Page 1

Escuela de Música Armonía CICLO DE CONFERENCIAS 2019

“APRENDER A AMAR LA ÓPERA” GIUSEPPE VERDI (1813-1901)

Ernani Verdi

ERNANI

Ópera en cuatro actos.

Libreto de Francesco Maria Piave, basado en la obra de teatro de Victor Hugo titulada Hernani (París, 1830). La ópera se estrenó en el Teatro La Fenice, de Venecia, en marzo de 1844. Estrenada en España en el Teatro de la Cruz, Madrid, en marzo de 1845.

El Puerto de Santa María, 25/05/2019


PRESENTACIÓN Hernani había sido la obra con la que, al menos en teoría, se había producido el triunfo definitivo del teatro romántico en París. La llamada «batalla de Ernani» entre los clasicistas y los románticos se había desarrollado durante la representación de Hernani, ou L’Honneur castillan, el 25 de febrero de 1830, en la capital francesa, que estaba ya madura para la revuelta que hundiría por fin a la monarquía todavía absolutoide de Carlos X (1824-1830), instaurando la monarquía burguesa y parlamentaria de Luis Felipe de Orleans. Los jóvenes poetas y escritores, los artistas y estudiantes, todos hacían causa común con el nuevo estilo literario que rompía definitivamente con las reglas clásicas, la funesta regla de las «tres unidades» (tiempo, lugar, argumento) que tanto habían encorsetado la libre imaginación de los jóvenes dramaturgos. Huelga decir que Victor Hugo, en su obra teatral, pasaba por alto cualquier sombra de respeto a dichas unidades: entre un acto y el siguiente transcurrían meses, si no años, y del escenario del primer acto (las montañas donde Hernani vive sus aventuras como jefe de bandoleros) pasamos a otro lugar geográficamente bien lejano (el palacio de Carlomagno en Aix-la-Chapelle «Aquisgrán»), para volver en el último a un palacio en España. El triple amor que aflige a la monogámica Elvira es otra muestra de la preocupación por no seguir regla literaria alguna.

Hernani mantuvo siempre el prestigio de haber sido la obra que derribó definitivamente la fortaleza del clasicismo de la generación anterior, y es ló-


gico que llamara la atención de los compositores románticos italianos. Ya Bellini había pensado en un Hernani (en italiano, sin H), pero el temor de la censura y otras causas lo apartaron de esta idea cuando ya había compuesto algunos fragmentos del drama musical, que pasaron a otras obras.

Verdi, después de I Lombardi, quiso avanzar hacia un nuevo objetivo: la creación de personajes con caracteres psicológicamente más elaborados. Para intentar alcanzar su deseo, solicitó de su nuevo libretista Francesco Maria Piave —por entonces un novato en el oficio— que se eliminara de Ernani (primera ópera donde Verdi pudo elegir argumento) cualquier cosa superflua, dejando bien clara y perceptible la acción. Por tanto el compositor se involucró en el guion y dejó al poeta la redacción de los versos: del encadenamiento de los hechos, él sería prácticamente el responsable. Merece destacarse que Ernani es la primera ópera con “tema español”, aspecto que va a ser bastante recurrente en su producción.

Ernani es una ópera romántica en el sentido literal de la palabra y eso resulta sospechoso a los ojos de nuestro siglo pero era perfectamente creíble en su tiempo, donde dominaba el sentimiento romántico. Con Ernani, Verdi impuso la vitalidad de la narración vocal y un romanticismo que se acercaba a la sensibilidad tanto de los protagonistas como del resto de las personas de aquel tiempo y constituyó un firme paso en la afirmación de las ideas del autor, que ya empezaba a separarse de lo establecido, desarrollando el llamado “estilo verdiano” pues siguió dando importancia a las voces, pero la partitura orquestal comenzó a cobrar mucha más fuerza. La obra se estrenó en el teatro La Fenice de Venecia, donde obtuvo un éxito que se prolongaría durante ochenta años, seguido de un paréntesis de olvido que terminó hacia 1970 con la reaparición de Ernani en muchos escenarios operísticos y en grabaciones discográficas.


