenzar una nueva vida de felicidad con Jesús. Hay muchos que no creen en el cielo. Ellos dicen que son sólo inventos de la gente. La verdad es que es imposible creer en Jesús y no creer en el cielo porque Jesús mismo dijo: “voy a prepararles lugar (en el cielo), y regresaré a buscarlos para que ustedes y yo vivamos juntos” (paráfrasis de Juan 14:3). Jesús y el cielo son innegables y constituyen nuestra más grande esperanza. La segunda venida de Jesús será el fin de muchos y el comienzo de otros. Lo que sea para usted depende de quién sea Jesús en su vida. Si Jesús es simplemente un personaje histórico o alguien famoso, entonces, para usted será el fin. Pero si Jesús es su amigo y salvador, entonces será el comienzo de una vida maravillosa junto a él. Cuando Jesús venga a buscar a sus amigos, todos los que estén vivos lo


Conociendo a

Jesús

93

recibirán en el aire y los que hayan muerto con la esperanza de verle, resucitarán para estar por siempre con Jesús. Pero ¿qué pasará con los que nunca se interesaron realmente en Jesús?, ¿serán destruidos inmediatamente? No, la Biblia nos enseña que eso no sucederá sino hasta la segunda resurrección. ¿Segunda resurrección? Sí, déjeme explicarle. En la primera resurrección casi la totalidad de los que resuciten (a excepción de un pequeño grupo de impíos a los que Jesús les prometió que le verían venir en el cielo) serán llevados a los cielos para vivir con Jesús, ¿pero qué pasará con los demás?, ellos se mantendrán muertos por mil años. En Apocalipsis 20 se nos muestra que todos los malos estarán muertos por mil años mientras que los redimidos estarán en el cielo revisando los casos de aquellos que no se han salvado. La idea es que a nadie le quede duda que Jesús les dio todas las oportunidades. Y si no están en el cielo en ese momento, es porque sencillamente, ellos, no quisieron estar. Después de esos mil años Jesús vendrá por tercera vez y tendrá lugar la segunda resurrección, pero esta vez no será para salvación, sino para condenación. Pero si Jesús es un Dios de amor, ¿por qué no los salva a todos? Precisamente por amor. Jesús quisiera poder salvarlos a todos pero por amor, él respeta las decisiones de cada uno y sólo salva a aquellos que realmente deseen ser salvos. Imagina a un ladrón que nunca quiso permitir que Jesús transformara su vida, imagínalo caminando por la santa ciudad con calles de oro y diamantes incrustados, creo que el pobre no se sentiría muy contento de vivir en el cielo con esas ganas tremendas de robárselo todo. Jesús no puede salvar a los que no quieran ser salvos, él respeta nuestras decisiones y voluntad. Aceptar a Jesús depende únicamente de usted y de mí. Sólo usted puede decidir qué será la segunda venida para usted: El fin o el comienzo. ¿Ya aceptó a Jesús?, ¿Está listo para ir a vivir con él? • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando tus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “La paga del pecado es la muerte. Pero Dios, el único que es inmortal, otorgará vida eterna a sus redimidos. Hasta ese día, la muerte constitu-


94

LA SEGUNDA VENIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN

ye un estado de inconsciencia para todos los que han fallecido. Cuando Cristo, que es nuestra vida, aparezca, los justos resucitados y los justos vivos serán glorificados, todos juntos serán arrebatados para salir al encuentro de su Señor. La segunda resurrección, la resurrección de los impíos, ocurrirá mil años después”.2 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: 1 Tim. 6:15 y 16; Rom. 6:23; I Cor. 15:51-54; Ecles. 9:5 y 6; Sal. 146:4; 1 Tes. 4:13-17; Rom. 8:35-39; Juan 5:28 y 29; Apoc. 20:1-10; Juan 5:24

1 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 18. 2 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 18.


Capítulo

13 EL MILENIO, FIN DEL PECADO Y TIERRA NUEVA 1

Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva... Apocalipsis 21:1

• El milenio y el fin del pecado Jesucristo, el Hijo del Dios viviente, vino para buscar y salvar a los perdidos. El apóstol Juan presenta de una manera clara cuál fue la misión que le fue encomendada: “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo” 1 Juan 3:8. Sí, es cierto, Jesús deshace todo lo que hace el diablo. El pecado es producto del diablo. Dice la Biblia que peca desde el principio. Satanás es el originador del pecado y con Jesús se pone fin al pecado. Si el gran adversario de Dios originó el pecado, Jesús lo terminará. Ésta es la más hermosa noticia que podemos recibir como seres pecadores. Este proceso, el de erradicar el pecado en forma definitiva y por completo, se inició con la muerte de Jesús en la cruz. Cuando Jesús, revestido de la humanidad caída, fue sacrificado en la cruz del Calvario, los pecados del mundo fueron expiados. Este proceso continúa y terminará cuando Jesús regrese por segunda vez para recompensar a cada uno según sea su obra (Apoc 22:12).


