Issuu on Google+


número 28. año 3. Noviembre de 2013 Edita: Sistema Nacional de Museos de Venezuela contacto: Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio museosdevzla@gmail.com @museosdevzla museosdevzla

Coordinación General: Rebeca Guerra y Nany Goncalves.

Comité Editorial: Rebeca Guerra, Nany Goncalves y Vivian Rivas. Diseño Gráfico y Diagramación: Diana Silva.

Corrección: Rebeca Guerra y Nany Goncalves.

Colaboran en este número: Armando Gagliardi, Antonio Padrón Toro, Ibermuseos, Nany Goncalves, Rebeca Guerra, Alejandro Ruiz Salamanca. Fotografías: Museo de Arte Coro, Colección Antonio y Sonia Padrón Toro, Rafael Salvatore, Alejandro Ruiz Salamanca. Agradecimientos: Diario El Carabobeño, Eduardo Pinillos, Antia Vilena, Mireya Caldera Pietri. Versión digital: issuu.com/museosdevzla Depósito legal: ppi201102DC3881 ISSN: 2244-8535


PRESENTACIÓN La edición número 28 de Museos.ve está dedicada a todos los usuarios de nuestras redes sociales, en especial a los que participaron en el 2° Concurso de Fotografía “Ven a los Museos” 2013. A todos ellos extendemos nuestro agradecimiento por haber compartido su experiencia, ayudarnos a construir una visión más participativa y espontánea sobre los museos, promover la custodia patrimonial y la visita a estos espacios.

Por otra parte, el Museo de Arte Coro, ubicado en una edificación de gran valor histórico y cultural como lo es el Balcón Bolívar o Casa de los Senior, celebra 25 años de trayectoria. Su director, Armando Gagliardi, presenta brevemente la colección y hace un recuento de la exposiciones que han hecho de esta institución una referencia en el ámbito cultural del estado Falcón. En esta entrega rescatamos también la labor de un personaje como lo fue Adolfo Ernst, uno de los grandes promotores de la Venezuela del siglo XIX, cuya obra -vinculada, entre otras cosas, a la Exposición Nacional (1883) y a la fundación del Museo Nacional (1875)- trasciende el tiempo. Porque los profesionales representan el presente y el futuro de las instituciones, en nuestra sección “Gente de Museo” entrevistamos a Rafael Zambrano, quien durante 30 años con dedicación se ha ocupado del mantenimiento de las exhibiciones del Museo de los Niños, espacio en el que compartió especiales experiencias con Doña Alicia Pietri de Caldera, su fundadora. Adicionalmente, recordamos a Luis Ovalles Urriola, como un homenaje póstumo a quien consagrara 48 años de su vida a la custodia, conservación y mantenimiento de la Casa Páez, edificación museística, histórica y patrimonial que fue residencia del General José Antonio Páez desde 1828 a 1830. Sistema Nacional de Museos


4

Museo de Arte de Coro:

CELEBRA 25 Aテ前S Tex t o: A r m a n d o G a g l i a r d i


5 El Museo de Arte Coro abrió sus puertas el 26 de noviembre de 1988, promovido por tres instituciones: el Banco Profesional, la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda y el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas. Su propósito es constituirse en institución cultural de referencia para el estado Falcón y su entorno, al servicio de la comunidad, comprometida con la investigación, difusión, desarrollo y aplicación del conocimiento artístico, para dinamizar el aparato cultural del estado y elevar la calidad de vida del venezolano. Su objetivo es adquirir, resguardar, conservar, catalogar, investigar, interpretar, exhibir y divulgar el patrimonio histórico y artístico de la región y del país.

Pat io i nt er no

En el 2006 el Museo de Arte Coro pasó a formar parte de la Fundación Museos Nacionales organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

Sede

La edificación que le sirve de sede, denominada Balcón Bolívar o Casa de los Senior, es una casa colonial del siglo XVIII de influencia curazoleña, de gran valor histórico y una de las primeras edificaciones con balcón en Coro. Se encuentra ubicada en el casco histórico de la ciudad. Fue construida por Don Alonso Gil de Reinoso, alcalde de Coro en 1759. Como acontecimiento histórico destaca la estadía de Bolívar, quien se hospedó en esta casa el 23 de diciembre de 1826, en su única visita a la ciudad. Fue declarada Monumento Histórico según Gaceta Oficial N° 27.991 de fecha 22 de marzo de 1966, debido a su importancia histórica y cultural. El inmueble abarca un área de 1327 mts2 distribuidos en siete salas expositivas, oficinas administrativas, áreas de conservación, depósito, técnicas, educativas y recreativas.

I I Sa lón de las Mu ñe cas de Trap o

Celebrando el arribo a sus 25 años de creación y luego de permanecer cerradas su salas expositivas durante siete meses mientras se realizaban trabajos de restauración, el Museo de Arte de Coro reabrió sus puertas al público en julio de 2013 con la inauguración simultánea de las exposiciones Círculo de Bellas Artes a cien años de su fundación y Acuarelas chinas contemporáneas.


Colección La colección del Museo de Arte Coro está constituida por 185 obras que testimonian el movimiento artístico del arte contemporáneo venezolano. En 25 años de vida el Museo ha constituido una colección de calidad, en constante crecimiento y desarrollo como muestra del devenir artístico de un país y su proceso histórico.

1

9/20/11

5:37 PM

RIF. G-20005144- 2. DEPÓSITO LEGAL: CA995201195

IMPRENTA27.pdf

Las obras adquiridas por el Museo para formar parte de la colección, se distinguen por estar constituidas por tallas en madera, ensamblajes policromados y obras gráficas de pequeño formato de artistas de nuestra región, en las que podríamos señalar obras de artistas como Otoniel Salas, Nicolás Sibada, Denny Nava Chango. C

M

Y

CM

MY

CY

CMY

K

Las obras donadas por los artistas a raíz de participar en exposiciones realizadas en el Museo, como lo son las series de 13 obras gráficas, collages de la artista Lihie Talmor, las 9 obras de carácter informalista José María Cruxent, el políptico de 11 piezas de Ernesto Zaléz, un óleo de Adonay Duque, 5 obras de Domingo Medina, una obra de Pedro León Zapata, sólo por mencionar algunas de las más relevantes. Estos dos grupos de obras entraron a formar parte de la colección del Museo en la década de los años de 1990. La donación realizada por la médica falconiana María Rivas Roz, en el año 1995, 53 obras de artistas nacionales de los más relevantes del universo plástico contemporáneo del país; entre las cuales están presentes creaciones de Francisco Narváez, Armando Barrios, Carlos Cruz Diez, Héctor Poleo, Luis Alfredo López Mendez, Tomas Golding, Marcos Castillo, Virgilio Trompiz y otros. Esta donación constituye un aporte fundamental que va a consolidar de manera contundente a la colección de obras del Museo como una amplia y representativa muestra del acontecer plástico del país.

MUSEO

Adonay Duque. Bailarín Ruso. 1990. Óleo sobre tela. 138 x 98 cm. Colección: Fundación Museos Nacionales- Museo de Arte Coro.

Adonay D uque. Ba i la r í n Ruso. 199 0. Óleo sobre t ela.

deArte Coro Falcón, Venezuela

Ya en la década del 2000 y comenzando este nuevo siglo, la política del Museo ha sido de favorecer la donación de obras de artistas regionales de amplia trayectoria y de representatividad en el estado Falcón, tales como Nicasio Duno, Alirio Sánchez, Osterman Velázquez, Roberto Chirinos, Benito Medina, Vladimir D´ Acosta y otros. Todo esto con el objetivo de poseer en la colección, una muestra representativa del arte regional. En el año 2006 el General del Ejército Carlos Rodolfo Santiago Ramírez donó al Museo de Arte Coro una réplica de la Espada del Libertador.


