Page 338

No es lo mismo una pieza que participa en una exposición temporal, en donde requerimos y chequeamos la información de los prestadores o artistas, que unas piezas que se adquieren o van a formar parte de nuestras colecciones. La complejidad aumentará, como así ocurre, si se produce la adscripción o compra sin haberlo previsto una vez finalizada la exposición. Habremos de admitir que como no “entran” en los protocolos normalizados de las bases de datos usuales se hace compleja su catalogación o registro[25] . En algunos casos, una vez finaliza la exposición, no se almacena objeto alguno, sino que tenemos sólo el proyecto, avalado y definido por el artista, y la documentación generada, que el área de conservación-restauración realiza y que colección trata de adscribir en el registro o cataloga. La estrategia debería vincularse desde un principio, desde el contacto inicial con los artistas, y no dejar elementos sueltos. Quizás en el propio proceso de producción y montaje, recabar con ellos las mejoras o modificaciones que permitan garantizar la conservación y la nueva exhibición en el futuro, por ejemplo el consentimiento del artista por escrito de la adaptación de la obra según los espacios. Dadas las variantes en el proceso de producción, un procedimiento que recomendamos es establecer una estrategia de trabajo inverso, partiendo del desmontaje de la obra paso a paso, una vez registrada (con croquis, medidas, documentación fotográfica, etc.), y luego elaborar un manual, pero especificando la secuencia de los pasos necesarios de manera inversa para sus nuevos montajes[26]. Procedimiento que hasta ahora ha podido aplicarse a todos los ejemplos mencionados. Es un problema común que afecta a otros patrimonios intangibles, las dificultades para su registro, la capacidad de reformulación de la obra para otra exhibición y no provocar alteraciones ni cambios en su lectura. Aportaremos una guía o un manual de trabajo que resultaría de la documentación formada por una ficha de conservación del área junto a un manual de montaje, lo que constituiría las referencias claves para la producción e instalación[27]. Ésta sería una recomendación tras las propuestas internacionales y experiencias recientes sobre las instalaciones de arte contemporáneo, registro y documentación, ubicación y topografía, y definiciones terminológicas para aunar conceptos entre los profesionales de arte contemporáneo (Inside. Ver nota 32).

[25] Para la administración es imposible la idea de catálogo/registro de un objeto no existente, de un elemento o proceso, de un proyecto no necesariamente tangible. [26] Durante el montaje de instalaciones o cuando existen muchos elementos vinculados al espacio y al espectador, los cambios son continuos, las variantes, las rectificaciones y, aunque se “fotografíe toda la secuencia”, sólo montaremos a la inversa una vez definidos y estabilizados los elementos en su posición definitiva. [27] Nosotros denominamos el dosier como fichas técnicas de conservacion para obras singulares. Manual de montajeproducción. Anexo Gráfico. [28] Documental muy interesante. Jackson Pollock 51 - Phoenix 1901. http://www.youtube.com /watch?v=bSjY4e7NqTo&featur e=related, y reciente película Pollock y Pollock: la vida de un

CONSERVACIÓN DE PROCESOS, SUCESOS E IDEAS

creador, dirigida y protagonizada por Ed Harris en 2000.

Nos encontraremos, por tanto, ante creaciones plásticas que partiendo del concepto o la idea inicial propuesta por el artista se hacen visible tras los procesos y sólo para su exhibición. En arte contemporáneo se pasa rápidamente del objeto a la acción, del empleo de materiales duraderos a la experimentación de acontecimientos y situaciones efímeras. Hay que tener en cuenta el control de estas variantes para minimizar los procesos de transformación no previstos y por ello alejados de la impronta del artista. Los profesionales de la conservación-restauración sufren la deficiente formación teórica. El concepto asimilado de conservación resulta insuficiente. Y además, nos encontramos un mercado del arte encorsetado por exigencias que tienen que ver con la cosificación y el valor del objeto único. Nuestra tarea, al igual que la de otros profesionales, es acercarnos al hecho desde el suceso, documentarlo y por supuesto garantizar su conservación para ser reproducido en otro momento. Esa fascinación en el proceso de creación pictórica de algunos artistas como Pollock[28], impulsor del movimiento action painting con sus referencias al performance art, es la que nos hace buscar e interesarnos en los procesos más allá de la obra final.

339

Profile for Museo Reina Sofía

Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada  

Publicación de Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada

Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada  

Publicación de Conservación de Arte Contemporáneo. 13ª Jornada