96

EL MILENIO, FIN DEL PECADO Y TIERRA NUEVA

En aquel gran día esperado por todo cristiano sucederá lo que está escrito. Los muertos en Cristo resucitarán primero (1 Tes 4:16). Esta es la primera resurrección (Apoc 20:5). Desde este momento reinaremos con Cristo (Apoc 20:4). Al iniciar el tiempo de reinado con Jesús los que no reinen con Cristo morirán al ver la Gloria de Dios. Pasarán mil años, un milenio, durante este tiempo nadie habitará la tierra, estará desierta, Satanás será atado para no engañar a nadie. Esta atadura se debe a las circunstancias. Nadie en la tierra, por lo tanto nadie puede ser engañado. Si leemos Apocalipsis 20:1-3 vemos cómo el apóstol describe este evento. Habrá un milenio en el cual la tierra estará vacía, desolada, el abismo, refiriéndose al planeta tierra en su estado inicial (Gen 1:2). Al terminar este milenio, sucede una segunda resurrección (Apoc 20:5). Esta segunda resurrección no es para salvación sino para la muerte segunda (Apoc 20:6) o muerte eterna. Durante el milenio los santos, los de la primera resurrección reinarán con Cristo y recibirán la capacidad de juzgar (Apoc 20:4), este juicio es la confirmación del juicio que ya hizo Jesús. Luego del milenio, se dará inicio a la ejecución de los juicios de Dios. Los impíos resucitan y Satanás, al tener a quién engañar, es soltado para engañar por un poco de tiempo (Apoc 20:3). Al fin se da la erradicación total, completa y definitiva del pecado. El originador del pecado será echado al lago del fuego y azufre (Apoc 20:10). De esta manera el gran rebelde, quien echó por tierra la autoridad de Dios, quien trajo el sufrimiento de la raza humana, quien desencadenó el sufrimiento, dolor y muerte de la humanidad será destruido y junto con el pecado que inició en el cielo. El carácter del pecado completamente desenmascarado durante los siglos que duró la vida terrenal y visto en la desdicha humana llega a su fin. Jesús, el Rey de reyes y Señor de Señores le pone fin a todo el sufrimiento vivido tanto en el cielo como en la tierra. Dios sufrió junto con la raza humana al ver las consecuencias de sus errores. Ahora, Jesús iluminando la Santa Ciudad devuelve la paz y felicidad verdadera y completa a su creación redimida. Jesús es quien puede acabar con el pecado y darnos vida en plenitud (Juan 10:10). Muy pronto las profecías se cumplirán dando punto final al pecado. La solución es vivir con Cristo hoy, confiar en su sacrificio


Conociendo a

Jesús

97

expiatorio obrado en la cruz. Confiemos en su gracia redentora, en su sangre preciosa capaz de limpiarnos de toda maldad. Tal como dice un hermoso himno: “Sólo Cristo Jesús, Él puede calmarte, él puede lograr que todas las cosas tengan solución… Él puede salvarte, te ofrece una paz, un hogar y felicidad” porque él apareció para deshacer las obras del diablo, no hay otra solución. • Lea el siguiente párrafo varias veces y luego escríbalo usando sus propias palabras. Trate de no dejar ninguna idea afuera. “El milenio es el reinado de mil años de Cristo con sus santos, en el Cielo, entre la primera y la segunda resurrección. Durante este tiempo serán juzgados los impíos muertos. Al fin de ese período, Cristo con sus Santos y la Ciudad Santa descenderán del Cielo a la Tierra. Los impíos muertos serán entonces resucitados y, con Satanás y sus ángeles, cercarán la ciudad; pero el fuego de Dios los consumirá y purificará la Tierra. El Universo quedará eternamente libre del pecado y de los pecadores”.2 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________

• Textos para memorizar: Apoc. 20; Zac. 14:1-4; Mal. 4:1; Jer. 4:23-26; I Cor. 6; 2 Pedro 2:4; Ezeq. 28:18; 2 Tes. 1:7-9; Apoc. 19:17, 18 y 21

• La Tierra Nueva Jesús, mientras convivió con la raza humana, dio sanidad y salvación a todo aquel que se acercaba a Él. Jesús daba solución a toda clase de dolencia tanto física como espiritual. Llegó el momento de partir. Jesús


98

EL MILENIO, FIN DEL PECADO Y TIERRA NUEVA

se encontraba con sus discípulos en el aposento alto, durante la última cena. Decidió anunciarles lo porvenir. Declaró lo siguiente: “En la casa de mi padre muchas moradas hay, si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros… para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Juan 14:2,3). En el preciso momento en que Jesús prometió volver por su pueblo, nos dio la esperanza de un lugar mejor que el presente. Jesús hizo referencia a lo que el profeta Isaías ya declaró al terminar sus escritos, habló de Cielos Nuevos y Tierra Nueva. En el capítulo 65, declara el profeta, que Dios creará “cielos nuevos y nueva tierra y de primero no habrá memoria, ni mas vendrá al pensamiento” (v. 17). La promesa dada al pueblo de Dios fue la de un lugar en la que habrá gozo eterno. Es Jesús quien quiere darnos alegría plena. Jesús murió en la cruz para darnos vida eterna. Que triste sería obtener la vida eterna en el entorno que nos rodea actualmente, sería vivir eternamente en dolor, sufrimiento y muerte. Ahora cuando Jesús vuelva junto con la Nueva Jerusalén, para instaurar su reino en la tierra no solo viviremos eternamente con El sino que el dolor y toda clase de sufrimiento desaparecerá. Veamos como lo vio Juan: El apóstol logró ver en visión la promesa esperada. Luego del milenio en el que los redimidos vivirán con Cristo en la morada celestial, Jesús y su amado pueblo volverán a la tierra para dar inicio al reinado eterno de Dios en este planeta, el cual será renovado. La Tierra será recreada por completo. “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron…” (Apoc 21:1). La Nueva Jerusalén descenderá del cielo para posar sobre la Tierra ya recreada. Jesús, el Cordero de Dios, quien prometió tal escena es quien se encargará de limpiar las lágrimas de los redimidos. Partir de ese momento la muerte y el dolor ya no tendrá efecto sobre los salvados. “Enjugará Dios toda lagrima de los ojos de ellos y ya no habrá muerte ni habrá mas llanto ni clamor ni dolor porque las primeras cosas pasaron” (v. 4). Si bien es cierto esto es el futuro que nos espera, todavía no lo es, pero mientras estemos aun en este mundo de pecado, Jesús ofrece calmar nuestro sufrimiento. “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mat 11:28). El sufrimiento acabará recién