ARGUMENTO Acto I, Cuadro I (El proscrito) En las montañas de Aragón, un grupo de bandoleros se preocupa por el aspecto angustiado de su jefe natural, el noble aragonés Ernani: la razón es la próxima boda de su amada Elvira, obligada por el viejo Ruy Gómez de Silva a casarse con él. Los bandoleros ofrecen ayuda a Ernani para evitarlo con un golpe de mano.

Acto I, Cuadro II

En el palacio de Silva, Elvira se está preparando para la boda que detesta; llevada de un impulso, Elvira invoca a Ernani para que la rapte y así evitar la repulsiva boda. Cuando sus doncellas la dejan sola, Elvira ve con sorpresa que quien ha acudido a su puerta es el rey Carlos, que le ofrece amor para apartarla del proscrito Ernani. Elvira, para impedir el rapto que le propone Carlos, lo amenaza con un puñal. Llega Ernani: el rey se indigna pero decide perdonarlo si se va al instante; Ernani, sin embargo, se queja ante el rey de los males que ha causado su familia, y le recrimina que esté tratando de seducir a su amada. Pero antes de que pueda desarrollarse la lucha entre los dos rivales, llega el viejo Silva, atónito al encontrar tanta concurrencia


en la habitación de Elvira. El viejo no reconoce de momento al rey y trata de arrestarlo, pero sus seguidores le abren los ojos y Silva se disculpa. Nobleza obliga al rey Carlos a no denunciar a Ernani, de quien dice que es un caballero a su servicio.

Acto II (El huésped)

En el castillo se festeja el inminente matrimonio de Silva con Elvira. Ernani ha desaparecido perseguido por orden del rey Carlos, quien ha propagado la noticia de su muerte y por esta razón Elvira ha accedido al matrimonio al día siguiente; ya está todo a punto cuando un peregrino solicita ver a Silva. Este se siente generoso en tal día y declara al peregrino como huésped suyo, sin darse cuenta de que es Ernani disfrazado, que ha huido de sus enemigos. Ella le revela que había decidido suicidarse ante el altar, convencida como estaba de su muerte. Cuando Ernani se entera de que Elvira va a casarse, no resiste más contrariedades y se ofrece como prisionero, pero Silva considera que la ley de la hospitalidad lo obliga, y cuando llega el rey Carlos en busca del bandolero, Silva lo oculta. El rey hace registrar el palacio, pero no encuentra a Ernani; se dispone a castigar duramente al anciano duque pero Elvira, que ve una oportunidad para escapar de la boda, aparece y se


echa a los pies del rey, quien asegura que estando el bandolero suelto, es mejor que custodie él a la bella dama. Silva no puede impedirlo, muy en contra de sus deseos.

Cuando el rey se ha ido con Elvira, Silva hace volver a Ernani y lo desafía a un duelo; Ernani se niega a luchar con el anciano y le advierte de que el rey no es ninguna protección para Elvira, puesto que la desea. La indignación sube de punto contra el rey y quiere matarlo como sea, para lo cual se alía con Ernani: ambos matarán al rey y luego Ernani se dejará ejecutar por el anciano, en cuanto éste haga sonar un corno que lleva al cinto.

Acto III (La clamencia) El telón se alza ante la tumba de Carlomagno, en Aquisgrán (Aix-la-Chapelle, en francés; Aachen, en alemán). Silva y Ernani con un grupo de conjurados tienen la intención de matar al rey; éste lo sabe y pretende sorprender a los conjurados. El rey indica a su escudero Riccardo que debe enterarse de si ya ha sido elegido emperador: en caso afirmativo deberá hacer disparar un cañón y presentarse allí con Elvira.