7

Exposiciones El Museo de Arte Coro en sus 25 años de trayectoria ha realizado 138 exposiciones, iniciando con la muestra inaugural del 26 de noviembre del año 1988: Un recorrido por el Arte Moderno, fue seguida de Botero La Corrida; Joan Miró. Commedia Dell’ Arte y otros; Reverón. Retrato, figura y paisaje del pintor de la luz; Gráficas de Bacon, Chagall y Tapies; Jesús Soto, lo visible y lo posible; Alejandro Otero. Saludo al siglo XXI; Manuel Espinoza. Unare, ocasos y auroras; Cornelis Zitman. Esculturas y dibujos; 50 obras de Arturo Michelena. Exposiciones que mostraron por primera vez en nuestro estado obras de artistas contemporáneos del mundo y del país. En la década de 1990 la institución se dedicó a presentar exhibiciones enfocadas en artistas nacionales y regionales, como por ejemplo Emerio Dario Lunar; Cruxent. Siglo XXI: El hombre, cultura y desafíos; Pedro León Zapata; Alfredo Boulton, fotógrafo; Víctor Hugo Irazabal; Pablo Benavides; Vínculo Cerámico; X Salón de Arte Caribe. Homenaje a José María Cruxent; Domingo Medina. Estructura Visual; Lihie Talmor. Homenaje a Elías David Curiel; Adonay Duque. Memoria de una trayectoria; Ernesto Zaléz. Homenaje a Cándido Millán; Presencia de Ángeles. Denny Nava Chango; Las mujeres de Domingo Medina, Colección María Rivas Roz, entre otras. A partir del año 2000 hasta 2005 en el museo se presentaron artistas venezolanos que trabajan diversas técnicas como Vitrum. Homenaje a Falcón; Escultura en el espacio urbano; Fotografías de Alexis Pérez Luna; Pedro Amaya: El juguetero de Paraguaná; Tallas y relieves de Rafaela Baroni; Oswaldo Vigas; Así pintan los niños; Revelaciones. Nicolás Sibada. En el 2005 se da inicio a una política de exposiciones orientada a exhibir y valorar las creaciones de los artis-

tas del estado Falcón, comienza con Taima-Taima: Tierra de colosos; Coro Ciudad Compartida; Tres vertientes del gesto; Huella de lo Imaginario; La Colección Museo de Arte Coro; Carlos Medina. Papeles y Escultura; Emiro Lobo: Mujeres y otras memorias; Toyo Contín. Del color a las sombras; Rostros y rastros de la poesía falconiana; Creadores visuales de Falcón; Emilio Peniche para la historia; Nicasio Duno. Una visión antológica; Dámaso Ogaz. Mail Art, Poesía Visual y Conceptualismos. Finalmente, los Salones y Bienales de confrontación realizadas conjuntamente con otras instituciones entre las que destacan: El Salón de Arte Caribe, con Cementos Caribe, Salón de Artes Visuales Ciudad de Coro, el Salón de Pintura Infantil y Salón Regional de las Muñecas de Trapo con el Instituto de Cultura del estado Falcón, el Certamen Mayor de las Artes, la Megaexposición y la Explosión Bicentenaria de Artesanía con el Ministerio del Poder Popular para la Cultura. El Museo de Arte Coro se honra de su historia expositiva que ha permitido disfrutar a la colectividad falconiana de una ventana a lo más distinguido y hermoso de la creación humana, desde el arte universal hasta el arte regional de nuestros valiosos cultores.


8

Servicios

El Museo cuenta con los servicios de Bibioteca y el Centro de Información Digital para las Artes (Infoarte), a través de los cuales brinda apoyo en el área de investigación a la comunidad artística y educativa del estado. En la Sala Audiovisual se proyectan documentales y películas sobre arte, patrimonio y museología. La Tienda y el Café ofrecen al visitante artesanía, objetos artísticos y publicaciones, así como la oportunidad de degustar dulces y exquisiteces de la región. En el Patio Central, con capacidad para 100 personas, se realizan los eventos de extensión. La Unidad Educativa y de Extensión, ofrece información sobre visitas guiadas, talleres, actividades y programación del museo. Estos servicios pueden ser solicitados por teléfono, correo electrónico o personalmente en la sede del museo.

REFERENCIAS bibliográficas

González Batista, Carlos. El Balcón de Bolívar. Junta Central del Bicentenario, Centro de HistoriaCoro. Mérida, Venezuela, 1983. González Batista, Carlos. Coro, historia de su conservación monumental, Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, Centro de Investigaciones Históricas Pedro Manuel Arcaya, Instituto del Patrimonio Cultural. Caracas, Venezuela, 2002.

Arte Coro n d ez . Muse o de era con Calle Herná v Paseo Tala Falcón. 51526 5 do Coro, esta 5 8 26 8 2515 6 5 8 - 2 + Teléfonos: ecoro@gmail.com 0 p m. rt 0 am a 6:0 museodea lunes a sábado 9:0 e Horario: d :0 0 am a 1:0 0 pm. :9 Domingos


9

ADOLFO ERNST

Una obra que trasciende el tiempo Tex t o: A n t o n i o Pa d r 贸 n To r o Fo t o g r a f 铆 a : Co l e c c i 贸 n A n t o n i o y S o n i a Pa d r 贸 n To r o


10

Adolfo Ernst fue uno de los grandes promotores de la Venezuela del siglo XIX. Judío de origen, llega al país a los 29 años en 1861, procedente de Hamburgo, Alemania, con la idea de seguir los pasos del sabio y naturalista Alejandro de Humboldt, quién ya había difundido las bellezas y riquezas de nuestro territorio en su tan divulgada “Viaje a las regiones equinocciales del nuevo continente”. Fue etnógrafo, lingüista, geólogo, antropólogo, zoológico y botánico. Admirador del sabio y presidente de la República, José María Vargas y, por supuesto, colaborador de la afamada revista El Cojo Ilustrado (1892-1915). Adolfo Ernst fue uno de los representantes del positivismo venezolano que dio pie a una nueva concepción de la actitud del venezolano para superar la hecatombe revolucionaria y caudillista, consecuencia de la Guerra Federal -llamada también “Larga”, entre 1859 y 1963-, que destrozó al país económica y socialmente. En pocas palabras, la labor del sabio Ernst fue preponderante. El historiador Guillermo Morón al referirse a su trayectoria sostiene: “que vino al valle de Caracas, por seguir las huellas y el ejemplo de Alejandro de Humboldt -como muchos alemanes lo habían hecho antes- aquí montó su morada definitiva, entregado en cuerpo y alma a la ciencia venezolana. La escribió en español, en francés, en inglés, en alemán, acaso en portugués e italiano... Su obra, abundante, pionera, señaladora de rutas, los judíos venezolanos tienen una nueva tarea que cumplir al divulgar toda su obra”. (Elite, 1964) Ernst creó la Biblioteca Nacional en Caracas y la de la Universidad Central de Venezuela. Así como también fue el fundador del Museo Nacional y de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales.