Conociendo a

Jesús

99

cuando los cielos nuevos y nueva tierra reciban a la Nueva Jerusalén. Por ahora podemos degustar un poco ya de tal gozo inigualable cuando nos acercamos a Jesús para recibir descanso para nuestros corazones dolientes. Este mundo nos trae mucha desdicha en el diario vivir, Jesús desea calmar el dolor cada día pero llegará un tiempo futuro en el que Jesús terminará con tal sufrimiento de una vez y para siempre. No tendremos memoria del sufrimiento experimentado mientras nos toco vivir en este mundo pues la alegría, gozo y paz experimentados en la nueva tierra serán incomparables. Lo mas hermoso de la nueva tierra no es la falta de sufrimiento, no es la capacidad que Dios nos dará de vivir eternamente, no es la Nueva Jerusalén, tan hermosa e inigualable, construida de metales y piedras preciosas donde cada uno tendremos un hogar donde vivir (Apoc 21:927). Para poder ser parte de la Tierra Nueva y Nuevos Cielos se necesita un requisito indispensable, a saber, estar inscrito en el libro de la vida del Cordero (Apoc 21:27). Lo mas precioso de aquel lugar esperado será la presencia de Dios y de Cristo en forma permanente. Si, El vivirá con nosotros por siempre y para siempre, que gozo será aquel, estar con Cristo por los siglos de los siglos. Preparémonos para aquel maravilloso día en el que la presencia de Dios estará siempre con nosotros en los cielos nuevos y tierra nueva. • Lee el siguiente párrafo varias veces y luego rescríbelo usando tus propias palabras. Trata de no dejar ninguna idea afuera. “En la tierra nueva, en que habita la justicia, Dios proporcionará un hogar eterno para los redimidos y ambiente perfecto para la vida, el amor, el gozo y el aprendizaje eternos en su presencia. Porque allí Dios mismo morará con su pueblo y, el sufrimiento y la muerte terminarán para siempre. El gran conflicto habrá terminado y el pecado no existirá más. Todas las cosas, animadas e inanimadas, declararán que Dios es amor; y el reinará para siempre jamás”.3 _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________


100

EL MILENIO, FIN DEL PECADO Y TIERRA NUEVA

_____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ ______________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________ _____________________________________________________________________

• Textos para memorizar: 2 Pedro 3:13; Gén. 17:1-8; Isa. 35; 65:17-25; Mat. 5:5; Apoc. 21:1-7; 22:1-5; 11:15

1 Agradesco al Pr. Alvaro Rodriguez por su apoyo en la elaboración de este capítulo. 2 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 18. 3 Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia (Buenos Aires: ACES. 2006), 19.


Cómo pasar un rato a solas con

Jesús

La idea de este libro ha sido que podamos Conocer a Jesús. Como ya hemos visto, para conocerle no vasta tener información sobre Él, también se hace necesario estar con Él. Yo podría leer todos los libros que se hayan escrito sobre la reina Isabel de Inglaterra, ver los vídeos de sus apariciones en televisión e incluso hablar con personas que la han visto, pero menos que yo haya estado con ella, hablado con ella y hecho cosas con ella (como caminar, reír, comer, etc), no puedo pretender conocerla. La mera información sobre alguien no me permite conocer a esa persona, se hace imprescindible el contacto, la cercanía e intimidad que sólo un momento a solas nos puede dar. Muchos viven la vida cristiana creyendo que pueden conocer a Jesús llenándose de información, ésos son cristianos que envejecen pero nunca maduran, por otro lado están aquellos que han entendido que la única manera de crecer espiritualmente es día a día pasar un rato a solas con Jesús, ellos llegan al conocimiento real. Usted podría preguntarse ¿Cómo hago eso? ¿Cómo paso un rato a solas con Jesús? Esta última parte del libro está aquí precisamente para eso, para que toda la información que hemos recibido se haga viva y real a través del contacto diario. Muchas veces nos han dicho lo importante que es hacer nuestro culto personal y puede que muchas veces usted haya estado motivado a experimentarlo, pero tal vez nunca le dijeron cómo. El siguiente método ha sido resumido del libro Dynamic Bible Study Methods (Métodos dinámicos para el estudio bíblico) escrito por el Pr. Rick Warren, es un método muy simple que se encuentra basado en cuatro elementos esenciales para un buen rato a solas con Jesús:


102

Cómo pasar un rato a solas con Jesús

• Comenzar con las actitudes apropiadas •������������������������������� Escoger un momento específico •� ������������������������������ Seleccionar un lugar especial •� ������������������������ Seguir un plan sencillo

• COMIENZA CON LAS ACTITUDES APROPIADAS Ante los ojos de Dios, el por qué haces una cosa es mucho más importante que lo que haces. En una ocasión Dios dijo a Samuel: “El Señor no mira las cosas que mira el hombre. El hombre mira la apariencia externa, pero el Señor mira al corazón”. (1 Samuel 16:7). Es muy posible que se haga la cosa correcta pero con la actitud equivocada. Este fue el problema de Amasías. “Hizo lo bueno a los ojos del Señor aunque no de todo corazón”. (2 Crónicas 25:2) . Cuando vienes a encontrarte con Dios en un momento de quietud, debes tener estas actitudes apropiadas: 1. Expectativa. Ven delante del Señor con anticipación y deseo. Espera disfrutar un buen rato en Su compañía y recibir la bendición de ese momento juntos. Era lo que David esperaba !Oh! Dios, Tú eres mi Dios, te buscaré con afán”. (Salmo 63:1; ver Sal 52:1) 2. Reverencia. No te precipites a la presencia de Dios, más bien prepara tu corazón estando quieto ante Él y dejando que la quietud esclarezca los pensamientos mundanos. Escucha al profeta Habacuc:”El Señor está en Su templo santo; dejad que toda la tierra calle ante Él. (Habacuc 2:20; ver Salmo 89:7). Venir a la presencia del Señor no es como ir a un partido de fútbol o a cualquier forma de recreación. 3. Atención. Despiértate totalmente primero. Recuerda que te estás reuniendo con el Creador, el hacedor de cielo y tierra, el redentor del hombre. Preséntate totalmente descansado y alerta. La mejor preparación para un buen momento de silencio empieza la noche anterior. Acuéstate temprano para estar en buena forma para encontrarte con Dios por la mañana, porque Él se merece toda tu atención. Disposición de obediencia. Esta actitud es crucial. No vienes a esta hora ante Dios a elegir lo que harás o no harás sino con el propósito de hacer cualquier cosa que Dios quiera que hagas. Jesús dijo “Si alguno elige hacer la voluntad de Dios sabrá si mi enseñanza es de Dios o viene