Carlos se oculta en la tumba, mientras llegan los conspiradores dirigidos por Silva y Ernani. El viejo le ofrece a Ernani devolverle la libertad a cambio de que le deje empuñar el arma homicida, pero Ernani quiere ser él quien mate al rey y no acepta, aunque le cueste la vida. De pronto, suena el cañón tres veces y Carlos aparece ante sus enemigos revestido de pompa imperial, y sus propósitos de matarlo se desvanecen como el humo. El rey manda ejecutar a los que tengan rango de nobleza, y Ernani le recuerda que él también es noble y se integra en el grupo de condenados. Pero Elvira le sugiere al nuevo emperador que empiece su reinado con un gesto de clemencia y Carlos, que entiende lo razonable de la propuesta, acepta, perdonando a todos y ordenando que Elvira pueda casarse al fin con Ernani.

Acto IV (La máscara) En las proximidades de Zaragoza y en el castillo del rehabilitado Ernani como don Juan de Aragón, se celebra la boda de Elvira y Ernani; la felicidad les sonreiría al fin si no fuera porque, de pronto, suena a lo lejos el corno


del viejo Silva. Ernani, que comprende lo que va a ocurrir, pretexta un mal momento de salud y envía a Elvira a buscar un medicamento.

Dotado de una máscara, el vengativo Silva se presenta ante Ernani para exigir el cumplimiento de su obligación: Ernani, con su alto sentido del honor, no trata de zafarse de su compromiso, pero Elvira, que regresa y se da cuenta de lo que ocurre, insiste cerca de Silva para que lo perdone. Pero éste se niega a hacerlo y Ernani se apuñala maldiciendo a su perseguidor. Elvira se desploma a su lado mientras Silva se regocija al ver cumplida su venganza.

Fuentes: iopera.com; www.operamania.com; www.wikipedia.es

Roger Alier, “Guía universal de la ópera”, 2 Vol., Ma Non Troppo, 2001.


Personajes Ernani. Jefe de bandoleros noble (Juan de Aragón, de Segorbe y de Carona), enemigo de Carlos I de España y enamorada de Elvira. Papel para tenor lírico; debe dominar bien los extremos de la tesitura; alcanza del la1 al sib3.

Elvira. Pupila de don Ruy Gómez de Silva, con el que se ve obligada a casarse, aunque ama a Ernani. Papel para soprano dramática de coloratura, aunque no tan exigente como el Abigaille (de Nabucco), por ejemplo. Exige trinos y abundante coloratura y alcanza del sib2 al do5.

Don Carlos. Rey de España (Carlos I), en espera de ser elegido emperador (Carlos V); enamorado de Elvira. Papel para barítono lírico de tesitura alta y pasajes decorativos; límites: del la1 al sol3.

Don Ruy Gómez de Silva. Anciano tutor y enamorado de Elvira. Papel para bajo con canto melódico y poderoso; debe alcanzar del sol1 al fa3.

Giovanna. Criada de Elvira. Papel menor para soprano, pero importante rol en el concertante del acto III.

Don Riccardo. Escudero de don Carlos; papel poco importante para tenor.

Jago. Escudero de Ruy Gómez de Silva. Papel sin relieve para bajo. Coro. Con muy importantes intervenciones.

Escuela de Música Armonía Avda. de la Bajamar, s/n; 11500 El Puerto de Santa María (Cádiz) Tel: 686 189 550

www.musicaarmonia.es

@musicaarmonia.elpuerto

Profile for musicavivace

Folleto "Ernani" (Verdi)  

Folleto de la ópera "Ernani", de Verdi. Este folleto se utiliza como apoyo de las conferencias sobre ópera que se celebran semanalmente en l...

Folleto "Ernani" (Verdi)  

Folleto de la ópera "Ernani", de Verdi. Este folleto se utiliza como apoyo de las conferencias sobre ópera que se celebran semanalmente en l...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded