Page 1

12

La Semana Navarra

DIARIO DE NAVARRA DOMINGO, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2010

CÓMO LLEGAR Salinas de Oro se encuentra a 28 kilómetros de Pamplona. Para llegar hasta allí coger la carretera NA-700 de Estella/Lizarra- Pamplona/Iruña, por Etxauri.

QUÉ HACER Los aficionados a la montaña suelen ascender a la Peña Grande (942 metros) por una ruta que parte de Salinas de Oro. También se puede subir desde los pueblos de Viguria, Arzoz y Vidaurreta. La ascensión es bastante exigente y se presenta dificultosa si se

desconoce el terreno. El 29 de septiembre, los vecinos de Salinas de Oro, suben en romería hasta la ermita de San Jerónimo de Oro. También hay romerías en mayo (por San Isidro), y en diciembre, el sábado más próximo a Santa Lucía (día 13).

7D P

posteriores. Pero antes de convertirse en la población más importante de Guesálaz – más 550 habitantes en el s.XIX– y de independizarse de aquel valle, en 1857, hubo en su término tres poblados anteriores que ocuparon su actual demarcación. Uno de ellos – el más próximo a las salinas– era Yaniz, otro Zuazu, y el tercero, Oro. Este último fue el más famoso de los tres ya que, junto a nombre tan sonoro, exhibía un legendario castillo del que se habla en varios documentos.

ASADO el puerto de Etxauri, por la carretera que va de Pamplona a Estella, nos encontramos con el término de Salinas de Oro. Este pueblo se conoce todavía por sus eras de sal, algunas de las cuales permanecen todavía en activo después de varios siglos. El propio nombre del pueblo, guarda relación con aquella actividad ligada a la evaporación del río Salado que atraviesa el término, dejando pozos y fuentes saladas a su paso, para desembocar en el embalse de Alloz. Antes de que se popularizaran las neveras domésticas en el pasado siglo, la sal fue, además de condimento, uno de los conservantes más utilizados. De ahí le viene su importancia histórica a esta zona de Navarra, que tuvo el brillo del oro y la sal en los albores del reino, para caer luego en el olvido de los tiempos modernos. Todo esto lo sabe muy bien el párroco de Muzqui y de Estenoz, Isidoro Ursua – archivero navarro y etnógrafo del valle de Guesalaz– con quien quedo esta mañana para subir a la peña Grande, y hablar de la historia de estas tierras.

Dos centinelas La fortaleza de Oro fue coetánea del castillo de Monjardín. “Mirándose mutuamente, como eternos centinelas, pasaron ambos los siglos, haciéndose guiños de fuego o de humo, para señalar momentos de peligro o gestas victoriosas”. Así mismo lo cuenta el etnógrafo de Viguria en un artículo publicado en Príncipe de Viana. Más allá del nombre, cuyo origen se desconoce, lo interesante de Oro son las incógnitas que plantea. “Parece que el poblado estaba en las faldas de la Peña Grande, que es la cumbre dominante de la sierra de Esparaz, y punto central de Oro. Junto a ella, hay otra peña de porte menor, pero igualmente llamativa, conocida como la Peña Chica, en la que pudo haber también otro viejo castillo (Gazteluzar). Sospecha don Isidoro que tantas murallas y fortalezas debían tener relación con la vigilancia de las salinas, en

El etnógrafo de Guesalaz Nacido en el palacio de Viguria hace 81 años, don Isidoro cantó misa en 1951. Desde entonces, lleva una vida austera en su valle natal, dedicado a la faenas propias de su ministerio. Antes, jugaba al mus, cazaba palomas y hasta cocinaba para los mozos del valle. Todavía tiene alguna reunión gastronómica y cinegética de vez en cuando. Pero si algo le apasiona, intelectualmente, es la historia local. Como investigador, uno de sus principales trabajos ha consistido en la catalogación del archivo diocesano. Nada menos que 29 tomos lleva publicados, junto a don Jose Luis Sales. Aparte de eso, Isidoro Ursúa ha dedicado muchas a horas a estudiar y describir la vida y costumbres tradicionales de Yerri y de Guesalaz . Individualmente, ha publicado diez libros (el último sobre Cofradías y frontones, que acaba de salir a finales de agosto), y numerosos artículos de carácter etnográfico e histórico. Y en uno de estos, se ocupa del castillo de Oro, que sigue siendo hoy uno de los temas que siguen despertando su interés. Según dice, el pueblo de Salinas de Oro surgió en el siglo XII, junto a las eras de sal que allí había desde tiempo inmemorial. Estuvo amurallado en los siglos

Descenso hacia Peña Chica, también conocida como ‘el colmillo de Esparatz’.