Conociendo a

Jesús

103

de mí mismo”. (Juan 7: 17). Así que ven a hacer la voluntad de Dios habiendo elegido cumplir su mandato sea lo que fuere.

• SELECCIONA UN MOMENTO ESPECÍFICO La hora específica tiene que ver con cuándo has de tener tu momento de quietud y qué tan largo ha de ser. La regla general es ésta: el mejor momento es cuando mejor te sientes. Da al Señor la mejor parte del día --cuando estás más fresco y más alerta. No trates de servir al Señor con tus sobras (de tiempo). También recuerda que tu mejor momento puede ser diferente al de cualquier otro. Para la mayoría de nosotros, sin embargo, temprano por la mañana parece ser la mejor hora. Era la práctica del mismo Jesús el levantarse por la mañana temprano y encontrarse con el Padre. “Muy temprano por la mañana cuando todavía estaba oscuro Jesús se levantó, dejó la casa, y fue a un sitio solitario en donde oraba”. (Marcos 1:35). En la Biblia muchos hombres y mujeres madrugaban para encontrarse con Dios: entre ellos están: • Abraham--Génesis 19:27 • Moisés --Éxodo 34:4 • Job- Job 1:5 • Ana y Elcana--1 Samuel 1:19 • Jacobo--Génesis 28:18 • David--Salmos 5:3, 57:7,8 (Ver también 90; 14; 119; 147; 143:8; Isaías 26:9, Ezequiel 12:8.) A través de la historia de la Iglesia, muchos cristianos que fueron los que Dios más usó se reunían con Él por la mañana temprano. Hudson Taylor dijo, “No afinas los instrumentos cuando el concierto ha terminado. Sería tonto. Lo lógico es afinarlos antes de empezar”. El Gran Reavivamiento entre los estudiantes de la universidad inglesa a fines del siglo XIX empezó con estas palabras históricas: “Recuerda la vigilia matutina”. Así nosotros hemos de afinarnos al comienzo del día recordando la vigilia matutina. Jesús está realmente en primer lugar en nuestra vida; hemos de darle la primera parte de nuestro día. Hemos de buscar su reino primero. (ver Mateo 6:33). Los médicos nos dicen que la comida más importante es el desayuno. Frecuentemente determina nuestro nivel de energía, de vigilancia e incluso los estados de ánimo para el día. Igualmente necesitamos un desayuno espiritual para comenzar el día.


104

Cómo pasar un rato a solas con Jesús

De igual manera, nuestras mentes no están abarrotadas temprano por la mañana con las actividades del día. Nuestros pensamientos están frescos, nosotros descansados. Las tensiones no nos han llegado todavía y es normalmente el momento de más quietud. Una madre pone el despertador a las cuatro de la mañana, tiene su meditación, vuelve a la cama y luego se levanta cuando el resto de la familia se levanta. Lo explica diciendo que con niños alrededor de la casa todo el día, el único momento de quietud es muy temprano y ella puede estar a solas con Dios. Para ella funciona; tú necesitas seleccionar una hora que funcione para ti. Podrías incluso considerar el pasar dos ratos a solas con Dios (mañana y noche). Dawson Trotman, el fundador de Los Navegantes, solía usar códigos de iniciales para referirse a su rato a solas con Dios— S.P.U.P. Cuando estaba con un grupo de gente por la noche o en casa con su esposa y la conversación parecía terminar, decía “Bueno S.P.U.P”.. S.P.U.P significaba “Su palabra la ultima palabra”. Y lo practicó a través de los años como una manera de terminar el día con los pensamientos fijos en el Señor. (Betty Lee Skinner, Daws, Zondervan, p. 103). Stephen Olford un gran cristiano y ministro de Nueva York por muchos años dijo: “Quiero oír la voz de Dios antes de escuchar a otro por la mañana, y su voz es la ultima que deseo escuchar por la noche”. David y Daniel incluso se encontraban con el Señor tres veces al día. (Ver Salmo 44:17; Daniel 6:10). Cualquiera que sea la hora que establezcas sé constante en ella. Anótala en tu calendario Haz una cita con Dios como la harías con cualquier otro. ¡Haz una cita con Jesús! Luego anticipa el momento con ilusión y no lo dejes plantado. Una cita incumplida no es una experiencia agradable para ninguno de nosotros, y a Jesús no le gusta que le dejen plantado. Así que haz una cita con Él y mantenla a toda costa. Una pregunta frecuente es “¿Cuánto tiempo debo compartir con el Señor? (Robert D. Foster, Seven Minutes with God, NavPress) Si tú nunca has mantenido un rato a solas con Dios consistentemente antes, podrías empezar con siete minutos y dejarlo aumentar naturalmente. Deberías proponerte invertir, eventualmente, no menos de 15 minutos al día con el Señor. De 168 horas que todos tenemos a la semana 1 hora y 45 minutos parece terriblemente poco cuando consideras que fuiste creado para mantener compañerismo con Dios. A continuación se ofrecen algunos puntos guías adicionales:


