Page 1

64 DIARIO 2

Diario de Navarra Jueves, 16 de septiembre de 2010

A PUNTA SECA Fernando Pérez Ollo

Dos polos de la vida popular en un valle

“Guesálaz y Salinas de Oro. Cofradías y frontones” Autor: Isidoro Ursúa Irigoyen. Edición: Del autor. Patrocina y distribuye el Ayuntamiento de Guesálaz-Muez. 2010. Págs.314. Precio de venta: 20 €.

“A

todos mis paisanos de Guesálaz para que sientan el orgullo de vivir en un valle tan salado”, dice la dedicatoria de este libro. No sé cuántos, fuera del valle, entenderán el guiño. Guesálaz es topónimo “que alude a una corriente salada que lo baña”, según observó J. Caro Baroja (1972) y mantuvo L.Michelena (1973). La corriente salada, gesal en euskera, es el río Salado, que cursa de la Peña de Echauri hasta fundirse con el Arga en Mendigorría, vertebra Guesálaz y recibe al Ubagua que forman dos arroyos, Inároz y Ogancia, y drena Yerri. De los pueblos de Guesálaz, como observaba Madoz, nueve quedan en la margen izquierda –Muniáin, Izurzu, Viguria, Arzoz, Esténoz, Muzqui, Garísoain, Irurre, Lerate- y siete sobre la derecha -Muez, Irujo, Iturgoyen, Arguiñano, Vidaurre, Guembe y Salinas de Oro. Éste último, único en explotar la sal, se separó del valle administrativo en 1852. El autor nació en Viguria (1930) y ejerce la cura de almas en su valle desde que recibió la ordenación sacerdotal (1952). Ya figura entre los informantes del “Vocabulario navarro” de Iribarren, publicado ese mismo año. Desde joven, pues, sin desaten-

der su curato vocacional, D.Isidoro ha cuidado otros aspectos de la vida en su tierra, como prueban sus libros anteriores, todos dedicados a Guesálaz y sus pueblos, salvo el de “Campanas y campaneros en nuestras iglesias” (1987) y “Ursúa. Historia y seguimiento de un apellido navarro” (1995). Ahora repasa la historia de dos realidades muy distintas, pero importantes en la vida histórica de una comunidad navarra. El estudio de las cofradías ocupa dos tercios del libro. Desgraciada prueba de la decadencia humanística es la pérdida del sabor esencial de las palabras incluso en muchos que pretenden hacer de ellas su oficio y profesión y cuya ignorancia les lleva a creer sólo y a pies juntillas en el DRAE. De modo que acaso convenga recordar algo elemental: cofradía o fratría es hermandad o fraternidad, no como virtud sino en cuanto institución. Cofradía deriva de frater, hermano, que en castellano dio primero frade (de ahí, cofrade), fraile, freire, fray. La orden de los hermanos menores capuchinos, Fratres Minores Capuccini (OFMCap), es decir frailes, se organiza en Fraternidades territoriales. Ursúa repasa pueblo a pueblo la historia de treinta y una cofradías, si no yerro, –más la Hermandad sacerdotal de San Pedro ad Vincula-, desde la de S. Miguel de Esténoz, existente ya en 1518, a las del Pilar de Garísoain, instituida en 1995, y de S. Jerónimo de Oro en Salinas, fundada en 2002. La de Esténoz no es la de documentación más antigua, porque un testamento de 1479 habla en Guembe de una hermandad cuya advocación no consta, acaso la de S.Bartolomé, luego verificada. El estudio de Isidoro es tan detallado como afectuoso, sin que esa actitud merme la exposición objetiva de los avatares cofradieros y los “líos”, como dice el autor. A cofrades y capellanes les unía un

fin espiritual, pero las obligaciones materiales, las cuotas y cuentas –y acaso las rencillas vecinales- encendían disputas que a veces devenían procesos enconados ante los tribunales. Ursúa –trapero de tiempo, que aún saca la mañana del martes para acercarse al Archivo Diocesano de Pamplona, en el que ha dejado miles de fichas y de horas en labores menos intelectuales que la lectura y catalogación de piezas jurídicas- conoce y maneja con pulcritud las fuentes directas del ADP, del Archivo General y Real, del de Protocolos Históricos y de los libros parroquiales de Guesálaz, lugar a lugar. Ese bagaje de cada fratría lo desgrana con llaneza directa -“No es éste el momento de hacer unas profundas y serias reflexiones filosóficas” (pág.313)-, pero sin eludir El rebote de Muzqui, la carretera por medio. juicios y apostillas, por ejemplo la “mala nota” Irurre data de 1657, y no sorpren(pág.101) que hoy merecería Nide menos la tardanza de la de S. colás de Lazcano, párroco de EsJerónimo de Oro, cuando su erténoz, enfrentado en 1772 a sus mita es una de las históricas del feligreses a cuenta de la costumreino que autorizó Felipe II, orbre de las procesiones penitennada por leyendas palacianas. ciales hasta la ermita de San MiMuy distinta es la segunda guel para bendecir los términos parte del libro, dedicada a los los días 3 (Santa Cruz) y 8 de mafrontones, ‘rebotes’ en el léxico yo (San Gregorio). El clérigo exitradicional. La documentación gía un estipendio que le compenno pasa de concejil y muy parcial. sara el esfuerzo de dos horas “de Sólo consta la fecha de los frontoalto en alto rozando sotanas y rones de Salinas de Oro, Arguiñaquetes”. Lazcano, veintañero no, Irurre, Izurzu e Iturgoyen. El cuando surgió la disputa, permade Salinas se debe, según tradineció en la parroquia hasta su ción oral, a la iniciativa de un vemuerte en 1822. Un buen ejemplo cino transeúnte, Manuel Chirine. de que no conviene analizar los Ursúa transcribe sin comentarhechos siempre con criterios las las cuentas municipales de anacrónicos,sino coetáneos. 1937: Samuel Cherigni cobró Llama la atención la eclosión 9.848,25 ptas. por construir el de cofradías del Rosario, diez, la frontón “por el sistema de admimayoría en el XVIII, si bien la de