LAS TIERRAS DE ORO ENTRE LOS PAISAJES LEGENDARIOS DE LA GEOGRAFÍA NAVARRA DESTACA EL TÉRMINO DE ORO. SE TRATA DE UN ANTIGUO COTO REDONDO Y DE UN DESPOBLADO MEDIEVAL QUE ALBERGÓ UN MÍTICO CASTILLO LIGADO A LA RUTA DE LA SAL. TEXTO Y FOTOS JOSÉ A. PERALES


DIARIO DE NAVARRA DOMINGO, 26 DE SEPTIEMBRE DE 2010

DÓNDE COMER Y DORMIR En Salinas de Oro hay dos casas rurales. Puede consultarse la web del ayuntamiento www.salinasdeoro.es. Más opciones en www.tierrasdeiranzu.com

La colina de Oro, o Peña Grande, desde el valle de Guesalaz.

GEOGRAFÍA tiempos pretéritos, y también con el carácter de encrucijada que tuvieron estos parajes. El propio nombre de Vidaurreta, pueblo cercano, evoca esta confluencia de caminos viejos, entre los que se cuenta la calzada romana que –procedente de Cirauqui– pasaba cerca de aquí. Probablemente, el poblado de Oro ocuparía el entorno de la actual ermita de San Jerónimo (s. XII, remodelada en el XVI), a la que acuden en romería los vecinos de varios pueblos cercanos. En cambio, la fortaleza debía estar en una posición más elevada, acaso en la misma cumbre de la peña, donde encontramos un habitáculo de piedra, que hace pensar en una posible dependencia del castillo. “Todo son conjeturas, ya que no existe un estudio arqueológico que aporte nueva luz sobre este tema”, añade Isidoro. “Puede ser también que el castillo estuviera abajo, más cercano al poblado, y que arriba hubiera un puesto de vigilancia”.

La Semana Navarra

13

PARA SABER MÁS Ursua Irigoyen, Isidoro (1997), El castillo de Oro, Pamplona: Revista Príncipe de Viana, año 58, nº 211,pags, 255-294.

Humana El castillo de Oro hacía pareja con el de Monjardín Según la leyenda, aquí se refugió Sancho Garcés I, tras ser derrotado por Abdelrahmán III, el año 920 Hoy, el término es un coto redondo incrustado en el término de Salinas de Oro

Isidoro Ursúa señala las vistas desde Peña Grande, donde supuestamente estaba el castillo de Oro. Al fondo, Monjardín.

PEÑA GRANDE

Corazón del reino Don Isidoro ha subido varias veces a lo alto de este abrupto mirador desde el que se divisan los paisajes de la “Navarra primordial”. Así llamaba el historiador Martín Duque a estos montes y valles de tierra Estella que fueron cuna del reino. Cuenta una leyenda que aquí abajo en el antiguo palacio de Viguria –“no en el actual, sino en Jaureguizarra”–, nació Iñigo Arista, el primer rey de Pamplona. Además, tenemos

Vista de la colina de Oro, o Peña Grande, desde las proximidades de la ermita de San Jerónimo.

Panorámica desde el punto más alto de Oro. En medio, el embalse de Alloz, y al fondo, la colina de Monjardín. A la izda., Muzqui.

El pueblo actual de Salinas de Oro.

Hoy, el término de Oro sigue siendo un paraje de singular atractivo. Incluye una zona boscosa de roble y encinas jalonada por las abruptas colinas de Peña Chica y Peña Grande. Sólo por otear desde esta última los 380 grados de horizonte , y contemplar el pantano de Alloz, rodeado de los pueblos de Yerri y Guesalaz, merece la pena la aventura de trepar hasta lo alto. Cerca de la peña Grande – donde quedan posibles restos del castillo de Oro, o de un puesto de vigilancia ligado al mismo– queda la peña Chica, también llamada el colmillo de Esparatz, en clara alusión a su aspecto. Son todavía escenarios poco conocidos, paisajes emocionantes que aparecen estrechamente unidos a la historia romántica del reino.

cerca el pueblo de Muez, en cuyo término se dice que tuvo lugar la sangrienta batalla de Valdejunquera (920), en la que murieron cientos de navarros. Sea leyenda o realidad, se ha escrito que, tras ser derrotados por Abdelrahmán III, los reyes cristianos Sancho Garcés I de Pamplona y Ordoño II de León vinieron a refugiarse al castillo de Oro. Lo que sí sabemos con certeza, por diversos documentos, es que este castillo estuvo en pie hasta el siglo XVI. Según dice don Isidoro, el castillo y el coto redondo de Oro pasarían luego a ser propiedad de los Goñi y Peralta. Diversos miembros de esta saga serían durante varias generaciones los dueños de aquel término legendario, …y también de un segundo palacio, situado encima de Salinas de Oro, que fue recientemente demolido.

20100926 las tierras de oro  

Jaitz eta inguruaren berri ematen duen artikulua. Artículo sobre Salinas de Oro y alrededores.