Promotor de Venezuela

El sabio Ernst tuvo la oportunidad de seleccionar el material científico y artístico para mostrar -acorde a la egocéntrica personalidad del presidente Antonio Guzmán Blanco al celebrar el Centenario de la Muerte del Libertador Simón Bolívar (1883) - el recién construido Palacio del Centenario, en la época del primer gobierno del Ilustre Americano, llamado “Septenio” (1870-1877) donde funcionaba la sede original de la Biblioteca Nacional, el Palacio de las Academias y lo que fue la primera Corte Suprema de Justicia, paralela al Capitolio Federal, hoy día y muy afortunadamente edificaciones existentes y que se han transformado en íconos de la ciudad. El abierto apoyo del gobierno liberal le dio oportunidad al sabio Adolfo Ernst también de convertirse en el promotor de la “Caracas guzmancista” y promover un sueño de Guzmán Blanco de hacer de Caracas “un pequeño París”, imitando lo que había hecho el arquitecto Haussmann bajo, el también deseo de Napoleón III, cuando creó los famosos bulevares que hoy conforman a la ciudad luz y que culminan con el Arco de Triunfo. Nosotros no tuvimos ningún arco que aglutinara urbanísticamente a la ciudad. Tan sólo el que aún existe, al lado de la Quinta Santa Inés en Caño Amarillo, en recuerdo a la Federación, pero sí creó los bulevares que circundaban al Capitolio Federal y que ayer fueron disfrutados por la sociedad afrancesada que impuso el régimen – muy fotografiadas en postalesy hoy en día son calles normales y sujetas al complicado tránsito caraqueño. Adolfo Ernst, respondiendo a las ambiciones de Guzmán Blanco, se valió de las fotografías que registraron todas las obras de su llamado “septenio” realizadas por otro alemán tan famoso como lo fue Federico Carlos Lessmann (1826-1886) quien logró un completo registro a la nueva Caracas que había nacido de la euforia anti religiosa del


11 caudillo, quien destruyó a las viejas iglesias de la ciudad, para convertirlas en grandes monumentos, en ocasiones también religiosos y patrióticos como la Iglesia de Santa Teresa y el Panteón Nacional, así como el Teatro Municipal y el gran Palacio que fue sede universitaria, judicial y científica. Ya mencionados. El sabio se aprovechó de las imágenes de Lessmann para divulgarlas por todo el ámbito europeo y se incluyeron en obras y crónicas que favorecieron la imagen de una Caracas que había superado su pobreza y que podía ser atractiva para la inversión extranjera, que trajo la electricidad, el teléfono, telegrafía, ferrocarriles, puertos, carreteras, navegación, en fin, todo lo que conformó la entrada al modernismo y la reciente industria al país. Si hay una figura que debe darse a conocer en nuestras nuevas generaciones, tan alejadas del siglo XIX, es la de don Adolfo Ernst, que participó en la conformación de instituciones ligadas a la historia y a las ciencias, además de reconocérsele la virtud de haber creado nuestro primer Museo Nacional y del que afortunadamente hay una detallada bibliografía, para ser reconocida como parte de la memoria de Venezuela.

Ret rato de Adol fo E r nst

Rep ro ducido en: E st eva- G r i l let, Rold á n: G u z m á n B l a n c o y el A r te ve n ezol a n o. Cole c ción el l ibro menor. Ca r a ca s: Aca dem ia Na ciona l de la H istor ia, 1986.

rafico. adrón Toro ador fotóg Antonio P istoriador e investig ,h Periodista 9 @gmail.com 00 ac a p a n a 2


12

#PROFESIONALESDEMUSEOS Construyendo día a día la institución Tex to: Nany Gonca lves, Rebeca Guer ra y Al ej an d ro Ruí z Sa l a m anca Fo tograf í a s: Archivo Sis tem a Na ci on a l de Museos


13 Conocer por qué la gente va a los museos, los hábitos y expectativas de quienes los visitan o quiénes no los visitan, pero podrían hacerlo en un futuro, ha sido siempre un interés para estas instituciones. ¿Pero alguna vez le hemos preguntado a estas personas qué saben sobre los museos? Detrás de las experiencias, exposiciones y servicios que ofrece un museo, hay un equipo de profesionales que son desconocidos para el visitante. Directores, conservadores, registradores, curadores, educadores, documentalistas, investigadores y museógrafos, son algunas de las muchas profesiones que pueden ser mencionadas. #profesionalesdemuseos es una iniciativa del Sistema Nacional de Museos de Venezuela que busca abrir una ventana para mostrar cómo funciona el museo por dentro y quiénes hacen posible que cumpla su misión, haciendo visible la labor de quienes merecen ser distinguidos por su gran responsabilidad como custodios de nuestro patrimonio. @museosdevzla


14

w w w. facebook.com /muse osdevzla

Esta nueva etiqueta promueve el reconocimiento del desempeño de estos trabajadores, dando a conocer lo que hacen las personas que han recibido una formación especializada o poseen una valiosa experiencia práctica en cualquier ámbito relacionado con la gestión y las actividades de un museo. Consideramos un deber diseñar esta vitrina, porque son los integrantes del museo quienes lo construyen día a día con su esfuerzo y dedicación. Ellos representan su presente y futuro, y en manos de estos #profesionalesdemuseos descansa una gran parte de la gestión patrimonial del país. u nale sde m #profe sio ta e u q ti e s sígueno Busca la osdevzla y en @ muse

se os


15

VII ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE MUSEOS: Marco para la memoria y el cambio social

Tex t o y fo t o g r a f í a : I BE R M US E O S


16

Entre el 28 y el 30 de octubre de 2013, tuvo lugar en Barranquilla, Colombia, la séptima edición del Encuentro Iberoamericano de Museos, la reunión de los máximos representantes de los órganos responsables de los museos de Iberoamérica, cita que tiene como objetivo debatir sobre el contexto del sector en la región, alinear y discutir políticas públicas alrededor de un tema específico. El Encuentro Iberoamericano de Museos es una iniciativa del Programa Ibermuseos, que en esta ocasión estuvo organizado por el Ministerio de Cultura de Colombia, el Museo Nacional, el Programa de Fortalecimiento de Museos y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), en asociación con la Secretaría de Cultura de Barranquilla, el Parque Cultural del Caribe, la Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), la Agencia Presidencial para la Cooperación de Colombia (APC) y la Marca País Colombia.

El VII Encuentro

El Encuentro tuvo como punto de reflexión “Un marco para la memoria y el cambio social” con el deseo de destacar los avances en museología en relación a estos dos conceptos y de ahondar en la reflexión de las implicaciones que supone la apropiación social de los acervos museológicos. Partiendo de este argumento, se realizaron conferencias y debates en tres ejes centrales: vida cultural, museos y desarrollo local; memoria, identidad y cambio social; y conocimiento, cultura y educación, que contribuyeron al debate sobre el fortalecimiento de las políticas de valorización de la memoria y del desarrollo social, como un homenaje al 40º aniversario de la celebración de la Mesa Redonda de Santiago de Chile en 1972, evento que inauguró una nueva visión interdisciplinar y social de los museos en Iberoamérica. La mesa inaugural del Encuentro estuvo compuesta por representantes de los organismos organizadores y autoridades locales de Barranquilla: Angelo Oswaldo, presiden-

te del Programa Ibermuseos y del Instituto Brasileño de Museos (Ibram); María Victoria de Robayo, directora del Museo Nacional de Colombia; la directora del Museo del Caribe de Barranquilla, María Eulalia Arteta; Leonor Esguerra, directora de la División de Cultura de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB); y Elsa Noguera de la Espriella y Afif Siman, Alcaldesa y Secretario de Cultura de la Ciudad de Barranquilla respectivamente. El Encuentro clausuró con la redacción colectiva de la Declaración de Barranquilla, documento de recomendaciones para el sector de los museos en nuestra región. Con este nuevo documento, los países reafirman su visión de acción conjunta para impulsar el museo como agente activo en el cambio social y como foro de garantía de derechos humanos, como el derecho a la identidad y a la memoria, el derecho a la accesibilidad al conocimiento y el derecho a la participación y a la contribución en la cultura. La Declaración destaca también los avances del sector de museos en los países miembros del Programa Ibermuseos, resultantes del intercambio de experiencias, del acercamiento de políticas públicas regionales y de la militancia en el campo de la memoria a través de la aproximación de los museos a las comunidades en que están situados y de asumir su papel social.