La poetisa Inés de Navarra, en el nuevo número de la revista ‘Pregón Siglo XXI’ La publicación cultural también incluye reportajes sobre el Camino de Santiago y cierra su dossier sobre los Fueros MICHELLE UNZUÉ Pamplona

Son 92 páginas cargadas de cultura. Esta tarde se presenta, a las 19:30h en El Corte Inglés, el nuevo número de la revista Pregón Siglo XXI, que mantiene su tirada de 1.500 ejemplares al precio de 6 euros. La revista cuatrimestral cultural ha dedicado artículos en los tres números de este año al Camino de Santiago. En esta ocasión, el medievalista Juan Carrasco escribe sobre el Camino en Navarra en sus primeros años de historia. Por

su parte, José Javier Viñes analiza las huellas templarias de la Ruta Jacobea a su paso por la Comunidad foral, mientras que Juan José Martinena aborda el Camino a su paso por las calles de Pamplona. “En este número, el 37, también concluimos el dossier sobre el sistemaforaldeNavarra,eslatercera entrega para que todo el mundo termine por entender qué es el fuero”, explica José Mª Corella, presidente de la sociedad cultural Peña Pregón, editora de la revista. El plato fuerte de Pregón Siglo XXI, o al menos uno de ellos, es el artículo sobre la poetisa Inés de Navarra, escritora del siglo XIV y hermana de Carlos II el Malo. “En un viaje a París, buscando a los poetas champaneses descubrí un ejemplar de Prospère Tarde editadoenReimsen1856.Estehistoriador menciona a Inés, tiré del hilo y

Portada de la revista.

he encontrado que tuvo una colección de poesía bastante importante, con quince rondós, dos endechas, once baladas, nueve cancionesydoslayes.Mehepegadoañoy pico traduciendo los rondós, ase-

sorado por un especilista de francés medieval, y en este número es la primera vez que se publican en castellano”, asegura Corella, autor del artículo. Otrosdelosreportajesversasobre el pintor navarro Luis Araujo, analizado por José Mª Muruzábal y su hijo, o un suceso de los afrancesadosquetuvolugarenLerínen 1810, firmado por Ricardo Ollaquindia. Pedro Lozano Bartolozzi saca a colación una medalla británica de la batalla de Pamplona, mientras que Mª Dolores Martínez Arce transcribe un documento del doctor Simonena de 1931 en el que, a petición del Ayuntamiento de Pamplona, estudia cómo modernizar la ciudad. El escritor Juan Gracia Armendáriz también aporta su prosa líricaaestenuevonúmerodelahistórica publicación cultural.

nistración”. Esa partida se complementa con tres de 1942 a sendos profesionales, por la red, el fleje y los asientos, cuya factura montó 1.314,76 ptas. En total, 11.163,01. En 1932 el rebote de Lerate costó 3.399,30 ptas. En 193334 el de Izurzu, 5.584,75 ptas. El de Arguiñano, levantado de nuevo en 2001, luce bajo la chapa un sillar con la fecha del rebote anterior, 1890. Las imágenes hablan por sí solas y demuestran la evolución de este deporte y del erario: paredes de iglesias, simples frontis a veces actualizados, frontones con pared izquierda. No hay fotos del frontón de Salinas, hoy cubierto, ni del polideportivo construido en Muez (1999), pero sí detalladas noticias del ‘material’, pelotaris, partidos y desafíos guardados en la memoARCHIVO ria de las gentes. Como suele suceder en los libros de Isidoro, estas páginas ofrecen más de lo que anuncia el título. Hay noticias de ermitas, carreteras y caminos, remedios municipales en años de hambrunas, cultivos, precios, guerras, el vascuence y las fiestas del valle. También, del vocabulario popular, no siempre estrictamente local, que el autor emplea con espontaneidad: barriquires (pág.145), copuru (p.198), escás (p. 246), trosca (p. 281). Isidoro ha cumplido sin aspavientos el ideal clásico de la vida retirada y útil, más el de Jules Renard: hacer de su lugar el centro del mundo. Lo vive, lo estudia, lo escribe y además lo edita a su cargo. Y vende todo. Con mucho menos se prodigan premios, medallas y títulos de hijo predilecto.

Losjóvenes artistasya puedensolicitar ayudas DN. Pamplona

Los creadores que fueron premiados en los certámenes de Encuentros de Jóvenes Artistas de Navarra de las ediciones 2008 y 2009, así como aquellos que estén demostrando una proyección en el ámbito de la creación artística, recibirán la ayuda del Instituto Navarro de Juventud con un programa que les permitirá prepararse para la profesionalización de su carrera. Las solicitudes para estas ayudas, de jóvenes de 18 a 35 años, podrán presentarse hasta el 3 de octubre en el registro del Instituto Navarro de la Juventud (Yanguas y Miranda, 27), o en http://www.navarra.es/home_es/Temas/Juventud/default.htm.

20100916 cofradías y frontones  

Isidoro Ursua Muzki eta inguruko herrietako erretore eta Gesalatz bailarako etnografo denak hainbat liburu argitaratu ditu, Gesalazko kofrad...