Conociendo a

Jesús

105

• No intentes un rato a solas con Dios de más de dos horas al principio. Sólo serviría para desanimarte. Necesitas crecer en esta relación como harías en cualquier otra. Así que comienza con siete minutos consistentes y deja que aumenten, es mejor ser consistente por corto tiempo que reunirse por una o dos horas una semana sí y otra no. • No mires el reloj. Mirar al reloj puede arruinar tu rato a solas con Dios más rápido que cualquier otra cosa. Decide lo que puedas hacer en la Palabra y la oración durante el tiempo que has apartado y hazlo. Algunas veces te tomará más tiempo del que has reservado y algunas veces menos. Pero no estés mirando el reloj. • No enfatices la cantidad, enfatiza la calidad. No hay nada superespiritual en un rato a solas con Dios de dos horas. Es lo que haces con tu tiempo –15 minutos o dos horas o cualquier cosa en medio—eso importa. Apunta a una relación de calidad con Dios.

• ESCOGE UN LUGAR ESPECIAL E�������������������������������������������������������������������� l lugar donde pasamos nuestro tiempo a solas con Dios es importante también. La Biblia señala que Abraham tenía un lugar en donde se reunía regularmente con Dios. (Génesis 19:27) Jesús acostumbraba orar en el jardín de Getsemani. “Jesús salió como siempre hacia el Monte de los Olivos, y sus discípulos lo siguieron”. (Lucas 22:39, énfasis agregado) Tu lugar ha de ser un lugar recluido. Un lugar donde puedas estar solo, donde haya quietud, y donde no te puedan distraer o interrumpir. En el ruidoso mundo occidental de hoy día, esto pudiera requerir de algún ingenio pero es necesario. Debe ser un lugar. . . • donde puedas orar en voz alta sin perturbar a los demás. • donde tengas buena luz para leer (un escritorio quizás). • donde estés cómodo, como un momento en tu cama. (Advertencia: no busques tu momento con Dios en la cama. Es demasiado confortable). Tu lugar debe ser un lugar especial. Dondequiera que decidas reunirte con el Señor, conviértelo en un lugar especial para Él y para ti. Conforme pasen los días dicho lugar llegará a significar mucho para tí debido a los momentos maravillosos que has pasado ahí con Jesucristo. Tu lugar debe de ser un lugar sagrado. Es ahí donde te reúnes con el Dios


106

Cómo pasar un rato a solas con Jesús

viviente. Donde tú te reúnes con el Señor puede ser tan sagrado como el lugar en el que Abraham se reunía con Dios. No tienes que estar en una iglesia. Algunos pasan su momento a solas con Dios en el auto, estacionado en un lugar tranquilo, en un armario vacío de su casa, en el patio de atrás, e incluso en el refugio subterráneo de un campo de béisbol. Cada uno de estos sitios se ha convertido en lugar sagrado para estas personas.

• SIGUIENDO UN PLAN SENCILLO Alguien ha dicho, “Si apuntas a la nada, es seguro que darás en el blanco”. Para tener un momento significativo necesitarás un plan o algún tipo de bosquejo general. La regla principal es: conserva tu plan simple. Necesitarás los tres objetos siguientes para tu rato a solas con Dios: • Una Biblia—una versión contemporánea (sin parafrasear) con buena impresión, preferiblemente sin notas. • Un cuaderno de apuntes para escribir lo que el Señor te enseña y para hacer una lista de oraciones. • Un himnario—algunas veces querrás cantar a la hora de la adoración. (ver Colosenses 3:16). 1. Espera en el Señor (Relájate) Mantente fijo por un minuto: no llegues corriendo ante la presencia de Dios y empieces a hablar inmediatamente. Sigue el consejo de Dios: “Quédate quieto y sabe que Yo soy Dios. ( Salmo 46:10; ver también Isaías 30:15; 40:31). Manténte callado por un pequeño instante para entrar en un ánimo de reverencia. •� Ora brevemente. (Pide) No es una hora de oración, sino una introducción breve oracional para pedirle a Dios que purifique tu corazón y te guíe hacia un momento de unión. Dos buenos pasajes de la escritura para memorizar son: •� “Escudríñame Oh Dios y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos ansiosos, ve si hay en mi algún camino malo y guíame en el camino eterno”(Salmo 139:23-24; ver 1 Juan 1:9). •� “Ábreme los ojos para que pueda ver las cosas maravillosas de tu ley” (La Palabra) Salmo 119:18; ver Juan 16:13). •� ¡Necesitas estar en armonía con el autor para poder entender su libro!


Conociendo a

Jesús

107

3. Lee una sección de las Escrituras. Es aquí donde tu conversación con Dios comienza. El te habla a través de Su Palabra y tú le hablas a Él a través de tus oraciones. Lee tu Biblia . . . • Despacio. No te precipites; no intentes leer grandes secciones; no corras por la lectura. • Repetidamente. Lee un pasaje una y otra vez hasta que comiences a dibujarlo en tu mente. La razón por la cual más gente no obtiene más de la lectura de la Biblia es que no leen varias veces las escrituras. • Sin parar. No te detengas en la mitad de una oración para salirte por la tangente y hacer un estudio doctrinal. Simplemente lee la sección por el puro gozo de leerla, dejando que Dios te hable. Recuerda que aquí tu propósito no es obtener información, sino alimentarte en la palabra y conocer a Cristo mejor. • En voz alta pero calladamente. Leer en voz alta mejorará tu poder de concentración, si es que tienes ese problema. Te ayudará también a entender mejor lo que estás leyendo porque estarás viendo a la vez de oyendo lo que lees. Lee suavemente, no obstante, de modo que no molestes a nadie. • Sistemáticamente. Lee de a un libro con un método ordenado. No utilices el método de “inmersión al azar”–un pasaje aquí, un capítulo allá, lo que te gusta aquí, una porción interesante allá. Entenderás la Biblia mejor si la lees cómo fue. • Lee el libro de corrido. En algunas ocasiones querrás indagar un libro completo. En ese caso lo leerás rápidamente para lograr la amplitud de la revelación completa. Entonces no necesitarás leerlo despacio o repetidamente. 4. Medita y memoriza (reflexiona y recuerda). Para lograr que las Escrituras te hablen significativamente debes meditar sobre lo que estás leyendo y memorizar versículos que particularmente te digan algo. Meditación es “contemplar una y otra vez seriamente un pensamiento dentro de tu mente”. De tu meditación podrás seleccionar y memorizar un versículo que te parezca particularmente significativo. 5. Anota lo que Dios te está enseñando (Récord). Cuando Dios te habla a través de su Palabra, anota lo que has descubierto. Escribirlo te per-


Cómo pasar un rato a solas con Jesús

108

mite recordar lo que Dios te ha revelado y revisar tus descubrimientos bíblicos. Anotar lo que Dios te ha enseñado es el camino a la aplicación de lo que ves en la Escritura que se relaciona con tu vida. 6. Ten tu momento de oración (Petición). Después de que Dios te ha hablado a través de Su palabra, háblale en tu oración. Esta es tu parte en la conversación con Dios.

• CONCLUSIÓN ¿Qué si pierdes un día? No te preocupes si ocurre ocasionalmente. No emprendas un viaje de culpabilidad. “No hay condenación para aquellos que están en Jesucristo” (Romanos 8:1). No seas legalista, al fin un día no ocasiona un fracaso. No te rindas. Perder una comida, no significa que debes renunciar a comer porque eres inconsistente. Simplemente comerás un poco más en la próxima comida y continuarás adelante. Este principio se aplica a tu rato a solas con Dios. Los sicólogos nos dicen que usualmente nos toma tres semanas el familiarizarnos con una nueva meta o hábito. Toma otras tres semanas el convertirlo en hábito. La razón por la que muchas personas no salen con éxito en sus ratos a solas con Dios es porque no han logrado vencer esta barrera de las seis semanas. Para que tu momento a solas con Dios se convierta en un hábito debes tener uno a diario por lo menos durante seis semanas. William James tenía una fórmula famosa para desarrollar un hábito. (Selected Papers on Philosophy, E. P. Dutton &: Co., pp. 60-62). 1. Haz una resolución firme. (Voto) Debes comenzar siempre con una iniciativa firme, decidida. Si empiezas a medias nunca lo conseguirás. Haz una declaración pública haciendo saber a los demás acerca de tu decisión. 2. Nunca permitas que una excepción aparezca hasta que el nuevo hábito esté firmemente arraigado en tu vida. Un hábito es como una bola de trenza. Cada vez que renuncias muchos lazos quedan destejidos. Así que no permitas que el “sólo esta vez” suceda. La acción de complacencia debilita el ánimo y fortalece la falta de autocontrol. 3. Aprovecha cualquier oportunidad e inclinación para practicar tu nuevo hábito. Cada vez que sientas el menor impulso de practicar tu nuevo hábito hazlo en el instante. No esperes. Usa cualquier oportunidad


Conociendo a

Jesús

109

para fortalecer tu hábito. No te hace mal sobrepracticar un hábito nuevo cuando estás iniciándolo. A estas sugerencias yo añadiría una más: 4. Confía en el poder de Dios. Cuando todo está dicho y hecho debes darte cuenta de que estás en una batalla espiritual y que puedes vencer sólo con el poder del Espíritu Santo de Dios. Así que reza para que Dios te fortalezca y dependas de Él para que te ayude a desarrollar este hábito para su gloria. Si te has convencido de que esto es lo que necesitas hacer la siguienrte oración:

• UNA ORACIÓN DE COMPROMISO “Señor, me comprometo a invertir un momento definitivo contigo todos los días, no importa el precio. Estoy dependiendo en Tu fuerza para que me ayudes a ser consistente”.


Autoevaluación capitulo 1 Jesús el centro de la escritura

Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa. 1._______ 2._______ 3._______ 4._______

La Biblia es la Palabra de Dios Dios dictó cada palabra a los escritores bíblicos. La Revelación es la manera cómo Dios se da a conocer. La iluminación es la obra del Espíritu Santo que capacita hoy al oyente o lector de la Biblia.

Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los textos bíblicos indicados. 1. ¿Cómo fueron dadas las Escrituras? (2 Tim. 3:16) ______________________________________________________ ______________________________________________________ ______________________________________________________ 2. ¿Con qué propósito se escribieron las Sagradas Escrituras? (Rom 15:4) _____________________________________________________ _____________________________________________________ _____________________________________________________

Actitudinal 1. ¿Qué opina de la biblia como una regla para nuestras vidas? 2. La Biblia muestra que Dios es amor. Si usted estuvieras frente a Él ¿Qué le diria?


Autoevaluación capitulo 2 La trinidad: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa. 1._______ La Trinidad son tres dioses que actúan cada uno en forma independiente. 2._______ El carácter de Dios es amor. 3._______ Jesús fue un ser creado. 4._______ Jesús se identificó con la raza humana. 5._______ Hoy, el Espíritu Santo es nuestro abogado. 6._______ La misión del Espíritu Santo es llevarnos a la verdad de Jesucristo. Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los textos bíblicos indicados. 1. ¿En qué palabra se expresa el carácter de Dios? (1 Juan 4:8) ____________________________________________________ ____________________________________________________ ____________________________________________________ 2. ¿Qué dos características fundamentales son parte de la naturaleza de Dios? (Sal 144:17) ____________________________________________________ ____________________________________________________ ____________________________________________________ Actitudinal 3. ¿Qué opina de la existencia de Dios? 4. Jesús tomó la forma de hombre y murió en la cruz. ¿Qué opina de este acto maravilloso?


Autoevaluación capitulo 3 La creación y la naturaleza del hombre Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa 1.___ Dios creó a las aves y a los peces el 4to días 2.___ Dios al crear las plantas demoro mil años 3.___ El hombre fue creado a imagen de Dios 4.___ Dios no es el autor del pecado Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los Textos bíblicos indicados 1. ¿Cómo trajo Dios a la existencia los cielos y la tierra? (Sal 33:6,9) ­­­­­­­­_______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ 2. ¿Qué declaran los cielos? (Sal 19:1,2) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ 13. ¿A cuantos seres humanos paso la muerte como resultado de la Trasgresión de Adán? (ROM 5:12; 1Cor 15:22) _______________________________________________________ _______________________________________________________ ______________________________________________________ Actitudinal 1. Que siente al pensar que ha sido creado por Dios y no producto de la casualidad


Autoevaluación capitulo 4 El gran conflicto y la vida, muerte y resurrección de Cristo Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa 1.___ En la vida y en la muerte de nuestro Señor Jesucristo se cumplieron Las profecías del antiguo testamento 2.___ La muerte de Cristo fue una situación fortuita 3.___ El gran conflicto es entre Cristo y Satanás. No tiene nada que ver con el ser humano. 4.___ Jesús tenía forma de hombre pero en realidad era Dios Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los Textos bíblicos indicados 1. ¿Cuánto sufrió Cristo por los pecadores? (Isa 53:5) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________

2. ¿Cuál fue el propósito definido de la encarnación de Cristo? _______________________________________________________ _______________________________________________________ ______________________________________________________ Actitudinal 1. De qué manera la vida de Cristo es un ejemplo para usted 2. En qué medida usted se ha sentido involucrado en el gran conflicto.


Autoevaluación capitulo 5 La experiencia de la salvación y el crecimiento en Cristo Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa 1.___ El arrepentimiento es producido por el hombre 2.___ El arrepentimiento es sentir culpa por lo que hemos hecho 3.___ La justificación es algo que reciben aquellos que son justos 4.___ Dios espera que siempre seamos como niños, por esto no nos debemos preocupar por nuestro crecimiento Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los Textos bíblicos indicados 1. ¿En donde se origina el verdadero arrepentimiento? (Romanos 2:4) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ 2. ¿Cómo podemos llegar a ser como Jesús? (Filipenses 4:13) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________

Actitudinal 1. Cuanto cree que ha crecido en Cristo desde que comenzó a leer este libro 2. En qué aspecto de su vida aun le falta madurar espiritualmente


Autoevaluación capitulo 6 La iglesia, el remanente y su misión y la unidad en el cuerpo de Cristo Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa 1.___ El arrepentimiento es producido por el hombre 2.___ El arrepentimiento es sentir culpa por lo que hemos hecho 3.___ La justificación es algo que reciben aquellos que son justos 4.___ Dios espera que siempre seamos como niños, por esto no nos debemos preocupar por nuestro crecimiento Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los Textos bíblicos indicados 1. ¿En donde se origina el verdadero arrepentimiento? (Romanos 2:4) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ 2. ¿Cómo podemos llegar a ser como Jesús? (Filipenses 4:13) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ _________________________________ Actitudinal 1. Cuanto cree que ha crecido en Cristo desde que comenzó a leer este libro 2. En qué aspecto de su vida aun le falta madurar espiritualmente


Autoevaluación capitulo 7 El bautismo y la cena del Señor Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa 1.___ El bautismo bíblico es asperjar agua sobre la cabeza de un bebe 2.___ El bautismo es el símbolo de la muerte y resurrección de Cristo 3.___ Primero hay que bautizarse y luego viene el entregarse a Jesús 4.___ el pan y el vino son la carne y la sangre de Jesús 5.___ Antes de participar de la cena del Señor hay que participar del rito de la humildad

Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los Textos bíblicos indicados 1. ¿Qué simboliza el pan y el vino en la cena del Señor? (1Cor. 11:23,25) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ 1. ¿Qué dice Jesús en relación a si mismo? (Juan 6:48-51) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________

Actitudinal 1. Cuál es la importancia del bautismo en la salvación del hombre 2. Que le debería decir a una persona que no desea participar de la cena del Señor porque piensa que es un pecador


Autoevaluación capitulo 8 Los dones y ministerios espirituales, el don de profecía Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa 1.___ El bautismo bíblico es asperjar agua sobre la cabeza de un bebe 2.___ El bautismo es el símbolo de la muerte y resurrección de Cristo 3.___ Primero hay que bautizarse y luego viene el entregarse a Jesús 4.___ el pan y el vino son la carne y la sangre de Jesús 5.___ Antes de participar de la cena del Señor hay que participar del rito de la humildad

Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los Textos bíblicos indicados 1. ¿Qué simboliza el pan y el vino en la cena del Señor? (1Cor. 11:23,25) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ 1. ¿Qué dice Jesús en relación a si mismo? (Juan 6:48-51) _______________________________________________________ _______________________________________________________ _______________________________________________________ Actitudinal 1. Cuál es la importancia del bautismo en la salvación del hombre 2. Que le debería decir a una persona que no desea participar de la cena del Señor porque piensa que es un pecador


Autoevaluación capitulo 9 La ley de Dios y el sábado Conceptual Escriba una V sila declaración es verdadera y una F si es falsa. 1. ---- Jesús cambió la ley de Dios. 2. ---- El que ama a dios guarda los mandamientos. 3. ---- Dios bendijo, lo santificó y lo reposó el día sábado. 4. ---- Jesús cambió el sábado por el domingo. 5. ---- El sábado es un día de liberación. Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los textos bíblicos indicados. 1. ¿Cuál es el propósito de la ley de Dios? (Mat. 19:10; Rom 320, 7:10) ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------2. ¿Qué señal puso Dios con su pueblo? (Éxo 31:16, 17; Eze 20:12, 20) -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------3. ¿Vino Cristo para abolir la ley? (Mat 5:17) -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Actitudinal 1. ¿Cuál es su opinión respecto a obedecer las leyes de su país? (Rom. 13) 2 ¿Por qué considera que la gente se ha olvidado del sábado como día de reposo?


Autoevaluación capitulo 10 Mayordomía, conducta cristiana, el matrimonio y la familia Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa. 1.___ El ser humano es templo para la morada del Espíritu Santo. 2.___ El verdadero cristiano vive como le da la gana. 3.___ La conducta del cristiano debe ser un ejemplo. 4.___ Dios es el autor del matrimonio. 5.___ Los hijos deben exigir obediencia de sus padres. Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los textos bíblicos indicados.

6. ¿Qué le prometió Dios a su pueblo? (Deum 28:1-14) _______________________________________________________ _______________________________________________________ 7. ¿Con qué palabra reconoció Cristo el origen divino del matrimonio? (Mat. 19:6) _______________________________________________________ _______________________________________________________

Actitudinal 8. Lee Filipenses 4:8 ¿Qué actitud deberíamos tomar? (1 Tim. 4:15). 9. ¿Qué opinas de la educación de los hijos?


Autoevaluación capitulo 11 El ministerio de Cristo en el Santuario Celestial

Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa. 1.____ El mensaje del santuario es un mensaje de salvación. 3.____ El día de la expiación celebran los israelitas una vez al año. 9.____ Jesús es nuestro sumo sacerdote en el santuario celestial. 10.____ Existe un santuario en el cielo.

Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los textos bíblicos indicados. 11. ¿Para qué mandó Dios a Moisés a construir un santuario? (Éxo 25:9) ____________________________________________________ ____________________________________________________ _____________________________________________________ 12. ¿Bajo qué modelo se construyó el santuario terrenal? (Éxo 25:9; Heb 8:5) ____________________________________________________ ____________________________________________________ ____________________________________________________ 14.

¿A quién señalaba todos los sacrificios del Antiguo Testamento? (Heb 9:9,13,14) _________________________________________________ _________________________________________________ _________________________________________________

Actitudinal 15.

La verdad del santuario no es bien comprendido por la mayoría de los cristianos ¿Por qué? ¿Qué vas hacer al respecto?


Autoevaluación capitulo 12 La segunda venida, muerte y resureccion

Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa. 1.____ No se tiene muchas evidencias de cuando Jesús retornará por segunda vez. 3.____ Se sabe el día y la hora cuando Jesús va ha retornar por segunda vez. 4.____ Una de las señales de la venida de Jesús es la predicación del evangelio en todo el mundo. 5.____ La venida de Jesús será en forma espiritual.

Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los textos bíblicos indicados. 11. ¿Qué preciosa promesa hizo Jesús a sus hijos? (Juan 14:1-3) __________________________________________________ __________________________________________________ __________________________________________________ 12. ¿Qué señales aparecerían en la tierra? (Mat 24:7,8; Luc 21:25; 2Tim 3:1-4; Mat 24:14) __________________________________________________ __________________________________________________ __________________________________________________ 13. ¿Quiénes verán a Jesús cuando venga? (Mat 24:27; Apo 1:7) __________________________________________________ __________________________________________________ __________________________________________________


Actitudinal 14. Primero lee Mateo 25:1-13. ¿Qué opinión te merece la actitud de las vírgenes insensatas? 15. ¿Te gustaría estar presente el momento de la segunda venida de Cristo? ¿Por qué, sí? o ¿Por qué , no?


Autoevaluación capitulo 13 El milenio, fin del pecado y la tierra nueva

Conceptual Escriba una V si la declaración es verdadera y una F si es falsa. 1.____ El tema del milenio está registrado en Apocalipsis 20. 2.____ En la tercera venida de Jesús se destruirá a los malvados. 3.____ durante el milenio Satanás esta tentando a los impíos 4.____ al terminar el milenio sucede una gran resurrección 5.____ Lo más hermoso de la tierra nueva es que ya no existirá el pecado.

Procedimental Responda las siguientes preguntas buscando las respuestas en los textos bíblicos indicados. 11. ¿Qué hará Dios con sus hijos en la tierra nueva? (Apocalipsis 21:4) ____________________________________________________ ____________________________________________________ ____________________________________________________ _____________________ 13. ¿Qué sucede con Satanás al finalizar el milenio? (Apocalipsis 20:3) ____________________________________________________ ____________________________________________________ ____________________________________________________ ____________________________________

Actitudinal 16. A que personajes bíblicos te gustaría conocer en la tierra nueva 17. Te parece que está bien que Dios destruya la maldad para siempre


BIBLIOGRAFIA Adams, Roy, La naturaleza de Cristo. Buenos Aires: ACES, 2003. Asociación General de la IASD. Creencias de los adventistas del séptimo día. Vol. 1,2. Buenos Aires: ACES, 1988. Asociación General de la IASD. Manual de Iglesia. Buenos Aires: ACES, 2006. Dupertuis, Atilio Rene, El carpintero divino. Buenos Aires: ACES, 1995. Quispe, Glúder. Grandes temas de la Biblia, Ñaña, Lima: Editorial Imprenta Union, 2002. Venden, Morris. Fe en Acción, Buenos Aires: ACES, 1980. White, Elena de. El Deseado de todas las Gentes. Buenos Aires: ACES 1986. White, Elena de. La historia de la redención. Buenos Aires: ACES 1986. White, Elena de. Mensajes para los jóvenes. Buenos Aires: ACES 1990. White, Elena de. Palabras de vida del gran Maestro. Buenos Aires: ACES 1985. White, Elena de. Patriarcas y profetas. Buenos Aires: ACES 1985.


Conociendo a Jesús  

Un enfoque cristo-centrico de las Creencias Fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you