17 El documento llama la atención hacia la necesidad de profundizar tales avances, fortaleciendo la vocación pública de los museos, señalando su compromiso con el derecho a la salvaguarda de las memorias, el fortalecimiento de la democracia y la participación social. Entre otros puntos, fue aprobada la creación de una base de conocimiento que recoja las experiencias de los países iberoamericanos; la formulación del Proyecto Gestión Territorial del Patrimonio Cultural; y el compromiso del Programa Ibermuseos con la creación de un nuevo instrumento normativo internacional para la protección y la promoción de los museos y colecciones, en el marco de la 37ª Conferencia General de Unesco.

Reunión interna de Ibermuseos A continuación del VII Encuentro, durante los días 31 de octubre y 1 de noviembre, se realizó la Reunión del Comité Intergubernamental del Programa Ibermuseos, el encuentro anual de los representantes de los países adscritos al Programa, donde se definieron las líneas de actuación para el siguiente año.

leto de la ento c omp m u c o d l e Descarga de Barranquilla en: ov.c o/ n .g Declaració useosc olombianos no_ .m ca w ri e w m /w a :/ p ro tt e h ib ncla ncuentro_ Sitio/VII _e /declaracion.aspx#a s o e s u m _ e d


18

Homenaje póstumo a Tex to: Nany Gonca lves Fo tograf í a s: D i a r i o El Ca ra bobeño

LUIS OVALLES

Luis Ovalles Urriola dedicó 48 años de su vida a la custodia, conservación y mantenimiento de la Casa Páez, ubicada en Valencia, estado Carabobo. La tarea le fue asignada en 1965 por la Sociedad Bolivariana, de manos de Doña María Clemencia Camarán, Jefe de Economía de la casa.

En esta residencia vivió el General José Antonio Páez desde 1828 a 1830 cuando fue nombrado presidente constitucional de Venezuela, por lo que fue declarada Patrimonio Histórico de la Nación. Sus corredores y espacios

interiores fueron decorados entre 1826 y 1830 por el pintor Pedro Castillo, abuelo materno del pintor Arturo Michelena, conjuntamente con Carmelo Fernández, sobrino del General Páez. Con el tiempo y bajo la dirección de Luis Ovalles, la casa se convirtió en Museo, sirviendo además de sede a la Sociedad Bolivariana de Venezuela y a otras organizaciones como el Centro de Historia de Carabobo, la Sociedad Amigos de Valencia, la Alianza Francesa, la Sociedad Amigos del Turismo y la Coral Filarmónica de Carabobo.


19

eto del album compl en el r ve es s Pud enalosMuseo concurso #V /muse osdev zla m o face book .c


20

Porque la experiencia del Museo no se limita a sus espacios y las redes sociales forman parte de su evolución natural, el Sistema Nacional de Museos promovió durante el mes de octubre el II Concurso de fotografía “Ven a los Museos”. La finalidad del concurso era que los usuarios pudieran compartir en Facebook su experiencia de visita al Museo, como una manera de construir una visión sobre ellos, más participativa y espontánea, y también de recorrerlos, conocerlos, descubrirlos y disfrutarlos.

Vivia na Ga mboa

Adol fo Ca rdozo

A r iag n ny Tova r

Imágenes creativas y de calidad muestran a los museos venezolanos, desde la óptica de la custodia patrimonial, la promoción de la visita y apropiación de estos espacios. Quienes nos siguen han expresado su opinión y han seleccionado a las fotografías ganadoras del concurso, aquellas que han obtenido más muestras de agrado con el botón “Me gusta”. A todos los que se animaron a enviar sus imágenes ¡Gracias por su valiosa participación!

Vivia na Ga mboa

José Avi lé

O rla ndo José A lca lá

La k sh m i Bet a ncou r t

Yor ma n Ru i z Pérez

A l f re do A leja nd ro Perdomo

Ma r t í n Sá nchez Mest re


21

Fra n n i O rdóñez

A nton io Machado

Li l ia Télez Á lva rez

Li l ia Télez Á lva rez

Li l ia Télez Á lva rez

Li l ia Télez Á lva rez

Li l ia Télez Á lva rez

Elba Ga rcía

Fr it z A leja nd ro Sá nchez

Ju l ia na Cor ra les

A lva ro A ro cha

Yor ma n Ru i z Pérez

Elba Ga rcía

Elba Ga rcía


22

Yor ma n Ru i z Pérez

O ma i ra Ap ont e

A nton io Machado

My r t ha Tor rea lba

O n i x Gut iér rez

O n i x Gut iér rez

Ca r men Cr ist i na Á ngel

O n i x Gut iér rez

Elba Ga rcía

Fr it z A leja nd ro Sá nchez

Ju l ia na Cor ra les

Elba Ga rcía


23

Á lva ro A ro cha

E dua rdo Ro d r íg uez

Susa n Va lent i na Rawl i ns Vásquez

D u lcy R i ncón

Susa n Va lent i na Rawl i ns Vásquez

Ma r ía Elena L overa

Mel issa A r r ia

Fer na ndo José Pad r i no Mejía

A lex is A lb er to Ca r mona A mu nd a ray

O ma i ra Ap ont e

Á lva ro A ro cha

Q u i l mer G i l

Lu is José Dom i ng uez

José L eona rdo Ga rcía Sa ng u i no

D u lcy R i ncón


24

Niba ldo Pa r ra At encio

Lu is José Dom i ng uez

A n lu isb et h Ro d r íg uez

Ma r ía Za mbra no Mora les

D ubraska Fer m í n

Á lva ro A ro cha

Nad ia Pad rón Espa ña

Á lva ro A ro cha

Lu is José Dom i ng uez


25

I neld a Host en Bu rgos

Jonat ha n R ivero G i l

I neld a Host en Bu rgos

Au ra Elena Pérez

Ma r ía Za mbra no Mora les

Eusebio Ol iva res Pera les

A leja nd ro Ru í z Sa la ma nca

Lu is José Dom i ng uez

Á lva ro A ro cha

E dua rdo Rod r íg uez

A leja nd ro Per n ía Pa re des

Ma r ía Elena L overa


26

A leja nd ra Ra ngel Avend a ño

Niba ldo Pa r ra At encio

Ma r isela D e La Hoz

A lex is Ca r mona A mu nd a ray

Ma r ía Elena L overa

Lu is José Dom i ng uez

Fer na ndo José Pad r i no Mejía

Em i ly Polo

G regor ys Á lva rez Ca lderón

Ru f fo Cont reras

Susa n Rawl i ns Vásquez

A lex is Ca r mona A mu nd a ray


27

Mel issa A r r ia

Eusebio Ol iva res

Ca r men Cr ist i na Á ngel

Naudy Ya n i na Pa r ra

O rla ndo R iva s

Naudy Ya n i na Pa r ra

Mel issa A r r ia

Ca r men Cr ist i na Á ngel

J ho cely Z a mbra no

A i ma ra A l len

A lex is Ca r mona

M ig uel A leja nd ro Gud i ño

D ia nora Ma rca no

Eusebio M ig uel Ol iva res

Mel issa A r r ia

José M ig uel Cab eza


28

J ho cely Z a mbra no

Eusebio Ol iva res

A i ma ra A l len

A lex is Ca r mona

Eusebio Ol iva res

José M ig uel Cab eza

Eusebio Ol iva res

Niba ldo Pa r ra

Fr it z A leja nd ro Sá nchez

Eusebio Ol iva res

Eusebio Ol iva res

A i ma ra A l len

Nad ia Pad rón

Eusebio Ol iva res

Eusebio Ol iva res

Nad ia Pad rón

Lu is José Dom i ng uez


29

Lu is José Dom i ng uez

Adol fo Ca rdozo

Ma r ía Elena L overa

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Susa na G i l

Lu is José Dom i ng uez

Eusebio Ol iva res

Dia nora Ma rca no

Á lva ro A rocha

Lu is José Dom i ng uez

José Tomás Ág u i la


30

Adol fo Ca rdozo

Á lva ro A rocha

Niba ldo Pa r ra At encio

Niba ldo Pa r ra At encio

Venus Z a mbra no

Jo el Pérez R ivas

Niba ldo Pa r ra At encio

Lu is José Dom i ng uez

Adol fo Ca rdozo


31

Ma r ía Gabr iela Z a mbra no

Ad ayse L óp ez

Niba ldo Pa r ra At encio

Ma r ía Gabr iela Z a mbra no

José Avi lé

Á lva ro A ro cha

Adol fo Ca rdozo

Eusebio Ol iva res

José Tomás Ág u i la Mu ñóz

Teresa Q u i lez

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Adol fo Ca rdozo

Niba ldo Pa r ra At encio

Venus Z a mbra no


32

Nad ia Va nessa del Ca r men

Jo el Pérez R ivas

Museo de Antropología e Historia Henriqueta Paeñalver

Lu is José Dom i ng uez

Teresa Q u i lez

Lu is José Dom i ng uez

Ca rlos Ma r va l

Ma r ía Elena L overa


33

Á lva ro A ro cha

Adol fo Ca rdozo

Niba ld a Pa r ra

Nad ia Pad rón Espa ña

Her ma n Guer ra

Lu is José Dom i ng uez

Adol fo Ca rdozo


34

Lu is José Dom i ng uez

Dia nora Ma rca no

Ma r ía Ca rol i na R iobueno

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Á lva ro A ro cha

Adol fo Ca rdozo

Adol fo Ca rdozo

Lu is José Dom i ng uez

Ma r ía Gabr iela Z a mbra no

Á lva ro A ro cha


35

Nayib e Fig uere do

Ma rdyl id Ca st i l lo

A lex is A lb er to Ca r mona

Elba Ga rcía

Ma r ía Elena L overa

Ma rdyl id Ca st i l lo

Eusebio Ol iva res

Ma rdyl id Ca st i l lo M ig uel A. Gud i ño

Lu is José Dom í ng uez

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa

Jo el Pérez R iva s

Eusebio Ol iva res

My r t ha Tor rea lba

Ma r ía Elena L overa

Eusebio Ol iva res

Jo el Pérez R iva s

Eusebio M. Ol iva res

Ma r ía Elena L overa


36

Ma rdyl id Ca st i l lo

Ma r ía Elena L overa

Ma r ía Elena L overa

Fer na ndo José Pad r i no

Ma rdyl id Ca st i l lo

Lu is José Dom í ng uez

Fer na ndo José Pad r i no

Ma r ía Elena L overa

Lu is José Dom í ng uez

A lex is Ca r mona

Jo el Pérez R iva s

Ma rdyl id Ca st i l lo

René A leja nd ro Nú ñez

Eusebio Ol iva res

Eusebio Ol iva res

Nad ia Pad rón

Eusebio Ol iva res

Ma rdyl id Ca st i l lo

Eusebio Ol iva res

A lva ro A ro cha


37

Jo el Pérez R ivas

Adol fo Ca rdozo

Eusebio Ol iva res

Á lva ro A ro cha Pa z Cast i l lo

Jo el Pérez R ivas

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Ma r ía Elena L overa

Eusebio Ol iva res

Adol fo Ca rdozo

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Gabr iela Z a mbra no


38

Ma r ía Gabr iela Z a mbra no

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Gabr iela Z a mbra no

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Adol fo Ca rdozo

Á lva ro A ro cha

Q u i l mer G i l


39

Lu is José Dom i ng uez

Ma r ía Elena L overa

Q u i l mer G i l

Susa n Rawl i ns

Eusebio Ol iva res

Á lva ro A ro cha

O ma i ra Ap ont e

Ca r men F lores

Fer na ndo Pad r i no

G regor ys Á lva rez Ca lderón

D u lcy R i ncón

Venus Z a mbra no

Ma r isela D e La Hoz


40

Ru f fo Cont reras

Niba ldo Pa r ra At encio

Ma r isela D e La Hoz Susa n Rawl i ns

D u lcy R i nc��n

Á lva ro A ro cha

Mel issa A r r ia

Lu is José Dom i ng uez

Ma r ía Elena L overa

Q u i l mer G i l

Ad ayse L óp ez


41

Ma r ía Elena L overa

Eusebio Ol iva res

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa

Eusebio Ol iva res

Eusebio Ol iva res

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa

Nad ia Pad rón

Eusebio Ol iva res

Jo el Pérez R iva s

Ma rdyl id Ca st i l lo


42

Jo el Pérez R iva s

Jo el Pérez R iva s

A lex is Ca r mona

E dua rdo Rod r íg uez

Lu is José Dom í ng uez

Ma r ía Elena L overa

Ma r ía Elena L overa

Ma r ía Elena L overa

Jo el Pérez R iva s

A lex is Ca r mona

Fer na ndo Pad r i no


43

Mel issa A r r ia

G regor ys Á lva rez

Em i ly Polo

Lu is José Dom i ng uez

D u lcy R i ncón

Niba ldo Pa r ra At encio

A lex is Ca r mona

Mel issa A r r ia

Ma r ía Elena L overa

René A leja nd ro Nú ñez

Ca r men F lores

Fer na ndo Pad r i no

G regor ys Á lva rez


44

D u lcy R i ncón

Ru f fo Cont reras

Mel issa A r r ia

Lu is José Dom i ng uez

J ho cely Z a mbra no

Mel issa A r r ia

Mel issa A r r ia

Ma r ía Elena L overa

E dua rdo Rod r íg uez

M ig uel A leja nd ro Gud i ño

Mel issa A r r ia

Niba ldo Pa r ra At encio

D u lcy R i ncón


45

Ma r ía Elena L overa

Fer na ndo Pad r i no

José Avi lé

Fer na ndo Pad r i no

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa


46

Fer na ndo Pad r i no

Ma rdyl id Ca st i l lo

Kesm ish Ra m í rez

Ma r ía Elena L overa

Ya n i na Pa r ra

René A leja nd ro Nú ñez

Jo el Pérez R iva s

Jo el Pérez R iva s

Ma r ía Elena L overa


47

Ma r ía Elena L overa

Fer na ndo Pad r i no

Ma r y Ro d r íg uez

Ma r ía Elena L overa

Ma r ía Elena L overa

Fer na ndo Pad r i no

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa

Fer na ndo Pad r i no

José Avi lé

Fer na ndo Pad r i no

Fer na ndo Pad r i no

Ma r ía Elena L overa

Ya n i na Pa r ra

Lu is José Dom i ng uez

O n i x Ma nuel Gut iér rez


48

A lex is Ca r mona

D u lcy R i nc贸n

D u lcy R i nc贸n

Ma r 铆a Elena L overa

A lex is Ca r mona

Ni lba ldo Pa r ra

A lex is A lb er to Ca r mona

A lex is Ca r mona

Mel issa A r r ia

Eusebio Ol iva res

A lex is Ca r mona

Niba ldo Pa r ra


49

D u lcy R i ncón

Fer na ndo Pad r i no

Mel issa A r r ia

Eusebio Ol iva res

En r ique C ub ero

Ma r ía Elena L overa

Ca r men F lores

Á lva ro A ro cha


50

Ma r ía Elena L overa

A lex is Ca r mona

En r ique C ub ero

G regor ys Á lva rez Ca lderón

Eusebio Ol iva res

Mel issa A r r ia

Ga ler ía Un iv. Brau l io Sa la za r

Ru f fo Cont reras

Niba ldo Pa r ra At encio


51

Ma r ía Gabr iela Z a mbra no

Lu is José Dom i ng uez

A n lu isb et h Ro d r íg uez

Á lva ro A ro cha

A n lu isb et h Ro d r íg uez

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Ma r ía Elena L overa

Lu is José Dom i ng uez

Ma r ía Elena L overa

Á lva ro A ro cha

Adol fo Ca rdozo

Á lva ro A ro cha

Lu is José Dom i ng uez

Á lva ro A ro cha

Á lva ro A ro cha


52

Lu is José Dom i ng uez

José Tomás Ág u i la

Á lva ro A ro cha

Niba ldo Pa r ra

Adol fo Ca rdozo

Adol fo Ca rdozo

Eusebio Ol iva res

Lu is José Dom i ng uez

Niba ldo Pa r ra

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Susa na G i l

Á lva ro A ro cha

Nad ia Pad rón

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez


53

Ma r ía Elena L overa

A lva ro A ro cha

Mel issa A r r ia

Á lva ro A ro cha

A lex is Ca r mona

Lu is José Dom í ng uez

Á lva ro A ro cha

Ma r ía Elena L overa

A n lu isb et h Rod r íg uez

A lex is Ca r mona

Mel issa A r r ia

A lex is Ca r mona

Fer ná ndo José Pad r i no

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa


54

Ma r ía Elena L overa

Jo el Pérez R ivas

Eusebio Ol iva res

Jo el Pérez R ivas

Eusebio Ol iva res

A lex is A lb er to Ca r mona

D u lcy R i ncón

Lu is José Dom í ng uez

Mel issa A r r ia

Lu is José Dom í ng uez

A lva ro A ro cha

Eusebio Ol iva res

Ma r ía Elena L overa

Jo el Pérez R ivas

Mel issa A r r ia

D u lcy R i ncón

A lex is Ca r mona

A lex is Ca r mona


55

Á lva ro A ro cha

Á lva ro A ro cha

Á lva ro A ro cha

Jua n Ca r ra sco

Jua n Ca r ra sco

Á lva ro A ro cha

A n lu isb et h Ro d r íg uez

Eusebio Ol iva res

Niba ldo Pa r ra


56

Eusebio Ol iva res

Adol fo Ca rdozo

Eusebio Ol iva res

Lu is José Dom i ng uez

Lu is José Dom i ng uez

Á lva ro A ro cha

Á lva ro A ro cha


57

Eusebio Ol iva res

En r ique C ub ero Cast i l lo

Ru f fo Cont reras

Ma r ía Elena L overa

E dua rdo Rod r íg uez

A lex is Ca r mona

G regor ys Á lva rez

Mel issa A r r ia

Ma r isela D e La Hoz

Eusebio Ol iva res


58

O ma i ra Ap ont e

Vivia na Ga mboa

Mel issa A r r ia

A lex is Ca r mona

Q u i l mer G i l

Mel issa A r r ia

Jen n i fer Gut ier rez Velasco

Fer na ndo Pad r i no

Ma r Ă­a Elena L overa

Eusebio Ol iva res

Ca r men F lores

Eusebio Ol iva res


59

Mel issa A r r ia

Lu is D ua r t e

Mel issa A r r ia

Eusebio Ol iva res

Mel issa A r r ia

Eusebio Ol iva res

Mel issa A r r ia

A lex is Ca r mona


60

Eusebio Ol iva res

Eusebio Ol iva res

Cip deg Gueva ra

Cipdeg Gueva ra

Dia nora Ma rca no

A leja nd ra Ce deño

Cipdeg Gueva ra

Z adb el Gut iér rez

Cipdeg Gueva ra

Evely n Rod r íg uez


61

Ma r ía Elena L overa

Cipdeg Gueva ra

Cipdeg Gueva ra

Ma r ía Elena L overa

Her ma n Guer ra

Dia nora Ma rca no

Susa na G i l

Dia nora Ma rca no

Cipdeg Gueva ra

Ca rol i na Fer rei ra

Evely n Rod r íg uez

Eusebio Ol iva res

Dia nora Ma rca no


62

Ma r ía Elena L overa

Dia nora Ma rca no

Ma r ía Elena L overa

Dia nora Ma rca no

Dia nora Ma rca no

Dia nora Ma rca no

Dia nora Ma rca no

Dia nora Ma rca no

Cipdeg Gueva ra

Dia nora Ma rca no

Cipdeg Gueva ra

Dia nora Ma rca no

Dia nora Ma rca no

Dia nora Ma rca no

Ma r ía Elena L overa


63

Ma r ia Elena L overa

Her ma n Guer ra

Dia nora Ma rca no

Ma r ia Elena L overa

Dia nora Ma rca no

Ma r ia Elena L overa

Ma r ia Elena L overa

Evely n Ro d r íg uez

Museo de Antropología e Hist. Henriqueta Peñalver

Ma r ia Elena L overa


64

M ig uel Á ngel G i l

Evely n Ro d r íg uez

Ma r ía Elena L overa

Z abdel Gut iér rez

Ma r ía Elena L overa

Ma r ía Elena L overa

Victor Ga rcía

Museo de Antropología e Hist. Henriqueta Peñalver Museo de Antropología e Hist. Henriqueta Peñalver Museo de Antropología e Hist. Henriqueta Peñalver Z abdel Gut iér rez


65

Z abdel Gut iér rez

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

M ig uel G i l

Z abdel Gut iér rez

Z abdel Gut iér rez

Z abdel Gut iér rez

Victor Ga rcía

Cipdeg Gueva ra

Victor Ga rcía


66

M ig uel Á ngel G i l Gozzo

Verón ica Ma r í n

Ma r ía Elena L overa

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver M ig uel Á ngel Gi l Gozzo

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver M ig uel Á ngel Gi l Gozzo

Z abdel Gut iér rez Matos

Museo de Antropología e Historia Henriqueta Peñalver


67

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

M ig uel Á ngel Gi l Gozzo

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

Z abdel Gut iér rez

Muse o de A r t es Visua les y del Espacio del Tách i ra

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

M ig uel Á ngel G i l Gozzo

Eusebio M ig uel Ol iva res Pera les

Muse o de A r t es Visua les y del Espacio del Tách i ra

M ig uel Á ngel G i l Gozzo

M ig uel G i l


68

Z abdel Gut iér rez Matos

Z abdel Gut iér rez Matos

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

Víctor Ga rcía

Víctor Ga rcía

Museo de Artes Visuales y del Espacio del Táchira Museo de Artes Visuales y del Espacio del Táchira M ig uel Á ngel Gi l Gozzo

Víctor Ga rcía


69

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

M ig uel G i l

M ig uel Á ngel G i l Gozzo

Museo de Artes Visuales y del Espacio del Táchira

Z abdel Gut iér rez Matos

Z abdel Gut iér rez Matos

Víctor Ga rcía

Víctor Ga rcía

Víctor Ga rcía

Museo de Antrop. e Hist. Henriqueta Peñalver

Z abdel Gut iér rez Matos


70

Muse o de A r t es Visua les y del Espacio del Tách i ra

Z abdel Gut iér rez Matos

Zabdel Gutierrez

Muse o de A r t es Visua les y del Espacio del Tách i ra

Z abdel Gut iér rez Matos

Z abdel Gut iér rez Matos

Z abdel Gut iér rez Matos


71

RAFAEL ZAMBRANO Jefe de Mantenimiento del Museo de los Niños

“Lo importante es lo que nos enseña el museo. Nos enseña el orden, la disciplina. Nos enseña a observar, a detallar y a analizar”

Tex t o: Re b e c a G u e r r a y A l e j a n d r o Ru i z S a l a m a n c a Fo t o g r a f í a : A l e j a n d r o Ru i z S a l a m a n c a


72

¿Cuántos años tiene trabajando en el Museo?

Ese día subió Doña Alicia [Pietri de Caldera, Directora Fundadora del Museo de los Niños], me la presentó el señor Vicente Chazán. Le dijo: “Ha hecho una gran adquisición, este señor va a resolver muchos problemas de la institución”. De allí en adelante siempre hubo una gran confianza con ella.

¿Recuerda haber visitado museos antes de trabajar en uno?

¿Qué exhibiciones en las que haya trabajado recuerda en especial?

Tengo 30 años. Comencé el 28 de marzo de 1983.

Sí, me gustaba mucho ir al Museo de Ciencias. Ir al Planetario Humboldt me encantaba. Cuando hicieron las excavaciones del cementerio de Quibor, me acerqué para conocer todo aquello. Después, ya trabajando en el Museo de los Niños, visitaba el Museo de Arte Contemporáneo.

¿Cómo llegó a trabajar en el Museo? Un día vi un aviso en el periódico en el que el Museo de los Niños solicitaba un técnico metal metálico. Yo me gradué como mecánico industrial en la Escuela Técnica Industrial, en Coche, así que decidí acercarme. Recuerdo que fue un miércoles. Me atendieron, presenté un examen y me indicaron que llamara el viernes. Llamé y me dijeron que no había sido seleccionado, entonces le dije a la licenciada que me atendió que iba a pasar a retirar mis papeles. Al rato, me llamó ella misma y me dijo: “Disculpe, señor Zambrano, usted sí quedó seleccionado. Venga en la tarde para que conozca el museo y el ambiente de trabajo”.

¿Recuerda cuál fue la primera labor que le asignaron? Sí. El mismo día que llegué al Museo me llevaron a los talleres. Había una exhibición que se llamaba Agua potable, la cual nadie había logrado poner a funcionar. Me preguntaron “¿Tú crees que puedas reparar esta exhibición?” La vi, la analicé y les dije que sí. En una semana la puse operativa. Ese fue mi primer trabajo.

Agua potable, Una aventura en la Luna, Agua como recurso, La molécula. Pero de todas las exhibiciones en la que he trabajado resulta especial para mí el Planetario de La Conquista del Espacio, porque yo participé en la instalación del domo de proyección. Para ello, contrataron a la empresa estadounidense Astro-Tec, reconocida a nivel mundial. Me presentaron a Mark, quien era el encargado de supervisar la instalación y comencé a trabajar con él. La mayor limitante para mí era el idioma, sin embargo la superé debido al gran interés en aprender y disposición a hacerlo por la institución. Él me enseñó cómo hacer el montaje de la estructura y me delegó la responsabilidad de la construcción. Todo estaba clasificado, numerado, ordenado. Comenzamos a montar, pero en diciembre me fui de vacaciones a Escuque, estado Trujillo, para recibir el año nuevo con mi familia. Cuando Mark regresó en enero y vió que yo no estaba, dijo que era indispensable que yo estuviera para poder terminar el trabajo. Así que Doña Alicia me llamó. Yo le dije: “Tranquila, mañana estoy allá”. Terminamos de montar la estructura, se revistió la superficie de proyección, se pintó, montaron las butacas, los equipos electrónicos, el lente de proyección de 180° y todo estuvo listo para su inauguración.

¿Un recuerdo, una anécdota especial?

Hay muchas anécdotas. Cuando se inauguraban las exhibiciones yo me escondía, no me gustaba figurar. Una vez el Presidente de Colombia para esa época, Belisario Betancur, estuvo de visita en el Museo. Doña Alicia me mandó lla-


73 mar por control central, estaban en la exhibición Show de la Electricidad. Lo primero que pensé es que se había dañado algo, así que subí rápidamente. Estaba toda la comitiva, incluyendo Casa Militar. Doña Alicia me llamó: “Zambranito, ven acá. Te presento al señor Presidente de Colombia”. Luego les dijo: “Él es el que cuida todo aquí”. Entonces me pidió que le demostrara al Presidente cómo “se para” el cabello con la electricidad estática. En esa época yo tenía más cabello, así que fue muy gracioso. El Presidente se rió, me felicitó y después me dijo: “Muy agradecido por esa experiencia, veo que Doña Alicia le quiere mucho”.

¿Qué recuerda de Doña Alicia Pietri de Caldera?

Todas las mañana cuando llegaba, Doña Alicia me decía: “Zambranito, sube para que te tomes un café y así le damos una vuelta al Museo para ver que está dañado”. Era tanto el cariño y la confianza que me brindaba, que yo me adapté a la forma de ser de ella. Siendo la Primera Dama, lo trataba a uno así. Hablar de Doña Alicia para mí es sagrado, ella era clase aparte. Era una persona muy dedicada a la institución, que para ella era su séptimo hijo. Siempre me decía: “Zambranito ayúdeme a cuidar el Museo”. Me dió el apoyo para formarme como un buen técnico, un buen profesional y un buen ser humano. Ella estaba muy pendiente del personal, nos indicaba cómo vestirnos, cómo tratar a la gente, cómo estar dentro de la institución, cómo trabajar en equipo. Tengo muy buenos recuerdos de ella, nunca la voy a olvidar. Disculpen, pero cuando la recuerdo “se me agua el guarapo”. La última vez que la vi, dije: “Se nos fue una gran dama, una gran persona”.

¿Qué le ha aportado usted al museo en su labor diaria?

Que todo esté en buen estado para que el público vea que el museo está mantenido y que hay un equipo de trabajo.

¿Qué le ha dado el museo como profesional? Soy una persona a quien le gusta mucho preguntar, soy observador, me gusta hacer mis propios esquemas. Los conocimientos básicos que adquirí en la Escuela Técnica Industrial los he completado en el Museo, en la experiencia del día a día, en las reparaciones que hago. Aunque no pude terminar la universidad, los ingenieros me dicen que sólo me falta “el papel”, el título que diga Ingeniero Mecánico. Aquí estoy y aquí estaré hasta que el Señor disponga. Si algún día tengo que retirarme, mi plan es no separarme del Museo totalmente, espero poder seguir haciéndole mantenimiento a las exhibiciones.

¿Cómo influyó el museo en su vida familiar? Mi familia siempre ha estado muy contenta porque yo trabajo en el Museo de los Niños. Mi mamá adoraba a Doña Alicia, porque yo le contaba mis experiencias, le parecía una persona sencilla.

¿Por qué es importante visitar un museo?

Lo importante es lo que nos enseña el museo. Nos enseña el orden, la disciplina. Nos enseña a observar, a detallar y a analizar. Uno ve la transformación de la gente una vez que entra al museo, su reacción cuando preguntan qué es, para qué es, para qué sirve. Los museos son educativos, pero el Museo de los Niños: además es interactivo, su lema es “Prohibido no tocar”. Allí puedes hacer y deshacer, después “Zambrano va a reparar”. o la to ri a a s i h u t s rnos b e no c o nt a i a l , e s c rí s e r c e m i e S i q u ui e n e s p g m a il .c o g @ d e a l osd ev zl a mus e


74

DECLARACIÓN DE OAXTEPEC Territorio- Patrimonio- Comunidad Ecomuseos “El Hombre y su entorno” Considerando la necesidad urgente de valorar integralmente el patrimonio nacional como unidad naturaleza – hombre. Considerando que las comunidades deben asumir el patrimonio nacional como resultado de la relación hombre – medio. Considerando que el conocimiento, la apropiada utilización y el desarrollo de este patrimonio constituyen ecodesarrollo en las comunidades. Considerando que no es posible desligar los términos territorio – patrimonio - comunidad, ya que estos forman una unidad indisoluble, se exponen las siguientes ideas y recomendaciones:

Sobre ecomuseología y nueva museología

La museología nueva o tradicional, confronta al hombre con su realidad por medio de elementos tridimensionales, representativos y simbólicos, desarrollados cronológicamente. El museo tradicional se produce en un edificio con una colección y para un público determinado. Se plantea el rescate de estos principios ampliándolos a un territorio, a un patrimonio integrado y a una comunidad participativa, que es lo que se denomina ecomuseos, mismo que se propone aquí para nuestro medio, como: acto pedagógico para el ecodesarrollo. En cuanto al patrimonio, la comunidad y el territorio es indispensable una visión de la realidad integrada, que contrarreste la parcelación de la división técnica, social e internacional del trabajo.

La participación comunitaria evita las dificultades de comunicación, características del monólogo museográfico emprendido por el especialista, y recoge las tradiciones y la memoria colectivas, ubicándolas al lado del conocimiento científico. Concentrar el patrimonio en un edificio modifica el contexto original que le corresponde. La consideración del espacio territorial como ámbito museográfico de una realidad completa, valora dicho contexto.

Sobre el patrimonio y su territorio

El territorio es una entidad física delimitada por criterios geológicos y biológicos, pudiendo o no delimitarse administrativa o políticamente, aspectos de producción y laborales, vínculos de parentesco, relaciones sociales y cuestiones jurídica también integran y determinan lo que es el territorio. Además, la territorialidad se conforma por distintos hábitat, éstos modificados o no por el hombre, identificándose la comunidad cultural como su medio ambiente. El territorio como patrimonio es diacrónico: da cabida a diferentes formas y contenidos en función del tiempo y del grado de desarrollo social; puede incluso desbordar los límites administrativos o políticos. No sólo es propiedad, sino herencia del grupo y se define como todo aquello que es función y resultado de la actividad humana dentro de la relación entre el hombre y su medio. El territorio se convierte en patrimonio una vez que pasa a ser recurso para el hombre. Conservar el patrimonio territorial debe serlo en la conciencia de la actual capacidad humana de destrucción y la


75 necesidad de garantizar la existencia de la vida humana. Sobre la comunidad y su patrimonio Siendo la comunidad pluridimensional, conforme a factores de parentesco, territoriales y laborales, debe emplearse el criterio de la máxima elasticidad al intentarse la tipología de las comunidades. Es conveniente usar y revalorar el concepto de regionalización, dando énfasis a su definición y al señalamiento de los territorios o posibles áreas y contenidos sustanciales de las diversas comunidades a tomar en consideración, a través de contactos, exploraciones o investigaciones cuyos resultados serían analizados y ponderados juntamente con las comunidades involucradas y sus autoridades correspondientes. Es necesario fortalecer y diseñar acciones que integren voluntades políticas a nivel consciente, con el fin de preservar la cultura viva, el patrimonio material, el desarrollo socioeconómico y la dignidad humana.

Para el desarrollo de la conciencia patrimonial comunitaria se sugiere llevar a cabo las siguientes acciones: • Formación de promotores seleccionados en el propio medio. • Creación de estructuras asociativas en el medio. • Creación de una museografía popular, considerando inventario, conservación, presentación valorativa y difusión. • Preparación y participación de profesionales para un diálogo constante con la comunidad. • Presencia y asistencia del Estado a través de sus instituciones en su misión de preservar la identidad nacional, lo que permitirá a los ecomuseos fomentar y afianzar la identidad local y regional. • Capacitación de personal proveniente de las propias comunidades, incluyendo a los maestros existentes, lo que tiene además por objeto: a) Enseñar el qué y el cómo de la apropiación y aprovechamiento de los recursos que pertenecen a la comunidad y que conforman su patrimonio;

b) Señalar que las personas capacitadas y especializadas sean los principales transmisores, divulgadores, animadores, etcétera de la conciencia específica respecto al patrimonio y de la conciencia colectiva de la comunidad, particularmente en lo que concierne al rescate, a la salvaguarda y al fortalecimiento de la historia y de la memoria colectivas. Se sugiere la organización y creación de centros de acciones comunitarias para el desarrollo patrimonial, a fin de constituir unidades de estudio y de acción práctica, mismas que conformarán en las subregiones y regiones del territorio nacional de una red o trama de actividades, según diseños y realización de programas locales, estatales y regionales, dentro del Plan Nacional de Desarrollo. Se espera lograr el uso óptimo de los medios masivos de comunicación con objeto de aumentar la difusión y divulgación de los asuntos sustanciales entre las comunidades, aprovechando lo existente, con las modificaciones y ampliaciones necesarias. Todo lo anterior debe ser estructurado y puede ser proyectado a fin de que las secretarías del Estado apoyen el intento en la reformulación de los conceptos territorio patrimonio – comunidad, por parte de las propias comunidades, con acciones intersectoriales e interdisciplinarias. El ecomuseo surgirá como expresión comunitaria viva y en función del desarrollo de la comunidad. Esta declaratoria se solidariza con la orientación eminentemente social del papel de la museología, de la Mesa Redonda de Santiago de Chile de 1972, con el proyecto de Declaración de Quebec de octubre de 1984, con los conceptos de la nueva museología y ecomuseología internacionales, así como con todo esfuerzo latinoamericano que vea en la museología un instrumento para el libre desarrollo de las comunidades. Morelos, México , 18 de Octubre de 1984


76


1

9/20/11

77

5:37 PM

RIF. G-20005144- 2. DEPÓSITO LEGAL: CA995201195

IMPRENTA27.pdf

C

M

Y

CM

MY

CY

CMY

K

MUSEO

Adonay Duque. Bailarín Ruso. 1990. Óleo sobre tela. 138 x 98 cm. Colección: Fundación Museos Nacionales- Museo de Arte Coro.

deArte Coro Falcón, Venezuela


78


Museos.VE #28